Kelly Mantle hace historia en los Óscar al optar a mejor actor y mejor actriz por el mismo papel

El intérprete se define como «de género fluido», y se siente por igual actor y actriz

kelly-mantle-en-una-escena-de-confessions-of-a-womanizer

Kelly Mantle, en una escena de «Confessions of a Womanizer».

Kelly Mantle puede el próximo 21 de enero hacer historia en los Oscars. Ese día se publican las candidaturas a las estatuillas, y Mantle opta a los premios a mejor actor y mejor actriz secundarios por un mismo papel, el que interpreta en la película «Confessions of a Womenizer» («Confesiones de un mujeriego»).

Mantle, un actor y drag-queen conocido por su participación en el reality-show «RuPaul’s Drag RAce», se define a sí mismo como de «género fluido» -es decir, que no se siente hombre ni mujer-. Ante esta situación, los productores de la película decidieron, con la aquiescencia de la Academia, presentarle como candidato en las dos categorías: actor y actriz de reparto.

Nacido hace cuarenta años en el estado de Oklahoma, Kelly Mantle es músico además de actor y drag-queen. Tiene publicados tres álbumes: «Ever Changing» (2002), «Rock-N-Glow» (2004) y «Satellite Baby» (2006). Ha trabajado en una decena de películas y en diversas obras de teatro y televisión, pero obtuvo la popularidad por su participación como concursante en la sexta temporada de «RuPaul’s Drag Race». En «Confesiones de un mujeriego» interpreta a una prostituta transexual. En su cuenta de twitter, Mantle dijo sentirse «honrado» por esta consideración en su carrera.

«Confessions of a Womenizer» cuenta la historia de un arrogante mujeriebo (al que interpreta Andrew Lawrence) que entabla amistad con el personaje de Mantle. Ha obtenido premios en festivales de cine independiente como High Desert, Los Angeles Underground y Tupelo.

Nacho Vidal confiesa que tiene un hijo transexual: «Nacho ahora se llama Violeta»

El vástago del conocido actor de cine X, de solo nueve años, centra ahora toda la atención de su padre

nacho-vidal-tengo-una-hija-transexual-de-9-anos

Tras su paso por el reality de Telecinco «Supervivientes», el actor porno Nacho Vidal se tomó un descanso y dejó de lado la televisión. Pero este sábado volvió al plató de «Sálvame Deluxe», y en una emotiva entrevista confesó que su hija de nueve años es transexual: «Mi hijo Nacho ahora se llama Violeta».

«Al principio pensaba que mi hijo era marica y le dije que no pasaba nada», relataba Vidal, pero en cuanto habló con su hija se percató de que la realidad era otra: había nacido niño pero se sentía niña. Su padre enseguida se la tomó en serio: «Es muy madura, tiene responsabilidades y una lucha que no deberían existir para una niña de 9 años», ha explicado.

Aunque no ha sufrido problemas en el colegio, al actor de cine para adultos sí le preocupan cosas como el nombre que figura en los registros: «La primera barrera es el nombre porque en los documentos ella aparece como Ignacio Puerta González, pero ella es una niña por dentro y por fuera. Eso como padre duele», reconoce. Por ello se enfrentó a una odisea para que estos se modificasen: «Algo tan sencillo como es cambiar el nombre al niño me causó problemas en un juzgado, en el que el juez me dio la razón pero la fiscal se opuso al cambio de nombre».

 

“El desabastecimiento de fármacos para transexuales evidencia nuestra dependencia de las farmacéuticas”

meriestra-y-testex-250-no-se-pueden-encontrar-en-las-farmacias-desde-octubre

Meriestra y Testex 250 no se pueden encontrar en las farmacias desde octubr

Ya a mediados de octubre Mireia Nievas no era capaz de encontrar en ninguna farmacia madrileña el fármaco que llevaba utilizando desde febrero para su tratamiento de reemplazo hormonal. Como ella, la mayoría de mujeres transexuales en España empleaban las pastillas de Meriestra, que contienen estrógenos, hasta que Novartis dejó de comercializarlas en nuestro país.

No es el único caso de desabastecimiento de medicamentos para personas transexuales que precisan de sustitución hormonal. El más utilizado por los hombres, Testex Prolongatum, también se ha dejado de dispensar, aunque previsiblemente se retomará el próximo enero. “La principal consecuencia es el caos inicial, nadie tenía información al respecto o era confusa”, sostiene Nievas.

las-personas-trans-no-tienen-un-problema-es-la-sociedad-la-que-sufre-transfobia

“Las personas ‘trans’ no tienen un problema, es la sociedad la que sufre ‘transfobia'”

El desabastecimiento de ambos ha coincidido en el tiempo, pero las razones que esgrime la Agencia Española del Medicamento son distintas. Apunta a una falta de stock por el exceso de demanda en el caso de Testex y a la finalización del contrato que Novartis mantenía con Shire, la empresa que tiene la patente a nivel global, en el caso de Meriestra.

La situación es diferente para uno y otro fármaco. Desma, el laboratorio que comercializa la testosterona inyectable Testex para hombres transexuales, asegura que el medicamento se volverá a dispensar en enero del año que viene, pero el fin de la comercialización de Meriestra es, en principio, definitivo.

El rumbo del fármaco puede cambiar si el Ministerio de Sanidad logra que Novartis restablezca el suministro. “Se está trabajando en ello”, aseguran fuentes de la institución, que está explorando como solución a corto plazo la vía de dispensar el Meriestra que se está comercializando en otros países.

El equivalente al Meriestra cuesta 17 veces más

El impacto del desabastecimiento se ha dejado notar con intensidad en las personas transexuales –aunque son medicamentos usados también por otras que requieren un suplemento hormonal– porque “son fármacos cómodos, muy utilizados y ampliamente aceptados por la comunidad”, señala Rosa Almirall, ginecóloga del servicio de salud Transit en Barcelona.

Tanto ella como el resto de profesionales han comenzado a extender recetas para otros medicamentos que se han convertido en la alternativa. Sin embargo, en el caso de las mujeres trans y el Meriestra, ninguno de ellos es exactamente equivalente a este último.

“Lo que estamos haciendo en un parche, es necesario que el ministerio investigue cómo hacer accesible un medicamento igual”, afirma Marcelino Gómez, endocrino del Hospital Universitario de Valencia. El único fármaco que es exacto al retirado es Progynova, de Bayer, pero no está financiado por el Sistema Nacional de Salud.

De esta manera su precio es inasumible para muchas personas, ya que teniendo en cuenta que una mujer transexual requiere unos seis miligramos del fármaco al día, que cada caja contiene 20 pastillas y cada una es de un miligramo deberá gastar 152 euros al mes para cubrir su tratamiento. Para alcanzar la misma cantidad de Meriestra, el gasto frena en los nueve euros mensuales.

manifestacion-orgullo-lgtbi-de-valencia-2016

Manifestación Orgullo LGTBI de Valencia, 2016 / EFE

La dependencia de la industria farmacéutica

“Esto no hace más que remarcar la fragilidad que existe en los tratamientos hormonales” y evidencia “la situación de dependencia que tenemos la comunidad trans de las farmacéuticas”, remarca Nievas, que ha pasado a utilizar Climen, comercializado por Bayer, una de las alternativas –en comprimidos– junto a Progyluyton o Climodien.

“Sin embargo, estos son dos medicamentos en uno, que si quieres hacerlo perfectamente bien hay personas que no deben tomar”, puntualiza Gómez. Además de estradiol –un tipo de la hormona sexual femenina estrógeno– estos medicamentos contienen cantidades mínimas de progesterona o ciproterona. “Son bajas cantidades pero, para algunas mujeres, si se puede evitar, mejor”, dice el endocrino.

Por eso tanto Almirall como el experto del Hospital Universitario de Valencia apuntan a que la única solución a largo plazo debe ser el restablecimiento de Meriestra o de otro fármaco con las mismas condiciones. “Hay que estar alerta porque como son medicamentos muy baratos apenas tienen rentabilidad para la industria”, explica Gómez.

Desabastecimiento en cadena

Una de las cosas que más preocupa a la comunidad transexual y a los especialistas es que el desabastecimiento está provocando un efecto dominó y ya hay ausencia de las alternativas. “Ya me han llegado e-mails de que el Testex de 100 miligramos no está disponible en muchas farmacias de Barcelona”, avisa Almirall.

El Testex de 100 miligramos es el que los hombres transexuales han comenzado a adquirir desde que el Testex de 250 suspendiera su comercialización. “Ayer en Valencia ya no había”, alerta Gómez. Por eso, muchos hombres transexuales están adquiriendo parches o gel de testosterona, aunque su efecto es menor.

Eso los que puedan, porque algunos como Mané Fernández tienen alergia a ambos y deberán suspender su tratamiento hasta que Testex vuelva a estar disponible. “A muchas personas jóvenes o que acaban de empezar el tratamiento este problema les afecta emocionalmente porque piensan que van a retroceder en su proceso”, señala.

La solución de los parches o el gel –que también existe para mujeres transexuales– no es mayoritariamente aceptada porque “tienen un efecto menor, son incómodos, pueden dar alergia, los parches en verano se despegan y producen molestias”, ejemplifica Gómez.

A Alicia Ramos también le ha afectado el desabastecimiento de Meriestra a pesar de que no lo usa. Ella prefiere los parches, pero debido al aumento de demanda “la última receta ya no pude conseguirla”. En su opinión la falta de estos medicamentos “no es el fin del mundo”, pero sí provoca “incertidumbre, inseguridad y angustia a las perspectivas vitales de personas que ya de por sí cargan con lo suyo”.

Este sábado la Plataforma por los Derechos Trans ha convocado una concentración frente al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad bajo el lema #LasHormonasSonSalud a la que se han adherido ya casi 80 entidades. “El ministerio debería garantizar que siempre exista una alternativa financiada”, concluye Nievas.

El PPN, el único que no rechaza el texto homófobo que envió la asociación ‘HazteOir’ a los colegios

La mayoría de la Cámara foral, contra “cualquier iniciativa que transmita ideas contraria al respeto, la igualdad y la libertad”

ana-beltran-portavoz-del-ppn

Ana Beltrán, portavoz del PPN. (Unai Beroiz)

PAMPLONA. La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra ha aprobado una declaración institucional en la que muestra su “más rotundo rechazo” al escrito promovido por la asociación HazteOir.org y “a cualquier otra iniciativa que transmita ideas contraria al respeto, la igualdad y la libertad e intente coaccionar a la comunidad educativa en lo que respecta a la educación afectivo-sexual y la igualdad de derechos LGTBI”.

El texto, presentado por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, PSN e Izquierda-Ezkerra, ha salido adelante con el voto a favor de estas formaciones, mientras que el PPN ha votado en contra y UPN se ha abstenido.

En un segundo punto de la declaración, la Cámara foral solicita al Departamento de Educación que “adopte las medidas oportunas para que los centros educativos descarten y no difundan entre la comunidad educativa este tipo de materiales”.

Finalmente, el Parlamento reitera su “compromiso” con “una educación afectivo sexual que reconozca y promueva el respeto a la diversidad sexual en la línea del Decreto de Salud Sexual y Reproductiva recientemente aprobado, así como con seguir trabajando para poder aprobar próximamente la ley foral para la Igualdad de derechos de las personas LGTBI+”.

Condenado a 10 años de cárcel el homicida confeso de una transexual

Un colectivo LGTB critica a la Fiscalía por llegar a un acuerdo en el crimen de Alicante

los-dos-hombres-acusados-del-homicidio-de-una-transexual-en-alicante

Los dos hombres acusados del homicidio de una transexual en Alicante. MORELL EFE

El primer juicio que se celebra en la provincia de Alicante por la muerte violenta de una persona transexual se ha saldado con diez años de cárcel. Es la pena que ha aceptado hoy, al inicio de la vista, Ilan Laouni R.M., tras declararse culpable de un delito de homicidio. La actuación de la Fiscalía en este caso ha sido cuestionada por el colectivo de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales Diversitat, que ha convocado una concentración de repulsa a las puertas del tribunal.

El Ministerio Público solicitaba inicialmente 15 años de cárcel para el homicida confeso y otro acusado, Daoud D. No obstante, el fiscal ha llegado a un acuerdo previo con los abogados defensores y ha modificado su escrito de acusación. Ha rebajado su petición inicial de condena para Ilan Laouni R.M. en cinco años. Al mismo tiempo, ha considerado que el otro sospechoso Daoud D. no participó en la agresión mortal a Lyssa Da Silva y se limitó únicamente a encubrirla. Este último procesado será condenado por tanto a un año y casi cinco meses de cárcel y quedará en libertad el próximo miércoles, cuando cumple precisamente ese tiempo de prisión preventiva.

El acuerdo no tiene vuelta atrás. El jurado popular encargado de dictar un veredicto tendrá que ceñirse a la calificación fiscal por el principio acusatorio.

El crimen, el primero de una persona transexual del que se tiene constancia en esta provincia, ocurrió el 21 de julio del pasado año en un piso de la Albufereta, una zona de playa de la ciudad de Alicante. El homicida, de 22 años, había conocido a Lyssa, una transexual brasileña de 33 años, esa misma madrugada y al llegar a casa mantuvieron relaciones sexuales. Con posterioridad surgió una discusión entre ambos por motivos que no han quedado del todo aclarados, probablemente por “una cuestión de dinero”, según el fiscal. En el transcurso de esa discusión, Ilan propinó una brutal paliza a la víctima.

Lyssa aguantó una lluvia de puñetazos y patadas que le causaron una fuerte conmoción cerebral y un derrame abdominal que acabó finalmente con su vida. El compañero de piso del criminal llegó poco después a la vivienda y le ayudó a deshacerse del cadáver. Lo dejaron tirado en el ascensor del edificio y limpiaron las manchas de sangre. Incluso lavaron una colcha. Trataban así de borrar cualquier rastro de la agresión, pero la Policía tardó apenas unas horas en localizarlos y detenerlos en el mismo domicilio.

El colectivo LGTB Diversitat ha criticado hoy a la Fiscalía por no apreciar en este caso la agravante de delito de odio. Su secretario general, Toño Abad, ha asegurado a los periodistas que Lyssa fue asesinada por su identidad sexual, en un acto de “violencia machista por transfobia”.

Una veintena de personas se ha concentrado a las puertas de la Audiencia de Alicante para solidarizarse con el viudo de la fallecida, Paco, quien ha calificado entre lágrimas de “irrisoria” las penas de 15 años que inicialmente solicitaba el Ministerio Público para ambos acusados. La concentración ha contado con el apoyo de la plataforma feminista de Alicante y la presencia de la concejal de Igualdad, María José Espuch. Abad ha recordado que el homicida confesó en su día que había matado a Lyssa al descubrir su identidad sexual. “Se trata de un asesinato machista y tránsfobo. No es un crimen común”, ha precisado.

Diversitat ha recibido en lo que va de año 26 consultas por agresiones a gais, lesbianas o transexuales en la provincia de Alicante. Esta organización ha hecho un llamamiento a la Fiscalía para que se apoye en ella en la persecución de los ataques a este colectivo.

El manifiesto leído por los convocantes pone de manifiesto la “vulneración de derechos” que sigue sufriendo las personas transexuales, que están abocadas a la “exclusión social” al verse marginadas en diferentes ámbitos de su vida.

“Lyssa sufrió una muerte brutal. La asesinaron a sangre fría y el desprecio de los asesinos por ella fue tal que después se echaron a dormir”, según Diversitat.

La vizcaína Alicia Costa ganó la quinta edición del premio literario ‘Madelón’

La segunda clasificada fue Saioa Etxegi de Ibarra, del certamen juvenil de temática gay, lesbiaba, transexual y bisexual

Alicia Costa. Premios Madelon. Errenteria. 10-12-2016. Foto Arizmendi

Ganadora. La vizcaína de 17 años Alicia Costa. / FOTOS ARIZMENDI

La vizcaína de Leioa de 17 años, Alicia Costa, se proclamó ayer ganadora de la quinta edición del certamen literario para jóvenes de temática gay, lesbiana, transexual o bisexual ‘Madelón’, convocado cada dos años por Ehgam para recordar la figura del activista errenteriarra en favor de los derechos de los colectivos antes señalados, Santi Altxu, conocido con el sobrenombre de ‘Madelón’.

La batalla de 1931

Alicia Costa ganó el premio gracias a su trabajo titulado ‘La batalla de 1931’, escrito en castellano y del que el jurado compuesto por el escritor errenteriarra, Oier Gillán y la actriz y escritora. también de la vila, Ainara Gurrutxaga, destacaron su forma de escribir «directa, correcta y limpia y en cuanto al contenido se refiere hemos valorado el esfuerzo de recrear un contexto histórico, unido a un impulso universal: el reflejo de la lucha en los primeros pasos al aceptar, aflorar y reivindicar a una misma persona tal y como es y decide ser».

La joven vizcaína recibió el premio dotado con 300 euros y diploma en la sala capitular de Errenteria.

El segundo premio fue para el trabajo en euskara, escrito por la joven de 16 años de Ibarra Saioa Etxegi, titulado ‘Lokarriak’ y por el que recibió 150 euros y diploma.

Gillán y Gurrutxaga valoraron del mismo su manera de escribir «rica en formas y expresiones, uniendo una manera de contar abierta con otra más ligada al simbolismo y en cuanto al contenido, expresa la tensión en las relaciones que nos atan y liberan, luchas interiores, reflejos de libertad, actitud de romper y abrir actitudes en contraste con una lucha interior».

Mikel Martín Conde, en nombre de la organización dijo que este año se han presentado un total de ocho trabajos a este certamen de carácter bienal.

Activista local

Visiblemente emocionado recordó la figura de Santi Altxu ‘Madelón’ en cuyo homenaje se convocan estos primeros literarios juveniles del que dijo que «fue un activista que empezó hace 40 años con las diferentes movilizaciones en Errenteria para reclamar los derechos humanos para todas aquellas personas que amamos diferente».

Por ello explicó que se había elegido expresamente para la entrega de los premios la fecha del 10 de diciembre por ser considerado el Día Internacional de los Derechos Humanos y que se celebró ayer.

Mikel Martín recordó que hoy en día «todavía hay ocho países en el mundo que condenan a la pena de muerte a los homosexuales y existen más de 70 países en los que éstos son perseguidos y no se reconocen unos derechos «que Altxu y otros como él comenzamos a reivindicar hace casi 40 años, perdiendo el miedo».

Al hilo de su discurso Ainara Gurrutxaga señaló que se había visto gratamente sorprendida de que las nuevas generaciones, como se refleja en la edad de los participantes en esta quinta edición del Premio Madelón, muestren también una gran sensibilidad por el reconocimiento de estos derechos.

Dijo que todos ellos se caracterizan por la valentía de sacar a la luz sentimientos muy íntimos y por compartir reflexiones universales con los lectores de las obras.

Importancia de escribir

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Errenteria, Ion Collar, presente en el acto de entrega de premio agradeció a los asistentes al evento, algunos llegados desde Bizkaia, así como a los organizadores y a la familia de Santi Altxu.

Dijo que con la convocatoria de estos premios se mantiene vivo el recuerdo y la figura de Altxu y agradeció a los que han presentado sus trabajos al certamen ya que el escribir «es una forma de libertad».

Finalmente la familia agradeció a los organizadores que sigan celebrando cada dos años el certamen y mantengan el recuerdo de Santi Altxu vivo.

El niño princesa

frozen

He oído hablar de un bar de copas con fútbol de pago al que le han puesto un parque de bolas. Me cuentan que a las cinco de la mañana los padres rescatan a sus hijos dormidos del fondo de las piscinas como quien extrae el tapón de la bañera. Pero a mí no me tocó ir allí, sino a una casa en la que, después de comer, un niño tocó el contrabajo, y luego otros dos el fagot. Por suerte a esas alturas ya había destilados sobre la mesa, que hacían más llevadero el concierto, y el cumpleaños infantil, y también la paternidad. La paternidad de otros. Porque la mía dormía en un carro, disfrutando de un protagonismo inerte.

Afuera había otros niños tirando a la canasta, y junto a la tele reconocí la voz de Manolo Lama retransmitiendo un partido inventado. Un grupo jugaba al Fifa 2017 en la Play y decidí acercarme por allí. Agarré la carátula haciéndome el padre enrollao. Salía James Rodríguez. Y dije: “La última vez que jugué salía Roberto Carlos“. “No sabemos quién es”. A los nueve años también se puede ser muy hijo de puta. Busqué a mi mujer con la mirada, porque a los nueve años puedes jugar a la Play siempre que quieras, pero cerca de los cuarenta necesitas ciertos permisos. Entre ellos una mirada que no diera por finalizado el sexo en 2016.

Jugué como un desgraciado. Jugué hasta perder la sensibilidad en los pulgares. Jugué hasta que un niño gordo de once años se cruzó delante de la tele vestido de princesa Frozen al grito de ‘Let it go’, como si fuera el ‘Libérate’ de ‘El titi’ en versión Disney. Mis contrincantes ni pestañearon. Yo fingí la normalidad que te permiten unos ojos de carlino.

La escena escondía una historia difícil. Un padre ausente que no es que no permitiera las pulsiones de su hijo, pero le avergonzaban y el crío lo notaba. Aquella casa habitada por su mejor amiga y su armario de disfraces se había convertido en el único escenario en el que podía ser él mismo, como en un bar gay clandestino en San Petersburgo, donde protegerse de la mirada de decepción de su padre.

He visualizado muchas veces una escena en la que mi hijo me confiesa su homosexualidad. En ella represento el papel de padre tolerante y guay para tranquilidad de mi hijo, cuando muy probablemente cuando eso sucediera ya no será ni confesión ni guay. Resulta que podía imaginarme a mi hijo con un novio, pero no en un cumpleaños en el que no fuera el que juega a canasta o al Fifa, sino el que lleva el vestido de Rapunzel. Es como cuando en ‘Los desnudos y los muertos’ Norman Mailer cuenta una escena bélica en la que una escuadra de ametralladora huye colina abajo tras pisar un avispero. El público y la crítica calificó aquello de poco creíble, cuando Mailer había basado la escena en una experiencia propia durante la Segunda Guerra Mundial. Lo explicó en ‘Un arte espectral’: “Aquel día estábamos dispuestos a jugarnos la vida, pero no estábamos a la altura de ser picados por una avispa”.

El trivial feminista que cambia a Platón por Simone de Beauvoir

imagen-de-la-campana-feminismos-reunidos

Imagen de la campaña ‘Feminismos Reunidos’ / Sangre Fucsia

Ha arrasado antes de existir. El trivial feminista –que será una realidad a principios de 2017– va a revolucionar más salones de los que pensaba su colectivo impulsor, Sangre Fucsia, cuando echó a andar el proyecto. En un principio pedía 4.000 euros en una de recaudación para elaborar unos 500 juegos. El primer día ya pulverizaron su objetivo inicial.

Diez días después alcanzaba los 30.000 euros de recaudación y tras un mes y medio de campaña, ya finalizada, el trivial “Feminismos Reunidos. La revolución empieza en tu salón” ha conseguido recolectar 71.000 euros. El juego, que quiere dar la vuelta a la cultura, la historia o la ciencia, ya no llegará a unos cientos de hogares, sino que Sangre Fucsia hará entre 3.000 y 3.500 juegos.

El colectivo está formado por seis mujeres que se unieron en 2013 para emitir un programa de radio feminista desde el centro social madrileño la Eskalera Karakola. Ninguna de sus integrantes se había imaginado que el proyecto podría llegar a tener este alcance. La idea surgió el otoño pasado mientras jugaban a ‘¿Quién sabe Marx?’, un juego de mesa ideado por el Partido Comunista de Euskadi. “¿Y si lo hacemos en clave feminista?”, se preguntaron.

Aseguran que les ha dejado “absolutamente abrumadas” porque su meta más ambiciosa “era llegar a los 6.000 euros para poder hacerlo a color”, asegura Elisa Reinohueco, miembro de Sangre Fucsia. Esto ha provocado que las fechas que manejaban al principio –planeaban que el juego llegara antes de Navidad– se hayan visto alteradas y los objetivos ampliados.

Además de elaborar más juegos, que estarán disponibles también en algunas tiendas, donarán varios a centros sociales, colegios e institutos, asociaciones feministas o ludotecas públicas y mejorarán su estudio de radio además de pagar por adelantado varias aportaciones mensuales a la Eskarela Karakola, local cedido por el Ayuntamiento que se financia de los grupos que desarrollan en él actividades.

1.200 preguntas y seis categorías

Las figuras de Platón y Simone de Beavoir ilustran la idea impulsora del colectivo: aunque poco tengan que ver el uno y la otra, ambos hicieron aportaciones clave al pensamiento filosófico pero si se pregunta por ellos ,muchos sabrán decir quién fue el primero y no tantos quién fue ella. La autora de El Segundo Sexo es una de las figuras femeninas que ilustran cada una de las categorías en las que se divide el juego. 

El trivial feminista ha sido planteado siguiendo las líneas del juego de mesa original, en el que apenas es frecuente encontrar a mujeres en sus preguntas. Este lo componen cuestiones que tocan temas relacionados con figuras de referencia en el feminismo, la sexualidad, temática LGTBIQ, activismo, aportaciones de mujeres a la cultura, los avances en materia de derechos o el papel de las mujeres a lo largo de la historia.

tablero-de-feminismos-reunidos

Tablero de ‘Feminismos Reunidos’ / Sangre Fucsia

A Simone de Beauvoir le acompañan como representantes de cada una de las categorías la activista antirracista Angela Davis, la filósofa referente en Teoría Queer Judith Butler, la artista Frida Kahlo, la primera astronauta Valentina Tereshkova y  la autora de la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana, O lympe de Gouges, en contraposición al mismo texto elaborado al calor de la Revolución Francesa, pero que solo incluía a los hombres.

Las seis figuras custodian 1.200 preguntas entre las que se encuentran algunas adelantadas por Sangre Fucsia como “¿Cuál es el país del mundo con mayor porcentaje de mujeres diputadas en el Parlamento en 2015: Suecia, Ruanda o China?” [Ruanda] o “¿A qué se atribuye habitualmente la asociación del color violeta con el feminismo?” [Al humo teñido como consecuencia del incendio provocado el 8 de marzo de 1908 contra las obreras de una fábrica textil de Nueva York].

También sobre referentes teóricos como “¿Qué corriente feminista inauguró a principios de los 80 la socióloga francesa Christine Delphy?” [Feminismo materialista] o sobre literatura: “¿A qué género literario se dedicaban las escritoras suizas Annemarie Schwarzenbach y Ella Maillart a principios del siglo XX?” [Literatura de viajes].

“La lucha empieza jugando”

Sus impulsoras aseguran que las preguntas van dirigidas a todos los públicos. “No importa tu nivel académico, cuantos puntos tengas en tu carné activista ni la tendencia feminista con la que más te identifiques. Aquí lo importante es aprender y divertirse, porque la lucha empieza jugando”, apuntan en la presentación del trivial.

De hecho, esa unión de feminismo y ocio es lo que, a juicio de Sangre Fucsia, más a influido en la amplia aceptación del trivial. El colectivo define el juego como “un espacio para el diálogo y el juego”, asegura Reinohueco, y “como una oportunidad para invocar la curiosidad de la gente para que empecemos a cuestionar la historia hegemónica”.

Una historia, dice, que “está asentada en estructuras que invisibilizan el trabajo, las aportaciones y la vida de muchos colectivos, entre ellos las mujeres”. El interés creciente que despierta el feminismo es otro de los factores que Sangre Fucsia identifica como condicionantes de su éxito.

“El interés del proyecto tiene bastante que ver con el tema lúdico, pero también con el feminismo en general porque llevamos un tiempo en el que cada vez interesa más. Era una combinación bastante interesante y atractiva”, concluye Reinohueco.

Hombres transexuales vuelven a menstruar por falta de un fármaco

Los geles de testosterona que usan en vez de las inyecciones no bastan

alex-un-hombre-transexual-se-aplica-un-gel-de-testosterona

Álex, un hombre transexual, se aplica un gel de testosterona. PACO PUENTES / @BLKSAUVAGE

Álex, un hombre transexual de 39 años, ha vuelto a tener la regla después de seis años. “Es algo que pensabas que te habías quitado de en medio” en el proceso de ser, en todos los aspectos, un hombre, aunque naciera con genitales femeninos, explica. Es un “daño moral, psicológico”, insiste quien ha conseguido ya “la invisibilidad” en el trabajo, un objetivo de muchas personas transexuales que quieren ser un hombre o una mujer más en todos los entornos.

La causa de este cambio es el desabastecimiento de un fármaco, un preparado de testosterona inyectable, de nombre comercial Testex prolongatum. El laboratorio fabricante, Desma, y la Agencia Española del Medicamento advierten de que el problema se solucionará a mediados de enero.

No es el único caso de un medicamento que falta para las personas transexuales –y muchas otras que necesitan suplementos hormonales–, advierte la endocrinóloga Isabel Esteva, del Grupo de Identidad de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición. Mar Cambrollé, presidenta de la Plataforma por los Derechos Trans, que es la que ha movido las denuncias (y ha convocado una protesta ante el Ministerio de Sanidad el próximo sábado 17 de diciembre) destaca que también hay escasez de un fármaco de estradiol (en este caso, para las mujeres transexuales), los parches de Meriestra, pero admite que en este caso hay alternativas accesibles y asequibles.

“El problema con el Testex es que la única alternativa que había, el Reandron [una formulación de liberación lenta que permite espaciar las inyecciones correspondientes hasta los tres meses] no tiene financiación pública y es muy caro”, dice Cambrollé. De hecho, fue la testosterona que empezó a tomar Álex hace seis años. “La regla se me quitó en el primer mes”, afirma. pero hace dos años, como medida de ahorro, la sanidad pública dejó de financiar este tratamiento y se pasó a las otras inyecciones, de las que hay que ponerse dos al mes, y que ahora no están disponibles.

El problema ha causado tanta inquietud que el contestador automático de Desma, antes de ofrecer siquiera hablar con una operadora, da una serie de explicaciones sobre el desabastecimiento y apunta a que hay una alternativa; usar las inyecciones de 100 miligramos en vez de las de 250 miligramos. “pero eso implica pincharse dos veces, y, además, por eso mismo ya empiezan a faltar”, dice Álex. Cambrollé y la endocrinóloga Esteva coinciden.

Para la médico, la alternativa es usar geles de producto.  “Son mucho más latosos, porque hay que darlos todos los días y mantener una serie de medidas, como esperar unos minutos para que se absorba y abstenerse de tocar niños o embarazadas durante ese tiempo”, admite Esteva, “pero son igual de eficaces”.

Álex, por su propia experiencia y la de algunos compañeros, lo niega. “El efecto es menor, pero es lo que hay. por eso a mí y a otros nos ha vuelto la regla. De hecho, cuando se empieza el tratamiento hormonal, con las inyecciones de deja de menstruar enseguida; con el gel se tardan meses, hasta un año”.

Yerai, de 33 años, lleva nueve pinchándose la testosterona. “Ya con el cambio del Reandron al Testex noté cambios, pero ahora es mucho peor. No solo por la regla, que es un palo porque es volver a revivir todo lo que uno ha luchado siempre por cambiar, sino por el cuerpo en general. Te ves más flojo, más cansado. He engordado, dice”. A Yerai le preocupan mucho estos cambios, ya que parte de su proceso de masculinización pasa por el gimnasio. Cambrollé señala otros aspectos de recibir la testosterona por otra vía a la habitual: se vuelven más irritables. “Yo tengo más bajones”, coincide Álex.

Además, una disminución en el nivel de testosterona puede tener, en los hombres transexuales que se han sometido a una histerectomía, problemas como un aumento de la osteoporosis, indica Cambrollé.

El Ministerio de Sanidad tiene en su web recogida el desabastecimiento, y da como fecha para que termine mediados de enero. “Usaré el gel mientras tanto, qué remedio” se conforma Álex.

Varios grupos políticos se han interesado por la situación de este colectivo. El grupo LGTBI (Lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales) de Podemos afirma que, aparte del daño físico, hay una carga política en este desabastecimiento, prueba de una discriminación hacia el colectivo, y del daño que hace dejar decisiones importantes como el acceso a fármacos en manos del mercado.

En esta línea, Esteva muestra sus dudas. “Resulta sospechoso que el gel cueste mucho más que las inyecciones”, dice. “No sabemos a qué se deben estos desabastecimientos. Parecen una maniobra comercial, para volver luego con una subida de precio”.

La diputada por IU en el Congreso Eva García Sempere preguntó el 5 de diciembre al ministerio por este asunto. En el documento entregado, señala que “el desabastecimiento de estos fármacos es un grave atentado contra la salud física y psíquica de las personas trans”. “Un sistema público de salud ha de garantizar que estas situaciones no se den, sean cuales sean los intereses económicos de las empresas farmacéuticas implicadas”.”¿Se están tomando las medidas pertinentes para que esta situación no vuelva a repetirse? ¿Cuáles?”, concluye el escrito.

Álex y Yerai solo esperan a que el 15 de enero puedan disponer de las inyecciones que les ayudan a ajustar su aspecto a su identidad.

Absueltas las dos menores que se besaron en Marrakech

Las adolescentes fueron denunciadas a la policía por una persona de su entorno

activistas-marroquies-participan-en-un-homenaje-a-las-victimas-del-tiroteo-de-un-club-gay-en-orlando-el-pasado-junio-en-rabat

Activistas marroquíes participan en un homenaje a las víctimas del tiroteo de un club gay en Orlando, el pasado junio en Rabat. FADEL SENNA GETTY IMAGES

Un tribunal de Marrakech ha absuelto este viernes a las dos menores de 16 y 17 años que fueron detenidas el 27 de octubre y encarceladas durante seis días por besarse. El caso provocó en su día una gran polémica y las jóvenes fueron puestas en libertad provisional el 3 de noviembre, cuatro días antes de que se celebrase la cumbre climática COP22, que atrajo a cientos de periodistas internacionales a Marrakech. La sentencia fue leída el viernes por la mañana sin la presencia de las dos menores. El juez dictaminó que no había cargos contra ellas y debían permanecer con sus padres.

En Marruecos, como en el resto del Magreb, está castigada con cárcel la homosexualidad. El artículo 489 del código penal marroquí sanciona “los actos licenciosos y contra natura con personas del mismo sexo” con penas de seis meses a tres años y multas de entre 20 y 100 euros.

Youssef Chehbi, uno de los abogados contratados en principio por la asociación Unión Feminista Libre (UFL) para defender a las jóvenes ha indicado a este diario. “El caso lo llevaba ahora un compañero de Marrakech. Pero si no llega a ser por el ruido que hicimos al principio estas chicas podrían estar en la cárcel todavía”.

Las dos adolescentes fueron denunciadas por el allegado de una de ellas que las sorprendió besándose en su casa. Tras su puesta en libertad provisional, Chehbi declaró a este diario: [El allegado] “que las sorprendió dándose un simple beso y las condujo ante la policía, como si fueran judías durante la II Guerra Mundial, es imbécil. Y el policía que tramitó la denuncia es otro imbécil. Antes que nada tendrían que haber pensado en la reputación de las chicas. Al menos, la próxima vez que suceda un caso semejante espero que el policía convenza al delator de que esas chicas no han hecho mal a nadie y no tiene ningún sentido denunciarlas”.

La gran mayoría de las formaciones políticas de Marruecos, desde el islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD), vencedor de las últimas elecciones, hasta los de izquierda, no se pronunciaron sobre la detención de las menores ni reclamaron la abolición del artículo 489 del código penal.

El responsable en Marrakech de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), Omar Arbib, añadió a este diario: “Esta sentencia ha sido posible gracias a la presión de la prensa internacional y de la sociedad civil. Pero ahora tenemos que analizar detenidamente el veredicto. Porque, aunque no haya ningún cargo contra las dos menores, en la sentencia no se habla del artículo 489 del código penal, por el que fueron encarceladas. Debería haberse mencionado ese artículo. En cualquier caso, se ha subsanado el error que cometió el procurador encargado del caso al enviarlas a la cárcel. Al ser menores tendría que haberlas dejado con sus padres”.

Nidal Azhary, presidenta de Unión Feminista Libre, la organización que aireó el caso, también insistió ayer en la importancia que ha tenido la presión civil y de la prensa extranjera en la consecución de este final feliz para una historia tan triste.