Los países que castigan la homosexualidad con pena de muerte

En Irán dos hombres que se besen se exponen a un castigo de 60 latigazos y hasta a la pena máxima si tienen relaciones sexuales. Como allí, en más de una docena de estados, principalmente de Asia y África

/ GRÁFICOS: ISABEL TOLEDO

En Dubái casi nadie ve enJimena y Shaza Ismail a dos mujeres enamoradas. A ojos de la ley tienen consideración de criminales y su relación es «antinatura». Está castigada con el descrédito público y hasta 14 años de cárcel, según indica el artículo 80 de su Código Penal. El mediático caso de la joven malagueña y su novia egipcia, que huyeron de los Emiratos Árabes después de que el padre de Shaza denunciara a su hija por homosexualidad y fueron retenidas en Turquía, ha vuelto a colocar en el foco la criminalización de las relaciones entre personas del mismo sexo especialmente en países de Asia y África. En Irán que un hombre bese a otro «con lujuria» acarrea castigo de 60 latigazos y de muerte si hay relaciones sexuales. También en Arabia Saudí, Yemen, Sudán, Catar… y hasta en trece países, según un exhaustivo informe con fecha de 2016 publicado por La Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex ILGA y que es la referencia en la que se apoya Amnistía Internacional.

En este documento se señala, además, a otros catorce estados donde el castigo para los homosexuales no baja de los 15 años de cárcel o la cadena perpetua. En veintitrés naciones está penado con entre 8 y 14 años de prisión, en otras diecinueve con reclusión de 3 a 7 años y con penas que oscilan entre el mes y los dos años de cárcel o multa en ocho estados. Lo que arroja una suma total de 77 lugares donde las relaciones entre personas del mismo sexo es considerada delito. Concretamente las relaciones entre hombres, porque la criminalización por esta misma causa de las mujeres se registra ‘solo’ en 45 de estos 77 países. Mayoritariamente se trata de estados asiáticos y africanos -tipifican las relaciones gais como «delito contra natura», «conducta inmoral», «sodomía»…-, aunque en Europa Rusia y Letonia también persiguen a los homosexuales y contemplan penas de hasta dos años de prisión.

En el otro extremo, los 22 estados que reconocen y permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo, entre ellos España, que aprobó la ley de matrimonio gay en 2005.

«Un fenómeno occidental»

Jimena y Shaza se van a casar en España. En Dubái, donde vive la familia de Shaza (son de origen egipcio), no habrían podido ni siquiera estar juntas sin arriesgarse: según una encuesta que ILGA ha hecho en Emiratos Árabes, el 60% de los ciudadanos asegura que sentiría «incomodidad si su vecino fuera homosexual», un 45% cree que «debe ser delito» y un 43% dice que la homosexualidad «es un fenómeno occidental». Aunque Aministía Internacional «desconoce la existencia de condenas a muerte por relaciones sexuales entre adultos del mismo sexo» advierte que «puede ser aplicada».

En otros países la legislación es absolutamente explícita en este sentido. En Mauritania «el varón que cometiera un acto contra natura con una persona de su sexo» es castigado con «pena de muerte por lapidación pública» (Aministia Internacional no tiene constancia de que se hayan producido casos en los últimos años) y si se trata de dos mujeres el castigo son «de tres meses a dos años de prisión y una multa de 5.000 a 60.000 uquillas mauritanas» (entre 12 y 152 euros). La lapidación también la contempla la legislación de Arabia Saudí en el caso de que el homosexual sea «un varón casado», mientras que los solteros reciben «cien azotes y el destierro durante un año».

Distinción que observa asimismo la ley en Yemen: 100 latigazos o un año de prisión para el hombre soltero, y lapidación para los casados (las relaciones entre mujeres acarrean entre 3 y 7 años de prisión). En Irán la pena de muerte se aplica a ambos hombres de la pareja, independientemente de su estado civil. La normativa iraní es ciertamente extensa y aunque «el lesbianismo se castiga con cien latigazos a cada parte involucrada» también se aplica la pena de muerte a las mujeres «si el acto de lesbianismo se ha realizado y castigado ya tres veces anteriormente». Para que exista tal condena basta con el testimonio de «cuatro varones virtuosos que pudieran haber observado el acto», aunque si las que testifican son mujeres no se acepta como prueba.

Arriba, los países donde se castiga la homosexualidad con penas de hasta dos años de cárcel.

 

En naranja, las penas más leves y en rojo, los estados con condenas de 3 a 14 años de prisión.

 

En tono más oscuro las naciones que contemplan hasta cadena perpetua.

 

Mapa completo con todos los países que criminalizan la homosexualidad. En negro los que tienen pena de muerte.

En Sudán la pena máxima se aplica «si el delincuente volviera a reincidir» y esta reincidencia se refiere a una tercera vez, porque en las dos primeras ocasiones llevan aparejadas condenas de «cien latigazos y prisión de hasta cinco años». En Pakistán el castigo de muerte se aplica a quien «secuestrara a una persona con el fin de someterla a actos de lujuria contra natura».

La criminalización de la homosexualidad en muchos países trasciende de las relaciones físicas y en Irak, por ejemplo, la «norma sobre moralidad» castiga con hasta un año de cárcel o multa de 100 dinares (siete céntimos de euro) a quien «exprese en lugar público canciones o declaraciones indecentes». Completan la lista de países donde puede aplicarse pena de muerte Siria, Nigeria, Somalia, Afganistán y Catar.

Los casos de Rusia y Letonia

En el siguiente rango de gravedad de penas, los países donde la homosexualidad está penada con más 15 años e incluso cadena perpetua. Entre los catorce estados que contemplan estas condenas, India, donde «quien voluntariamente tuviere acceso carnal contra natura con un hombre, mujer o animal, será punible con prisión de por vida o 10 años y una multa»; Tanzania donde la legislación únicamente varía la pena, «de 30 años a cadena perpetua»; Uganda ,donde el listado de delitos se extiende a aquel que «indujere a otra persona a cometer con él o ella acto de indecencia grave», supuesto penado con 7 años de reclusión o Sierra Leona, donde no hay alternativa a la cadena perpetua en casos de «sodomía y bestialismo».

Además, hay otros países donde las penas son menores, pero recogen en sus legislaciones multitud de delitos. En este sentido, la ley de Nigeria castiga con prisión de 2 meses a 2 años a quien «fabricare, poseyere, importare, expusiere, vendiere o distribuyere cualquier impreso, escritura, dibujo, imagen, bajorrelieve, pintura, fotografía, negativo, reproducción o cualquier objeto que atente contra la decencia». En Libia se establece prisión sin concretar tiempo para «quien hiciere caer en desgracia el honor de una persona, habiendo para ello obtenido el consentimiento de la otra persona». En Malaui «el varón que, en público o en privado, cometiere cualquier acto de indecencia grave con otro varón será punible con 5 años de prisión, con o sin castigos físicos», en Zambia se agrupan bajo el mismo epígrafe «delitos contra natura» las relaciones entre personas del mismo sexo, con animales y la pederastia y en Samoa quien «gestionare o ayudare en la gestión de un local para cometer actos indecentes entre hombres» se enfrenta a siete años de reclusión.

En el caso de Europa, las excepciones las representanRusia y Letonia, que incluyen en sus normativas epígrafes relativos a la «moralidad» y penas de hasta dos años de prisión o multa en el mejor de los casos. Y no es solo papel, que casi 4.800 euros (300.000 rublos) se impuso a un colectivo LGTB hace cinco años en Rusia.

EN CIFRAS: 22 países permiten el matrimonio homosexual

Sudáfrica:Es el único país africano donde los enlaces entre personas del mismo sexo son legales. Los otros 21 países que lo permiten son: Argentina, Canadá, Brasil, Colombia, Estados Unidos, México (algunas jurisdicciones), Uruguay, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Islandia, Irlanda, Luxemburgo, Países Bajos, Noruega, Portugal,

España, Suecia, Reino Unido y Nueva Zelanda.

Adopción:Un total de 26 países permiten la adopción de niños a parejas del mismo sexo.

Los delitos:«delito contra natura», «conducta inmoral», «sodomía», «promoción de valores no tradicionales», «violación al recato»… son algunos de los delitos tipificados en los países que criminalizan la homosexualidad.

Recomendaciones:Muchos avances en las legislaciones se producen por «recomendación» de otros países. Por ejemplo: Luxemburgo aceptó la recomendación de losPaíses Bajos para «adoptar e implementar íntegramente el proyecto de ley sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo» y la ley entró en vigencia el 1 de enero de 2015. Y en 2013 Australia recomendó a Montenegro tomar medidas adicionales «para combatir la discriminación por motivos de raza, orientación sexual, discapacidad e identidad de género» que se tradujo en un proyecto de ley amplio contra la discriminación.

La Policía denuncia ante la Fiscalía a la seguridad de un centro comercial por acosar a una pareja de gays

Fachada del centro comercial Plaza de la Estación / Google Maps

La Policía Local de Fuenlabrada ha interpuesto una denuncian ante la Fiscalía contra la empresa de seguridad del centro comercial Plaza de la Estación, a la que acusa de un delito de coacciones contra una pareja por razón de su orientación sexual. Según confirma el cuerpo y ha adelantado El País, los dos chicos fueron expulsados de la superficie por un vigilante el pasado 4 de abril y posteriormente decidieron denunciar.

El centro comercial no ha respondido a este medio, pero según confirma El País, asegura que se trató de una medida unilateral de la empresa de vigilancia y que ellos no dieron las órdenes. La pareja se encontraba paseando por los pasillos “en actitud cariñosa”, según la Policía, cuando fue interceptada por el vigilante, que les advirtió de que les expulsaría si se volvían a besar.

Los chicos, a los que la pareja acabó expulsando, acudieron al Observatorio Madrileño contra la Homofobia, que les derivó al colectivo LGTBI Fuenla Entiende, que les ayudó a denunciar los hechos ante la Policía Local de Fuenlabrada. Tras poner en marcha el Equipo para la Gestión Policial de la Diversidad del cuerpo, el primero en España especializado en delitos de odio, llevaron a cabo las pesquisas policiales.

La investigación condujo a los agentes a averiguar que los vigilantes de seguridad manejan una serie de códigos en función de los diferentes colectivos que acuden al centro comercial dependiendo de la raza, la etnia o la orientación sexual o identidad de género. En este caso, según el relato de la Policía, activaron el que llaman “código rosa”, que ponen en marcha ante parejas del mismo sexo.

“Si lo han utilizado otras veces no lo sabemos”, explica un agente, que informa de que también se ha interpuesto una denuncia ante la Comunidad de Madrid por entender que el vigilante ha cometido una infracción administrativa recogida en la madirleña Ley contra la LGTBIfobia.

MÁS INFO

Presentado en el Congreso de los Diputados el borrador de Ley de Igualdad LGTB

El grupo parlamentario Podemos registra en el Congreso el embrión de lo que puede convertirse en la próxima Ley de Igualdad de homosexuales y transexuales que la FELGTB lleva más de un año gestando.

FELGTB presenta en el Congreso la Proposición de Ley de Igualdad LGTB

“Hoy hemos vuelto a dar un paso histórico hacia la igualdad real”, ha declarado esta tarde Jesús Generelo, presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) a las puertas del Congreso de los Diputados donde hoy el Grupo parlamentario de Podemos presentó la Proposición de Ley (PL). “Esperamos que este proyecto de ley, que comienza ahora el trámite parlamentario, se convierta ahora en una realidad, en la ley que necesita nuestra sociedad”, añadió.

El texto ha sido elaborado por “decenas” de colectivos, sindicatos, organizaciones LGTB y agrupaciones de la sociedad civil, lo que ha supuesto “más de un año de trabajo en su elaboración y de meses de negociación con todos los grupos políticos”, aseguran desde la Federación y añaden que, precisamente por esto nace con un amplio consenso social.  Esta iniciativa ha contado con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, a excepción del Partido Popular, que no se ha posicionado sobre la propuesta.

Generelo ha pedido hoy al Gobierno que “también la apoye”, porque se trata de una “demanda ciudadana” que se aplica ya en algunas Comunidades Autónomas como Madrid, Catalunya o Extremadura.

Por su parte la portavoz de Igualdad de Ciudadanos, Patricia Reyes, ha manifestado hoy que su partido apoya la tramitación de esta propuesta, pero presentará enmiendas para “mejorar” el texto en el trámite parlamentario, porque este colectivo sigue siendo víctima de la discriminación, pese a los avances que se han producido en los últimos años, según informa la agencia EFE.

Esta Proposición de Ley llega 12 años después de la aprobación de la ley de matrimonio homosexual y después de haber transcurrido diez años de la puesta en marcha de la Ley de Igualdad. Para la FELGTB este texto marcará las bases para lograr una igualdad efectiva en la sociedad española. “Si se aprueba esta ley, se permitirá que cada uno pueda ser, parecer, mostrarse y autoidentificarse como quier, ha recalcado Generelo, y añadió ha pedido que se debata “de manera urgente”.

La Justicia francesa rechaza reconocer un “sexo neutro” para intersexuales

Varias personas bajo una bandera arcoiris durante una celebración del Día del Orgullo Gay AFP

La Corte de casación francesa ha rechazado este jueves el recurso de un intersexual francés, nacido “sin pene ni vagina”, que quería ser inscrito como persona de “sexo neutro”. “La dualidad de los enunciados relativos al sexo en el estado civil persiguen un objetivo legítimo necesario para la organización social y jurídica”, ha justificado la corte en su decisión, recogida por AFP.

El reconocimiento por parte del órgano judicial de un “sexo neutro”, que no está “permitido por la ley francesa”, tendría, entre otras, “repercusiones profundas sobre las normas del derecho francés“, construidas en base al sexo binario, e implicarían “numerosas modificaciones legislativas”, sostiene el más alto órgano judicial francés.

La solicitud de ser inscrito en una categoría de “sexo neutro” por parte del demandante, un psicoterapeuta de 65 años que vive en el este de Francia, fue aceptada por un juzgado de Tours en agosto de 2015, pero fue rechazada más tarde, en marzo de 2016, por el Tribunal de Apelación de Orleans, que entonces temió “reconocer, al amparo de una sola rectificación de un estado civil, la existencia de otra categoría sexual”.

“Cuando me miro a un espejo, por la mañana o por la tarde, veo claramente que no pertenezco a un mundo de hombres ni a uno de mujeres”, ha explicado a AFP Gaëtan (nombre ficticio por el que se ha dado a conocer en los medio franceses) tras la audiencia que ha tenido lugar este jueves en la Corte de casación, y ha explicado que quería “ser reconocido” de lo que es “desde mi nacimiento”.

Después de años escondiéndose, Gaëtan se casó a los 42 años y adoptó a un niño junto a su mujer. El demandante tiene “a ojos de un tercero, el aspecto y comportamiento social de una persona de sexo masulino” según la información de su certificado de nacimiento, señala la corte.

La Organización de la Naciones Unidas ha condenado en tres ocasiones ya a Francia por las operaciones practicadas a menores intersexuales con el objeto de asignarles un sexo masculino o femenino.

Turquía contra la pasión

María Jimena Rico y Shaza Ismail, ayer en la localidad malagueña de Torrox. (Foto: Efe)

 

LA joven hispano-argentina María Jimena Rico, que fue retenida en Estambul tras ser localizada después de estar desaparecida junto a su novia egipcia, Shaza Ismail, espera que lo que les ha ocurrido sirva para combatir la represión homosexual en los países árabes.

Rico, que huyó de Dubái, donde reside la familia de su novia, tras sentirse ambas “amenazadas de muerte”, explicó ayer en rueda de prensa que su historia ha llegado a los países árabes y cree que puede ayudar a mucha gente que vive una situación de represión homosexual. “Para algunas personas puede ser un empujón para hablar e intentar movilizarse y hacer algo, y también para acabar con la corrupción en algunos países y que las cosas cambien”, dijo.

La joven, de 28 años, ofreció una rueda de prensa en el Ayuntamiento de la localidad madrileña de Torrox, municipio en el que vive su familia y al que llegó en la madrugada del sábado desde Barcelona, hasta donde fue deportada procedente de Turquía junto a su pareja. Rico agradeció la presión de los medios de comunicación -“sin la que hoy no estaríamos aquí sentadas”, afirmó- y detalló que su prioridad ahora es que Shaza, de 21 años, que tiene un permiso temporal de estancia en el Estado español, obtenga la documentación necesaria para permanecer aquí.

En este sentido, aseguró que sus planes son casarse y que lo hará en su pueblo, y que cuando se reúna con su abogada y pueda aclarar todos los detalles, presentará una denuncia “contra todo el mundo, desde el primero al último”. Declaró que su novia ha vivido “un calvario” desde los 15 años, cuando fue amenazada por primera vez por su condición sexual, pero ella le dijo “que no se podía conformar con vivir infeliz y que había más mundo fuera”.

La joven relató que volvieron a Dubái desde Londres, donde vivían, engañadas por el padre de Shaza, que les dijo que su madre estaba enferma, y una vez allí, “aseguró a su hija que nunca se iba a casar con una mujer y que no la dejaría irse de su casa”. Escaparon hasta Georgia y, cuando estaban en el aeropuerto de Tiflis para regresar hasta Londres, apareció el padre de Shaza, “que fingió un infarto, nos rompió la documentación y me amenazó de muerte”. Tras este altercado, en el que intervino la Policía, ella renunció a que encarcelaran al padre de Shaza y fueron llevadas hasta la frontera de Turquía, país en el que entraron “de forma legal”, porque renovaron la documentación.

Pese a ello, cuando entran en Turquía, son detenidas “por terrorismo”, y cree que en esa acusación “pudo tener algo que ver la abogada del padre de Shaza”, que les venía “siguiendo la pista”.

CRÍTICAS A TURQUÍA Denunció el trato recibido por las autoridades turcas, que les aplicaron “una doble discriminación, por ser terroristas y por ser lesbianas”, y afirmó que le hicieron firmar un papel en lengua otomana sin traductor por el que renunciaban a recibir asistencia consular. Asimismo, señaló que estuvieron tres días retenidas, los dos primeros sin que les diesen de comer, y que en un traslado pudo hacerse con un teléfono y llamar a su familia, y que a raíz de eso se activó su búsqueda, porque hasta ese momento Turquía negaba que estuviese en ese país. El peor instante, dijo, fue cuando las separaron e hicieron creer a Shaza que ella se había marchado y la había dejado allí, e insistió en que incluso cuando estaban en el aeropuerto para ser deportadas no terminaban de creérselo.

Por su parte, Shaza Ismail manifestó que, en cierta medida, esperaba la reacción de sus padres, porque son personas muy religiosas, pero confiaba en que con el tiempo la aceptasen, y en cuanto al trato en Turquía lo calificó de “inesperado, inhumano y horrible”. La joven, nacida de Dubái pero con nacionalidad egipcia, agradeció a España que la haya acogido tan bien y que le haya dado la oportunidad de ser quien es. – Efe

Siete minutos para comprender la transexualidad infantil

Seis niños cuentan su historia en el último vídeo de la asociación Chrysallis Euskal Herria que pretende servir de material didáctico

 

Siete minutos y seis historias. Las de Eli, Leo, Shaila, Marcos, Nahiane y Mikele: niños de entre 5 y 14 años que viven una infancia feliz gracias a que su identidad de género ha sido aceptada. Ellos son transexuales, y a través de su historia Chrysallis Euskal Herria pretende ayudar a otros a comprender la transexualidad infantil.

Realizado con escenas de la vida cotidiana de sus pequeños protagonistas, ‘Niñas con pene. Niños con vulva. Un hecho más de diversidad’ -presentado en el Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián- pretende hacer comprender que la transexualidad no es más que «un hecho más de diversidad». Como material didáctico, cuentan desde Chrysallis, puede resultar «especialmente útil en las aulas, así como para compartirlo en familia» -también recomiendan que se acompañe con unas fichas que lanzaron hace un año y se tradujeron a ocho idiomas-. A partir del miércoles 3 de mayo, podrá ser descargardo de manera completamente gratuita y en alta calidad a través de la web de la asociación. Está disponible en tres idiomas: castellano, euskera e inglés.

Del mismo modo, el grupo invita a que el próximo 17 de mayo, Día contra la transfobia, centros escolares, ludotecas y bibliotecas proyecten el vídeo «como vía para fomentar la reflexión sobre esta realidad entre los niños y las niñas». «La mejor vía para hacer frente a la transfobia es divulgar el conocimiento», afirma.

Chrysallis Euskal Herria lanzó en enero una campaña con el lema ‘Hay niñas con pene y niños con vulva’ que ocupó vallas publicitarias y marquesinas de autobuses y de Metro Bilbao en Euskadi y Navarra. El cartel, que se hizo viral, fue censurado temporalmente en Facebook. Un mes después, Hazte Oír puso en circulación un polémico autobús que pretendía irle a la contra con el eslogan ‘Las niñas tienen vulva. Los niños tienen pene. Que no te engañen’, ampliamente criticado.

Diario visual de Vera y Victoria, dos chicas enamoradas

Dos jóvenes, una de ellas transexual, abrieron su vida íntima tres años a la fotógrafa Mar Sáez para componer un poema de amor con imágenes en un libro y una exposición

Vídeo e imágenes de ‘Vera y Victoria’ MAR SÁEZ

“El día en que Vera besó por primera vez a Victoria le confesó que era transexual. Fue en un parque. No cambió nada. Durante los cuatro años que pasaron juntas se amaron como nunca antes amaron a nadie”. En esos años, a los que alude la presentación del libro Vera y Victoria, la fotógrafa Mar Sáez convivió con ellas elaborando un diario visual sobre el universo íntimo de estas dos jóvenes ilicitanas veinteañeras. El resultado es un poema en imágenes sobre la relación de dos personas enamoradas, sin más adjetivos ni condicionamientos.

“Qué más da que una sea transexual o vegana, por ejemplo, y la otra no, si lo que realmente importa es el amor entre ellas, lo que acaba convirtiéndose en el mensaje del libro, un mensaje con el que todo el mundo puede empatizar. Porque todas las demás cosas no dejan ser o acaban siendo ingredientes tangenciales”, explica la fotógrafa y psicóloga, antigua corresponsal de prensa en Mauritania, horas antes de inaugurar este martes su exposición con una selección de las fotos de la pareja y de presentar el libro que destila la vida de ellas en la librería Railowsky, dentro del festival Photon de Valencia.

“Yo tuve la gran fortuna de que me abrieron las puertas de su intimidad y gracias a su generosidad pude convivir tres años con ellas, en su casa, en la mía, por ahí… El cuarto año lo dediqué a la búsqueda de editorial para publicar el libro”, agrega Mar Sáez.

Imagen de ‘Vera y Victoria’. MAR SÁEZ

Y logró que se lo publicara hace unos meses un prestigioso sello francés, especializado en fotografía, André Frère Éditions. La joven artista murciana, de 34 años, acudió a la última edición del festival fotográfico de Arlés, celebrada el pasado verano, y allí su proyecto entró llamó la atención de la editorial y de Jesús Micó, responsable de La Kursala, quien se sumó al apoyo de la obra. El libro se ha publicado con un texto sobre el amor de la escritora Lara Moreno, autora de novelas como Por si se va la luz y Piel de lobo,y traducido en diferentes ediciones al francés, español e inglés.

El libro y la exposición han despertado interés en Francia, señala Mar Sáez, que ha viajado a ciudades como París o Marsella para presentarlos. Después de recalar en Valencia, donde las imágenes se exhibirán hasta el 1 de junio, continuarán su periplo por España, en un proyecto artístico que aúna la belleza de las fotografías de la joven pareja con la reivindicación desprejuiciada del amor y de las relaciones.

El germen de la iniciativa se remonta a unas prácticas universitarias de Mar Sáez. “Estudié Psicología y Comunicación Audiovisual en Valencia y también estudié con una beca Séneca en la madrileña Juan Carlos I, y siempre tenía presente el tema de la identidad. Hice las prácticas finales de Psicología en un gabinete de sexología: terapia de parejas, transexuales, procesos de hormonación... Allí, compaginando Psicología y Fotografía, descubrí la realidad y conocí a gente joven trans, algunos activistas como Vera”, relata la fotógrafa.

Imagen de ‘Vera y Victoria’. MAR SÁEZ

Vera se sentía mujer desde la infancia, pero no fue hasta los 18 años que lo anunció a su familia. A partir de entonces dejó de llamarse Bernardo para abrazar su nombre actual.

El proyecto inicial pretendía centrarse en la vida de una joven transexual. “Le pareció muy bien, porque lo veía como una herramienta de sensibilización. Por desgracia, Vera aún sufre situaciones incómodas por el hecho de ser trans. Me preguntó si podía acudir con su pareja y Victoria empezó a venir. También se lo contó a un amigo trans, Gabriel, que le encantó el proyecto, y pensé hacer un retrato de los jóvenes que quieren dar el paso, y además lo quieren contar, y empiezan los trámites para hormonarse…”, relata la fotógrafa, que ejerció de periodista en prensa escrita durante seis años. Trabajó en el diario La Razóncomo redactora, si bien se ha ido especializando cada vez más en fotografía, asistiendo a cursos con profesionales como Alberto García Álix o José Manuel Navia. Ahora se dedica por completo a la fotografía y está metida de lleno en su nuevo proyecto A los que viajan, que presenta este viernes en el Festival Imaginària de Castellón, con imágenes obtenidas en viajes colaborativos con desconocidos, en plataformas como Bla Bla Car.

Pero antes de emprender este nuevo viraje, Mar Sáez perfiló su trabajo anterior, Vera y Gabriel, con los transexuales, que buscaba retratar el tránsito de mujer a hombre y de hombre a mujer, hasta definir sus contornos definitivamente. Se independizó el proyecto de Gabriel (que en este momento se encuentra finalizando) y se abrió paso el que retrataba el amor entre Vera y Victoria.

Ambas han acompañado a la fotógrafa en algunas de sus presentaciones, si bien este martes no tenían previsto asistir al acto en Valencia. “Me apoyan. He ganado dos amigas, aunque ellas no sigan juntas”, comenta Mar Sáez.

Jimena, la joven desaparecida en Turquía, confía en que su historia combata la represión homosexual

La española retenida en Turquía y su pareja se casarán en Torrox.

Llegaron a Torrox en la madrugada del domingo, pero hasta este martes no han podido hablar. Necesitaban descansar, dijeron, para asimilar todo lo ocurrido durante 14 días de locura. Pero finalmente, Jimena Ricoy Shaza Ismail relataron este martes, en una concurrida rueda de prensa en el Ayuntamiento, toda la experiencia que han vivido a lo largo del particular infierno que les llevó desde Dubái a España, pasando por Georgia y Turquía perseguidas únicamente por el amor que ambas se profesan.

Antes, fueron recibidas por el alcalde, Óscar Medina, quien luego las acompañó a lo largo de la intervención. Y fue ahí, ante el enjambre de cámaras y flashes, cuando Jimena tomó la palabra durante la totalidad de la intervención. Shaza, a su lado, no le quitaba el ojo de encima. “Gracias a todos, si no es por vosotros no estaríamos aquí sentadas“, comenzó, agradecida, a todos aquellos que han visibilizado su situación, en la que se vieron debido a que el padre de su pareja, de nacionalidad egipcia pero residente en el Emirato Árabe, les tendió una trampa y las denunció por su relación homosexual, algo penado en dicho país. A partir de ahí, comenzó una huida de ciencia ficción que concluyó hace pocos días en España.

“Cada día, cada segundo, era una nueva emoción, un miedo diferente”, detalló Jimena, que ahora está a expensas de buscar, por medio de su abogada, la manera de arreglar las condiciones legales de Shaza, egipcia de 30 años, quien posee en la actualidad un permiso de estancia concedido por el Gobierno. “Esta noticia ha llegado a países árabes, y visibilizarlo ayudaría a que la gente que vive allí una situación de represión por su homosexualidad; puede ser un empujón para hablar y movilizarse“, expuso la joven hispano-argentina de 28 años, quien, emocionada, tuvo que parar su alocución en varias ocasiones.

Sus planes ahora, en primer lugar, pasan por buscar un trabajo “ya que con toda esta odisea de billetes y viajes perdidos… si no llega a ser por mi amiga Angie, que se ha gastado más de un mes de sueldo en hoteles y vuelos a los que nunca pudimos llegar, no hubiera sido posible”.

“Ahora toca empezar de cero; Shaza debe aprender español, ya que solo sabe unas palabras que no las dirá en público”, afirmó entre risas. “Además, ella debe insertarse en nuestra sociedad, que es diferente a la que estaba acostumbrada: es un shock que aquí se pueda ir de la mano y todos seamos tan abiertos”.

Fue, incluso, un paso más allá al desvelar que la intención de ambas “es la de casarnos”, pese a llevar juntas unos meses. “La idea ya la teníamos antes de que pasara todo esto, lo habíamos mirado en Londres -donde residen-, sacado los papeles que ella necesitaba… pero a mí ahora me gustaría hacerlo en España, en Torrox, si el alcalde quiere”, aseguró, sonriendo, Jimena, quien recibió por respuesta un “encantadísimo” por parte del regidor.

Odisea

“No nos encontrábamos tan mal a nivel emocional porque estábamos juntas, y ahí nos dimos cuenta qué grande era y hasta qué punto podía llegar”, resaltó Jimena sobre las emociones que ambas vivieron en aquella frenética escapada. “Yo lo único que tenía claro es que no me volvía sin ella, y si acababa en la cárcel, yo iría con ella“, apuntó.

En relación al padre de Shaza, quien se opuso a la relación, las amenazó e incluso persiguió hasta Tiflis, Georgia, lugar al que huyeron tras irse de Dubái -sitio al que fueron debido a la supuesta enfermedad de la madre- y en cuyo aeropuerto rompió un pasaporte con visado de Shaza y hurtó el de Jimena, aunque finalmente lo recuperó la policía. “Shaza quiere desmentir, después de hablar con la abogada, las cosas que su padre ha dicho vía telefónica; tenemos pruebas, mensajes, audios… queremos que se haga justicia”, aseveró. “Ahora está con abogados para intentar limpiar su imagen; los únicos mensajes que ha recibido Shaza fueron a través de su hermana, quien conocía su condición homosexual desde los 15 años”.

Sobre la ruta que siguieron en territorio turco, una vez que dejaron Georgia, Jimena explicó que entró en el país otomano en situación legal. “La detención fue porque se nos acusó de terrorismo por el ISIS”, subrayó, “aunque no puedo dar esa información”. “Me dijeron que la embajada se negaba a verme y me hicieron firmar un documento en turco, sin traductor, en el que rechazaba voluntariamente acudir a este organismo”.

Tras toda la tensión, los nervios y la angustia, las dos fueron, tras finalizar la rueda de prensa, a pasear delante del Ayuntamiento. Allí, con dos ramos de flores, se dieron un beso que tras de sí llevó consigo un calvario fruto de la incomprensión por su orientación sexual. Un beso con final feliz para una relación de película.

La joven española retenida en Turquía señala motivos homófobos en su detención y en la de su novia

La pareja denuncia un trato “inesperado e inhumano” en este país, del que fueron deportadas el pasado fin de semana

María Jimena Rico junto a su pareja, Shaza Ismail. VÍDEO: ATLAS. FOTO: EFE (CARLOS DIAZ)

Han pasado dos semanas en las que cada paso se convirtió en “una emoción y en un miedo nuevos”. Jimena Rico, española, y su pareja, Shaza Ismail, de nacionalidad egipcia, pasaron tres días incomunicadas en un centro de detención de Estambul (Turquía), ciudad a la que llegaron huyendo desde Dubai (Emiratos Árabes Unidos) del padre de Shaza, que supuestamente no aceptaba la orientación sexual de su hija. El arresto en Turquía se produjo porque “aparentemente” hubo una denuncia de terrorismo, aunque Jimena, este martes, se ha mostrado convencida de que también existieron motivos homófobos. “Por ser mujeres y lesbianas”, ha dicho en rueda de prensa en Torrox, pueblo malagueño en el que viven sus padres. “No ocultamos en ningún momento lo que somos”. Shaza ha apuntado a que el trato en este país fue “inesperado e inhumano”.

Faltan detalles para reconstruir completamente la huida por Dubai, Georgia y Turquía de las dos chicas. Por consejo de su abogada, aún no pueden desvelar completamente su odisea. Ismail está en España con un permiso de estancia temporal y trabajan para que pueda permanecer en el país. Uno de los planteamientos es pedir asilo político porque su vida correría peligro en el emirato por su orientación sexual. La pareja está estudiando acciones judiciales, aunque no han concretado cuáles ni contra quién. Según Jimena, en Turquía, tras su arresto, firmó documentos “sin saber lo que estaba firmando” y la Embajada española en este país no tuvo conocimiento de que estaba detenida hasta que su familia puso la denuncia ante la Guardia Civil y empezó el ruido mediático. Tanto ella como su familia solo tienen palabras de agradecimiento hacia el Gobierno español.

La pesadilla por la que han pasado se inició el pasado 14 de abril. Jimena, de 28 años, y Shaza, de 21, son pareja desde finales de 2016. Ese día volaron desde Londres, donde ambas residen, a Dubai supuestamente “engañadas” porque el padre de Shaza les dijo que su madre estaba muy enferma. La joven egipcia había revelado hacía poco a su familia que era homosexual. Una vez en el emirato, con lo que se toparon fue con supuestas amenazas de muerte y con una denuncia contra Shaza ante las autoridades. “Su padre la quiere, lo sé, pero la mente es tan cerrada que no lo puede comprender”, ha subrayado Jimena.

Las chicas lograron escaparse y llegar hasta Georgia. En el aeropuerto de Tiflis, la capital, pensaban coger un vuelo de regreso a Londres, pero fueron interceptadas por el padre de Shaza y otros familiares que querían llevar a la chica de vuelta a Dubai. Se produjo un altercado en el que tuvo que mediar la policía, que fue quien trasladó a las dos jóvenes hasta la frontera turca.

La llegada a Turquía

Según ha contado Jimena, con doble nacionalidad española y argentina, Shaza tiene dos pasaportes (egipcio y dubaití) y el padre de esta, en la refriega en Georgia, le “rompió” el visado con el que podía permanecer en Londres. Ha desmentido, tal y como trascendió en un primer momento, que entraran en Turquía indocumentadas. El hombre les quitó los pasaportes, pero los recuperaron. Ambas tramitaron un visado on line para acceder a este país y su situación era “legal”. En este punto del viaje irrumpe una de las lagunas de la historia, detalles que la pareja ha preferido no contar.

Viajaron hasta Samsun (Turquía), donde estuvieron retenidas durante 12 horas, y una vez en libertad, se desplazaron en autobús hasta Estambul, donde pensaban ponerse en contacto con el Consulado español para salir del país. Aparentemente, estuvieron controladas en todo momento, porque la policía turca las detuvo nada más llegar a esta ciudad. Esto ocurrió el pasado 24 de abril, lunes, que es cuando la familia de Jimena perdió el contacto con ella y denunció su desaparición ante la Guardia Civil.

Su estancia en el centro de detención turco es el capítulo en el que menos han profundizado las chicas (Shaza no habla español). Estuvieron tres días incomunicadas, hasta el jueves, cuando fueron trasladadas a otras dependencias para su deportación. Jimena ha contado que “robó” el teléfono de una mochila (al parecer estaba “esposada”) y pudo ponerse en contacto con su hermana María del Valle. La joven, además, peleó todo lo que pudo para que Shaza también fuera trasladada a España. “Me llamaron cuatro veces (…) Y les dije que si no me iba con ella, no me iba”, ha subrayado. “En un primer momento perdí la esperanza, pero sabía que nunca se iba a ir sin mí”, ha corroborado la joven egipcia.

Quedaron en libertad el viernes, al día siguiente de ser localizadas, y llegaron a Barcelona alrededor de la medianoche. “No nos lo creímos hasta que no estuvimos en el aeropuerto”, ha dicho Jimena, sobre el final de la pesadilla que ha vivido junto a su novia. Ahora descansan con la familia en Torrox, donde este martes han sido recibidas por el alcalde, Óscar Medina. Piensan quedarse en España y la prioridad es regularizar la situación de Shaza. Entre sus planes, además de buscar trabajo, está casarse. Y Jimena quiere que esta historia “pueda ayudar a los homosexuales” y “a cambiar las cosas” en los países árabes. En el fondo, ha confesado, se siente “afortunada”, porque su situación no ha sido tan mala como la del resto de la gente con la que ha estado en el centro de detención turco.

Las autoridades turcas tienen retenida a la española desaparecida

imena, a la derecha, con su novia Shaza, en una imagen cedida por su familia. E. M.

Jimena Rico Montero, la joven desaparecida desde el pasado domingo con su novia en Turquía, se encuentra con vida. Las autoridades de este país la mantienen retenida, según ha explicado en las redes sociales una portavoz de la familia y ha confirmado a Canal Sur el padre de la chica.

Esta portavoz ha explicado que la joven de Torrox (Málaga), de 28 años, acaba de contactar con la familia. En su cuenta de Facebook ha indicado: “Aviso importante. Jimena acaba de contactar con la familia. La tienen retenida las autoridades de Turquía. Ahora las están trasladando a otro lugar, pero no sabemos dónde. Sabemos que está viva”.

La familia respira aliviada cuatro días después de que perdieran la pista a su hija en Estambul, donde Jimena había llegado con su novia, Shaza, huyendo de la familia de ésta, que la había denunciado por su relación homosexual en Emiratos Árabes, donde es delito. Casi al mismo tiempo, el padre confirmaba a Andalucía Directo la noticia.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación se encuentra colaborando con las autoridades turcas. La chica se encontraba en Estambul y la madre denunció su desaparición tras perderle la pista. La joven se encontraba en Turquía junto a su pareja, una mujer de nacionalidad egipcia con la que había huido de Dubái (Emiratos Árabes) tras ser denunciada esta por su propia familia debido a su relación homosexual.

Fuentes diplomáticas han asegurado a Europa Press que la familia de María Jimena se había puesto en contacto con el Consulado General de España en Turquía y este mismo organismo se había puesto a su disposición para llevar a cabo todas las operaciones necesarias para dar con la joven. Además, han informado de que Exteriores se encuentra trabajando sobre el caso con gestiones ante las autoridades turcas.

En la denuncia, a la que tuvo acceso Europa Press, la madre de la desaparecida, Ramona Teresa Montero, señaló que, en torno a las 22.15 horas de este pasado domingo, mantuvo una conversación telefónica con su hija, que le explicó que se encontraba en la localidad turca de Samsun a punto de tomar un autobús con destino a Estambul.

Según el relato de la madre, la joven le advirtió de que, si no volvía a tener noticias suyas antes del mediodía del lunes, se pusiese en contacto con la Embajada porque “algo malo le había pasado”, y desde ese momento no ha vuelto a tener contacto con su hija.