Maroto se casará finalmente en su despacho en un acto “íntimo”

El exalcalde de Vitoria varía sus planes de boda ante el revuelo que ha suscitado la ceremonia a la que está previsto que acuda Rajoy

Javier Maroto, vicesecretario general del PP, en la comparecencia ante los medios en el Ayuntamiento de Vitoria

Javier Maroto, vicesecretario general del PP, en la comparecencia ante los medios en el Ayuntamiento de Vitoria. / L. RICO

El vicesecretario general del PP y exalcalde de Vitoria, Javier Maroto, ha anunciado esta mañana que contraerá matrimonio con su Josema Rodríguez, su pareja desde hace 19 años, en un acto “privado” en el despacho municipal de su partido en el Ayuntamiento de Vitoria, y no en el salón de ceremonias del Consistorio, como inicialmente había previsto.

Maroto ha tenido que variar los planes de su boda ante el revuelo que ha generado esta ceremonia, a la que tiene prevista su asistencia el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Su idea inicial era reunir a unos 275 invitados en uno de los salones nobles del Ayuntamiento de la capital alavesa. Sin embargo, ha decidido cambiar el lugar por la enorme expectación que está generando la boda y las quejas que ha planteado Podemos, que criticó la decisión de Maroto de casarse un viernes, fuera de los días establecidos para este tipo de eventos, y le exigió que corriera con los gastos de la boda civil.

El exalcalde ha anunciado que renuncia a casarse en el salón de bodas municipal y que lo hará en su despacho en un acto “privado” cuya hora aún no ha sido dada a conocer. “Será a lo largo del día de mañana en compañía de mis amigos y familiares”, ha dicho el dirigente popular. El cambio se debe, según ha explicado, a que no quiere “entorpecer el trabajo de los funcionarios” y no causar molestias en el edificio municipal.

La boda de Maroto con Josema Rodríguez ha suscitado voces encontradas en el seno del PP. Un sector del partido ha expresado su disconformidad con la asistencia de Rajoy al enlace porque su presencia podría interpretarse como una incoherencia con la posición que ha mantenido el PP al recurrir ante el Tribunal Constitucional la ley que permite el matrimonio homosexual.

Maroto ha asegurado que siente el respaldo de su partido y espera que su boda se entienda como un hecho de “absoluta normalización”. Para Maroto, el recurso que el PP presentó en 2005 ante el Constitucional “ya no es el debate de hoy” y ha asegurado que la sociedad española está “preparada para entender estas cuestiones”.

La procesión burlesca del ‘Santísimo Coño Insumiso’ llega a los tribunales

Sevilla 1/5/14 Procesion del Co–o Insumiso en el dia del trabajor. Foto: Laura Leon

Una procesión del ‘coño insumiso’ en Sevilla.// LAURA LEÓN

Una juez de Sevilla ha citado a declarar como imputados este jueves al secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT) en Sevilla, Miguel Sevillano, y al secretario de Organización de la CGT en Andalucía, Félix Cervera, por un presunto delito contra los sentimientos religiosos.

Fuentes del caso han informado a Europa Press de que la juez de Instrucción número 10 de Sevilla ha citado a declarar a ambos después de que la Asociación de Abogados Cristianos se querellara contra ellos por un delito contra los sentimientos religiosos en concurso con un delito de provocación a la discriminación, al odio y a la violencia por motivos referentes a la religión o creencias. Según CGT, los católicos denunciantes les piden tres años de prisión.

UN ANARCOFRADÍA MUY PECULIAR

Fue el 10 de abril de 2014 cuando la autodenominada Anarcofradía del Santísimo Coño Insumiso y el Santo Entierro de los Derechos Sociolaborales realizaba su salida procesional en Sevilla. Sin incienso, sin monaguillos y sin saetas. Pero con reivindicaciones. La Confederación General de Trabajadores (CGT) realizó una original protesta “contra la represión sindical” en la empresa de transportes Damas, con una procesión en la que sacaron a la calle un ‘Coño Insumiso’ vestido de virgen y un ataúd donde se hallaban los derechos sociales y laborales de los trabajadores.

La procesión discurrió desde la sede de la CGT hasta la Estación de Autobuses Plaza de Armas, donde se encuentra la empresa de autobuses Damas en Sevilla, responsable, según explicaron, de despedir a varias personas de su plantilla “por exigir el cumplimiento” de los derechos laborales básicos.

En la querella, consultada por Europa Press, dicha asociación relata que los hechos ocurrieron ese 10 de abril, cuando miembros del sindicato “convocaron, organizaron y realizaron” una manifestación titulada ‘Procesión del santísimo coño insumiso’ y del ‘santo entierro de los derechos socio-laborales’, que partió de la sede de la CGT en Sevilla.

Ya el 1 de mayo de 2014, se convocó nuevamente por la CGT una manifestación “semejante a la anterior”, indica la asociación, que añade que, en dichas manifestaciones, “se recreaban procesiones de Semana Santa, escenificadas en tono de burla”, todo ello “a ritmo de tamborada y presidida por el ‘paso’ de una vagina de plástico de un par de metros de altura a modo de Virgen, portada en andas”.

“MOFA” Y “ESCARNIO”

Además, y según la querella, “también se realizaron proclamas como que ‘hay que quemar la Conferencia Episcopal’ o ‘La Virgen María, también abortaría’”, todo ello “mientras la manifestación pasaba por delante de varias iglesias”.

La asociación indica que, “supuestamente, el objetivo de la manifestación era protestar por el despido discriminatorio hacia una mujer que trabajaba en una empresa, así como reclamar la mejora de los derechos sociolaborales, temas lógicos tratándose de un sindicato laboral”, pero“dichas reivindicaciones nada tienen que ver con la Iglesia Católica, y mucho menos justifican su escarnio, mofa e incitación a la violencia”.

CONCENTRACIÓN DE REPULSA

De su lado, la CGT ha emitido una nota de prensa en la que asevera que el escrito presentado por la acusación “solicita la aplicación de la pena máxima prevista para estos asuntos, en este caso de tres años de prisión, así como una multa de elevada cuantía, por algo tan subjetivo y anacrónico como es ofender los sentimientos religiosos”.

Por ello, había convocado este mismo jueves, a partir de las 10,00 horas, una concentración de repulsa ante los juzgados del Prado de San Sebastián. “Tenemos que ser muchos los que ante estos ataques a la libertad de expresión digamos ¡basta ya! No entendemos cómo la justicia española del siglo XXI se presta a seguir el juego a estos señores que pretenden convertir a la judicatura para estos casos en un nuevo y renovado tribunal de la Inquisición”, afirmaban.

La boda gay de Maroto rompe moldes en el PP

Rajoy figura entre los 275 invitados que asisten mañana a la boda del exalcalde de Vitoria con Josema Rodríguez, a pesar de que su partido recurrió ante el Constitucional la ley del matrimonio homosexual. Los políticos que ‘salen del armario’ abarcan ya casi todo el arco parlamentario

Javier Maroto y Josema Rodríguez.

Javier Maroto y Josema Rodríguez.

Noche de elecciones municipales. 24 de mayo. Radiante de felicidad, Javier Maroto comparece en público tras obtener un holgado triunfo en Vitoria, que le permitirá conservar la alcaldía salvo un improbable acuerdo entre todos los demás partidos. Improbable, pero real apenas veinte días más tarde. Sonriente y relajado, con un apoyo reforzado su apoyo en las urnas tras una campaña a cara de perro, confiesa: “Doy las gracias a mi familia por todo su esfuerzo y el apoyo que me han dado”. “Y especialmente -añade-, a Josema, por estar siempre a mi lado”. Josema, lo saben todos los presentes, es su novio. Y su marido dentro de unas pocas horas. El flamente vicesecretario Sectorial del PP, uno de los hombres en los que ha confiado Mariano Rajoy para revitalizar la imagen de su partido y afianzarse en el poder en los comicios generales de diciembre, dará este viernes el ‘sí quiero’ a Josema Rodríguez, interventor general del Ayuntamiento de Durango, con el que mantiene una relación desde hace 19 años. Una ceremonia que pretendía ser íntima y cuyos ecos, en cambio, han sacudido las bases de su partido.

Los novios se intercambiarán los anillos en el salón de ceremonias del Ayuntamiento de Vitoria, en una boda que será oficiada por el concejal popular Miguel Garnica. Un grupo de txistularis pondrá la música. Todo por 150 euros. Hasta el restaurante El Caserón, en el alto de Armentia, se desplazarán para el banquete 270 invitados. El más destacado, Mariano Rajoy.

La presencia del presidente del Gobierno ha generado controversia en el Ejecutivo y en las filas del PP, donde dirigentes cercanos a la ortodoxia de la Iglesia católica no veían con buenos ojos que asistiera a una boda homosexual. Máxime cuando la ley que regula el matrimonio gay -instaurada en el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero y a la que se acoge Maroto- fue censurada hasta el extremo por el Partido Popular, que la tiene recurrida ante el Tribunal Constitucional. Rajoy ha deshojado la margarita hasta última hora y, aunque podía haberse escudado en problemas de agenda, al final ha optado por acudir a la ceremonia; una actitud que chocará a los sectores más tradicionales del PP, pero que, a apenas tres meses de las elecciones generales, reforzará sus perfiles más centristas.

Antes de que Rajoy confirmara su asistencia, anunció la suya Arantza Quiroga, la presidenta del partido en Euskadi, quien nunca ha ocultado sus profundas ideas religiosas.

Maroto ha ejercido con frecuencia de ‘verso suelto’ en el PP, del que hoy es un destacado dirigente con proyección nacional. Por ejemplo, no ha compartido ni la actitud de su propio partido con el matrimonio homosexual ni su oposición a la energía nuclear. De hecho, se saltó la disciplina de voto y apoyó el cierre de la central de Garoña, cuya permanencia defiende el Gobierno de Rajoy.

Los precedentes

Antes que Maroto, Iñaki Oyarzábal ya marcó un precedente hace tres años. El por entonces secretario general del PP vasco fue el primer dirigente de la formación en declararse sin tapujos homosexual. No es que antes se hubiese escondido; no eran pocos los actos a los que acudía con su pareja. Tras consultarlo con Antonio Basagoiti, que presidía en aquellas fechas a los populares de Euskadi, ‘salió del armario’, lo que le granjeó las felicitaciones del exministro Alberto Ruiz-Gallardón y hasta de la socialista Elena Valenciano.

Los pioneros en ir al altar, en cambio, fueron los socialistas Ernesto Gasco e Iñigo Alonso. El primero, viceconsejero de Transportes y Obras Públicas entre 2009 y 2012 y actualnmente concejal en San Sebastián; el segundo, edil en el Ayuntamiento de Lasarte-Oria por aquel entonces. La pareja contrajo nupcias en dos ocasiones: fueron los primeros que en 2003 se sirvieron de la Ley de Parejas de Hecho del Parlamento vasco, aunque aquello no fuera considerado un matrimonio. El mismo honor se llevaron dos años más tarde, cuando pasaron por el Ayuntamiento de San Sebastián en cuanto la legalización de las uniones homosexuales fue un hecho. “El lehendakari me suele comentar siempre la anécdota de que Zapatero le dijo que, si tenía alguna duda a la hora de aprobar la ley, se le quiotaron viendo lo felices que estaban nuestras amatxos aquel día”, comentó un tiempo más tarde.

Poco después, le tomó el relevo Iñigo Lamarca en el consistorio gipuzcoano. El antiguo Ararteko acaba de celebrar su décimo aniversario junto al riojano Sergio Iñiguez, con quien se casó el 9 de octubre de 2005. Desde que Lamarca se reconciliase consigo mismo -tras una adolescencia de negación sexual-, jamás ha conocido impedimentos a la hora de hablar de su condición. “La conciencia de ser homosexual me creó un sentimiento de culpa pero, más tarde, me hizo rebelde”, confesó a este diario durante una íntima conversación la que charló sin tapujos sobre su experiencia y de lo más íntimo.

Entre los invitados a la boda de Lamarca, el recién fallecido Pedro Zerolo, que contrajo matrimonio con Jesús Santos, esposo y compañero durante veinte años y hasta el último de sus días, cuando el cáncer de páncreas se llevó al activista y dirigente del PSOE. El militante socialista luchó contra la enfermedad con tanta fiereza como contra la homofobia y las injusticias sociales. “El activismo ha sido clave en mi vida. He salido de muchos armarios: como gay, migrante, ateo, republicano…”, aseguró cuando arrancaba su tratamiento de radioterapia.

Pioneros

En julio del año pasado, el parlamentario del PNV Iñigo Iturrate se intercambió las arras con Guillermo Pardavilla. Como oficiante, Ibon Areso, aún alcalde, y la cúpula del PNV como invitados a una ceremonia íntima y con poco público. El ‘destape’ de Iturrate fue más complicado, con esposa e hijos de por medio en el momento de hacerle frente a su verdadero yo. “Lo hice público por algo personal, no quería vivir una mentira. Al fin y al cabo, yo no me separaba porque hubiese fracasado una relación, por lo que en su momento creí conveniente dar una explicación a mis hijos y mi entorno”, reconoció en una entrevista con EL CORREO. Corría el año 2009. .

Al día siguiente, el consejero de la Generalitat Santi Vila hacía lo propio con su novio, el chef ítalo-brasileño Rafael Vertamatti, en los jardines del Castillo de Perelada (Girona). El miembro de Convergencia Democrática de Cataluña se convirtió en el primero de su partido en contraer matrimonio con una persona de su mismo sexo, rodeado de 200 invitados y textos de Óscar Wilde, de ‘El Principito’ y de la Biblia.

Muy cerca, en Barcelona, Jaume Collboni se convirtió en el primer candidato gay de la historia a la alcaldía de la Ciudad Condal. El concejal del PSC está casado con Óscar Cornejo, director de la productora La Fábrica de la Tele, con un currículum entre los que destacan programas de brutal ‘share’ como ‘Sálvame’ o ‘La Noria’. Con lo que eso conlleva: un pomposo enlace con toda la flor y nata de la controvertida cadena. Jorge Javier Vázquez, Mila Ximénez, Belén Esteban…

Junto a Vila y Collboni, Miquel Iceta, secretario general del PSC, cierra el triunvirato de los políticos catalanes abiertamente gays y con más peso político en la comunidad autónoma. Iceta fue, más que ninguno, un adelantado a su tiempo al confesar al mundo su homosexualidad allá por 1999. Aprovechó entonces un programa de los socialistas sobre la libertad sexual: “No podía negarme, más cuando mi pareja me animaba a hacerlo”, ha llegado a admitir.

En Andalucía, Antonio Maíllo se coronó como el primer candidato gay a la Junta de Andalucía (“que se sepa”, bromea él). Abiertamente homosexual, llegó a ser calificado como Zerolo andaluz, ante lo que el de Izquierda Unida marcaba distancias: “ A mí me lo llaman con connotaciones muy diferentes. Me llama la atención si sirve como referente positivo para normalizar la situación”. ¿Y cuándo sucederá eso? Ya lo decía Maroto, cuando deje de ser noticia.

Podemos denuncia que Maroto se case un día distinto al establecido para bodas

El alcalde de Vitoria, Javier Maroto (i) pasea con su novio Josema Rodríguez (d) por el parque del Prado en Vitoria.

Javier Maroto pasea con su novio Josema por un parque de Vitoria. ARABA PRESS

La marca de Podemos en Vitoria, Sumando-Hemen Gaude ha denunciado hoy el “favoritismo” que supone que la boda de portavoz del PP en el Ayuntamiento de Vitoria y vicesecretario sectorial del partido, Javier Maroto, se celebre un viernes y no un sábado, día de la semana establecido en el consistorio para oficiar matrimonios.

El ex alcalde de la capital alavesa se casa este viernes por la tarde en el consistorio, en una ceremonia civil a la que asistirá como invitado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

En un comunicado, el grupo de Sumando-Hemen Gaude, marca con la quePodemos accedió al consistorio en las elecciones municipales, ha recordado queel Ayuntamiento celebra bodas sólo los sábados.

Por ello, ha criticado que Maroto “eche mano de su estatus” para poner el consistorio “a su disposición y poder casarse un viernes por la tarde y no un sábado”.

Esta formación se ha preguntado si ha sido el actual alcalde, Gorka Urtaran, el que ha autorizado esta “prerrogativa”, y ha reclamado que todos los gastos que se deriven de la apertura de consistorio el viernes por la tarde corran a cargo de Maroto.

Fuentes del actual Gobierno municipal del PNV han explicado a Efe que la bodas civiles comenzaron a regularse en 1995 y que desde esa fecha los decretos que les afectan han ido modificándose y adaptándose a las necesidades sociales. La última reforma, la actualmente vigente, data de 2011.

Según este decreto, el día establecido para estos enlaces que ofician los concejales es el sábado, en horario de 12.00 a 13.30 y de 18.30 a 19.30 horas.

No obstante, han explicado que se han dado 147 excepciones al haberse celebrado bodas fuera de las horas determinadas por decreto. De esas 147 ceremonias, 11 no se oficiaron en sábado.

La voluntad del Ejecutivo municipal de Gorka Urtaran es acabar con las excepciones y para ello próximamente va a proponer ante la Junta de Portavoces del consistorio que las bodas se atengan siempre a lo establecido en el decreto vigente en cada momento.

Las mismas fuentes han negado que haya sido la actual corporación la que haya autorizado que el enlace de Maroto se celebre un viertes, tal y como ha sugerido Sumando-Hemen Gaude.

Así, han señalado que el escrito de petición formal de este fecha se registró el pasado 4 de junio -aunque de manera oral se hizo antes-, cuando la actual corporación se constituyó nueve días después, el 13 de junio.

Mariano Rajoy convierte la boda de Maroto en la gran cita social del PP

El alcalde de Vitoria, Javier Maroto (i) pasea con su novio Josema Rodríguez (d) por el parque del Prado en Vitoria.

Javier Maroto y su pareja José Manuel Rodríguez caminan por el Paseo de La Senda de Vitoria. ARABA PRESS

El presidente del Gobierno Marino Rajoy y su esposa Elvira Fernández serán dos de los 270 invitados que participarán el próximo viernes día 18 a partir de las 20.00 horas en el enlace matrimonial entre el vicesecretario general del PP y ex alcalde de Vitoria Javier Maroto y su pareja José Manuel Rodríguez. Maroto, que planificó en primavera esta ceremonia como un encuentro prácticamente familiar, ha visto como su designación como vicesecretario sectorial del PP ha desbordado todas sus previsiones iniciales y la confirmada presencia del presidente Mariano Rajoy dará un cariz totalmente distinto a esta ceremonia. El concejal Miguel Garnica, en delegación del alcalde de la ciudad Gorka Urtaran, y el senador Jorge Ibarrando serán los encargados de dirigir una ceremonia que se celebrará en el Ayuntamiento de Vitoria.

El ex alcalde de Vitoria Javier Maroto intentará mañana jueves cerrar los últimos flecos del enlace que el próximo viernes congregará a Vitoria a casi 300 invitados primero en el salón de ceremonias del Consistorio vitoriano y, posteriormente, en el restaurante El Caserón ubicado en el alto de Armentia. La confirmación de la presencia del presidente del Gobierno Mariano Rajoy y de su esposa, del ministro de Sanidad Alfonso Alonso junto y de los ya confirmados dirigentes nacionales del PP Pablo Casado y Andrea Levy más un importante número de miembros del PP vasco como Arantza Quiroga, Nerea Llanos,Iñaki Oyarzábal y todo el grupo municipal convertirán el enlace en la gran cita del PP al margen de sus compromisos políticos.

Una boda civil que se desarrollará el viernes después de que el propio Javier Maroto hubiera reservado esta fecha y comunicado al actual alcalde Gorka Urtaran con posterioridad la conveniencia de evitar que el enlace condicionara el desarrollo de las bodas que cada sábado tanto durante la mañana como por la tarde se realizan en el Consistorio vitoriano. Alrededor de 250 enlaces se ofician en Vitoria y en ellos intervienen tanto los concejales o el propio alcalde como funcionarios municipales y un grupo de cuatro txistularis. La contratación de todo el servicio tiene un coste por ceremonia de 150 euros aunque en el caso de la boda de Javier Maroto y de su pareja los servicios de protocolo y de seguridad tendrán que aumentarse ante el número de invitados, la presencia de medios de comunicación y de curiosos.

El Consistorio vitoriano tendrá, además, que habilitar espacios complementarios para seguir una ceremonia en la que se prevé la participación de amigos y familiares de una pareja que durante los últimos 19 años han convivido con normalidad pero cuya relación ha centrado el interés mediático y público tras el anuncio realizado el 6 de junio por Javier Maroto de que se casaría con José Manuel Rodríguez tras el verano.

La presencia de Rajoy y su esposa en Vitoria se limitará a este acto dentro de su agenda privada y no está previsto ningún encuentro con el lehendakari Iñigo Urkullu que sí que acogió al presidente de Extremadura Guillermo Fernández Vara en el palacio de Ajuria Enea el pasado 29 agosto aprovechando que el ‘barón’ socialista también viajó a Euskadi para acudir a la boda de un familiar. Rajoy y Urkullu no se reúnen desde el 15 de septiembre de 2014.

El PP no sabe explicar por qué Rajoy asiste a una boda gay

Mariano Rajoy, junto a Javier Maroto.

Mariano Rajoy, junto a Javier Maroto.

Una década de ataque contra la legalización del matrimonio homosexual han convertido en paradójico, polémico y hasta simbólico que Mariano Rajoy acuda a lo que es una boda como cualquier otra. Una boda que, sin embargo, si Rajoy hubiera tenido éxito en su recurso ante el Tribunal Constitucional, su vicesecretario Javier Maroto no podría haber celebrado.

“Espero que este asunto no tenga recorrido mediático. Lo deseo como ciudadano, representante público y miembro del PP”. Tres días antes de casarse, Maroto expresaba su deseo de que su boda quedara como “un asunto doméstico” y no provocara polémica. Pero la historia pesa y la polémica ha surgido hasta dentro de su propio partido, en el que algunos miembros del Gobierno opinaron que era mejor que el presidente no asistiera.

“Que no lo llamen matrimonio” era el mantra con el que el PP trataba de explicar su oposición a la ley promovida por José Luis Rodríguez Zapatero. Los conservadores insistían por entonces en que el problema era el término y no la equiparación de derechos entre heterosexuales y homosexuales que el Congreso aprobó en junio de 2005 con los votos del PP en contra. Solo Celia Villalobos se desmarcó de la disciplina de su partido y votó a la modificación del Código Civil.

Desde el equipo de Maroto en Génova se aseguraba este martes que el novio se había enterado “por un medio de comunicación” de que finalmente Rajoy asistiría al enlace junto a su esposa. Las mismas fuentes explicaron que el exalcalde de Vitoria no quería hacer ninguna declaración sobre el asunto ni confirmar o desmentir la lista de invitados. El propio Maroto confesó tener “la cabeza un poco mareada” por el asunto, pero insistió en que ese debate está superado. “Si no hubiese estado de acuerdo con la ley, el PP la habría modificado con su mayoría absoluta. Y si no lo ha hecho es porque considera que esa ley se ajusta a derecho y es asumida y reconocida”, defendió el dirigente del PP.

Cuando el PP presentó el recurso, en septiembre de 2005, lo firmaron 72 diputados. Fueron 22 más de los necesarios. El tribunal no sentenció hasta 2012 que el matrimonio gay respetaba la Constitución. En ese lapso de siete años, la posición de Rajoy fue variando. En 2010, a la pregunta de si mantendría la ley si llegaba al poder aunque el TC la avalara, Rajoy contestó tajante: “No”. La discusión interna sobre cómo se percibiría la iniciativa obligó a Rajoy a asumir personalmente la decisión política: “Entre la ley y el oportunismo político, yo siempre estaré con la ley”

Tres años antes, en abril de 2007, Rajoy tuvo que contestar sobre este tema en el programa Tengo una pregunta para usted. Un ciudadano le preguntó si se sentiría orgulloso de su hijo en el caso de que fuera gay y quisiera casarse. “Si mi hijo fuera homosexual, asistiría a su boda, pero le aconsejaría una unión de hecho”, contestó.

Ángeles Álvarez, portavoz parlamentaria del PSOE en materia de Igualdad, calificó de “impúdico” pero también de “pedagógico” el hecho de que Rajoy vaya a asistir al enlace. La diputada tuiteó lo contradictorio que le parece que el presidente “celebre en público lo que persigue en privado”.

angeles alvarez boda maroto

Otra socialista, Trinidad Jiménez, celebró que el presidente “disfrute de las bodas a través de leyes que ha hecho posible el PSOE”. Del PP, el presidente del Congreso, Jesús Posada, declaró que le parece “muy bien” que asista el presidente porque “cada uno va a las bodas de sus amigos que le parecen adecuadas”. Celia Villalobos calificó de “miserable que el PSOE y algunos medios utilicen la boda”. Otro de los invitados al enlace, Pablo Casado, se negó a comentarlo y lo redujo a un “asunto personal”.

Un 52,6% de las adolescentes cree que en una relación el hombre debe proteger a la mujer

Pintada en un instituto de Madrid

Pintada en un instituto de Madrid. JAVIER BARBANCHO

Hagan la prueba. Si alguien les dice que ha conocido a una persona que es muy “sensible, responsable, tierna y que se preocupa por su imagen” piensan que está hablando de ¿un hombre o una mujer? La mayoría de los adolescentes españoles se decantan por la opción femenina, porque esas características forman parte de los estereotipos de género que aún persisten en la sociedad.

Las chicas no son guerreras, como dice la canción, sino que aceptan que ellos lleven el control de las relaciones, porque es el rol que les corresponde, y un 52,6% de ellas cree que el varón debe proteger a la mujer, porcentaje que asciende al 67% en el caso de ellos.

Son sólo algunos datos que se desprenden del informe ‘¿Fuerte como papá? ¿Sensible como mamá? Identidades de género en la adolescencia’, realizado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, un centro privado creado por la FAD (la Federación de Ayuda contra la Drogadicción). A través de una encuesta a 2.512 adolescentes escolarizados de 14 a 19 años, el documento estudia los estereotipos que existen en la juventud española con respecto a la identidad de género, cómo estos afectan a su visión de las relaciones de amistad, de pareja y sexuales.

“Es un tema muy importante para el progreso de la sociedad”, explicaIgnacio Calderón, director general del Centro. “Los datos muestran que estamos todavía demasiado atrás, porque parecía que habíamos avanzado mucho más. Y algo se ha avanzado, pero aún falta”, añade.

Entre las cifras más preocupantes figura la existencia de violencia -del tipo que sea- dentro de la pareja. Una gran mayoría de adolescentes y jóvenes españoles (superior al 80%) afirma conocer o haber conocido algún acto de violencia en parejas de su edad. Son mayoritarios los actos relativos al control. El 62,9% conoce a chicas que revisan el móvil de su novio, porcentaje del 58,6% en el caso de ellos. Sin embargo, son los chicos quienes dicen a sus novias con más frecuencia con quién pueden hablar. En ellos son más habituales la intimidación, el control personal y emocional, la violencia física y verbal o la violación de la intimidad.

En cuanto a los insultos, un 37,6% de los jóvenes conoce a chicos de su entorno que los ejerce contra sus parejas y un 28,6% señala a las chicas. También un 28,4% de ellos dice saber de jóvenes que pegan a las chicas y un 20% conoce a varones que amenazan a su novia con hacerla daño si le deja.

Los encuestados identifican una media de cinco actos por persona de violencia ejercida por chicos y una media de 3,7 actos de violencia ejercida por chicas.

violencia contra la pareja

Lenta revolución hacia la igualdad

“La raíz de la violencia en la pareja tiene que ver con la actitud de exclusividad, posesividad… y éstas son compartidas y percibidas por ambos sexos. Lo que ocurre es que los actos de violencia son más frecuentes y más graves en los hombres. El hecho de que la mujer reclame más libertad descoloca al varón, rompe el estereotipo y éste puede reaccionar con violencia”, explica Eusebio Megías, director técnico del Centro Reina Sofía.

También indica que a esa edad “las chicas tienen la sensación de tener que elegir entre ser una chica fácil o quedarse fuera del mercado. Y el no saber cómo comportarse les genera tensión. Ellos no tienen esta presión, porque piensan que pueden dar salida a sus instintos, que son más primarios, que esto está socialmente aceptado y está bien”, indica el investigador, que recalca que “estos tópicos marcan mucho las relaciones”.

La visión adolescente de la pareja ha sufrido una “revolución hacia la igualdad”, pero ésta no se ha producido en la práctica “de forma homogénea”. Megías explica que “es difícil encontrar a gente que no defienda la igualdad, que no diga que hombres y mujeres tienen los mismos derechos, pero siguen existiendo gestos que se apoyan en los tópicos estereotipados para defender actos de desigualdad”. Ellas son más sensibles que ellos a la hora de defender y señalar la desigualdad de género.

Noviazgo precoz en el que él toma la iniciativa

Entre los adolescentes españoles de 14 a 19 años, aproximadamente un 80% ha tenido alguna relación de pareja (82% de chicas frente al 78%) La primera pareja se tiene entre los 13 y 14 años, aunque ellos son más precoces. El 46% de los varones afirma tener su primera novia entre los 10 y los 13 años.

Eusebio Megías indica que “en la adolescencia los chicos y chicas están buscando su identidad y es importante ver qué tópicos perviven, porque influyen en sus relaciones”. Así, “además del práctico consenso sobre la importancia de la fidelidad, que comparten hombres y mujeres”, se da la convicción de que “ellos siempre quieren y son menos fieles”. De hecho, el 65,9% de los varones da mucha importancia a las relaciones sexuales, frente al 45% de las chicas.

Respecto a quién debe tomar la iniciativa en las relaciones sexuales, casi el 60% de los jóvenes afirma que “se debe tomar juntos”, pero en la práctica deciden ellos en el 46,9% de las veces. Sin embargo, en el caso de insistir para usar métodos anticonceptivos son ellas las que llevan la voz cantante, en el 47,2% de los casos frente al 9,4% de veces que insisten ellos. En otro 31,4% se toman juntos.

En el ámbito laboral y el hogar

El documento muestra que es generalizado que los jóvenes perciben que existen diferencias de oportunidades entre chicos y chicas a la hora de encontrar trabajo. El 58,2% de ellas y el 49,2% de ellos afirman que las mujeres lo tienen mucho peor en este ámbito.

Y aunque es superior el porcentaje que cree que el trabajo fuera de casa es necesario para ser independiente, hay minorías muy significativas que creen que la vida familiar se resiente con el trabajo externo de la mujer. Así lo piensa un 26% de las chicas frente a un 20,3% de los chicos. Además, casi el mismo porcentaje de chicos y chicas (38,8 y 38,5%) considera que ser ama de casa es igual de gratificante que trabajar fuera.

Los 10 estereotipos más aceptados en la adolescencia

Informe sobre identidades de género en la adolescencia

¿Qué es ser chico y qué ser chica? ¿Cómo debe comportarse cada uno? ¿Cómo influyen los roles preconcebidos en las relaciones personales y sociales? En la adolescencia, cuando las personas están construyendo su identidad, los estereotipos y los tópicos marcan los noviazgos, las amistades y la vida en general.

El informe ‘¿Fuertes como papá? ¿Sensibles como mamá? Identidades de género en la adolescencia’, realizado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, un centro privado creado por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), entre 2.514 jóvenes de entre 14 y 19 años, desvela cuáles son los roles y los referentes estereotipados asumidos por este grupo de población.

Estos son algunos de los estereotipos más asumidos entre los jóvenes, tanto por ellos como por ellas:

  1. Las chicas son sensibles, tiernas, responsables, trabajadoras y preocupadas por la imagen. Los chicos son dinámicos, activos, autónomos, emprendedores, posesivos y superficiales.
  2. Revisar el móvil de la pareja es normal.
  3. Ellas son más capaces de comprender a los demás, de dar cariño y de reflexionar, además de más espirituales. Ellos son mejores para el deporte, más decididos, más hábiles con la tecnología y máscapaces de enfrentar problemas.
  4. Los adolescentes consideran que las relaciones entre chicas son más conflictivas. La amistad entre chicos es más sincera y leal.
  5. Con las chicas se comparten mejor los intereses más afectivos (amorosos, sexuales y familiares) Con los chicos se comparten preocupaciones generales (amigos, estudio, trabajo…)
  6. En cuanto a las relaciones, la mayoría (59,4%) piensa que el chico debe proteger a la chica.
  7. La fidelidad es lo más importante en la pareja
  8. Ellas relacionan el sexo con el afecto. Ellos con diversión y con su “naturaleza”. Los jóvenes de ambos sexos piensan que ellos siempre quieren.
  9. El machismo está presente en otras generaciones, pero no en ellos.
  10. De cara al futuro, lo más importante es tener ingresos propios y formar la propia familia.

@iflantigua

Los 10 estereotipos más aceptados en la adolescencia

Informe sobre identidades de género en la adolescencia

¿Qué es ser chico y qué ser chica? ¿Cómo debe comportarse cada uno? ¿Cómo influyen los roles preconcebidos en las relaciones personales y sociales? En la adolescencia, cuando las personas están construyendo su identidad, los estereotipos y los tópicos marcan los noviazgos, las amistades y la vida en general.

El informe ‘¿Fuertes como papá? ¿Sensibles como mamá? Identidades de género en la adolescencia’, realizado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, un centro privado creado por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), entre 2.514 jóvenes de entre 14 y 19 años, desvela cuáles son los roles y los referentes estereotipados asumidos por este grupo de población.

Estos son algunos de los estereotipos más asumidos entre los jóvenes, tanto por ellos como por ellas:

  1. Las chicas son sensibles, tiernas, responsables, trabajadoras y preocupadas por la imagen. Los chicos son dinámicos, activos, autónomos, emprendedores, posesivos y superficiales.
  2. Revisar el móvil de la pareja es normal.
  3. Ellas son más capaces de comprender a los demás, de dar cariño y de reflexionar, además de más espirituales. Ellos son mejores para el deporte, más decididos, más hábiles con la tecnología y máscapaces de enfrentar problemas.
  4. Los adolescentes consideran que las relaciones entre chicas son más conflictivas. La amistad entre chicos es más sincera y leal.
  5. Con las chicas se comparten mejor los intereses más afectivos (amorosos, sexuales y familiares) Con los chicos se comparten preocupaciones generales (amigos, estudio, trabajo…)
  6. En cuanto a las relaciones, la mayoría (59,4%) piensa que el chico debe proteger a la chica.
  7. La fidelidad es lo más importante en la pareja
  8. Ellas relacionan el sexo con el afecto. Ellos con diversión y con su “naturaleza”. Los jóvenes de ambos sexos piensan que ellos siempre quieren.
  9. El machismo está presente en otras generaciones, pero no en ellos.
  10. De cara al futuro, lo más importante es tener ingresos propios y formar la propia familia.

La boda de Maroto entra en campaña electoral

La asistencia o no de Rajoy al enlace del dirigente alavés, que se casa con su novio este viernes en Vitoria, genera revuelo en el PP. De momento, el entorno de Maroto no lo confirma

Javier Maroto y Mariano Rajoy, en un acto electoral.

Javier Maroto y Mariano Rajoy, en un acto electoral.

Javier Maroto asiste con una indisimulada sensación de agobio a la “desproporcionada” expectación mediática que está levantando su boda con Josema Rodríguez, su pareja en los últimos 19 años. El entorno más cercano del exalcalde de Vitoria se confiesa abrumado por la sucesión de noticias sobre el enlace, fijado para el próximo viernes 18 en la capital alavesa en una ceremonia privada pese a la relevancia de algunos invitados. Entre ellos, representantes de la plana mayor de su partido, el PP, encabezados por Mariano Rajoy y Dolores de Cospedal.

Precisamente, la asistencia de Rajoy se ha convertido en motivo de especulación política. El presidente del Gobierno, invitado al enlace el pasado mes de julio, ya trasladó a Maroto desde el primer momento que su presencia estaba condicionada por la campaña electoral de Cataluña, que llega a su ecuador en las fechas de la boda. Y que, por tanto, su traslado en Vitoria dependerá de que pueda hacer un hueco en su “complicada” agenda. El periódico El Mundo publica este martes que el presidente sí acudirá, pero el entorno más cercano a Maroto ha señalado a elcorreo.com que no tienen aún confirmación de la asistencia,.

Muy a su pesar, Javier Maroto, de 43 años, ha visto cómo su boda ocupa páginas y titulares. El vicesecretario Sectorial del PP, que se convertirá en el primer alto cargo de la formación conservadora que se acoge a la ley del matrimonio homosexual, teme incluso que la cita termine por picar la curiosidad de la prensa rosa. Pese a su empeño por dar la máxima normalidad al enlace, afronta la “incómoda” tesitura de tener que dar explicaciones sobre un acontecimiento que, siendo de su más estricta esfera personal, ha entrado de lleno en campaña.

Llamada de Cospedal

Al parecer, la oportunidad de la asistencia o no de Rajoy se habría llegado a debatir en algunos círculos del Gobierno y del partido, según ha sostenido el diario El Mundo, aunque fuentes del PP lo han puesto en duda. Algunos ministros como el del Interior se habrían opuesto a la participación del presidente en la boda al considerarlo una contradicción con la posición política del PP por haber recurrido la ley de matrimonio homosexual que había puesto en marcha el PSOE. Jorge Fernández Díaz negó en redondo que se haya producido esa discusión y dijo sobre Maroto: “Es un buen amigo, pero no he sido invitado”.

Cospedal desmintió también cualquier debate sobre esta cuestión en la dirección nacional. De hecho, ha llamado por teléfono a Maroto como señal de respaldo. Pero lo cierto es que el círculo de confianza del dirigente alavés del PP teme que la bola de nieve ya esté lanzada y que finalmente la asistencia o no de Rajoy se interprete con criterios políticos y no de agenda. Si acude, como un gesto oportunista e incoherente. Si no lo hace, como una cesión a los sectores más reaccionarios del partido.

Todo un “disparate” que Maroto trató de zanjar en los últimos días en una entrevista en Cope. Insistió en que la presencia de Rajoy dependerá únicamente de su actividad en la campaña catalana, en la que también intervendrá el propio vicesecretario Sectorial del PP. “Ni nos vamos a querer más o menos, ni nos vamos a apreciar más o menos por la decisión que tome”, advirtió el exalcalde, partidario de dar la máxima “normalidad” a su enlace para que bodas de esta naturaleza “dejen de ser noticia en España”. “En el año 2015 es natural que lo que es normal en la calle sea normal en la ley”, subrayó.

Maroto dio por superado el debate interno sobre la ley entre personas del mismo sexo y subrayó que, en la actualidad, el PP “asume” el matrimonio homosexual, pese al malestar que aún suscita entre los sectores más conservadores. El exalcalde de Vitoria ha tratado de enfocar su enlace con la máxima “naturalidad”, invitando a la cita a alrededor de 200 familiares, amigos y compañeros de partido, desde concejales de la capital alavesa a nuevos colegas en la dirección nacional de la calle Génova y cargos de la ejecutiva vasca que lidera Arantza Quiroga. Ha recibido numerosas muestras de apoyo, entre ellas, la del ministro de Sanidad, el alavés Alfonso Alonso. Hasta el PSOE le felicitó, aunque con algo de sorna. Se declaró “orgulloso” de que sus leyes, en alusión a la del matrimonio homosexual, “hagan felices a tantas personas”.

Mariano Rajoy sí irá a la boda de Javier Maroto y su novio ‘Josema’

Maroto y Rajoy, en Vitoria durante la campaña de las elecciones municipales

Javier Maroto y Mariano Rajoy, durante un acto el mayo pasado. REUTERS

El presidente del Gobierno será testigo del ‘sí, quiero’ de Javier Maroto,vicesecretario sectorial del Partido Popular, y José Manuel Rodríguez, su pareja desde hace 19 años, el próximo viernes 18 de septiembre en el Ayuntamiento de Vitoria. Fuentes cercanas manifiestan a LOC que Mariano Rajoy no se ha planteado en ningún momento la posibilidad de no acudir a la boda a pesar de que, según publicó EL MUNDO, hay un sector de su partido que habría presionado para que no lo hiciera.

Al parecer, algunos compañeros de filas piensan que su presencia resultaría incoherente ya que fue su grupo el que presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la Ley 13/2005 que permite el matrimonio homosexual. “Esa ley está asumida y reconocida en el PP”, ha dicho esta semana Maroto quitándole relevancia a la polémica. Parece que así es.

“Hay que tener en cuenta que está en mitad de la campaña de las elecciones catalanas, pero hay un 99 % de posibilidades de que el presidente se presente a las ocho de la tarde en el consistorio de la capital alavesa, salvo que pase algo de suma urgencia o completamente imprevisto. Javier es más que un compañero, es un gran amigo…”, desliza la misma fuente. El único acto programado el día de la ceremonia civil en la agenda de Mariano Rajoy es la presidencia de la reunión del Consejo de Ministros.

Acompañado de ‘Viri’

Si todo sucede según lo planeado, al finalizar dicha reunión, el jefe del Ejecutivo pondrá rumbo junto a su esposa, Elvira Fernández, a Vitoria. El acto de unión civil de Maroto y su novio, trabajador del ayuntamiento de Durango, será oficiado por el edil popular Miguel Garnica. El convite posterior tendrá lugar en el restaurante El Caserón, situado en el pueblo de Armentia, un área residencial situada a apenas dos kilómetros del centro de Vitoria.

Tal y como ha podido saber LOC, el presidente y ‘Viri’, como es conocida su mujer, agasajarán a los recién casados con un regalo de lo más especial: una obra de un joven fotógrafo español. Es habitual que, en las bodas, el matrimonio regale arte, a poder ser español.También lo hicieron este verano con motivo del enlace de Montserrat Gomendio y José Ignacio Wert. Pero Rajoy no será la única cara visible del Partido Popular en la boda. También se espera la asistencia de Alfonso Alonso, ministro de Sanidad; Pablo Casado, vicesecretario de comunicación; Andrea Levy, vicesecretaria general de estudios; Arantza Quiroga, presidenta del PP vasco, o Iñaki Oyarzábal, secretario de Justicia, Derechos y Libertades.

Javier Maroto, quien declaró hace unos meses que no le gustan los guetos gays ni los del PP, mantendrá su agenda política sin ningún cambio y, tras el enlace matrimonial, se incorporará el lunes, día 21, a la intensa campaña electoral en Cataluña. El noviazgo entre Javier y ‘Josema’ se inició en Bilbao, en uno de los encuentros de ex alumnos propiciados por la Universidad de Deusto. El flechazo fue inmediato. Dos décadas después, ha llegado el momento del ‘sí, quiero’. El amor no entiende de polémicas.