Pedro Zerolo ya tiene su plaza en Madrid

“Queríamos un Madrid distinto y ya lo tenemos”, destaca la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena. A la inauguración han acudido Pedro Sánchez, Purificación Causapié y representantes del movimiento LGTB, junto a familiares y amigos del político socialista, uno de los artífices de la ley que permitió el matrimonio homosexual.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, asiste al cambio de nombre de la plaza de Vázquez de Mella por la de Pedro Zerolo, hoy en Madrid

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, asiste al cambio de nombre de la plaza de Vázquez de Mella por la de Pedro Zerolo, hoy en Madrid. EFE/Emilio Naranjo

CHRISTIAN GONZÁLEZ
MADRID.- “Queríamos un Madrid distinto y ya lo tenemos porque ya tenemos una plaza que tiene el nombre que debería tener”. Así se ha expresado la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante la inauguración oficial de la plaza de Pedro Zerolo, anteriormente denominada plaza Vázquez de Mella.

Cientos de personas han acudido al acto en el madrileño barrio de Chueca, al que también han acudido el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez; la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Purificación Causapié; el viudo de Zerolo, Jesús Santos y representantes del movimiento LGTB, además de familiares y amigos del político socialista fallecido en 2015.

Bajo un cielo soleado y en un ambiente festivo, se ha recordado la figura de Zerolo y, en especial, su trabajo como activista por los derechos del colectivo LGTB, además de su papel en la aprobación del matrimonio homosexual en España durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

En su discurso, la alcaldesa de la capital ha deseado que en el futuro, cuando los niños pasen por la plaza y pregunten quién era Pedro Zerolo, sus padres sepan contestarles que fue “un hombre que supo cambiar el mundo y lo cambió”.

Por su parte, la portavoz socialista en el ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié ha destacado el compromiso de Zerolo con la tolerancia y ha recordado sus palabras hacia quienes le atacaban: “En su modelo de sociedad no quepo yo, en el mío sí cabe usted”.

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó el cambio de designación de la plaza Vázquez de Mella por el nombre de Pedro Zerolo, en reconocimiento a su labor por la defensa de los derechos del colectivo LGTB. Esta decisión fue luego refrendada por el Pleno de la Junta Municipal del Distrito Centro a principios de año.

La ya Plaza de Pedro Zerolo ha acogido su nueva nomenclatura abarrotada por cientos de personas, que después han podido escuchar al coro LGTB interpretando la canción ‘¿A quién le importa?’. En las redes sociales, los usuarios también lo han celebrado.

Matrimonio homosexual en España

Nacido en Caracas (Venezuela) en 1960, fue un veterano militante por los derechos de la comunidad homosexual y transexual. En 1992 comenzó colaborando en la asesoría jurídica del Colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales de Madrid (COGAM), del que fue elegido presidente a finales de 1993. Desde 1998 a 2003 presidió la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, de la que dimitió al aceptar ir en la lista del Grupo Municipal Socialista al Ayuntamiento de Madrid.

En mayo de 2003 fue elegido concejal en el Ayuntamiento de Madrid, donde fue portavoz de la Comisión Permanente del Pleno de Medio Ambiente, mientras se hacía cargo además de la portavocía socialista en el distrito de Usera y después del distrito de Moratalaz.

En 2007 fue reelegido concejal del Grupo Municipal Socialista haciéndose cargo de la portavocía de la Comisión Permanente del Pleno de Familia y Servicios Sociales, así como portavoz del grupo municipal Socialista en el Distrito de Fuencarral-El Pardo. Tras las elecciones de 2011 continuó siendo portavoz de Familia y Servicios Sociales.

Ha sido muy reconocida su labor para impulsar la aprobación de leyes como la del matrimonio homosexual, la identidad de género y la igualdad entre mujeres y hombres. El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero explicó que quien le “convenció” para poner en marcha la reforma que autorizaba el matrimonio homosexual fue Zerolo

El CatSalut agilizará el cambio de nombre de la tarjeta a los transexuales

Más de 30 menores han pedido el cambio desde noviembre

El Servei Català de la Salut (CatSalut) podrá emitir las tarjetas sanitarias individuales (TSI) con el nombre acorde con el ‘género sentido’ de las personas transexuales que lo soliciten, una medida que avanzó Europa Press en febrero y que extiende a los adultos la posibilidad que tienen desde noviembre los menores, que han solicitado más de 30 cambios de nombre.

El CatSalut ha firmado un protocolo de actuación con la Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat para garantizar la igualdad de trato y no discriminación del colectivo LGTBI, tal como recoge la Ley 11/2014, ha explicado este jueves la Conselleria de Presidencia en un comunicado.

La medida permitirá a las personas adultas cambiar el nombre de esta tarjeta sin necesidad de haberlo hecho en el registro civil y el DNI, y sin que se hayan sometido a un tratamiento hormonal ni a una operación quirúrgica.

MINISTERIO DE JUSTICIA

El trámite estatal de la ‘Rectificación registral del sexo’ necesita un informe que acredite que el interesado ha sido tratado médicamente durante al menos dos años para acomodar sus características físicas al sexo reclamado, que no será necesario cuando concurran razones de salud o edad que imposibiliten el seguimiento del tratamiento, pero se debe aportar un certificado médico de tal circunstancia.

El Ministerio de Justicia pide también un informe médico o psicológico clínico que refiera una disonancia entre sexo inscrito e identidad sentida y a la estabilidad de esta disonancia, así como “la ausencia de trastornos de personalidad que pudieran influir de manera determinante en la existencia de la disonancia”, según consta en el portal informativo del mismo ministerio.

Jesús Tomillero: “En Primera División también hay árbitros gays, pero tienen miedo de decirlo”

Jesús Tomillero

Su teléfono no para de sonar. No arbitra en Primera División ni es internacional, pero su caso ha trascendido más allá del plano futbolístico. Jesús Tomillero, de 21 años y natural de la localidad gaditana de La Línea, es noticia desde finales de marzo por los insultos que viene sufriendo en los campos. Y no por sus malos arbitrajes, sino por ser el primer colegiado que anuncia públicamente su homosexualidad.

Ya ha anunciado que está dispuesto a abandonar la práctica del arbitraje y eso le deja la sensación de estar decepcionando a los que le piden que siga luchando en contra de la homofobia, pero dice sentirse sin fuerzas. Por el momento, eso sí, va a denunciar lo que rodea a un deporte donde no encuentra apoyos ni en la grada ni en los estamentos directivos.

Alguna vez soñaría con ser un árbitro famoso, pero quizá no por este motivo.

Seguro que no. Con este tema se me ha ido mi sueño, se me ha ido medio corazón. Yo quisiera seguir peleando, pero no puedo más.

Fue capaz de superar un primer incidente. ¿Cómo fue el segundo para que le afectara tanto?

Ha sido en un partido de Segunda Andaluza juvenil entre Recreativo Portuense Fútbol Club Base y el San Fernando Club Deportivo Isleño en El Puerto. Pité un penalti muy claro, había un jugador en el suelo y un espectador del San Fernando me dijo que yo era “el maricón que salía en la tele”. Me gritó si no me daba vergüenza pitar lo que había pitado y me dijo “maricón de mierda”. Los policías identificaron a esta persona y lo denuncié después. Me hizo daño porque estoy viendo que esto va a más. Cuanto más salgo a defenderme peor me tratan y no veo que tenga el apoyo que necesito. Así no merece la pena seguir.

¿La decisión de dejar arbitrar es definitiva?

Ahora voy a parar un tiempo porque no tengo fuerzas ni el apoyo del Comité y así es más complicado. Llevo diez años de mi vida dedicado al arbitraje y ahora subiría a Primera Andaluza, pero no me veo con fuerzas. Tengo la opción de pitar en Gibraltar porque el comité gibraltareño sí me ha ofrecido su apoyo y me lo estoy pensando. Tengo que meditarlo mucho, pero es terrible tener que irte de tu tierra para poder desempeñar lo que te gusta.

¿Qué dicen en el Comité Técnico de Árbitros de Andalucía? ¿No hay ninguna sensibilidad al respecto?

Mi decisión de dejarlo se la he trasladado y les ha dado igual. El dia 2 de mayo tuvimos una convención y estaba Eduardo Herrera, presidente de la Federación Andaluza. Pasé por su lado y ni me saludó ni me dio ánimos. Sí tuve el apoyo de los árbitros de Primera Pérez Melero o Fernández Borbalán y eso sí me motiva, como que que públicamente me apoyen partidos como el Partido Popular o un político como Pablo Iglesias. Me gustaría que sacaran una ley en cualquier ámbito deportivo para impedir que esto se repita.

¿Ha llegado a arrepentirse de hacer público que es gay?

No me arrepiento porque es lo que quise decir y es lo que siento. Los heteros no se esconden y yo tampoco tengo que hacerlo. Por desgracia, el fútbol sigue siendo del macho alfa.

¿En las categorías en las que se mueve es más duro sobrellevarlo que en la élite?

Sin duda. Y una vez que salí del armario me han dicho más cosas. En un partido de niños me decía una mujer que yo llevaba un tanga puesto. Cambiaron muchas actitudes después de mi anuncio, pero no me arrepiento. Mi causa ha valido mucho a nivel internacional, pero siento que he defraudado a mucha gente porque no he seguido adelante.

¿El deporte profesional sigue sin estar preparado para asumir casos como el suyo con normalidad?

Sí, se sigue viendo como una enfermedad. No quieren entender que no hacemos daño a nadie, que hacemos nuestro trabajo y que pasamos nuestras pruebas como el resto. Al final es un problema de educación y no sólo contra un árbitro que es gay, sino contra todos los árbitros. El entrenador chilla al árbitro, los padres igual y es inevitable que los niños también lo hagan.

¿Queda mucho para que un árbitro internacional dé el paso de anunciar su homosexualidad? ¿Casos como éste pueden ser contraproducentes?

Yo soy optimista y creo que pronto alguno lo anunciará. Sé que hay árbitros de Primera que son gays, lo conozco por un tema cercano y me consta que tienen miedo.

¿Sería de gran ayuda que un crack del fútbol reconociera su homosexualidad?

Para mí sería lo más porque sería mi ídolo. Estamos en el siglo XXI, dicen que somos el país más adelantado y en esto somos los más atrasados. Aquí vemos con normalidad que los homosexuales se casen, pero que no sean árbitros. Parece que están esperando a que maten a un árbitro para hacer algo.

¿Qué dicen en su familia de lo que está viviendo?

Me han apoyado desde siempre y ahora no iba a ser menos, pero esto me afecta mucho. La otra noche estaba con mi novio y tenía un ataque de ansiedad. Es muy duro.

Doctor Deseo: “Éramos las mariconas del barrio”

Entrevista publicada por El Periódico

El veterano grupo vasco liderado por Francis Díez presenta en Bikini su nuevo libro-disco ‘Igual y diferente, una mirada distinta’

Barcelona 12 de mayo de 2016 Francis Diez lider del grupo Doctor Deseo Foto Ricard Fadrique

Francis Diez lider del grupo Doctor Deseo Foto Ricard Fadrique

El cantante y compositor Francis Díez, alma de Doctor Deseo, presume de haber actuado en casi todas las salas de la ciudad. Este viernes, el veterano grupo vasco debuta en Bikini donde presenta su último disco, ‘Igual y diferente, una mirada distinta’. Acaban de hacer siete llenos en Euskalherria y está pletórico.

¿Qué puede esperar el público de este nuevo concierto en Barcelona? Nadie va a salir indiferente. Todo el que entra a un concierto de Doctor Deseo sale distinto, algo se le cambia.

Su nuevo trabajo es un disco-libro con un DVD de dos actuaciones especiales… El formato lo utilizamos para escapar del castigo del 21% del IVA. Te permite ofrecer un objeto de lujo muy trabajado casi al 4% de IVA. Lo recomiendo a todos los músicos para huir de este maltrato del señorito Montoro. El DVD es un regalo. Incluye dos conciertos muy especiales del año pasado. Uno es un resumen del que hicimos en las fiestas de Bilbao ante 10.000 personas. El otro es un concierto que hicimos para un amigo, sin él saberlo. Fue todo el pueblo quien lo organizó en una iglesia gótica preciosa del siglo XVIII en Lekeitio.

Menudo morbo. Para nosotros tocar allí fue una sorpresa pues en principio todos somos no creyentes. Sin embargo, fue un auténtico acto de psicomagia. Cantar desde un confesionario puede aliviar mucho los sentidos de culpa. Incluso el poderte masturbar o acariciarte con todo el respeto, pues la iglesia fue desacralizada para el concierto. A ningún padre debería molestarle el placer de sus hijos.

¿Encajan en la categoría de rock lírico que a veces les cuelgan? No. Nos consideramos un grupo pop en el sentido más amplio del término. Velvet Underground podrían ser un grupo pop en una época en la que Warhol con su plátano marcaba las pautas. Esa música que surge con Chuck Berry y Fast Domino en los años 50 y abarca desde la psicodelia de los 60, el hard de los 70, el punk de los 80, la nueva ola, la música electrónica, el hip-hop, el metal… Todo eso a lo que se llama música popular. No hacemos distingos entre rock y pop. Tenemos nuestro cóctel particular, especialmente en este nuevo disco.

Cuando empezó Doctor Deseo la escena era muy distinta…Nuestro principio fue duro pero divertido. Surgimos al final de los años 80 cuando el rock radical vasco estaba en pleno apogeo. Nosotros estábamos en otra línea. Nos preocupó más el policía que llevábamos dentro que el policía exterior, por ejemplo. Se supone que al público que nos viene a ver no tenemos que darle ninguna charla sobre lo que tiene que opinar en este tipo de cosas. Nos preocupa mucho más en qué medida llevamos metido al Estado en la entrepierna que otro tipo de historias.

¿Cómo es esa mirada distinta que reivindican? Una mirada distinta es una mirada femenina o de lo llamado femenino. Nos interesa mucho más este tipo de transformaciones. Aunque hablamos desde un ámbito más íntimo, eso afecta directamente a todo, no solo en el terreno individual, también en el social y político. Al principio lo tuvimos algo más difícil puesto que éramos las mariconas de barrio. En aquel mundo de tanta testosterona no teníamos tanta cabida, pero por otra parte eso nos fue curtiendo y endureciendo. No conviene tener los comienzos muy fáciles. Gracias a eso seguimos aquí.

Italia aprueba la unión civil entre homosexuales

La ley fue aprobada por 369 votos a favor y 193 en contra en la Cámara de Diputados, después de que fuera aprobada en febrero por el Senado

Una imagen del Gay Pray Parade en Roma

Una imagen del Gay Pray Parade en Roma. / Afp

El parlamento italiano ha aprobado este miércoles con un voto de confianza la ley que legaliza la unión civil entre parejas homosexuales, un derecho que ya existe en la mayoría de los grandes países de Europa occidental. La ley fue aprobada por 369 votos a favor y 193 en contra en la Cámara de Diputados, después de que fuera aprobada en febrero por el Senado, por lo que se convierte definitivamente en ley del Estado.

“Hoy es un día de fiesta para muchas personas. Sobre todo para aquellas que se sienten finalmente reconocidas, para todos aquellos que, después de muchos años, cuentan con derechos civiles, de verdad civiles”, ha escrito Renzi en Facebook. “Hemos escrito otra página importante para la historia de la Italia que queremos. Por ello sometimos la ley al voto de confianza, no se podía aplazar de nuevo tras años de intentos fallidos”, ha comentado.

Renzi, que quiere demostrar a la opinión pública que cumple con sus compromisos pese a los obstáculos, se comprometió a sacar adelante la ley aún al precio de recortar la medida que da acceso a la pareja gay a adoptar hijos. Después de dos años de negociaciones y de semanas de intenso debate en el Senado, el gobierno decidió someter la ley al voto de confianza y evitar todo cambio al texto.

El jefe de gobierno italiano reconoció que Italia era el único país grande de Europa occidental sin un marco legal para las parejas del mismo sexo y a pesar de la oposición a la ley y a las protestas de la Iglesia católica aceleró su aprobación con el voto de confianza. El texto mantiene el requisito de ayuda recíproca moral y material, la pensión de supervivencia, el permiso de residencia para el cónyuge extranjero y también la posibilidad de adquirir el apellido del compañero.

La nueva ley reglamenta también a las parejas de hecho pero concede deberes y derechos diferentes. Igualmente establece un estatuto para los que conviven – tanto heterosexuales como homosexuales – y crea para las parejas homosexuales una unión civil particular calificada de “formación social específica”.

Militantes del movimiento homosexual y simpatizantes, manifestaron su amargura, tanto en las calles como en las redes sociales, ante lo que consideran un “primer paso”, si bien tímido. Renzi tuvo que ceder a los pedidos de sus aliados católicos y de centro-derecha y eliminó la posibilidad de adoptar los hijos naturales del cónyuge. La nueva ley evita de todos modos cerrar completamente la puerta a la adopción del hijo del compañero del mismo sexo, permitiendo que sea evaluado según el caso, ya que los tribunales lo han autorizado ya en otras oportunidades, “en nombre del interés del niño” y de su “equilibrio emocional”.

Dos sentencias

Dos sentencias recientes del Tribunal de Menores de Roma confirman la tendencia a aprobar tal posibilidad. “El vaso está todavía medio vacío”, sostiene en un comunicado Gabriele Piazzoni, secretario nacional de Arcigay, la principal asociación para la defensa de los homosexuales. “Pese a ello, este texto reconoce y garantiza protección a las parejas homosexuales, algo que han esperado toda una vida”, recalcó.

Por otro lado, el comité “En defensa de nuestros niños”, contrario a la ley, que reunió a decenas de miles de opositores al texto a finales de enero en Roma, considera “un acto antidemocrático” someter esa ley al voto de confianza. El portavoz del movimiento, el ultracatólico Massimo Gandolfini, quien fue recibido en abril pasado por el papa Francisco, anunció que promoverá un referéndum para derogar la ley e impedir que entre en vigor.

El único árbitro gay del fútbol español en salir del armario no aguanta más insultos y dimite

«No te da vergüenza pitar lo que has pitado, maricón de mierda», fue alguna de las agresiones verbales homófobas que Jesús Tomillero, de 21 años, tuvo que soportar durante un partido de juveniles cerca de Cádiz mientras «el público se reía»

El ya exárbitro Jesús Tomillero

El ya exárbitro Jesús Tomillero. TWITTER

Jesús Tomillero, el único colegiado del fútbol español que declaró abiertamente su homosexualidad, anunció ayer que abandonaba el arbitraje a causa de los insultos homófobos que lleva sufriendo desde que decidió salir del armario. «No aguanto más», declaró para luego añadir que lo que más le afectó no fueron las agresiones verbales sino que «todo el público se reía».

«¿No te da vergüenza pitar lo que has pitado, maricón de mierda?», «este es el árbitro maricón que ha salido en tele» o «el gol te lo van a meter por culo, maricón», fueron algunos de los improperios que recibió el pasado sábado Jesús Tomillero por parte de un espectador tras pitar un penalti en un partido de segunda división regional de juveniles cerca de Cádiz. De oficio camarero en la localidad de La Línea de la Concepción, este joven árbitro de 21 años presentó luego una denuncia ante la Policía, tal y como anunció en su cuenta de Twitter, en la que se describe como «orgulloso arbitro andaluz» y «primer arbitro homosexual en la actualidad en el mundo del arbitraje español», al mismo tiempo que asegura estar «cansado de tanta homofobia en el deporte».

Tomillero aseguró que las autoridades deportivas no solamente no le apoyaron, sino que además intentaron disuadirlo de que fuera a las autoridades. «Es lamentable que me hayan dicho que no hable e incluso amenacen con sancionarme. Antes que me sancionen pues me voy yo», declaró. El colegiado ya denunció insultos en marzo pasado por parte de un utillero de la Peña Madridista Linense que fue castigado por el Comité de Competición de Cádiz con nueve partidos de suspensión y 30 euros de multa.

Alemania reparará e indemnizará a miles de hombres condenados por ser gais

Las relaciones entre hombres estuvieron castigadas por el Código Penal alemán hasta 1994

Manifestación a favor de los derechos de los homosexuales en Berlín en 1973

Manifestación a favor de los derechos de los homosexuales en Berlín en 1973. R. Trautsch y H. Cassils

El Gobierno alemán indemnizará y eliminará los antecedentes de miles de hombres condenados hasta 1994 por ser homosexuales, una práctica que el Código Penal alemán castigaba con hasta seis años de prisión. Unas 50.000 personas fueron condenadas entre 1949 y 1969 por una ley de 1871, que fue endurecida durante el III Reich, según el Ministerio de Justicia alemán. La norma se aplicó severamente hasta 1969, cuando Alemania despenalizó la homosexualidad. Sin embargo, otras 3.500 personas más fueron sentenciadas hasta 1994, cuando la ley fue finalmente derogada.

El ministro de Justicia alemán, el socialdemócrata Heiko Maas, ha anunciado este miércoles la puesta en marcha de un mecanismo legal para tratar de reparar a los miles de condenados y poner fin así a un capítulo vergonzoso de la historia de la posguerra. Después de estudiar un informe elaborado por la Agencia Federal Antidiscriminación, que llegó a la conclusión que no había ningún obstáculo legal para rehabilitar e indemnizar a las victimas del artículo 175 del Código Penal, el ministro Maas señaló que propondrá una ley destinada a revocar las condenas y crear lo que llamó “un derecho a la compensación”.

“Nunca podremos eliminar por completo las atrocidades cometidas por el Estado, pero queremos rehabilitar a las víctimas”, dijo el ministro en un comunicado. “Los hombres homosexuales que fueron sentenciados ya no deben tener que vivir con la sombra de la condenada”, añadió.

En el año 2000, el Parlamento Federal aprobó una resolución donde lamentaba que el ominoso artículo 175 se hubiera mantenido vigente tras la guerra. Dos años después, anuló las condenas de los hombres homosexuales dictadas durante régimen nazi, pero no las condenas que se llevaron a cabo en la posguerra

“El artículo 175 fue una vergonzosa excepción en la historia del derecho alemán”, dijo la directora de la Agencia Federal Antidiscriminación, Christine Lüders, en la presentación del informe en Berlín.  “La legislación no puede seguir contemplando esta injusticia y el colectivo homosexual aún sigue soportando que las sentencias y juicios emitidos en su contra no hayan sido revocados”.

El famoso artículo fue endurecido en la época del nacionalsocialismo, que decidió combatir la homosexualidad, a la que consideraba una enfermedad. Varios miles de homosexuales fueron enviados a los campos de concentración. Además, se estima que unas 10.000 personas que lucían en sus harapos un triángulo rosa que los identificaba como parias en los campos murieron a causa de los malos tratos.

Los nazis, ansiosos por lo que consideraban purificar la raza aria, sometieron a los prisioneros homosexuales a experimentos médicos, como inyecciones de hormonas, lobotomías y castraciones.

La iniciativa legal anunciada por el ministro de Justicia, fue aplaudida por la Federación de Gais y Lesbianas en Alemania, que pidió que la ley fuera aprobada en esta legislatura: “El tiempo apremia y sólo podemos apelar a todas las corrientes políticas que han luchado en el pasado con este problema, que no lo utilicen ahora en una guerra política de trincheras”.

Italia aprueba una ley histórica de uniones civiles homosexuales

Matteo Renzi elige una vía de urgencia que provoca la protesta de la oposición y la Iglesia católica

 

Matteo Renzi está dispuesto a sacar a Italia de su atraso de décadas en materia de derechos civiles. El Gobierno logró este miércoles —por 369 votos a favor, 193 en contra y dos abstenciones– la aprobación definitiva, mediante una moción de confianza planteada a la Cámara de Diputados, del proyecto de ley de uniones civiles entre parejas del mismo sexo, que, aunque descafeinado, ya recibió la luz verde en el Senado. Tanto la oposición como la Iglesia, que en Italia sigue teniendo un gran peso político y, al menos hasta ahora, un gran poder de veto, se han mostrado indignadas por el método expeditivo usado por Renzi, quien ha declarado: “Hoy es un día de fiesta. Porque las leyes son hechas para las personas, no para las ideologías. Para quien ama, no para quien proclama”.

Una vez superada la moción de confianza, durante la tarde del miércoles se sometió a votación el texto de la ley, que fue aprobado por 372 votos a favor, 51 en contra y 99 abstenciones. El centro político, una parte del cual sostiene al Gobierno de Renzi, y elFamily Day, un conjunto de organizaciones que defienden a la familia tradicional atacando los nuevos modelos de pareja, han pedido el amparo de la presidencia de la República por considerar que el proyecto puede ser inconstitucional. También el secretario de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), monseñor Nunzio Galantino, se ha apresurado a tomar parte en el debate político.

La presión de la Iglesia a través del centro derecha ya había conseguido descafeinar la ley durante su aprobación en el Senado el pasado 26 de febrero, evitando sobre todo la posibilidad de que uno de los miembros de la pareja gay pueda adoptar a los hijos naturales de su cónyuge. Pero, aun así, considera que el actual proyecto de ley no marca suficiente distancia con un matrimonio de los de toda la vida. Monseñor Galantino advirtió tras conocer la decisión del Gobierno de Renzi de aprobar la ley sí o sí. “La moción de confianza supondrá una derrota de todos”. Los opositores a la ley de uniones civiles ya se han declarado dispuestos a organizar un referéndum revocatorio.

matrimonio homosexual en el mundo

Todo esto se produce, como explica el editorialista de La Repubblica Stefano Folli, en el revuelto clima preelectoral de las elecciones municipales, “sobre todo en Roma, donde la ciudad laica y la ciudad vaticana se entrecruzan”. Ya Alfio Marchini, uno de los candidatos a la alcaldía por el centroderecha, ha anunciado un plante: “No celebraré jamás uniones homosexuales en el Capitolio”. La ministra Maria Elena Boschi, responsable de las Reformas Constitucionales, no se inmuta: “Los alcaldes tienen que respetar las leyes”. Y, además, todavía está por ver que Marchini, al que en principio apoya todo el centroderecha, termine sentado en un sillón que, después de la destitución de Ignazio Marino, ocupa un comisario especial que trata de meter en cintura una ciudad tan hermosa como difícil de Gobernar.

Maria Elena Boschi zanja con tranquilidad las críticas: “Después de decenios de espera, la ley de uniones civiles es un victoria histórica y la moción de confianza tiene un valor político”. El valor, se podría añadir, del arrojo de un primer ministro que, pese a gobernar en minoría y de declararse católico practicante, está dispuesto a jugarse la continuidad de su Gobierno y la admonición del Vaticano con tal de sacar a Italia de su atraso histórico en materia de derechos civiles.

Matteo Renzi ha colgado sobre su página de Facebook un comentario en el que se siente orgulloso de su proyecto: “Hoy es un día de fiesta para muchos (…). En estas horas decisivas tengo junto a mi corazón el pensamiento y el recuerdo de Alessia [Ballini, alcaldesa de San Piero a Sieve, luchadora por los derechos de los homosexuales, fallecida en 2011]. Y esto me basta. Porque las leyes son hechas para las personas, no para las ideologías. Para quien ama, no para quien proclama. Lo hacemos poniendo la moción de confianza porque ya no se podía retrasar más después de años de intentos fallidos. Lo hacemos con humildad y valentía”.

Italia aprueba las uniones civiles de homosexuales, pero no las llama matrimonios

La ley les concede las mismas obligaciones y la mayor parte de los derechos de los matrimonios convencionales, pero no les permite la adopción de niños.

Lazos de colores sobre uno de los escritorios antes de la votación final de las uniones civiles entre homosexuales en la cámara baja del Parlamento de Italia en Roma

Lazos de colores sobre uno de los escritorios antes de la votación final de las uniones civiles entre homosexuales en la cámara baja del Parlamento de Italia en Roma. REUTERS/Alessandro Bianchi

EFE/Laura Serrano-Conde
ROMA.- Italia dio hoy un paso histórico y aprobó la ley que reconoce las uniones formadas entre personas del mismo sexo, una normativa que fue impulsada por el Gobierno de Matteo Renzi y autorizada después de meses de debates parlamentarios.

La ley fue aprobada en la Cámara de los Diputados por 372 votos favorables, 51 contrarios y 99 abstenciones. Tras la votación, los miembros del Partido Demócrata (PD), que lidera Renzi, festejaron este paso histórico con un aplauso en la cámara baja.

Renzi ya había dicho durante los últimos meses que sacar adelante esta ley era uno de los pilares fundamentales de su mandato y hoy, antes de la votación, sostuvo que Italia se preparaba para celebrar un “día de fiesta”.

Fue la misma expresión que utilizó a su salida de la cámara baja la ministra para las Reformas Constitucionales italiana, Maria Elena Boschi, quien había acudido a la Cámara con un lazo con la bandera gay.

“Estamos muy contentos, es un día de fiesta para todos los italianos. (…) Hemos dado una respuesta después de años no sólo en relación a los derechos sino a los sueños y espectativas de tantas personas”, declaró.

“Finalmente Italia podrá tener una ley sobre las uniones civiles. Más derechos y más serenidad para quienes se aman. Ahora estamos al mismo nivel que Europa”, comentó por su parte en la red social de Twitter la ministra de Defensa, Roberta Pinotti.

Pinotti hablaba así de Italia, un país que en julio pasado fue condenado por el Tribunal de Estrasburgo por no respetar el Convenio Europeo de Derechos Humanos al carecer de una normativa al respecto.

Pero la aprobación no solo fue celebrada por el Gobierno, sino también por defensores de los derechos del colectivo LGBT que se habían congregado a las puertas de la cámara baja.

La ley, sin embargo, no ha contado con el favor de toda Italia, es más, ha generado un intenso debate y ha dividido a la sociedad entre los defensores y los detractores de los derechos de los homosexuales.

El proyecto fue iniciativa de la senadora del PD, Mónica Cirinnà, y contemplaba inicialmente el reconocimiento legal de las uniones entre personas del mismo sexo y también el derecho de la pareja a adoptar el hijo natural de su compañero sentimental.

Sin embargo, este punto fue el que mayor polémica suscitó entre quienes defendían que los homosexuales debían contar con los mismos derechos que las parejas heterosexuales y entre los que sostenían que era necesario proteger al niño y evitar fomentar el vientre de alquiler.

El PD de Renzi, por sí solo, no contaba con apoyos suficientes como para sacar adelante en el Senado el proyecto tal y como había sido redactado inicialmente, por lo que se suprimió el derecho de los gais a adoptar.

La ministra italiana de Reformas Constitucionales y Relaciones con el Parlamento, María Elena Boschi

La ministra italiana de Reformas Constitucionales y Relaciones con el Parlamento, María Elena Boschi, antes de la votación final sobre las uniones civiles entre homosexuales en la cámara baja del Parlamento de Italia en Roma. REUTERS / Alessandro Bianchi

Esta condición junto con la de eliminar la obligación de los homosexuales de permanecer fieles para no equiparar sus uniones con los matrimonios católicos entre hombres y mujeres fueron requeridas por el socio de Renzi en el Gobierno, el conservador Nuovo Centrodestra, liderado por el ministro del Interior, Angelino Alfano.

Así, con los apoyos de la formación de Alfano, Renzi logró dar luz verde en el Senado al proyecto sometiéndolo a moción de confianza, un sistema que eliminó de un plumazo las enmiendas presentadas por la oposición.

Este sistema ha sido el mismo al que ha recurrido el Ejecutivo para convertir el documento en ley hoy en la Cámara de los Diputados.

De esta manera, se han evitado las votaciones anónimas y que se pudieran presentar nuevas enmiendas que postergaran su puesta en marcha, ya que esto conllevaría someterlo a una nueva lectura en el Senado.

El triunfo de Renzi es, por tanto, un triunfo edulcorado, pues Italia incluirá en su ordenamiento jurídico una ley que no es estrictamente la que hubiera querido para el país el que fuera alcalde de Florencia.

La ley ha contado con la oposición de los partidos más conservadores, de la Iglesia católica y de los defensores de la familia, que incluso organizaron una gran manifestación en enero en el Circo Massimo de Roma.

Entre los que están en contra de la ley se encuentra el líder de la ultraderechista y xenófoba Liga Norte, Matteo Salvini, que llamó hoy a la rebelión de los alcaldes de los ayuntamientos en los que gobierna su formación para que se nieguen a registrar estas uniones.

El llamamiento no ha sido compartido por la líder de la formación conservadora Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, que precisamente es la apuesta de Salvini para la alcaldía de Roma en las elecciones del próximo junio. “Si soy alcaldesa, respetaré la ley aunque no celebre personalmente las uniones civiles”, ha dicho Meloni, tras las palabras de Salvini.

El Parlamento italiano aprueba la Ley que legaliza la unión homosexual

Manifestación de apoyo a las uniones homosexuales en Italia

Manifestación de apoyo a las uniones homosexuales en Italia. AFP

El parlamento italiano ha aprobado este miércoles con un voto de confianza la ley que legaliza la unión civil entre parejas homosexuales, un derecho que ya existe en la mayoría de los grandes países de Europa occidental.

La ley fue aprobada por 369 votos a favor y 193 en contra en la Cámara de Diputados, después de que fuera aprobada en febrero por el Senado, por lo que se convierte definitivamente en ley del Estado.

La nueva ley establece un estatuto para los que conviven -tanto heterosexuales como homosexuales- y crea para las parejas homosexuales una unión civil particular calificada de “formación social específica”.

El texto establece ayuda recíproca moral y material, la pensión de supervivencia, el permiso de residencia para el cónyuge extranjero y también la posibilidad de adquirir el apellido del compañero.

Después de dos años de negociaciones y de semanas de intenso debate en el Senado, el gobierno decidió someter la ley al voto de confianza y evitar todo cambio al texto.

“Hoy es un día de fiesta para muchas personas. Sobre todo para aquellas que se sienten finalmente reconocidas, para todos aquellos que, después de muchos años, cuentan con derechos civiles, de verdad civiles”, comentó el primer ministro Matteo Renzi en Facebook.

El proyecto fue impulsado por el gobierno de centro izquierda liderado por Renzi, quien se comprometió a sacar adelante la ley aún al precio de recortar la medida que da acceso a la pareja gay a adoptar hijos.