Un Orgullo Crítico multitudinario planta cara al World Pride para reivindicar el “espíritu combativo” LGTBI

Manifestación del Orgullo Crítico en Madrid.

Como cada año desde hace más de diez, el otro Orgullo sale a las calles con la mirada puesta en 1969. Lo hace cada 28 de junio para hacer coincidir la movilización con el día en que estrictamente se celebra el Orgullo LGTBI. En él se conmemoran los disturbios del bar neoyorkino de Stonewall Inn que, encabezados por mujeres trans y travestis no blancas, hicieron frente a la represión policial hace 48 años.

Pasadas las 18.30, la plaza madrileña de Nelson Mandela, de donde partía la manifestación –para culminar en Plaza España–, ya estaba abarrotada de colores y banderas, pero la marcha ha comenzado a andar más de una hora después debido a la gran cantidad de gente. “Esto es histórico”, afirma un chico con el azul, rosa y blanco de la bandera trans pintada en la cara.

Un manifestante con la cara pintada durante el Orgullo Crítico en Madrid. ÁLVARO MINGUITO

Como un goteo, el espacio se iba llenando de pequeños grupos de personas que, o a título individual o en algún colectivo, querían reivindicar un Orgullo LGTBI en el que “haya espacio para el contenido político”, explica Laura, lesbiana y feminista. Ha venido con dos amigas que asienten mientras esta joven de 21 años asegura que la L de las siglas “tiene que visibilizarse más porque el colectivo sigue poniendo por delante al hombre gay y eso no parece que lo vaya a romper el Orgullo oficial”.

Caras pintadas, purpurina, alegría y música acompañan a los lemas que entona la marcha, al ritmo de batucada, cuya pancarta de cabecera reza: “Disidencia es resistencia”. Muchos son los bloques que este año se han sumado a la movilización. Entre ellos, el Bisexual, Pansexual y Plurisexualidades, al que pertenece Deborah, que rechaza “la imagen unitaria y homogénea que da el Orgullo oficial del colectivo LGTBI”. Este, concluye, “está pensado para ganar dinero”.

Manifestación del Orgullo Crítico en Madrid. ÁLVARO MINGUITO

Muchas son las demandas de este Orgullo Crítico, que no enfoca su batalla únicamente a las reivindicaciones consideradas LGTBI sino que, además, apuesta por un movimiento interseccional “que luche contra todas las formas de opresión”, como el racismo o el machismo, explica Minia, que tiene 18 años y ha venido con el bloque asexual. “Los asexuales no nos sentimos del todo incluidos en el colectivo y creemos que esta es una forma de reivindicarlo”, explica la joven, que hace hincapié en que al Orgullo oficial “le falta mucho de reivindicación”.

La marcha sigue su camino con la cabecera a punto de entrar en la Puerta del Sol. “Orgullo no se vende, Orgullo se defiende”, exclaman los manifestantes. La magnitud de la protesta hace que cada bloque, grupo o colectivo coree sus propios lemas.

Sección Invertida, Resistencia Sorda, RQTR –el primer colectivo universitario LGTBI, nacido en los 90–, la Asociación de Familias de Menores Trans Chrysallis, Manada antirracista transfronteriza u Orgullo Estudiantil son algunos de los grupos que han acudido, además de miles de personas a título individual que han hecho de la protesta uno de los orgullos críticos de más afluencia de los que se recuerdan.

Andre, solicitante de asilo procedente de Honduras, pertenece al colectivo Manada antirracista transfronteriza. “Más color, más orgullo”, se lee en el cartón con la bandera arcoiris que sujeta una compañera a su lado. El grupo lo forman “personas racializadas y migrantes que somos discriminadas doblemente por ser LGTBI y por el racismo que impera en la sociedad”, explica este joven que cuelga de su espalda la bandera trans. “Hay una realidad de la que no se habla y que existe, hay solicitantes de asilo LGTBI y deben ser visibles”, explica.

Un manifestante durante el Orgullo Crítico. ÁLVARO MINGUITO

Mónica Redondo, activista de la Asamblea Transmaricabollo de Sol, lleva viniendo a esta movilización diez años y afirma que “posiblemente” sea la más multitudinaria a la que ha asistido. “Donde de verdad hay que estar es aquí. Donde los colores del arcoiris están representados es en una marcha como esta, que está insipirada por las revueltas de Stonewall y las del 77 en Barcelona. La oficial ha desvirtuado este precedente”.

Lo mismo opina Iñaki, del colectivo gitano, que afirma no oponerse al ambiente festivo que suele reinar en el Orgullo, pero le reprocha que “todavía cuenta con mucho espacio para la batalla”. Sostiene que el colectivo gitano asiste para enfrentar la homofobia y el antigitanismo: “La homofobia que vivimos dentro, pero también esa concepción social que nos homogeneiza como gitanos en un bloque y vincula como hecho identitario la homofobia”, sentencia.

Manifestación del Orgullo Crítico en Madrid. ÁLVARO MINGUITO

Crítica y visibilidad

A las críticas que hace el Orgullo Crítico de la fiesta anual en la capital se suma “la deriva neoliberal” y “el mercantilismo” que,  en opinión de muchos manifestantes, ha tomado fuerza durante los últimos años.

“Ay Carmena Carmena, nuestro orgullo no es solo una bandera”, gritan poco antes de dirigir sus palabras a la Ley Mordaza, que el próximo 1 de julio cumple dos años desde su entrada en vigor. Corean lemas contra el machismo, la transfobia y la consideración de la transexualidad como una enfermedad: “La patología es la psiquiatría”.

Un manifestante sostiene una pancarta durante la marcha. ÁLVARO MINGUITO

Alex, del colectivo el Hombre Transexual, asegura que las personas trans “siempre han estado olvidadas” y critica que la celebración del 1 de julio “no nos representa, está copada por empresarios y políticos que solo se acuerdan del colectivo LGTBI ese día por los beneficios”. Alex incide en que, aún así, su colectivo acudirá a la marcha oficial “porque los ojos del mundo estarán puestos en Madrid y es una oportunidad de visibilización”, sentencia.

Así es el Orgullo Crítico

El Orgullo Crítico, que ha tomado diferentes nombres a lo largo de los años, se define como anticapitalista y transfeminista y quiere plantar cara al Orgullo que en esta ocasión ha hecho de Madrid su capital mundial. Por ello, esta edición los activistas que conforman la Plataforma llevan preparando la cita todo el año después de tomar el pulso a la calle el pasado 17 de mayo en una manifestación contra la LGTBIfobia que superó las expectativas.

Los manifestantes recorren las calles del barrio de Lavapiés. ÁLVARO MINGUITO

Herederos de los movimientos más radicales que en los años 90 revolucionaron la escena activista madrileña, como la Radical Gai o LSD, reivindican el “espíritu combativo” LGTBI y reclaman que sus derechos “no son mercancía en manos del capitalismo rosa”. Con ello se refieren a la denominación desde las teorías críticas a la apropiación del discurso LGTBI por parte de la economía de mercado.

La Plataforma nombra como clave la conformación en 2004 de AEGAL, la Asociación de Empresas para Gays y Lesbianas. Aunque la manifestación del 1 corre a cargo de la FELGTB y Cogam, AEGAL gestiona las licencias de las barras o los escenarios, entre otras cosas.

«Sigue habiendo sectores homófobos y parece que están rabiosos»

 

Imanol Álvarez (EHGAM) ha puesto en valor en Info7 irratia lo avanzado durante estas décadas en el ámbito de la diversidad sexual y su aceptación, cree que «es digno de ser celebrado». Sin embargo, ha alertado que «falta mucho» todavía y que «hay sextores de la sociedad que siguen siendo homófobos» y que, además, «parece que están rabiosos porque su realidad circundante no es tal como lo era antes» y por ello ha denunciado el aumento de ataques homófobos.

Preguntado sobre el tema, se ha mostrado algo preocupado con la mercantilización de algunas iniciativas. Tras recordar que «aquí siempre ha sido típico lo de ‘jaia eta borroka’» y afirmar que debe seguir siendo así, cree que «el problema surge cuando se mezclan las cosas y una oculta la otra», ha denunciado los casos en los que «la fiesta oculta toda reivindicación y se mercantiliza de tal manera que a veces resulta vergonzoso».

Como cada año, EHGAM ha otorgado sus premios positivo y negativo, el ‘triángulo de oro’ y la ‘alpargata de trapo’. El tirón de orejas ha sido para la campaña tránsfoba de ‘Hazte Oir’ y el aplauso para la iniciativa primera de Chrysallis. La portavoz de este colectivo, Bea Sever, ha agradecido el premio. Preguntada sobre los avances a destacar, ha recordado la aprobación por parte del Gobierno de Nafarroa de la Ley de Igualdad Social LGTBI+ y ha mostrado su deseo de que esta regulación se exitienda, también, a la CAV.

La lucha por los derechos sexuales y de género sale hoy a las calles

Movilizaciones en las calles, declaraciones institucionales y actos de otra naturaleza se sucederán hoy en Euskal Herria, como en el resto del mundo, en el Día Internacional del Orgullo LGTBI, donde la lucha por los derechos sexuales y de género estará más presente que nunca a pesar de los intentos por mercantilizarla. Han sido convocadas manifestaciones en las cuatro capitales del sur del país para esta tarde mientras la marcha de Biarritz será el sábado.

La reivindicación de la diversidad sexual y la denuncia de toda expresión de homofobia estará hoy presente en numerosos actos y movilizaciones convocadas en Hego Euskal Herria. Distintas organizaciones advierten del intento del neoliberalismo por tratar de condicionar los resultados de años de lucha, visibilizando a una parte del colectivo y invisibilizando a otro.

En Bilbo, por ejemplo, la Coordinadora 28J se posiciona en contra de «estrategias institucionales y mercantiles», en relación del Bilbao Pride del pasado fin de semana. Reivindican la lucha contra «un sistema capitalista que sigue aplastándonos». «Somos diversos y vivimos experiencias muy diferentes, pero luchamos juntos y para beneficio de todos», proclaman.

La cita en el Botxo es, a las 19.30, en la plaza Elíptica, a la misma hora que la convocada en Donostia, en el Boulevard. La movilización de Gasteiz partirá, a las 20.00, desde la plaza de la Virgen Blanca. En Iruñea será, a las 19.00, desde la vieja estación de autobuses

La capital navarra cuenta desde ayer a la tarde con un centro en el Casco Viejo, en la calle San Gregorio número 28, promovido por el Ayuntamiento, en el que se informará, atenderá y apoyará a personas lesbianas, bisexuales, transgénero e intersexuales, así como a profesionales y colectivos interesados.

En Harrotu Centro LGTBI trabajarán tres profesionales que ofrecerán atención presencial, telemática y telefónica para informar, atender, apoyar, sensibilizar y generar espacios de encuentro y reflexión.

 

Autor de una agresión homófoba en Bilbo acepta su condena

El juicio que se iba a desarrollar ayer en un juzgado de Bilbo contra una persona acusada de haber golpeado en un ojo a un trabajador de su empresa por su condición sexual, al que despidió después de reincorporarse a su puesto de trabajo tras la baja, no llegó a celebrarse al aceptar su condena, asumiendo su responsabilidad civil y el año de alejamiento dictado. Acusación y Fiscalía pedían penas de cárcel.

La víctima tuvo que ser operada hace un año por las lesiones sufridas y al retornar tras la baja a la empresa, que da servicio a la administración pública, recibió la carta de despido.

El agredido, afiliado al sindicato LAB, estuvo arropado por integrantes de la central, que se concentraron ante la sede judicial para denunciar los hechos. Urtzi Ostolozaga advirtió que este tipo de agresiones son sistemáticas en los centros de trabajo, incidiendo en que las sucesivas reformas laborales han colaborado a que se sucedan estos delitos de odio. A.G.

Luces y colores para reivindicar los derechos del colectivo LGBT

Aunque la mayor parte de las celebraciones se reparten entre el pasado fin de semana y, sobre todo, el próximo, ayer fue el día exacto que conmemora los disturbios de Stonewall de 1969, que marcaron el inicio del movimiento de liberación homosexual.

El colectivo LGBTIQ+ utiliza los colores para hacer llevar sus reivindicaciones al gran público, valiéndose de un ambiente festivo y dejando atrás tiempos peores. Sin embargo, todavía quedan pasos que dar y por eso, cada 28 de junio, sale a la calle. Tomando de ejemplo sus colores, los ayuntamientos de Bilbo y Donostia se iluminaron ayer para mostrar su apoyo.

En Bilbo lanzaron la campaña “Somos. Amamos. ¡Y con orgullo!” para «volver a reivindicar la diversidad y la tolerancia cero ante la homofobia y la transfobia», mientras que en Donostia los autobuses de linea llevaron una bandera arcoíris, la misma que colgaron en el consistorio y que, recordaron, está pintada en una acera junto al centro Carlos Santamaría de la UPV-EHU.

En Gasteiz, todos los partidos municipales recordaron que «la orientación afectiva-sexual y la identidad de género siguen siendo objeto de persecución legal en muchos países» y citaron informes que señalan que «la homosexualidad está perseguida en 72 estados, y castigada con pena de muerte en 13 de ellos».

Por ello, reivindicaron 2017 como el año de «reconocimiento de los derechos humanos de las personas LGBT en el mundo». EH Bildu, Podemos e Irabazi colgaron en sus balcones de la casa consistorial la bandera multicolor, pues pese al consenso en la declaración institucional, el Gobierno municipal (PNV-PSE) no autorizó la colocación de la enseña en la fachada.

En Iruñea, los representantes de todos los grupos participaron en una concentración y en la colocación de la bandera en el ayuntamiento. También leyeron una declaración aprobada el pasado 19 de junio en la que se comprometen «a trabajar para ser una institución ejemplar en la lucha por la igualdad de derechos y la no discriminación por razón de orientación sexual y de identidad sexual o de género».

Aplausos para Chrysallis

Por otra parte, el colectivo EHGAM ha concedido este año el premio Triángulo de Oro a la asociación de familias de menores en situación de transexualidad Chrysallis por su campaña en favor de los derechos de los niños y niñas transexuales que lleva por lema “Hay niñas con pene y niños con vulva”. Como contrapartida, castigaron a la organización ultracatólica HazteOir con la mención Alpargata de Trapo.

Les Bascos fija una doble cita con la igualdad en Biarritz y Baiona

El colectivo LGBT Les Bascos organizará, el próximo sábado, la Marcha del Orgullo, en la que será la decimoséptima edición de esa iniciativa en favor de la igualdad. Tras la movilización que recorrerá las calles de Biarritz a partir de las 16.00 horas, habrá oportunidad de continuar con la fiesta reivindicativa, desde las 20.00 y hasta la madrugada en la Casa de las Asociaciones ( Glain ) en Baiona.

Cara a esa doble cita, que tiene por lema ˝La exclusión para nadie, la igualdad para todos”, representantes de Les Bascos remarcaron, ayer, en rueda de prensa algunos de los retos presentes. Citaron la persistente homofobia, en todos los ámbitos, con mención especial al riesgo añadido que viven las personas LGBT migrantes o las que residen en países en los que su identidad sexual es ilegal.

Por ello, emplazaron al nuevo gobierno galo a liderar la batalla por la despenalizacion universal de la homosexualidad. M.U.

Chrysallis recibe el Triángulo de Oro de EHGAM por la campaña en favor de niños transexuales

El colectivo vasco de homosexuales EHGAM ha concedido este año el premio Triángulo de Oro a la asociación de familias de menores en situación de transexualidad Chrysallis Euskal Herria por su «valiente» campaña en favor de los derechos de los niños y niñas transexuales «Hay niñas con pene y niños con vulva».

Campaña de Chrisallys.

La campaña de Chrysallis consistía en un cartel con un dibujo de cuatro niños -dos de ellos transexuales- desnudos, corriendo y sonriendo. Esta imagen, obra del ilustrador Kepa de Orbe, se colocó en las marquesinas de autobuses de las Bilbo, Donostia, Gasteiz, Iruñea y en el metro del 10 al 16 del pasado mes de enero.

El colectivo EHGAM, que concede anualmente el galardón Triángulo de Oro a las personas o entidades que consideran han estado en su misma lucha a favor del reconocimiento y la aceptación de la diversidad, ha valorado la campaña en tanto que «hacía claramente reflexionar sobre un hecho real», según ha afirmado uno de los fundadores y portavoz del movimiento EHGAM Imanol Álvarez.

Por contra, EHGAM ha «castigado» con la mención Alpargata de Trapo a la organización ultracatólica HazteOir por «propagar un discurso de odio hacia los niños y niñas transexuales, pretendiendo incluso negar su existencia».

HazteOir impulsó una campaña contra la transexualidad con un autobús que recorrió distintos puntos del Estado español con lemas como «Los niños tienen pene», «Las niñas tienen vulva», «Que no te engañen», «Si naces hombre, eres hombre» o «Si eres mujer, seguirás siéndolo» o «Dejad a los niños en paz».

En este sentido, Álvarez ha considerado «penoso que hoy en día se pueda hacer apología del odio» y ha calificado de «especialmente grave» la campaña llevada a cabo por HazteOir, dada la «tenacidad y violencia» demostrada.

La reivindicación de la diversidad, en las calles y en las instituciones

Las instituciones vascas se han sumado a las reivindicaciones del colectivo LGTBI en apoyo a la diversidad y han mostrado su repulsa a todo tipo de agresiones y discriminaciones contra las personas lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales. Ya por la tarde, las cuatro capitales de Hego Euskal Herria han acogido movilizaciones por la libertad y la diversidad.

Manifestación en Iruñea. (Iñigo URIZ/ARGAZKI PRESS

Bilbo, Donostia, Gasteiz e Iruñea han acogido durante la tarde movilizaciones en defensa de la libertad y en favor de la diversidad con motivo de esta jornada.

A lo largo de la jornada, el Gobierno de Lakua, el Parlamento de Gasteiz, diputaciones, cámaras forales y diferentes ayuntamientos han aprobado distintas declaraciones institucionales y han protagonizado actos con motivo de la celebración del Día del Orgullo.

El Ejecutivo de Lakua, a través del servicio público Berdindu!, ha celebrado que «tras años de lucha, el colectivo LGTBI es más visible, cada vez hay más armarios rotos y lo que es más importante, cada vez se construyen menos».

Ha lamentado que se siga teniendo que hablar de la discriminación que sufre este colectivo y ha puesto como ejemplo los campos de concentración en Chechenia y otros conflictos más cercanos, en los que «la visibilización del lesbianismo ha tenido como respuesta la expulsión de una cafetería o la agresión que sufrió una pareja de chicas».

El Parlamento de Gasteiz ha colocado en su fachada la bandera arco iris y ha recordado que este 28 de junio se conmemoran en todo el mundo las revueltas de Stonewall en el Greenwich Village de Nueva York en 1969, acontecimiento que supuso el nacimiento del movimiento de liberación LGBTI.

También las Juntas Generales de Araba han denunciado que, a pesar del reconocimiento de los derechos de estos colectivos, «todavía se escuchan discursos de odio y discriminatorios contra la orientación sexual y la identidad de género».

Por ello, han rechazado «los actos de discriminación y violencia» y, en particular, «los recientemente ocurridos en Murcia, donde se produjo un ataque intolerante contra la ‘Marcha del Orgullo’, en Valladolid, donde se agredió a una pareja gay, en Madrid y en la propia ciudad de Vitoria en las últimas semanas».

También en Gasteiz, su Ayuntamiento ha lamentado que la orientación afectiva-sexual sigue siendo «objeto de persecución legal en muchos países» y ha reivindicado 2017 como el año de «reconocimiento de los derechos humanos de las personas LGTBI en el mundo».

Además, EH Bildu, Podemos e Irabazi, han colgado de los balcones de la casa consistorial varias banderas que representan al colectivo LGTBI para denunciar que el Gobierno municipal (PNV-PSE) no ha autorizado la colocación de esta enseña en la fachada «por normativa interna».

En Iruñea, el Ayuntamiento se ha sumado a la jornada reivindicativa con una concentración en la que han participado representantes de todos los grupos municipales y la colocación de la bandera arcoiris en la fachada de la Casa Consistorial.

En esta concentración, que ha tenido lugar a mediodía a la Plaza Consistorial, la concejala de Igualdad y LGTBI, Laura Berro, en castellano, y la presidenta de la Comisión de Asuntos Ciudadano, Esther Cremaes, en euskera, han leído la declaración institucional aprobada el pasado 19 de junio en la Comisión de Asuntos Ciudadanos.

El texto recoge que el Ayuntamiento de Iruñea se suma a la celebración del Día del Orgullo LGTBI y se compromete «a trabajar para ser una institución ejemplar en la lucha por la igualdad de derechos y la no discriminación por razón de orientación sexual y de identidad sexual o de género y para ello impulsará las acciones necesarias encaminadas a combatir estas situaciones de discriminación».

Además, se solidariza «con todas las personas agredidas, menospreciadas o discriminadas de una u otra manera por su condición sexual o su identidad de género» y rechaza «todas las acciones sociales y políticas que van en contra de la igualdad real y efectiva».

En la concentración han tomado parte, entre otros, el alcalde de Iruñea, Joseba Asirón, la presidenta del Parlamento navarro, Ainhoa Aznárez, y representantes de todos los grupos municipales.

Las Juntas Generales de Bizkaia han mostrado su disposición a continuar trabajando para «ser parte activa de la lucha contra la discriminación» y en favor de «la visibilización» del colectivo de lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales.

Además, han animado a la población a «participar en cualquier acto de repulsa» contra ese tipo de ataques y criminalizaciones y se han ofrecido como «parte activa del movimiento LGTBI» para que su lucha «sea más visible».

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Bilbo ha decidido adherirse al manifiesto de Gobierno de Lakua en el que anima a los ciudadanos a denunciar las violaciones de derechos y los «discursos de odio» contra el colectivo LGTBI, y reafirma su compromiso en la defensa de la diversidad.

Tambien las instituciones guipuzcoanas también se han manifestado en defensa del colectivo LGTBI.

Así, la Diputación de Gipuzkoa ha renovado su compromiso con el colectivo LGTBIQ+ en un sencillo acto en el que han tomado la palabra varios dirigentes forales para leer una declaración institucional.

En este texto, la institución foral ha reiterado su apuesta por el desarrollo de políticas institucionales destinadas a «proteger y potenciar los derechos humanos» de este colectivo y se ha comprometido a lanzar un Plan de Convivencia en la Diversidad.

Protocolo

Además de todos estos actos institucionales, la asociación Transbollomarika Sarea ha presentado un protocolo de actuación en caso de agresiones contra personas del colectivo LGTBI, en el que anima a denunciar y a ponerse en contacto con su red para conseguir apoyo.

Zaldibar cuenta con sus escaleras LGTBI+

Zaldibar cuenta con sus escaleras LGTBI+ ( K. Doyle)

ZALDIBAR. Con motivo del Día Internacional de los Derechos de las Personas LGTBI+, el Ayuntamiento de Zaldibar pintó un mural con la bandera arcoíris en las escaleras del Parque José Antonio Agirre. Esta acción fue propuesta por un grupo de ciudadanos y del municipio y pretende mostrar simbólicamente la adhesión de Zaldibar a la lucha por la igualdad y a desarrollar una labor proactiva en la lucha contra la homolesbofobia y la transfobia, así como cualquier forma de discriminación. Foto: K. Doyle

EN LLEIDA Agreden a una pareja de lesbianas por besarse a las puertas de un bar

Los testigos intervinieron y consiguieron ahuyentar a los 6 atacantes que golpeaban a la pareja

Imagen de archivo del World Pride en Madrid. (EFE)

Los Mossos d’Esquadra buscan a seis personas acusadas de golpear e insultar a una pareja de lesbianas que se besaba en el exterior de un bar la noche del 24 de junio en Arbeca (Lleida).

LLEIDA. Según los Mossos d’Esquadra, las víctimas denunciaron que un grupo de seis personas, al parecer de nacionalidad rumana, les propinó golpes e insultos y se burló de ellas cuando las sorprendieron besándose en la calle, a las puertas de un bar.

Fue una mujer la que inició la agresión física, a la que enseguida se sumaron el resto de integrantes del grupo.

Gracias a la ayuda de testigos presenciales, pudieron detener la agresión, que causó heridas leves a las dos mujeres, que son vecinas de Lleida.

Los Mossos confían en identificar en breve a los agresores de este ataque homófobo, ya que se trata de un pequeño municipio de poco más de 2.200 habitantes.

Detenido por publicar tuits homófobos: “Hay que eliminar a los gais”

El arrestado, vecino de Palma, lanzó cientos de mensajes de odio por las redes sociales

Una calle del madrileño barrio de Chueca. EFE

La asociación Arcópoli dio la voz de alarma. “Hay que construir barracones, poner duchas con gas ciclón y eliminar a los homosexuales como si fuesen cucarachas”, había escrito un usuario en su cuenta de Twitter. “Hay que crear centros de reeducación moral para que los homosexuales se puedan curar su enfermedadad. Y, si no se curan, se cuelgan de grúas”, añadía en su perfil. Y, así, cientos de mensajes contra el coletivo LGTB y contra minorías religiosas y étnicas, a los que la policía ha puesto fin con la detención del vecino de Palma (Mallorca) que se escondía tras esta cuenta anónima. El arrestado, acusado de un delito de odio, había llegado a publicar más de 4.000 comentarios en esta red social; según han informado los investigadores.

“Este usuario tenía una intensa actividad en Twitter”, ha apuntado la Policía Nacional este martes, tras anunciar su arresto: “Muchos de los comentarios publicados tenían un caracter vejatorio contra las minorías”. Según el último informe del Ministerio del Interior, el pasado año se registraron en España un total de 1.272 casos de delitos de odio. De ellos, 230 incidentes (18%) se encontraban relacionados con la identidad u orientación sexual. Un número que experimentó un alza del 36% respecto a 2015.

Arcópoli denunció a finales de 2016 que se ha convertido, “tanto colectiva como individualmente”, en el objetivo de una campaña de acoso a través de las redes sociales. “Tenemos que ir a matarlos” y “esta bomba casera la usaremos contra ustedes”, son varios de los mensajes que han recibido sus miembros. El colectivo señaló entonces su preocupación por la “indefensión que se sufre en Twitter por los delitos de odio que se cometen”.

LOS MENSAJES DE ODIO ESCRITOS POR EL ARRESTADO

Entre los mensajes de odio lanzados por el detenido se encuentran los siguientes: “Por cierto, la expresión maricón no es un insulto, sino una palabra castellana muy castiza”; “El orgullo homosexual es una aberración moral. Debe estar prohibido. No se puede tolerar que las calles de España se llenen de maricones”; “El matrimonio homosexual es una aberración moral que atenta contra la ley de dios”; “Si yo fuera presidente, en España no habría maricones porque los iba a purgar como hizo Stalin con sus críticos”; “Me gustaría ver a estos maricones en Arabia Saudí o Irán, donde les cuelgan de grúas en campos de fútbol”; “Si yo fuese presidente, el colectivo LGTB estaría ilegalizado”; y “El proyecto de Adolfo Hitler era bueno para Europa. El problema es que Hitler fue demasiado impulsivo y no supo calcular los tiempos”.

Esto es lo que decía Rajoy sobre el matrimonio homosexual en 2005

Hace doce años que se aprobó el matrimonio homosexual en España, durante el gobierno de Zapatero. Con 187 votos a favor, el Congreso de los Diputados aprobó esta ley en junio de 2005, que otorga el derecho a las personas del mismo sexo no sólo a casarse, también a la adopción. El Partido Popular, ‘por sorpresa’, votó en contra.

Por aquel entonces, Rajoy predicaba que el matrimonio era y siempre había sido “una institución entre un hombre y una mujer para la procreación” y que le preocupaba aún más el tema de la adopción de homosexuales. “No tengo nada claro que un niño se eduque mejor y viva mejor en una unión de homosexuales”, agregaba.

A pesar de su firme opinión, el Partido Popular cedió a la presión de la ciudadanía española ante estas ideas. Probablemente le saldría más caro oponerse. Esta semana se celebra la fiesta mundial del Orgullo Gay en Madrid, proclamando los derechos del colectivo LGTBI.