El “autotest” del VIH, tan sencillo como la prueba de embarazo

Se ha creado con la intención de reducir al máximo las infecciones y el diagnóstico tardío

Una persona se somete a un test para detectar si tiene VIH. (efe)

La prueba del autodiagnóstico del VIH, que ya está en las farmacias, es tan sencilla como la prueba del embarazo, para que sea accesible a todo el mundo y se haga en la intimidad, y se ha creado con la intención de reducir al máximo las infecciones por el virus y el diagnóstico tardío del sida.

MADRID. En el Estado español, el 50 % de los diagnósticos de VIH en 2017 fueron tardíos, según ha explicado el jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, Santiago Moreno, durante la presentación del “autotest”, comercializado por Mylan.

Además, se estima que el 18 % de los infectados por el virus no está diagnosticado.

Moreno ha recordado que, en la actualidad, los recursos terapéuticos frente al virus permiten que las personas portadoras puedan llevar una vida prácticamente normal pero el problema es la gente que desconoce que lo tiene.

En este sentido, ha abundado en que estas personas no reciben tratamiento por lo que la infección progresa y “se pierde un tiempo precioso”, además del riesgo de que, mientras tanto, pueda ser contagiado.

“Teniendo resuelto el asunto del tratamiento, nuestro empeño está en reducir al máximo la gente infectada que no sabe que lo está, por su beneficio personal y para evitar la trasmisión a la sociedad”, ha dicho.

Por eso, Moreno ha celebrado que la prueba ya se encuentre en las farmacias, después de que el Consejo de Ministros aprobara el pasado diciembre el real decreto que modifica la legislación de productos sanitarios para diagnóstico “in vitro” eliminando la necesidad de prescripción para la venta de los productos de diagnóstico del VIH y permitiendo su publicidad.

“Es una prueba que andábamos esperando desde hace mucho tiempo”, ha afirmado Moreno, quien ha explicado que el test tiene el mismo funcionamiento que el del embarazo, ambos basados en una reacción de “inmunocromatografía”.

“Hay una plaquita del test donde están los anticuerpos frente al virus, que si pones una gotita de sangre infectada, los anticuerpos se unen a él, y aparece la interpretación. Se basa en una reacción inmunológica”, ha expuesto el experto del Ramón y Cajal.

La prueba, que tiene un precio de venta en torno a 29 euros y muestra el resultado en 15 minutos, es sencilla de utilizar, tal y como ha asegurado Moreno, quien ha estado acompañado en la presentación por el presidente de la Coordinadora Estatal de VIH/sida (Cesida), Ramón Espacio, y del director de la Fundación Mylan, Javier Anitua.

El autotest tiene la misma sensibilidad y especificidad que las pruebas del laboratorio, de forma que cuando es negativo, es que la persona no está infectada, y si es positivo, requerirá una confirmación, aunque en ese caso “es altamente probable” que la persona sea portadora.

“Es fiable y fácil de interpretar”, ha insistido el experto, quien ha confiado en que el hecho de que la prueba se pueda hacer en la intimidad, ayudará a mejorar la situación epidemiológica del VIH.

El único pero” de la prueba es que la persona que se la haga y dé positivo no sepa cómo reaccionar, y tenga una “crisis de terror”, para eso, ha dicho Moreno, es muy importante que estén asesorados.

Así, según ha señalado Ramón Espacio, Mylan ha puesto en marcha un teléfono de atención y asesoramiento (el 900 102 833) desde las 8.00 horas a las 20.00 horas, que estará atendido por las entidades de Cesida.

Además, en las farmacias deberá haber información sobre dónde acudir.

Es necesario que, para que los resultados sean reales, hayan transcurrido entre seis semanas y tres meses desde la última práctica de riesgo.

La prueba para el autodiagnóstico del VIH ya está disponible en farmacias sin prescripción médica

Los ciudadanos ya pueden adquirir en las farmacias españolas las pruebas para el autodiagnóstico de VIH sin necesidad de prescripción médica, después de que el Consejo de Ministros aprobara en diciembre el Real Decreto que modifica la legislación de productos sanitarios para diagnóstico “in vitro”, según informó este lunes el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

 

Para implementar esta prueba, este departamento ministerial y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos suscribieron un convenio de colaboración en octubre de 2017 para fomentar el diagnóstico precoz del VIH.

Para que los profesionales farmacéuticos dispongan de toda la información necesaria para una mejor actuación en la dispensación de estos productos, ambas entidades han elaborado la Guía de actuación farmacéutica en la dispensación de productos sanitarios para autodiagnóstico del VIH.

El objetivo de esta guía es dotar de los conocimientos necesarios a los farmacéuticos para responder a las preguntas de los usuarios sobre qué es la prueba y qué permite detectar, posibles resultados, su significado, confirmación del resultado en un laboratorio clínico, donde dirigirse para más información y realización de otras pruebas, etc.

Con esta prueba, la misma persona que se realiza la prueba recoge la muestra de sangre o saliva e interpreta el resultado del test que se obtiene en menos de 20 minutos. La sensibilidad es del 99,5% (probabilidad de que un sujeto infectado por el VIH tenga en la prueba un resultado positivo) y la especificidad es del 99,9% (probabilidad de que un sujeto con prueba negativa no tenga la infección).

Para obtener más información sobre el Autotest de VIH y otras medidas de prevención, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha puesto a disposición del público un servicio multicanal de información y prevención sobre el VIH y el Sida, de carácter gratuito y confidencial, gestionado por Cruz Roja Española, mediante el teléfono 900 111 000 y en la web ‘http://www.cruzroja.es/principal/web/info-vih’.

El “autotest” del VIH ya está disponible en farmacias sin necesidad de receta

MADRID. El Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de diciembre el real decreto que modifica la legislación de productos sanitarios para diagnóstico “in vitro” eliminando la necesidad de prescripción para la venta de los productos de autodiagnóstico del VIH y permitiendo la publicidad dirigida al público de estos productos.

El objetivo de esta medida es aumentar el diagnóstico precoz del VIH para disminuir el número de personas no diagnosticadas, que en la actualidad se sitúa en un 18 %, y con diagnóstico tardío -un 46 %-.

El test, cuya sensibilidad es del 99,5 % (probabilidad de que un sujeto infectado por el VIH tenga en la prueba un resultado positivo) y la especificidad es del 99,9 % (probabilidad de que un sujeto con prueba negativa no tenga la infección), se basa en una muestra de sangre o saliva y su resultado está disponible en 20 minutos.

El Ministerio de Sanidad y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos firmaron en octubre un convenio para impulsar la implantación de este test y uno de los objetivos del acuerdo consiste en realizar acciones formativas e informativas de cara a los farmacéuticos.

Así, para que éstos dispongan de toda la información necesaria, han elaborado una guía que les permitirá responder a las preguntas de los usuarios.

Además, para obtener más información sobre este “autotest”, Sanidad ha puesto a disposición del público el teléfono 900 111 000, gestionado por Cruz Roja Española, así como la propia web de Cruz Roja.

El Ministerio que dirige Dolors Montserrat ha publicado también en su web un documento de preguntas y respuestas frecuentes en las que especifica que existe un “periodo ventana”, que es el tiempo transcurrido entre la infección y la aparición de anticuerpos detectables.

Durante ese tiempo la prueba puede dar un resultado negativo aunque la persona se haya infectado ya que, generalmente, el cuerpo tarda entre 2 y 8 semanas tras la infección en desarrollar anticuerpos detectables. Casi todas las personas los han generado a los tres meses de la práctica de riesgo.

Por ello, Sanidad advierte de que la persona podría transmitir la infección, por lo que recomienda extremar las preventivas y usar el preservativo en las relaciones sexuales.

Para descartar esta situación se debe repetir la prueba de VIH pasados los tres meses.

Ante un resultado positivo, el afectado debe acudir a un centro sanitario para que le realicen las pruebas confirmatorias de laboratorio y, si fuese necesario, recibir asesoramiento médico sobre su nuevo estado de salud.

Sanidad recuerda que esta prueba no sirve para detectar una posible infección por el VIH inmediatamente después de mantener una relación sexual de riesgo o detectar otras enfermedades de transmisión sexual.

Se estima que en en el Estado actualmente viven entre 140.000 y 145.000 personas con infección por el VIH, de las que aproximadamente una de cada cinco (18 %) no están diagnosticadas.

El diagnóstico tardío de la infección es uno de los principales obstáculos de la respuesta a esta epidemia, ya que aumenta la morbimortalidad asociada y disminuye la respuesta al tratamiento.

Barcelona anuncia que presentará una querella por los crímenes franquistas contra el colectivo LGTB

El teniente de alcalde de la capital catalana, Jaume Asens, ha anunciado el proyecto del Consistorio, que se une a otra querella por el asesinato de Salvador Puig Antich.

Imagen del II Encuentro de la Red de Ciudades contra la impunidad franquista. A.T

Barcelona presentará una querella en los juzgados para que se investigue la represión franquista al colectivo LGTB en la capital catalana. Así lo ha anunciado el teniente de alcalde Jaume Asens durante su intervención en el II Encuentro de la red de ciudades contra la impunidad franquista.

“El colectivo LGTB fue uno de los colectivos que más fueron perseguidos durante la dictadura. El régimen entendía que su condición de homosexual dañaba esa imagen de virilidad que querían transmitir”, ha aseverado Asens.

La querella contra los crímenes franquistas sobre el colectivo LGTB acompañará a la que el Consistorio catalán pondrá contra Carlos Rey, redactor de la sentencia que envió a morir en el garrote vil a Salvador Puig Antich. Asens no ha anunciado cuándo serán presentadas pero sí ha concretado que se encuentran en un estado de redacción “avanzado”.

La presentación de estas dos querellas son la punta de lanza de la política del Ayuntamiento de Barcelona contra la impunidad del franquismo.

Pero no son las únicas acciones. Asens también ha apuntado que espera convertir la Antigua Cárcel Modelo de Barcelona, sede de este II Encuentro, en un centro de interpretación de la Memoria que sea “referente internacional”.

Asimismo, Barcelona ha retirado en los últimos meses hasta 570 placas franquistas del Ministerio de Vivienda y ha retirado la Medalla de Oro al exministro de la Transición Martín Villa. Por último, Asens también ha señalado que Barcelona ha puesto fin a la misa “en honor a la Victoria”, que cada año se celebraba en Montjuic.

El autotest del VIH, de venta libre en farmacias

En 20 minutos el usuario puede conocer el resultado

Un test oral para detectar el VIH. / JORGE PETEIRO

Las pruebas para el autodiagnóstico de VIH ya están en las farmacias. Con solo una muestra de sangre o saliva el reactivo ofrece un resultado en menos de 20 minutos, sin ser necesario enviar la prueba a ningún laboratorio.

La venta libre de este autotest es consecuencia de la modificación de la normativa de productos sanitarios para diagnóstico ‘in vitro. El Ministerio de Sanidad eliminaba así el pasado mes de diciembre la necesidad de prescripción para la venta de los productos de autodiagnóstico del VIH y permitiendo la publicidad dirigida al público de estos productos.

 

Según el departamento dirigido por Dolors Montserrat, este tipo de test tienen una ‘sensibilidad’ es del 99,5%, es decir la probabilidad de que un sujeto infectado por el VIH tenga en la prueba un resultado positivo), y una la ‘especificidad’ del 99,9%, lo que significa la probabilidad de que un sujeto con prueba negativa no tenga la infección). Desde Sanidad advierte que podría dar se el caso de que la prueba de negativo aunque la persona se haya infectado.

Es lo que se llama ‘período ventana’. Generalmente el cuerpo tarda entre dos y ocho semanas tras la infección en desarrollar anticuerpos detectables, y casi todas las personas los han generado a los tres meses de la práctica de riesgo. En esta circunstancia la persona podría transmitir la infección, por lo que se recomienda extremar las preventivas y usar el preservativo en las relaciones sexuales. Para descartar esta situación, desde el Ministerio se aconseja repetir la prueba de VIH pasados los tres meses.

Y es que este tipo de pruebas de autodiagnostico no sireven para detectar una posible infección por el VIH inmediatamente después de mantener una relación sexual de riesgo, ni para decidir si usar preservativo en una relación sexual, ni para otras infecciones de transmision sexual o para realizar cambios en el tratamiento de una persona ya diagnosticada.

Un total de 140.000 personas

En caso de obtener un resultado positivo en la prueba se aconseja acudir a un centro sanitario para que puedan confirmarlo en el laboratorio y si fuese necesario recibir asesoramiento médico.

Según el Ministerio de Sanidad, se estima que actualmente viven en España entre 140.000 y 145.000 personas con infección por el VIH, de las que aproximadamente una de cada cinco (18%) no están diagnosticadas. El diagnóstico tardío de la infección es uno de los principales obstáculos de la respuesta a esta epidemia, ya que aumenta la morbimortalidad asociada y disminuye la respuesta al tratamiento.

En el marco del Plan Estratégico de Prevención y Control del VIH y otras infecciones de transmisión sexual 2013-2016, prorrogado hasta 2020, se encuentra la promoción del diagnóstico precoz del VIH con el fin de disminuir la proporción de personas no diagnosticadas. Para ello, es necesario mejorar el acceso a la prueba y a su realización, lo que incluye entre otros el uso de productos de autodiagnóstico.

“El sistema político que tenemos ya no representa a la gente”

Chelsea Manning en el vídeo mediante el cual anunció su candidatura al Senado por el estado de Maryland

Unas semanas después de ser liberada de prisión militar, donde cumplió siete años de una condena de 35 por filtrar secretos oficiales, Chelsea Manning se dio cuenta de algo terrible. “Estaba fuera, pero vi que mientras había estado apartada, la prisión se había extendido hasta aquí fuera también. Eso es lo que siento. Me da la sensación de que no he salido, sino que simplemente hemos intercambiado prisiones”.

Esa amarga visión de que incluso en libertad estaba atrapada en una prisión le surgió mientras paseaba un día por las calles de Brooklyn. El barrio neoyorquino tiene fama de hipster moderno, pero le impactó ver a tantos policías fuertemente armados.

“Había una inmensa presencia policial y estaban militarizados. He sido parte de una fuerza ocupante en un país extranjero y sé cómo es. Y eso es justo lo que vi en Brooklyn: una fuerza ocupante”, señala.

Su poderoso temor sobre la evolución de Estados Unidos durante sus siete años de encarcelamiento y su igualmente poderosa determinación por hacer algo al respecto explican el anuncio de Manning la semana pasada de presentarse como candidata al Senado.

Miedo y determinación. Se puede decir que ese ha sido su sello distintivo desde que en 2010 tomó la importante decisión de filtrar un inmenso tesoro de 700.000 documentos secretos cuando trabajaba como analista de inteligencia en una base militar estadounidense en Irak.

En su primera entrevista desde que la joven de 30 años publicó en Twitter los detalles de su candidatura al Senado, The Guardian le pregunta si existe relación entre sus ambiciones políticas de hoy y su conversión en una de las informantes más famosas –y más castigadas– de la historia de EEUU. “Verdaderamente no hay una línea directa”, sostiene. “Ha llovido mucho desde entonces. Soy una persona diferente a la que era hace 10 años”, añade.

Pero hay paralelismos claros entre estos dos acontecimientos. Fue un acto de gran valentía –algunos dirían que estúpida– descargar y transmitir a WikiLeaks informes de guerra, cables diplomáticos, vídeos y documentos de Guantánamo. Es un acto de gran valentía –puede que algunos digan que estúpida– presentarse al Senado estadounidense.

También hay una gran dicotomía entre su arresto en mayo de 2010 y su nueva campaña: si no fuese por el trato en ocasiones brutal que recibió a manos del Ejército de EEUU, ella no tendría el estatus global del que goza hoy en día.

¿Cómo da sentido a estas contradicciones? “No les he dado sentido”, señala. “Y no creo que tenga que haber una explicación. Aprendí muy rápido que mi experiencia en prisión ha formado mi visión del mundo”, añade.

Nos reunimos en su apartamento a las afueras de Washington en el primer aniversario desde que Obama conmutó la sentencia de Manning que aún no había cumplido. Tiene un salón grande con mucha luz, pero está medio vacío y eso le da un toque extraño e impersonal, como si hubiese imitado, aunque de forma más acogedora, la estética austera de prisión. Las paredes están prácticamente vacías, a excepción de unas imágenes de Oscar Wilde y de la anarquista Emma Goldman sobre la chimenea. Y de una copia de la carta de conmutación de pena.

Va vestida de negro, como iba en el vídeo de inicio de campaña, en el que llevaba también una rosa roja como símbolo de resistencia política. Con la luz brillante del salón, destaca el azul grisáceo de sus ojos maquillados con una sombra de color rosa.

Lleva una cadena de plata al cuello con una pequeña almohadilla (el símbolo del hashtag). “Twitter me sacó de prisión”, responde sin dudarlo cuando le preguntan por la cadena.

Decir que Manning ha asumido un duro trabajo al presentarse al Senado en su Estado natal de Maryland es quedarse corto. El actual senador y su rival en las primarias demócratas del próximo 26 de junio, Ben Cardin, es un veterano experimentado que se presenta a su tercer mandato. Es además el líder demócrata en el Comité de Exteriores del Senado y tiene una gran base de votantes leales de centro.

Según ciertas informaciones, Cardin tiene al menos dos millones de dólares para la batalla y la última vez que se presentó a unas primarias, en 2012, ganó a su oponente con un 74% de los votos frente a un 16%. Manning ha recaudado hasta ahora poco menos de 50.000 euros gracias a pequeñas donaciones online y tiene solo dos personas en su equipo, al que quiere mantener reducido –menos de 10 personas– durante la campaña.

¿Cómo piensa competir? “Sabemos que tenemos una gran batalla por delante”, afirma insistiendo en que se presenta para ganar. Aun así, pase lo que pase, no comprometerá sus convicciones por ganar votos. “Queremos ganar, pero si perdemos nuestros principios, entonces ganar no importa”, aclara.

Manning explica que pone su fe en la victoria en los grupos de activistas locales y de estudiantes con los que ha estado estableciendo vínculos desde su liberación. “No estamos haciendo una estrategia de campo centralizada, estamos esperando a que las comunidades locales vengan a nosotros. Yo les escucharé”.

¿Teme estrellarse y quemar su figura como le ocurrió al destacado miembro de Black Lives Matter DeRay McKesson cuando se presentó a las primarias demócratas a la alcaldía de Baltimore en 2016 y quedó sexto con solo un 2% de los votos?

“Baltimore es una ciudad con una comunidad activista muy activa y creo que De Ray no utilizó eso”, contesta. “No voy a criticar a un amigo mío, pero al mismo tiempo estamos hablando con la gente de Maryland y nos estamos tomando el tiempo necesario”, añade.

“Este es mi momento”

El estilo político de Manning ya se deja ver en su cuenta de Twitter. Es vivo y provocador, con frases como #WeGotThis (lo conseguimos), un mantra que desarrolló en prisión para alimentar su espíritu en momentos de desesperación. Manning utiliza un lenguaje directo que compara la agencia federal de inmigración (ICE), con la Gestapo y que dice sin tapujos “que le jodan a la policía”.

La estrategia funciona claramente para sus 323.000 seguidores de Twitter, pero todavía está por ver cómo funcionará en Maryland, un Estado (de seis millones de habitantes) con un gran contingente de funcionarios federales. El centro de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) tiene su sede allí.

Manning describe su política como “antiautoritarismo radical”. “EEUU tiene el Ejército más grande y más caro del mundo, pero siempre queremos más. Tenemos el mayor sistema de prisiones del mundo, y aún así queremos más. Tenemos, con diferencia, el mayor y más sofisticado aparato de inteligencia, y seguimos queriendo más. ¿Cuánto es suficiente? Ese es mi momento. Tenemos que parar esto”, explica convencida elevando la voz.

Aunque dice no tener nada contra Cardin –“Le voté dos veces”–, lo ve como parte del problema. Manning señala la L ey Antiboicot de Israel, que él promovió y que ha sido muy criticada por intentar sofocar las protestas contra los asentamientos israelíes.

En su primera declaración de campaña, Manning menciona tres áreas principales de su política: justicia penal, sanidad e inmigración. En cada una de ellas se posiciona claramente a la izquierda de Bernie Sanders. Hay que cerrar las cárceles y liberar a los prisioneros; todos los hospitales tienen que ser gratuitos en el momento de su utilización, sin hacer preguntas; las fronteras estadounidenses tienen que estar abiertas.

Y quiere decir abiertas de verdad. “No deberíamos negar el derecho absoluto a venir a Estados Unidos. Tienes el derecho, todo el mundo lo tiene”, asegura.

¿Qué le diría a alguien de Maryland preocupado por la entrada de terroristas en el país? “Tenemos terroristas nacionales y pueden viajar a donde quieran. Cerrar las fronteras no soluciona el problema”.

Esta posición inicial es tan interesante por lo que omite como por lo que aborda. Manning permanece en silencio sobre políticas transgénero, a pesar de situarse ella misma a la cabeza del movimiento trans. Y Manning tampoco menciona a Donald Trump.

¿Por qué no hace ninguna referencia al hombre que para muchos progresistas se ha convertido en la personificación del mal? “Todos nuestros problemas están personificados en un individuo, pero el problema es del sistema. Nuestro sistema de inmigración fallido no apareció de la noche a la mañana. Es una máquina construida durante décadas por centristas de ambos lados”.

Manning sostiene que pronto comenzará a ir a encuentros públicos invitada por grupos locales. Teniendo en cuenta que su Twitter atrae de manera regular comentarios llenos de odio y amenazas violentas por parte de detractores de derechas y antitrans, ¿no le inquieta su seguridad?

“No me preocupa. Esta gente quiere acabar con la disidencia y nosotros tenemos que contraatacar. No me va a disuadir que alguien me diga cosas horribles”.

Los ataques a los que se enfrentará en la campaña ya han empezado a salir a la luz. La afirmación más predecible es la de que es una traidora a su país, seguida de las teorías que apuntan a que está pagada por los rusos para intentar desestabilizar a un senador demócrata.

Una vez más, Manning permanece impávida. “Hoy en día todo el mundo es un traidor. James Comey, Hillary Clinton, Trump, Obama… la palabra ya no tiene significado. Cualquier forma de ‘no estoy de acuerdo contigo’ se convierte en ‘traición’ y en una sociedad así no se pueden tener debates”.

Es seguro que también se invoque en su contra a WikiLeaks y su fundador, Julian Assange, al que le filtró los documentos en 2010. ¿Qué opina ahora de Wikileaks? “En 2010 tomé la decisión de hacer públicos los documentos. Me puse en contacto con The New York Times y  The Washington Post, me quedé sin tiempo y esa fue la decisión que tomé. Es algo que no puedo cambiar”, aclara Manning. “Ha tenido algún contacto con Assange desde que le filtró la información? “No. Cero”, contesta.

Puede que la acusación más grave haya venido de la derecha. El Conservative Review  escribió que la batalla Manning contra Cardin “beneficia notablemente al Partido Republicano. Enfrentará al ala del establishment demócrata contra las políticas radicales de sus miembros más progresistas”.

La respuesta de Manning es que en esta época febril cualquier apuesta política está fuera de lugar. “Los comentaristas dicen todo tipo de cosas y siempre están equivocados. ¿Recuerdas la noche de las elecciones de 2016? Los tiempos han cambiado. La gente está enfadada. El sistema político que tenemos ya no representa a la gente. Así que sí, necesitamos una lucha”, señala.

Chelsea Manning, que en el pasado fue una persona sin techo, soldado de Estados Unidos, filtradora de documentos y prisionera militar y que ahora es una celebridad de Twitter y mujer transexual, se ha unido a esta lucha. Se abre la veda.

Traducido por Javier Biosca y Marina Leiva

Fiable, anónimo y caro: las claves del nuevo autotest para detectar el VIH

La prueba del VIH se podrá comprar en farmacias sin prescripción médica EFE

La prueba para el autodiagnóstico del VIH sin necesidad de prescripción médica ha llegado a las farmacias. Las asociaciones que trabajan con este colectivo consideran que es un avance para combatir el estigma asociado a la realización de este tipo de test, que hasta ahora se ofrecía en centros de salud y centros comunitarios de ONG.

Hace un mes el Gobierno aprobó  un Real Decreto que modificaba la legislación de estos productos y permitía comercializarlos sin autorización de un profesional sanitario. Con esta medida pretende aumentar el diagnóstico precoz de VIH en España, disminuir el número de personas no diagnosticadas (entre 18%) y con diagnóstico tardío (un 46%).

1. Funcionamiento

Aunque el autotest se puede realizar con una muestra de sangre o saliva, por ahora desde el Ministerio de Sanidad explican que se comenzará comercializando un producto que realiza la prueba tras un pinchazo de sangre en el dedo. Lo novedoso de este producto es que la misma persona que se realiza el examen consigue el resultado del test en menos de 20 minutos.

“Con la saliva la prueba es más rápida pero tiene un poco más de [margen] de error. En sangre tiene más sensibilidad y lo detecta mejor. Es como el aparato que utilizan las personas diabéticas”, apunta Juan Carlos López, portavoz de Seisida (Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida) y médico de enfermedades infecciosas y VIH en Madrid. Según explica López, la exposición del resultado es “muy parecido a las pruebas de prevención de embarazo” y viene determinado por un color o por un símbolo.

2. Fiabilidad

Alrededor del 99%. El Ministerio de Sanidad ha elaborado una guía sobre esta prueba, en ella explican que la probabilidad de que una persona infectado por el VIH tenga en la prueba un resultado positivo es del 99,5% y del 99,9% en caso de que un sujeto con prueba negativa no tenga la infección.

Sobre este punto, el departamento de Dolors Montserrat advierte a los usuarios del conocido como periodo ventana, el tiempo transcurrido entre la infección y la aparición de anticuerpos detectables. Generalmente el cuerpo tarda entre 2 y 8 semanas tras la infección en desarrollar anticuerpos detectables, y casi todas las personas los han generado a los tres meses de la práctica de riesgo. Durante esta fase la prueba puede dar un resultado negativo, aunque la persona se haya infectado por eso recomiendan repetir la prueba de VIH pasados los tres meses.

3. Combatir infradiagnóstico

Se calcula que actualmente viven en España entre 140.000 y 145.000 personas con infección por el VIH, de las que aproximadamente una de cada cinco (18%) no están diagnosticadas. El diagnóstico tardío de la infección es uno de los principales obstáculos de la respuesta a esta epidemia, ya que disminuye la respuesta al tratamiento.

Aunque los colectivos que trabajan sensibilizando sobre el VIH consideran que tanto esta herramienta, como todas las decisiones que faciliten un diagnóstico precoz, son avances positivos, el portavoz de Seisida cree que con esta prueba “no va a aflorar ni el 1%” de personas que están infectadas y no lo saben. Para combatir esas cifras, este especialista de enfermedades infecciosas aboga por mejorar las campañas de concienciación entre la población general y entre las personas de riesgo. También destaca la necesidad de que los profesionales sanitarios ofrezcan esta prueba a los pacientes que acuden a sus consultas.

4. Anonimato

El comprador podrá adquirir el producto sin tener que identificarse, este es otro de los factores positivos por los que se ha impulsado este test y se ha combatido el estigma social asociado al hecho de realizar esta prueba. Desde la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) reseñan que esta decisión supone un avance en entornos rurales. “Si la persona no se fía de su médico de referencia y en un hospital se puede encontrar a gente que le conozca, le viene bien tener una alternativa”, responde Juan Diego Ramos, dinamizador del grupo de VIH de esta Federación.

Sin embargo, este activista destaca la importancia de realizar este tipo de test en centros sanitarios o comunitarios para evitar recibir el resultado en soledad. Por eso reseña el procedimiento a seguir en esos casos; por un lado, acudir a un centro sanitario para realizar las pruebas confirmatorias de laboratorio y, por otro, dirigirse a alguna ONG para recibir apoyo psicológico. El producto cuenta con un número de teléfono al que pueden llamar y ser atendidos por profesionales especializados.

El portavoz de Seisida destaca la importancia de no limitar el acompañamiento a los casos positivos, recuerda que ante los usuarios que hayan obtenido resultado negativo hay que aconsejarles porque han “han estado en riesgo y hay que usar protección”.

5. Precio

La prueba cuesta alrededor de 35 euros. Esta cantidad no es un gasto asumible para los bolsillos de colectivos en riesgo de exclusión social. La asociación Salud Entre Culturas previene el VIH entre población inmigrante en territorio español, su coordinador, Ignacio Peña, recuerda que para la mayor parte de sus usuarios es inalcanzable y pertenecen a colectivos de riesgo para la transmisión del virus. “Es un precio carísimo, no es accesible para muchos de ellos”, responde.  Asimismo, recuerda que la población inmigrante con la que trabajan suele contraer el virus ya en suelo europeo, no en su país de origen, debido a “conductas sexuales de riesgo” y a que existe “mayor libertad sexual” en países occidentales.

Desde Seisida destacan que sería “deseable” que la prueba fuese gratuita, pero consideran que esta decisión “sirve para rellenar” un hueco entre aquellos que sí pueden permitirse pagar 30 euros pero no se atreven a ir al centro de salud.

Argantina: Cuando la salud no es prioridad

  • El Gobierno deja de entregar medicamentos para pacientes con VIH
  • Son remedios que reciben personas que no tienen posibilidad de comprarlos y no pueden interrumpir sus tratamientos. Autoridades sanitarias de San Luis explicaron que funcionarios nacionales  les dijeron que hubo “una demora” y no les garantizaron la continuidad de las entregas.  Precisaron que lo mismo ocurre en otros lugares del país.

Los pacientes con VIH no parecen ser una prioridad para la administración de Mauricio Macri. La provincia de San Luis denunció que el Gobierno nacional dejó de enviar los medicamentos que necesitan los infectados con ese virus. Se trata de tres retrovirales de alto costo destinados a pacientes que no tienen posibilidad de comprarlos y que no pueden interrumpir sus tratamientos.  Funcionarios puntanos del área de salud aseguraron que ese no es el único distrito al que no llegaron los remedios y revelaron que las autoridades nacionales adujeron a “una demora” la imposibilidad de entregarlos. La subsecretaria de Coordinación Administrativa del Ministerio de Salud es María Cecilia Loccisano, la esposa del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, por estos días de vacaciones para bajar el tono del escándalo por el despido de la casera de su quinta familiar que estaba contratada en el SOMU.

 

En San Luis hay 73 pacientes con VIH que son tratados en el sistema de salud público de esa provincia y que esperan la llegada de los medicamentos que envía la Nación.  Cuentan con la dosis necesaria para este mes, pero ya deberían haber recibido la correspondiente al mes de febrero. La demora genera inquietud y no es menor puesto que los tratamientos no pueden ser interrumpidos.

El jefe de Epidemiología y Bioestadística de San Luis,  Rodrigo Verdugo, precisó cuáles son esos medicamentos: Efavirenz 600 miligramos; Darunavir 600 miligramos y el jarabe Zidovudina. Los pacientes los reciben en forma gratuita. Si no fuese así, no tendrían acceso a los mismos por su elevado costo.
“Son tres antiretrovirales indispensables para los tratamientos”, explicó el funcionario puntano y contó que se enteró que el gobierno nacional no los enviaría cuando ayer recibió una nota de la Dirección Nacional de SIDA donde le informaron sobre las demoras en la entrega. “Por este motivo en febrero no contaremos con los mismos, pero lamentablemente no aclaran si esta situación se repetirá también en marzo”, agregó.
El caso de San Luis no es único. “Esta problemática la están padeciendo todos los centros de salud públicos del país”, apuntó Verdugo y afirmó que la decisión de las autoridades de esa provincia es hacerse cargo del tema para que los pacientes no interrumpan sus tratamientos, pero lamentó que “ahora tenemos menos de 10 días para conseguirlos y comprarlos.”
El problema que se presenta es, según precisó el jefe de Epidemiología y Bioestadística de San Luis,  que si bien hay posibilidad de conseguir los remedios en el país, son desarrollados por laboratorios internacionales y por su complejidad son producidos en el exterior. “Los costos  son muy altos, y el Programa Sida atiende a personas que no tienen obra social, ni trabajo”, destacó también Verdugo y detalló: “Algunos remedios llegan a costar casi 30 mil pesos cada uno, duran un mes, y hay que tomarlos permanentemente.”
“Estamos trabajando para conseguirlos y costearlos desde el ministerio de Salud de San Luis, y poder asegurar los tratamientos de los pacientes”, señaló además Verdugo y explicó que “los tratamientos no se pueden interrumpir porque el virus genera resistencia, y si estas personas por un período prolongado no reciben la medicación, es posible que al volver a tomarla, ya no les haga ningún efecto”.

Escándalo en Rusia por un vídeo sexy de los cadetes de aviación bailando y comiendo plátanos en ropa interior

Los cadetes de aviación bailan y realizan movimientos sensuales. YOUTUBE

El primer escándalo del año en Rusia ha caído casi del cielo en forma de vídeo de cadetes de aviación bailando y comiendo bananas sensualmente. Una docena de estudiantes de la escuela de Aviación Civil de Ulianovsk publicaron un vídeo que se viralizó rápidamente en las redes sociales rusas: los estudiantes bailan la popular canción Satisfaction, de Benny Benassi. Van ligeros de ropa mientras hacen labores de limpieza y se tapan la cara con sus gorras de piloto.

Los jóvenes pertenecen al Instituto Ulianovsk, la escuela más antigua de Rusia que entrena pilotos civiles desde principios del siglo pasado. La Agencia Federal de Transporte Aéreo (Rosaviatsia) ha prometido tomar “las medidas más estrictas” y ha anunciado una investigación sobre qué pasó exactamente en la residencia de estudiantes de este centro educativo para que haya acabado en las redes este “episodio inmoral”. Incluso se ha recomendado la ayuda de expertos en medicina de aviación para examinar el estado psicoemocional de los participantes. La Oficina del Fiscal de Transporte también ha tomado cartas en el asunto.

El rector, Serguei Krasnov, ha criticado que usasen gorras y uniformes oficiales y ha dicho que “no hay excusa” para burlarse “de lo que es sagrado”, por lo que las personas involucradas “no tendrán sitio en la aviación civil”. También los ha comparado con la banda de punk feminista Pussy Riot, algunas de cuyas integrantes acabaron en la cárcel por irrumpir cantando en una catedral en 2012.

Donde han logrado apoyo los estudiantes ha sido en Internet, donde ya van recabadas 16.000 firmas bajo la petición: “No expulsen a los cadetes de Ulianovsk”. Pero lo más sorprendente es que otros alumnos, los de la escuela técnica agrícola del pueblo de Riazan, de la misma región de Ulyanovsk, han salido en su defensa con otro vídeo con la misma coreografía y vestuario similar.

El escándalo sigue creciendo como una bola de nieve. El gobernador de la región de Ulyanovsk, Serguei Morozov, quiere crear una comisión especial para investigar el incidente. En realidad ambos vídeos musicales son una imitación de un vídeo que soldados del ejército británico hicieron en 2015.

“He trabajado aquí más de 20 años, y es la primera vez que veo algo así. Necesito digerir lo que he visto. Estamos tratando de evaluar todo”, ha dicho Peter Timofeev, otro responsable de la escuela de pilotos. Uno de los alumnos que toma parte en la coreografía ha accedido hablar con el medio ruso Meduza y ha pedido “disculpas si no se entendió su humor”, admitiendo que no pensaron que el vídeo “fuese a llegar tan lejos”. Dice que “no volverá a ocurrir”, pero su movimiento de pelvis ya ha sido inmortalizado en los informativos de la televisión.

Cruzada contra los gays en Egipto: “Intentaron violarme en la comisaría”

S.G., víctima de la cruzada antigay (con la sudadera gris), con su pareja en El Cairo FRAN CARRIÓN

La mirada de S.G. aún guarda los destellos del terror. La pesadilla que le tortura y le hace sentirse un fugitivo comenzó una noche del pasado verano. «Eran las tres de la madrugada. Llegué a mi apartamento con dos amigos, una amiga y una transexual. Los vecinos se percataron y empezaron a aporrear la puerta y a preguntar qué hacíamos allí. Yo les contesté que aquella era mi propiedad pero no quedaron satisfechos. Gritaron y fueron avisando al resto de la comunidad», relata a Papel el joven de 25 años, que rehusa desvelar su identidad por miedo a las represalias.

Durante las horas siguientes, una turba se fue congregando en las inmediaciones de su piso. «Intenté negociar con ellos porque sabía que si se inmiscuía la policía sería una catástrofe pero no hubo manera», rememora el veinteañero. «El hombre que llevaba la voz cantante sentenció que aquello era una reunión de gays y el resto acordó retenernos hasta que llegaran los agentes. El incidente estaba ya fuera de control. Luego le contaron a la policía que éramos maricas y que estábamos practicando sexo. Según ellos, los gemidos les habían despertado».

En su búsqueda de pesquisas, los gendarmes consideraron pruebas del crimen dos preservativos hallados en el baño y la ropa interior de su hermana. Un proyector, que las fuerzas de seguridad confundieron con una cámara de vídeo de alta calidad, sirvió como evidencia de la supuesta grabación de películas pornográficas de temática gay en el piso.

Campaña de represión

La traumática historia de S. G. -acusado de incitación al libertinaje y pendiente de una posible condena de tres años- es tan sólo una de la cada vez más extensa lista de homosexuales cazados por las autoridades locales. En los últimos meses, unos 90 individuos han sido arrestados en la peor campaña de represión contra la comunidad homosexual en décadas.

El enésimo incidente ocurrió este lunes cuando 10 sospechosos de «libertinaje» fueron detenidos en Alejandría. «Es la oleada más amplia de arrestos desde 2001, cuando 52 personas fueron detenidas en el Queen Boat, un club nocturno de El Cairo», confirma Dalia Abdelhamid, investigadora de la Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales.

En septiembre, la aparición de una bandera arco iris en el concierto de una popular banda de rock libanesa recrudeció la saña gubernamental. «Hay pánico entre los homosexuales egipcios. Desde el concierto la mayoría ha optado por esconderse. Muchos han desactivado su Facebook y las aplicaciones de citas para evitar que les sigan. Algunos simplemente han desaparecido», comenta una activista cuya organización ha abrazado también la clandestinidad. «Existe una cacería sistemática mediante redadas en sus propios hogares y en la calle. A menudo, son pescados también en internet».

La división de la policía encargada de preservar la moral pública actúa en virtud de una legislación de 1961 destinada a combatir la prostitución. Una norma que los agentes aplican ahora navegando por aplicaciones como Grindr. «Sus tácticas resultan cada vez más sofisticadas. En uno de los últimos casos, un policía se hizo pasar por un ciudadano del golfo Pérsico. La persona con la que chateaba le pidió que le enviara una copia de su pasaporte con parte de la información oculta con tres dedos. Y el agente se lo acabó remitiendo», indica Abdelhamid.

Una vez desplegada la trampa, los homosexuales -en su mayoría hombres de clases baja y media- afrontan el calvario de la comisaría y la prisión, donde son golpeados, insultados y agredidos sexualmente. S.G. no ha olvidado la retahíla de abusos que sufrió. «Los policías le dijeron a los presos que hicieran lo que quisieran conmigo. Uno de ellos intentó violarme», admite cabizbajo el joven en un café de El Cairo.

Violaciones en comisaría

Las palizas y el acoso sexual no son los únicos dramas que afrontan las víctimas. «El examen anal practicado por médicos forenses sigue siendo una práctica muy extendida. Solo les preocupa aquellos que han sido penetrados pero los resultados no pueden ser usados como pruebas definitivas de que existió una relación. De hecho, cada informe forense concluye insistiendo en que el uso de lubricante o crema puede ocultar las señales del coito anal», denuncia la investigadora, alarmada por el entusiasta papel de la prensa local al alentar la cruzada moral del régimen que dirige el ex jefe del ejército Abdelfatah al Sisi. «Están instigando la homofobia. Usan lenguaje de la policía como los términos pervertido o redes de prostitución y publican los nombres, las direcciones y las profesiones de los arrestados».

En plena escalada y con el aplauso de los máximos líderes religiosos musulmán y cristiano del país -ambos lo consideran una enfermedad curable-, el Parlamento estudia un draconiano proyecto de ley que cierra el círculo para criminalizar las relaciones homosexuales y perseguir símbolos relacionados con la comunidad LGBT, desliza la activista que exige anonimato. «Están tratando -opina un activista que quiere permanecer en el anonimato- de distraer a la sociedad. La situación política no es buena y se acercan las elecciones presidenciales con la popularidad de Al Sisi en caída libre. Quiere aparecer como un líder preocupado por la decencia de su pueblo».

Uno de los 26 hombres arrestados a finales de 2014 en un hamman (baño público) del centro de El Cairo durante una redada grabada por las cámaras de televisión trató de suicidarse al recobrar la libertad. «Algunos salen de prisión totalmente abatidos. Han arruinado su reputación; han sido abandonados por sus familias; han perdido su empleo; y, en algunas ocasiones, han tenido que trasladar su lugar de residencia», sostiene Abdelhamid. S.G., que tiene al menos la fortuna de que su familia respalda su identidad, no ha podido regresar a un apartamento que busca comprador. «Vivo oculto y salgo solo lo estrictamente imprescindible. Estoy en tratamiento psicológico. La medicación me hace sentir mejor. Nunca me imaginé en una situación como ésta».