Hazte Oír denuncia que “se ha impuesto la inquisición gay”, pero seguirán con su campaña

  1. Un juzgado prohíbe de forma cautelar la circulación del autobús transfobo de Hazte Oír

  2. El colectivo cambiará el eslogan y añadirá al autobús un segundo vehículo más para recorrer varias ciudades españolas

  3. “La ideología parece que se quiere imponer ante la ciencia”, señala el presidente de Hazte Oír, que recurrirá la decisión judicial y demandará a Carmena por paralizar el vehículo sin autorización judicial

“La inquisición gay ha impuesto su dictadura. En España el establishment de lo políticamente correcto dice que vivimos en una democracia, pero pisotean los derechos de las personas que cuestionan el discurso único”. Ante decenas de periodistas, en su sede de Madrid, con una fotografía del polémico autobús presidiendo la sala de prensa, el presidente de la asociación ultracatólica Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, ha defendido que la campaña de su autobús contra los transexuales “objetivamente no pretende ofender a nadie”, ha defendido la “libertad de expresión”, sobre la que asegura que algunos “ciudadanos de segunda” no pueden tenerla, y ha denunciado que la “ideología parece que se va a imponer ante la ciencia” en nuestro país.

Esta misma mañana, el Juzgado de Instrucción Número 42 de Madrid ha acordado como medida cautelar la prohibición de circulación del autobús, que circuló con este mensaje por las calles de Madrid el lunes y parte del martes antes de que fuera inmovilizado por la Policía Municipal: “Los niños tienen pene, las niñas tienen vulva, que no te engañen, si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo”.

Arsuaga ha asegurado que “personalmente” lo está pasando “muy mal” tras recibir numerosas amenazas “tanto en Twitter como en la calle”. Aun así, ha advertido que van a continuar con la campaña del autobús por otras ciudades de España, aunque cambiarán el eslogan actual colocando un vinilo y escribiendo otro. Además, añadirán otro vehículo. “No nos vamos a amedrentar, vamos a seguir con la campaña. Queremos que los padres tomen conciencia de que la dictadura LGTB está imponiendo su dictadura”.

En su comparecencia, Arsuaga ha pedido que se respete “la ciencia y la libertad de expresión” y ha denunciado que la Justicia avaló la libertad de expresión de los tuits del edil del Ayuntamiento de Madrid, Guillermo Zapata, contra los judíos, permitió que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, “vinculara a Ada Colau con ETA” y que los titiriteros fueron “amparados por una decisión judicial cuando dijeron en una pancarta Gora Alka-ETA”.

“La visión de George Orwell de ‘1984’ se ha cumplido. Hoy decir que uno más uno son dos está prohibido. Decir que los niños tienen pene está prohibido“. “En España a Rita Maestre se le permite decir ‘arderéis como en el 36’ y a nosotros, los disidentes, que cuestionamos los dogmas de lo políticamente correcto no se nos permite”, ha afirmado. “¿Estamos en democracia o estamos en apartheid?”, se ha preguntado el presidente del colectivo, que tiene más de 7.000 socios.

Arsuaga ha pedido disculpas si el colectivo transexual se ha sentido ofendido, y ha pedido que “no se les discrimine y que los poderes públicos velen por sus derechos”. “Este mensaje habla de la biología. Con independencia de que un señor se sienta mujer u hombre, los niños nacemos con unos cromosomas determinados, y esos cromosomas determinan que esos niños tengan órganos genitales masculinos o femeninos, pero resulta que hay una ley de Cifuentes que dice que no, que el genero y el sexo se impone por voluntad, eso me parece una injusticia”.

Precisamente Cifuentes ha sido objeto de la mayor parte de las críticas de Arsuaga por su ley contra la LGTBIfobia, aprobada recientemente en la Asamblea de Madrid. “La Ley prevé la obligación de los colegios de invitar a asociaciones LGTB a que den charlas a los niños sobre los dogmas del lobby gay, se obliga a celebrar el Orgullo gay y obliga a los colegios a que incluyan en sus bibliotecas libros editados por los LGTB”. “Antes de aprobar esta ley no se consultó a ninguna asociación de padres o familias”, subrayó Arsuaga, que exigió su derecho a educar a sus hijos con libertad y recordó que este tipo de leyes se han aprobado en otras nueve comunidades.

Arsuaga ha insistido en que su autobús “sigue secuestrado”, pero ha destacado que el juez no ha considerado en su auto que haya una incitación al odio en su campaña como si consideraba el fiscal. Aun así, señaló que están preparando un “recurso de apelación para que se reconozca la libertad de expresión”.

El presidente de Hazte Oír también ha denunciado que Carmena “secuestró el autobús sin autorización judicial” y por eso van a denunciar al Ayuntamiento de la capital. “Desde luego vamos a denunciar al Ayuntamiento por haber retenido el autobús de forma ilegal”, ha precisado el líder de Hazte Oír, que también anunció querellas contra “los políticos y personas en las redes sociales” que les han amenazado “en una campaña de descrédito totalmente desproporcionada”.

Sobre la nueva campaña, que se iniciará mañana, aseguró que van a “colocar un vinilo para tapar la parte” que obliga el juez, “y el autobús va a seguir circulando”. Además, anunció que van a convocar una manifestación a favor de la libertad de expresión y una recogida de firmas de apoyo a la campaña.

El Ayuntamiento, “satisfecho” con el auto

Por su parte, el delegado madrileño de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha expresado la satisfacción del equipo de Gobierno deCarmena por el auto que impide de forma cautelar circular al autobús tránsfobo y también su alegría por la importante “reacción social” contra la campaña.

El auto, ha dicho el concejal de Ahora Madrid, “utiliza palabras muy claras” sobre la campaña de esa organización y recoge que “ha habido menosprecio a las personas” y que la “dignidad de las personas transexuales” está siendo vulnerada.

“Nosotros lo que hacemos es cumplir los autos judiciales”, ha remarcado el delegado, que ha puesto además de manifiesto que el Ayuntamiento “ha tenido muy claro desde el primer momento” que tenía que actuar “ante esa duda legítima de que estaban siendo vulnerados los derechos de los niños”, informa Efe.

Un juzgado prohíbe de forma cautelar la circulación del autobús de Hazte Oír

En su escrito, entiende que su mensaje «no se limita a exponer» el ideario del colectivo, sino que se dirige a personas con una orientación sexual «distinta» para lesionar su «dignidad»

oncentración convocada por el Moviment LGTB contra el autobús de Hazte Oír. / Efe

El Juzgado de Instrucción Número 42 de Madrid ha acordado como medida cautelar la prohibición de circulación del autobús desplegado por Hazte Oír hasta que no retire el mensaje contra la transexualidad.

Así lo indica el juzgado en un oficio fechado ayer, al que ha tenido acceso Europa Press, tras recibir el escrito de la Fiscalía Provincial de Madrid que solicitaba precisamente esta medida cautelar. Contra la resolución cabe interponer recurso de reforma.

En su escrito, se decreta la prohibición de circular de este autobús, al entender que su mensaje “no se limita a exponer” el ideario del colectivo, sino que se dirige a personas con una orientación sexual “distinta” para lesionar su “dignidad”.

El Ayuntamiento de Madrid ya procedió a la inmovilización del mencionado autobús que pretendía recorrer las calles de la ciudad con el mensaje “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre,. Si eres mujer, seguirás siéndolo”.

Todos los partidos en Bilbao, salvo el PP, se oponen al autobús en contra de los niños transexuales

El autocar, que sigue inmovilizado en Madrid, tenía previsto visitar la villa el 9 y 10 de marzo

Los partidos representados en el Ayuntamiento de Bilbao, salvo el PP, han rechazado la presencia en la ciudad del polémico autobús de la organización HazteOir, prevista para el 9 y 10 de marzo, al entender que promueve una «campaña tránsfoba».

En una declaración firmada por PNV, PSE, EH Bildu, Udalberri y Ganemos Goazen Bilbao, estos partidos han querido dejar constancia de su «contundente y unánime rechazo» a la campaña en contra de la transexualidad infantil promovida por la organización conservadora HazteOir. En este sentido, entienden que «la sociedad bilbaína no se identifica con esos mensajes». Asimismo, los grupos municipales consideran que la campaña es «contraria al derecho a decidir de las personas, discriminatoria, incita al odio y la transfobia, y contraviene el respeto a la diversidad».

La concejala del área de Igualdad, Cooperación, Convivencia y Fiestas, Itziar Urtasun, afirmó el martes que «lo único que hacen este tipo de actividades, por llamarles del algún modo, es incitar al odio». Asimismo, Urtasun señaló que «no han recibido ninguna petición» y ha explicado que se desconoce si el autocar «va a realizar un recorrido o va a estar estacionado» en la ciudad. «Haremos todo lo que podamos para que no aparque», ha subrayado para apuntar no estar al tanto de «si se puede evitar» que pase por las calles de la villa.

La Fiscalía Provincial de Madrid ha abierto diligencias para investigar este autobús por si su mensaje fuera constitutivo de un delito de odio y, en ese marco, ha solicitado su paralización cautelar, medida que ha admitido el juez.

La Fiscalía ha abierto esa investigación después de que la Delegación del Gobierno en Madrid le comunicara que un autobús rotulado con mensajes contra la transexualidad infantil circulaba por las calles de la ciudad. El autocar, que fue inmovilizado este martes por la Policía Municipal de Madrid, tampoco sería bien recibido en otras ciudades españolas, que también se oponen a la campaña.

‘Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo’ son los mensajes que se pueden leer en el autobús naranja que, tras su paso previsto por Bilbao, tiene en su agenda circular por Vitoria el 11 y 12 de marzo. Ante esta situación, el alcalde de la capital alavesa, Gorka Urtaran, afirmó el martes que el autobús de la plataforma ‘Hazte Oír’ no encaja «en una ciudad diversa, moderna y tolerante con las distintas opciones sexuales como es Vitoria-Gasteiz. Mensajes de ese tipo no encajan en absoluto con los valores que defiende este Ayuntamiento», ha defendido el regidor.

En este sentido, el alcalde ha anunciado que desde el Consistorio se analizará si legalmente se puede impedir la circulación de ese vehículo, cuya campaña «cuenta con nuestro más profundo rechazo». Además, se estudiarán las posibilidades de intervenir desde Espacio Público.

«Es algo que describe una realidad»

«Decir que los niños tienen pene y las niñas tienen vulva es algo que describe una realidad», sostiene el presidente de la plataforma Hazte Oir.org sobre los mensajes que han rotulado en el vehículo. Arsuaga ha lamentado la «avalancha» de críticas que ha suscitado esta campaña, con la que la plataforma reclama dos libertades «fundamentales»: la que tienen los padres de educar a sus hijos «conforme a su conciencia» y la de ideología y expresión, «cada vez mas amenazada por el ‘lobby’ gay y sus tentáculos». En ningún caso, ha resaltado Arsuaga, esta campaña discrimina ni ofende a los menores transexuales, de los que ha dicho que «tienen la misma dignidad» que el resto y que por ello condena cualquier tipo de agresión que sufran.

Y menos aún, ha proseguido, puede ser constitutiva de un delito de incitación al odio, como sostienen colectivos como la Plataforma por los Derechos Trans o la presidenta de Madrid, Cristina Cifuentes, que ha trasladado el asunto a la Abogacía de Madrid. «Se corresponde con la trayectoria de Cifuentes, que ha asumido los dogmas homosexuales y que los ha difundido y nos quiere imponer por la fuerza», ha asegurado Arsuaga, que ha arremetido contra la Ley de igualdad y no discriminación regional por ser «profundamente autoritaria».

«Tajante rechazo»

La Delegación del Gobierno en Madrid ha consultado a la Abogacía del Estado si el polémico autobús podría incurrir en «un hecho de relevancia penal» o una «infracción» de la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana. El Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades (IMIO) ha mostrado su «tajante rechazo» al autobús de Hazte Oír y a cualquier otra iniciativa o actuación que «atente» contra el derecho a la igualdad del colectivo LGTB. Asimismo, el sindicato LAB ha reclamado a las administraciones competentes que no permitan que el autobús de la plataforma ‘HazteOir.org’ circule por las carreteras y calles de Euskadi y que se presenten como acusación contra quienes pueden «sembrar odio» con mensajes que «generan violencia».

Por su parte, el Gobierno vasco ha rechazado la campaña ya que «atenta contra los derechos» de los homosexuales y ha pedido respeto a este colectivo. Fuentes del Departamento vasco de Empleo y Políticas Sociales han explicado que el Ejecutivo autonómico está a la espera de ver cómo se desarrolla esta campaña. Varios partidos como el PSOE, EH Bildu, Equo y Ezker Anitza-IU han pedido a la Fiscalía y a las autoridades que impidan esta campaña e incluso el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, la ha tachado de «disparate» ya que no se puede hacer confrontación social con la sexualidad y mucho menos con la de los niños, ha dicho.

El juez ordena que el autobús de HazteOir no circule hasta que retire los mensajes tránsfobos

Un juzgado prohíbe circular al autobús transfóbico de HazteOir. EFE

El autobús tránsfobo de HazteOir no puede circular por orden judicial. Así lo ha decretado cautelarmente el magistrado que instruye el caso sobre un posible delito de odio contra la organización ultracatólica. En un auto, el juez Juan José Escalonilla explica que el vehículo debe retenerse “en cuanto no se retire de dicho autobús el mensaje citado”.

Los textos de HazteOir decían:  “Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujeres, seguirás siéndolo” se puede leer en el autocar del grupo ultracatólico que ha circulado por la capital, “que no te engañen”.

Estas frases, según el auto judicial, suponen un indicio de “acto de menosprecio a las personas de orientación sexual distinta” y por lo tanto, “con la finalidad de evitar la perpetuación de la comisión del delito”, ordena la inmovilización del autobús que había solicitado la Fiscalía.

La campaña de la organización ultracatólica fue lanzada hace unos días y pretendía recorrer varias ciudades españolas lanzando el mensaje que al magistrado considera ahora sospechoso de ser delictivo. La Policía Municipal de Madrid retuvo el coche aduciendo no solo los motivos de odio sino la vulneración de la ordenanza sobre publicidad.

La iniciativa, además de la crítica y denuncia del equipo de Gobierno de Madrid y asociaciones lgtbi tampoco ha contado con el apoyo de algunos miembros del Partido Popular como Rafael Hernando o la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. La organización se ha escudado en que únicamente lanzan “mensajes científicos”.

Un juzgado de Madrid prohíbe de forma cautelar la circulación del autobús de Hazte Oír

El Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid ha acordado como medida cautelar la prohibición de circulación del autobús desplegado por Hazte Oír hasta que no retire el mensaje contra la transexualidad. La organización ultracatólica ha anunciado que mantendrá la campaña y sacará el autobús «secuestrado» y al menos otro vehículo cubriendo los mensajes prohibidos por otros «muy llamativos» contra «la ideología de género».

AEl autobús transfóbico de Hazte Oír permanece inmovilizado en una nave de Coslada, en Madrid. (Pierre Philippe MARCOU/AFP)

En un oficio fechado ayer y citado por Europa Press, el juzgado acuerda la medida cautelar de prohibir circular al autobús de la campaña de la organización ultracatólica tras haber recibido el escrito de la Fiscalía de Madrid que solicitaba precisamente esa decisión. Contra la resolución cabe interponer recurso de reforma.

En su escrito, se decreta la prohibición de circular de este autobús, al entender que su mensaje «no se limita a exponer» el ideario del colectivo, sino que se dirige a personas con una identidad sexual «distinta» para lesionar su «dignidad».

El Ayuntamiento de Madrid ya procedió a la inmovilización del mencionado autobús que pretendía recorrer las calles de la ciudad con el mensaje «Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo».

El itinerario que había planeado la organización ultra también preveía el paso por las cuatro capitales de Hego Euskal Herria, lo que provocó un amplio rechazo tanto social como institucional.

Para decidir sobre la prohibición cautelar, el juzgado tomó declaración al presidente de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, que se opuso a la inmovilización del bus vinilado para la campaña.

Arsuaga argumentó que la campaña tiene como objetivo que las personas que tengan una ideología afín a la del colectivo puedan acceder a su web para leer una publicación editada por la asociación en las califican las leyes de protección de derechos del colectivo LGTBi como normativas de «adoctrinamiento sexual».

En su declaración, el presidente de Hazte Oír reconoce que su eslogan puede ser «provocador» pero niega que conlleve un «rechazo» a la transexualidad o a la homosexualidad. A su vez, expone que la iniciativa es un ejercicio de la «libertad de expresión».

El juzgado expone en su resolución judicial que «del tenor literal de la publicidad no se infiere racionalmente que se esté públicamente fomentado, promoviendo o incitando directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo por razón de orientación o identidad sexual de sus componentes».

No obstante, el magistrado sí considera que la campaña puede suponer un «menosprecio» a este colectivo.

«A este respecto, cabe destacar que dicha afirmación, expositiva del ideario de la asociación Hazte Oír, no se limita a exponer el ideario, que puede tener respecto a la sexualidad, sino que extralimitándose de dicho ideario, parece dirigirse a las personas con una orientación sexual distinta, negándosela, lesionando de esta manera su dignidad», recoge la resolución.

Por ello, decreta que las expresiones concretas recogidas en la campaña suponen «un acto de menosprecio a las personas con orientación sexual distinta a la heretosexualidad, incluidas en el apartado segundo del artículo 510 del Código Penal».

La campaña sigue con otro mensaje

Tras conocerse la decisión del juez, el presidente de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, ha lamentado que «la Inquisición gay haya impuesto su dictadura», pero ha anunciado que su autobús «secuestrado» y al menos otro vehículo tomarán las calles cubriendo los mensajes prohibidos por el juez por otros «muy llamativos» contra la «ideología de género».

La asociación ultracatólica, que recurrirá la decisión, ha decidido cubrir con un vinilo los mensajes que ha prohibido el magistrado y pondrán otros mensajes que aún están decidiendo y confían en que, a partir de mañana, pueda volver a estar circulando el autobús. Además, se unirá otro vehículo una vez se resuelva el recurso que piensa interponer contra el auto del juez de madrid.

La organización presentará, además, una querella por injurias y calumnias contra todo aquel que estos días ha atentado contra su «libertad de expresión», entre ellos el Ayuntamiento de Madrid.

El autobús contra la transexualidad volverá a la carretera con otro mensaje «muy llamativo»

La plataforma ultracatólica, que lamenta que «la Inquisición gay haya impuesto su dictadura», anuncia que fletará otro autocar con el objetivo de recorrer España

El autobús de ‘Hazte Oir’. / EFE

‘Hazte Oir’ no se rinde. La organización ultracatólica volverá a la carga este viernes con su polémico autobús, pero esta vez cambiando el mensaje. Y no solo con un vehículo, sino que lo hará con dos, con el objetivo de recorrer España. Según ha anunciado el presidente de esta plataforma, Ignacio Arsuaga, el autocar circulará mañana con otros lemas «muy llamativos» contra la ideología de género.

El autobús está inmovilizado desde el martes, un hecho que ha lamentado Arsuaga, quien afirma que «la Inquisición gay ha impuesto su dictadura».

El juez de primera instancia número 42 de Madrid ha prohibido circular el autobús de la plataforma utracatólica por considerar que sus eslóganes denigran a los menores transexuales, si bien el máximo responsable de ‘Hazte Oír’ ha mostrado su satisfacción porque haya descartado el delito de incitación al odio.

En el nuevo vinilo rotularán otros lemas que aún están decidiendo para que, a partir de mañana, el autobús, en el que han invertido «bastantes miles de euros», pueda volver a estar circulando. Además, se unirá otro vehículo una vez se resuelva el recurso que piensa interponer contra el auto del juez.

Atentado contra su «libertad de expresión»

Asimismo, la asociación presentará una querella por injurias y calumnias contra todo aquel que estos días ha atentado contra su «libertad de expresión», entre ellos el ayuntamiento de Madrid, que «secuestró» su vehículo hace dos días sin que un juez lo hubiera ordenado. Junto a todo ello, ‘Hazte Oír’ emprenderá una «campaña masiva» de recogida de firmas y planean convocar una manifestación en defensa de la libertad de expresión. «Decir hoy en España que 1+1=2 está prohibido», ha criticado Arsuaga para insistir en que afirmar que «los niños tienen pene» es solo un «hecho de la biología» y eso es lo que quiere que «aprendan» sus hijos.

“Mis hijos no ven como un problema que Lucía tenga pene”

Estampa familiar del matrimonio Agus Arandia y Abi Labaien junto a sus cuatro hijos: Lucía, Bingent, Karan y Kerman.

DONOSTIA – Cumplió 6 años en diciembre y ya ha transcurrido uno desde aquella frase. “Quiero que en el cole me llamen Lucía, estoy preparada para las burlas”. Fue uno de los titulares destacados entonces, cuando esta niña de Asteasu con genitales masculinos vio cumplido el deseo de que la Justicia reconociera su cambio de nombre, convirtiéndose en la primera menor del Estado. Hoy en día hace vida normal como cualquier otra escolar, rodeada de sus amigas de siempre. Los niños, como dice su madre, son lienzos en blanco que no tienen prejuicio alguno, algo que cambia con la edad.

Lucía no ha oído hablar del autobús de la plataforma ultracatólica Hazte Oír rotulado con mensajes contra la transexualidad infantil. El autocar, que tenía prevista la visita por diferentes ciudades del Estado, incluyendo la semana que viene visitas a Euskadi, ha sido inmovilizado en Madrid, a la espera de que se pronuncie el juez de instrucción tras la investigación abierta por la Fiscalía para determinar si el mensaje del autobús transfóbico fletado es constitutivo de un delito de odio.

Entretanto, Lucía acudirá hoy a la ikastola como siempre. En su entorno no existe ningún problema. Su comportamiento y su forma de vestir ha seguido el mismo patrón durante el último año, nuevamente, ajena a cualquier prejuicio. Lo único que ha cambiado en su nombre. “Ningún amigo del colegio se extrañó, y ella siguió comportándose como siempre lo había hecho. Fue ella misma la que a una edad muy temprana lo verbalizó: “ama, ¿aunque tenga pene puedo ser una niña?”, recordaba ayer en declaraciones a este periódico su madre, Abi Labaien,

La naturalidad con la que esta familia de Asteasu vive junto a su niña con genitales masculinos contrasta con la estridencia que viene de Madrid y la indignación que suscita estos días ese autobús que sigue custodiado en una cochera, y que pretendía recorrer todo el Estado con lemas como “Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre” o “Si eres mujer, seguirás siéndolo”.

Detrás de esta campaña se sitúa el grupo ultracatólico más activo en España, fundado en 2001 como respuesta a las protestas ciudadanas contra el Gobierno de Aznar. La plataforma se alza como defensora de la vida, la familia y la libertad, y casi siempre le acompaña la polémica, alimentada por su carácter ultraconservador.

Hazte Oír asegura no recibir “ni un euro” de administraciones públicas o grupos políticos, y el 100% de sus recursos proviene de las cuotas de los socios y las aportaciones de los donantes. Según su Memoria de 2015, cuenta con 6.974 socios y 553.167 miembros. Cerró ese año con un saldo positivo de 32.839 euros.

Es una de las realidades que se va a encontrar Lucía en su vida, como bien sabe su madre, a la que le gusta siempre hablar claro en casa. “Mira Lucía, -le suele decir- la vida es así, para tí y para tus hermanos. Siempre nos vamos a encontrar con gente que nos quiera más y nos quiera menos. Es nuestra labor darnos cuenta de qué gente nos aporta, y rodearnos de esas personas”. Esta familia de Asteasu, una de las cuarenta que actualmente integra la asociación de menores transexuales Chrysallis, no quiere sobreproteger a sus hijos. “Les intentamos hacer ver que en ese aspecto ella es diferente, pero que todos tenemos algo diferente. Ellos lo asumen y saben que la vida es así para todos”, que lo equivocado no es el sexo sino la mirada de la sociedad.

UNA INFANCIA DE LO MÁS NORMAL Hay días en los que Lucía llega a casa y se pone a llorar porque alguien le ha dicho que es chico. Pero la pequeña encuentra siempre en sus padres el bálsamo de la palabra. El mayor, Bingent, va a hacer 9 años. Sus hermano Karan ya ha cumplido 7, Lucía tiene seis y Kerman 4. Los padres les hablan mucho sobre diversidad, pero les mantienen al margen de la actividad de la asociación. “Nunca nos ha gustado hacerles partícipes, y menos en este caso polémico. Si queremos que vivan su infancia lo más normal posible, no podemos estar hablándoles de la lucha que se libra”, cuenta Labaien.

Pero los niños no son tontos. Entienden que hay una realidad con la que tienen que lidiar, y la viven de una manera muy natural. “El mayor sí se va enterar del bus fletado por el grupo ultra. En casa hablamos mucho de lo que es la transexualidad, aunque nunca en clave de conflicto. El mayor lo va a saber, pero él mismo lo dice: ¿Por qué todas estas luchas? Si Lucía no hace daño a nadie…”. Para sus hermanos es un sufrimiento añadido. “Ellos no tienen ningún problema en que Lucía tenga pene. De hecho, el mayor suele comentar que tampoco sabe lo que tendrá el vecino.

Un juzgado prohíbe de forma cautelar la circulación del autobús de Hazte Oír

Asegura que no incita al odio o discriminación, pero puede suponer un  “menosprecio” al colectivo trans por no reconocer su “orientación  sexual”

El autobús de HazteOir con mensajes transfóbicos, retenido en un aparcamiento de Madrid. (EFE)

El Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid ha acordado como  medida cautelar la prohibición de circulación del autobús desplegado  por Hazte Oír hasta que no retire el mensaje contra la  transexualidad, al entender que su mensaje es un menosprecio al  colectivo y constitutiva de delito según lo dispuesto en el Código  Penal.

MADRID. El Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid ha acordado como  medida cautelar la prohibición de circulación del autobús desplegado  por Hazte Oír hasta que no retire el mensaje contra la  transexualidad, al entender que su mensaje es un menosprecio al  colectivo y constitutiva de delito según lo dispuesto en el Código  Penal.

Así lo indica el juzgado en un oficio fechado ayer, tras recibir el escrito de la Fiscalía  Provincial de Madrid que solicitaba precisamente esta medida  cautelar. Contra la resolución cabe interponer recurso de reforma.

La Fiscalía argumentaba en su escrito que la campaña del colectivo  provida podía suponer “una incitación al odio y a la discriminación  contra las personas que ejercitan su identidad sexual de forma  diferente a la heterosexual”, en virtud de lo expuesto en el artículo  510.6 del Código Penal.

En su escrito, se decreta la prohibición de circular de este  autobús, al entender que su mensaje “no se limita a exponer” el  ideario del colectivo, sino que se dirige a personas con una  orientación sexual “distinta” para lesionar su “dignidad”.

El Ayuntamiento de Madrid ya procedió a la inmovilización del  mencionado autobús que pretendía recorrer las calles de la ciudad con  el mensaje “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te  engañen. Si naces hombre, eres hombre,. Si eres mujer, seguirás  siéndolo”.

Para decidir sobre la prohibición cautelar, el juzgado tomó  declaración al presidente de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, que se opuso  a la inmovilización del bus vinilado para la campaña.

Arsuaga argumentó que la campaña tiene como objetivo que las  personas que tengan una ideología afín a la del colectivo puedan  acceder a su web para leer una publicación editada por la asociación  en las califican las leyes de protección de derechos del colectivo  LGTBi como normativas de “adoctrinamiento sexual”.

En su declaración, el presidente de Hazte Oír reconoce que su  eslogan puede ser “provocador” pero rechaza que conlleve un “rechazo”  a la transexualidad o a la homosexualidad. A su vez, expone que la  iniciativa es un ejercicio de la “libertad de expresión”.

El juzgado expone en su resolución judicial que “del tenor literal  de la publicidad no se infiere racionalmente que se esté públicamente  fomentado, promoviendo o incitando directa o indirectamente al odio,  hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo por razón de  orientación o identidad sexual de sus componentes”.

No obstante, el magistrado sí considera que la campaña puede  suponer un “menosprecio” a este colectivo por no reconocerles su  “orientación sexual”.

“A este respecto, cabe destacar que dicha afirmación, expositiva  del ideario de la asociación Hazte Oír, no se limita a exponer el  ideario, que puede tener respecto a la sexualidad, sino que  extralimitándose de dicho ideario, parece dirigirse a las personas  con una orientación sexual distinta, negándosela, lesionando de esta  manera su dignidad”, recoge la resolución.

Por ello, decreta que las expresiones concretas recogidas en la  campaña suponen “un acto de menosprecio a las personas con  orientación sexual distinta a la heretosexualidad, incluidas en el  apartado segundo del artículo 510 del Código Penal”.

En consecuencia y para evitar la “perpetuación de la comisión de  delito, se procede a acordar la medida cautelar interesada por el  Ministerio Público (la prohibición de circular del autobús del  colectivo).

Pide perdón el obispo que dijo lamentar más la virgen ‘drag’ que el accidente de Spanair

El obispo de Canarias, Francisco Cases, ha pedido esta noche públicamente perdón a las víctimas del vuelo de Spanair por haber escrito que el espectáculo que ganó la Gala Drag Queen le había apenado más que ese accidente aéreo, unas palabras de las que se arrepiente “sinceramente”.

LAS PALMAS. Cases expresó ayer su indignación por la interpretación que convirtió a Drag Sethlas en ganador del certamen del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, vestido de la Virgen y de Cristo crucificado, porque lo consideraba una grave ofensa para la fe.

El obispo quiso subrayar su queja diciendo que esa afrenta le había hecho pasar el peor día desde que está en la Diócesis y sentir más pena incluso que la que le produjo el vuelo de Spanair que se estrelló en Barajas cuando despegaba hacia Gran Canaria.

Esas palabras indignaron a la Asociación de Víctimas del Vuelo JK5022, cuya presidenta, Pilar Vera, le animó a olvidarles del todo si de verdad un espectáculo de carnaval le dolía más que 154 vidas.

En una carta difundida a todos los medios de Canarias esta noche por su Diócesis, Cases explica que, en cuando ha comprobado el efecto de sus palabras, se ha puesto en contacto con la portavoz de las víctimas para pedirle perdón “sin excusas ni pretextos”.

Cases se disculpa públicamente por la “desafortunada comparación” que incluía ese párrafo de la carta en la que manifestaba su disgusto por el uso de imágenes religiosas en el espectáculo de la Drag Queen. “Me arrepiento sinceramente de haberlo escrito”, dice.

El obispo de Canarias subraya que siente “profundamente el dolor” que ha ocasionado a los familiares de las víctimas del accidente aéreo -muchos de ellos grancanarios feligreses de su propia Diócesis- y dice que le gustaría “encontrar el modo de aliviarlo, si no es posible cancelarlo”.

“Ese daño en ustedes es lo que más me duele y entristece de cuanto estoy viviendo estos días. Les pido por favor que acojan mi petición de perdón, que me dejen un pequeño rincón de sus corazones”, les ruega Francisco Cases.

El prelado asegura que rezó “con sincero corazón” por las familias de quienes perdieron la vida en aquel accidente y añade que seguirá haciéndolo “para que todos encuentren cada día un poco más de paz”.

“No tengo otro modo más rápido y eficaz de llegar a todos ustedes que publicar estas líneas en los medios”, confiesa.

La presidenta de la asociación, Pilar Vera, ha respondido también esta noche a esas palabras del obispo en cuando las ha visto publicadas.

“Lo aceptamos con generosidad y sin rencor”, escribe la portavoz del colectivo de afectados por el vuelo de Spanair en su cuenta de Twitter (@pivepa), junto con un enlace a uno de los medios que recogen la petición de perdón de Cases, “La Provincia”.

El autobús contra la transexualidad volverá a la carretera con otro mensaje «muy llamativo»

La plataforma ultracatólica, que lamenta que «la Inquisición gay haya impuesto su dictadura», anuncia que fletará otro autocar con el objetivo de recorrer España

El autobús de ‘Hazte Oir’. / EFE

‘Hazte Oir’ no se rinde. La organización ultracatólica volverá a la carga este viernes con su polémico autobús, pero esta vez cambiando el mensaje. Y no solo con un vehículo, sino que lo hará con dos, con el objetivo de recorrer España. Según ha anunciado el presidente de esta plataforma, Ignacio Arsuaga, el autocar circulará mañana con otros lemas «muy llamativos» contra la ideología de género.

El autobús está inmovilizado desde el martes, un hecho que ha lamentado Arsuaga, quien afirma que «la Inquisición gay ha impuesto su dictadura».

El juez de primera instancia número 42 de Madrid ha prohibido circular el autobús de la plataforma utracatólica por considerar que sus eslóganes denigran a los menores transexuales, si bien el máximo responsable de ‘Hazte Oír’ ha mostrado su satisfacción porque haya descartado el delito de incitación al odio.

En el nuevo vinilo rotularán otros lemas que aún están decidiendo para que, a partir de mañana, el autobús, en el que han invertido «bastantes miles de euros», pueda volver a estar circulando. Además, se unirá otro vehículo una vez se resuelva el recurso que piensa interponer contra el auto del juez.

Atentado contra su «libertad de expresión»

Asimismo, la asociación presentará una querella por injurias y calumnias contra todo aquel que estos días ha atentado contra su «libertad de expresión», entre ellos el ayuntamiento de Madrid, que «secuestró» su vehículo hace dos días sin que un juez lo hubiera ordenado. Junto a todo ello, ‘Hazte Oír’ emprenderá una «campaña masiva» de recogida de firmas y planean convocar una manifestación en defensa de la libertad de expresión. «Decir hoy en España que 1+1=2 está prohibido», ha criticado Arsuaga para insistir en que afirmar que «los niños tienen pene» es solo un «hecho de la biología» y eso es lo que quiere que «aprendan» sus hijos.