UGT pide una ley integral para la igualdad y la no discriminación

PAMPLONA. Una ley que proteja a todas las personas con independencia de sus circunstancias personales y/o sociales, y garantice su igualdad tanto en el ámbito público como en el privado, ha precisado el sindicato en un comunicado.

Tras alertar de que “aún subsisten desigualdades y discriminaciones”, la UGT ha subrayado la necesidad de actuar en los centros de trabajo mediante una acción sindical “inclusiva” y la introducción de cláusulas específicas en los convenios colectivos, destinadas a erradicar conductas discriminatorias y garantizar la equiparación de las condiciones laborales.

Además, ha destacado que uno de los ejes básicos para luchar contra la discriminación, es educar en igualdad.

Según ha sostenido, la aprobación de la ley de matrimonio entre parejas de un mismo sexo, hace ya diez años, “supuso el triunfo de la igualdad y un paso decisivo hacia la eliminación de este tipo de discriminación, pero subsisten desigualdades y discriminaciones en otras esferas, entre ellas en el ámbito laboral”.

Para UGT, la defensa del derecho a la igualdad de trato de todas las personas LGTB, el fomento de la igualdad de oportunidades y no discriminación por motivo de la orientación sexual de los trabajadores y las trabajadoras “es una prioridad”.

Y para ello, ha defendido como “fundamental” actuar en los centros de trabajo de forma que se erradiquen conductas discriminatorias, tanto directas como indirectas, por parte de compañeros o del personal de Dirección.

No obstante, ha considerado que el Estado “no debe eludir su responsabilidad y debe garantizar la igualdad a través de una norma integral que ampare e introduzca los mecanismos necesarios para impedir situaciones discriminatorias basadas en motivos personas o sociales”.

Más que orgullo gay

El 28 de junio es conocido popularmente como el Día Internacional del Orgullo Gay, un día que en el que en determinados casos se ha producido una preocupante mercantilización de la propia conmemoración dejando la reivindicación en segundo plano.

No podemos dejar de retroceder a 1969, año en el que se produjeron manifestaciones espontáneas y violentas contra una redada policial que tuvo lugar en la madrugada del 28 de junio de 1969 en Nueva York. Supuso un antes y un después en la vida de miles de personas gays, lesbianas, bisexuales y transexuales, ya que fue un levantamiento popular contra un sistema que perseguía a las personas que se apartaban de la heteronorma, que les chantajeaba, les encarcelaba… La historia los recoge como los disturbios de Stonewall, que sin duda supusieron un catalizador del movimiento moderno a favor de los derechos de las personas LGTBIQ en todo el mundo. En los países anglosajones se celebran pride parades , y en nuestro entorno las marchas del orgullo, una traducción más o menos acertada.

Pero la conmemoración del 28 de junio es mucho más que eso. Es un día para la reivindicación de derechos, para dar sentido al término dignidad LGTBQ, para visibilizar, para compartir, para no olvidar que en demasiados países del mundo todavía hoy se sigue discriminando, encarcelando, apaleando, asesinando a quienes se apartan de la heteronorma.

En este camino de reivindicación es fundamental el papel de la educación. Urge contar con un sistema educativo en el que los distintos agentes sepan abordar de una manera adecuada la diversidad sexual, trabajándola en el aula tanto de una manera transversal como en las diferentes áreas y con la adopción de cuantas medidas e intervenciones sean necesarias para evitar situaciones de acoso, discriminación o violencia. Tenemos el desafío de educar en igualdad real, de dotarnos de herramientas para reconocer las potencialidades e individualidades de todo el alumnado; en definitiva, para que el nuestro sea un sistema que coeduca. El mes pasado presentamos una guía para trabajar la diversidad afectivo-sexual y de género en el entorno educativo, una guía con la que pretendemos recoger propuestas para que las reivindicaciones del 28 de junio estén presentes durante todo el año, porque durante todo el año debemos dejar claro nuestro compromiso con los derechos de todas las personas, independientemente de su orientación sexual o su género. Porque creemos en las diversidades, y pensamos que nos enriquecen, trabajamos por una escuela LGTBIQ amiga, fundamental si queremos contar en un futuro con una sociedad verdaderamente igualitaria.

El 28 de junio saldremos a la calle para reivindicar los derechos de todas las personas, para gritar que somos gays, lesbianas, bisexuales, intersexuales, queer… y que al igual que en 1969 nos seguiremos manifestando contra todo tipo de discriminación.

POR KEPA YÉCORA Y ZURIÑE ESTIVARIZ

Los autores son componentes del Grupo LGTBIQ de Steilas

El Parlamento Foral acoge un acto de conmemoración del Día del Orgullo LGTBI 2015

La presidenta del Legislativo, Ainhoa Aznárez anima a continuar con “actos reivindicativos y valientes que contribuyan a liberar corsés y situar a la sociedad en el centro de las políticas públicas”

iruña2015-parlamento1

Pamplona, 26 de junio

Con motivo del Día Internacional del Orgullo LGTBI, a celebrar el próximo domingo, el Parlamento de Navarra ha acogido un acto institucional en defensa de los derechos humanos relativos a la orientación sexual de todas las personas, una reivindicación que, tal y como ha destacado Ainhoa Aznárez, presidenta de la Cámara, pasa por la aprobación de medidas legislativas concretas dirigidas a superar las barreras.

El acto ha tenido lugar en el Atrio de la sede de la Cámara y ha contado con la asistencia de Sergio Sayas (G.P. UPN), Miren Aranoa, Asun Fernández de Garaialde (G.P. EH Bildu), Tere Sáez, Fátima Andreo (G.P. Podemos-Ahal Dugu), así como representantes de la Plataforma E-28-J, integrada por colectivos de Lesbianas, Gays, Transgénero, Bisexuales e Intersexuales (LGTBI), asociaciones de lucha contra el SIDA, grupos feministas y otras entidades sociales.

La apertura del acto ha corrido a cargo de Ainhoa Aznárez, que en el curso de su intervención ha subrayado la “necesidad de continuar alentando actos reivindicativos y valientes que pongan a la ciudadanía en el centro de las políticas públicas”.

En ese contexto, la Presidenta ha indicado que “hoy y aquí, más de cuarenta años después de la rebelión contra un sistema que perseguía a los homosexuales con el beneplácito gubernamental, seguimos saludando con entusiasmo todo aquella iniciativa que, con audacia, atrevimiento y osadía, contribuya a liberarnos de cuantos corsés limitan nuestro caminar diario”.

Ainhoa Aznárez ha concluido agradeciendo al colectivo E-28-J la “elección” de este espacio, “una buena manera de empezar a hacer de esta institución un lugar abierto a toda la ciudadanía. Desde aquí animo a todos los colectivos y asociaciones a hacer suyo este ofrecimiento de cercanía y apertura”.

iruña2015-parlamento2

Maider Lazkano, miembro de Lugatibe, sección joven de Kattalingorri, y Ángel Leranoz, de la Comisión Antisida, han tomado la palabra para, en euskera y castellano, respectivamente, dar lectura al comunicado elaborado por la Plafatorma E-28-J con motivo del Día Internacional del Orgullo LGTBI.

De esta manera, los representantes de la Plataforma E-28-J han dado cuenta de las conversaciones mantenidas con las distintas fuerzas políticas para, aprovechando el marco electoral, demandar avances legales susceptibles de mejorar la realidad de las personas LGTBI.

En ese sentido, Lazkano y Leranoz han transmitido la conveniencia de impulsar una Ley que, como la aprobada por el Parlamento de Catalunya en octubre de 2014, dote al colectivo LGTBI de “instrumentos legales para hacer efectiva la igualdad de derechos, acabando así con las situaciones de discriminación y violencia”.

Así, tras insistir en el requerimiento de un “nuevo marco social y normativo” tendente a facilitar “políticas de inclusión y un clima favorable a la diversidad afectivo-sexual”, también en el ámbito educativo, los portavoces del E-28-J han finalizado emplazando al próximo Gobierno a garantizar la ejecución de la Ley Foral de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales, pionera en 2009.

El acto ha finalizado con el despliegue de la bandera Arco Iris, que permanecerá colgada en la fachada del Parlamento de Navarra hasta el próximo lunes.

Declaración institucional

Previamente, la Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra ha aprobado una declaración institucional con motivo de la conmemoración del Día Internacional del orgullo LGTBI, que se celebra el día 28 de junio.

Los grupos de Geroa Bai, EH Bildu-Nafarroa, Podemos-Ahal dugu, Partido Socialista de Navarra e Izquierda-Ezkerra han votado a favor de los cinco puntos de la declaración. Unión del Pueblo Navarro y Partido Popular de Navarra han votado en contra del punto 2 y se han abstenido en el punto 3. El Partido Popular de Navarra se ha abstenido en el punto 4 y UPN ha votado a favor.

La declaración aprobada dice lo siguiente:

“1.- El Parlamento de Navarra declara a la Comunidad Foral de Navarra territorio libre de LESFOBIA, HOMOFOBIA, TRANSFOBIA, BIFOBIA E INTERFOBIA.

2.- El Parlamento de Navarra colocará en un lugar visible la bandera de liberación sexual (Bandera del arcoíris) con motivo de la celebración del día del Orgullo LGTB el próximo 28 de junio.

3.- El Parlamento de Navarra conmemora el 10º Aniversario de la aprobación de la Ley del matrimonio igualitario aprobada en el año 2005 por el Congreso de los Diputados.

4.- El Parlamento de Navarra se compromete a promover iniciativas políticas que hagan avanzar hacia una sociedad libre de toda discriminación y exclusión basada en la orientación sexual y la identidad de género.

5.- El Parlamento de Navarra se solidariza con todas las personas agredidas, menospreciadas o discriminadas de una u otra manera por su condición sexual o su identidad de género. Así mismo, rechaza todas las acciones sociales y políticas que van en contra de la igualdad real y efectiva”.

“Tenemos la bandera, la oficina nos espera”

LA MANIFESTACIÓN POR LOS DERECHOS DEL COLECTIVO LGTBIRECIBE EL APOYO DE LOS NUEVOS REPRESENTANTES INSTITUCIONALES

dia-del-orgullo-lgtb-03.jpg_26408_1

La alegría de la festividad se combinó con la reivindicación por seguir luchando por sus derechos.

Al grito de “estamos aquí, no nos escondemos”, “igualdad de derechos reproductivos” o “tenemos la bandera, la oficina nos espera” (el Ayuntamiento y el Parlamento se vistieron con las banderas multicolores y los representantes políticos presenciaron la manifestación), el centro de Pamplona se llenó ayer de los colores del arco iris en una marcha reivindicativa de los derechos del colectivo LGTBI (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales, intersexuales). Alrededor de 300 personas, según la Policía Foral, recorrieron las calles desde la antigua estación de autobuses hasta la Plaza del Castillo en una manifestación convocada por la Plataforma 28-J y encabezada por el lema “Exigimos nuestros derechos”. La reivindicación por conseguir la igualdad se combinó con la alegría de un día de fiesta. El sentimiento de emoción se reflejó en todos los manifestantes.

A pesar de las altas temperaturas que se dieron durante la jornada, no desaparecieron las pelucas, los disfraces o las faldas hechas con banderas, aunque más de uno tuvo que refrescarse en la fuente de la Plaza del Castillo. Raúl López, miembro de la Plataforma 28-J, se mostró satisfecho con la cantidad de gente que acudieron, no obstante, consideró que había que tener en cuenta que era domingo y que con ese tiempo puede que muchos optaron por un día de playa.

PRESENCIA POLÍTICA El protagonismo de la jornada se la llevó la representación institucional que también participó en la manifestación como el alcalde de Pamplona Joseba Asiron o la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, que recordó que la Cámara sería una institución abierta y que daría voz a todo el mundo. También asistieron concejales y parlamentarios de partidos como Izquierda-Ezkerra o el PSN-PSOE. “Estamos aquí para reivindicar políticas que hagan efectivos los derechos para el colectivo LGTBI”, declaró la secretaria de Igualdad del PSN, Nuria Medina.

La implicación del nuevo Gobierno ante este movimiento se reflejó en las fachadas del Ayuntamiento de Pamplona y del Parlamento de Navarra con la bandera arco iris. “Este año estamos más contentos porque está la bandera en los edificios institucionales, lo que supone un gran paso”, expresaron los manifestantes. Raúl López explicó que este hecho no se puede quedar en un mero símbolo, sino que debe ser una señal de compromiso para que se incluya este colectivo en todas las acciones del Gobierno. “Nos sentimos más arropados por el nuevo Gobierno porque hay más cercanía”, dijo la representante de la Plataforma 28-J, Maider Lazkano. Raúl López también señaló que el nuevo Ejecutivo que se proyecta tiene una actitud más positiva, pero que es necesario ir más allá. “Esa actitud se tiene que concretar en políticas reales y prácticas, y sobre todo dotadas de presupuesto”, señaló. En la legislatura anterior, se asignó al respecto un presupuesto de 150.000 euros y sin embargo, no se gastó ni un euro. Es por ello por lo que este colectivo reivindicó que el nuevo Gobierno dedique iniciativas a esta parte considerable de la población.

EDUCACIÓN.

RAÚL LÓPEZ: “ES NECESARIO UN PLAN EDUCATIVO DE IGUALDAD”

Este miembro de la Plataforma 28-J destacó la necesidad de desarrollar un plan educativo donde se incluya la diversidad afectiva sexual y de género en todas las etapas educativas y de manera obligatoria.

LUCHA EN LA CALLE

manifestante : “hay que luchar todos los días”

Una de las manifestantes dijo que es necesaria una reforma profunda, pero la lucha está en la calle.

La Policía Municipal carga contra la Procesión Atea deteniendo a una persona e hiriendo a varias participantes

Los agentes municipales utilizaron sus porras para disolver una marcha pacífica en la que participaban 30 personas, provocando varias heridas. Identificaron a 8 de ellas y el detenido fue puesto en libertad acusado de negarse a idetificarse y participar en un acto que no había sido 

La carga policial de la Policía Municipal de Iruñea contra la denominada Procesión Atea en Alde Zaharra terminó con golpes y carreras, un detenido, al menos 8 personas identificadas y varias contusionadas. Los agentes amenazaron con multas por participar en un acto que no había sido comunicado a las autoridades.

Pese a que no se había producido ningún tipo de incidente y la Procesión Atea estab a punto de finalizar, la Policía cargó contra sus participantes cuando estos se encontraban en la calle Mercaderes. Varias dotaciones disolvieron a porrazos a unas 30 personas que marchaban detras de un paso de Semana Santa parodiando las procesiones para denunciar el papel de la religión católica en nuestra sociedad.

La marcha había tratado de llegar a la Catedral, pero ante la numerosa presencia policial (había dotaciones de Policía Municipal y Policía española) y para evitar incidentes, las personas que participaban en la procesión atea decidieron cambiar de rumbo y dirigirse a la calle Jarauta. En la calle Mercaderes fueron interceptados por los policías municipales que la empredieron a golpes hiriendo a varias personas. Una persona fue detenida acusada de haberse negado a identificarse y se le notificó que sería denunciada por participar en “una manifestación no comunicada”. En el momento de la detención le propinaron una bofetada y le arrojaron al suelo. Tras pasar por la comisaría de PM fue puesto en libertad. Otras 8 personas fueron identificadas y temen que se les impongan sanciones similares.

El pasado año, la Procesión Atea también fue perseguida, y varias personas imputadas por un supuesto delito contra la libertad religiosa.

Concentración hoy a las 20:30 en Ezkaba Plaza

Hoy a las 20:30 se celebrará una concentración de protesta en la Ezkaba plaza de la Txantrea para denunciar estos hechos.

Loturak:

>> EH Bildu pide explicaciones por la actuación policial

Miguel Sanz abrirá en Iruñea un cónclave del Opus contra los derechos de los homosexuales

La Universidad de Navarra, del Opus Dei, prepara su «Primer Congreso Internacional sobre Ideología de Género». Para ello, ha convocado a pensadores de ultraderecha que defienden una involución de los derechos de los homosexuales y la supremacía de la familia cristiana. El presidente navarro, Miguel Sanz, ha confirmado su presencia y dará marchamo oficial a esta cita participando en la charla inaugural.

Aritz INTXUSTA

La batalla en favor de los derechos de gays, lesbianas y transexuales sigue viva. Mientras la legalización del matrimonio homosexual se abre camino por Sudamérica, grupos ultraconservadores como el Tea Party de EEUU trabajan en favor de su prohibición cada vez con más fuerza. Tampoco en Euskal Herria la derecha ha dado la pelea por perdida, sino que redobla sus esfuerzos para devolver a la familia cristiana la supremacía que le otorgaba hasta hace bien poco la ley. En este contexto, la universidad del Opus Dei de Iruñea celebrará un gran cónclave que reunirá a teóricos de diversos países para que defiendan teorías como que el matrimonio gay abre las puertas a la clonación humana, y también a miembros de la judicatura española que se han destacado por actitudes homófobas y antifeministas, como el juez José Luis Requero Ibáñez, que se hizo famoso por su frase: «Las feministas quieren hacer que el aborto sea una operación de juanetes».

El Congreso durará del 9 al 11 de febrero. En su página web, la institución ultraconservadora que se encarga del acto -el Grupo de Investigación Interdisciplinar Igualdad y Género- no oculta que el único objetivo de la cita es desmontar los preceptos legales sobre los que gays, lesbianas y transexuales han apuntalado sus derechos. Según su presentación, el congreso pretende crear «un foro de debate» sobre otras «propuestas realistas de la noción de género, que respondan a una antropología más adecuada sobre el ser humano, varón y mujer». Así, el fin de las charlas consiste en rebatir el uso «indebido» de la palabra género para impedir que los individuos «elijan a qué sexo pertenecen e, incluso, pasar de un sexo a otro».

Alarma que, ante la radicalidad de este discurso, el presidente del Gobierno de Nafarroa se preste a avalarlo en persona y tenga reservada una actuación protagonista dentro del mismo. Asimismo, el hecho de que la universidad otorgue un crédito de libre elección a los alumnos que participen en el congreso ofrece una pista sobre qué prima en el rectorado de la Universidad de Navarra, si el rigor académico o el dogma religioso. En principio, el congreso va destinado a «profesores universitarios, estudiosos del tema, alumnos universitarios y público en general». El coste para participar es de 200 euros para los interesados extraños al campus, pero queda reducido a 60 euros para el alumnado.

El currículum de los ponentes

En la primera de las jornadas participa Lucetta Scaraffia, autora del polémico libro «Contra el cristianismo: la UE y la ONU como nueva ideología». El texto de Scaraffia constituye una crítica sangrante contra Naciones Unidas, institución a la que acusa de promulgar un «relativismo totalitario». La dureza del libro de la periodista italiana le valió la crítica de instituciones cristianas, como la Alianza Evangélica Europea, que acusaron a la autora de haber ido «demasiado lejos». Scaraffia, además, escribe regularmente en el periódico vocero de El Vaticano («L’Osservatore Romano»), donde ha aseverado que las víctimas «no son los homosexuales cuando son discriminados, sino los hijos que quieren o quisieran tener».

Otra de las estrellas del primer día de congreso será Laura Palazzani, quien defenderá la problemática jurídica y filosófica del término género. Esta académica italiana defiende que «la identidad sexual no se puede elegir de una forma arbitraria, sino atendiendo a la naturaleza del ser humano». Palazzani sostiene esta premisa sobre argumentos apocalípticos. Para ella, el reconocimiento de derechos de homosexuales y transexuales abre la puerta a: la anulación de la maternidad, la posibilidad de que la mujer tenga un hijo sin necesidad de un hombre, la creación de úteros artificiales y hasta la clonación humana.

Por otra parte, la encargada de explicar los males que genera la ideología de género en la legislación internacional será Jane Adolphe, de la Ave Maria School of Law. Básicamente, su tesis es que el artículo 16 de los Derechos Humanos («La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado») define una supremacía de lo que ella entiende por «familia natural» -es decir, hombre y mujer- sobre las nuevas formas de familia. Por ello, Adolphe defiende que cuando un Estado otorga a familias de personas del mismo sexo los mismos derechos que a una «familia natural» está vulnerando los Derechos Humanos.

El segundo día, el nivel de las ponencias aumenta en radicalidad. La figura más polémica es la del ex vocal del Congreso General del Poder Judicial, José Luis Requero, reconocido miembro del Opus Dei, casado y con diez hijos. Este juez ha comparado la homosexualidad con la zoofilia o la poligamia. Requero ha hecho del aborto, el divorcio exprés y el matrimonio homosexual cruzadas personales. «Si mi hijo fuera homosexual, yo jamás iría a su boda», publicó recientemente en prensa. Asimismo, ha emitido informes críticos contra las leyes del aborto, del matrimonio homosexual e incluso contra Ley de Violencia de Género. En lo concerniente al género, sobre las adopciones por parte de parejas del mismo sexo, Requero solicitó que se incluyera una cláusula de objeción de conciencia, mediante la cual las entidades gestoras de las adopciones pudieran negarse a entregar los niños a familias que no cuadraran con los principios de la familia cristiana. No obstante, quizá el escándalo más sonado protagonizado por el jurista fue el de acusar a las feministas de pretender que la interrupción voluntaria del embarazo sea como una operación de juanetes. Requero fue atacado por distintos colectivos progresistas, pero unos días después se reafirmó: «Insisto y me mantengo: las feministas quieren que abortar sea una operación de juanetes». La conferencia del juez en Iruñea tendrá lugar el día 10 por la mañana, bajo el título «La ideología de género en el derecho español».

Un final mesiánico para la cita

Tres personas se encargarán de abrir el congreso: Ángel José Gómez Montoro (rector), Ángela Aparisi (presidenta del comité organizador) y Miguel Sanz. Sin embargo, el cierre corre a cargo de una sola persona, Francesco D’Agostino, de la Universidad Italiana Tor Vergata. El profesor D’Agostino quizá sea el que habla más claro sobre el pensamiento que mantiene el extremismo católico sobre la homosexualidad y la transexualidad. Para él, la eliminación de la homosexualidad de la lista de patologías de la Organización Mundial de la Salud no es más que «una hipocresía». D’Agostino sostiene que entender la homosexualidad como patología «no significa discriminarla, sino todo lo contrario. Como patología, la homosexualidad tendría unos derechos de atención propios de cualquier otra enfermedad del estilo. Pero esta banalización de lo que realmente es le quita estos derechos». Es decir, que la sociedad actual ha robado a los homosexuales el derecho a curarse. D’Agostino va más allá: «Si negamos que estamos ante una patología, ¿por qué no lo negamos también para la pedofilia, el sadismo, la necrofilia…?».

En cuanto a la transexualidad, el principal ponente del congreso de febrero en Iruñea opina que el cambio de sexo constituye «uno de los fraudes más graves de la mente. Un individuo que no se reconoce, que se opera para cambiar de sexo… es un engaño: sigue siendo el que era antes, pero con una operación plástica que no le permite actuar como hombre o mujer real. Es un desastre».

Quien así se expresa es presidente de la Unión Internacional de Juristas Católicos, miembro de la Pontificia Academia pro Vida y Presidente Honorario del Comité Italiano para la Bioética. Desde este cúmulo de títulos, el profesor D’Agostino ofrece una visión del mundo propia de un fundamentalista. Para él, las familias de personas del mismo sexo, «como todas las cosas antropológicamente falsas, caerán por su propio peso. Aunque a veces cae después de mucho sufrimiento, muchas vidas, mucho sacrificio…». Así, desde su perspectiva, la conquista de derechos de los homosexuales es poco más que una pesadilla, porque «más allá del cristianismo y de las herejías cristianas, el futuro no existe».