La Fiscalía de Madrid pide al juez que prohíba e inmovilice el autobús contra la transexualidad

La Fiscalía de Madrid pide al juez que prohíba e inmovilice el autobús contra la transexualidad

La Fiscalía Provincial de Madrid ha anunciado la apertura de una investigación urgente respecto a la circulación por las calles de Madrid de un autobús contrario a la transexualidad fletado por el colectivo ultracatólico Hazte Oír en relación a un posible delito de LGTBIfobia. Además, ha solicitado al juez que se acuerde la medida cautelar de prohibición de la circulación e inmovilización del autobús de la plataforma.

La Sección de delitos de odio y discriminación de la Fiscalía Provincial de Madrid aprecia que existe “un riesgo de perpetuación de la comisión del delito así como de la alteración de la paz pública y de creación de un sentimiento de inseguridad o temor entre las personas por razón de su identidad u orientación sexual, y concretamente entre los menores que puedan verse afectados por el mensaje”, informa Europa Press.

El autobús se encuentra paralizado en un garaje de la asociación en la carretera hacia Coslada bajo custodia policial , según ha informado el Ayuntamiento de Madrid, que este martes dio orden a la Policía Municipal para que procediera a paralizarlo.

Una treintena de personas se han manifestado frente al Ayuntamiento de Madrid para apoyar a la asociación Hazte Oír. OLMO CALVO

Pablo Santana, portavoz de Hazte Oír, ha denunciado por su parte que el vehículo “está secuestrado” porque “no tenemos hasta el momento ninguna comunicación oficial de ninguna institución”, y sin embargo, un coche de la Policía Municipal de Madrid está “impidiendo que el autobús salga de su parking“.

Además, ha criticado que sea la Policía de Madrid la que esté bloqueando la salida del vehículo “cuando no tiene competencias” en Coslada. Por ello, desde el colectivo aseguran que van a presentar una denuncia por la retención “irregular e ilegal” de su autobús, que indican que hoy debería dirigirse hacia Valencia.

Santana ha hecho estas declaraciones frente a la sede del Consistorio madrileño, junto a cerca de 30 simpatizantes del colectivo que portaban carteles criticando a Cifuentes por “censora”. El portavoz de Hazte Oír ha asegurado que no tienen “constancia” de que la Fiscalía haya abierto diligencias previas contra la campaña por si su mensaje fuera constitutivo de un delito de odio. “Negamos que exista ningún odio, simplemente estamos afirmando una cosa obvia, y que forma parte de cualquier manual de Primaria, que todos los niños tienen pene y las niñas tienen vulva”.

La Fiscalía ha abierto la investigación a partir de una denuncia de la Delegación del Gobierno en Madrid, que apuntaba la posible comisión de un delito de discurso de odio tipificado en el artículo 510 del Código Penal.

Fuentes del Ministerio Público han informado de que el fiscal superior de la Comunidad de Madrid, Jesús Caballero Klink, ha ordenado la apertura de diligencias de investigación y su remisión urgente a la sección de Delitos de Odio de la Fiscalía Provincial de Madrid.

El Consistorio considera que el autobús, en el que se leía literalmente “los niños tienen pene. Las niñas vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer seguirás siéndolo”, viola dos ordenanzas municipales, la de Circulación y la de Publicidad Exterior, “independientemente de si incita o no al odio con sus mensajes”.

“Nuestra campaña es una campaña de publicidad y la reacción que ha provocado es desproporcionada. Es una reacción totalitaria que impide que los ciudadanos expresen lo que quieran y que por otra parte es de perogrullo, que es biología, ciencia. Son nuestras ideas. No sé cómo Carmena, Cifuentes o la Fiscalía pueden pensar que en esta afirmación se puede recoger nada de odio”, ha señalado el portavoz de Hazte Oír.

Según Santana, tanto la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, como la presidenta regional, Cristina Cifuentes, que pidieron que la Fiscalía investigue la campaña, “están operando por una ideología, que es la llamada ideología de género, que pretende la deconstrucción de lo que entendemos es la identidad natural del hombre y la mujer.

Esta ideología es totalitaria y sectaria, impide que otras personas se expresen en contra, y nosotros no nos expresamos en contra de la ideología de género, solo decimos lo que la ciencia afirma, que los niños tienen pene y las niñas tienen vulva”, ha subrayado el portavoz., que precisó que no lanzan un mensaje transfobo.

El vehículo de Hazte Oír recorre Madrid desde este lunes en una campaña que busca denunciar “las leyes de adoctrinamiento sexual” de varias comunidades autónomas. De hecho, hoy tenía que partir a las 12.00 horas desde Cibeles a la Comunidad Valenciana, pero permanecerá en el almacén hasta que decida la Fiscalía. El viernes iba a viajar a Barcelona y de ahí a Hospitalet-Sant Cugat, Zaragoza, Pamplona, San Sebastián, Bilbao y, por último, los días 11 y 12 de marzo, Vitoria.

No es la primera vez que esta organización acapara protagonismo mediático. Durante los días previos a los comicios locales y regionales de 2015, la Junta Electoral obligó al grupo católico a retirar los anuncios en los que utilizaba la imagen de la candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, para mostrar su rechazo al aborto, aunque posteriormente el Tribunal Supremo le dio la razón.

Si eres transexual eres “anómalo” y otras perlas del manual de HazteOir para padres

El  grupo ultracatólico HazteOir no sólo organiza charlas con  ponentes que defienden que los homosexuales no deben practicar sexo o ponen en la calle un autobús con mensajes tránsfobos –paralizado por un juez este miércoles en Madrid– en sus ventanas. También edita libros. Es el caso de ¿Sabes lo que no quieren enseñarle a tu hijo en el colegio? Las leyes del adoctrinamiento (2015), un manual del que la organización ha repartido alrededor de 30.000 ejemplares a familias e instituciones.

El libro, que está online y que envían a domicilio, carga contra lo que la organización considera “adoctrinamiento sexual dirigido” en los centros educativos y analiza en 47 páginas las diferentes leyes LGTBI que las comunidades autónomas han desarrollado estos los últimos años para –según HazteOir– atentar “contra la libertad de los padres” a la hora de educar.

El texto pone en duda la necesidad de dichas leyes y las valora como “discriminación positiva hacia un colectivo” en perjuicio del resto de ciudadanos. No es el único apartado polémico de la publicación.

1. Leyes “no necesarias” y discriminación “inexistente”

Según HazteOir, los derechos de las personas LGTBI “ya se encuentran garantizados por la Constitución española”. El colectivo destaca que las leyes autonómicas suponen “nuevos derechos a la carta para determinados colectivos”.

La realidad es que los casos de discriminación al colectivo LGTBI no cesan: sólo el nuevo formulario administrativo que acompaña  la ley antihomofobia catalana recopiló en 2015 hasta 113 casos de denuncia por LGTBifobia.

“El florecimiento de todas estas leyes está institucionalizando dos categorías de ciudadanos, los LGTBI y los heterosexuales”, destaca el libro. La obra no cita cuestiones como el desamparo que vive el colectivo respecto a ciertas gestiones con la Administración;  por ejemplo, la discriminación que viven los menores trans que quieren cambiar su nombre en el DNI: “El 90% de las peticiones de cambio se deniega”, apuntan desde la Fundación Daniela.

Según el texto, las leyes se justifican “aceptando una discriminación estructural inexistente basada en estadísticas de maltrato distorsionadas”. En la página 32 del libro se hace constar el descenso desde 2014 de las agresiones a personas LGTBI; lo que no se explica es que ese mismo año las agresiones a homosexuales quedaron fuera de las estadísticas del Ministerio.

2. Poco respaldo social a las leyes LGTBI

El texto, en la página 7, entiende que las nuevas leyes autonómicas “no gozan de respaldo social”, por lo que convierten a los gobiernos de las comunidades en “promotores de un modelo de pensamiento”.

Poco después se contradice (página 11) en dicha afirmación, destacando que las leyes autonómicas han sido aprobadas “en muchos casos por todos los partidos políticos”; para acabar tilda a estos partidos de “prevaricadores”. En el caso catalán, todos los partidos dieron apoyo a la ley LGBTI, a excepción del PP y de Unió Democràtica de Catalunya. Por su parte, la Asamblea de Madrid aprobó su texto contra la discriminación por diversidad sexual y de género por unanimidad.

3. “¿Quién puede asegurar que estas medidas de hoy no causarán un mayor sufrimiento futuro?”

Esta es la pregunta que el texto plantea en base a las consecuencias que las diferentes leyes autonómicas LGTBI podrían tener en las aulas. Si bien dichas leyes no pueden garantizar que no “haya un mayor sufrimiento” en el futuro, lo que sí constatan –como lo hace la comunidad educativa– es que en la actualidad hay ciertos colectivos que sí sufren por motivos de diversidad sexual e identidad de género.

El Estudio 2013 sobre discriminación por orientación sexual y/o identidad de género en España ponía de relieve cómo el 76% de los encuestados reconocía haber sido objeto de discriminación por dichos motivos. En el  estudio sobre Acoso escolar homofóbico y riesgo de suicidio se denunciaba que el 43% de los adolescentes y jóvenes lesbianas, gays y bisexuales había pensado alguna vez en suicidarse.

4. “La normalidad de lo presumiblemente anómalo”

Las leyes del adoctrinamiento tacha de “víctima” (página 11) a una coach, Elena Lorenzo, a quien la asociación LGTB Arcópoli denunció porque entre sus logros profesionales destacaba el hecho de conseguir que muchas personas homosexuales dejaran de serlo. No es la única muestra de negación de la existencia de diversas orientaciones sexuales y/o identidades de género de la guía.

En la página 26, se da un paso más allá, citando como “anómalas” algunas identidades de género y/o orientación sexual. “Un argumento común de estas leyes [las autonómicas LGTBI] consiste en negar la evidencia de las posibles anomalías, con características clínicas variadas, de los estados intersexuales […] Esta conclusión, que avalan numerosos estudios científicos, se niega de raíz, de tal manera que se instaura por decreto la normalidad de los presumiblemente anómalo”, cita el texto.

Con esta definición, HazteOir interpreta que, todo lo que se salga de lo cisgénero (identidad de género y género asignado al nacer coinciden), es “anómalo”, también, pro supuesto, la transexualidad que denuncian en su autobús. El libro lamenta, a continuación, que la investigación clínica sobre homosexualidad y transexualidad quede “abolida” y sea en algunos casos tipificada de “abuso”.

Además, en la página 21 del libro de HazteOir, se utiliza la calificación “trastorno” hablando sobre la identidad de género. A continuación se utiliza también el término “disforia de género”. Un calificativo que para la comunidad tras resulta patologizador y que, tras años de lucha de los colectivos, ha obtenido reconocimientos recientes por parte de las instituciones: el conseller de Salut de la Generalitat, Toni Comín, anunció hace unas semanas que la transexualidad dejaría de tratarse como una enfermedad en Catalunya.

5. Sexo y género, “verdades judiciales, no científicas”

El texto también pone en duda la disociación entre sexo y género, negando así que una persona con un sexo biológico determinado no pueda decidir sobre su identidad (página 23). Y lo hace pese, a continuación (en la misma página), compartir la sentencia de 2002 del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que reconoce que “la definición del sexo-género de una persona va mucho más allá de la apreciación visual de sus órganos genitales externos en el momento del nacimiento”. Son “verdades judiciales, no científicas”.

La Fiscalía pide al juez que inmovilice y prohíba circular al autobús transfóbico

La Sección de delitos de odio y discriminación de la Fiscalía de Madrid ha solicitado al juez que se acuerde la medida cautelar de prohibición de la circulación e inmovilización del autobús de la plataforma ultracatólica Hazte Oír, que luce lemas contra la transexualidad infantil. El autobús también tenía previsto circular por Euskal Herria.

El autobús transfobo de la plataforma ultracatólica Hazte Oir. (@hazteoir)

La decisión de solicitar la inmovilización del vehículo, según fuentes de la Fiscalía citadas por Efe y Europa Press, responde a que existe «riesgo de perpetuación de la comisión del delito», de «alteración de la paz pública» y de creación «de un sentimiento de inseguridad o temor entre las personas por razón de su identidad u orientación sexual, y concretamente entre los menores que puedan verse afectados por el mensaje» que exhibe el autobús.

La Fiscalía había decidido horas antes abrir una investigación urgente urgente respecto a la circulación de ese autobús por si su mensaje fuera constitutivo de un delito de odio.

Concretamente, fiscal superior de la Comunidad de Madrid, Jesús Caballero Klink, ha acordado la apertura de una investigación urgente respecto a la circulación del autobús de los ultracatólicos de HazteOir.org

El inicio de la investigación ha llegado después de que la Delegación del Gobierno español en Madrid le comunicara ayer que un autobús rotulado con mensajes contra la transexualidad infantil circulaba por las calles de la ciudad.

La Policía Municipal de Madrid paralizó ayer la circulación de dicho vehículo, pero sus promotores mantiene su decisión de llevarlo a distintas ciudades. Su itinerario también preveía el paso por las cuatro capitales de Hego Euskal Herria, lo que ha provocado un amplio rechazo.

Poco después de la apertura de esas diligencias, la sección de Delitos de Odio de la Fiscalía ha pedido al juez la adopción de medidas cautelares consistente en prohibición de la circulación e inmovilización del citado autobús «en tanto en cuanto no se retiren de los autobuses los mensajes discriminatorios que exhiben, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 510.6 del Código penal y artículo 13 LECRIM».

Hazte Oír recurrirá

Teresa García Noblejas, portavoz de la organización ultracatólica ha denunciado que el autobús «contra el adoctrinamiento sexual» está «secuestrado» en un aparcamiento de Coslada (Madrid) por orden de la Fiscalía y ha añadido que recurrirá esa decisión y estudiará querellarse por posible prevaricación.

«En estos momentos, entendemos que nuestros derechos como asociación legal y como ciudadanos están siendo vulnerados. Cuando recibamos el supuesto escrito de la Fiscalía podremos recurrir al estar vulnerada la libertad de expresión, de información, de asociación y de circulación y podríamos estudiar la presentación de una querella si entendiéramos que hubiera prevaricación», ha señalado.

El fiscal pide que se prohíba circular al autobús tránsfobo por un posible delito de odio

El autocar se encuentra “custodiado” por agentes en una cochera, según el Consistorio

El autobús inmovilizado de Hazteoir, este miércoles. FOTO: VÍCTOR SAINZ. VÍDEO: ATLAS

El Fiscal Superior de la Comunidad de Madrid, Jesús Caballero, ha decidido abrir diligencias para investigar el autobús que Hazte Oír, un grupo ultracatólico, ha fletado con lemas contra la transexualidad para recorrer las calles de España. El representante del Ministerio Público contempla un posible delito y ha remitido de forma urgente un escrito a la Sección de Delitos de Odio de la Fiscalía Provincial de Madrid, que ha pedido al juez prohibir circular e inmovilizar el autocar mientras “no se retiren los mensajes discriminatorios que exhibe”. “Existe un riesgo de perpetuación de la comisión del delito, así como de alteración de la paz pública. Y de creación de un sentimiento de inseguridad o temor entre las personas por su razón de su identidad u orientación sexual, concretamente entre los menores que puedan verse afectados por el mensaje”, ha recalcado la Fiscalía en su escrito.

Esta petición del Ministerio Público se produce después de que Hazte Oír haya retado al Ayuntamiento de Madrid. La organización ultracatólica ha denunciado públicamente el “secuestro” del autocar este martes por parte del Consistorio y anunció, antes de conocerse la decisión de la fiscalía, que el vehículo continuaría su ruta este miércoles, después de que la Policía Municipal de la capital lo inmovilizase y multase la pasada noche. Según informó el Consistorio, el autocar se encontraba “custodiado” por los agentes en una cochera de Hazte Oír y se había determinado que no circulase por la ciudad “a la espera de que la Fiscalía se pronuncie sobre un posible delito de LGTBIfobia”.

Pese a ello, la organización ultra había anunciado que a las doce del mediodía llegará a la plaza de Cibeles. Pero el vehículo nunca ha llegado a este punto de la capital, donde se ha concentrado una veintena de personas en apoyo de la organización ultracatólica.

Los efectivos de las fuerzas de seguridad sancionaron al autocar por incumplir supuestamente la ordenanza municipal sobre la publicidad exterior, que “prohíbe [los anuncios] en cualquier tipo de vehículo o remolque, en circulación o estacionado, excepto la que se realice en los vehículos destinados a transporte público”.

“[El Consistorio] tiene que ejercer el poder democráticamente y no por medio de la violencia política. Y deben respetar, como hacemos nosotros, a los que no piensan como ustedes”, ha subrayado Hazte Oír en un escrito enviado al Ayuntamiento, donde afirma que el autobús de su campaña no incumple la normativa que ha aplicado la Administración municipal para multarlo. Según el grupo ultracatólico, dicha normativa no afecta a las organizaciones sin ánimo de lucro como la suya, “que realiza una campaña de difusión”. Pese a ello, el Gobierno de Manuela Carmena presentó una denuncia y detalló que elevaría a la Fiscalía un informe.

La Generalitat de Cataluña y la Delegación del Gobierno de Madrid también han anunciado que trasladaron los hechos al Ministerio Público por considerar que esta campaña puede suponer un “delito de odio” contra los transexuales. “Yo creo en la libertad de expresión, pero tiene un límite que son las leyes. Es posible y así lo determinó la fiscalía, que el mensaje pueda ser delito de odio”, ha apuntado Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad. “La pasividad del Gobierno regional y del Estado de derecho han dado alas a un grupúsculo reaccionario contra las libertades públicas y los derechos de las personas LGTBI”, ha denunciado Carla Antonelli, diputada autonómica del PSOE, que ha remachado: “¿Quién repara ahora el daño ya ocasionado?”

Mientras tanto, Hazte Oír había anunciado que su intención era continuar este mismo miércoles con su recorrido y, según los planes previstos, el autocar se iba a dirigir Valencia. Allí, un colectivo de defensa de los derechos de los homosexuales ha convocado una manifestación de protesta.

La Fiscalía de Madrid investiga el autobús transfóbico por posibles delitos de odio

La Fiscalía de Madrid ha acordado incoar diligencias urgentes de investigación sobre el autobús contra menores transexuales puesto en marcha por la plataforma ultra HazteOir.org por la posible comisión de delitos de odio. El autobús también tenía previsto circular por Euskal Herria.

El fiscal superior de la Comunidad de Madrid, Jesús Caballero Klink, ha acordado la apertura de una investigación urgente respecto a la circulación del autobús de los ultracatólicos de HazteOir.org

La Fiscalía ha anunciado el inicio de la investigación después de que la Delegación del Gobierno español en Madrid le comunicara ayer que un autobús rotulado con mensajes contra la transexualidad infantil circulaba por las calles de la ciudad.

La Policía Municipal de Madrid paralizó ayer la circulación de dicho vehículo, pero sus promotores mantiene su decisión de llevarlo a distintas ciudades. Su itinerario también preveía el paso por las cuatro capitales de Hego Euskal Herria, lo que ha provocado un amplio rechazo.

Al respecto, el fiscal Caballero ha señalado que en la citada circulación de un autobús fletado «aparece una leyenda que podría ser constitutiva de un delito del artículo 510 de discurso de odio del Código Penal».

«Visto su contenido y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 5º del vigente Estatuto del Ministerio Fiscal, se acuerda la incoación de las correspondientes Diligencia de Investigación y su remisión urgente a la Sección de delitos de odio de la Fiscalía Provincial de Madrid», recoge el decreto.

Agrega que la remisión se produce para la «incoación e instrucción de las correspondientes Diligencias de Investigación y, en su caso, se insten las medidas legales oportunas para la cesación de la conducción presuntamente delictiva».

El obispo de Canarias asegura que lamenta más la gala Drag de las Palmas que el accidente de Spanair

Provocadora referencia a la crucifixión de Cristo gana el Drag Queen de Las Palmas ATLAS

Francisco Cases, obispo de Canarias, se lamentaba en un comunicado de “la frivolidad blasfema” de la última gala Drag del Carnaval de las Palmas, refiriéndose a la polémica actuación de Drag Sethlas, que aparecía vestido de Virgen o como Cristo en la cruz.

El comunicado del obispo Cases ha acabado también envuelto en polémica por su inoportuno arranque, que reproducimos literalmente :

En conversaciones con periodistas o con grupos distintos he tenido que responder alguna vez a las preguntas: ¿Qué día ha sido el más feliz de su estancia en Canarias? y he respondido con muchas fechas. Y ¿qué día ha sido el más triste? Hasta ahora respondía: el día del accidente en Barajas del avión que partía hacia Gran Canaria. A partir de hoy diré que estoy viviendo ahora el día más triste de mi estancia en Canarias. Ha triunfado la frivolidad blasfema en la gala Drag del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. Triunfado en los votos, y triunfado en los aplausos de una muchedumbre enardecida.“.

Con estas palabras el obispo quiere decir que lo pasó peor con la última gala Drag que con el accidente del Vuelo JK5022 de Spanair en el aeropuerto de Madrid-Barajas del 20 de agosto de 2008 en el que perdieron la vida 154 personas.

La reacción de las redes ha sido de indignación ante quienes consideran “frívolas” declaraciones de Cases:

Incluso el arzobispo de Madrid y cardenal, Carlos Osorio, ha dedicado unas palabras a su compañero canario:

Desde la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 han publicado un comunicado de respuesta firmado por su presidenta, Pilar Vera, en el que acusa al obispo de haber ignorado a las víctimas de aquella tragedia.

En su comunicado, el obispo asegura que lo primero que hizo tras ver la gala Drag fue “pedir perdón, a nuestro Salvador y a su bendita Madre, también nuestra. Perdona a mi pueblo, Señor”. Ahora son las víctimas las que se lo reclaman.

Valencia impedirá la entrada del autobús contra la transexualidad

Los concejales Galiana, Menguzzato y Gómez, ante el bus de la Policía Local. JOSÉ CUÉLLAR

El Ayuntamiento de Valencia bloqueará la entrada del autobús de Hazte Oír contra la transexualidad en la ciudad. La concejala de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, ha anunciado que la Policía Local impedirá el acceso al vehículo en atención a la ordenanza de publicidad municipal, que en su artículo 13 exige disponer de una autorización del consistorio para poder exhibir anuncios móviles .”No es bienvenido porque atenta contra la dignidad de las personas y promueve el odio. Esta ciudad es todo lo contrario, es una ciudad inclusiva y quiere ser diversa y, por tanto, no se le va a conceder ningún permiso”, ha explicado la concejala a las puertas del Ayuntamiento.

Acompañada por la primer teniente de alcalde, Sandra Gómez, y el concejal de Espacio Público, Carlos Galiana, la edil ha explicado que se ha abierto un canal de comunicación con el Ayuntamiento de Madrid para que, en cuanto quede liberado de la paralización de la Policía Local de la capital, establecer controles en los accesos de la ciudad y bloquear el paso del autobús.

“Tenemos argumentos legales, no sólo la ordenanza municipal sino también la Ley del Menor de la Comunidad Valenciana, para impedir que un mensaje que alienta el odio circule por nuestra ciudad”, ha incidido la regidora valenciana.

El bloqueo al autobús, si llega a la ciudad del Túria, no será la única medida que se emprenda desde el consistorio valenciano. Menguzzato también avanzó que se estudiarán todas las medidas que estén al alcance municipal e incluso advirtió que podrían recurrir al fiscal.

Los tres concejales de Valencia han realizado el anuncio exhibiendo un autobús de la Policía Local que anima a denunciar los delitos de odio. El vehículo ya fue utilizado por el consistorio en la manifestación del Orgullo Gay que recorrió las calles de la ciudad el año pasado.

La Fiscalía de Madrid abre una investigación urgente sobre el autobús transfóbico de Hazte Oír

La Fiscalía Provincial de Madrid ha anunciado la apertura de una investigación urgente respecto a la circulación por las calles de Madrid de un autobús transfóbico fletado por el grupo ultra Hazteoir.org, por si su mensaje fuera constitutivo de un delito de odio.

La Fiscalía ha abierto esa investigación después de que la Delegación del Gobierno en Madrid le comunicara este martes que un autobús rotulado con mensajes contra la transexualidad infantil circulaba por las calles de Madrid.

La Policía Municipal de Madrid paralizó la circulación de dicho vehículo, pero sus promotores mantiene su decisión de llevarlo a distintas ciudades españolas. De hecho, han confirmado que el autobús, pese a estar retenido en un garaje de la localidad de Coslada, saldrá a las 12.00 hacia Cibeles.

Fuentes del Ministerio Público han informado de que el fiscal superior de la Comunidad de Madrid, Jesús Caballero Klink, ha ordenado la apertura de diligencias de investigación y su remisión urgente a la sección de Delitos de Odio de la Fiscalía Provincial de Madrid.

El mandato la apertura e instrucción de las correspondientes diligencias de investigación y, en su caso, que “se insten las medidas legales oportunas para la cesación de la conducción presuntamente delictiva”.

La denuncia de la Delegación del Gobierno en Madrid apuntaba la posible comisión de un delito de discurso de odio tipificado en el artículo 510 del Código Penal.

La Fiscalía abre diligencias contra Hazte Oír por un posible delito de odio

El autobús de la campaña contra los niños transexuales está inmobilizado desde ayer en una nave madrileña por la Policía Local

El fiscal superior de Madrid, Jesús María Klink, ordenó hoy la incoación de diligencias de investigación por la comisión de un posible delito de odio por parte de la organización Hazte Oír por la campaña iniciada el lunes pasado en Madrid contra los niños transexuales. La implicación directa de la Fiscalía para abortar la campaña de la plataforma ultraconservadora había sido demandada por todos los partidos políticos, sindicatos y por múltiples instituciones, encabezadas por la Comunidad de Madrid.

Klink acordó la medida después de que el martes por la noche la Delegación del Gobierno de Madrid le hiciese llegar una denuncia en la que indica que la Abogacía del Estado considera que la puesta en circulación por la vía pública de un autobús de Hazte Oír con el lema principal ‘Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen’ podría constituir alguno de los tipos de delitos de odio contemplados en el artículo 150 del Código Penal, que están castigados con penas de prisión de entre seis meses y cuatro años.

El fiscal superior ordenó esta mañana, mediante la firma de un decreto, remitir las diligencias abiertas a la Sección de Delitos de Odio de la Fiscalía Provincial de Madrid para que inicie las indagaciones necesarias para la instrucción de la causa y, en su caso, y si lo considera necesario, para que “inste las medidas legales oportunas para la cesación de la conducción presuntamente delictiva”.

El autobús de Hazte Oír fue inmobilizado por la Policía Local de Madrid en una nave del término municipal sobre las siete y media de la tarde del martes, situación en la que continúa, vigilado por agentes policiales, “a la espera de que la Fiscalía se pronuncie sobre el posible delito de odio”, según confirmaron fuentes municipales.

El motivo formal que sirvió para la inmobilización, y que impidió que la plataforma extendiese su campaña al resto del país, pues hoy tenía previsto circular por las calles de Valencia, fue la violación de la normativa madrileña de publicidad, que, en el caso de los vehículos, solo la autoriza la realización de publicidad en la flota de autobuses públicos. No obstante, la unidad de Gestión de la Diversidad de la Policía Local de Madrid se incautó también de los contenidos publicitarios existentes en el vehículo y elaboró un informe sobre sus actividades y sus promotores que va a trasladar a la Fiscalía de Madrid para que detemine si la organización puede haber cometido un delito de odio contra los transexuales.

«Un hecho de la biología»

El autobús de la plataforma ha levantado la indignación y protestas de los partidos políticos y organizaciones sociales. La avalancha de críticas ha sido tal que la organización convocó ayer una rueda de prensa en la que su presidente, Ignacio Arsuaga, justificó los mensajes rotulados en el vehículo porque están amparados por las libertad de expresión e ideológica, “cada vez más amenazada por el lobby gay y sus tentáculos”, y solo exponen “un hecho de la biología que se estudia en las escuelas”.

Para HazteOir.org, “el sexo es el sexo que tenemos cuando nacemos” y su presidente se ha preguntado por qué sí se permitió a la asociación de familias de menores transexuales Chrysallis colocar carteles en marquesinas de paradas de autobuses y de metro con el lema “Hay niñas con pene y niños con vulva”. Con su campaña, la plataforma ultracatólica -que cuenta con el apoyo del Centro Jurídico Tomás Moro- pretende denunciar “las leyes de adoctrinamiento sexual” de varias comunidades autónomas en pro de la igualdad y la no discriminación del colectivo LGTB porque, en su opinión, “violan” el derecho de los padres que no están de acuerdo con la “ideología de género” a educar a sus hijos “conforme a su conciencia”.

Esa denuncia la han plasmado en el libro “¿Sabes lo que quieren enseñarle a tus hijos en el colegio? Las leyes de adoctrinamiento sexual”, del que ya ha distribuido 100.000 ejemplares, muchos de ellos en las escuelas.

Las ciudades rechazan la llegada del autobús

El autobús, que porta otros lemas como “Que no te engañen”, “Si naces hombre, eres hombre” o “Si eres mujer, seguirás siéndolo”, comenzó a recorrer ayer las calles de Madrid y está previsto que en los próximos días lo haga en Valencia, Barcelona, Zaragoza, Pamplona, San Sebastián, Bilbao y Vitoria. No obstante, entidades y partidos de estas ciudades han rechazado la llegada del vehículo.

La concejala de Protección Ciudadana en el Ayuntamiento de València, Anaïs Menguzzato, ha anunciado que la Policía Local impedirá la entrada a la ciudad del autobús. El consistorio valenciano ha movilizado a un autobús de la Policía Local pintado con el lema “Ante el odio, denuncia”, que ya fue utilizado en la última manifestación del orgullo gay y que pretende servir de contrapunto al mensaje de Hazte Oír.

El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado que paralizará y sancionará con multas de hasta 3.000 euros el autobús. En declaraciones a los medios en el Ayuntamiento de Barcelona, la concejal de Feminismos y LGTBI, Laura Pérez, ha advertido a la asociación: “El autobús no tiene permiso para circular por la ciudad, no es bienvenido”. En el momento que el autobús llegue a Barcelona -previsiblemente el viernes- el consistorio “no se quedará de brazos cruzados” y aprovechará todo el margen que tiene para sancionar su actividad.

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Pamplona ha acordado esta mañana rechazar la anunciada presencia en la ciudad del autobús de la campaña de la asociación Hazte Oír contra la transexualidad infantil.

El Ayuntamiento de la capital navarra solicita en el acuerdo que no se envíe este autobús a Pamplona el 5 y 6 de marzo porque “contraviene el respeto a la diversidad y, en particular, la diversidad sexual de género y el respeto al colectivo trans”.

La Generalitat ha enviado la campaña al fiscal de delitos contra el odio y el Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat ha asegurado que, aunque no puede impedir que el vehículo circule por sus calles, sí puede prohibirle que se detenga y que use la megafonía “para difundir sus mensajes discriminatorios” hacia los niños y niñas transexuales.

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha dicho que el autobús no encaja con una ciudad “diversa, moderna y tolerante con las distintas opciones sexuales” y ha anunciado que está estudiando si puede impedir legalmente su circulación por la ciudad. El Gobierno vasco ha pedido respeto tanto para los menores como para los adultos transexuales. Paralelamente, partidos y colectivos han pedido a la Fiscalía que prohíba su circulación. Fuentes de la Fiscalía han comentado que si se formalizan las denuncias, las estudiarán.

La primera ha sido la Plataforma por los Derechos Trans, que ha mostrado su estupefacción por esta campaña “transfóbica”, y le ha seguido después el PSOE, cuya portavoz de Igualdad en el Congreso, Ángeles Álvarez, cree que se trata de mensajes solo pretenden “alentar el odio y discriminación” hacia el colectivo transexual.

A esa petición se ha sumado IU y Podemos, mientras que desde el Grupo Mixto, Compromís ha solicitado la comparecencia de Ignacio Arsuaga.

Por su parte, En Marea ha recriminado al Gobierno su silencio, si bien el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades (IMIO), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha mostrado su “tajante rechazo” al autobús de HazteOir y a cualquier otra iniciativa o actuación que “atente” contra el derecho a la igualdad del colectivo LGTB.

También el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha tildado de “disparate” la campaña y ha señalado que no se puede hacer confrontación social con la sexualidad, y mucho menos la de los niños.

No ha faltado tampoco la iniciativa de un ciudadanos madrileño que, en apenas unas horas, ha reunido 85.000 firmas en Change.org para la “retirada inmediata del autobús transfóbico infantil”.

La Fiscalía investigará si el autobús contra los niños transexuales incita al odio

El Ayuntamiento de Bilbao ha mostrado su oposición a que el polémico autocar de la plataforma ‘Hazte Oír’, que siguen inmovilizado en Madrid, visite la ciudad el 9 y 10 de marzo

La Fiscalía Provincial de Madrid ha anunciado hoy la apertura de una investigación urgente respecto a la circulación por las calles de Madrid de un autobús transfóbico fletado por el grupo ultracatólico Hazteoir.org, por si su mensaje fuera constitutivo de un delito de odio.

La Fiscalía ha abierto esa investigación después de que la Delegación del Gobierno en Madrid le comunicara ayer que un autobús rotulado con mensajes contra la transexualidad infantil circulaba por las calles de Madrid. El autocar, que fue inmovilizado este martes por la Policía Municipal de Madrid, tampoco ha sido bien recibido en Bilbao, donde tiene previsto circular el 9 y 10 de marzo. Desde el Ayuntamiento de la villa están «en contra» de esta campaña.

La concejala del área de Igualdad, Cooperación, Convivencia y Fiestas, Itziar Urtasun, ha afirmado que «lo único que hacen este tipo de actividades, por llamarles del algún modo, es incitar al odio». Asimismo, Urtasun ha señalado que «no han recibido ninguna petición» y ha explicado que se desconoce si el autocar «va a realizar un recorrido o va a estar estacionado» en la ciudad. «Haremos todo lo que podamos para que no aparque», ha subrayado para apuntar no estar al tanto de «si se puede evitar» que pase por las calles de la villa.

‘Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo’ son los mensajes que se pueden leer en el autobús naranja que, tras su paso previsto por Bilbao, tiene en su agenda circular por Vitoria el 11 y 12 de marzo. Ante esta situación, el alcalde de la capital alavesa, Gorka Urtaran, ha afirmado que el autobús de la plataforma ‘Hazte Oír’ no encaja «en una ciudad diversa, moderna y tolerante con las distintas opciones sexuales como es Vitoria-Gasteiz. Mensajes de ese tipo no encajan en absoluto con los valores que defiende este Ayuntamiento», ha defendido el regidor.

En este sentido, el alcalde ha anunciado que desde el Consistorio se analizará si legalmente se puede impedir la circulación de ese vehículo, cuya campaña «cuenta con nuestro más profundo rechazo». Además, se estudiarán las posibilidades de intervenir desde Espacio Público.

«Es algo que describe una realidad»

«Decir que los niños tienen pene y las niñas tienen vulva es algo que describe una realidad», ha subrayado la plataforma Hazte Oir.org en una rueda de prensa el presidente de la organización, Ignacio Arsuaga, sobre los mensajes que han rotulado en el vehículo, que ayer empezó a recorrer las calles de Madrid.

Arsuaga ha lamentado la «avalancha» de críticas que ha suscitado esta campaña, con la que la plataforma reclama dos libertades «fundamentales»: la que tienen los padres de educar a sus hijos «conforme a su conciencia» y la de ideología y expresión, «cada vez mas amenazada por el ‘lobby’ gay y sus tentáculos». En ningún caso, ha resaltado Arsuaga, esta campaña discrimina ni ofende a los menores transexuales, de los que ha dicho que «tienen la misma dignidad» que el resto y que por ello condena cualquier tipo de agresión que sufran.

Y menos aún, ha proseguido, puede ser constitutiva de un delito de incitación al odio, como sostienen colectivos como la Plataforma por los Derechos Trans o la presidenta de Madrid, Cristina Cifuentes, que ha trasladado el asunto a la Abogacía de Madrid. «Se corresponde con la trayectoria de Cifuentes, que ha asumido los dogmas homosexuales y que los ha difundido y nos quiere imponer por la fuerza», ha asegurado Arsuaga, que ha arremetido contra la Ley de igualdad y no discriminación regional por ser «profundamente autoritaria».

«Tajante rechazo»

La Delegación del Gobierno en Madrid ha consultado a la Abogacía del Estado si el polémico autobús podría incurrir en «un hecho de relevancia penal» o una «infracción» de la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana. El Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades (IMIO) ha mostrado su «tajante rechazo» al autobús de Hazte Oír y a cualquier otra iniciativa o actuación que «atente» contra el derecho a la igualdad del colectivo LGTB. Asimismo, el sindicato LAB ha reclamado a las administraciones competentes que no permitan que el autobús de la plataforma ‘HazteOir.org’ circule por las carreteras y calles de Euskadi y que se presenten como acusación contra quienes pueden «sembrar odio» con mensajes que «generan violencia».

Por su parte, el Gobierno vasco ha rechazado la campaña ya que «atenta contra los derechos» de los homosexuales y ha pedido respeto a este colectivo. Fuentes del Departamento vasco de Empleo y Políticas Sociales han explicado que el Ejecutivo autonómico está a la espera de ver cómo se desarrolla esta campaña. Varios partidos como el PSOE, EH Bildu, Equo y Ezker Anitza-IU han pedido a la Fiscalía y a las autoridades que impidan esta campaña e incluso el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, la ha tachado de «disparate» ya que no se puede hacer confrontación social con la sexualidad y mucho menos con la de los niños, ha dicho.