La televisión mata a las lesbianas

Xena, todo un referente para la comunidad lésbica

Xena, todo un referente para la comunidad lésbica

Keren Manzano

Ser lesbiana es peligroso. Eso es lo que dan a entender los finales trágicos que sufren en las series de televisión. Tras la muerte de Lexa, una de las protagonistas lesbianas más queridas por la audiencia de Los 100 el pasado marzo, el colectivo lesbiano y bisexual se ha movilizado. La denuncia es clara: la industria televisiva mata desaforadamente a las lesbianas, a menudo de forma muy violenta. Desde entonces, las muertes de las lesbianas en las series han ido in crescendo hasta alcanzar las 15 en lo que va de año. Felicity de la serie The Catch, recibe el disparo de un hombre, Camilla de Empire muere envenenada y Mimi Whiteman de la misma serie corre igual suerte. Nora y Mary Louise de Crónicas Vampíricasdirectamente se suicidan. No es de extrañar viendo el panorama.

Algunos dirán que también mueren muchos personajes heterosexuales. Eso es indiscutible, pero las lesbianas mueren mucho más. Ya se han hecho números. Desde finales de los 70 y hasta el 2016, el 35% de las lesbianas que aparecen en las series norteamericanas, muere. Es una cifra muy alta, pero para los que encuentren que no es suficiente justificación añadiré que las que no mueren no tienen un destino mucho más alentador. Solo un 16% tiene un final feliz. ¿Cuál es el porqué de esa condena?

Lo sabemos. Cuando un personaje de ficción va a morir en una película de terror lo sabemos. Un comentario inoportuno, un gesto demasiado extravagante y la intuición se dispara. “Este será el primero en morir”, decimos, y la persona que se sienta a nuestro lado asiente con la cabeza. Lo hemos visto en muchas ocasiones. La industria audiovisual penaliza las conductas “incorrectas”. No hay nada aleatorio en la elección de las sentenciadas, casi siempre muere quien transgrede lo códigos de lo aceptable. Y si es así es porque la audiencia lo desea.

Las espectadoras y espectadores miran la televisión con la esperanza de ver lo que quieren que pase: que este y aquella acaben juntos, que el protagonista logre vengarse de sus enemigos. Detrás de la muerte y la desgracia de todas esas mujeres se esconde el deseo de sancionar al colectivo lésbico porque las lesbianas son disruptivas solo por existir. Y si, además, su existencia es feliz, lo son todavía más.

Los clásicos son un ejemplo. Xena, un icono de la cultura popular para muchas lesbianas muere decapitada por un samurai en 2011. Gabrielle, su compañera, llora su muerte. Un año después, en 2002, la relación entre Willow Rosenberg y Tara Maclay de Buffy Cazavampiros termina, tras la muerte de la segunda por un disparo al corazón. La series españolas no son una excepción. Uno de los personajes más entrañables de Los hombres de Paco (2010), la científica forense Silvia Castro León, recibe el disparo de un gánster justo después de casarse con Pepa, su pareja. En Amar es Para Siempre (2014), la secuela de Amar en tiempos revueltos se sabe que Ana y Teresa han muerto a causa de un incendio. En resumen, si eres lesbiana no puedes tener una relación feliz y, además, es probable que mueras violentamente.

Hay algunas excepciones. En febrero del año pasado las animadoras de Glee(2009), Brittany y Santana se casaban poniendo el broche de oro a una relación que se había iniciado temporadas atrás. En España, la pediatra y la enfermera que conquistaron a la audiencia de Hospital Central (2000), Maca y Esther, se mudan a Argentina. Las dos se quedan viviendo allí, juntas. Series como Orange is the new black  o Transparent también nos aportan referentes lésbicos diversos.

Pero el colectivo lesbiano merece más y no es que no se pueda echar mano de una escritura más creativa. Matar a las pocas lesbianas representadas en televisión significa condenarlas a la inexistencia. Una condena que siempre ha pesado sobre el colectivo. Porque silenciadas no, ocultadas tampoco, las lesbianas han sido inexistentes. La industria televisiva puede cambiar la situación. Tiene el poder de decidir quién merece existir. Solo tiene que representarlo, -vivo, a ser posible-. Por eso digo que cuando la televisión mata a una lesbiana da la espalda al público lésbico. Porque agrava la falta de referentes que significan el lesbianismo y permiten que exista.

Hace poco, leía en un comentario escrito debajo de un artículo sobre una serie de humor que cada vez hay más lesbianas representadas en TV. El autor del comentario expresaba esto como si fuera algo digno de celebración. Y podría serlo, desde luego. Pero el comentario seguía: las actrices que interpretan el papel de las lesbianas son las que están más buenas, nada que ver con la realidad. No sé si hay algo que celebrar pero tengo claro que no me conformo con las migajas. Las lesbianas en las series no deben estar para satisfacer los deseos eróticos de algunos hombres heterosexuales. Deben estar porque existen. Dejad de matarlas.

Para leer más:

“Las lesbianas tenemos que madurar como audiencia”: ‘Go Fish’ y ‘The L Word’ marcaron a dos generaciones de lesbianas que se vieron por fin representadas por productos audiovisuales que ponían el acento en la amistad y no en el drama.

Hey, hey, hey: Esto es lo que pasa por ser bollera: Las críticas al videoclip del grupo chileno Los Tres obvian que dos de los asesinatos son fruto de la lesbofobia.

La Universidad Católica de Valencia equipara la homosexualidad con una enfermedad

Fran Ferri, portavoz de Compromís, en las Corts Valencianes

Fran Ferri, portavoz de Compromís, en las Corts Valencianes

El síndic de Compromís en las Corts Valencianes, Fran Ferri, ha denunciado que la Universidad Católica de Valencia utiliza en su máster de Bioética un informe, firmado por José Luis Pérez Requejo, miembro del Observatorio de Bioética de la citada universidad, que es “absolutamente ofensivo hacia las personas homosexuales”.

Según explica Ferri, el autor empieza su informe manifestando que ha querido ser “respetuoso” con las personas homosexuales, pero de su lectura “se desprende que esta afirmación se realiza desde el cinismo, porque el documento es un constante ataque homófobo”. En opinión del portavoz valencianista, las instituciones universitarias deben ser lugares para el conocimiento, “y no instrumentos para difundir mentiras sobre colectivos minoritarios en base a teorías sin ningún fundamento científico”.

El autor, miembro del Observatorio de Bioética de la Universidad Católica de Valencia, reconoce que la ciencia ha descartado que la homosexualidad sea una enfermedad, pero “parece que él no está del todo de acuerdo porque se dedica a cuestionarlo continuamente y llega a equiparar la homosexualidad con un problema de salud tan grave como el tabaquismo, por el cual cada año mueren millones de personas y que es combatido por todos los organismos sanitarios internacionales”.

El citado documento relata: “Es difícil entender por qué, por ejemplo, una persona adicta al tabaco, no siendo el tabaquismo una enfermedad ni una actividad ilegal, pueda consultar con un médico o un psicólogo para vencer su adicción, y un adulto que quiera potenciar su heterosexualidad, no pueda hacerlo. En aras de la coherencia, deberíamos también respetar a los científicos que valoran y tratan la homosexualidad como una alteración de la identidad sexual” .

Según denuncia Ferri, este texto,  alojado en la página web de la Universidad Católica, dice respetar el criterio científico que niega que la homosexualidad sea una enfermedad pero a la vez “lo cuestiona desacreditando la manera con la cual la comunidad científica llegó a este consenso”. Así, asegura que la homosexualidad dejó de ser considerada una enfermedad por una cuestión “circunstancial y discretamente mayoritaria”, y se pregunta: “¿Y si un día una reunión de endocrinólogos, basándose en que muchos de sus pacientes fueran diabéticos, decidieran que la diabetes no es una enfermedad?”.

Insiste el diputado de Compromís en que el autor estigmatiza la homosexualidad desde una perspectiva acientífica enumerando unas posibles causas de su aparición en las personas como consecuencia de experiencias traumáticas en la niñez en lo que, asegura, “supone un insulto inaceptable hacia las personas homosexuales y sus familias”. En este sentido, explica Pérez Requejo que “parece haber cierto consenso en que la figura paterna o materna en la infancia (cuando se desarrolla la identidad de género), trastornos emotivos durante el desarrollo, violencia, soledad, tristeza o abusos en la infancia (lo que Juan Pablo II denominó “huérfanos con padres vivos”), primeras experiencias sexuales decepcionantes, inseguridad y falta de autoestima y déficit de refuerzos adecuados en la orientación sexual durante la adolescencia, pudieran aportar datos sobre el desarrollo de la homosexualidad en un individuo dado, ya que no hay datos suficientemente probados o relevantes, físicos, genéticos, endocrinológicos, hormonales, psicogenéticos o psicoanalíticos, que expliquen y justifiquen los cambios de la orientación sexual”.

La homosexualidad “tiene cura”

Encontramos también en este informe del Máster de Bioética de la Universidad Católica, insiste Ferri, “un clásico de los textos homófobos”, la referencia a que la homosexualidad tiene cura, “en este caso nombrando a un pretendido especialista que ha conseguido prevenirla y curarla”. Se refiere el parlamentario a este párrafo: “El psicólogo holandés Gerad van den Aardweg, gran experto en la materia, niega todo condicionamiento biologista o innato de la homosexualidad y acepta y lo ha demostrado en numerosas personas, que las influencias emotivas que la generaron durante la infancia y adolescencia, pueden ser prevenidas y tratadas con éxito”.

En una situación de aumento de ataques de odio por la orientación sexual, para Ferri resulta de especial repugnancia el posicionamiento pretendidamente equidistante del autor entre los que atacan a los homosexuales y quienes los defienden, en una argumentación que acaba siendo “un ataque frontal al movimiento de defensa de los derechos de los homosexuales”. El documento dice textualmente: “Algunos colectivos, tan equivocados como los homófobos, usan esa palabra [homófobo] para etiquetar peyorativamente a cualquier persona que no opine según la línea del homosexualismo extremo, político y militante o se atreva a disentir públicamente de sus objetivos” .

A juicio de Ferri, el autor “demuestra una obsesión tan grande contra el mundo LGTB que llega a desacreditar como violentos los actos de los activistas históricos de este movimiento”. En esta línea, José Luis Pérez Requejo aprovecha para dejar “muy clara” su ideología “reaccionaria” posicionándose en contra de que los homosexuales tengan algún tipo de protección como minoría desde los poderes públicos: “Si, por el contrario, no es una enfermedad, sino la libre y no coactiva escogencia de una forma distinta de elección sexual, no tendría que gozar de protección estatal, especial o diferente a cualquier otra persona que en aras de su libertad escogiera cualquier opción vital, en preferencias sexuales o en cualquier otra faceta de su vida”.

Paradigma de la homofobia

Este informe destaca como una de sus conclusiones que “la homosexualidad es no sólo contraria a la naturaleza racional del hombre, sino también a la naturaleza instintiva del animal”. Según Ferri, “estamos ante un texto que es paradigma de la homofobia de nuestro tiempo, aquella que ataca frontalmente los derechos de las personas LGTB advirtiendo previamente que no quieren ser homófobos”.

A Compromís le preocupa esta “escalada de ataques” contra gays, lesbianas, transexuales y bisexuales por parte de la jerarquía eclesiástica, así como la“equidistancia” del Partido Popular y su líder, Isabel Bonig. Por ello, les instan a que se definan: “O están con la libertad, o están con los que promueven el odio. O están con las víctimas de la homofobia o están con los que la fomentan. Posicionamientos como el del Arzobispo, o el del Máster de Bioética de la Universidad Católica no pueden tener cabida en una sociedad avanzada, diversa y democrática como la nuestra”.

Míster España 2016: “Soy un homosexual como cualquier otro”

Daniel Rodríguez, nuevo Mister España 2016

Daniel Rodríguez, nuevo Mister España INSTAGRAM

España tiene nuevo rey de belleza. Porque este fin de semana en Playa de Aro, Gerona, se llevó a cabo la XX versión del certamen nacional de Míster España, donde -entre 48 guapísimos participantes- un tinerfeño ha resultado ganador. Se trata de Daniel Rodríguez, de 23 años, que espera conquistar el mundo de la televisión y la moda con su actitud y ojos azules. Pero Daniel no sólo es noticia por ser el español más guapo, sino también por ser el primer Míster España en declararse abiertamente gay.

En una entrevista exclusiva a La Otra Crónica, Rodríguez contó lo sorprendido y emocionado que aún se encuentra por el resultado del concurso. Con una gran humildad, el nativo de Arona explicó a LOC que aunque sabía que era uno de los candidatos más fuertes, jamás se esperó ser él el más guapo. “Da para sentirse orgulloso”, añadió entre risas.

Asimismo, el ganador comentó que el deporte ha sido la clave para la preparación del certamen. “El running es imprescindible para mí, y no sólo por mantenerme en forma, sino que también poder despejarme”. Una actividad que describe como fundamental en su día a día, que incluso le llevó a tomar la decisión de estudiar para quiromasajista. Oficio al que se dedica, además del modelaje.

mister españa 2016

En cuanto a su vida antes de llegar a las pasarelas, Rodríguez comentó que ya, incluso antes del concurso, tenía sus objetivos muy claros. Desde hace un tiempo tiene la mirada fija en estudiar interpretación -estudios que ya se encuentra cursando- y así poder convertirse en actor, un profesión que le llama profundamente la atención: “Me picó el gusanillo, me lo plantee y voy a por ello”, remarcó.

Con respecto a su homosexualidad, Daniel responde que no se siente con ninguna responsabilidad especial por ser el primer Míster español que ha hablado de su condición sexual con su reinado en vigencia. “Me considero un homosexual como cualquier otro de este país, no hay reparos. (Al declararme gay) No he modificado nada”, comenta con seguridad.

Por otro lado, también hace hincapié en que le gustaría ser reconocido como y por él mismo, antes que como Míster y como homosexual. “Antes de todo, soy Daniel Rodríguez, quiero que me conozcan como Daniel Rodríguez. Encuentro peyorativo que te encacillen como el primer Míster España que es gay y no destacar por haber ganado un certamen nacional”, finalizó.

MARY ELLEN CAMPBELL VICEALCALDE DE BELFAST Y MILITANTE REPUBLICANA:«Quisiera trabajar con unionistas gais en temas de igualdad»

Mary Ellen Campbell es desde hoy la primera persona del colectivo LGBT en acceder a un cargo institucional en el Ayuntamiento de Belfast al pasar a ser vicealcalde de la ciudad. Orgullosa de ser republicana, confiesa que le gustaría trabajar con gays unionistas.

Mary Ellen Campbell es desde hoy la primera persona del colectivo LGBT en acceder a un cargo institucional en el Ayuntamiento de Belfast

Mary Ellen Campbell

IGUALDAD REAL

«Yo espero ver el día en que el hecho de ser gay no signifique nada remarcable, que sea algo normal, porque ese día disfrutaremos de igualdad real»

RACISMO

«Detesto el sectarismo, detesto el racismo, detesto la homofobia. Como republicana van en contra de todo en lo que creo»

RELEVANCIA

«Para el colectivo gay es importante que se vean personas relevantes en las que puedan sentirse reflejados»

Concejal por el distrito electoral del norte de Belfast desde 2010, el 1 de junio se convertirá en la primera persona del colectivo LGBT en acceder a un cargo institucional en el Ayuntamiento de Belfast al pasar a ser vicealcalde de la ciudad. Su militancia republicana se remonta a los años 1970, la cual posteriormente le llevó a cumplir una sentencia de cuatro años en prisión.

Va a acceder al cargo de vicealcalde de Belfast en un año de tremenda relevancia histórica en Irlanda.

Es el momento correcto, en el centenario del levantamiento de 1916. Nosotros, los republicanos, creemos en la declaración que se hizo en aquel momento. Debe ser más que un simple documento pegado a la pared. Nosotros lo vivimos a diario. Pienso que el hecho de que mi partido me haya propuesto para este puesto es una defensa de los valores de la declaración de 1916.

Republicana, mujer, expresa, gay… Unas cuantas etiquetas y cada una de ellas tiene su grupo de detractores. ¿Cómo se ve confrontando esos grupos?

Todo eso y… de clase trabajadora. La verdad es que la manera de hacerles frente va a ser la misma que he aplicado toda mi vida: cuestionaré la intolerancia allí donde la encuentre independientemente de que sea dirigida hacia mí o no. Detesto el sectarismo, detesto el racismo, detesto la homofobia, creo que como republicana van en contra de todo en lo que creo. Creo que va a haber gente que no va a estar contenta con mi nombramiento como vicealcalde, pero ese es su problema, no el mío. Yo voy a estar ahí para hacer mi trabajo, para trabajar por la gente de Belfast, y la visibilidad es una parte muy grande e importante de mi labor.

Pero algunos tendrán problemas…

Ese no es mi problema, ese es su problema. Yo estoy ahí para cumplir una función, para hacer un trabajo, para servir a los ciudadanos de Belfast. Voy a ser muy honesta contigo. La única cosa que soy y por la que estoy orgullosa es ser una activista republicana. Todas las otras etiquetas… Soy una activista republicana primeramente, por encima de todo lo demás.

Vicealcalde. ¿No es solo un nombre pomposo para un cargo sin ningún poder real?

Como cualquier otro cargo, todo depende de lo que hagas con él. Mi intención es la de usarlo para aumentar la visibilidad para el colectivo LGBT. La visibilidad es muy importante porque rompe con el aislamiento y el aislamiento cría homofobia. Para el colectivo gay joven y no tan joven es importante que se vea que existen personas relevantes en las que puedan sentirse reflejados. Cuando yo era una joven republicana me inspiraba en republicanos mayores que yo. Lo mismo ocurre con el colectivo LGBT. Es importante que tengan ejemplos de gente de su misma comunidad en los que poder inspirarse.

Tan pronto como se mencionó su nombre como posible vicealcalde y el hecho de que era gay, surgieron voces que protestaban por el hecho de que se mencionara su carácter de persona homosexual.

Una parte de mí piensa que es una locura que en 2016 estemos hablando de esto como novedad. Yo espero ver el día en que el hecho de ser gay no signifique nada remarcable, que sea algo normal, porque ese día disfrutaremos de igualdad real.

La reacción por parte de la inmensa mayoría ha sido positiva, si bien es verdad que se han dado algunos comentarios negativos. Desgraciadamente en 2016 todavía queda gente que nos dice que tenemos que seguir siendo invisibles. La discriminación contra la comunidad LGBT se ha traducido en problemas mentales y emocionales, y por eso es tan importante la visibilidad. Por eso voy a usar este año para ello. Tenemos que ser visibles de manera que podamos romper las barreras que mantienen encerrados a otros, confrontar la homofobia. Me encanta mi ciudad y mi país; Belfast para mi es la mejor ciudad del mundo y su gente, extraordinaria, pero queremos que nuestra ciudad crezca y sea una ciudad mejor para todos sus habitantes, incluidos los que están llegando ahora. ¿Y cómo logramos eso? Siendo una ciudad de acogida para aquellos que llegan pero también necesitamos acoger a aquellos que viven en la ciudad, a todos, aceptándonos entre nosotros. Cuando hablo de una ciudad de iguales, digo lo que pienso, a mí no me va la retórica, yo asumo que mi trabajo es que todo el mundo tenga el mismo acceso a los servicios que les corresponden. Yo lucharé por que eso sea así, ya que para mí esa es la definición de activista.

¿Existe algún colectivo con el cual tendría problemas a la hora de trabajar?

Yo soy una republicana irlandesa, estoy segura de mis convicciones políticas, segura de quién soy, no necesito permiso de nadie para ser quien soy. Por eso mismo, porque estoy segura, no miro a nadie con desdén a no ser que sea un intolerante; si es un intolerante, me enfrentaré a él. Independientemente de que seas hetero, gay, unionista, protestante, católico, republicano, nacionalista o cualquier otra casilla en la que quieras incluirte, eso no hace ninguna diferencia en cómo te voy a tratar, y no me va a ofender porque yo estoy segura de quién soy. Ahora, si eres un intolerante, o estás maltratando a alguien por su religión, raza, género u orientación sexual… eso me ofende y voy a enfrentarme contigo.

¿Cómo es la situación de la comunidad gay en el norte de Irlanda?

Hay homofobia, eso no se puede negar. Por ese mismo motivo es importante salir y aceptar la responsabilidad que ello conlleva. Eso ayuda a combatir la homofobia. Gente joven y no tan joven están siendo víctimas de crímenes de odio y nosotros tenemos que confrontarlo. Todo el mundo. No es solo mi trabajo el defender a gente; todo republicano debe defender a aquellos que están siendo discriminados, independientemente de su raza, religión, genero u orientación sexual.

Ya sois tres concejales abiertamente gais en el Ayuntamiento de Belfast.

Así es, pero todavía queda mucho camino por recorrer. Yo fui la primera cuando accedí al Ayuntamiento en 2010, y tras los últimos comicios en 2014 pasamos a ser tres tras la elección de Julie-Anne Corr, del Progresive Unionist Party, y de Jeff Dudgeon, del Ulster Unionist Party.

Siendo los otros dos concejales abiertamente gais pertenecientes a partidos unionistas, ¿se puede esperar que trabajen juntos en temas relacionados con la igualdad?

Por supuesto. Lo que hace de Belfast una ciudad tan maravillosa es la diversidad de su gente. Yo soy republicana y pienso que mi posición política es la correcta, pero no por ello voy a denigrar la posición política de otros. Respeto su posición política y el mandato que han recibido por parte de los electores. Me encantaría que vinieran a trabajar conmigo en temas de igualdad. Les he hecho una oferta al respecto en el pasado.

¿Cree que podrá llegar a los ciudadanos unionistas?

Espero que la gente me acepte y creo que finalmente lo harán si hago un buen trabajo. Ese es mi plan. Yo adopto siempre los valores republicanos en cualquier puesto al que accedo; mi principal tarea es ser miembro de mi familia y una activista republicana. Tengo seis hermanas y cuatro hermanos mayores, me hubiera encantado que mis padres todavía vivieran, especialmente mi padre, porque él trabajó en el Ayuntamiento como ujier y seguramente hubiera estado muy orgulloso de mí. Él conocía mi trabajo por la comunidad y por el movimiento republicano y estaba muy orgulloso de ello. Creo que ahora también lo estaría.

El número de muertes por sida baja un 26% en los últimos cinco años

El porcentaje de contagios, sin embargo, apenas ha variado en los últimos años. En 2015 se registraron 2,1 millones de trasmisiones.

17 millones de personas de todo el mundo reciben tratamiento antirretroviral

17 millones de personas de todo el mundo reciben tratamiento antirretroviral./ EFE

NAIROBI.- El número de muertes por sida ha bajado un 26% en los últimos cinco años gracias a que 17 millones de personas de todo el mundo reciben tratamiento antirretroviral, indica el informe presentado hoy por el Programa de Naciones Unidas para la Lucha contra el Sida (UNAIDS).

La cobertura del tratamiento contra el VIH aumentó a nivel global, especialmente en la región más afectada, el sur y este de África, donde el acceso a los antirretrovirales pasó del 24% en 2010 a un 54% en 2015, lo que ha posibilitado el tratamiento de más de 10 millones de personas.

“Animamos a todos los países a que aprovechen esta oportunidad sin precedentes para poner en marcha los programas de prevención y tratamiento contra el sida con el objetivo de poner fin a la epidemia en 2030”, afirmó el director ejecutivo de UNAIDS, Michel Sidibé, durante la presentación del informe en Nairobi.

La reducción de la mortalidad ha sido mayor entre las mujeres (33%) en comparación con los hombres (15%), debido a que estos últimos inician el tratamiento de forma más tardía, apunta el informe.

Sin embargo, el porcentaje de contagios apenas ha variado en los últimos años, y en 2015 se registraron 2,1 millones de trasmisiones. En África Subsahariana, las jóvenes sufrieron el 25% de los nuevos contagios, mientras que las mujeres el 56%, debido a “las desigualdades de género, el acceso insuficiente a la educación y servicios de salud sexual y reproductiva, la pobreza, la inseguridad alimentaria y la violencia”.

UNAIDS insistió en que la lucha contra el sida tiene que prestar mayor atención a trabajadores sexuales, consumidores de drogas inyectables, presos, transexuales y homosexuales, ya que son los grupos que están expuestos a un mayor riesgo de contagio.

Sidibé también recordó que “acabar con la discriminación que conlleva el sida es uno de los retos más difíciles a los que nos enfrentamos, pero también uno de los más importantes” en la actualidad.

El próximo miércoles, la Asamblea General de la ONU se reunirá en Nueva York para abordar las nuevas estrategias a seguir durante los próximos años para acabar con la epidemia en 2030, uno de los objetivos de la nueva agenda para el desarrollo.

El número de muertes por sida baja un 26% en los últimos cinco años

NAIROBI. El número de muertes por sida ha bajado un 26 por ciento en los últimos cinco años gracias a que 17 millones de personas de todo el mundo reciben tratamiento antirretroviral, indica el informe presentado hoy por el Programa de Naciones Unidas para la Lucha contra el Sida (UNAIDS).

La cobertura del tratamiento contra el VIH aumentó a nivel global, especialmente en la región más afectada, el sur y este de África, donde el acceso a los antirretrovirales pasó del 24% en 2010 a un 54% en 2015, lo que ha posibilitado el tratamiento de más de 10 millones de personas.

“Animamos a todos los países a que aprovechen esta oportunidad sin precedentes para poner en marcha los programas de prevención y tratamiento contra el sida con el objetivo de poner fin a la epidemia en 2030”, afirmó el director ejecutivo de UNAIDS, Michel Sidibé, durante la presentación del informe en Nairobi.

La reducción de la mortalidad ha sido mayor entre las mujeres (33%) en comparación con los hombres (15%), debido a que estos últimos inician el tratamiento de forma más tardía, apunta el informe.

Sin embargo, el porcentaje de contagios apenas ha variado en los últimos años, y en 2015 se registraron 2,1 millones de trasmisiones.

En África Subsahariana, las jóvenes sufrieron el 25% de los nuevos contagios, mientras que las mujeres el 56%, debido a “las desigualdades de género, el acceso insuficiente a la educación y servicios de salud sexual y reproductiva, la pobreza, la inseguridad alimentaria y la violencia”.

UNAIDS insistió en que la lucha contra el sida tiene que prestar mayor atención a trabajadores sexuales, consumidores de drogas inyectables, presos, transexuales y homosexuales, ya que son los grupos que están expuestos a un mayor riesgo de contagio.

Sidibé también recordó que “acabar con la discriminación que conlleva el sida es uno de los retos más difíciles a los que nos enfrentamos, pero también uno de los más importantes” en la actualidad.

El próximo miércoles, la Asamblea General de la ONU se reunirá en Nueva York para abordar las nuevas estrategias a seguir durante los próximos años para acabar con la epidemia en 2030, uno de los objetivos de la nueva agenda para el desarrollo.

Cañizares llama a desobedecer las leyes basadas en la ideología de género

El cardenal arzobispo de Valencia se ha referido expresamente a la Comunidad Valenciana y ha pedido «a quien corresponda» evitar «una próxima legislación para no ir contra el hombre ni contra la humanidad»

El arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares. / Manuel Bruque (Efe)

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha pedido a los católicos que desobedezcan aquellas leyes que consideran injustas basadas en “la ideología más insidiosa y destructora de la humanidad de toda la historia, que es la ideología de género”. Según informa hoy el Arzobispado en un comunicado, Cañizares se expresó en esos términos anoche en la Catedral, al término de la procesión del Corpus Christi.

El cardenal urgió a los fieles valencianos a “encarnar el proyecto eucarístico en la vida cotidiana, en la familia, en la escuela, en la fábrica”, lo que implica “testimoniar que la realidad humana no se justifica sin referencia al creador”. Precisamente, según el Arzobispado, “esto es lo que destruye la ideología más insidiosa y destructora de la humanidad de toda la historia, que es la ideología de género, que tratan de imponernos poderes mundiales más o menos solapadamente con legislaciones inicuas, que no hay que obedecer”.

Al respecto, Cañizares se refirió expresamente a la Comunidad Valenciana y pidió “a quien corresponda” evitar “una próxima legislación inspirada en esa misma ideología para no ir contra el hombre ni contra la humanidad”, y añadió: “Valencia no se merece eso, no puede ser punta de lanza en la aplicación de tal ideología insidiosa”.

Asimismo, dijo: “Que nadie tema ni vea en la Iglesia y la fe cristiana (…) ninguna amenaza a la justa autonomía de lo terreno y a la justa y sana laicidad”. “No podemos someternos a una mentalidad inspirada en el laicismo, tampoco en la ideología de género”, declaró también, pues a su juicio “ambas ideologías llevan gradualmente, de forma más o menos consciente pero certera a la restricción de la libertad religiosa hasta promover un desprecio o ignorancia de lo religioso”.

El número de muertes por sida baja un 26% en los últimos cinco años

17 millones de personas en todo el mundo reciben tratamiento antirretroviral, según indica el informe presentado por el Programa de Naciones Unidas para la Lucha contra el Sida

 

El número de muertes por sida ha bajado un 26% en los últimos cinco años gracias a que 17 millones de personas de todo el mundo reciben tratamiento antirretroviral, indica el informe presentado hoy por el Programa de Naciones Unidas para la Lucha contra el Sida (Unaids).

La cobertura del tratamiento contra el VIH aumentó a nivel global, especialmente en la región más afectada, el sur y este de África, donde el acceso a los antirretrovirales pasó del 24% en 2010 a un 54% en 2015, lo que ha posibilitado el tratamiento de más de 10 millones de personas.

“Animamos a todos los países a que aprovechen esta oportunidad sin precedentes para poner en marcha los programas de prevención y tratamiento contra el sida con el objetivo de poner fin a la epidemia en 2030”, afirmó el director ejecutivo de Unaids, Michel Sidibé, durante la presentación del informe en Nairobi.

Cañizares llama a desobedecer las leyes de “ideología de género”

El arzobispo de Valencia hizo estas declaraciones el domingo en una misa en la catedral

El arzobispo de Valencia Antonio Cañizares

El arzobispo de Valencia Antonio Cañizares. MÒNICA TORRES

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares,  ha pedido a los católicos que desobedezcan aquellas leyes que considera injustas basadas en “la ideología más insidiosa y destructora de la humanidad de toda la historia, que es la ideología de género”.

El religioso ya se había pronunciado en parecido sentido cuando hace solo unos días advirtió contra un supuesto “imperio gay” en una misa que ofició en la Universidad Católica de Valencia. Las críticas por sus manifestaciones llegaron hasta del propio Gobierno valenciano.

La organización Lambda, que defiende en Valencia los derechos del colectivo LGTB, así como otras entidades, partidos y sindicatos, anunciaron una denuncia por incitación al odio contra Cañizares. Entre quienes se sumaron a la iniciativa de denunciar los hechos figuran València en Comú, Compromís o Verds Equo València, Comisiones Obreras del País Valenciano, Intersindical Valenciana y UGT del País Valenciano.

Respecto a las manifestaciones del domingo, el Arzobispado ha informado en un comunicado que Cañizares se expresó en esos términos en la catedral al término de la procesión del Corpus Christi. El cardenal urgió a los fieles valencianos a “encarnar el proyecto eucarístico en la vida cotidiana, en la familia, en la escuela, en la fábrica”, lo que implica “testimoniar que la realidad humana no se justifica sin referencia al creador”.

Precisamente, según el Arzobispado, “esto es lo que destruye la ideología más insidiosa y destructora de la humanidad de toda la historia, que es la ideología de género, que tratan de imponernos poderes mundiales más o menos solapadamente con legislaciones inicuas, que no hay que obedecer”.

Al respecto, Cañizares se refirió expresamente a la Comunidad Valenciana y pidió “a quien corresponda” evitar “una próxima legislación inspirada en esa misma ideología para no ir contra el hombre ni contra la humanidad”, y añadió: “Valencia no se merece eso, no puede ser punta de lanza en la aplicación de tal ideología insidiosa”.

Asimismo, dijo: “Que nadie tema ni vea en la Iglesia y la fe cristiana (…) ninguna amenaza a la justa autonomía de lo terreno y a la justa y sana laicidad”.

“No podemos someternos a una mentalidad inspirada en el laicismo, tampoco en la ideología de género”, declaró también, pues a su juicio “ambas ideologías llevan gradualmente, de forma más o menos consciente pero certera a la restricción de la libertad religiosa hasta promover un desprecio o ignorancia de lo religioso”.

No es la primera vez que el cardenal es objeto de polémica. En octubre del año pasado hizo también unas manifestaciones en torno a los refugiados, que le obligaron más tarde a pedir disculpas e incluso fueron denunciadas a la fiscalía por una asociación de inmigrantes.

El número de muertes por sida baja un 26% en los últimos cinco años

El 25 aniversario del mural de Keith Haring con el lema 'Todos juntos podemos parar el sida', en el barrio del Raval de Barcelona

El 25 aniversario del mural de Keith Haring con el lema “Todos juntos podemos parar el sida”, en el barrio del Raval de Barcelona. ANTONIO MORENOEL MUNDO

El número de muertes por sida ha bajado un 26% en los últimos cinco años gracias a que 17 millones de personas de todo el mundo reciben tratamiento antirretroviral, según el último informe presentado hoy por el Programa de Naciones Unidas para la Lucha contra el Sida (UNAIDS).

La cobertura del tratamiento contra el VIH aumentó a nivel global, especialmente en la región más afectada, el sur y este de África, donde elacceso a los antirretrovirales pasó del 24% en 2010 a un 54% en 2015, lo que ha posibilitado el tratamiento de más de 10 millones de personas.

“Animamos a todos los países a que aprovechen esta oportunidad sin precedentes para poner en marcha los programas de prevención y tratamiento contra el sida con el objetivo de poner fin a la epidemia en 2030″, afirmó el director ejecutivo de UNAIDS, Michel Sidibé, durante la presentación del informe en Nairobi.

La reducción de la mortalidad ha sido mayor entre las mujeres (33%) en comparación con los hombres (15%), debido a que estos últimos inician el tratamiento de forma más tardía, apunta el informe.

Sin embargo, el porcentaje de contagios apenas ha variado en los últimos años, y en 2015 se registraron 2,1 millones de trasmisiones.

En África Subsahariana, las jóvenes sufrieron el 25% de los nuevos contagios, mientras que las mujeres el 56%, debido a “las desigualdades de género, el acceso insuficiente a la educación y servicios de salud sexual y reproductiva, la pobreza, la inseguridad alimentaria y la violencia”.

UNAIDS insistió en que la lucha contra el sida tiene que prestar mayor atención a trabajadores sexuales, consumidores de drogas inyectables, presos, transexuales y homosexuales, ya que son los grupos que están expuestos a un mayor riesgo de contagio.

Sidibé también recordó que “acabar con la discriminación que conlleva el sidaes uno de los retos más difíciles a los que nos enfrentamos, pero también uno de los más importantes” en la actualidad.

El próximo miércoles, la Asamblea General de la ONU se reunirá en Nueva York para abordar las nuevas estrategias a seguir durante los próximos años para acabar con la epidemia en 2030, uno de los objetivos de la nueva agenda para el desarrollo.