Un informe alerta de “continuas agresiones” al colectivo LGTBI de Gasteiz

Aguirre ha resaltado la “vulnerabilidad” y la “discriminación” que esto genera hacia el colectivo

Gobierno Vasco e instituciones alavesas respaldan al colectivo LGTBI

El primer diagnóstico que el Ayuntamiento de Vitoria ha realizado sobre la situación del colectivo LGTBI en la ciudad alerta de las “continuas agresiones” que sufren sus integrantes, lo que les sitúa en una situación de “vulnerabilidad y discriminación”.

Vitoria. La concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Vitoria, Jaione Aguirre;y el portavoz de Irabazi, Oscar Fernández, que impulsó la elaboración de este estudio, han presentado hoy en rueda de prensa las conclusiones del informe, que además recoge las necesidades del colectivo para incorporarlas en el cuarto Plan de Igualdad que prepara el Consistorio.

El estudio se ha elaborado durante los 6 últimos meses a través de entrevistas, debates y grupos de contraste, así como el análisis de expertos, y sus conclusiones “servirán para diseñar las prioridades y la intervención sobre la atención a la diversidad sexual y de género para los próximos años”, ha señalado Aguirre.

Entre esas necesidades detectadas se encuentra una problemática que afecta por igual a las personas lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales de Vitoria, y que se traduce en “continuas agresiones, que van desde la agresión física o el insulto a las miradas despreciativas”, ha apuntado la concejala.

Aguirre ha resaltado la “vulnerabilidad” y la “discriminación” que esto genera hacia el colectivo, que ha expuesto en el diagnóstico su sensación de que “sus problemas y necesidades no interesan a las administraciones”.

Otra de las conclusiones del estudio apunta a la necesidad de un trabajo de sensibilidad y formación “para garantizar el buen trato, la igualdad y la no discriminación” en todos los ámbitos analizados, “que necesitan medidas específicas que se centren y contemplen las situaciones de mayor vulnerabilidad en la población LGTBI”, ha agregado la edil.

En concreto, en el ámbito laboral reclaman campañas de sensibilización y dignificación “y que se garantice la igualdad en los procesos de selección y las condiciones laborales”, mientras que el ámbito deportivo se percibe como “machista, homófobo y lesfóbico”, lo que requiere de nuevo un trabajo de sensibilización y formación.

En el entorno educativo el colectivo ha denunciado que el bullying “es frecuente” y ha censurado “la indefensión”, mientras que en lo relacionado con la salud opinan que los profesionales “no están preparados para atender a personas LGTBI”.

Por ello, Aguirre ha destacado el camino que queda por recorrer, “tanto las instituciones como la sociedad” vitoriana, para solventar estas situaciones, y ha resaltado el compromiso del equipo de gobierno PNV-PSE para sentar las bases a través del Plan de Igualdad.

Por su parte el portavoz de Irabazi ha defendido la necesidad de “hacer otro tipo de políticas” relacionadas con este colectivo, y ha censurado que la violencia ejercida contra ellos “se haya invisibilizado” en la sociedad.

Resistencia en la tierra de la intransigencia

Pau Guillem, Amaia Betolaza, Diane Baukuraia,Frank Mughisa,Aratz Castro y Begoña Otalora

SIN ánimo de enredarme en un chabacano juego de palabras, arranca este artículo como una reseña de cine negro, una llamada de atención sobre Call me Kuchu (Nazywaj mnie Kuchusi se usa el suajili, lengua nativa de Uganda, la tierra donde todo sucede…), un documental terrible donde se relata como en Uganda, una nueva enmienda permitirá castigar a los homosexuales con la pena de muerte. David Kato -el primer hombre de Uganda en reconocer su homosexualidad en público…- y sus compañeros activistas trabajan contrarreloj para derrocar esa legislación, mientras luchan para sobrevivir a las continuas persecuciones. Pero nadie está preparado para el fatal asesinato que llevará al movimiento a su auge y se expandirá por todo el mundo.

La proyección de la historia tuvo lugar ayer en el Palacio Yhon de Bilbao, el viejo edificio de La Bolsa, como estrella central sobre la que orbitó un cinefórum. ¿Por qué? El origen de todo está en la presencia de Frank MugishaDiane Bakuraira,integrantes de la ONG Sexual Minorities Uganda,ganadora del premio René Cassin 2017 concedido por el Gobierno vasco a propuesta de Ortzadar LGTB Elkartea, asociación representada ayer por Aratz Castroen un encuentro propiciado por ellos mismos y por Zinegoak, con Pau GuillemPedro Andradecomo embajadores. La organización no gubernamental premiada fue fundada en 2004 por el activista transgénero Víctor Mukasa y está integrada por 18 asociaciones de distinto signo que luchan por el reconocimiento y el respeto de la dignidad y derechos de las personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales. Todo tenía ligazón.

Hubo emoción intensa y sincera en el encuentro al que acudieron, entre otros, los parlamentarios Iñigo Iturrate, Amaia BetolazaBegoña Otalora;Beatriz Castro, Pepe Julián Onziema, Xabier Legarreta, Jujo Ortiz, Javi García, Roberto Narbona, Beatriz Marcos, Asier Gárate, Aitor Mesa,director de la revista Blue; Jorge Romano y Sergio Fernández,entre otra mucha gente sensiblizada con esa lucha, con esa resistencia en tierra de intransigencias con la diversidad sexual.

Hombres y mujeres no digamos que en pie de guerra (o también, por qué no…) pero sí sensibilizados con esa batalla. A la cita se sumaron Imanol Álvarez, José Ignacio Sánchez, María Letona, Carlos Agirre, Jorge González, Isabel Díaz, Carmelo Martínezy así un buen número de asistentes a un encuentro nacido para arrojar luz en las tinieblas de una realidad dura, tan dura como la más sangrienta de las películas del género negro que se puedan imaginar. De todo ello les hablaba al principio y ya entonces, en las primeras líneas de este artículo, anidaba la triste realidad: que uno tiene que dar explicaciones cuando no debiera. Aún queda mucho camino por andar. Para Frank, para Diane y para tantos…

Imanol Álvarez, José Ignacio Sánchez, María Letona e Isabel Díaz

Cataluña trans

Por Carne Cruda

Carne Cruda – Cataluña trans (EDITORIAL #CC369)

Cuando despertemos del 21D, el dinosaurio seguirá ahí y Catalunya estará dividida en dos mitades y ninguna dejará de existir. Están condenadas a entender y convivir, a pactar y a transigir, pero ninguno de los dos bloques lo dice porque no da retuits

El selfie que difundieron y retrató a varios políticos

Las campañas electorales son como las campañas bélicas. Todos quieren acabar con el enemigo. Sólo puede quedar uno, como en Los Inmortales. O como en Gran Hermano, el programa de tele, que es más su rollo. Sexo, mentiras y cintas de vídeo. Todos hacen extraños compañeros de cama y edredoning con desconocidos, mienten para que les voten y votan para echar al resto de compañeros de piso. La democracia en Espataluña o Catapaña es esto. Una temporada más de GH. Posado para las cámaras. O como se dice ahora, postureo.

En Cataluña, como están en campaña continua desde hace años, hace demasiado tiempo que los políticos siempre posan. Son como modelos, pero no modelos a seguir sino maniquíes que se pasean por una pasarela, que es un camino a ninguna parte. Actúan más para sus espectadores en Instagram o sus seguidores de Twitter que para los ciudadanos. Ya no hablan de desahucios, paro o desigualdad. Como las estrellas de la red, hablan de sí mismos, convierten en nuestros sus problemas y nosotros les seguimos. Los indepes lanzan tuits como el que tira dardos, los unionistas se hacen selfies como si fueran amigos y los comunes están tan fuera de sitio que hasta van a Tele 5, que es la única manera de acercarse a una mayoría que tienen en este momento.

Que Ada Colau normalice la homosexualidad y la bisexualidad en la televisión más vista, es lo único bueno de todo este circo. Eso y que una chica se bese con su pareja trans en Operación Triunfo. Hay que celebrar que la tele de masas sirva para algo, tanto como lamentar que los políticos no estén sirviendo para casi nada. Mientras la política nos ha convertido en manada, llegan estas mujeronas y hacen lo más subversivo, vanguardista y avanzado en este país, en estos tiempos: morrearse con lo raro, o con lo igual pero impropio, besar al distinto y al diverso, amarse fuera de la norma y contra lo establecido.

Parece impensable que algo así pueda ocurrir en Cataluña tras el 21 de diciembre, porque los dos bloques, que son bloques de piedra, creen que esto sólo puede resolverse por aplastamiento. Negando al otro, lo haré desaparecer. Y si no desaparece, ignorarlo hasta que enmudezca, se arrodille y baje la cabeza. En lugar de plegarme al otro, doblegarlo. La democracia entendida como superioridad numérica y dictadura de la mayoría, no como pacto entre minorías. No sólo los indepes, los dos bandos quieren la vía unilateral.

Pero no va a poder ser. Porque cuando despertemos del 21D, el dinosaurio seguirá ahí y Cataluña estará dividida en dos mitades y por más que una niegue a la otra, ninguna dejará de existir. Y ninguna debe imponerse a la otra. Están condenadas a entenderse y a convivir, a pactar y transigir con el contrario, pero esto en la política tuitera, no se puede decir porque no da retuits. Por eso la clave la tienen los que se han quedado atrapados en el medio, aprisionados entre los dos bloques de hormigón, que tienen la formidable y larguísima tarea de deshacer la piedra como si fuera un terrón de azúcar y desbastarla hasta quitarle a los fanáticos que le sobran.

Para algunos es imposible, para otros inaceptable, pero como la familia de Colau, los catalanes tendrán que aceptar con normalidad las relaciones fuera de la norma, los amores bisexuales y los cambios de género. La única Cataluña posible tiene que ser bi y trans.

Los tránsfobos de Hazte Oír y su guerra contra el líder de Podemos en Asturias: piden 14 años de cárcel por “incitar al odio”

La organización ultracatólica que el Gobierno del PP mantiene calificada como de “utilidad pública”, y que recibe financiación de las arcas públicas, quiere que se imputen siete delitos a Daniel Ripa, líder de Podemos en Asturias, por estar presente en la concentración en la que encapuchados sin identificar apedrearon su autobús del odio. “Preferimos una denuncia de un grupo tránsfobo que el cargo de conciencia de no mostrar el rechazo a discursos que terminan en dramas personales”, sostiene, negando que “incitase” a los “radicales” -los términos de Hazte Oír- a actuar.

 

Hazte Oír no ha tenido bastante con pelear abiertamente contra el derecho al aborto; tampoco con pasear por la vía pública un primer autobús con un mensaje tránsfobo, ni con hacer lo propio con un segundo.

La asociación ultracatólica que recibe dinero público, dirigida por un pariente de Rodrigo Rato, la entidad que abandera la discriminación al colectivo LGTBI, mantiene una guerra abierta con el líder de Podemos en Asturias y diputado autonómico, Daniel Ripa al que pretende que se le imputen -junto a otras cuatro personas- un total de siete delitos, penados con entre 33 meses y 14 años de cárcel. Todo, por haber estado presente en una concentración que degeneró en la rotura de lunas del autobús tránsfobo por parte de algunos encapuchados sin identificar.

La asociación ultracatólica, a la que el Gobierno del PP no quiere retirar la calificación de “utilidad pública”, denunció en mayo la agresión que sufrió en Lena, Asturias, mencionando expresamente al líder de Podemos en la región y a otras cuatro personas, y hoy el Juzgado de Instrucción número 1 de Lena mantiene una causa abierta a este respecto.

Entonces, y como aparece documentado en vídeos, Ripa se dirigió con tono calmado a los ultracatólicos, desde la puerta de acceso al autobús: “No sois bienvenidos a Asturias”, dijo.

En la denuncia de Hazte Oír, presentada ante la Comisaría de Policía de Chamartín, esto se traduce de otra forma: “Se encontraba entre los agresores que apedrearon el autobús”; “acudió a la gasolinera y alentó a los radicales, en hechos claramente incitadores al odio” y está entre quienes “han justificado o no han condenado los hechos”, según la denuncia.

Los delitos en los que habría incurrido, siempre según la asociación tránsfoba -en esta ocasión, en un escrito remitido al juzgado el 14 de noviembre-, son variados: coacciones, acoso, discriminación, daños contra la integridad moral, desórdenes públicos y daños.

En una providencia redactada escasos días después, el 23 de noviembre, el juzgado en cuestión aceptó parte de las peticiones de Hazte Oír, y el líder de Podemos en Asturias recibió la notificación de que está dentro del procedimiento durante la semana pasada, pero no pudo acceder a la documentación hasta este lunes. El juzgado ha pedido confirmar su condición de aforado, para evaluar si debe inhibirse y elevar la instrucción al Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

No obstante, el propio Ripa anunció tras recibir los documentos que renunciará a su aforamiento en cuanto el procedimiento lo permita. Hoy explica a Público que la denuncia es “un escándalo”, “un despropósito”, y niega haber “incitado al odio” en modo alguno.

“En vez de una denuncia, Hazte Oír hace una apología contra las leyes que fomentan la igualdad entre todas las personas en las comunidades autónomas”, sostiene. “Nos parece curioso que quienes se han paseado por España sembrando el odio contra lesbianas, gays y personas trans y, no hace tanto, contra mujeres que querían decidir si ser madres o no, se atrevan ahora a ir a los tribunales, acusando de incitación al odio a quienes defienden los derechos civiles y humanos y la igualdad”, apostilla.

Ripa lamenta que esta acción de Hazte Oír “ataca a todas las personas que rechazan los delitos de odio”, y afirma que prefieren “una denuncia de un grupo tránsfobo que el cargo de conciencia de no mostrar el rechazo a discursos que terminan en dramas personales”. “El odio transfóbico está relacionado con la discriminación y con episodios de acoso y suicidio en los centros educativos”, censura.

En relación a la protesta en la que estaba presente, explica que trasladó a Hazte Oír “que no eran bienvenidos en Asturies”, porque en esta región son “una sociedad tolerante donde no tienen cabida los discursos que promueven la discriminación y el acoso“. Esa misma semana, la Junta General aprobó una declaración institucional contra la transfobia, recuerda.

Como ocurrió en Asturias, otros territorios y ciudades -entre ellas Madrid- han rechazado abiertamente al autobús del odio del grupo ultracatólico, algo que en absoluto ha alterado la hoja de ruta de Hazte Oír. También se da la circunstancia de que Ripa ha recibido la notificación en pleno proceso de renovación de la dirección de Podemos en la región.

Frank Mugisha (DIRECTOR DE SEXUAL MINORITIES UGANDA): “A Uganda llegó de fuera la homofobia y no la homosexualidad”

El lehendakari, Iñigo Urkullu, entrega el premio René Cassin 2017 a la asociación Sexual Minorities Uganda, que defiende los Derechos Humanos del colectivo LGTB

Frank Mugisha (J.M.M.)

BILBAO- “No parar hasta lograr la igualdad para todas las personas de Uganda”. Esas fueron las palabras de Frank Mugisha, quien fue nominado para el Premio Nobel de la Paz en 2014 como director ejecutivo de la asociación Sexual Minorities Uganda (SMUG), durante la entrega del premio René Cassin 2017 por parte del lehendakari, Iñigo Urkullu, a esta organización que defiende los Derechos Humanos del colectivo LGTB en su país en particular y en África en general. Sin pelos en la lengua, Mugisha habla sobre la realidad del colectivo LGTB en el continente africano.

Homosexualidad en Uganda. ¿Cómo se vive allí siendo gay?

-Es muy duro. Si se te conoce o se te identifica o percibe como miembro del colectivo LGTB tienes un problema, porque corres el peligro de ser perseguido, de ser maltratado físicamente, de perder el apoyo de tu familia, de sufrir exclusión y discriminación e incluso te pueden denegar el acceso a los servicios básicos. El nivel de consecuencias depende de varios aspectos y uno de ellos es dónde se vive. Para que alguien del colectivo LGTB pueda vivir una vida relativamente agradable ha de hacerlo en una zona de alto standing, ir a comer a sitios caros, etc. Pero la mayoría de los ugandeses son personas pobres que están en el paro, sobre todo los pertenecientes al colectivo LGTB, por lo que viven en zonas donde se enfrentan a una mayor persecución.

Aunque la homosexualidad es ilegal desde la imposición del código penal británico, la situación no siempre ha sido así. ¿Qué ha cambiado?

-Uganda tiene la ley de sodomía aplicada por los británicos, pero en 2009 se promulgó una ley a través de la cual hemos podido luchar hasta que la ley de sodomía fue derogada en 2014. Aun así, hay muchísima confusión y muchos ugandeses siguen considerando la homosexualidad como algo ilegal, aunque no lo es según esta ley de 2009.

¿Confusión?

-Así es. Por una parte, tiene que ver con la manera en la que se entiende esta ley en el país. Y por otra, porque muchas de las personas que se enfrentan a nosotros son cristianos y estos son muy respetados en el país, por lo que cuando dicen algo la gente se lo cree. Por eso, uno de nuestros desafíos es intentar convencer a la gente de que no somos un grupo ilegal. En cualquier caso, nos están poniendo dificultades apoyándose en una ley que no debería aplicarse y que de hecho no está vigente.

Si no me equivoco, hay quien dice que la homosexualidad ugandesa es fruto de una imposición de Occidente.

-La homofobia es lo externo a Uganda y no la homosexualidad. Las personas LGTB han existido antes de la etapa colonial. Prueba de ello es que antes de que fuera infectado por los británicos, en suajili ya teníamos una palabra para nombrar a la homosexualidad. También tenemos en nuestra cultura personas cuya homosexualidad ha sido bien conocida y un ejemplo de ello es el rey Mwanda II, el último gobernante antes de la llegada de los europeos, quien mantuvo relaciones sexuales con sus cortesanos masculinos. Por tanto, lo que hicieron los misioneros británicos cuando llegaron fue introducir leyes contra la sodomía y criminalizar la homosexualidad, pero esta se estaba viviendo ya en África antes de que llegaran los británicos.

Hasta ahora hemos hablado de Uganda, pero en Kenia, sin ir más lejos, se culpó hace poco al turismo gay de contagiar a los leones salvajes su homosexualidad. ¿Es la homofobia algo generalizado en la mayoría de los territorios del África Negra?

-La homofobia se utiliza, por una parte, para recabar el apoyo de los votantes, ya que la gente está contra la homosexualidad y cualquier tipo de ley o pronunciamiento homofóbico te va a traer mucho apoyo. Pero por otra parte, también se usa para desviar la atención de otras cosas que importan. En esta ocasión puede que hayan tenido más repercusión las palabras de los políticos keniatas, pero es una estrategia generalizada.

Y respecto a la transexualidad, ¿cuál es la situación en Uganda?

-Las personas trans se enfrentan a una hostilidad mayor que los homosexuales. La población general considera que estas personas suplantan a otras. Además, los confunden con los homosexuales, aunque sea una cuestión de identidad en vez de orientación. Nada de esto ayuda. Pero aun así, poco a poco, se ha ido aumentando la visibilidad de las personas trans en el país, sobre todo gracias a que ha habido una red de miembros de la comunidad que han traído del extranjero ideas para mejorar la situación de Uganda.

¿Considera que esto tiene que ver con una falta de educación sexual en Uganda?

-Ahora mismo es muy difícil hablar de sexo en África. Cuando hablamos de homosexualidad la gente piensa en sexo y, más concretamente, en sexo entre hombre y hombre. Con lo cual, esto es una especie de tabú. Además, también se hila con los abusos sexuales a niños. Todo ello desgraciadamente ha hecho que se deje de impartir educación sexual integral en las escuelas, porque los padres pensaban que no era buena para sus hijos.

¿A qué cree que se debe que el sexo sea tabú en Uganda?

-Es algo cultural. En nuestras tradiciones había una persona mayor dentro de las familias que se encargaba de esta rama de la educación. A día de hoy, en cambio, los adultos son muy tímidos y no se atreven a hablar de sexo con sus hijos. Además, también consideran que los jóvenes no debería hablar de sexo, porque no se tiene suficiente sabiduría para ello. Esto ha creado un bucle del que es difícil salir.

¿Cuáles son los objetivos de SMUG?

-Nuestra organización se trata de una red que agrupa otras organizaciones que también ofrecen servicios para la comunidad LGTB, porque la mayor parte de los programas gubernamentales nos dejan fuera. Por ejemplo, servicios de salud, para que se puedan llevar directamente a la gente. Pero también de seguridad y protección, porque es uno de los mayores riesgos a los que se enfrenta nuestra comunidad. Además, documentamos toda la información sobre los actos violentos contra nuestra comunidad para poder llevar a los agresores ante la Justicia.

¿Cómo pretenden sensibilizar a la sociedad con estos fines?

-Para empezar, estamos diseñando unos mensajes bien claros para el gobierno y la sociedad civil para que se vaya comprendiendo poco a poco lo que es la orientación sexual y la identidad sexual. También queremos cambiar la legislación. Pero sobre todo, buscamos que grupos de influencia en Uganda, como los grupos religiosos o los famosos, trabajen con nosotros, para poder llegar a la sociedad a través de ellos.

¿Y lo están consiguiendo?

-Relativamente. Sí que hay celebrities internacionales que han trabajado con nosotros y esto es importante, porque los famosos de nuestro país copian a los famosos de otros países. Sobre todo se involucran más las mujeres, porque a los hombres todavía les preocupa mucho. Hay mucha presión por parte del público en general.

¿Cómo ve el futuro de Uganda en lo que se refiere a los Derechos Sexuales?

-El trabajo que estamos haciendo ha creado cierto grado de visibilidad y esperamos que haya más gente que se implique. Realmente creemos que todo esto va a llevar a un cambio de mentalidad en Uganda, porque la población es joven y eso siempre favorece los cambios.

Operación Triunfo y la historia de un beso legendario

España es un país de amor. Sí, nos gusta achucharnos, besarnos, tocarnos y dar muestras de cariño por doquier. Nos gusta más el roce que a un niño un caramelo. ¡Y me encanta! Es uno de nuestros santo y seña, va en nuestro ADN y el que no lo quiera ver es que está ciego.

Es por ello que no nos debería sorprender cuando encendemos la televisión y vemos un beso. Pero, nos sorprende, nos emociona, nos deleita y más cuando ese beso es, de nuevo, la demostración de la diversidad y el respeto que reina en nuestra sociedad. Porque sí, porque sabemos respetarnos, porque sabemos aceptarnos y porque sabemos normalizar lo que debería haber estado normalizado hace mucho tiempo.

Y no, no está normalizado. Todavía queda mucho. Si lo estuviera no seríamos testigos de la agresión sufrida por los Javis o del ataque homófobo de un profesor de la Universidad de Barcelona contra el candidato del PSC Miquel Iceta. Esto pasa todos los días y se necesitan más besos como el de anoche, como el de Marina, para acabar con ello. Muchos, muchísimos.

‘Operación Triunfo’ ha logrado lo que muy pocos habían conseguido. Ha logrado que en la televisión pública, en la tele de todos, se vean besos por doquier y de todos los tipos con toda la normalidad del mundo. Ya era hora.

Lo vimos con el beso a Marina y su novio transexual y lo volvimos a ver anoche cuando Raoul y Agoney se fundieron en uno al final de su actuación. Así sí se normalizan las cosas, así sí se empuja al respeto, así sí se enseñan valores.

Muchos diréis que es un beso y nada más, pero es mucho más, muchísimo más. El beso de Marina, el beso de Raoul y Agoney, la charla de los Javis, el speech contra la homofobia de Noemí Galera son detalles, imágenes que tenían que verse, que tenían que tratarse con la misma normalidad que la ‘cobra’ de Amaia a Alfred(‘cobra’ que anoche se volvió a repetir en su revival de ‘Escondidos’. Y venga la burra al trigo) o el fanatismo adolescente por Cepeda.

Y es cierto que todas estas cosas están dejando en un segundo plano la verdadera esencia del concurso musical, pero benditas sean, bendito sea ‘Operación Triunfo’ por abrir puertas que se querían dejar cerradas a cal y canto, benditos sean los ‘triunfitos’ y bendita sea la Academia.

Llevamos toda la semana con el beso para arriba y el beso para abajo. Los Javis, que han sufrido ya en su propia piel la homofobia que aún persiste en esta nuestra sociedad, convirtieron la canción de Miguel Bosé y Rafa Sánchez ‘Manos vacías, en un la historia de amor de dos homosexuales que después de pasar una noche juntos acaban separándose a la mañana siguiente.

Una historia triste, melancólica, pero romántica donde las haya. Un ‘temazo’ que los dos profesores quisieron que se coronara con un beso en la boca de los dos intérpretes para sorpresa de todo el claustro, de sus compañeros y, si no hubiera sido por los directos de la semana, de toda España.

Era uno de los momentos más esperados de la noche. Se había adelantado algo durante los directos de la semana, pero había que verlo en plena gala, en vivo y en directo, y el público no esperaba menos.

El casto y recatado beso que se dieron fue más que aplaudido, en el plató, en las redes y probablemente en cada una de las casas que lo vieron. Aquí está el logro, aquí está leyenda. Lo siguiente será que esto no nos parezca sorprendente. Y llegará, no lo dudo.

Es curioso que una canción que tiene ya un cuarto de siglo sobre sus espaldas se fuera a convertir en himno de la diversidad, de la igualdad y del respeto. Lo que no haga la tele…

Anoche nadie se fue con las manos vacías porque todos nos llevamos algo con la interpretación de Raoul y Agoney. Ellos ya han hecho historia y todavía no lo saben.

Y mentiría si dijera que no les ha costado. Raoul se ha mostrado toda la semana algo más cohibido que su compañero, pero se han dejado llevar y al final ha terminado en simbiosis. Los Ragoney, como han sido bautizados, lo hicieron y, aunque a uno le costó más que al otro, ninguno dudó y se tiraron a la piscina. Es la revolución sexual de OT, es el hito de OT.

Fue la noche del beso, de la ‘cobra’, otra vez, y del sapoconcho de Roi. Sí, el sapoconcho. No te acostarás sin saber una cosa más. El sapoconcho, que ya podemos bautizar como la nueva palabra de moda, es la palabra gallega que se utiliza para referirse a un tipo de tortuga.

Al inicio de la gala, como cada lunes, todos los concursantes cantan una canción, anoche le tocó el turno al ‘A quién le importa’ de Alaska (toda una declaración de intenciones) que el gallego amenizó saliendo al escenario con una tortuga de peluche. Para qué queremos más. Sapoconcho, tortuga de peluche y Roi, si alguien puede dar más que se atreva.

Hasta la Real Academia Galega se visto salpicada por el sapoconcho y las lecciones de lengua gallega de Roi. Increíble, lo de este OT está siendo increíble. Pues parece que el sapoconcho le trajo suelte al gallego. Meigas, sapos y bruxas, Roi se coló entre los tres favoritos, junto a Amaia (por supuesto) y Aitana, y acabó siendo él y su tortuga los que cruzaron la pasarela. Fascinante, sorprendente…

Y el expulsado de la noche fue… Mireia. Sí, de nuevo el público ha salvado a Cepeda. Mare de Déu lo de este chico. ¿Cuántas nominaciones lleva ya? ¿Cuántas veces le ha salvado el público? Otro que va a hacer historia. Pero ahí sigue, impasible, indolente, impertérrito… He visto plantas con más expresividad que Cepeda, os lo juro. Sin embargo, por una razón que todavía no llego a comprender tiene un club de fans que ni Madonna.

Y para la semana que viene otra vez. Sí Cepeda Cequeda vuelve a estar nominado y se enfrenta a Raoul. Sí, a uno de los chicos del beso porque Alfred, que para infarto del público fue uno de los nominados, y Ana Guerra fueron salvados por los profes y los compañeros, respectivamente. Yo si fuera Raoul estaría acojonado. Enfrentarse a Cepeda es muerte segura. Tres de tres y ahí sigue.

Volvió a ser la noche de Amaia y no porque anoche tuviera su mejor actuación, pero resulta que cada vez que sale esta chica al escenario a alguien se le rompe el alma. Esta vez ha sido a la cuarta miembro del jurado, Sole Giménez, que con su valoración dejó a cuadros hasta a la ‘triunfita’.

“Tienes una belleza extraordinaria en la voz y en el alma que nos has transmitido esta noche”. A mí me dicen eso y os juro que me caigo de culo y me hago la muerta. Se puede decir más alto, pero no más claro, y encima que te lo diga Sole Giménez. No me extraña que haya voces que pidan que Amaia sea Patrimonio de la Humanidad. Nos estamos volviendo locos, OT nos está volviendo locos.

Ahora y tras agradecer todo lo que está edición está haciendo, hago un llamamiento al equipo de vestuario y peluquería. Por favor, ¿de dónde salen los vestidos y los trajes que lucen en las galas? Es que es encender el televisor y ver a estos chicos y juro que se apodera de mí Bonnie Tyler y todos sus coetáneos. Si es que les visten igual que en ‘OT 1’.

Anoche me pasó con Aitana y con Mireia. Si parecían sacadas de ‘Total Eclipse of the Heart’. Resulta que Aitana tenía que darlo todo con el baile y con su versión de ‘New Rules’ y le encasquetan un ajustadísimo y cortísimo vestido perfecto para explosionar en la pista de baile. Lo mejor es que el baile lo sacó adelante y se llevó el rapapolvo por sus errores vocales. Pero vamos, que no me extraña si ese traje le tenía que estar cortando la respiración.

Nimios detalles de la que ha dormido poco, como la mayoría de los que se quedaron hasta el final. Pero, no importa. Merece la pena si OT nos va a seguir sorprendiendo, si OT va a seguir siendo lo que nuestra TV necesitaba desde hace tiempo. OT nos está dando lecciones que van a ser muy difíciles de olvidar, ojalá se queden siempre.

Urkullu apela a la dignidad humana para extender el respeto a colectivo LGTBI

El lehendakari entrega el premio René Cassin a Sexual Minorities Uganda. EFE

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha apelado hoy a la “comprensión profunda y universal del sentido de la dignidad humana” para extender el respeto que, como todas, “merecen las personas LGTBI en cualquier lugar del mundo”.

Urkullu ha presidido hoy la entrega del premio René Cassin 2017 a la organización Sexual Minorities Uganda que defiende los derechos humanos del colectivo LGTBI en este país en particular y en África en general.

Antes de su intervención, el lehendakari ha solicitado dos minutos de silencio en recuerdo por las víctimas del atentado de ETA contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza del 11 de diciembre de 1987 en el que fueron asesinadas once personas y por la memoria del concejal del PP de Errenteria (Gipuzkoa), asesinado el mismo día de 1997.

El lehendakari ha recordado que en el País Vasco se han vivido “momentos muy duros” y una “larga época de sombras”, en referencia al terrorismo.

Ha dicho que una jornada después de conmemorarse el Día de los Derechos Humanos hay que recordar esos dos atentados terroristas.

“Con la intención de ir dejando poco a poco esas sombras atrás y de cada día hagamos luz, agradecería que guardásemos dos minutos de silencio”, que han sido secundados por todos los asistentes en pie.

Durante su intervención en la entrega del premio, el lehendakari ha destacado que “la conciencia del sentido de humanidad significa reconocer que todas las personas solo son personas, ni más ni menos”.

“Somos personas y compartimos una misma dignidad humana que es inalienable”, ha dicho Urkullu que ha recordado el artículo segundo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que habla de la no discriminación por ninguna razón, entre ellas la de sexo.

Ha destacado que la organización premiada hoy “ha conseguido ubicar el compromiso contra la discriminación en el territorio de los Derechos Humanos y ha logrado una proyección internacional de su lucha como una causa de solidaridad”.

El lehendakari ha recordado que la empatía es una referencia del Plan de Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno vasco, un concepto que no solo es “ponerse en el lugar de otra persona”, sino que es “preocuparse y ocuparse de ella”.

Urkullu ha reconocido que es un honor para él entregar el premio René Cassin a Sexual Minorities Uganda y, a través de esta organización, a todas las personas que luchan por la igualdad y el derecho a la no discriminación motivada por la orientación sexual o identidad de género.

“Este premio es una clara apuesta por la opción de la empatía, la solidaridad y el compromiso con los Derechos Humanos”, ha señalado el lehendakari quien ha aclarado que a través del mismo también se reconoce a “todas las personas y entidades que luchan por la dignidad en África y desde África”.

“Hoy Euskadi se hermana con todas ellas y muestra su empatía”, ha concluido.

El premio ha sido recogidos por el director ejecutivo de la entidad, Frank Mugisha, que en 2014 fue nominado al Premio Nobel de la Paz.

Mugisha ha agradecido al País Vasco el apoyo mostrado a esta organización a través de la concesión de este premio y se ha comprometido a “no parar hasta lograr la igualdad” para todas las personas en Uganda y, en este sentido, a seguir luchando por los derechos del colectivo LGTBI en este país y en el resto del mundo.

La organización no gubernamental premiada fue fundada en 2004 por el activista transgénero Víctor Mukasa y está integrada por 18 asociaciones de distinto signo que luchan por el reconocimiento y el respeto de la dignidad y derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales.

La entidad que la ha propuesto para el galardón ha sido la asociación vasca “Ortzadar LGTB”, que promueve esos mismos fines en Euskadi.

El Gobierno vasco recuerda que la situación de estos colectivas en algunos países de África es “especialmente dramática”, ya que incluso en algunos de ellos están perseguidas penalmente y las penas incluyen la cadena perpetua.

Sexual Minorities Uganda brinda espacios seguros, promueve iniciativas vinculadas al empoderamiento afectivo e identitario, asesora frente a las enfermedades de transmisión sexual y trabaja en el ámbito de los medios de comunicación y la denuncia social.

El premio René Cassin fue creado con el fin de reconocer públicamente la labor de personas físicas o jurídicas que con su actuación contribuyan de manera destacada a la promoción de los valores de los derechos humanos en nuestra sociedad.

Debe su nombre a René Cassin, nacido en Bayona en 1887 y considerado el principal inspirador de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y merecedor del Premio Nobel de la Paz en 1968.

Urkullu apela a la dignidad humana para extender el respeto a colectivo LGTBI

El lehendakari entrega el premio René Cassin a Sexual Minorities Uganda. EFE

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha apelado hoy a la “comprensión profunda y universal del sentido de la dignidad humana” para extender el respeto que, como todas, “merecen las personas LGTBI en cualquier lugar del mundo”.

Urkullu ha presidido hoy la entrega del premio René Cassin 2017 a la organización Sexual Minorities Uganda que defiende los derechos humanos del colectivo LGTBI en este país en particular y en África en general.

Antes de su intervención, el lehendakari ha solicitado dos minutos de silencio en recuerdo por las víctimas del atentado de ETA contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza del 11 de diciembre de 1987 en el que fueron asesinadas once personas y por la memoria del concejal del PP de Errenteria (Gipuzkoa), asesinado el mismo día de 1997.

El lehendakari ha recordado que en el País Vasco se han vivido “momentos muy duros” y una “larga época de sombras”, en referencia al terrorismo.

Ha dicho que una jornada después de conmemorarse el Día de los Derechos Humanos hay que recordar esos dos atentados terroristas.

“Con la intención de ir dejando poco a poco esas sombras atrás y de cada día hagamos luz, agradecería que guardásemos dos minutos de silencio”, que han sido secundados por todos los asistentes en pie.

Durante su intervención en la entrega del premio, el lehendakari ha destacado que “la conciencia del sentido de humanidad significa reconocer que todas las personas solo son personas, ni más ni menos”.

“Somos personas y compartimos una misma dignidad humana que es inalienable”, ha dicho Urkullu que ha recordado el artículo segundo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que habla de la no discriminación por ninguna razón, entre ellas la de sexo.

Ha destacado que la organización premiada hoy “ha conseguido ubicar el compromiso contra la discriminación en el territorio de los Derechos Humanos y ha logrado una proyección internacional de su lucha como una causa de solidaridad”.

El lehendakari ha recordado que la empatía es una referencia del Plan de Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno vasco, un concepto que no solo es “ponerse en el lugar de otra persona”, sino que es “preocuparse y ocuparse de ella”.

Urkullu ha reconocido que es un honor para él entregar el premio René Cassin a Sexual Minorities Uganda y, a través de esta organización, a todas las personas que luchan por la igualdad y el derecho a la no discriminación motivada por la orientación sexual o identidad de género.

“Este premio es una clara apuesta por la opción de la empatía, la solidaridad y el compromiso con los Derechos Humanos”, ha señalado el lehendakari quien ha aclarado que a través del mismo también se reconoce a “todas las personas y entidades que luchan por la dignidad en África y desde África”.

“Hoy Euskadi se hermana con todas ellas y muestra su empatía”, ha concluido.

El premio ha sido recogidos por el director ejecutivo de la entidad, Frank Mugisha, que en 2014 fue nominado al Premio Nobel de la Paz.

Mugisha ha agradecido al País Vasco el apoyo mostrado a esta organización a través de la concesión de este premio y se ha comprometido a “no parar hasta lograr la igualdad” para todas las personas en Uganda y, en este sentido, a seguir luchando por los derechos del colectivo LGTBI en este país y en el resto del mundo.

La organización no gubernamental premiada fue fundada en 2004 por el activista transgénero Víctor Mukasa y está integrada por 18 asociaciones de distinto signo que luchan por el reconocimiento y el respeto de la dignidad y derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales.

La entidad que la ha propuesto para el galardón ha sido la asociación vasca “Ortzadar LGTB”, que promueve esos mismos fines en Euskadi.

El Gobierno vasco recuerda que la situación de estos colectivas en algunos países de África es “especialmente dramática”, ya que incluso en algunos de ellos están perseguidas penalmente y las penas incluyen la cadena perpetua.

Sexual Minorities Uganda brinda espacios seguros, promueve iniciativas vinculadas al empoderamiento afectivo e identitario, asesora frente a las enfermedades de transmisión sexual y trabaja en el ámbito de los medios de comunicación y la denuncia social.

El premio René Cassin fue creado con el fin de reconocer públicamente la labor de personas físicas o jurídicas que con su actuación contribuyan de manera destacada a la promoción de los valores de los derechos humanos en nuestra sociedad.

Debe su nombre a René Cassin, nacido en Bayona en 1887 y considerado el principal inspirador de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y merecedor del Premio Nobel de la Paz en 1968.

Las redes aplauden a Ada Colau por su confesión de que es bisexual

La alcaldesa de Barcelona explica en televisión que tuvo una relación de 2 años con una mujer italiana

Colau hizo un alegato en favor de la diversidad sexual en horario de máxima audiencia en Telecinco. (Telecinco)

MADRID– La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, reveló en el programa televisivo deSábado Deluxede Telecinco que es bisexual: “He tenido una relación de muchos años con una mujer italiana, primero fue con un hombre y luego con ella”, confesaba en televisión, y añadía que aunque ha tenido otras relaciones con mujeres, ninguna “tuvo tanto peso como esa”.

“Tuve primero un novio y después una novia italiana, Paolo él y Elena ella, con 19-20-21 años. Fue durante una beca Erasmus cuando tenía unos veinte años. Era la primera vez que me enamoraba de una mujer, fue una relación larga, de dos años”. Tal y como relató durante la entrevista, este hecho no le supuso ningún problema en su casa porque “era algo perfectamente normalizado”. “Teníamos un montón de amigos gays, formaba parte de nuestro entorno. Tampoco lo voy explicando, pero tampoco tengo que esconderlo. Viva el amor y cada uno que quiera a quien quiera”, relató, añadiendo que “a lo mejor ni mis asesores lo sabían” y apuntando que “fue la única mujer en mi vida como gran noviazgo, aunque hubo alguna otra relación”.

“DE FORMA NATURAL”Colau, que está casada con el cofundador de Barcelona En Comú Adrià Alemany y tiene dos hijos, aseguró que ha confesado esta relación homosexual en un programa de televisión porque le ha salido “de forma natural” y recalcó que nadie tiene derecho a cuestionar su modo de vida.

Preguntada por las razones de la ruptura, Ada explicó que “se terminó porque las relaciones se acaban y la distancia también lo dificulta todo”. Jorge Javier, el presentador de Sálvame Deluxe, le preguntó si esto le podría perjudicar políticamente, a lo que la alcaldesa dijo que “no”. “No lo creo. A lo mejor ellos (sus asesores) ni siquiera lo sabían”, respondió Colau, que también añadió que “vivimos en una sociedad moderna donde todo el mundo tiene que querer a quien quiera”.

En cuanto a su adolescencia, Colau dijo que “siempre fui la rara de la clase, era distinta a mis compañeras”, antes de explicar que “tuve mi época, me cogí mis borracheras como buena adolescente, salí de fiesta”. “Tocaba salir y tocaba emborracharse, de pensar ‘vamos a probarlo’” ya que “si no lo hacías eras muy rara”.

La confesión de la alcaldesa de Barcelona no pasó desapercibida en las redes. Aunque hubo de todo, como es habitual, una amplia mayoría aplaudió la “naturalidad” con la que habló Ada Colau de su bisexualidad en un programa de máxima audiencia como es Sálvame Deluxe.

Así, el actor Paco León, que también desveló su bisexualidad en un programa televisión, aseguraba en Twitterrefiriéndose a Colau: “Estrías, novia, conciliación … lo más subversivo hoy en día es la naturalidad. @AdaColau #naturalcolau”. – DEIA

Las razones de Ada Colau para salir del armario

La alcaldesa de Barcelona Ada Colau, en un acto del Ayuntamiento. ANTONIO MORENO

En pleno prime time de la noche de sábado, sentada en el mismo plató en el que Belén Esteban se convirtió en la princesa del pueblo, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quiso dar muestras de estar libre de prejuicios al aceptar la invitación de Jorge Javier Vázquez e inmiscuirse en el circo catódico de Sábado Deluxe, probablemente el espacio más popular de nuestra televisión y claro inspirador de tertulias políticas como La Sexta Noche.

No satisfecha con dar una lección al ala más elitista de su propio partido -conocida como la “izquierda caviar”-, Ada Colau se sintió tan cómoda en compañía de uno de los hombres más influyentes de España que decidió hablar con naturalidad sobre su bisexualidad en horario de máxima audiencia.

Fue un alegato en favor del movimiento LGTBI+ que sorprendió a la audiencia. “Si ya no fuera necesario defender la diversidad sexual, Colau no lo habría hecho”, aseguraban ayer desde su entorno. Ada Colau no conoce aún la Barcelona VIP pero sí sabe que muchas de sus compañeras sufren aún una doble discriminación: ser mujeres y lesbianas.

La alcaldesa se revolvió contra los estereotipos. Sin censura. Tirando muros. “Tuve una novia a los 21 años. Fue una relación muy importante que duró dos años y que empezó durante una beca Erasmus en Italia. No tengo por qué esconderlo. Aquí lo he contado porque me ha salido de forma natural. A lo mejor mis asesores no lo sabían. Pero en mi familia ya lo sabían porque la traje a casa”, relató la primera edil. El público aplaudió.

Tras escuchar el alegato de Colau en favor de la diversidad sexual y afectiva, Jorge Javier se frotaba las manos y reía de forma nerviosa: “Madre mía… Cómo estarán ahora los de Convergència i Unió”. Colau, casada con un hombre, el cofundador de Barcelona En Comú Adrià Alemany, y madre de dos hijos, zanjó que no es algo a lo que haya que darle mayor relevancia: “Viva el amor y que cada uno quiera a quien quiera”.

La ex activista de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca fue a hacer política a un show con un millón y medio de espectadores de media. A 10 días de unas elecciones catalanas polarizadas en las que ella parte en la última posición de la lista de Catalunya en Comú-Podem, la alcaldesa pretendió dar una lección de valentía.

A Colau le marcó a los 14 años la lectura de una biografía de Simone de Beauvoir (La plenitud de una vida) en la que las relaciones sexuales heterodoxas adquieren un protagonismo principal. Esa lectura, dice, la empujó a leer a Sartre y a estudiar Filosofía. Entonces no sabía que acabaría siendo la alcaldesa de Barcelona.