Detenido un hombre por una agresión homófoba en la calle de Manuela Malasaña

La Policía Nacional ha detenido al presunto autor de una agresión homófobaocurrida el pasado mes de mayo en el centro de Madrid, en la que la víctima recibió una brutal agresión que le provocó la fractura de la mandíbula y la pérdida y rotura de varios dientes.

Según ha informado hoy la Jefatura Superior de Policía, el arrestado ya ha pasado a disposición judicial y se le imputa un delito grave de lesiones.

Los hechos ocurrieron el pasado 22 de mayo sobre las cinco de la madrugada, cuando la víctima transitaba por la calle Manuela Malasaña de la capital ycomenzó una discusión con varios individuos que estaban causando escándalo en la vía pública.

Súbitamente el grupo de alborotadores comenzó a agredir brutalmente al joven, al que acabó tirando al suelo y golpeando con puñetazos y patadas.

La víctima tuvo que recibir asistencia médica debido a las graves lesiones sufridas, que le provocaron una fractura múltiple de mandíbula y la pérdida y rotura de varios dientes.

Tras una investigación de más de cinco meses los agentes determinaron que se trató de una agresión homófoba e identificaron a uno de los agresores, que finalmente fue arrestado el pasado día 4 y puesto a disposición judicial.

La radio del Vaticano despide al cura que vinculó los terremotos en Italia con las uniones homosexuales

La emisora oficial del Vaticano, Radio María, ha anunciado el despido del sacerdote Giovanni Cavalcoli después de que éste vinculara los terremotos que han asolado en las últimas semanas el centro de Italia con los pecados del hombrecomo las uniones civiles de personas del mismo sexo.

La propia emisora ha informado en un comunicado de la suspensión de Cavalcoli porque “considera inaceptable” la posición del sacerdote italiano “en lo que respecta al terremoto y suspende con efecto inmediato su programa mensual”.

La decisión, suscrita por el director de Radio Maria, Livio Fanzaga, explica que “tales posiciones no se corresponden con el anuncio de la misericordia, que es la esencia del cristianismo y de la acción pastoral del Papa Francisco”.

El pasado 30 de octubre, cuando se produjo el último sismo que llegó a 6,5 grados. Cavalcoli aseguró que ese tipo de fenómenos eran un “castigo divino” por las uniones entre personas del mismo sexo. Inmediatamente después, el Sustituto para Asuntos Generales de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, monseñor Angelo Becciu, rechazó estas declaraciones por considerarlas “ofensivas para los creyentes y escandalosas para quienes no lo son”.

Becciu señaló entonces que tales expresiones ‘datan del período precristiano y no responden a la teología de la Iglesia‘. Además, pidió a Radio María que se ajustase más al Evangelio y al mensaje de la misericordia y la solidaridad, que propugna el Papa Francisco, especialmente en el Año Jubilar.

Sin embargo, el sacerdote italiano ha reiterado su posición en otros programas de la radio italiana donde ha llegado a manifestar que lo confirma todo, “los terremotos son provocados por pecados del hombre como las uniones civiles (del mismo sexo)”.

El cine gay se lanza a la conquista del sur de Europa

staying-vertical-fotograma

Staying Vertical. Fotograma

En Berlín, capital gay de Europa, los premios Teddy están a punto de cumplir 30 años galardonando el cine LGTBI de la Berlinale. Conquistado el norte de Europa, es el turno del sur. En el Festival de Cine Europeo de Sevilla, el galardón de cine gay lleva nombre de artista, Premio Ocaña, y en su tercera edición son nueve las películas que se lo disputan.

La ración de este lunes en la Sección Oficial ha sido doble: Solo el Fin del Mundo de Xavier Dolan y Staying Vertical de Alain Guiraudie. Dolan, el genio mimado de Cannes, venía de triunfar en el certamen francés con el Gran Premio del Jurado. No era para menos: entre el golpe en el estómago y la lágrima, Solo el Fin del Mundo lanza al espectador a dos de los temas más sensibles, por fundamentales, del ser humano: la sexualidad y la familia.

Quien no se vea identificado con el protagonista por su drástica salida del armario 12 años atrás abandonando a su madre y hermanos, lo hará por esos conflictos latentes y violentos que en toda familia discurren cual arroyos subterráneos. Al espectador no le queda más remedio que dejarse llevar por este autor millennial que mezcla sin prejuicios la música clásica con el  numa numa yei, el teatro con el videoclip, el silencio con el ruido, la cruda realidad con el realismo mágico.

Con estos mimbres y más de una referencia existencialista como el calor o la muerte, Dolan muestra cómo un joven escritor con una enfermedad terminal tiene que enfrentarse a su familia. Dirección canadiense para una producción francesa con algunos de los actores más en liza del cine galo: Léa Seydoux, Nathalie Baye, Gaspard Ulliel, Vincent Cassel y Marion Cotillard.

Alain Guiraudie ha sido, por su parte, el responsable del segundo plato. Con su habitual pornografía emocional y erótica, el francés se ha adentrado en el ámbito de la homosexualidad en el mundo rural. Dominada por hombres promiscuos de todas las edades, Staying Vertical hace una alegoría al represivo mundo de la sexualidad gay en el campo.

El ganador del Giraldillo de Oro en 2013 por El Desconocido del Lago no le ahorra al espectador una sexualidad cruda en los sentimientos y explícita en lo visual, que, sin embargo, no termina de golpear al espectador con la contundencia de Dolan.

Premio Ocaña LGBTI

Nueve en total son las películas que compiten por el Premio Ocaña, organizado por la Asociación Cultura con Orgullo, en colaboración con AAMMA, Asecan y Asociación Adriano Antinoo. Para su tercera edición cuenta con una estatuilla de cerámica que representa a José Pérez Ocaña, artista gay sevillano, que murió trágicamente en 1983 al incendiarse su disfraz de carnaval.

Javier Paisano, presidente de Cultura con Orgullo, señala que “queremos visualizar y potenciar más películas en las que la sexualidad se manifieste de una manera totalmente libre, donde lo binario hombre-mujer se difumine a favor de una sexualidad real”.

Le Cancre (Paul Vecchiali), United States of Love (Tomasz Wasilewski) y Heartsone(Guðmundur Arnar Guðmundsson) completan el repóker de cine gay en sección oficial. Mientras que la primera (fuera de competición) se adentra también en las relaciones familiares con el propio director y Catherine Deneuve de protagonistas, la segunda es una película bicolor, elíptica y coral, avalada por un Oso de Plata en Berlín. La islandesa Heartsone, por su parte, aprovecha los agrestes paisajes islandeses para hacer un canto al despertar sexual de dos adolescentes.

I, Olga Hepnarova (Petr Kazda, Tomas Weinreb) también aprovecha el impacto del blanco y negro para contar la historia de una joven asesina en serie checa y lesbiana, que terminó en la horca. The Student (Kirill Serebrennikov), premiada en Cannes, The Ballad of Genesis & Lady Jaye (Marie Losier) y Los Objetos Amorosos (Adrián Silvestre David) completan las películas que optan al Premio Ocaña, que el año pasado ganó Peter Greenaway con su muy explícita Eisenstein en Guanajato. El trofeo, cedido por el ayuntamiento de Cantillana (Sevilla) de donde era oriundo Ocaña, se entregará este sábado junto al resto del palmarés.

Una emisora católica italiana despide al cura que vinculó los terremotos con las uniones homosexuales

Una emisora católica con difusión en toda Italia, Radio María, vinculó los terremotos que han asolado en las últimas semanas el centro del país con el hecho de que el Gobierno italiano aprobara este año una ley para regular las uniones civiles de personas del mismo sexo.

En concreto, el sacerdote de la radio Giovanni Cavalcoli declaró el 30 de octubre, cuando apenas habían pasado doce horas del último seísmo devastador, que alcanzó los 6,5 grados de magnitud: “Desde el punto de vista teológico, estos desastres son consecuencia del pecado original, son el castigo divino”. Y añadió: “Estas ofensas a la familia y a la dignidad del matrimonio con las uniones civiles, es el resultado del castigo divino“.

Sus palabras crearon tal polémica que han llevado al propio Vaticano a pronunciarse y a negar que los terremotos en Italia tengan nada que ver con ninguna represalia divina. “Son afirmaciones ofensivas para los creyentes y escandalosas para quien no cree”, lamentó monseñor Angelo Becciu, uno de los más estrechos colaboradores del Papa y sustituto para Asuntos Generales en la Secretaría de Estado de la Santa Sede. Asimismo, el religioso explicó que estas afirmaciones “datan del periodo pre cristiano y no responden a la teología de la Iglesia porque son contrarias a la visión de Dios que nos ofrece Cristo, que nos revela el rostro de un Dios amoroso y no de un Dios caprichoso y vengativo”.

Radio María ha suspendido al sacerdote de la polémica y también su programa mensual. Asimismo, el director de la emisora, el padre Livio Fanzaga, ha querido marcar distancias con él y ha puntualizado a través de un comunicado que “tales posiciones no se corresponden con el anuncio de la misericordia, que es la esencia del cristianismo y de la acción pastoral del Papa Francisco”.

Aun así, Radio María -que cuenta con 850 repetidores que le permiten una difusión en todo el país similar a la RAI, la radio pública italiana- no es la primera vez que destaca por sus exabruptos.

Su propio director, que se le considera líder del catolicismo multimedia, ha definido a las familias homosexuales como “basura” y ha llegado a declarar que los periodistas italianos Emiliano Fittipaldi y Gianluigi Nuzzi – autores respectivamente de los libros Avarizia y Via Crucis, que recogen algunos de los escándalos financieros del Vaticano- deberían ser “ahorcados”. El padre Fanzaga también auguró la muerte en febrero a la senadora Monica Cirinnà, que impulsó la ley a favor de los matrimonios homosexuales.

A pesar de estos continuos ataques, la emisora recibe financiación pública, según informó este lunes el diario italiano La Repubblica. Según los últimos datos disponibles, la radio obtuvo 779.000 euros en 2011 del Gobierno italiano, 730.000 en 2012, y 581.000 en 2013.

Marruecos libera a las dos jóvenes encarceladas por besarse

activistas-marroquies-participan-en-un-homenaje-a-las-victimas-del-tiroteo-de-un-club-gay-en-orlando-el-pasado-junio-en-rabat2

Activistas marroquíes participan en un homenaje a las víctimas del tiroteo de un club gay en Orlando, el pasado junio en Rabat. FADEL SENNA GETTY IMAGES

Las chicas fueron denunciadas a la policía por una persona de su entorno. Su abogado cree que el caso se desactivará por la presión internacional

Las dos jóvenes de 16 y 17 años detenidas en Marrakech el pasado 27 de octubre por besarse salieron de prisión el jueves bajo libertad condicional. No se han retirado los cargos contra ellas, que podrían enfrentarse a una pena de hasta tres años y multas de hasta 100 euros, según la ley marroquí, que castiga las relaciones entre personas del mismo sexo. Sin embargo, su juicio, previsto para este viernes, se ha retrasado hasta el próximo 25 de noviembre. Las dos menores fueron conducidas ante la policía por una persona próxima a la familia de una de ellas cuando las sorprendió dándose un beso en su casa, según explica Nidal Azhary, fundadora y presidenta de la Unión Feminista Libre.

Youssef Chehbi, el abogado de Casablanca contratado por la asociación Unión Feminista Libre (UFL) para las jóvenes, cree que la liberación de las menores y el retraso de la vista significa que la justicia da marcha atrás en el caso. “[Las autoridades] se han dado cuenta de que con los cientos de periodistas que van a venir a Marrakech para cubrir la cumbre climática, el COP22, que comienza el próximo lunes el escándalo internacional podría ser enorme”, declaró a este diario en conversación telefónica Youssef Chehbi, que califica la detención de las menores como “absurda, aberrante, indigna y grotesca”.

“La persona próxima de la familia de una de ellas que las sorprendió dándose un simple beso y las condujo ante la policía, como si fueran judías durante la II Guerra Mundial, es imbécil. Y el policía que tramitó la denuncia es otro imbécil. Antes que nada tendrían que haber pensado en la reputación de las chicas”, dice Chehbi. “Al menos”, continúa el abogado, “la próxima vez que suceda un caso semejante espero que el policía convenza al delator de que esas chicas no han hecho mal a nadie y no tiene ningún sentido denunciarlas”.

Nidal Azhary asegura que las dos adolescentes se encuentran muy fatigadas, aunque en buen estado. “La experiencia dentro de la cárcel para ellas solo puede ser traumática. Una de ellas se negó incluso a comer y a beber. Las dos son menores y han sido llevadas a una cárcel y no a un centro para jóvenes”, explica.

Para Azhary, lo más importante a partir de ahora es que el veredicto sea favorable y las declaren inocentes. “Porque ellas no han cometido ningún crimen; son jóvenes, no podemos tratar así a nuestra gente”. La presidenta de la Unión Feminista Libre asegura que su trabajo en la defensa de las dos adolescentes continuará hasta el día de la audiencia e incluso después. “La criminalización de la homosexualidad es una vergüenza en estos días. Nuestro Código Penal tiene que evolucionar”. Marruecos es uno de los 75 países del mundo que todavía castigan las relaciones entre personas del mismo sexo.

La escritora francomarroquí Leila Slimani, quién ganó el jueves del Premio Goncourt, el más prestigioso de las letras francesas, declaró el viernes en la emisora France Inter: “La legislación de Marruecos es completamente medieval, desconectada de la realidad. Hay normas que prohíben las relaciones sexuales fuera del matrimonio, que prohíben la homosexualidad, castigan el adulterio”.

“No hay que ser hipócritas”, añadió Slimani, “todo el mundo sabe que hay marroquíes que llevan una vida fuera del matrimonio y que existen homosexuales. Y mantenemos esa dicotomía porque eso le conviene al sistema. Yo creo que ya es hora de que los ciudadanos se rebelen contra esto, que no tiene ninguna relación con la religión (…) Es una cuestión de derechos del hombre, de derechos sexuales, de la dignidad y, en particular, de la dignidad del cuerpo de la mujer”.

En Marruecos, el artículo 489 del Código Penal, contempla penas de seis meses a tres años y multas de entre 20 y 100 euros para quienes cometan “actos licenciosos y contra natura con personas del mismo sexo”. En abril de 2015, dos hombres fueron condenados a seis meses de prisión por besarse en uno de los monumentos más emblemáticos de Rabat y del país. Y el pasado marzo dos hombres que yacían en la misma cama en el municipio de Beni Melal, en el centro de Marruecos, fueron agredidos por varios vecinos que los sacaron a golpes de su casa, los exhibieron en la calle y difundieron en Internet las imágenes grabadas por sus teléfonos.

Detenidas dos adolescentes en Marrakech por darse un beso

Marruecos castiga las relaciones entre personas del mismo sexo. Las menores, de 16 y 17 años, fueron delatadas por alguien de su entorno

activistas-marroquies-participan-en-un-homenaje-a-las-victimas-del-tiroteo-de-un-club-gay-en-orlando-el-pasado-junio-en-rabat

Activistas marroquíes participan en un homenaje a las víctimas del tiroteo de un club gay en Orlando, el pasado junio en Rabat. FADEL SENNA AFP

Dos adolescentes, de 16 y 17 años (S. Sh y H. B) fueron detenidas este jueves en Marrakech por besarse. Son las últimas víctimas del artículo 489 del Código Penal, que sanciona “los actos licenciosos y contra natura con personas del mismo sexo” con penas de seis meses a tres años y multas de entre 20 y 100 euros.

Una persona del entorno de una de las menores las condujo hacia un puesto de policía y fueron arrestadas de inmediato, según reveló la madre de H.B. a la Unión Feminista Libre, de Marruecos. La mayor fue transferida a la prisión local de Boulahjaraz y la otra a un centro de menores.

En abril de 2015, dos hombres fueron condenados a seis meses de prisión por besarse en la explanada de la Tour Hassan, uno de los monumentos más emblemáticos del país. Y el pasado marzo dos hombres que yacían en la misma cama en el municipio de Beni Melal, en el centro de Marruecos, fueron agredidos por varios vecinos que entraron en la casa, los sacaron a golpes, los exhibieron en la calle y difundieron en Internet las imágenes grabadas por sus teléfonos.

A raíz de la agresión, el escritor marroquí Abdellah Taïa, que se convirtió en 2006 en el primer marroquí en revelar en público su condición de homosexual y vive en París, escribió: “Lo que más me inquieta y entristece es el silencio ensordecedor de los responsables políticos marroquíes. Al evitar la condena de las agresiones homófobas las animan, de hecho, provocan un sentimiento de abandono en los jóvenes marroquíes y les envían la idea de que no están protegidos”.

El caso de Marruecos no es único, las relaciones homosexuales son todavía delito en 75 países del mundo; en siete de ellos —Mauritania, Afganistán, Pakistán, Qatar, Emiratos Árabes (aunque no se han registrado casos) y algunas regiones de Somalia y Nigeria— la condena puede ser a muerte.

Dos adolescentes serán juzgadas por darse un beso en Marruecos

bandera

Un beso en la boca en un lugar privado. Ese es el delito al que se enfrentan dos adolescentes marroquíes, de 16 y 17 años, después de ser descubiertas por una “persona cercana” a una de las chicas en su hogar de Marrakech, una de las principales ciudades y más turísticas de Marruecos.

De acuerdo con un comunicado enviado por la Unión Feminista Libre, que lucha por los derechos de las mujeres en el reino, las dos chicas fueron conducidas a la comisaría e inmediatamente detenidas por “homosexualidad”. Y es que según afirma Omar Arbib, responsable de la sección de Marrakech de la Asociación Marroquí de los Derechos Humanos (AMDH, por sus siglas en francés), al medioLe360 “la persona allegada les habría hecho una foto y enseñado posteriormente a los padres de una de ellas. Son ellos quienes han denunciado” a las autoridades.

Ambas se enfrentan al tan discutido y detestado, por una parte de la sociedad, artículo 489 del código penal marroquí que condena las relaciones entre dos personas del mismo sexo. En dos días tendrán que presentarse en el tribunal de primera instancia de Marrakech y podrían enfrentarse a una pena de entre seis meses y tres años de prisión y a una multa de entre 120 dirhams (11 euros) a 1.200 dirhams (110 euros).

“Los homosexuales no tienen ningún derecho en Marruecos. Les cierran la boca, tienen que esconder lo que son o dejar el país”, afirma a EL MUNDO Hicham Tahir, escritor marroquí y uno de los ganadores del Premio Novela Gay 2013 en Francia.

“Marruecos rechaza avanzar debido a actos homófobos en su territorio. La persona homosexual no puede salir del armario ya que corre el riesgo de ser expulsado por su propia familia, incluso algo peor. No hay ninguna estructura para acogerles”, afirma Tahir desde Parí,s donde reside actualmente.

Detenidas y familiares, sin comunicación

La madre de la joven de 17 años ha explicado a la asociación que ha difundido el comunicado de este arresto que ella había sido contactada por las autoridades para llevarles el carnet de identidad de su hija en la ciudad ocre. Sin embargo, no sabe nada de su hija, ni siquiera las horas de visitas en la prisión local de Boulemharez, donde han sido trasladadas “y no a un centro de menores”, tal y como se lamenta la madre.

Asimismo, su hija -que también ha sido culpada por delincuencia- “ha tenido que firmar el informe policial bajo presión y sin tener la posibilidad de leerlo, siendo éste uno de sus derechos fundamentales”, aseveran desde la asociación que “condena” dicho arresto y hace un llamamiento a demás movimientos que luchan por las libertades individuales para unirse a la causa.

Es el responsable de AMDH quien recuerda que “la persona allegada a la adolescente ha violado su intimidad echándoles una foto” y evocando igualmente la necesidad de “abolir el artículo” que tantas veces se ha denunciado por parte de asociaciones nacionales e internacionales.

No es el primero ni será el último caso que salpica a nuestro país vecino. El pasado marzo, un vídeo golpeando a dos jóvenes homosexuales en Beni Mellal, ciudad ubicada en el centro del país, fue bastante difundido a través de internet por la brutalidad del acto. A pesar del salvajismo, los dos chicos fueron detenidos y pasaron 26 días en prisión por ser homosexuales. Finalmente, la presión social logró que pudiesen salir en libertad.

“Es a la vez estúpido, criminal y anticonstitucional que Marruecos -al igual que otros países del Magreb y del mundo árabe- haya firmado la declaración de los Derechos Humanos, porque continúa haciendo esto”, asegura el escritor. Además, se pregunta: “¿Cómo es posible que en 2016 se pueda detener a unas personas por la simple razón de querer a gente del mismo género?”.

Una injusticia más en un país que se encuentra en el punto de mira estos días, después de la ola de protestas por la muerte trágica de un vendedor de pescado en Alhucemas, al ser el anfitrión de la Cumbre del clima mundial (COP22) donde numerosos jefes de Estado de todos los continentes aterrizarán en sus calles.

“¿Y a quién le importa si tengo barba? ¿A quién le importa si llevo falda?”

ies-san-isidoro_ediima20161102_0163_19

Solidaridad ante una situación que consideran injusta. Es la que han querido mostrar alumnos del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) San Isidoro de Sevilla después de que un profesor exigiera a un chico de Bachillerato quitarse un vestido que había usado para realizar en clase de inglés una exposición acerca de la visibilización del colectivo LGTBI. El joven acató pero sus compañeros, respaldados por los representantes del alumnado y versioneando a Alaska, han protestado contra la actitud del profesor y con el objetivo de normalizar una situación que, al margen de un trabajo de clase, puede darse en cualquier patio de colegio o instituto.

“¿Y a quién le importa si tengo barba? ¿A quién le importa si llevo falda?”, reza el tuit que ha fijado el perfil de Twitter del alumnado del IES San Isidoro, desde donde se daban las explicaciones a lo sucedido. Según los alumnos, la Jefatura de Estudios dio más credibilidad al docente que a los jóvenes, negando que hubiera habido tal recriminación.

a-quien-le-importa-protesta-instituto

Una treintena de jóvenes protagonizaron una sentada en el recreo. Chicas con trajes, corbatas y barbas pintadas, y chicos con vestidos y maquillajes, con una bandera arco iris en el centro como se aprecia en la imagen, para invitar a la normalización de que cada uno pueda elegir su vestimenta para ir al instituto.

“Las normas del centro no ponen limitaciones en ese sentido”

El director del IES San Isidoro, Rodrigo Alba, ha explicado a  eldiario.es Andalucíalo que sucedió aquel día. Había “un revuelo” en el recreo y el profesor que estaba de guardia optó por pedirle al alumno que se quitara el traje usado para la clase. “No fue por llevar vestido. Las normas del centro no ponen limitaciones en ese sentido. Aquí cualquiera tiene derecho a venir como quiera”, argumenta, aludiendo a una “disparidad de percepciones” entre la decisión del profesor y lo que “equivocadamente” entendió el alumnado ante el “jaleo” que se había formado.

La concentración posterior “fue un acto de solidaridad más que un acto de protesta” puesto que “el centro sólo actúa cuando la vestimenta pueda resultar indecorosa, por ejemplo, llevar chanclas o bañador, una minifalda demasiado corta, unos tirantes o enseñar la ropa interior”, señala el director, que añade que son “muy sensibles” a ese tipo de situaciones que realmente se puedan dar en su centro.

No opina lo mismo la representante del alumnado en el Consejo Escolar y delegada provisional del alumnado, Julia Ibáñez, quien ha reconocido a Europa Press que el IES tiene “normas rígidas” en cuestión de vestimenta, como también ha señalado una portavoz de la Red de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Rampa), indicando que “cualquier ropa que no se ajuste, se sale de la norma”. Desde el colectivo de estudiantes han reiterado que “no hay norma válida que impida ponerse lo que uno quiera”, ya que para ellos “el lenguaje no es la única forma de expresar algo, también se puede transmitir a través de la vestimenta”.

La Rampa, en cualquier caso, se ha mostrado “satisfecha” y “muy orgullosa” de ver cómo los jóvenes han reaccionado y se han solidarizado con este caso, así como de que hayan sabido “resolver” esta situación, defendiendo “que cada cual se vista como quiera”.

ATA-Sylvia Rivera propone unas jornadas

Por su parte, la Asociación de Transexuales de Andalucía-Sylvia Rivera ha celebrado este miércoles a través de un comunicado “la protesta de los alumnos” de este IES y ha reclamado a la Consejería de Educación que depure responsabilidades. Señalan que se han puesto en contacto con el director, quien les ha instido en que “dentro de las normas del Instituto esta la libertad de vestimenta por el alumnado”. La asociación le ha propuesto dar unas jornadas “donde se aborde el respeto a la identidad libremente sentida y a la libre expresión del género, propuesta que ha recibido con agrado y que se ha comprometido a llevar a cabo”, señala ATA en el comunicado.

ATA-Sylvia Rivera ha puesto los hechos en conocimiento del Jefe de Servicio de Convivencia e Igualdad de la Consejería de Educación, Francisco Javier García Perales, para que se depuren las responsabilidades que hubiese lugar. Éste ha comunicado a la asociación que están en marcha los servicios de la inspección educativa para aclarar la situación, recordando que Andalucía cuenta con unprotocolo de actuación sobre identidad de Género en el sistema educativo andaluz, que, según celebran, “se está aplicando en todos los centros, salvo puntuales casos excepcionales”, declara Mar Cambrollé, presidenta de ATA-Sylvia Rivera, quien considera que “la educación es la herramienta fundamental para que nuestra sociedad sea respetuosa con la diversidad y para poner en valor la igualdad, la libertad y la inclusión”.

¿Es fácil ser transexual en la universidad española?

ilustracion-de-una-joven-solitaria-sentada-junto-a-unas-taquillas

Ilustración de una joven, solitaria, sentada junto a unas taquillas. | RIKI BLANCO

David Rivas tiene 22 años y acaba de terminar cuarto del Grado de Educación Social en la universidad Complutense. Le interesaba ayudar a colectivos minoritarios o discriminados, por eso eligió esta carrera. Días antes de comenzar las clases, tuvo miedo de lo que podía encontrarse allí. Los profesores, los estudiantes, ¿le aceptarían?

A los 16, David había empezado a ir a un psicólogo que, dos años después, elaboró el informe que le permitiría acceder al tratamiento para la reasignación de sexo. Había nacido como mujer pero era un hombre.

Cuando llegó el momento de ingresar en la Universidad, todavía no había terminado su proceso. Y también mantenía el nombre que le había acompañado toda su vida y con el que no se identificaba.

– ¿Cómo te llamabas antes?

– ¿Es necesario que lo diga? No quiero recordarlo. Es como si te llamas María y no te gusta.

Unas 3.000 personas españolas conviven con un sexo que no les identifica

En España, aproximadamente unas 3.000 personas conviven con un sexo que no es el suyo. Comunidades como País Vasco, Galicia, Navarra, Andalucía, Canarias y Madrid han aprobado sus respectivas leyes, que han supuesto notables avances ante la situación, con apartados relativos a los menores.

Por otra parte, organismos como Chrysallis y Fundación Daniela se han movilizado en lo que respecta al asesoramiento de padres y docentes y en la aportación de documentos y guías que ayuden a la construcción de la identidad de los más jóvenes.

Las universidades españolas, donde las asociaciones LGTB tienen una presencia importante, han avanzado en los últimos tiempos. Por ejemplo, la Autónoma de Madrid ha iniciado este año su curso Sexualidad Trans, que ofrece una perspectiva diferente al discurso tradicional de la transexualidad y analiza el desarrollo sexual de los miembros de este colectivo, así como el recorrido que pueden seguir tras aceptar su identidad.

El pasado mes de febrero, la Complutense organizó, junto a la Fundación Daniela, las Jornadas sobre las identidades trans durante la infancia y la juventud. Hace unos días cundió la noticia de que los estudiantes y docentes transexuales de la Universidad de Barcelona podrán utilizar en documentos no oficiales de la institución el nombre del género con el que se identifican, en lugar del que consta en el documento nacional de identidad. ¿Por qué? Para evitar la paradoja entre la apariencia física y el uso común de un nombre.

Todos estos datos hablan de mejoras que ayudarán a paliar la marginalidad y el ostracismo de este sector. ¿Lo sienten así los propios estudiantes?

“La realidad de las personas trans se puede terminar aceptando por completo”

A parte de esta petición de obviar su antiguo nombre, David, hoy ya con estas cinco letras que sí le representan figurando en el DNI, habla con naturalidad de sus circunstancias en sus años de universidad. «Pensaba que a mi facultad sólo iría a estudiar, no a hacer amigos, pero enseguida me sorprendí. En cuanto conocí a mis compañeros, me brindaron su apoyo. Me he sentido respaldado, comprendido… me ayudaron a reflexionar. Es cierto que en mi carrera hay gente con las miras abiertas, con sensibilidad, pero esto me hace pensar que la realidad de las personas trans se puede terminar aceptando por completo», anhela.

En cambio, sí halló algún problema relacionado con el aparato burocrático y anquilosado de la institución universitaria. «Tuve que ir, profesor a profesor, explicando mi situación para que supieran cómo tenían que referirse a mí y cuál era mi sexo. Fue un momento de mucha ansiedad, sobre todo al ver caras de sorpresa. Para los papeles, te mandan a Secretaría y, de ahí, a la Facultad de Ciencias de la Información… se pasan la pelota y piensas: ¡pero si lo único que quiero es cambiarme el nombre! Lo que se exige es una estrategia de igualdad educativa que incluya a las personas trans, con su formación para los docentes y la creación de un protocolo educativo que hable de ello», demanda.

Lola Rodríguez fue la primera transexual aspirante a reina del Carnaval de las Palmas

Suena de fondo la megafonía del Metro de Madrid cuando Lola Rodríguez responde al teléfono con su marcado acento canario. Acaba de salir de clase y está a punto de enfilar el fin de semana. El nombre de esta estudiante de Psicologíasaltó a los medios de comunicación cuando se convirtió en la primera menor transexual aspirante a reina del Carnaval de las Palmas. La frase que encabeza su concurrida cuenta de Instagram es «sin lucha no hay victoria». El pasado lunes, 5 de septiembre, añadió un acontecimiento importante a su biografía de Facebook: «Lola empezó a estudiar en la Autónoma de Madrid». Consiguió más de 200 likes.

Cuando tenía cuatro años, la joven comenzó a expresar que era una chica. A los 10, ya se había informado lo suficiente como para transmitírselo a su entorno con rotundidad. «Con mis padres fue todo muy fácil, hablamos con mi instituto… De adolescente vi alguna reacción entre compañeros, pero todos acabaron entendiéndolo a pesar de que éramos pequeños», agradece.

Hasta la fecha, en su facultad no se ha topado con ningún tipo de discriminación. Esto, a pesar de que, por ser menor, todavía sigue figurando el sexo masculino en su DNI. «En noviembre cumplo 18 y podré cambiarlo. Cuando entré en la facultad, tuve que hablar con el Vicedecanato de Estudiantes. No sé si sería el primer caso que se encontraban, pero se informaron muy bien y me dijeron que acudiera a ellos para lo que necesitara. Accedieron a ponerme sexo femenino en algunos documentos. En cuanto a mis compañeros, no me han preguntado nada, aunque tengo a muchos en Facebook y ven que cuelgo muchas cosas del colectivo LGTB. Tampoco yo lo voy diciendo de antemano, aunque no lo oculto», resume.

Exigen un protocolo para atender casos de transexualidad y agilizar trámites

En su opinión, los colectivos LGTB están muy integrados y son muy activos en el seno de la institución, lo que facilita las cosas. Sin embargo, como David, echa en falta una regulación que agilice lo relativo a los trámites del nombre.

Sí encontró algún que otro contratiempo Leo Vitallé, estudiante de Educación Infantil en la Universidad de Zaragoza. Él empezó el tratamiento después de entrar en el grado. En una ocasión, uno de sus compañeros se negó a llamarle Leoy se refirió a él por el nombre que había decidido abandonar.

Enfadado, el alumno acudió a María José Cubría, una de sus profesoras, que se movilizó de inmediato: «Organizaron unas jornadas sobre el tema, hablaron con todos los profesores y me cambiaron el nombre y el sexo en las listas. Yo había empezado la carrera como una chica y en mi DNI sigue poniendo que soy una mujer, pues aún no ha finalizado el proceso. Antes de eso, me sentía un chico, pero ni sabía qué decir ni podía decir nada. Hasta que el año pasado lo confesé. Salvo algún caso más como aquél, me han dado más apoyo del que esperaba».

Actualmente, en colaboración con el Vicerrectorado, Leo está redactando el borrador de un protocolo para atender casos de transexualidad, que es lo que reclaman la mayoría de las personas consultadas.

David Rivas manifiesta que, a pesar de las mejoras, hay todavía demasiadas cosas en el aire. En los últimos años, la transexualidad ha sido portada de revistas, objeto de artículos relacionados con el mundo de la moda… Se ha pasado de la marginalidad a, quizás, una banalización excesiva. Según Rivas, esta situación hace que siga habiendo camino por recorrer: «Te das cuenta cuando ves cómo se trata el tema en los medios, en el vocabulario que emplean para referirse a las personas trans, en el sensacionalismo… Echo en falta que se vaya más a las historias de las personas, a conocer qué sucede realmente. Pero es innegable que ya no es un tabú, tampoco en la Universidad».

UNA MATERIA TRANSVERSAL

El estudiante Xabier Lozano lanza una reflexión que atañe al propio currículo de las asignaturas. ¿Debe la transexualidad abordarse en la Universidad a fin de evitar lacras como la ‘patologización’? «En una ocasión, una profesora de Antropología del Parentesco dibujó un círculo y nos dijo que era un útero, y un triángulo que definió como testículos. Los equiparó con el hombre y la mujer;_no se dio cuenta de que una transexual no tiene útero. Respondió que lo había dibujado en función de cómo nos leía la sociedad. Aquí está el error», critica Lozano.

El (largo) camino hacia la despatologización de las personas trans

Artículo publicado en La Marea 43, a la venta en quioscos y aquí.

“Nos tratan como a personas enfermas cuando no lo estamos”. Guillem Montoro es contundente cuando relata su experiencia en el sistema sanitario. “Nos encontramos con profesionales que tienen una visión de la transexualidad como trastorno y utilizan términos que cuestionan el libre desarrollo de nuestra personalidad”, explica. En 1980, la transexualidad fue catalogada como un trastorno mental para la Asociación Americana de Psiquiatras. Aunque en 2013 cambiaron esta definición de su manual, el DSM-5, continúan refiriéndose a ella como “disforia de género”.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) sigue siendo una enfermedad mental. Este hecho, que se plasma en la atención sanitaria que recibe el colectivo y en la legislación actual, es una de las batallas diarias a las que hacen frente quienes no se identifican con el sexo y la identidad de género que les asignaron al nacer. La ley estatal de Identidad de Género aprobada en marzo de 2007 obliga a contar con un diagnóstico de “disforia de género” y al tratamiento correspondiente con el fin de “acomodar sus características físicas a aquellas del sexo reclamado” para poder llevar a cabo el cambio de sexo y nombre en el registro civil, una norma que además excluye a los menores. Para Montoro, esta disposición “patologiza a las personas trans”, una idea que comparte Ares Piñeiro, sexólogo y responsable del grupo de políticas transexuales de la asociación FELGTB: “La medicina sólo acepta como válida la palabra de un psiquiatra y no la nuestra a la hora de expresar nuestra identidad”.

La Conselleria de Salut catalana acaba de anunciar un modelo, sin precedente en Europa, que pone fin a la exigencia de este diagnóstico psiquiátrico y se articulará a través de la atención primaria y comunitaria con la Unidad Trànsit. “La transexualidad es una condición y no una enfermedad, como tampoco lo es la homosexualidad o la bisexualidad”, afirmó el conseller de Salut, Antoni Comín.  El Trànsit aboga por el acompañamiento y la autonomía de quienes acuden. La plataforma TRANSforma la Salut se basaba en ese modelo para la propuesta que presentó a la Generalitat. Sin embargo, en la página web de la Unidad de Identidad de Género del Clínic, aún se puede leer lo siguiente: “La transexualidad o transtorno de identidad de género son palabras sinónimas y se utilizan para describir malestar grave o disforia con el sexo de nacimiento”. Y avisan de que los cambios quirúrgicos son irreversibles.

Como consecuencia de esta consideración, Montoro señala, además, que los tiempos de espera pueden llegar a ser “desmesurados”. “Se trata de un proceso psicológico de un mínimo de seis meses. Después, para tener acceso al endocrino, tienes que esperar 3 o 5 meses más. Estamos hablando de prácticamente un año desde que acudes a la primera cita psicológica hasta que accedes a las hormonas. Esto puede llegar a ser lo más duro para algunos jóvenes”, lamenta. Por ello ha iniciado una campaña de microfinanciacion para lograr la financiación necesaria para realizarse una mastectomía: “Pero también para sensibilizar a la sociedad de nuestra realidad y hacerle ver que no somos bichos raros”. Además, “las listas en la Seguridad Social son eternas y los resultados nefastos, ya que no hay profesionales especializados en masculinizaciones de tórax”.

Menores trans: segregados e invisibles

La situación de menores transexuales no es muy diferente. Para Natalia Aventín, presidenta de laAsociación de Familias Transexuales Chrysallis y madre de Patrick, un niño trans, “en el tema sanitario hay una clara segregación: ante ciertos tratamientos, el ser una persona transexual o no serlo lo determina todo”. De este modo, hace referencia a los bloqueadores hormonales, que retrasan la aparición de caracteres sexuales secundarios y a los que también recurren algunas niñas cisexuales, es decir, no transexuales, “con una pubertad precoz, con el objetivo, por ejemplo, de que puedan llegar a crecer más”, explica. Aunque esta práctica está normalizada, “a la persona trans la cuestionan, la patologizan y la obligan a ir a una unidad especial donde ni siquiera es atendida por pediatras”.

Aventín señala en este procedimiento una vulneración de derechos como el del libre desarrollo de la personalidad y el respeto a la dignidad humana: “¿Cómo vas a vivir con autonomía si dependes de que alguien te dé un tratamiento o te permita cambiar tu nombre?”.  El otro núcleo importante de las reivindicaciones de las casi 400 familias que forman parte de Chrysallis se centra en las escuelas, donde son frecuentes las denuncias por casos de discriminación y acoso a los menores. Según Aventín, “hay realidades que permanecen invisibles en el temario educativo”, donde se representa un sistema binario “en el que los hombres tienen pene y las mujeres vulva sin contemplar que los genitales no son condicionantes para definir tu identidad”. No obstante, el colectivo ha elaborado una lista de colegios transfriendly, entre los que se encuentran aquellos centros en los que se ha mostrado una actitud positiva en el momento de tránsito de niños y niñas.

Hacia una Ley Integral de Transexualidad

El Parlamento de Navarra registró en 2009 la proposición de ley de Nafarroa Bai para el reconocimiento de los derechos de las personas transexuales. Se trataba de la primera de estas características en España. Años más tarde, en 2014, Andalucía se convirtió en pionera al aprobar una ley integral que incluía el derecho a la autodeterminación de género. Además, con la despatologización como uno de los puntos claves de la norma, retiraba la obligación de someterse a procedimientos médicos y exámenes psicológicos. Mar Cambrollé, presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA), se refiere a esta ley como “un ejercicio de empoderamiento de los colectivos de personas trans”.

De esta forma, se eliminó la Unidad de Trastorno de Identidad de Género (UTIG), que Cambrollé define como “un modelo que segregaba y patologizaba”. Dicha ley ha inspirado a otras comunidades. Madridaprobó una norma similar el pasado marzo y en Valencia esperan la aprobación en las Cortes del anteproyecto presentado por PSOE y Compromís, hoy socios de Gobierno.

Son algunos pasos hacia la despatologización de la transexualidad y la consecución de una norma estatal integral “que acabe con los requisitos médicos y sea inclusiva para los menores”, reclama Cambrollé. “La OMS ha condicionado el modelo de salud a nivel mundial. ¿Es importante que la OMS despatologice? Sí. Pero, ¿es determinante para que en mi Estado no se haga? No”, concluye.


Dos leyes contra la LGTBIfobia en Andalucía

Un punto de la ley que acaba de presentar Podemos en el Parlamento andaluz ha generado el rechazo del PSOE, que ha presentado otra ley similar. El apartado dice: “Ante la negativa de los padres o tutores a autorizar los tratamientos [para el bloqueo hormonal], el personal sanitario atenderá al interés superior del menor a su salud en sentido amplio, entre tanto no reciban orden judicial en contra”.