Homosexualidad en Japón ¿Son los japoneses homofóbicos?

Artículo publicado en Japon and more.

Tabla de Contenido

 

La cultura Japonesa se diferencia de la occidental en miles de aspectos, tanto, que aveces incluso nos es difícil encontrar similitudes. Desde Japónandmore trabajamos para acercar nuestras culturas y facilitaros la comprensión sobre uno de los países con mayor historia y cultura de todos los tiempos.

Hace poco compartíamos con vosotros un artículo en el que os explicamos los dos conceptos del Honne y Tatemae. Hoy refrescamos la memoria, sobre como la cultura japonesa diferencia en gran medida los sentimientos e ideas propios(Honne) y la actitud o ideas que deben adoptarse en una situación pública (Tatemae). Es indispensable mantener en todo momento esta idea en mente para comprender como trabaja la sociedad nipona en relación a la homosexualidad.

¿Pueden dos personas del mismo sexo besarse en público en Japón?

La respuesta es más compleja de lo que pueda parecer en un primer momento, pero sin lugar a dudas no recibiría un buen acogimiento entre los presentes.

Pero, ¿significa esto que Japón mantiene una cultura homofóbica?

No se trata de que físicamente no pueda hacerse, o de que esté considerado un acto ilegal. Pero tenemos que recordar que la cultura japonesa considera cualquier muestra de cariño en público como un acto indecoroso y fuera de lugar. Lo que significa que cualquier tipo de pareja, con cualquier tipo de sexualidad, está comprometida en esta regla. Por lo tanto no podemos decir que los japoneses seanhomofóbicos en este aspecto, más bien mantienen una mentalidad según la cual cualquier muestra de cariño, esté a quien esté destinada, debe ofrecerse en un ámbito mucho más privado. Incluyendo a las parejas heterosexuales.

¿Es ilegal ser gay en Japón?

No. Todo lo contrario a lo que pueda pensarse popularmente, no existe ninguna ley en contra de la homosexualidad en Japón, sin embargo si existen leyes de protección a la comunidad LGBT+ en el país nipón.

La única ley contra la homosexualidad en Japón se mantuvo en rigor durante un muy corto periodo de tiempo (1873-1880), época en la que Japón luchaba por abrir sus puertas al mundo y integrarse entre los países occidentales, los cuales si mantenían una moral cristiana muy profunda y por lo tantohomofóbica. El deseo de integración de la población japonesa fue tal, que incluso a día de hoy se ha mantenido esta práctica sexual en el ámbito de los tabús, muy lejos de cómo era considerada en la antigüedad.

Los Samuráis consideraban las relaciones entre hombres como la forma más pura del amor.

Encontramos miles de referencias literarias, artísticas e históricas en cuanto a este tema, aunque hoy en día se hayan despopularizado. En la época de los grandes samuráis los matrimonios arreglados eran el pan de cada día, al igual que en nuestra cultura, la occidental. Siendo así el matrimonio una muestra de poder, más que del amor tal y como lo concebimos hoy en día. De estos matrimonios nacían sus descendientes pero no necesariamente implicaban una relación romántica en el ámbito conyugal, en realidad, era todo lo contrario. Una de las practicas más conocidas de los samuráis era su costumbre de dormir siempre acompañados de su katana(espada japonesa), por si su mujer decidía intentar asesinarlo mientras el hombre dormía. En aquellos tiempos de peligro continuo las relaciones entre samuráis, compañeros de guerra, eran consideradas las muestras del amor más puro. Otras situaciones de la época que podemos encontrar es la prostitución de jóvenes hombres vendidos a grandes emperadores, hombres feudales de la época e incluso en monasterios budistas.

Panel de mediados del siglo XVIII. Pintado a mano sobre seda, muestra a un samurái con su joven amante masculino. – Wikipedia.

La homosexualidad en Japón en tiempos actuales.

A pesar de su larga historia de tolerancia, Japón es uno de los pocos países tan desarrollados que mantiene el matrimonio homosexual fuera de la ley. A día de hoy diferentes organizaciones gubernamentales luchan desde la política para cambiar este hecho, pero parece ser un proceso muy a largo plazo. Como dato extra Sapporo en Hokkaido desde el año pasado reconoce a las parejas del mismo sexo otorgándoles el estatus de relación matrimonial. Sapporo siguió los pasos de los municipios de Shibuya y Setagaya (Tokio), Iga (Mie), Takarazuka (Hyogo) y Naha (Okinawa). Aunque este “contrato matrimonial” permite a parejas del mismo sexo reconocerse ante la ley como tal, aún dista mucho de un matrimonio como se reconoce en muchos países occidentales. Podríamos decir más bien, que es un contrato legal que permite a los conjugues acceder a ciertos derechos maritales, tales como la compra de un piso, o herencia en caso de fallecimiento.

Esto se debe a la doble moral japonesa que os recordábamos al principio de este artículo. Los japoneses consideran este y muchas otras prácticas sexuales de un carácter muy privado, y por lo tanto, incluso aquellos pertenecientes al colectivo LGBT+ japonés desistirían de casarse y hacer pública su inclinación sexual aunque la ley lo permitiese. Obviamente no todos los japoneses del colectivo comparten esta idea, pero si su mayoría. Según las últimas estadísticas el 9,2% de la población masculina y el 5,1% de la población femenina han tenido un encuentro homosexual. Posicionando a Japón como el país asiático con más población perteneciente al colectivo.

La doble moral japonesa y la homosexualidad

Uno de los puntos tal vez más chocantes para los occidentales en cuanto a este tema en concreto es la permisividad televisiva en contenido homosexual. Llegando al límite en el que muchos cómicos japoneses adoptan estilos emulando pertenecer al colectivo aunque no compartan sus prácticas sexuales. Por supuesto no estamos hablando de contenido para mayores de edad, pero en muchos programas cómicos o de debate “tele-basura” se incluyen personajes homosexuales los cuales en la mayoría de los casos no pertenecen realmente al colectivo. Esto se debe a que los japoneses tienen una idea cómica muy extendida sobre el colectivo.

De la misma forma, todo japonés conoce la existencia del famoso barrio Shinjuku Ni-choume(2 zonas) donde se encuentran todo tipo de locales destinados a un público puramente homosexual. Desde discotecas a bares travestis, esta zona de la ciudad de Tokio se convierte cada noche en la viva imagen de la tolerancia. Permitiendo a todo el colectivo japonés LGBT+ deshacerse de su máscara pública(Tatemae) en un ambiente tolerante. De la misma forma se han popularizado en los últimos tiempos aplicaciones como Grindr(Tinder gay), o rutas turísticas por todo el país de cara a un público únicamente homosexual, recorriendo todas y cada una de estas escondidas zonas.

El manga y el anime y la homosexualidad

Y como no, terminamos este articulo hablando de uno de los rasgos más significativos y populares de la cultura japonesa. La homosexualidad se encuentra presente en muchos aspectos de la misma, y el manga y el anime no son una excepción.

Con contenidos Yuri(Lesbian)y Yaoi(Gay) como principales protagonistas, el mundo otaku también recoge a la homosexualidad entre sus infinitos géneros. La mayor peculiaridad sin embargo, es el público que los consume. Lejos del colectivo LGBT+ que cabría esperar, el Yuri(contenido lesbian) está mayormente dirigido a un público masculino heterosexual, el cual incluye infinitos géneros y por lo tanto queda muy atrás en cuanto a popularidad si lo comparamos con su hermano el Yaoi(contenido Gay). El cual se dirige mayormente a las mujeres heterosexuales, que fuera de todo pronóstico, supone un gran número de consumidoras tanto dentro como fuera del país. Con tal popularidad que ya tienen dentro de la sociedad japonesa un nombre especifico para ellas, las fujoshis, y fudanshis para todo hombre que consuma contenido Yaoi, pertenezca o no al colectivo LGBT+.

 

Frank Mugisha (DIRECTOR DE SEXUAL MINORITIES UGANDA): “A Uganda llegó de fuera la homofobia y no la homosexualidad”

El lehendakari, Iñigo Urkullu, entrega el premio René Cassin 2017 a la asociación Sexual Minorities Uganda, que defiende los Derechos Humanos del colectivo LGTB

Frank Mugisha (J.M.M.)

BILBAO- “No parar hasta lograr la igualdad para todas las personas de Uganda”. Esas fueron las palabras de Frank Mugisha, quien fue nominado para el Premio Nobel de la Paz en 2014 como director ejecutivo de la asociación Sexual Minorities Uganda (SMUG), durante la entrega del premio René Cassin 2017 por parte del lehendakari, Iñigo Urkullu, a esta organización que defiende los Derechos Humanos del colectivo LGTB en su país en particular y en África en general. Sin pelos en la lengua, Mugisha habla sobre la realidad del colectivo LGTB en el continente africano.

Homosexualidad en Uganda. ¿Cómo se vive allí siendo gay?

-Es muy duro. Si se te conoce o se te identifica o percibe como miembro del colectivo LGTB tienes un problema, porque corres el peligro de ser perseguido, de ser maltratado físicamente, de perder el apoyo de tu familia, de sufrir exclusión y discriminación e incluso te pueden denegar el acceso a los servicios básicos. El nivel de consecuencias depende de varios aspectos y uno de ellos es dónde se vive. Para que alguien del colectivo LGTB pueda vivir una vida relativamente agradable ha de hacerlo en una zona de alto standing, ir a comer a sitios caros, etc. Pero la mayoría de los ugandeses son personas pobres que están en el paro, sobre todo los pertenecientes al colectivo LGTB, por lo que viven en zonas donde se enfrentan a una mayor persecución.

Aunque la homosexualidad es ilegal desde la imposición del código penal británico, la situación no siempre ha sido así. ¿Qué ha cambiado?

-Uganda tiene la ley de sodomía aplicada por los británicos, pero en 2009 se promulgó una ley a través de la cual hemos podido luchar hasta que la ley de sodomía fue derogada en 2014. Aun así, hay muchísima confusión y muchos ugandeses siguen considerando la homosexualidad como algo ilegal, aunque no lo es según esta ley de 2009.

¿Confusión?

-Así es. Por una parte, tiene que ver con la manera en la que se entiende esta ley en el país. Y por otra, porque muchas de las personas que se enfrentan a nosotros son cristianos y estos son muy respetados en el país, por lo que cuando dicen algo la gente se lo cree. Por eso, uno de nuestros desafíos es intentar convencer a la gente de que no somos un grupo ilegal. En cualquier caso, nos están poniendo dificultades apoyándose en una ley que no debería aplicarse y que de hecho no está vigente.

Si no me equivoco, hay quien dice que la homosexualidad ugandesa es fruto de una imposición de Occidente.

-La homofobia es lo externo a Uganda y no la homosexualidad. Las personas LGTB han existido antes de la etapa colonial. Prueba de ello es que antes de que fuera infectado por los británicos, en suajili ya teníamos una palabra para nombrar a la homosexualidad. También tenemos en nuestra cultura personas cuya homosexualidad ha sido bien conocida y un ejemplo de ello es el rey Mwanda II, el último gobernante antes de la llegada de los europeos, quien mantuvo relaciones sexuales con sus cortesanos masculinos. Por tanto, lo que hicieron los misioneros británicos cuando llegaron fue introducir leyes contra la sodomía y criminalizar la homosexualidad, pero esta se estaba viviendo ya en África antes de que llegaran los británicos.

Hasta ahora hemos hablado de Uganda, pero en Kenia, sin ir más lejos, se culpó hace poco al turismo gay de contagiar a los leones salvajes su homosexualidad. ¿Es la homofobia algo generalizado en la mayoría de los territorios del África Negra?

-La homofobia se utiliza, por una parte, para recabar el apoyo de los votantes, ya que la gente está contra la homosexualidad y cualquier tipo de ley o pronunciamiento homofóbico te va a traer mucho apoyo. Pero por otra parte, también se usa para desviar la atención de otras cosas que importan. En esta ocasión puede que hayan tenido más repercusión las palabras de los políticos keniatas, pero es una estrategia generalizada.

Y respecto a la transexualidad, ¿cuál es la situación en Uganda?

-Las personas trans se enfrentan a una hostilidad mayor que los homosexuales. La población general considera que estas personas suplantan a otras. Además, los confunden con los homosexuales, aunque sea una cuestión de identidad en vez de orientación. Nada de esto ayuda. Pero aun así, poco a poco, se ha ido aumentando la visibilidad de las personas trans en el país, sobre todo gracias a que ha habido una red de miembros de la comunidad que han traído del extranjero ideas para mejorar la situación de Uganda.

¿Considera que esto tiene que ver con una falta de educación sexual en Uganda?

-Ahora mismo es muy difícil hablar de sexo en África. Cuando hablamos de homosexualidad la gente piensa en sexo y, más concretamente, en sexo entre hombre y hombre. Con lo cual, esto es una especie de tabú. Además, también se hila con los abusos sexuales a niños. Todo ello desgraciadamente ha hecho que se deje de impartir educación sexual integral en las escuelas, porque los padres pensaban que no era buena para sus hijos.

¿A qué cree que se debe que el sexo sea tabú en Uganda?

-Es algo cultural. En nuestras tradiciones había una persona mayor dentro de las familias que se encargaba de esta rama de la educación. A día de hoy, en cambio, los adultos son muy tímidos y no se atreven a hablar de sexo con sus hijos. Además, también consideran que los jóvenes no debería hablar de sexo, porque no se tiene suficiente sabiduría para ello. Esto ha creado un bucle del que es difícil salir.

¿Cuáles son los objetivos de SMUG?

-Nuestra organización se trata de una red que agrupa otras organizaciones que también ofrecen servicios para la comunidad LGTB, porque la mayor parte de los programas gubernamentales nos dejan fuera. Por ejemplo, servicios de salud, para que se puedan llevar directamente a la gente. Pero también de seguridad y protección, porque es uno de los mayores riesgos a los que se enfrenta nuestra comunidad. Además, documentamos toda la información sobre los actos violentos contra nuestra comunidad para poder llevar a los agresores ante la Justicia.

¿Cómo pretenden sensibilizar a la sociedad con estos fines?

-Para empezar, estamos diseñando unos mensajes bien claros para el gobierno y la sociedad civil para que se vaya comprendiendo poco a poco lo que es la orientación sexual y la identidad sexual. También queremos cambiar la legislación. Pero sobre todo, buscamos que grupos de influencia en Uganda, como los grupos religiosos o los famosos, trabajen con nosotros, para poder llegar a la sociedad a través de ellos.

¿Y lo están consiguiendo?

-Relativamente. Sí que hay celebrities internacionales que han trabajado con nosotros y esto es importante, porque los famosos de nuestro país copian a los famosos de otros países. Sobre todo se involucran más las mujeres, porque a los hombres todavía les preocupa mucho. Hay mucha presión por parte del público en general.

¿Cómo ve el futuro de Uganda en lo que se refiere a los Derechos Sexuales?

-El trabajo que estamos haciendo ha creado cierto grado de visibilidad y esperamos que haya más gente que se implique. Realmente creemos que todo esto va a llevar a un cambio de mentalidad en Uganda, porque la población es joven y eso siempre favorece los cambios.

Operación Triunfo y la historia de un beso legendario

España es un país de amor. Sí, nos gusta achucharnos, besarnos, tocarnos y dar muestras de cariño por doquier. Nos gusta más el roce que a un niño un caramelo. ¡Y me encanta! Es uno de nuestros santo y seña, va en nuestro ADN y el que no lo quiera ver es que está ciego.

Es por ello que no nos debería sorprender cuando encendemos la televisión y vemos un beso. Pero, nos sorprende, nos emociona, nos deleita y más cuando ese beso es, de nuevo, la demostración de la diversidad y el respeto que reina en nuestra sociedad. Porque sí, porque sabemos respetarnos, porque sabemos aceptarnos y porque sabemos normalizar lo que debería haber estado normalizado hace mucho tiempo.

Y no, no está normalizado. Todavía queda mucho. Si lo estuviera no seríamos testigos de la agresión sufrida por los Javis o del ataque homófobo de un profesor de la Universidad de Barcelona contra el candidato del PSC Miquel Iceta. Esto pasa todos los días y se necesitan más besos como el de anoche, como el de Marina, para acabar con ello. Muchos, muchísimos.

‘Operación Triunfo’ ha logrado lo que muy pocos habían conseguido. Ha logrado que en la televisión pública, en la tele de todos, se vean besos por doquier y de todos los tipos con toda la normalidad del mundo. Ya era hora.

Lo vimos con el beso a Marina y su novio transexual y lo volvimos a ver anoche cuando Raoul y Agoney se fundieron en uno al final de su actuación. Así sí se normalizan las cosas, así sí se empuja al respeto, así sí se enseñan valores.

Muchos diréis que es un beso y nada más, pero es mucho más, muchísimo más. El beso de Marina, el beso de Raoul y Agoney, la charla de los Javis, el speech contra la homofobia de Noemí Galera son detalles, imágenes que tenían que verse, que tenían que tratarse con la misma normalidad que la ‘cobra’ de Amaia a Alfred(‘cobra’ que anoche se volvió a repetir en su revival de ‘Escondidos’. Y venga la burra al trigo) o el fanatismo adolescente por Cepeda.

Y es cierto que todas estas cosas están dejando en un segundo plano la verdadera esencia del concurso musical, pero benditas sean, bendito sea ‘Operación Triunfo’ por abrir puertas que se querían dejar cerradas a cal y canto, benditos sean los ‘triunfitos’ y bendita sea la Academia.

Llevamos toda la semana con el beso para arriba y el beso para abajo. Los Javis, que han sufrido ya en su propia piel la homofobia que aún persiste en esta nuestra sociedad, convirtieron la canción de Miguel Bosé y Rafa Sánchez ‘Manos vacías, en un la historia de amor de dos homosexuales que después de pasar una noche juntos acaban separándose a la mañana siguiente.

Una historia triste, melancólica, pero romántica donde las haya. Un ‘temazo’ que los dos profesores quisieron que se coronara con un beso en la boca de los dos intérpretes para sorpresa de todo el claustro, de sus compañeros y, si no hubiera sido por los directos de la semana, de toda España.

Era uno de los momentos más esperados de la noche. Se había adelantado algo durante los directos de la semana, pero había que verlo en plena gala, en vivo y en directo, y el público no esperaba menos.

El casto y recatado beso que se dieron fue más que aplaudido, en el plató, en las redes y probablemente en cada una de las casas que lo vieron. Aquí está el logro, aquí está leyenda. Lo siguiente será que esto no nos parezca sorprendente. Y llegará, no lo dudo.

Es curioso que una canción que tiene ya un cuarto de siglo sobre sus espaldas se fuera a convertir en himno de la diversidad, de la igualdad y del respeto. Lo que no haga la tele…

Anoche nadie se fue con las manos vacías porque todos nos llevamos algo con la interpretación de Raoul y Agoney. Ellos ya han hecho historia y todavía no lo saben.

Y mentiría si dijera que no les ha costado. Raoul se ha mostrado toda la semana algo más cohibido que su compañero, pero se han dejado llevar y al final ha terminado en simbiosis. Los Ragoney, como han sido bautizados, lo hicieron y, aunque a uno le costó más que al otro, ninguno dudó y se tiraron a la piscina. Es la revolución sexual de OT, es el hito de OT.

Fue la noche del beso, de la ‘cobra’, otra vez, y del sapoconcho de Roi. Sí, el sapoconcho. No te acostarás sin saber una cosa más. El sapoconcho, que ya podemos bautizar como la nueva palabra de moda, es la palabra gallega que se utiliza para referirse a un tipo de tortuga.

Al inicio de la gala, como cada lunes, todos los concursantes cantan una canción, anoche le tocó el turno al ‘A quién le importa’ de Alaska (toda una declaración de intenciones) que el gallego amenizó saliendo al escenario con una tortuga de peluche. Para qué queremos más. Sapoconcho, tortuga de peluche y Roi, si alguien puede dar más que se atreva.

Hasta la Real Academia Galega se visto salpicada por el sapoconcho y las lecciones de lengua gallega de Roi. Increíble, lo de este OT está siendo increíble. Pues parece que el sapoconcho le trajo suelte al gallego. Meigas, sapos y bruxas, Roi se coló entre los tres favoritos, junto a Amaia (por supuesto) y Aitana, y acabó siendo él y su tortuga los que cruzaron la pasarela. Fascinante, sorprendente…

Y el expulsado de la noche fue… Mireia. Sí, de nuevo el público ha salvado a Cepeda. Mare de Déu lo de este chico. ¿Cuántas nominaciones lleva ya? ¿Cuántas veces le ha salvado el público? Otro que va a hacer historia. Pero ahí sigue, impasible, indolente, impertérrito… He visto plantas con más expresividad que Cepeda, os lo juro. Sin embargo, por una razón que todavía no llego a comprender tiene un club de fans que ni Madonna.

Y para la semana que viene otra vez. Sí Cepeda Cequeda vuelve a estar nominado y se enfrenta a Raoul. Sí, a uno de los chicos del beso porque Alfred, que para infarto del público fue uno de los nominados, y Ana Guerra fueron salvados por los profes y los compañeros, respectivamente. Yo si fuera Raoul estaría acojonado. Enfrentarse a Cepeda es muerte segura. Tres de tres y ahí sigue.

Volvió a ser la noche de Amaia y no porque anoche tuviera su mejor actuación, pero resulta que cada vez que sale esta chica al escenario a alguien se le rompe el alma. Esta vez ha sido a la cuarta miembro del jurado, Sole Giménez, que con su valoración dejó a cuadros hasta a la ‘triunfita’.

“Tienes una belleza extraordinaria en la voz y en el alma que nos has transmitido esta noche”. A mí me dicen eso y os juro que me caigo de culo y me hago la muerta. Se puede decir más alto, pero no más claro, y encima que te lo diga Sole Giménez. No me extraña que haya voces que pidan que Amaia sea Patrimonio de la Humanidad. Nos estamos volviendo locos, OT nos está volviendo locos.

Ahora y tras agradecer todo lo que está edición está haciendo, hago un llamamiento al equipo de vestuario y peluquería. Por favor, ¿de dónde salen los vestidos y los trajes que lucen en las galas? Es que es encender el televisor y ver a estos chicos y juro que se apodera de mí Bonnie Tyler y todos sus coetáneos. Si es que les visten igual que en ‘OT 1’.

Anoche me pasó con Aitana y con Mireia. Si parecían sacadas de ‘Total Eclipse of the Heart’. Resulta que Aitana tenía que darlo todo con el baile y con su versión de ‘New Rules’ y le encasquetan un ajustadísimo y cortísimo vestido perfecto para explosionar en la pista de baile. Lo mejor es que el baile lo sacó adelante y se llevó el rapapolvo por sus errores vocales. Pero vamos, que no me extraña si ese traje le tenía que estar cortando la respiración.

Nimios detalles de la que ha dormido poco, como la mayoría de los que se quedaron hasta el final. Pero, no importa. Merece la pena si OT nos va a seguir sorprendiendo, si OT va a seguir siendo lo que nuestra TV necesitaba desde hace tiempo. OT nos está dando lecciones que van a ser muy difíciles de olvidar, ojalá se queden siempre.

Urkullu apela a la dignidad humana para extender el respeto a colectivo LGTBI

El lehendakari entrega el premio René Cassin a Sexual Minorities Uganda. EFE

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha apelado hoy a la “comprensión profunda y universal del sentido de la dignidad humana” para extender el respeto que, como todas, “merecen las personas LGTBI en cualquier lugar del mundo”.

Urkullu ha presidido hoy la entrega del premio René Cassin 2017 a la organización Sexual Minorities Uganda que defiende los derechos humanos del colectivo LGTBI en este país en particular y en África en general.

Antes de su intervención, el lehendakari ha solicitado dos minutos de silencio en recuerdo por las víctimas del atentado de ETA contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza del 11 de diciembre de 1987 en el que fueron asesinadas once personas y por la memoria del concejal del PP de Errenteria (Gipuzkoa), asesinado el mismo día de 1997.

El lehendakari ha recordado que en el País Vasco se han vivido “momentos muy duros” y una “larga época de sombras”, en referencia al terrorismo.

Ha dicho que una jornada después de conmemorarse el Día de los Derechos Humanos hay que recordar esos dos atentados terroristas.

“Con la intención de ir dejando poco a poco esas sombras atrás y de cada día hagamos luz, agradecería que guardásemos dos minutos de silencio”, que han sido secundados por todos los asistentes en pie.

Durante su intervención en la entrega del premio, el lehendakari ha destacado que “la conciencia del sentido de humanidad significa reconocer que todas las personas solo son personas, ni más ni menos”.

“Somos personas y compartimos una misma dignidad humana que es inalienable”, ha dicho Urkullu que ha recordado el artículo segundo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que habla de la no discriminación por ninguna razón, entre ellas la de sexo.

Ha destacado que la organización premiada hoy “ha conseguido ubicar el compromiso contra la discriminación en el territorio de los Derechos Humanos y ha logrado una proyección internacional de su lucha como una causa de solidaridad”.

El lehendakari ha recordado que la empatía es una referencia del Plan de Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno vasco, un concepto que no solo es “ponerse en el lugar de otra persona”, sino que es “preocuparse y ocuparse de ella”.

Urkullu ha reconocido que es un honor para él entregar el premio René Cassin a Sexual Minorities Uganda y, a través de esta organización, a todas las personas que luchan por la igualdad y el derecho a la no discriminación motivada por la orientación sexual o identidad de género.

“Este premio es una clara apuesta por la opción de la empatía, la solidaridad y el compromiso con los Derechos Humanos”, ha señalado el lehendakari quien ha aclarado que a través del mismo también se reconoce a “todas las personas y entidades que luchan por la dignidad en África y desde África”.

“Hoy Euskadi se hermana con todas ellas y muestra su empatía”, ha concluido.

El premio ha sido recogidos por el director ejecutivo de la entidad, Frank Mugisha, que en 2014 fue nominado al Premio Nobel de la Paz.

Mugisha ha agradecido al País Vasco el apoyo mostrado a esta organización a través de la concesión de este premio y se ha comprometido a “no parar hasta lograr la igualdad” para todas las personas en Uganda y, en este sentido, a seguir luchando por los derechos del colectivo LGTBI en este país y en el resto del mundo.

La organización no gubernamental premiada fue fundada en 2004 por el activista transgénero Víctor Mukasa y está integrada por 18 asociaciones de distinto signo que luchan por el reconocimiento y el respeto de la dignidad y derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales.

La entidad que la ha propuesto para el galardón ha sido la asociación vasca “Ortzadar LGTB”, que promueve esos mismos fines en Euskadi.

El Gobierno vasco recuerda que la situación de estos colectivas en algunos países de África es “especialmente dramática”, ya que incluso en algunos de ellos están perseguidas penalmente y las penas incluyen la cadena perpetua.

Sexual Minorities Uganda brinda espacios seguros, promueve iniciativas vinculadas al empoderamiento afectivo e identitario, asesora frente a las enfermedades de transmisión sexual y trabaja en el ámbito de los medios de comunicación y la denuncia social.

El premio René Cassin fue creado con el fin de reconocer públicamente la labor de personas físicas o jurídicas que con su actuación contribuyan de manera destacada a la promoción de los valores de los derechos humanos en nuestra sociedad.

Debe su nombre a René Cassin, nacido en Bayona en 1887 y considerado el principal inspirador de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y merecedor del Premio Nobel de la Paz en 1968.

Urkullu apela a la dignidad humana para extender el respeto a colectivo LGTBI

El lehendakari entrega el premio René Cassin a Sexual Minorities Uganda. EFE

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha apelado hoy a la “comprensión profunda y universal del sentido de la dignidad humana” para extender el respeto que, como todas, “merecen las personas LGTBI en cualquier lugar del mundo”.

Urkullu ha presidido hoy la entrega del premio René Cassin 2017 a la organización Sexual Minorities Uganda que defiende los derechos humanos del colectivo LGTBI en este país en particular y en África en general.

Antes de su intervención, el lehendakari ha solicitado dos minutos de silencio en recuerdo por las víctimas del atentado de ETA contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza del 11 de diciembre de 1987 en el que fueron asesinadas once personas y por la memoria del concejal del PP de Errenteria (Gipuzkoa), asesinado el mismo día de 1997.

El lehendakari ha recordado que en el País Vasco se han vivido “momentos muy duros” y una “larga época de sombras”, en referencia al terrorismo.

Ha dicho que una jornada después de conmemorarse el Día de los Derechos Humanos hay que recordar esos dos atentados terroristas.

“Con la intención de ir dejando poco a poco esas sombras atrás y de cada día hagamos luz, agradecería que guardásemos dos minutos de silencio”, que han sido secundados por todos los asistentes en pie.

Durante su intervención en la entrega del premio, el lehendakari ha destacado que “la conciencia del sentido de humanidad significa reconocer que todas las personas solo son personas, ni más ni menos”.

“Somos personas y compartimos una misma dignidad humana que es inalienable”, ha dicho Urkullu que ha recordado el artículo segundo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que habla de la no discriminación por ninguna razón, entre ellas la de sexo.

Ha destacado que la organización premiada hoy “ha conseguido ubicar el compromiso contra la discriminación en el territorio de los Derechos Humanos y ha logrado una proyección internacional de su lucha como una causa de solidaridad”.

El lehendakari ha recordado que la empatía es una referencia del Plan de Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno vasco, un concepto que no solo es “ponerse en el lugar de otra persona”, sino que es “preocuparse y ocuparse de ella”.

Urkullu ha reconocido que es un honor para él entregar el premio René Cassin a Sexual Minorities Uganda y, a través de esta organización, a todas las personas que luchan por la igualdad y el derecho a la no discriminación motivada por la orientación sexual o identidad de género.

“Este premio es una clara apuesta por la opción de la empatía, la solidaridad y el compromiso con los Derechos Humanos”, ha señalado el lehendakari quien ha aclarado que a través del mismo también se reconoce a “todas las personas y entidades que luchan por la dignidad en África y desde África”.

“Hoy Euskadi se hermana con todas ellas y muestra su empatía”, ha concluido.

El premio ha sido recogidos por el director ejecutivo de la entidad, Frank Mugisha, que en 2014 fue nominado al Premio Nobel de la Paz.

Mugisha ha agradecido al País Vasco el apoyo mostrado a esta organización a través de la concesión de este premio y se ha comprometido a “no parar hasta lograr la igualdad” para todas las personas en Uganda y, en este sentido, a seguir luchando por los derechos del colectivo LGTBI en este país y en el resto del mundo.

La organización no gubernamental premiada fue fundada en 2004 por el activista transgénero Víctor Mukasa y está integrada por 18 asociaciones de distinto signo que luchan por el reconocimiento y el respeto de la dignidad y derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales.

La entidad que la ha propuesto para el galardón ha sido la asociación vasca “Ortzadar LGTB”, que promueve esos mismos fines en Euskadi.

El Gobierno vasco recuerda que la situación de estos colectivas en algunos países de África es “especialmente dramática”, ya que incluso en algunos de ellos están perseguidas penalmente y las penas incluyen la cadena perpetua.

Sexual Minorities Uganda brinda espacios seguros, promueve iniciativas vinculadas al empoderamiento afectivo e identitario, asesora frente a las enfermedades de transmisión sexual y trabaja en el ámbito de los medios de comunicación y la denuncia social.

El premio René Cassin fue creado con el fin de reconocer públicamente la labor de personas físicas o jurídicas que con su actuación contribuyan de manera destacada a la promoción de los valores de los derechos humanos en nuestra sociedad.

Debe su nombre a René Cassin, nacido en Bayona en 1887 y considerado el principal inspirador de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y merecedor del Premio Nobel de la Paz en 1968.

Las redes aplauden a Ada Colau por su confesión de que es bisexual

La alcaldesa de Barcelona explica en televisión que tuvo una relación de 2 años con una mujer italiana

Colau hizo un alegato en favor de la diversidad sexual en horario de máxima audiencia en Telecinco. (Telecinco)

MADRID– La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, reveló en el programa televisivo deSábado Deluxede Telecinco que es bisexual: “He tenido una relación de muchos años con una mujer italiana, primero fue con un hombre y luego con ella”, confesaba en televisión, y añadía que aunque ha tenido otras relaciones con mujeres, ninguna “tuvo tanto peso como esa”.

“Tuve primero un novio y después una novia italiana, Paolo él y Elena ella, con 19-20-21 años. Fue durante una beca Erasmus cuando tenía unos veinte años. Era la primera vez que me enamoraba de una mujer, fue una relación larga, de dos años”. Tal y como relató durante la entrevista, este hecho no le supuso ningún problema en su casa porque “era algo perfectamente normalizado”. “Teníamos un montón de amigos gays, formaba parte de nuestro entorno. Tampoco lo voy explicando, pero tampoco tengo que esconderlo. Viva el amor y cada uno que quiera a quien quiera”, relató, añadiendo que “a lo mejor ni mis asesores lo sabían” y apuntando que “fue la única mujer en mi vida como gran noviazgo, aunque hubo alguna otra relación”.

“DE FORMA NATURAL”Colau, que está casada con el cofundador de Barcelona En Comú Adrià Alemany y tiene dos hijos, aseguró que ha confesado esta relación homosexual en un programa de televisión porque le ha salido “de forma natural” y recalcó que nadie tiene derecho a cuestionar su modo de vida.

Preguntada por las razones de la ruptura, Ada explicó que “se terminó porque las relaciones se acaban y la distancia también lo dificulta todo”. Jorge Javier, el presentador de Sálvame Deluxe, le preguntó si esto le podría perjudicar políticamente, a lo que la alcaldesa dijo que “no”. “No lo creo. A lo mejor ellos (sus asesores) ni siquiera lo sabían”, respondió Colau, que también añadió que “vivimos en una sociedad moderna donde todo el mundo tiene que querer a quien quiera”.

En cuanto a su adolescencia, Colau dijo que “siempre fui la rara de la clase, era distinta a mis compañeras”, antes de explicar que “tuve mi época, me cogí mis borracheras como buena adolescente, salí de fiesta”. “Tocaba salir y tocaba emborracharse, de pensar ‘vamos a probarlo’” ya que “si no lo hacías eras muy rara”.

La confesión de la alcaldesa de Barcelona no pasó desapercibida en las redes. Aunque hubo de todo, como es habitual, una amplia mayoría aplaudió la “naturalidad” con la que habló Ada Colau de su bisexualidad en un programa de máxima audiencia como es Sálvame Deluxe.

Así, el actor Paco León, que también desveló su bisexualidad en un programa televisión, aseguraba en Twitterrefiriéndose a Colau: “Estrías, novia, conciliación … lo más subversivo hoy en día es la naturalidad. @AdaColau #naturalcolau”. – DEIA

Las razones de Ada Colau para salir del armario

La alcaldesa de Barcelona Ada Colau, en un acto del Ayuntamiento. ANTONIO MORENO

En pleno prime time de la noche de sábado, sentada en el mismo plató en el que Belén Esteban se convirtió en la princesa del pueblo, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quiso dar muestras de estar libre de prejuicios al aceptar la invitación de Jorge Javier Vázquez e inmiscuirse en el circo catódico de Sábado Deluxe, probablemente el espacio más popular de nuestra televisión y claro inspirador de tertulias políticas como La Sexta Noche.

No satisfecha con dar una lección al ala más elitista de su propio partido -conocida como la “izquierda caviar”-, Ada Colau se sintió tan cómoda en compañía de uno de los hombres más influyentes de España que decidió hablar con naturalidad sobre su bisexualidad en horario de máxima audiencia.

Fue un alegato en favor del movimiento LGTBI+ que sorprendió a la audiencia. “Si ya no fuera necesario defender la diversidad sexual, Colau no lo habría hecho”, aseguraban ayer desde su entorno. Ada Colau no conoce aún la Barcelona VIP pero sí sabe que muchas de sus compañeras sufren aún una doble discriminación: ser mujeres y lesbianas.

La alcaldesa se revolvió contra los estereotipos. Sin censura. Tirando muros. “Tuve una novia a los 21 años. Fue una relación muy importante que duró dos años y que empezó durante una beca Erasmus en Italia. No tengo por qué esconderlo. Aquí lo he contado porque me ha salido de forma natural. A lo mejor mis asesores no lo sabían. Pero en mi familia ya lo sabían porque la traje a casa”, relató la primera edil. El público aplaudió.

Tras escuchar el alegato de Colau en favor de la diversidad sexual y afectiva, Jorge Javier se frotaba las manos y reía de forma nerviosa: “Madre mía… Cómo estarán ahora los de Convergència i Unió”. Colau, casada con un hombre, el cofundador de Barcelona En Comú Adrià Alemany, y madre de dos hijos, zanjó que no es algo a lo que haya que darle mayor relevancia: “Viva el amor y que cada uno quiera a quien quiera”.

La ex activista de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca fue a hacer política a un show con un millón y medio de espectadores de media. A 10 días de unas elecciones catalanas polarizadas en las que ella parte en la última posición de la lista de Catalunya en Comú-Podem, la alcaldesa pretendió dar una lección de valentía.

A Colau le marcó a los 14 años la lectura de una biografía de Simone de Beauvoir (La plenitud de una vida) en la que las relaciones sexuales heterodoxas adquieren un protagonismo principal. Esa lectura, dice, la empujó a leer a Sartre y a estudiar Filosofía. Entonces no sabía que acabaría siendo la alcaldesa de Barcelona.

 

Los ‘youtubers’ LGTBI reivindican la diversidad: “No quiero que seamos invisibles nunca más”

Las responsables del canal Devermut

En junio, YouTube superó la barrera de los 1.500 millones de espectadores únicos al mes. Cada día se suben miles de contenidos, desde entrevistas o conferencias a tutoriales y vlogs. Y, entremedias, en canales como The Tripletz, Spanish Queens, Devermut, Koala Rabioso o Alejandro P. E. se habla de transexualidad, de salir del armario, de acoso en las aulas, de activismo, de series o de literatura con personajes LGTBI.

Cuando Alba Vidal  −en Internet, Koala Rabioso− era adolescente pensaba que no había gente como ella. Ni estaban a su alrededor ni nadie hablaba de ello. De ahí la importancia de encontrar herramientas que permitan mostrar la diversidad: “Es muy importante que exista gente que ayude a visibilizarnos. De joven nunca tuve un referente, por lo tanto ni siquiera pensaba que existía gente como yo. No había Internet y en mi pueblo nadie hablaba de eso. Así que era una realidad que ni siquiera era real para mí”, reflexiona Vidal, la realizadora audiovisual  responsable del canal Koala Rabioso y KoalaVlogs.

Su primer canal cuenta con más de 4,8 millones de visualizaciones en total y el segundo, en el que muestra vídeos de su día a día o de sus viajes, con 13,5 millones. Vidal valora que se visibilice y normalice la diversidad “ya sea a través de vlogs simples en los que hacemos vida normal o vlogs complejos de activismo LGTBI más directo”. “Todos los días me escribe gente agradeciendo la labor que hacemos, porque simplemente les hacemos ver que no son monstruos, que no son raros. ¡O al menos que “ser raro” no es malo! Que es lo más natural del mundo, que es solo una realidad más dentro de la sociedad y los hacemos visibles”.

Vidal y Penadas participan junto a Daniel Valero ( Tigrillo) en Spanish Queens, un canal con 19,1 millones de visualizaciones en el que se pueden ver desde sketcheshumorísticos hasta recomendaciones de libros. Su compañero Daniel Valero señala que los ‘youtubers’ son una representación LGTBI “para gente de 11, 12, 13 años que sabe que son LGTBI”. “Cuando yo tenía 15 años no había visto una persona gay en mi vida porque no salían ni en el cine ni en la televisión. Si salían era completamente paródico”, expresa.

Valero plantea el gran cambio que supone para cualquier adolescente ver que entre los youtubers más mediáticos hay personas LGTBI y su posible efecto en el acoso escolar homofóbico. Lo ejemplifica con YellowMellow, con más de un millón y medio de suscriptores y más de 130 millones de visualizaciones en su canal principal: “Contamos con que va a haber miles de niñas de 11, 12 años que no van a tener que vivir escondidas ni van a sufrir el mismo bullying que sufrían hace diez años. Porque a lo mejor la niña que tiene al lado, que es cisheterosexual [persona heterosexual que se reconoce con el sexo que le asignaron al nacer], es superfán de Yellow Mellow y no tiene problema en admirar a una lesbiana. Entonces, ¿por qué no va aceptar a la de al lado?”, argumenta.

En España, los datos más recientes que existen sobre el acoso escolar homofóbico apuntan a que el 3,2% de los niños y niñas que han sufrido acoso identifican su orientación sexual como la causa, según un estudio de la ONG Save the Children. La encuesta de la ONG, realizada en 2016, revela también que un 4,2% de los menores que han sufrido ciberacoso consideran que han sido víctimas por su orientación sexual.

“Un hetero no verá una serie entera por ver un beso”

Ahora, en un mundo en el que nos hemos acostumbrado a buscar en Internet todo aquello sobre lo que tenemos dudas, es más fácil acceder a contenido donde el colectivo LGTBI esté representado. Pero todos coinciden en la pervivencia de una gran laguna, especialmente en el caso de las personas trans: la cultura.

“En el canal intentamos recomendar referentes culturales de temáticas relacionadas con el movimiento LGTBI, feminismo, género, sociología, filosofía, historia…”, comenta Alba Vidal, para quien esta clase de vídeos son importantes para “debatir y avanzar” y poder comprender “de dónde venimos, cómo hemos llegado hasta aquí y conocer cómo funciona la sociedad”.

“Toda esa información es útil si lo trasladamos a la adolescencia porque en esa época empiezan a despertar todas esas dudas y sentimientos si perteneces al colectivo LGTBI y necesitas encontrar respuestas. De manera que facilitar esa información a los jóvenes me parece darles esas herramientas que pueden estar necesitando para que puedan llegar a las respuestas que buscan”, reflexiona.

“Quienes somos del colectivo LGTBI una de las faltas más grandes que hemos tenido ha sido esto. Nunca teníamos historias de amor entre chicas o entre chicos, o no había transexuales e intersexuales…”, contesta Marta, responsable junto a Sara de Devermut, un canal creado por la pareja en 2016 y en el que hacen videoblogs, se habla de cine y series o realizan charlas distendidas a cámara con una persona invitada sobre diversos temas de actualidad.

“Transexuales e intersexuales sigue sin haber”, interviene Sara. Marta señala que, aunque pueda parecer “una tontería”, la televisión, el cine y la literatura dan “la guía de la normalidad”: “Hay un patrón súper repetido: las lesbianas somos capaces de tragarnos una serie entera solo porque sabemos que hay un beso entre dos chicas en la tercera temporada, capítulo diez”. “Un hetero no verá una serie entera por ver un beso. Porque besos hay en todas partes”, incide Sara.

YouTube como plataforma para el activismo

En marzo de este año, YouTube tuvo que rectificar tras darse a conocer que con el Modo Restringido (un filtro para evitar que los más pequeños accedan a contenido violento) desaparecían vídeos con palabras y etiquetas como “gay” o “LGTB”. “Me parece bastante curioso que cuando subes un vídeo donde pone la palabra lesbiana, gay o LGTBI, YouTube te veta la monetización en muchos países”, critica Sara. “La monetización es ridícula, hablamos de nada, de números ridículos, pero que lo siga vetando da tanta pena. Que porque pongas ‘cómo salir del armario si soy gay’ ya te estén vetando para muchas marcas de publicidad me parece ridículo”.

A raíz de la polémica por el filtro parental, YouTube emitió un comunicado en el que señalaron que estaban “orgullosos” de representar voces LGTBI y explicaban que estaban trabajando para solventar los problemas con el filtro. Pese a ello, Alba Vidal coincide con la visión de las creadores de Devermut: “En el Modo Restringido obviamente no aparece todo ese contenido catalogado como ‘sensible’. Dicen que lo están arreglando y que es un error del algoritmo, pero la realidad es que de 160.000 suscriptores que hay en Spanish Queens, no llegan a poder vernos ni un 10% desde hace tiempo”, comenta Vidal. El canal se encuentra parado y explica que no está claro que vayan a retomarlo.

En opinión de Vidal, la plataforma fue “muy potente en su momento” pero ahora no es “tan libre” como antes porque el contenido LGTBI no es “adecuado para anunciantes”: “Los anunciantes que ponen su publicidad quieren asegurarse, en su inmensa mayoría, que su marca y contenido no se va a relacionar con temas polémicos como puede ser la política, el terrorismo, drogas o… contenido LGTBI. Sí, está todo dentro del mismo saco para ellos”, apunta. “No somos adecuados. Pero luego bien que usan la bandera LGTBI en su logo siempre que pueden. Muchos creadores LGTBI han tenido problemas y otros tantos han tenido que dejar la plataforma porque se han cansado. Es muy frustrante”.

Exposición a delitos de odio

La visibilidad que da la plataforma tiene una doble cara: expone a los creadores de contenido a amenazas e insultos homófobos en las redes sociales. Valero ha denunciado delitos de odio por amenazas de muerte: “He tenido vídeos que se han viralizado un poco y la mayoría de los comentarios eran homófobos. Eran ‘maricón, muérete’. Hasta el punto de que he llegado a denunciar delitos de odio por amenazas de muerte”, explica.

“Siempre que te expones y das la cara van a insultarte y amenazarte. Más si hablas y te mojas como lo hago yo”, coincide Alba Vidal, al tiempo que señala que “son personas cobardes que se crecen detrás de una pantalla”. La ‘youtuber’ recuerda uno de los primeros mensajes que recibió: “Ponía ‘Juventudes hitlerianas vamos a por ti’. Pues ok, muy bien, gracias. La realidad es que en la calle nunca nadie (¡nadie en 5 años!) me ha dicho una mala palabra”.

Para Valero, ser ‘youtuber’ del colectivo LGTBI es “cuanto menos difícil de llevar” por la carga que supone “saber que hay cientos de personas que en su día a día están deseándote la muerte”. Incide en que ocurre lo mismo con las creadoras por el hecho de ser mujeres:  “Simplemente es el traslado de lo que es nuestra sociedad a un lugar donde pueden decir lo que piensan sin miedo a que les den un bofetón porque están detrás de un avatar”. Pese a ello, insisten en la necesidad de continuar ocupando cada vez más espacios. Lo resume Vidal: “No quiero que seamos invisibles nunca más”.

¿Qué fue del tuppersex?

Momento tuppersex en ‘La que se avecina’

Seguramente hayas escuchado hablar de los tuppersex. O conozcas a alguien que haya asistido a uno. O incluso tú mismo hayas ido a uno. En despedidas de soltera, en cumpleaños, en reuniones con amigas o con familiares. El tuppersex llegó a ser el protagonista en muchas fiestas. Centenares de empresas nacieron únicamente con esa finalidad. Muchas personas se formaban en asesoría de juguetes eróticos. Y de repente, pum. ¿Dónde están los tuppersex ahora?

No se conoce exactamente cuándo llega a España. Pero sí sabemos de sus inicios. Todo comenzó con el Tupperware y su modelo de venta: las reuniones en los domicilios. A partir de ahí, muchas empresas empezaron a copiar la misma dinámica y a vender todo tipo de productos, incluidos los juguetes eróticos. El fenómeno empezó en Estados Unidos a finales de los años 70 y se hizo popular en los años 90s. En España, tardó un poco más en llegar y podríamos decir que a principios del 2000 empezó la época dorada del tuppersex en nuestro país. Una de las primeras empresas en implantar este modelo de negocio fue La Maleta Roja, nacida en febrero del 2006. “En un principio no era un proyecto con un objetivo puramente comercial. Teníamos la intención de educar, informar, asesorar y mejorar las relaciones sexuales; a través de los juguetes y accesorios que componen el mundo del erotismo”, explica Dina, Directora Comercial de La Maleta Roja.

Es posible que, aun con todo el marketing y publicidad que se hizo, no te hayas enterado de qué va esto. Lara Castro, sexóloga y creadora de las reuniones SexEvolution, lo define como “un grupo de amigas que se reúnen para que una asesora les muestre los diferentes productos eróticos que hay en el mercado”. El target son mujeres de mediana edad, entre 35 y 55 años. Principalmente, se realizan dichos encuentros en eventos como cumpleaños o despedidas de solteras, aunque muchas empresas han dejado de ofrecer sus servicios en dichas celebraciones. “Nos llegaban chicas superborrachas, se pegaban unas risas y no aprendían ni dejaban hacerlo. El tuppersex debe ser entendido como una forma de entretenimiento pero siempre que se conciba como una forma de educación sexual”, afirma Marta Molas, responsable de Comunicación de la tienda erótica Amantis.

Juani se dedica al sector de la restauración y tiene 51 años. Ella fue una de las tantas mujeres que asistieron a un tuppersex, hace ya 8 años. “Fue durante la despedida de soltera de mi amiga. Vino una asesora mientras cenábamos y la verdad, muchas de las mujeres allí presentes habían bebido. No aprendí absolutamente nada porque no escuchaba bien y la gente se limitó a gritar cada vez que aparecía un dildo y a hacer bromas con la réplica del pene de Nacho Vidal”, asegura.

Lo mismo corrobora Yaiza Redlights, CEO de Redlights, “soy muy selecta con ellos. Me gusta hacerlos de vez en cuando pero soy yo la que decide a quién impartir un tuppersex”. ¿Y cuál es el precio de dicho servicio? Molas requiere “un mínimo de 10 asistentes y una compra de 15€ por persona”. En el caso de La Maleta Roja, depende del precio que establezcan las asesoras. “Ellas son su propio negocio”, corrobora Dina.

El modelo de negocio depende de cada empresa. “Está basado en el principio de venta directa. Las asesoras compran a la empresa y revenden con un margen de beneficio. Son ellas su propio negocio y están respaldadas por una empresa que aporta infraestructura, producto y formación. Desde la central, básicamente apoyamos y las reforzamos en su labor”, asegura Dina. Sí, todo el mundo puede ser asesora. Amantis ofrece formación a sus dependientas sobre el funcionamiento de juguetes eróticos y la cosmética. Marta Molas afirma que es necesario cierto conocimiento sobre sexología “aunque aquí entraría el tema de si es necesario ser sexólogo o no. Quizás no hace falta tener un máster, pero si conoces los juguetes y tienes un poco de conocimiento sobre sexualidad, puedes tirarte a la piscina sin problema”.

Lara Castro no está de acuerdo en esto. “Las personas que deberían ofrecer tuppersex son profesionales de la sexología que han dedicado un largo tiempo en formarse sobre el tema y que además, cuentan con una especialización en juguetería y cosmética erótica”, ya que “las reuniones de productos eróticos son auténticos talleres de sexualidad que, además, tienen un grandísimo componente lúdico y divertido. Y este es el motivo por el que defiendo firmemente que deben ser impartidas por personas especializadas y cualificadas para ello”. Por parte de La Maleta Roja creen que existe algo mucho más importante que la formación o el asesoramiento en sí. “Un tuppersex lo puede y debe ofrecer una empresa que es muy conocedora de su negocio, de la cadena de servicio que conlleva y responde a las expectativas del cliente. Empieza con la formación y acaba con la satisfacción del cliente con el producto”.

Lo que está claro es que ese boom que supuso el tuppersex ha desaparecido, o al menos, esa es la sensación que tenemos el resto de mortales. Amantis ha experimentado una bajada: antes solían hacer dos o tres al mes y ahora suele tener uno mensual, algo que, según Marta, no afecta al negocio principal: la venta de juguetes eróticos. En el caso de La Maleta Roja también ha experimentado una bajada en la demanda porque “hay más competencia y el modelo de negocio, donde somos pioneras, ha sido muy copiado. Además las clientas fieles a la marca que ya han estado en varias reuniones, prefieren adquirir el producto directamente porque ya lo conocen”, asegura Dina.

Los productos estrella en el tuppersex también han experimentado una evolución. “Siguen siendo productos estrella todo lo relacionado con la salud sexual, como por ejemplo, los regenerantes, lubricantes, productos para el refuerzo del suelo pélvico, jabones íntimos y copas menstruales. Antes, por desconocimiento o curiosidad, se compraban más juguetes y accesorios, y ahora nos decantamos por los productos que más nos cuidan”, asegura Dina. Marta Molas afirma lo contrario, “el vibrador es el producto más vendido”.

¿Y los hombres? Tanto Yaiza como Lara y Marta concluyen que los hombres no es su público principal, más bien, algo anecdótico. “Es un tema cultural que tiene bastante que ver con el heteropatriarcado. A los hombres se le ha dicho que ellos en el sexo son suficientes y les cuesta introducirse en el mundo de los juguetes sexuales en grupo. Hay mucho hombre que compra juguetes pero no irá a un tuppersex con un mínimo de 10 personas a preguntar sobre ello. La curiosidad sexual, por el momento, es cosa de mujeres, y especialmente cuando se trata de grupo. El hombre no pregunta, no curiosea, no hace explícito que no conoce en grupo. Se supone que son los machos alfas”, afirma Marta Molas.

El pasado del tuppersex supuso una revolución sexual a todos los niveles, principalmente en las mujeres. Eso desencadenó en un fenómeno nacional, donde un gran nombre de asesoras sin formación se ponían delante de otras mujeres para hablar sobre sexualidad. Este tipo de encuentros no desaparecieron, simplemente se mantuvieron de forma equilibrada. En la actualidad, dichas reuniones está más aceptadas y normalizadas, así como la compra de juguetería erótica. Pero, ¿y el futuro? Marta Molas confirma que “serán más sectoriales, por comunidad. Una comunidad necesita, desea y requiere más conocimientos sobre juguetes eróticos y recibe una explicación personalizada sobre los mismos” aunque no olvida la posibilidad de que evolucione en talleres y charlas sobre ciertas prácticas sexuales, un auge que estamos viviendo en el presente. Yaiza Redlights asegura que no morirá la idea de negocio como tal pero “sí que incrementarán las asesoras formadas”.

En esa línea encontramos las reuniones SexEvolution de Lara Castro, cuyo objetivo principal es conseguir impartir educación sexual de la mano de profesionales. “Quiero que en el futuro sean realmente impartidas por profesionales. Para que podamos divertirnos hablando de sexo pero con contenidos de calidad donde sea posible difundir una buena educación sexual que permita vivir un sexo feliz y satisfactorio”, añade Lara.

Lo que está claro es que el modelo de negocio no ha muerto, ni morirá. La sexualidad sigue siendo un gran mercado y cada vez más, se selecciona el conocimiento y los profesionales que difunden dicha información. El tuppersex supuso una revolución en la sexualidad de las mujeres. Ahora estamos ante la revolución de la sexualidad, en general.

Ada Colau confiesa su bisexualidad: “Mi relación con una novia italiana me marcó”

La alcaldesa de BarcelonaAda Colau, ha confesado su bisexualidad en el programa ‘Sábado Deluxe’ de Telecinco. Colau se sentó en el plató del espacio de Jorge Javier Vázquez para hablar de su vida sentimental y relatar que ha mantenido relaciones sentimentales con mujeres.

La primera edil de Barcelona en Comú narró el romance que vivió con una estudiante italiana de Erasmus, quien le dejó una gran huella. “Es la única vez que me he enamorado de una mujer. Fue una relación larga y muy importante”.

La alcaldesa ha explicado que en su casa jamás fue un problema la bisexualidad y que sus padres lo aceptaron con total normalidad porque tenían muchos amigos gays: “Ella venía a casa como una más, era todo perfectamente normal. Mi relación con mi novia me marcó durante mucho tiempo”, añadió.

Ésta es la primera ocasión que Colau habla sin tapujos de su bisexualidad, una condición que tampoco conocen sus asesores en política. La política de Podemos defendió la libertad sexual y argumentó que no hay que dar importancia a estos temas. Tampoco cree que este anuncio le puede perjudicar políticamente: “Ni me lo he planteado. Vivimos en una sociedad moderna donde todo el mundo tiene que querer a quien quiera. Aquí lo he contado porque me ha salido de forma natural y tampoco tengo que esconderlo”.

La alcaldesa también reconoció que su infancia no fue fácil porque “era la rarita de la clase”. Además, reveló uno de los episodios más duros en su adolescencia: un intento de agresión sexual cuando tenía 16 años. “Es la hora que me da la gana y me visto como me da la gana. Soy una mujer libre en un país libre. Nadie tiene derecho a cuestionarme mi forma de vida y eso no justifica que nadie me agreda”, aseveró.

En la actualidad, Colau está emparejada con Adrià Alemany, hombre fuerte de Barcelona en Comú y miembro de su Ejecutiva, y tiene dos hijos: Luca y Gael. Cuando llegó al cargo, Colau recibió críticas de “enchufismo y nepotismo” por haber fichado a su compañero

Colau besa a su pareja Alemany, tras ganar los comicios. REUTERS