El colectivo LGTBI propone sanciones de hasta 20.000 euros por discriminación

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales presenta una propuesta de ley contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género.

miembros-de-la-felgtb-y-de-diversos-partidos-politicos-este-martes-en-la-presentacion-del-proyecto-de-ley

Miembros de la FELGTB y de diversos partidos políticos, este martes, en la presentación del proyecto de ley.

MADRID.-  “Los poderes públicos removerán los obstáculos que impidan que la libertad y la igualdad sean reales y efectivas”. Lo dice el artículo 9 de la Constitución, pero laLGTfobia es una de las principales causas de los delitos de odio y el motor de la mayoría de casos de acoso escolar. Para acabar con este tipo de discriminación y subsanar las carencias legislativas que todavía persisten, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) ha presentado este miércoles un proyecto de ley contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género” que busca el apoyo de todos los partidos políticos.

La propuesta tiene un espíritu pedagógico y plasma medidas en el ámbito laboral, sanitario, educativo, familiar, judicial, de la cooperación y del derecho de asilo. Aunque pretende prevenir más que castigar, también contempla sanciones que oscilan entre los 3.000 y los 20.000 euros. “Trabajamos contra siglos de estigma y la invisibilidad de la discriminación ha acabado desembocando en la impunidad ante ella”, ha explicado el presidente de la FELGTB, Jesús Generelo.

El objetivo del borrador de la ley —desarrollada en 18 capítulos y 96 artículos con una perspectiva transversal— es “cambiar el imaginario colectivo” y, de momento, todos los partidos excepto el PP han asumido en sus programas la mayoría de artículos del documento. De hecho, han sido las comunidades autónomas las que han marcado el ritmo de este proceso. Catalunya, Galicia, Extremadura, Balears, Murcia y Madrid ya han aprobado leyes de Igualdad LGTBI y Andalucía, Aragón, Asturias, Navarra y País Valencià las tienen en proceso. Hay leyes integrales de Transexualidad en Navarra, País Vasco, Andalucía, Canarias y Madrid, y Asturias, Aragón y País Valencià ya están trabajando en ellas. “España es un país a 12 velocidades en materia de Derechos Humanos”, ha denunciado Generelo.

Para lograr cierta unidad en la legislación, la FELGTB propone la creación de órganos públicos: un consejo Estatal contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género, una comisión interministerial de Políticas LGTBI, varias fiscalías de Delitos de Odio, un Plan Integral sobre educación y diversidad y un Centro Nacional de Memoria Histórica LGTBI.

La proposición de ley recoge el derecho a la autodeterminación de la identidad de género, la despatologización de la transexualidad y la protección de las uniones de hecho y de derecho entre parejas del mismo sexo y sus hijos. Como ha detallado Charo Alises, abogada y miembro del grupo de juristas de la FELTGB, el texto refleja la prohibición de terapias que quieran revertir la orientación sexual, el acceso igualitario a las técnicas de reproducción asistida “a cualquier persona capaz de gestar”, la inscripción al registro civil de hijos nacidos por gestación subrogada cuando al menos uno de los progenitores es español y la supresión del requisito de matrimonio a parejas de lesbianas para que se reconozca la filiación de la madre no gestante.

El documento —fruto de “meses de trabajo, consultas a expertos y reflexión interna” dentro de la federación— es una “ley del pueblo para el pueblo”, en palabras de Generelo, que supone “un paso adelante hacia la igualdad real”. En la presentación del borrador estaban presentes la diputada socialista, Ángeles Álvarez; el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví; el secretario de Derechos y Libertades del PP, Iñaki Oyarzabal; y la diputada socialista en la Asamblea de Madrid, Carla Antonelli.

Infidelidades, sexo y homofobia: el libro que hace temblar a los políticos portugueses

rebelo-de-sousa-actual-presidente-de-portugal-aparece-en-el-libro

Rebelo de Sousa, actual presidente de Portugal, aparece en el libro JUSTIN LANEEFE

Basura. Rata de alcantarilla. Vómito. Estos son algunos de los calificativos que ha recibido en las últimas semanas el periodista portugués José Antonio Saraiva, tras publicar Eu e os políticos (Yo y los políticos, en castellano), en el que desnuda a algunas de las figuras más relevantes de la política lusitana.

El libro, que mezcla interesantes datos políticos con confesiones personales y de índole íntimo de alguno de sus protagonistas, ha puesto a la clase política portuguesa patas arriba. En un país donde la vida de los políticos sigue estando muy protegida, ha despertado un gran revuelo mediático, que ya ha alcanzado la categoría de escándalo.

Su autor, José Antonio Saraiva, fue durante 23 años director del periódicoExpresso -uno de los más relevantes en el país vecino- y en este nuevo libro ha contado algunas indiscreciones de la clase dirigente lusa. De los ex presidentes de la república, todos vivos, no se ha escapado ni uno, ni tan siquiera el actual presidente. De hecho, de Marcelo Rebelo de Sousa, es una de las personalidades de que más habla. De él ha dicho que es sencillamente hiperactivo y que durante años fue su “garganta profunda” en el periódico. Le dio en su día mucha información, que supo utilizar en las portadas del rotativo. Pero también habla de él como un hombre que sigue arrastrando cierto complejo de niño prodigio, y que muchas veces, cuando le contaba las cosas, no sabía dónde terminaba la verdad y empezaba la fantasía. En el Palacio presidencial aún no dan crédito que José Antonio se haya atrevido a revelar que el actual Presidente de la República fuera una de sus principales fuentes de información y los portugueses aún están digiriendo que su actual presidente tiene, al parecer, la lengua muy larga.

De Mario Soares, ex presidente de la república considerado como uno de los padres de la democracia portuguesa, cuenta cómo en privado le confesó suantipatía por Bill Clinton, tildándole de “gilipollas“, no por “traicionar a su mujer, sino por contárselo”. Soares, viudo a día de hoy, protagonizó un sonado escándalo hace año y medio, al conocerse que supuestamente mantenía una relación muy estrecha con su enfermera, aún viviendo su esposa, María Barroso.

Otro capítulo destacado merece Durao Barroso, al que le atribuye cierta tendencia a la homofobia al referirse en su presencia al Patio de los Bichos, lugar donde oposita la clase diplomática portuguesa, como el Patio de las Bichas (que en español se podría traducir como “mariquitas“), ya que a lo largo de los años, muchos han sido los homosexuales que han optado por la carrera diplomática, como vía de escape, a vivir una vida fuera de su país de origen.

Sexo, drogas y salidas del armario forzosas

No obstante, lo que realmente ha dejado temblando a la clase política portuguesa ha sido algunas de las indiscreciones de índole íntima contadas por el autor en su libro. Acostumbrados a que su vida personal no trascienda y esté enormemente protegida, siguen estupefactos ante las revelaciones del libro.

Entre otras muchas anécdotas, cuenta una sobre su ex jefe en el periódicoExpresso, Francisco Pinto Balsemão, íntimo del Rey emérito, de cómo tuvo que mover los hilos para que un periódico de la competencia no hablara sobre un tema “familiar” que le acarrearía “un gran problema en casa”. La intimidad de Balsemão se vio protegida gracias al favor que brindó el autor del libro, pero que treinta años después, ha hecho público.

Sobre Manuel María Carilho, ex ministro de Cultura socialista, y su ya ex mujerBárbara Guimaraes, también se explaya a gusto. Pero aquí puede que su pecado sea menor, ya que han sido los protagonistas los que en su día se acusaron mutuamente de malos tratos y supuesto consumo de estupefacientes.

De Paulo Portas, ex líder de los conservadores portugueses y ex viceprimer ministro en el gobierno de Passos Coelho, dijo que “temía que su condición sexual” fuera un “obstáculo para imponerse como líder” de su partido. Si la salida del armario forzosa resultara poca cosa, cuenta además que la confesión se la hizo, la también conservadora María José Nogueira Pinto, fallecida en el 2011.

La corrupción no es exclusiva a la clase política española. El ex primer ministro socialista, José Sócrates ha llegado a estar en la cárcel por su supuesta relación con una enorme trama corrupta, el caso Freeport, pero es su vida íntima la que merece destaque en el libro de Saraiva. Y todo porque han circulado por varias redacciones, unas fotografías de una de sus ex novias, la periodista Fernanda Câncio, manteniendo relaciones sexuales con otra ex pareja, fotografías que no se han publicado jamás, pero que el autor afirma que existen.

La polémica esta siendo intensa y mayúscula. Hasta el punto que la presentación del libro a los medios, que iba a ocurrir el pasado lunes 26 de septiembre, ha sido cancelada. Entre otros motivos, porque al conocer el contenido del libro, el ex primer ministro Passos Coelho, se negó a presentarlo, tal y como le había prometido a su amigo José Antonio Saraiva.

El Ayuntamiento de Bilbao condena la agresión lesbófoba de Iturribide y ofrece ayuda

Pone a disposición de las afectadas los servicios municipales de atención psicológica y asesoramiento jurídico. El Consistorio se compromete a acudir en todos los actos de repulsa convocados

El Ayuntamiento de Bilbao ha condenado y expresado su «más profunda indignación» por la agresión lesbófoba ocurrida el pasado sábado en esta ciudad y ha puesto a disposición de las afectadas en este caso, y en otros, los servicios municipales de atención psicológica y asesoramiento jurídico.

El pasado sábado, un hombre agredió a dos mujeres cuando se besaban en la calle Iturribide. Esta agresión se produjo horas después de que tuviera lugar un acto de protesta para denunciar un presunto caso de «discriminación» ocurrido el jueves anterior en un bar de la capital vizcaína. Alí, dos mujeres fueron «invitadas» a salir, precisamente «por estar besándose».

Tras estas agresiones, el consistorio ha difundido hoy una declaración suscrita por todos los grupos municipales en la que afirma que «se trata de un delito que supone un atentado a la integridad física y moral, y una grave e intolerable vulneración de todos los derechos humanos». El Ayuntamiento participará en todos los actos de repulsa que se convoquen y anima, a su vez, a la ciudadanía a que también secunde las protestas; tanto la propia sociedad como las instituciones, recalca, tienen la responsabilidad de promover cambios sociales para hacer efectivo el reconocimiento del derecho a la igualdad, el respeto y la libertad en la orientación sexual.

Tras comprometerse a trabajar con ese objetivo, el Ayuntamiento expresa también su reconocimiento a las organizaciones que trabajan por la defensa de los derechos de las personas que integran el colectivo LGTBI.

El Ayuntamiento de Bilbao condena una agresión lesbófoba

  • Un hombre agredió a dos mujeres cuando se besaban en la calle Iturribide

  • El Ayuntamiento de Bilbao ha condenado y expresado su “más profunda indignación” por la agresión lesbófoba ocurrida el pasado sábado en esta ciudad y ha puesto a disposición de las afectadas en este caso, y en otros, los servicios municipales de atención psicológica y asesoramiento jurídico.

BILBAO. El pasado sábado, un hombre agredió a dos mujeres cuando se besaban en la calle Iturribide.

Esta agresión se produjo horas después de que tuviera lugar un acto de protesta para denunciar un presunto caso de “discriminación” ocurrido el jueves anterior en un bar de la capital vizcaina, del que dos mujeres fueron “invitadas” a salir, precisamente “por estar besándose”.

Tras estas agresiones, el consistorio ha difundido hoy una declaración suscrita por todos los grupos municipales en la que afirma que “se trata de un delito que supone un atentado a la integridad física y moral, y una grave e intolerable vulneración de todos los derechos humanos”.

El Ayuntamiento resalta que participará en todos los actos de repulsa que se convoquen y anima, a su vez, a la ciudadanía a que también secunde las protestas porque considera que tanto la propia sociedad como las instituciones tienen la responsabilidad de promover cambios sociales para hacer efectivo el reconocimiento del derecho a la igualdad, el respeto y la libertad en la orientación sexual.

Tras comprometerse a trabajar con ese objetivo, el Ayuntamiento expresa también su reconocimiento a las organizaciones que trabajan por la defensa de los derechos de las personas que integran el colectivo LGTBO+.

Una crítica homófoba en Tripadvisor contra un hotel canario indigna a los clientes

Un turista inglés desata el enfado de otros usuarios por un comentario sobre sus vacaciones con su novia

una-imagen-de-la-manifestacion-del-dia-del-orgullo-gay-2016

Una imagen de la manifestación del Día del Orgullo Gay 2016. CORDON

Nunca salió nada bueno de la frase: “Yo no soy racista/machista/homófobo pero…”. Da igual el adjetivo que se utilice, la primera parte de la frase queda completamente contradicha con el argumento que prosigue al “pero”. Este fue el caso de un turista británico que el pasado día 19 compartía una opinión enTripadvisor sobre un hotel de Gran Canaria con el título: “La comida fue genial, pero los gais me hicieron sentir incómodo”. Y claro, él aseguraba que no erahomófobo, pero…

El joven, cuyo apodo es Moosmith21, había pasado una semana en la isla junto a su novia y se había alojado en el Hotel Neptuno en Maspalomas, al sur de Gran Canaria. Se trata de un centro que solo admite adultos y que no cuenta entre sus actividades ninguna especialmente dirigida a la comunidad gay, como sí es el caso de otros establecimientos de la zona.

el-comentario-del-usuario-de-tripadvisor-que-luego-se-borro-el-titulo-es-la-comida-fue-genial-pero-los-gais-me-hicieron-sentir-incomodo

El comentario del usuario de Tripadvisor que luego se borró. El título es: “La comida fue genial, pero los gais me hicieron sentir incómodo”.

“Menos gente con niños, aquí viene de todo, somos una mezcla heterogénea”, asegura Armando Romero, director comercial del hotel. Explica que es “el primer hotel solo para adultos de las islas Canarias”. Y que es cierto que se encuentran cerca del centro comercial Yumbo, donde abundan los locales dirigidos al público gay, pero reitera que su clientela es variada y que, tanto en el Yumbo como en su hotel, lo que impera es la naturalidad absoluta. “Nosotros no ponemos etiquetas a nadie, solo buscamos la satisfacción de todos los clientes”, sentencia.

El joven usuario explica (en inglés) en su crítica, que ya ha sido borrada, que si bien el personal del hotel así como la comida son dignos de sus alabanzas, no puede decir lo mismo del resto de huéspedes. Aunque no es homófobo, asegura, había “una clara sensación de que las parejas homosexuales superaban en número a las heterosexuales en una proporción de dos a uno, al menos”. Y, por eso, explica que su novia y él nunca pasaron “demasiado tiempo en el hotel o relajados en la piscina” porque se sentía “muy incómodo”. Y como colofón, tacha de “un poco pervertido” al chico que, según cuenta, le mandó una copa a la habitación a pesar de que “nunca habló con él y su novia era visible en todo momento”.

Comentario borrado

Un usuario que revisaba las opiniones del hotel en Tripadvisor la vio, hizo una captura de pantalla y la tuiteó antes de que desapareciera de la web. Según confirman desde la propia página, ellos eliminaron la reseña: “No permitimos comentarios que promuevan la intolerancia hacia las personas o grupos de personas basada en su preferencia sexual”. En estos casos, tanto los propios usuarios como los propietarios de los establecimientos que se evalúan, puede denunciar estos comportamientos a los moderadores de la página, que se encargan de investigarlo.

Es curiosamente en esta misma página donde el turista inglés se defiende y pretende explicar la validez de su opinión. En uno de los foros preguntó si había algún bar en los alrededores del hotel donde pudiese ver un combate de boxeo y algunos usuarios, ya conocedores de la polémica, se mofan y recomiendan bares de temática gay. Él responde que su opinión no fue maliciosa y argumenta que si alguien no se siente cómodo en un lugar, debería decírselo a los otros viajeros. Según explica, él no había usado antes Tripadvisor y, si antes de viajar hubiera tenido ese tipo de información sobre el hotel, no habría pernoctado allí.

Desde ICON nos hemos intentado poner en contacto con este usuario inglés, pero no ha querido responder.

El Consejo vasco de la Juventud denuncia una agresión lesbófoba en Bilbao

La organización ha demandado a éstos que si son testigos de ataques no callen y actúen

El Consejo de la Juventud de Euskadi -EGK, según sus siglas en euskera- ha denunciado hoy que dos mujeres jóvenes fueron agredidas por un hombre el pasado sábado en Bilbao por estar besándose en la calle.

BILBAO. En un comunicado, la organización citada ha explicado que la agresión se produjo horas después de una protesta desarrollada para denunciar un presunto caso de “discriminación” ocurrido el jueves pasado en un bar de Bilbao, del que dos mujeres fueron “invitadas” a salir “por estar besándose”.

La agresión del sábado, según ha indicado, se produjo en la calle Iturribide de Bilbao y ha sido denunciada por la vía jurídica.

Las personas que acompañaban a las víctimas siguieron al presunto agresor y una de ellas “acabó con una herida en el labio hecha por una botella de cristal”, según la misma fuente.

El Consejo de la Juventud de Euskadi ha considerado “completamente inaceptable” la violencia contra el colectivo LGTB y ha lamentado que se dé entre los jóvenes.

La organización ha demandado a éstos que si son testigos de ataques no callen, actúen y ofrezcan ayuda a la víctima.

También ha reclamado a la Administración la adopción de medidas para combatir este tipo de violencia y la constitución de un observatorio para conocer todos los tipos de discriminación que padece el colectivo y poder trabajar en favor de sus derechos.

La pasión epistolar de Virginia Woolf: “Amo como mujer y te amo porque eres mujer”

Virginia Woolf estaba ‘felizmente’ varada en un matrimonio sin sexo cuando Vita Sackville-West, aristócrata y escritora de éxito, la sedujo. Fue un amor escandaloso y Vita llegaría a ser la inspiración de ‘Orlando’. Una novela de Pilar Bellver ‘completa’ el intercambio epistolar de las amantes

virginia-woolf-y-vita-sacville-west

Virginia Woolf y Vita Sacville-West.

Fue el cuñado de Virginia Woolf, Clive Bell, quien la avisó de que una aristócrata bien conocida en todo Londres por sus sonadas aventuras homosexuales, Vita Sackville-West -escritora también, había puesto los ojos en ella y quería conocerla, para lo cual se organizó una cena de ringorrango. “Vita es una lesbiana declarada, ten cuidado”, le dijo Clive, a lo que la mordaz Virginia repuso: “Pues con lo esnob que soy, no sabré resistirme”.

Pese a los displicentes comentarios iniciales de la novelista, parece que el encuentro surtió el efecto deseado por Vita: despertar el interés, primero, y el deseo luego de la gran Virginia Woolf. En algún punto intermedio hizo acto de presencia además el amor, cuyo testimonio ha quedado por escrito a través de lasmuchas cartas que se cruzaron las dos protagonistas. A partir de ese intercambio epistolar, la periodista y escritora Pilar Bellver ha creado la novela de lo que también se pudieron haber dicho, A Virginia le gustaba Vita, publicada por la editorial Dos Bigotes.

Virginia Woolf no tenía problema alguno en plantearse una relación homosexual. Se había criado en un ambiente de absoluta libertad, a su alrededor eran comunes tanto los escarceos extramatrimoniales como las relaciones entre personas del mismo sexo -a pesar de la rígida moral victoriana que parecía imperar-, y el grupo de Bloomsbury en el que reinaban ella y su hermana Vanessa venía a ser una saturnal continua donde todos se acostaban con todos. Oficialmente, era una mujer frígida, incapaz de sentir deseo sexual por su marido, Leonard, con quien por lo demás formaba un matrimonio muy bien avenido.

virginia-woolf

Virginia Woolf. CENTRAL PRESS

En cuanto a Vita, su conducta en cuestión de amor rayaba en la promiscuidad, y estaba igualmente casada. Su esposo, Harold Nicolson, era abiertamente homosexual y aceptaba de buen grado las andanzas de ella por mucho escándalo que causaran. No todo el mundo era igual de tolerante. El marido de una de sus amantes, el poeta sudafricano Roy Campbell, persiguió a Vita por medio Londres con una pistola cuando se enteró de la infidelidad de que era víctima.

Como señala Pilar Bellver, había sintonía y complicidad no sólo en el seno de ambas parejas sino también entre los matrimonios mismos, que mantuvieron su amistad hasta el final. “No había celos entre los Woolf y los Nicolson, pues habían llegado, independientemente, a la misma definición de confianza”, escribe. Quizá Leonard fuera el menos contento con la situación, pero no por miedo a que Virginia se alejara de él sino a que las emociones en juego “pudieran volver a perturbarle la mente”. La escritora padecía depresiones (trastorno bipolar según el diagnóstico de hoy) desde los 13 años, cuando murió su madre, y -como es sabido- acabaría suicidándose en el río Ouse.

Vita y ella, a pesar de estar separadas por 10 años, inician una relación de alta intensidad. Se acuestan por primera vez la noche del 17 al 18 de diciembre de 1925, según sabemos por una carta de Vita a su marido y por su diario. Virginia se recata un poco en el suyo, sabedora de que Leonard tiene la costumbre de leerlo, mientras que su libérrima amante ni se molesta en poner sordina a sus aventuras.

Muy pronto se convencen las amantes de que lo ideal es continuar con su statu quo como hasta entonces. Nada de pensar en cambios de vida: “El amor nos basta para querernos, no necesitamos añadirle la rutina de una convivencia que bien podría ser desastrosa”, imagina Bellver que dice Vita.

Si a la aristócrata y escritora -que por cierto goza de mucho mayor éxito en el momento que su amiga- le molesta algo de Virginia es que parece no entregarse por completo, como si su naturaleza de narradora le hiciera estar siempre, de algún modo, tomando nota de lo vivido, la autora de Una habitación propiano puede digerir bien los constantes affaires de su amante.

vita-sacville-west

Vita Sacville-West, BRODERICK HALDANE

De camino a Teherán, donde su marido es encargado de negocios de la embajada inglesa, Vita siente tal deseo de estar con Virginia que fantasea con raptarla. “Ella no estaba acostumbrada a desear sin conseguir”, tercia aquí Pilar Bellver. A su vuelta de Persia, afloran sin embargo los primeros indicios de alejamiento entre la pareja. Virginia Woolf anota en su diario: “Iba más descuidada [Vita], pues había venido directamente con su ropa de viaje; y no tan bella como otras veces (…). Así que las dos sufrimos cierta desilusión (…). Es muy posible que esto sea más duradero que la primera rapsodia”.

A pesar de todo, las amantes se las arreglan para, pasado lo más bullente del amor, construir lo que Vita define como “una amistad respetable, cierta, durable, casta y tibia”. Algo menos intenso pero más duradero que aquellos primeros encuentros ardientes en la gran mansión de Vita, Knole, tan grande que nadie podía precisar cuántas habitaciones tenía.

La inmensa hacienda de los Sackville-West, que sigue siendo una de las cinco mayores de Inglaterra -más grande que Buckingham Palace, por ejemplo-, desempeña un papel importante en la presente historia. Después de haber escritoLa señora Dalloway y Al faro, Virginia Woolf pide permiso a Vita, que se halla en plena vorágine de traiciones, para escribir sobre ella, y Vita acepta. El resultado es otra obra superlativa, Orlando, que trata sobre un personaje que vive cinco siglos, primero como hombre y luego como mujer.

Orlando comienza con una famosa escena en la que el protagonista observa desde lo alto de una colina los movimientos de personas a las puertas y dentro de una casa gigantesca, como Knole, ante la llegada de la reina y de su cortejo. Tiene que bajar a la carrera al valle, vestirse de forma adecuada, recorrer incontables corredores y tomar varios atajos para llegar a tiempo de recibir al visitante.

Pilar Bellver sostiene que, más allá de las consecuencias emocionales, la relación tempestuosa de Virginia Woolf con Vita, “todo ese caldo de seducción primero y luego de amor, de deseo, de alegría y de frustración al mismo tiempo, dieron como resultado el entusiasmo y la intensidad con que Virginia escribió en esos años sus mejores novelas: La señora Dalloway, Orlando y Las olas. Las mejores con diferencia”.

Irene Chikiar, en su biografía de la autora inglesa, sentenció algo que no deja lugar a dudas: “Si bien Virginia sentía que en un plano pasional o sexual no podía competir con esas otras mujeres que atraían a Vita, era evidente que ninguna de ella podía escribir Orlando”. No sabemos si ser consciente de esto habría servido de consuelo a Virginia Woolf.

“Una parte de la extrema derecha busca el voto gay”

Jérome Fourquet, director del departamento de opinión pública y estrategia del IFOP (Francia)

fourquet-es-experto-en-estadistica-sondeos-de-opinion-y-estudios-electorales-en-francia

Fourquet es experto en estadística, sondeos de opinión y estudios electorales en Francia.

«Diferentes indicadores de los que disponemos muestran que la preocupación porla amenaza terrorista permanece excesivamente elevada incluso si el debate social no gira en torno a esto».

«Los atentados de 2015 han marcado profundamente la mentalidad francesa. Nada volverá a ser como antes en los próximos años. Basta que un hecho de actualidad ocurra para que todo vuelva a salir a la superficie. El asesinato de la doble pareja de policías durante la Eurocopa volvió a aumentar los niveles de preocupación así como la demanda de nuevos medios para luchar contra el terrorismo».

«Hay un paralelismo con lo que sentía la población española, sobre todo la vasca, con ETA. No tenemos muertes todos los días pero esta violencia está presente en el pensamiento y en el debate público de forma permanente».

«La mayoría de los franceses acepta reforzar las medidas de seguridad que pueden afectar a los sospechosos. La posibilidad de colocarles brazaletes electrónicos, las detenciones arbitrarias o el aumento de los controles de seguridad en estaciones de tren, como se hizo en Madrid, serían decisiones respaldadas hoy».

«Una parte de la extrema derecha se dirige al electorado homosexualdiciéndole que lo que hoy amenaza su modo de vida es la intransigencia del islam. Les prometen protección. No es algo completamente nuevo, pero sí muy inesperado».

«La idea de que Francia sea hoy una potencia media es difícil de aceptarpara un pueblo al que le han contado durante años que era una gran potencia. Está haciendo el duelo y eso cuesta. Mientras que en Italia y España llevan años haciéndose a esa idea, los franceses no están preparados para bajar ese escalón».

«El terrorismo, la seguridad y la temática de la identidad marcarán las presidenciales. Si otra ola de atentados tiene lugar veremos como estas cuestiones sobrepasan los debates económicos y sociales».

«Francia es un pueblo pesimista, según todos los indicadores. Uno de los motivos es que los franceses no están a gusto con la globalización, se percibe como una amenaza».

El Consejo de la Juventud de la CAV denuncia otra agresión lesbófoba en Bilbo

NAIZ|BILBO|2016/09/26 11:25|0 IRUZKIN

El Consejo de la Juventud de Euskadi ha denunciado que dos mujeres jóvenes fueron agredidas por un hombre el pasado sábado en Bilbo por estar besándose en la calle. En un comunicado, la organización citada ha explicado que la agresión se produjo horas después de una protesta desarrollada para denunciar un caso de discriminación ocurrido el jueves pasado en un bar de la capital bizkaitarra, del que dos mujeres fueron «invitadas a salir por estar besándose».

La agresión del sábado, según ha indicado, se produjo en la calle Iturribide de Bilbo y ha sido denunciada por la vía jurídica. Las personas que acompañaban a las víctimas siguieron al presunto agresor y una de ellas «acabó con una herida en el labio hecha por una botella de cristal», según la misma fuente.

El Consejo de la Juventud ha considerado «completamente inaceptable» la violencia contra el colectivo LGTB y ha lamentado que se dé entre los jóvenes. La organización ha demandado a éstos que si son testigos de ataques no callen, actúen y ofrezcan ayuda a la víctima.

También ha reclamado a la Administración la adopción de medidas para combatir este tipo de violencia y la constitución de un observatorio para conocer todos los tipos de discriminación que padece el colectivo y poder trabajar en favor de sus derechos.

Los profesores abren las puertas del armario: “Es una responsabilidad con el alumnado LGTBI”

ana-ojea

Ana Ojea

Los primeros días de curso Ana Ojea pidió a sus alumnos una ficha con datos personales y ella también les entregó la suya. En ella ponía que está casada con una mujer. Marian Moreno salió del armario en clase hace 16 años y a las pocas horas una compañera se le acercó para decirle que “a los suyos” les había tenido que regañar porque habían dicho que era lesbiana. Cuando Carlos Canencia llegó al instituto en el que ahora trabaja, ningún alumno o alumna se había mostrado abiertamente homosexual. Ahora sí.

Ana, Marian y Carlos no son los únicos profesores que han decidido salir del armario en las aulas, pero no es algo habitual. La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) señala que la mayor parte de la población LGTBI no es visible en su puesto de trabajo. Pero más allá de una necesidad personal, muchos se lo toman como una apuesta pedagógica y aplican a rajatabla el tradicional lema feminista “lo personal es político”.

“Es muy duro crecer sin referentes, ser un adolescente LGTB y no tener nada con lo que identificarte. Si eres heterosexual, tienes mil modelos de cómo ser”, apunta Carlos, que lleva cinco años como profesor de Lengua en un instituto público de Colmenar Viejo (Madrid). Ana, docente de Cultura Audiovisual en un instituto público de Vigo, confiesa haber visto e intervenido en multitud de situaciones de acoso a alumnado LGTB y asegura que hace de “consultora” con cada caso que conoce.

Salir del armario en las aulas no es solo visibilizarse, es también rellenar ese hueco de contenidos sobre diversidad afectivo sexual que hay en los planes de estudio. La ausencia no mitiga la homofobia de muchos y hace a otros sufrir por su orientación sexual o identidad de género. “Que vean a alguien de carne y hueso que es lesbiana, gay o bisexual y frente a eso construyan su identidad”, declara Carlos, que apunta a que también sirve de “barrera contra la homofobia”.

“Pongo referentes de autores o autoras homosexuales, explico cómo se ha tratado la homosexualidad en la historia. No se puede hablar de Lorca sin decir que lo mataron, entre otras cosas, por gay”, afirma Marian, maestra de Lengua y Literatura en Gijón. Para Carlos, ser visible es “una responsabilidad”, que Jesús Generelo, presidente de la FELGTB, resume en mandar un mensaje “de que ser LGTBI no es algo que haya que llevar en secreto”.

El miedo al rechazo

Fue justo hace un año cuando Ana, de 41, decidió que no volvería a ser invisible ante sus alumnos. Contrajo matrimonio con su mujer en 2011 “temiendo que si ganaba el PP pudieran cargárselo”. Antes de 2006, cuando contó a sus compañeros de instituto que es lesbiana, “había terminado por acostumbrarme a la oscuridad; es como la humedad, se te cuela en los huesos y es muy difícil quitársela de encima. La invisibilidad es ácida y termina por corroer tu autoestima”, describe.

marian-moreno

Marian Moreno

Ello unido al rechazo es lo que lleva a que en general “el profesorado esté dentro del armario y con llave”, sentencia Moreno. Salir es un paso difícil, dice, porque “los centros educativos no están libres de machismo y homofobia”, que lleva a “tener miedo a las reacciones de las familias, del alumnado, al insulto, al acoso, a los prejuicios”, enumera esta docente de 52 años que se declaró lesbiana en clase en el año 2000 reconociendo que no podía casarse “porque no me dejan”, les dijo a sus alumnos.

Generelo sitúa en un lugar destacado del imaginario homófobo la idea, cada vez menos arraigada, “de equiparar homosexualidad y pederastia”. De hecho lo que más frenó a Ana a la hora de visibilizarse fueron los prejuicios de una familia con su hija lesbiana a la que defendía cuando era acosada. “Los padres vinieron a hablar conmigo para asegurarse de que no tenía intenciones pederastas, fue muy duro y desagradable y al año siguiente la cambiaron de instituto”, relata.

“El colectivo ha interiorizado muchos miedos”, asegura Carlos, que apunta a que salir del armario en los colegios privados, muchos de la Iglesia católica, entraña más dificultades. No obstante, todos insisten en que hacerlo es una oportunidad educativa y una forma de desterrar los prejuicios que todavía siguen anclados en la sociedad. “Aunque no haya sido agredida directamente, una chica de 27 años también tiene esos miedos porque lo ha vivido socialmente, lo lleva dentro”, sostiene Marian.

carlos-canencia

Carlos Canencia

“¿Esto para qué?”.”Ya no hace falta”

Kika Fumero está acostumbrada a observar las reacciones que suscita querer tratar la diversidad en las clases. Hasta hace unos meses ejercía como maestra de Francés en varios institutos de Tenerife, donde impulsó iniciativas para introducir la realidad LGTBI, y ahora se dedica a formar al profesorado  sobre ello. Para ella, la necesidad de ser visible y hacer de la identidad una apuesta educativa se hace patente por su experiencia intentando involucrar a los docentes en ello.

“Enseguida empieza a haber comentarios de ‘¿esto para qué?’, ‘ya no hace falta’, ‘la homofobia no existe’, gente que se niega a participar”, enuncia. Asegura que hay una buena parte de los maestros que tiene miedo a introducir la diversidad o a “defenderte cuando recibes insultos lesbófobos” por el miedo al llamado ‘contagio del estigma’, es decir, que el resto piense que también son homosexuales.

“El silencio y la invisibilidad… son homofobia”, dice. “Hoy la violencia es menos directa, ya no van a ir a por ti, pero hay un grado de homofobia que soportamos sin darnos cuenta”. Ana recuerda que la reacción de sus compañeros cuando les dijo que es lesbiana fue positiva, salvo “un sutil cambio de actitud en algunos”. Nada que no se viva en otras profesiones, apuntan desde la FELGTB. “Cuanto más se trabaje en las aulas, más disminuye la homofobia”, concluye Fumero.