Bryan Adams cancela un concierto en Mississippi por su ley anti-gay

Bryan Adams, en una imagen reciente

Bryan Adams, en una imagen reciente. EFE

El rockero canadiense Bryan Adams ha cancelado el concierto que tenía previsto para este 14 de abril en el Mississippi Coast Coliseum de Biloxi como protesta contra una ley que va contra los derechos del colectivo LGBT. Concretamente, se trata de la ley de Libertad Religiosa que permitirá a los negocios, personas individuales y organizaciones religiosas denegar sus servicios a las personas gays, madres solteras o cualquiera que pudiera “ofender a alguien que tenga una sincera creencia religiosa”.

En un comunicado en las redes sociales, Adams plantea que esta ley es “incomprensible” y que él no puede “en buena conciencia actuar en un Estado donde a ciertas personas se les niegan sus derechos civiles por su orientación sexual”. “Usando mi voz me solidarizo con todos mis amigos LGBT para repeler esta norma extremadamente discriminatoria. Espero que Mississippi recapacite y pueda volver para actuar para mis muchos fans. Espero ese día”, ha recalcado el músico.

Esta decisión de Adams llega apenas dos días después de que Bruce Springsteen cancelara un concierto en Carolina del Norte para protestar con la ‘ley del cuarto de baño’: “Esta ley dicta qué cuartos de baño tienen permitido usar las personas transgénero. También ataca a los ciudadanos pertenecientes al colectivo LGTB impidiendo que demanden cuando sus derechos son violados en el lugar de trabajo. A mi juicio, es un intento de gente que no puede soportar el progreso de nuestro país”, defendió Springsteen.

Respuesta masiva a los golpes de la violencia machista

Miles de personas se dieron cita en Gasteiz para participar en la manifestación convocada por el movimiento feminista de Euskal Herria. La marcha, que finalizó en la plaza de la Virgen Blanca, estaba encabezada por una pancarta en la que se podía leer el lema «11 eraso 12 erantzun Feministok Prest! Vuestras violencias tendrán respuesta».

feministok prest-gara

Más de 7.000 personas, según el recuento de GARA, –12.000 según las organizadoras– tomaron ayer las calles de Gasteiz para mostrar su rechazo a la violencia machista. Una lacra que esta misma semana se ha cobrado la vida de Nathalie Van Dut, que falleció el miércoles por la noche en el hospital de Baiona tras permanecer ingresada varios días en estado grave. «Nathalie ha sido asesinada por su marido en Bidart. Es la última víctima que deja la violencia machista en Euskal Herria, y estamos hartas, estamos muy enfadas. Desde Gasteiz, con toda la fuerza de quienes nos hemos juntado aquí, denunciamos este nuevo asesinato», destacó Amaia Villanueva al final de la marcha convocada dentro de la campaña Feministok Prest!, que concluyó en la plaza de la Virgen Blanca.

Allí recordó que la violencia machista tiene «muchas formas, muchas caras, muchas cadenas». «Cadenas que día a día golpean la vida de las mujeres, atándonos a la dominación. ¡Pero a tantas violencias, más respuestas! Es la violencia que sufrimos la que nos ha unido, y responderemos como un único cuerpo», exclamó.

En la misma línea se pronunciaron Gladys Giraldo y Marina Sagastizabal, que denunciaron la vigencia de un sistema heteropatriarcal que quiere a las mujeres «fuera de los espacios públicos, o en casa al caer la noche. O de cantineritas en las fiestas, presentes solo para su disfrute». «Nos quieren naturalmente femeninas y jerárquicamente complementarias a los hombres», añadieron antes de insistir en que las violencias machistas «son la cara de una maquinaria patriarcal podrida, que reacciona ante los derechos conquistados por las mujeres, desplegando todo su arsenal contra el feminismo».

Contra un movimiento que «seguirá trabajando para acabar con el machismo y lograr la igualdad efectiva entre hombres y mujeres». «Responderemos a la agresiones, como hemos hecho siempre, con fuerza, con movilizaciones, interpelando a las instituciones, acordando protocolos, creando redes de asistencia y utilizando la pedagogía», subrayaron tras lanzar un mensaje claro y directo a los agresores: «Vuestras violencias tendrán respuesta».

Y pidieron la colaboración de la ciudadanía para luchar contra la desigualdad y el machismo, que afecta a las mujeres del todo el mundo, tal como señalaron las personas que subieron al escenario. Mujeres procedentes de distintos lugares unidas contra una misma causa.

Refugiadas y presas

También recordaron a quienes no pudieron acudir a la manifestación. A las refugiadas que están atrapadas en las fronteras de esta Europa de la «vergüenza», y a las presas, que «también están luchando contra la estructura patriarcal de la cárceles. Enfrentándose a la cruda violencia del Estado y del sistema patriarcal, y recibiendo un doble castigo: el castigo penal y el castigo moral de la sociedad. ¡Desde aquí toda nuestra solidaridad!».

Tras la manifestación, muchas de los asistentes se dirigieron a Landatxo, donde tuvo lugar una comida popular. Esta jornada «histórica» finalizó de noche, con conciertos en el gaztetxe de Gasteiz.

Personas de distintos ámbitos unidas en las calles de Gasteiz

Agentes sociales, políticos, sindicales y culturales llegados de todos los rincones de Euskal Herria y de otras naciones, como los Països Catalans, se dieron cita ayer en Gasteiz para participar en la manifestación convocada por Feministok Prest!.

La politóloga Jule Goikoetxea destacó la importancia de celebrar esta cita en la capital alavesa, donde se ha abierto un debate social sobre el modelo festivo a consecuencia de la protesta organizada por el movimiento feminista en las fiestas de La Blanca. Por otro lado, la cantante Ines Osinaga mostró su rechazó a la criminalización del feminismo, que ha logrado incluir en la agenda política la necesidad de lograr la igualdad efectiva y acabar con la violencia machista.

Por su parte, la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, advirtió de que las mujeres no son víctimas. «Somos mujeres, y queremos ser mujeres libres. Y pedimos medidas para lograr que formemos parte de esta sociedad en igualdad de oportunidades, sin que se nos obligue a estar supeditadas a los hombres», añadió.

La diputada de EH Bildu Onintza Enbeita denunció la existencia de una violencia estructural contra las mujeres, y Anna Gabriel(CUP), afirmó que sin feminismo «no habrá independencia completa ni socialismo deseable».I.S.

Una gran marcha contra la violencia machista recorre Gasteiz

La manifestación, organizada por Euskal Herriko Mugimendu Feminista, ha sido el punto cumbre de una jornada copada de actividades.

movilizacion-feminista_foto610x342

Una marcha en contra de la violencia machista y en defensa de los derechos de las mujeres ha recorrido Vitoria-Gasteiz este sábado. La manifestación ha salido desde la Plaza Bilbao de la capital alavesa a las 13:00 horas y ha contado con la presencia, entre otras caras conocidas, con la secretaria general del Sindicato LAB Ainhoa Etxaide y la profesora de una Universidad del País Vasco Jule Goikoetxea. En la pancarta que encabezaba la marcha se podía leer el siguiente lema: 11 eraso 12 erantzun, Feministok Prest! Vuestras violencias tendrán respuesta.

A lo largo de la marcha se han sucedido más pancartas de varios de los 250 colectivos adheridos a la misma, con las que se ha querido denunciar la violencia sufrida por las mujeres en general, y por lesbianas, refugiadas, inmigrantes o presas, entre otros colectivos, en particular

Los organizadores han querido trasladar una denuncia contundente contra todas las violencias machistas, en plural, y han alertado sobre “la necesidad de ampliar el foco porque las agresiones no sólo se dan en el ámbito familiar o de pareja, se dan a diario en la sociedad, con frecuencia, agresiones invisibilizadas”.

Así, la portavoz de Koordinadora Feminista Kattalin Miner ha subrayado que “la violencia machista no se circunscribe únicamente a los asesinatos o las palizas, es mucho más amplia y nos afecta de muchas formas”. Por otra parte, ha añadido que, “las mujeres que hacemos frente a esa violencia somos sujetos activos, y no víctimas pasiva”.

La manifestación, organizada por Euskal Herriko Mugimendu Feminista, ha sido el acto central de una jornada para la que se han organizado numerosas actividades, tanto previas a la marcha, como posteriores, con la intención de “ocupar el espacio público” y poder así visibilizar el problema social existente en esta materia.

Asexorías, consultas públicas sobre sexo

Las asesorías sexólogicas públicas son un servicio gratuito financiado por diferentes ayuntamientos con el fin de aclarar las dudas de la población vasca en lo que se refiere a la sexualidad y a las relaciones eróticas y de pareja

DE los anticonceptivos a la orientación sexual y a los problemas de pareja. Las demandas que atienden las asexorías (asesorías sexológicas) públicas han cambiado mucho a lo largo de los años, pero no el público al que van dirigidos: la población joven. Al menos así lo aseguran desde las asexorías de Erandio, Gasteiz y Zarautz, tres centros de Euskadi que se encargan de dar respuesta a las dudas y consultas de la población vasca.

Joana Gainza, del centro de Atención a la Pareja Biko Arloak, es la sexóloga encargada de la localidad de Erandio desde hace seis años, si bien la asexoría lleva abierta desde hace ocho. Según explica, el servicio está pensado para que sea puntual, pero a veces las dudas requieren un mayor trabajo. “La gestión de emociones o los conflictos de pareja requieren más de una consulta, por ejemplo”.

Más allá del asexoramiento, Gainza indica que también trabajan con programas breves de educación sexual en todos los centros de la comarca. Precisamente, es en estos últimos donde suelen “enganchar” a los jóvenes para que acudan a la asexoría si lo consideran necesario. “Y además también ofrecemos un servicio de asesoramiento presencial y movilidad al colegio para ayudar a orientadores y profesores, así como también a centros de salud”.

Según comenta Gainza, al año reciben entre 20 y 50 consultas. Entre ellas, una de las dudas con las que más se encuentra es la diferencia entre atracción, enamoramiento y amor. El primero sería un deseo erótico por una persona en particular. “Este deseo, maximizado, acabaría convirtiéndose en el enamoramiento”, continúa. Durante esta etapa solo se ven las virtudes de la otra persona, pero no los defectos. Es más, los psiquiatras califican esta etapa como fase de enajenación transitoria. “Es decir, como un estado de locura en el que nos obsesionamos con el otro y lo idealizamos”.

No es hasta que la pareja -en el caso de llegar a ella- se estabiliza, se desarrolla y evoluciona, cuando se alcanzaría la etapa del amor. “Es ese momento en el que se empiezan a ver los defectos de la otra persona y, tras un análisis de costes y beneficios, se decide continuar o no con la relación”, explica Gainza. En otras palabras: es cuando se empieza a tomar una mayor consciencia de lo que puede aportar la relación. “Frente a la irracional idealización del amor romántico, este amor es más racional y más consciente”.

Aitziber Estonda, por otro lado, es la sexóloga la asexoría de Zarautz desde hace dos años. Si bien su servicio en un principio estuvo más dirigido a la población joven, ahora no hay límite de edad. El curso pasado, sin ir más lejos, resolvieron 70 consultas. “Con sus respectivos seguimientos, porque no es un mensaje o una sesión y ya está”, recuerda. Aun así, comenta que todavía invierten más tiempo dando a conocer el servicio de asexoramiento público que con las consultas propiamente dicho. “Hay mucho desconocimiento y aún cuesta hablar de estos temas”, asegura.

Aparte de la indiferenciación entre atracción, enamoramiento y amor, Estonda comenta que también se suele preguntar habitualmente sobre cómo hacer frente a las rupturas. La sexóloga explica que el proceso de duelo se divide en cuatro fases. “La primera es la incredulidad, porque no te lo crees”, comenta. Es un momento en el que se piensa que todo va a seguir igual, cuando no es así. “Precisamente es esa ruptura con nuestra rutina y nuestros planes de futuro lo que más nos descoloca”, apunta Estonda.

La siguiente, una vez se admite la realidad de la ruptura, es caer en la rabia. “Después de la tempestad llega la depresión y, con ella, el y si yo hubiera o hubiese…”. Y así transcurre el tiempo hasta alcanzar la cuarta y última fase: “Es en la que aceptas lo sucedido y rehaces tu vida aprendiendo de lo vivido”.

LABOR DE ACOMPAÑAMIENTO Pese a todo, Estonda admite que su función en estos casos suele ser ofrecer un entorno seguro donde compartir las necesidades, los sentimientos y las dudas del afectado más que ofrecer consejos concretos. “Poco puedes hacer, ya que se trata de un proceso mental por el que uno ha de pasar por sí mismo”. Salvo en lo que respecta a poner límites. “Ir y volver varias veces no beneficia, por eso mismo hay que tomar una decisión y tirar para adelante con ella, algo con lo que nosotros ayudamos”.

Y del duelo a las nuevas tecnologías. Ana Ramírez de Ocáriz es sexóloga en la asexoría municipal de Gasteiz. Gestionada por el centro sexológico Emaize, ofrece un servicio que ya es mayor de edad con sus 18 años de experiencia. El curso pasado resolvieron alrededor de 1.000 consultas y además organizan charlas en los centros educativos sobre cómo inciden las nuevas tecnologías en la pareja. Después de todo, muchos problemas dentro de las relaciones amorosas se vehiculizan a través del móvil.

Una de las cuestiones que más tratan en este aspecto es el control que se ejerce mediante los dispositivos móviles. “Si me quieres tienes que dejarme ver tus whatsapps”, “cuándo te has conectado por última vez, las claves, etc., son solo algunos ejemplos que se repiten muy a menudo, según la sexóloga. “Pero el móvil es un ámbito privado de cada persona y no de la pareja”, recuerda.

Otro aspecto serían los malentendidos que se dan en la comunicación a través de plataformas como Facebook o servicios de mensajería instantánea como Whatsapp. “Como no tenemos manera de ver a la persona con la que hablamos y cerciorarnos de su comunicación no verbal, surgen muchos conflictos, principalmente por interpretaciones incorrectas del mensaje”. No obstante, Ramírez de Ocáriz indica que lo que hay que trabajar no es lo que se encuentra en la superficie, sino lo que se arrastra en el fondo. “Normalmente, cuando empiezas a tirar del hilo puede salir de todo”.

Fuera aparte de estos tres ejemplos, las consultas que tratan lasasexorías son muy variadas. “Muchas personas no vienen porque no saben lo que podemos atender”. Como rango de mejora, Ramírez de Ocáriz reivindica que en las consultas se haga hueco a la población anciana y, también, empezar a cubrir la educación, no desde charlas puntuales como las que realizan, sino de manera continua y asidua. “De lo contrario, se seguirá viniendo aquí cuando haya un problema, en vez de acudir antes de que este surja para prevenirlo”.

Las mujeres también hacen historia

La marcha concentró a miles de manifestantes

La marcha concentró a miles de manifestantes.

VITORIA El camarero se acerca al fondo para tomar nota. A la mesa, un chico y una chica, amigos. “¿Agua fría o del tiempo?”, les pregunta. El chico hace un gesto de indiferencia. “Aprovecha”, le aconseja el camarero a ella, “¡que hoy puedes elegir!”. Son las tres de la tarde en Vitoria. Apenas ha pasado media hora desde que la Virgen Blanca se llenó para exigir la igualdad definitiva y efectiva entre hombres y mujeres. Todavía resuenan en la cabeza de la joven las palabras de las portavoces de Feministok Prest tras la manifestación, esa marcha histórica que ya nadie podrá olvidar en Gasteiz, tan multitudinaria, tan alegre, tan reivindicativa, con gente venida de mil sitios con una sola causa. Decían que la violencia machista, la que pega y la que mata, tiene en realidad “muchas formas, muchas caras, muchas cadenas, cadenas que día a día golpean la vida de las mujeres”, atándolas a la “dominación, a la sumisión”, abocándolas a situaciones de “inferioridad”. Comenta la jugada con su colega. Está molesta por lo que se supone que era una gracia. Esperan a que vuelva el camarero y, mientras sirve, le replican: “Y usted, ¿de qué tiempo es?”.

La huella del patriarcado duele, en las pequeñas cosas del día y cuando utiliza la fuerza para que no haya otro. Por eso el movimiento feminista de Euskal Herria decidió que había que unirse, salir a la calle y hacer mucho ruido. Y ayer lo consiguió, con una jornada llena de actividades lúdicas que resonó gracias al puñetazo sobre la mesa de la manifestación. Participaron miles de personas, 12.000 según la organización, gracias a la implicación de la gente a título particular y de la asistencia de 250 colectivos. Desde primera hora de la mañana, habían ido llegando a la ciudad autobuses repletos de mujeres procedentes de distintas localidades vascas y de asociaciones como Médicos del Mundo o Gafas Moradas, con ganas terribles por engrosar la marea morada.

Mientras tanto, las participantes de Gasteiz calentaban motores con una clase de zumbareggaeton feminista en Fueros, una kalejira en el Casco Viejo y la preparación de la gran comida popular que tendría lugar tras la manifestación en El Campillo. Y la ciudad, llena de pancartas, recordaba que este no iba a ser como cualquier sábado. Y no lo fue. A la una y media de la tarde, la marcha salió de la plaza Bilbao con irrintzis, batukada, vítores, carreras, bengalas, en un clima alegre y de protesta con viejas y nuevas generaciones, gente de aquí, de América Latina, de Holanda y de Inglaterra. Y una hora después, con la Virgen Blanca hasta los topes, continuaban llegando participantes. La plaza gritó a una “Gora borroka feminista”, “Europa canalla, abre la muralla” y otras consignas contra la violencia machista y la desigualdad, sin poder olvidar a la última asesinada en Euskal Herria, Nathalie Van Dut.

Hubo bertsos con la brillante Maialen Lujanbio y alegatos valientes. Amaia Villanueva advirtió a los agresores machistas que “responderemos como un único cuerpo”, Gladys Giraldo y Marina Sagastizabal denunciaron que “nos quieren naturalmente femeninas y jerárquicamente complementarias al hombre”, fuera de los espacios públicos, en casa al caer la noche “o de cantineras en las fiestas, presentes sólo para su disfrute”, pero aseguraron que el movimiento feminista seguirá afrontando esa realidad “con fuerza y movilizaciones, interpelando a las instituciones, acordando protocolos, creando redes de asistencia, usando pedagogía” y, como ayer, con la implicación de la sociedad.

Tras la manifestación, casi tan seguida a pie de calle como por las redes sociales gracias al esfuerzo de Feministok Prest, que echó mano de Periscope, continuó la jornada. Lo hizo con almuerzo, obras de teatro, concurso de cortometrajes, conciertos… Y las pancartas siguieron ondeando por toda la ciudad, bajo el sol, bajo la lluvia, de día y de noche, con un lema principal,“11 eraso 12 erantzun. Vuestras violencias tendrán respuesta”.

Calles de mil colores

La unión de Bilbao-Bizkaia aspira a convertirse en un referente del turismo LGBT con el apoyo institucional y del colectivo, que ve con buenos ojos la atracción de visitantes a la ciudad

bilbao paraguas multicolor

QUEDAN muy lejos las comparaciones con destinos icónicos como Sitges, Mykonos, Tel Aviv o Berlín, pero Bilbao, con Bizkaia como extensión, aspira a convertirse en un referente del turismo LGBT (Lesbianas, Gais, Bisexuales y personas Transgénero) en la zona norte del Estado. Tanto la Diputación Foral de Bizkaia como el Ayuntamiento de Bilbao han visibilizado en reiteradas ocasiones su apuesta por fomentar el flujo de visitantes pertenecientes a este colectivo hacia el territorio, considerado desde fuera amigable para dicha comunidad. El reto cuenta con el apoyo de los promotores de la población LGBT de la villa, tales como hosteleros o personas vinculadas a diversas actividades de ocio, que ven con buenos ojos la llegada de turistas. No obstante, reivindican el sostén institucional, más allá de la promoción en las ferias de turismo, para elaborar una oferta más completa.

Más de 20 locales de ambiente o festivales tan relevantes como Zinegoak, que este año ha registrado un incremento del 15% de asistentes, se suman a la ya conocida propuesta turística de Bilbao. “Estamos analizando qué mimbres tiene nuestro territorio y qué tipo de turista atrae para ponerlo en valor. Uno de ellos, reconocidos por terceros además, es que somos lo que se suele llamar un territorio gay-friendly”, asegura Asier Alea, director de Turismo de la Diputación Foral de Bizkaia, en referencia a la atmósfera tolerante y abierta de miras que existe respecto a la diversidad sexual e identidad de género.

En palabras de Alea, el turismo LGBT puede ser tan heterogéneo como el turismo familiar, aunque asegura que existen algunas características medibles atendiendo a estudios globales. “Más del 10% del turismo mundial es turismo LGBT, pero suponen entre un 15% y un 16% del gasto turístico mundial. Eso indica que es un colectivo con un poder adquisitivo bastante alto”, especifica. Asimismo, asegura que tienen unas tasas de crecimiento muy altas, con un 4% anual, y que se trata de un turismo que presenta una mayor apertura en cuanto a destinos o tolerancia.

“Las personas del colectivo LGBT buscan un turismo urbanita-cultural. Viendo cómo se ha posicionado Bilbao-Bizkaia en el turismo desde la eclosión del Guggenheim en 1997 precisamente es en este segmento donde encajamos”, considera el director de Turismo, quien también menciona, dentro de esa vertiente urbana, la importancia de la vida nocturna activa en locales hosteleros. Por otra parte, Alea cita “otros valores intangibles en la promoción del turismo LGBT”, ya que, según la Organización Mundial de Turismo, “aquellos territorios que promueven el turismo LGBT también contribuyen a las labores sociales y a la normalización”.

A pesar de no contar con estadísticas que avalan el aumento de visitantes LGBT en Bilbao-Bizkaia, Asier Alea asegura que desde las oficinas de turismo del territorio existe la percepción de que ese incremento se está dando. “Los bloggers especializados en turismo de este colectivo tienen cada vez más en cuenta Bilbao-Bizkaia como uno de los destinos de referencia en Europa”, asegura el director foral, quien indica que aspiran a que el destino “sea el referente en el turismo LGBT en la zona norte”.

En ese sentido, expone que las primeras acciones de este año para centrarse en este nicho comenzaron en Fitur, donde se presentó una guía destinada al colectivo LGBT que posteriormente fue retirada debido a las críticas recibidas por parte de un sector del colectivo. La guía, que será reeditada tras modificar algunos aspectos, fue la antesala de otra serie de acciones como workshops que se llevarán a cabo “en lugares que ya son referencia en el turismo LGBT como Amsterdam o Berlín”. De esa forma, los esfuerzos institucionales, por el momento, estarán dirigidos a la promoción en ferias internacionales. “Nos gustaría avanzar en ese sentido antes para llegar a pasos más sofisticados como organizar paquetes con agencias. Lo lógico es que con el tiempo evolucionemos”, indica Alea.

PROMOTORES Buen conocedor de todo aquello relacionado con el colectivo es Aitor Mesa, director de Blue, revista mensual dirigida al público LGBT de Bilbao. “Desde que creamos la revista uno de nuestros objetivos ha sido fomentar el turismo”, asegura Mesa, satisfecho con la apuesta de las instituciones, no en vano, colaboraron en la elaboración de la guía LGBT publicada por Bilbao-Bizkaia. “Según las estadísticas, en nuestra web el 80% de las visitas son de fuera de Bilbao. Nos escribe gente de fuera todos los meses, preguntándonos por lugares recomendables para sus vacaciones. No hay ninguna web en la que puedan encontrar esos datos”, revela.

“Sin duda, en la cornisa cantábrica es en Bilbao donde más oferta hay. Todos los fines de semanas vemos que viene gente de ciudades cercanas, incluso desde Burdeos”, asegura el director de Blue, convencido del potencial de la capital vizcaina. “Hay más de 20 bares de ambiente, en los que los dueños son gais o lesbianas, y la mayoría de la gente que acude pertenece al colectivo LGBT”, expone Mesa en referencia a una oferta que se completa con “dos saunas, el festival de Zinegoak, el torneo de fútbol a nivel estatal organizado por Hegoak… sin hablar del tirón de Aste Nagusia”. Activos en el fomento de actividades por y para las personas LGBT, Aitor Mesa expone que han organizado la celebración del Día del Orgullo Gay en Bilbao en más de una ocasión. “Este año queremos hacer algo más, con conciertos y animación”, avanza.

Un punto de vista más crítico muestra Gorka Amezaga, propietario del Balcón de la Lola, local hostelero de referencia entre el colectivo LGBT con una trayectoria de 15 años. “Hay un incremento de público que viene a ver Bilbao porque se publicita a nivel internacional, pero no específicamente entre los gais. Desde fuera nadie considera que Bilbao tiene una connotación ni siquiera ligeramente gay”, opina el empresario hostelero, al tiempo que ensalza iniciativas llevadas a cabo en ciudades como Barcelona, con el festival Circuit que toma literalmente la ciudad, o en Badajoz, con Los Palomos, como se conoce a la Fiesta de la Libertad Sexual creada como reivindicación. “Hace mucho que quiero hacer cosas, pero me falta ayuda”, evidencia Gorka Amezaga.

En palabras del hostelero, “el público gay es muy nocturno y Bilbao a nivel nocturnidad se queda un poco pobre. Me gustaría que fuesen más permisivos y se fomentase la vida nocturna, con facilidades en cuanto a horarios”, expone Amezaga, cuyo local tiene permiso de apertura hasta las 6 de la mañana. “Son horarios muy conflictivos, pero es una alternativa interesante”, evidencia el propietario del Balcón de la Lola, cuyo público “es gay al 75%, pero también entran chicas con sus novios. Lo que tenemos es gente tolerante al 100%”, indica.

Con exclusividad para clientes gais, Mario Roldán abrió la sauna EGO en Bilbao hace 15 años. “Se puede hacer más. Ahora que hay más movimiento de turistas es cuando las instituciones han comenzado a despertar su interés”, considera este argentino radicado en Bilbao desde 1992. “Los turistas LGBT están acostumbrados a buscarse la vida. Son visionarios en cuanto a destinos”, considera el empresario, quien asegura que todos los visitantes se quedan prendados de la cultura y la gastronomía de la ciudad, “que es maravillosa”. Aunque asegura que cada vez son más los turistas que se acercan a su sauna, opina que, en general, “la oferta lúdica es muy escasa”. En cualquier caso, afirma que estaría encantado de que Bilbao recibiera cada vez más turistas LGBT.

La transexual Izaro Antxia juega su primer partido oficial como mujer

La joven, de 35 años, se ha convertido hoy en la primera jugadora transexual federada en España que ha disputado un partido oficial

Izaro Antxia, en primer término, animando a su equipo

D:\DATOS\jmendias\e28\migrazioa\20160128

Izaro Antxia, de 35 años, se ha convertido hoy en la primera jugadora transexual federada en España que ha disputado un partido oficial, en su caso alineada con su equipo, el Leioa Maia, en un encuentro de fútbol sala de la categoría territorial femenina de Bizkaia jugado en Bilbao.

Poco antes de saltar al terreno de juego, en el polideportivo del barrio bilbaíno de San Ignacio, Izaro ha dicho a Efe que la noche anterior estaba “nerviosa” por el debut, aunque ya en los prolegómenos del partido se encontraba “más relajada”.

Izaro, quien fue bautizada como Gorka, ha podido disputar su primer partido oficial como mujer tras recibir hace un par de semanas el DNI con su nuevo nombre y después de que su equipo tramitase la ficha federativa con su identidad femenina.

La transexual, que está casada con una mujer y que hace dos años empezó un proceso de reasignación de sexo que aún continúa, ha confesado que el camino es “largo; duro en ocasiones, pero sobre todo largo”.

Izaro Antxia, informática de profesión y residente en la localidad vizcaína de Portugalete, ha destacado que “siempre” ha contado con el apoyo de su familia y de sus compañeros y compañeras en el fútbol.

Para quien pueda encontrarse en una situación similar a la suya, Izaro ha recomendado que “hay que intentarlo. Si te quedas esperando a que algo se cumpla, no se cumple”.

Minutos más tarde, vestida con la camiseta de color fucsia y los pantalones negros del Leioa Maia, Izaro Antxia ha saltado al campo para jugar su primer partido -hoy contra el Bilbo B- ya siendo considerada una mujer.

Springsteen suspende un concierto en Carolina del Norte en protesta por una ley contra el colectivo LGTB

Una medida impide a los gobiernos locales fijar sus propias normas contra la discriminación sexual y revierte así una ordenanza de la ciudad de Charlotte a favor de los transgénero

Springsteen, en un concierto en Los Ángeles hace unas semanas

Springsteen, en un concierto en Los Ángeles hace unas semanas. REUTERS/Mario Anzuoni

NUEVA YORK (EEUU).- El rockero Bruce Springsteen anunció hoy que suspenderá su próxima actuación en Greensboro, Carolina del Norte, como protesta por la ley aprobada en ese estado y que en su opinión es lesiva para las lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBTQ, en inglés).

“Con todas mis disculpas a los fans de Greensboro por delante, hemos cancelado el concierto para este domingo. Algunas cosas son más importantes que el rock y la lucha contra los prejuicios y el fanatismo es una de ellas”, anunció en un comunicado.

El boss quiso así mostrar su “solidaridad” con los afectados por la denominada ley HB2 de “Instalaciones públicas, ley de privacidad y seguridad”.

La medida impide a los gobiernos locales fijar sus propias normas contra la discriminación sexual y revierte así una ordenanza de la ciudad de Charlotte a favor de los transgénero.

La ley estatal, que entró en vigor el pasado 23 de marzo, ya ha sido objeto de demanda por parte de organizaciones civiles.

“Esa ley les dicta a los transexuales qué baño usar y permite el ataque a los ciudadanos LGTBQ, a los que quita herramientas para defenderse de la discriminación en el entorno laboral”, afirmó Springsteen.

Suspender el concierto “es el arma más potente que tengo para levantar mi voz en oposición a una medida impulsada por aquellos que quieren ir para atrás en vez de para adelante”, añadió.

Bruce Springsteen suspende un concierto por una ley antigay

El músico cancela su actuación en Greensboro, Carolina del Norte, por una norma que dicta a los transexuales qué baño público usar

 

“Algunas cosas son más importantes que un concierto de rock y esta lucha contra los prejuicios y la intolerancia es una de ellas”. Estas son algunas de las palabras que ha utilizado Bruce Springsteen en su comunicado, difundido en su página web, para anunciar que suspende su próximo concierto en Greensboro, en Carolina de Norte, por considerar que la ley aprobada en ese estado ataca a la comunidad de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB).

Se trata de la ley “de privacidad y seguridad en las instalaciones públicas”, más conocida como ley HB2, por la que las personas deben usar el baño que corresponda a su “sexo biológico” en escuelas y edificios gubernamentales. La norma señala que el sexo es aquel que establece “el certificado de nacimiento de la persona”, obligando a las personas transexuales a no poder usar el baño que desean.

En su comunicado, Springsteen escribe: “Ante todo pido disculpas a nuestros seguidores en Greensboro por cancelar nuestro concierto del domingo. Esta ley les dicta a los transexuales qué baño usar y permite el ataque a los ciudadanos de LGTB, a las que le quita un arma para defenderse de la discriminación en el entorno laboral”. Y añade: “Tal y como lo veo, es un intento de quitar derechos y progreso. Y esta suspensión es el arma más potente que tengo para levantar mi voz en oposición a una medida impulsada por aquellos que quieren ir atrás en vez de para adelante”. Según la nota, el dinero de las entradas será devuelto a los compradores.

La ley, aprobada por la legislatura dominada por los republicanos y por el gobernador Pat McCrory, del mismo partido, fue la respuesta a una ordenanza del ayuntamiento de Charlotte aprobada en febrero que pretendía ampliar la protección a homosexuales, bisexuales y transexuales cuando acudan a hoteles, restaurantes y otros negocios. La ordenanza de Charlotte también buscaba proteger a las personas transexuales para que pudieran ir al baño de acuerdo con su identidad de género.

Hace un año, Wilco también suspendió su concierto en el Estado de Indiana por un caso similar cuando el gobernador de Indiana, el republicano Mike Pence, aprobó una ley que también discriminaba a las personas de la comunidad LGTB. Springsteen, que tocará en San Sebastián, Madrid y Barcelona en mayo, se suma a compañías y funcionarios municipales que han denunciado la aplicación de la polémica ley.

“Vuestra violencia machista tendrá respuesta”

Miles de personas reclaman en una manifestación en Vitoria más beligerancia contra la violencia machista. “La violencia machista no solo se materializa en los golpes y asesinatos; sino que es estructural”, denuncia el movimiento feminista

Un momento de la marcha contra la violencia machista.

Un momento de la marcha contra la violencia machista.

Miles de personas han secundado en Vitoria la manifestación convocada por el movimiento feminista de Euskal Herria-Feministok Prest! para reclamar políticas públicas contra la violencia machista, en una marcha que ha teñido de morado las calles del centro de la ciudad. Ha sido una movilización histórica, que ha cumplido las expectativas de las organizadoras.  La exasperación y saturación al que confiesan haber llegado tras el incremento creciente de las agresiones contra las mujeres es el motivo de esta movilización, que ha marchado bajo el lema 11 eraso erantzun, vuestras violencias tendrán respuesta.

Begoña Zabala, de Emakume Internazionalistak, ya lo explicaba en su llamamiento. “No es solo contar las denuncias y ver que este mes son más que el mes pasado, o que año tras año los números oscilan alrededor de las mismas cifras. Es más cualitativa la percepción. Se multiplican la diferentes formas de violencia, aparecen nuevas demostraciones que agreden a las mujeres. Manifestaciones verbales agresivas, acosos en la calle, fiestas masculinizadas con presencias masculinas agresivas, ‘abroncamientos’ machistas en las tertulias a mujeres representativas de los espacios públicos, prohibición de transitar en espacios determinados,…”.

A lo largo de la marcha se han sucedido las pancartas de varios de los 250 colectivos adheridos a la misma, con las que se ha querido denunciar la violencia sufrida por las mujeres en general, y por lesbianas, refugiadas, inmigrantes o presas, entre otros colectivos, en particular. Entre los lemas más coreados han estado: Gora borroka feminista¡” (¡Viva la lucha feminista!), Europa canalla, abre la muralla o No estamos todas, faltan las presas.

Las organizadoras defienden que en la actualidad “resulta necesario y urgente” replantear lo que entendemos por violencia, creando un marco que nos permita entender su complejidad y sus múltiples formas. “La violencia machista no solo se materializa en los golpes y asesinatos; sino que es estructural y se asienta en un sistema que socializa a las mujeres en el miedo y naturaliza el cuerpo femenino como débil y el masculino como agresivo”.

Tras la manifestación, la plataforma ha organizado diversos actos en Vitoria, como una comida, obras de teatro y conciertos con la intención de “ocupar el espacio público” y poder así visibilizar el problema social existente en esta materia.