Alemania legaliza el matrimonio homosexual con el voto en contra de Merkel

El Parlamento alemán aprueba legalización del matrimonio homosexual, un proyecto impulsado por los socialdemócratas. La iniciativa, a tres meses de las elecciones generales, fue apoyada por 393 diputados y 226 en contra.

Una parlamentaria luce una bufanda con los colores del arcoiris antes del comienzo del debate sobre la legalización del matrimonio homosexual en el Parlamento alemán. | FELIPE TRUEBA (EFE)

El pleno de la Cámara baja alemana aprobó este viernes por la mañana la legalización del matrimonio homosexualun proyecto impulsado por los socialdemócratas rompiendo el acuerdo de coalición con los conservadores de la canciller, Angela Merkel.

La iniciativa, a tres meses de las elecciones generales, fue apoyada por 393 diputados y 226 en contra.

Respaldaron el proyecto los diputados del Partido Socialdemócrata (SPD), de La Izquierda y los Verdes, además de miembros de la Unión Cristianodemócrata (CDU) que lidera Merkel, que dio libertad para que se votara en conciencia.

La canciller fue una de las primeras en depositar su voto en la urna colocada en el centro del salón de plenos y eligió la tarjeta roja, que hoy representaba el “no” a la legalización del matrimonio homosexual.

El portavoz socialdemócrata, Thomas Oppermann, defendió el paso dado por su partido, que forzó que se debatiera la iniciativa antes de finalizar la legislativa rescatando un proyecto de ley de 2015 del estado federado de Renania-Palatinado que ya había pasado por el Bundesrat, la cámara alta, y que estaba aparcado en el Bundestag.

“Esta decisión quizá no es buena para la coalición, pero es buena para las personas, y buena para el Parlamento”, manifestó Oppermann, quien rechazó que sea necesario reformar la Constitución.

“Si el matrimonio para todos llega, se habrá dado algo a alguien, pero no se le habrá quitado nada a nadie”, subrayó intentando convencer a los diputados reticentes, a quienes mostró su respeto.

En nombre de la Unión Cristianodemócrata (CDU), el líder del grupo parlamentario, Volker Kauder, se convirtió en portavoz de quienes defienden que “el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer”, aunque manifestó su respeto a sus compañeros con una opinión diferente.

“Yo personalmente nunca pondré mi firma en algo que represente el matrimonio para todos, por motivos de conciencia”, declaró Kauder, quien expresó dudas sobre la constitucionalidad de la ley al entender que la concepción cristiana del matrimonio está protegida en la ley fundamental alemana.

Desde el mismo partido, el diputado Jan Marco Luczak defendió el “sí” al proyecto al recordar que el respeto, el amor y la convivencia son valores tradicionales que deben defender los conservadores y consideró que no se necesita ninguna reforma constitucional para abrir el matrimonio.

Desde La Izquierda y los Verdes se felicitaron por el logro “histórico” alcanzado y reivindicaron su lucha durante décadas por los derechos de los homosexuales, con numerosos activistas presentes hoy en la tribuna de invitados.

En Alemania, desde 2001 la ley de parejas de hecho permitía las uniones civiles de personas del mismo sexo, aunque con ciertas restricciones con respecto a los matrimonios, como por ejemplo, la adopción.

El matrimonio homosexual en el mundo

Con la aprobación en Alemania, el matrimonio homosexual es legal en 23 países.

El matrimonio homosexual es ya legal en trece países europeos: Holanda, Bélgica, España, Suecia, Portugal, Dinamarca, Francia, Reino Unido, Luxemburgo, Irlanda, Finlandia, Noruega e Islandia.

En América está autorizado en Canadá, Estados Unidos, México, Argentina, Brasil, Uruguay y Colombia.

Nueva Zelanda y Sudáfrica completan la lista, a la que se sumará próximamente Taiwán, cuya Corte Suprema declaró el pasado mes de mayo inconstitucionales las restricciones legales a las uniones entre personas del mismo sexo y exigió su legalización en un plazo de dos años.

Hay, además, Estados que permiten las uniones civiles de personas del mismo sexo, con derechos iguales o similares a los del matrimonio, pero sin esa denominación, como es el caso de Austria, Croacia, Estonia, Hungría, Suiza, Malta, la República Checa, Israel, Chile, Grecia o Eslovenia.

Las transexuales en Colombia no celebran el día del orgullo LGTBI

En el último año, 27 mujeres trans fueron asesinadas. La policía es uno de sus principales agresores

Laura Weins, en una entrevista de 2016 en Bogotá. JUAN CARLOS ZAPATA

Laura Weins lleva más de 30 años luchando para vivir como quiere. No ha sido fácil. Ser transexual en Colombiaes estar condenado al maltrato y la exclusión. Dice que no celebra la conmemoración del día orgullo LGBTI, ella sale a las calles para gritar que existe y exigir igualdad. “No podemos hablar de orgullo ni victorias hasta que nos vean como las ciudadanas que somos”, asegura. Weins es líder del Grupo de acción y apoyo a personas trans (GAAT). Aunque reconoce que el país ha avanzado en materia de derechos, nada será suficiente si las siguen matando.

En el último año, 27 mujeres y siete hombres transexuales fueron asesinados. Entre el miedo y la resistencia, un informe que se presentará este jueves documenta la violencia contra la población LGBTI en Colombia. La investigación, realizada por Colombia Diversa, Caribe Afirmativo y Santamaría Fundación, evidencia que los trans y los hombres gais, con 43 casos, son las principales víctimas de homicidios dentro de este colectivo.

La justicia tampoco parece estar de su lado. En agosto de 2016, Nicoll Oriana, una mujer trans y trabajadora sexual fue degollada, torturada y abusada. El presunto responsable fue capturado en noviembre, pero el proceso penal continúa en etapa de investigación, a pesar de que días antes de su muerte había denunciado amenazas. Oriana además de ser trans y trabajadora sexual, ayudaba a organizar encuentros de víctimas del conflicto en Sucre. Reunía las condiciones de vulnerabilidad propias de quien vive en un país como Colombia.

Gustavo Pérez, investigador de Colombia Diversa, asegura que una de las grandes preocupaciones es que a pesar de los avances en el reconocimiento y en la protección a los derechos de las personas LGBTI, las agresiones no han disminuido. “Los prejuicios siguen siendo muy fuertes y lo que dice la ley no ha logrado cambiar el problema de fondo”. La normativa, que en el papel muestra un cambio en el país hacia la igualdad, no se evidencia en la realidad. Mientras en el año 2012, 95 personas fueron asesinadas por su orientación, identidad y expresión sexual, en 2016 la cifra llegó a los 108. La violencia policial que hace cuatro años registró 33 casos, hoy alcanza los 77. Los transexuales son las principales víctimas de los uniformados.

Pérez destaca con preocupación que las investigaciones contra la policía por sus abusos sean asumidas por la misma institución. “Mientras sean ellos los que investiguen esos casos, habrá impunidad. No hay garantías de imparcialidad”. A las mujeres trans las autoridades las persiguen en las zonas en donde muchas ejercen la prostitución. A pesar de que en Colombia es legal, cualquier argumento es suficiente para acosarlas. “A estos lugares llega la policía a intimidarlas, a que se desplacen hacia otras partes, amenazándolas con las armas de dotación y agrediéndolas físicamente”, dice el informe, elaborado con el apoyo de la Unión Europea.

La única investigación disciplinaria que en 2016 concluyó con la destitución de agentes policiales fue la de una ejecución extrajudicial de una mujer trans en Cali. “Existe una violencia constante por parte de ellos. Hay mucho prejuicio, no sé por qué les cuesta entendernos. Parece que les atormentara nuestra existencia”, afirma Weins. El documento, que todos los años muestra cómo está el país en materia de respeto a derechos, destaca que se “continúa observando la naturalización de la violencia policial por parte de las víctimas, ya que es algo normal que la Policía intimide, amenace y violente, por lo que en la mayoría de los casos no hay denuncia formal y si se denuncia persiste el miedo a las retaliaciones, la deslegitimación de la denuncia y la impunidad”. Weins trabaja para que las mujeres como ella sean reconocidas como lo que son, como ciudadanas. “Tenemos que estar presentes en las marchas sobre todo para mostrarnos, para pedir que nos respeten la vida”.

El caso de Santiago, un hombre trans de 22 años, fue el primero registrado en 2016. Desplazado, huérfano y víctima de violencia sexual, fue asesinado el 31 de enero de 2016 a balazos en el Valle. Hasta ahora, nadie sabe quién lo hizo. Las autoridades tampoco se han interesado en averiguarlo. “En su caso faltó la debida diligencia, como en la mayoría de crímenes contra esta población”, dice el informe.

Pero la impunidad no solo ronda las investigaciones por las muertes de transexuales. De los 108 homicidios ocurridos en 2016, 42 de las investigaciones continúan en indagación preliminar. En cinco casos se abrió una investigación formal y ocho avanzaron a etapa de juicio. Solo en cuatro procesos penales hubo condenas. En ninguno se conoció con claridad el móvil del crimen.

Navarra, en la vanguardia legal de la diversidad sexual

La manifestación que recorrió ayer las calles de Pamplona. Foto: UNAI BEROIZ

PAMPLONA – Navarra se colocó ayer a la vanguardia del reconocimiento y garantía legal de la libertad e igualdad sobre diferentes opciones sexuales con la entrada en vigor de una de las leyes sobre LGTBI más avanzadas a nivel estatal (ayer fue publicado en el BON tras suscitar un importante consenso político) coincidiendo justo con el Día Mundial del Orgullo LGTBI que motivó a lo largo de Navarra numerosos gestos simbólicos (colocación de banderas arcoiris, etc…) y concentraciones. La más numerosa fue la de ayer por la tarde en Pamplona que reunió a cientos de personas en una manifestación convocada por la Plataforma E-28-J.

A mediodía tuvo lugar una concentración en la plaza Consistorial en donde la concejala de Igualdad y LGTBI, Laura Berro, en castellano, y la presidenta de la Comisión de Asuntos Ciudadanos, Esther Cremaes, en euskera, leyeron la declaración institucional aprobada el pasado 19 de junio en la Comisión de Asuntos Ciudadanos.

El texto recoge que el Ayuntamiento de Pamplona se suma “a la celebración del Día del Orgullo LGTBI” y que se compromete “a trabajar para ser una institución ejemplar en la lucha por la igualdad de derechos y la no discriminación por razón de orientación sexual y de identidad sexual o de género y para ello impulsará las acciones necesarias encaminadas a combatir estas situaciones de discriminación”. Para cerrar la concentración, Uxue Álvarez y Jorge Buldáin, de la Plataforma E-28-J han leído poemas en castellano y en euskera.

A la concentración acudieron, entre otros, el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, la presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez, y representantes de todos los grupos municipales. Además, se colocó la bandera arcoiris en el primer balcón del Ayuntamiento.

Por la tarde, tuvo lugar la manifestación con motivo de la celebración del Día Internacional del Orgullo, que partió de la antigua estación de autobuses. Hizo su recorrido por la avenida Baja Navarra hasta Merindades con una batukada tras la pancarta con la frase “Kaleak Irabaziz Resistencia LGTB”.

Al llegar a Carlos III, comenzó a llover, pero eso no hizo nada por detener el recorrido de todos los presentes. Juntos, llegaron al kiosko de la Plaza del Castillo, donde concluyó la manifestación tras la lectura del manifiesto.

Además de esta nueva Ley que entró en vigor ayer, este colectivo cuenta, desde el pasado martes, con un centro LGTBI en la calle San Gregorio. Se trata de un centro de información y apoyo para personas, profesionales y colectivos interesados. Allí trabajan profesionales que ofrecen atención presencial, telemática, a través del correo electrónico lgtbi@pamplona.es y por teléfono en el 948 22 63 26 a quien la solicite.

LAS CLAVES DE LA LEYÁMBITO REPRODUCTIVO Y GENITAL. SE GARANTIZA EL ACCESO A LAS TÉCNICAS DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA A TODAS LAS PERSONAS LGTBI+ CON CAPACIDAD GESTANTE Y A SUS PAREJAS.

Ámbito educativo. La Universidad Pública de Navarra promoverá la introducción en los planes de estudio de sus grados y másteres de contenidos específicos para abordar la diversidad sexual y de género.

Ámbito laboral. Se asegurará de un modo real y efectivo, mediante la Inspección de Trabajo, la no discriminación hacia personas LGTBI+ en materia de contratación o condiciones de trabajo.

Ámbito familiar. Se compromete a que, en la valoración en los procesos de adopción y acogimiento familiar, no exista discriminación por motivo de orientación sexual, expresión de género e identidad sexual o de género.

 

Gasteiz reivindica y celebra el orgullo

Decenas de personas salen a la calle en apoyo al colectivo LGTBI. El Ayuntamiento impulsa una nueva declaración institucional

 

GASTEIZ – El movimiento LGTBI tiene todavía mucho que reivindicar en pleno año 2017, 48 después de que su liberación comenzara a dibujarse durante la revuelta del pub Stonewall Inn de New York, frecuentado por la comunidad homosexual de la gran manzana. O 40 después de la primera manifestación del Orgullo celebrada en el Estado, concretamente en la ciudad de Barcelona, cuando el hostigamiento y el rechazo hacia el colectivo estaban aún a la orden del día, tras años de represión por parte del franquismo.

Estos días en los que Madrid va a recibir a tres millones de personas de medio mundo durante el World Pride, un evento eminentemente festivo y muchos de cuyos titulares aluden al impacto económico que va a dejar en la ciudad, se multiplican también las voces que recuerdan que este evento nunca habría sido posible sin el sudor y la sangre de miles de activistas, de tantas personas incomprendidas y marginadas por la sociedad de su época. Gasteiz, precisamente, se sumergió ayer en la celebración del 28-J con ese ánimo reivindicativo, el que quiere tener presente que el camino recorrido ha sido de muchas espinas y que no está todo hecho pese a que se haya avanzado en muchos aspectos. Tampoco, por supuesto, faltó el ánimo festivo y el color que pinta la diversidad de esta jornada, que tuvo en la manifestación celebrada desde la Virgen Blanca su parada más multitudinaria.

La marcha, a la que precedió una kalejira transfeminista por las calles del Casco Viejo, llevó en esta ocasión por lema Heteropatriarkatua desobeditu. Plazerez blaitu. Es un placer desobedecer. Y volvió a nacer del impulso del activismo local, en este caso el del Movimiento Feminista de Gasteiz. Cánticos, consignas, banderas y reproches hacia los sectores más retrógrados de la sociedad se sucedieron durante el recorrido por las calles del centro, bajo la amenaza constate de la lluvia, antes de que la manifestación se detuviese por última vez en la plaza de Los Fueros.

Allí, sus impulsoras prometieron “seguir respondiendo a las agresiones de la heteronorma con nuestro placer”, un disfrute físico y espiritual que también se manifiesta de formas muy diversas. “Hacer ruido nos da placer. Inventarnos nuestras vidas nos da placer. Desobedecer nos da placer. No conformarnos nos da placer. Ganar nos da placer. Gritar nos da placer. Aliarnos nos da placer. Ser fuertes y grandes nos da placer. Reír nos da placer. Elegir nos da placer. Aprender nos da placer. Mojarnos nos da placer. Comernos nos da placer. Morrearnos con nuestras amigas nos da placer”, enumeró el manifiesto final, que también aludió a la realidad que aún acompaña al movimiento LGTBI en su día a día. “Habitar cuerpos diversos, construir identidades que son oprimidas y disfrutar de prácticas prohibidas son a menudo realidades difíciles de ser vividas”, enfatizó el texto.

Gasteiz oscureció y la celebración siguió para muchas y muchos, mientras la fachada del Ayuntamiento y el edificio de Los Arquillos se iluminaban con los colores del arcoíris por iniciativa municipal, como ya hiciesen el año pasado. Un gesto que no ha sido suficiente para los grupos municipales de EH Bildu, Podemos e Irabazi, que a media mañana desplegaron una bandera de cinco metros, de balcón a balcón, en la fachada del Ayuntamiento. “Esperemos que en próximas ocasiones no tengamos que hacerlo así y sea por iniciativa del gobierno”, espetó Óscar Fernández (Irabazi), que denunció la “hipocresía” del alcalde, Gorka Urtaran, por no querer sumarse a este acto “reivindicativo” cuando en otros casos sí se colocan otras banderas en la fachada del Consistorio, como las de los equipos deportivos profesionales. Lo acompañaron los ediles Aitor Miguel (EH Bildu), Jorge Hinojal y Juan Cerezuela (Podemos). La bandera, pese a todo, permaneció colgada en ese lugar durante toda la jornada.

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL Sí coincidieron todos los grupos con representación en el Ayuntamiento en dar luz verde a una declaración institucional, como todos los años por el 28-J, en la que quisieron poner énfasis en la motivación que este año tiene el día del Orgullo a nivel mundial, el reconocimiento de los derechos humanos de las personas LGTBI allá donde vivan. Los informes de ILGA y de Amnistía Internacional señalan que la homosexualidad está perseguida a día de hoy en 72 Estados y castigada con pena de muerte en 13 de ellos.

“Ante estas violaciones de Derechos Humanos de las personas LGTBI en el mundo no podemos permanecer impasibles, y así lo demanda una ciudadanía que exige una intervención clara, decidida y eficaz de sus instituciones frente a la persecución y penalización legislativa de aquellos estados y regiones que violan los Derechos Humanos, persiguiendo tanto las relaciones consentidas entre personas adultas del mismo sexo como a las organizaciones y activistas que defienden los Derechos LGTBI”, remarcó la declaración institucional.

El texto apuntó también a que la educación “aparece como el instrumento más eficaz en la lucha contra la discriminación y la intolerancia”, sin olvidar que “la lucha por la igualdad no será completa” si desde las instituciones no trabajan al mismo tiempo “contra otras desigualdades, como el machismo y el racismo”.

“En este 28 de junio, tenemos claro que la lucha continua, que hay razones de sobra para continuar reclamando los derechos de lesbianas, homosexuales, transexuales y bisexuales, en nuestros pueblos y calles, en los centros educativos, en la familia y con nuestras amistades, en los centros de trabajo, en la publicidad, en el ocio y también en las instituciones”, remarcaron los grupos. A través del texto, el Ayuntamiento se “reafirmó” en el “compromiso de actuar contra las diferentes expresiones de LGTBIfobia” que puedan darse en la ciudad e instó al Gobierno Vasco a “analizar o revisar” la actual Ley de personas transexuales “para garantizar” sus derechos de la mano de los colectivos que las amparan.

Gipuzkoa, orgullosa de su diversidad

Instituciones y ciudadanía reivindican un territorio libre de odio en el Día del Orgullo LGTBI

Manifestación de este miércoles en Donostia en favor del colectivo LGTBI. / LOBO ALTUNA

La capital guipuzcoana ha celebrado este miércoles la diversidad, en las instituciones y en las calles, con motivo del Día del Orgullo LGTBI -siglas que hacen referencia al colectivo de lesbianas, gays, transexuales, bixeluales e intersexuales-. Gobierno Vasco, diputaciones, cámaras forales y ayuntamientos han aprobado distintas declaraciones institucionales y protagonizado varios actos a favor de la libertad afectiva y sexual.

El Ejecutivo autonómico, a través del servicio público Berdindu!, ha aplaudido que «tras años de lucha, el colectivo LGTBI es más visible, cada vez hay más armarios rotos y lo que es más importante, cada vez se construyen menos». También han lamentado que se siga teniendo que hablar de «la discriminación» que sufre este colectivo, poniendo como ejemplo los campos de concentración en Chechenia y otros conflictos más cercanos, en los que «la visibilización del lesbianismo ha tenido como respuesta la expulsión de una cafetería o la agresión que sufrió una pareja de chicas».

La Diputación foral de Gipuzkoa, por su parte, ha renovado su compromiso con el colectivo LGTBI y se ha sumado a sus reivindicaciones a través de una declaración institucional en «defensa del derecho de todas las personas a una elección libre de su orientación sexual y de su identidad de género». También se han comprometido a lanzar un Plan de Convivencia en la Diversidad -que presentarán en las próximas semanas- y han apostado por fomentar «acciones educativas y de sensibilización que aborden la diversidad de género entre niños, niñas y adolescentes en un clima de equidad y de iguales condiciones» para todas las personas.

Han abogado para ello por crear «espacios seguros entre jóvenes donde combatir el prejuicio y las discriminaciones», ya que la institución foral «reprueba y condena cualquier acto de violencia explícita o implícita», así como «las conductas homófobas o discriminatorias».

Mientras los representantes forales daban lectura al texto, una artista ha plasmado la declaración en imágenes que ha dibujado sobre un mural en cuya parte trasera se ha dispuesto un espacio para que los paseantes que pasaban por la plaza de Gipuzkoa, si así lo deseaban, hicieran sus aportaciones.

Ante el odio, denuncia

Además de todos estos actos institucionales, la asociación Transbollomarika Sarea ha presentado un protocolo de actuación en caso de agresiones contra personas del colectivo LGTBI, en el que anima a denunciar y a ponerse en contacto con su red para conseguir apoyo.

También el Gobierno Vasco ha animado a los ciudadanos a denunciar las violaciones de derechos y los «discursos de odio» contra el colectivo LGTBI. El mismo mensaje que se ha trasladado en la manifestación organizada por EHGAM y que por la tarde ha recorrido Donostia.

Tanto el Kursaal como el Ayuntamiento de la ciudad han lucido los colores del arcoiris en señal de apoyo al colectivo.

“Un gay es una persona tarada”; las frases de dirigentes del PP que no son motivo de orgullo

España está a la vanguardia en derechos sociales, algo en lo que se avanzó en la etapa de Zapatero. Uno de los mayores logros del socialista fue la aprobación del matrimonio homosexual en el año 2005. Este avance se logró pese a la resistencia del Partido Popular, ya que Mariano Rajoy dejó claro en 2005 que “no podía estar de acuerdo” con la unión de dos parejas del mismo sexo, tal y como él concibe la idea del matrimonio.

A pesar de su firme opinión, el Partido Popular cedió a la presión de la ciudadanía española ante estas ideas. Probablemente le saldría más caro oponerse. La fiesta mundial del Orgullo Gay se celebra en Madrid esta semana.

Pero en la memoria, sin embargo, nos quedan las frases célebres de los no pocos dirigentes conservadores del Partido Popular que no se muestran a la altura de una sociedad que esta semana reivindica por todo lo alto los derechos del colectivo LGTBI. Aquí hacemos una recopilación de algunas de ellas, desde que se aprobó la ley en 2005.

1. Mariano Rajoy

2. José María Aznar

3. Ana Botella, exalcaldesa de Madrid

4. Manuel Fraga: “Hablar del orgullo gay es un error social”

5. Jorge Fernández Díaz

6. Esperanza Aguirre

7. Otros casos

El secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde; el alcalde de Pontons (Barcelona), Luís Fernando Caldentey; o la diputada del PP en Catalunya, Montserrat Nebrera; son sólo algunos de los políticos del Partido Popular que continúan la larga lista de discursos homófobos.

Agustín Conde: “El riesgo de que un niño sea violado por sus progenitores en una pareja homosexual es del 29% y en el caso de una pareja heterosexual, del 0,6%”.

Luís Fernando Caldentey: “Un gay es una persona tarada” / “Tal vez los gais no son tarados, pero sí deficientes”.

Montserrat Nebrera: “El matrimonio homosexual es similar a la unión entre dos hermanas, un perro y una señora, o una señora y un delfín”.

Un Orgullo Crítico multitudinario planta cara al World Pride para reivindicar el “espíritu combativo” LGTBI

Manifestación del Orgullo Crítico en Madrid.

Como cada año desde hace más de diez, el otro Orgullo sale a las calles con la mirada puesta en 1969. Lo hace cada 28 de junio para hacer coincidir la movilización con el día en que estrictamente se celebra el Orgullo LGTBI. En él se conmemoran los disturbios del bar neoyorkino de Stonewall Inn que, encabezados por mujeres trans y travestis no blancas, hicieron frente a la represión policial hace 48 años.

Pasadas las 18.30, la plaza madrileña de Nelson Mandela, de donde partía la manifestación –para culminar en Plaza España–, ya estaba abarrotada de colores y banderas, pero la marcha ha comenzado a andar más de una hora después debido a la gran cantidad de gente. “Esto es histórico”, afirma un chico con el azul, rosa y blanco de la bandera trans pintada en la cara.

Un manifestante con la cara pintada durante el Orgullo Crítico en Madrid. ÁLVARO MINGUITO

Como un goteo, el espacio se iba llenando de pequeños grupos de personas que, o a título individual o en algún colectivo, querían reivindicar un Orgullo LGTBI en el que “haya espacio para el contenido político”, explica Laura, lesbiana y feminista. Ha venido con dos amigas que asienten mientras esta joven de 21 años asegura que la L de las siglas “tiene que visibilizarse más porque el colectivo sigue poniendo por delante al hombre gay y eso no parece que lo vaya a romper el Orgullo oficial”.

Caras pintadas, purpurina, alegría y música acompañan a los lemas que entona la marcha, al ritmo de batucada, cuya pancarta de cabecera reza: “Disidencia es resistencia”. Muchos son los bloques que este año se han sumado a la movilización. Entre ellos, el Bisexual, Pansexual y Plurisexualidades, al que pertenece Deborah, que rechaza “la imagen unitaria y homogénea que da el Orgullo oficial del colectivo LGTBI”. Este, concluye, “está pensado para ganar dinero”.

Manifestación del Orgullo Crítico en Madrid. ÁLVARO MINGUITO

Muchas son las demandas de este Orgullo Crítico, que no enfoca su batalla únicamente a las reivindicaciones consideradas LGTBI sino que, además, apuesta por un movimiento interseccional “que luche contra todas las formas de opresión”, como el racismo o el machismo, explica Minia, que tiene 18 años y ha venido con el bloque asexual. “Los asexuales no nos sentimos del todo incluidos en el colectivo y creemos que esta es una forma de reivindicarlo”, explica la joven, que hace hincapié en que al Orgullo oficial “le falta mucho de reivindicación”.

La marcha sigue su camino con la cabecera a punto de entrar en la Puerta del Sol. “Orgullo no se vende, Orgullo se defiende”, exclaman los manifestantes. La magnitud de la protesta hace que cada bloque, grupo o colectivo coree sus propios lemas.

Sección Invertida, Resistencia Sorda, RQTR –el primer colectivo universitario LGTBI, nacido en los 90–, la Asociación de Familias de Menores Trans Chrysallis, Manada antirracista transfronteriza u Orgullo Estudiantil son algunos de los grupos que han acudido, además de miles de personas a título individual que han hecho de la protesta uno de los orgullos críticos de más afluencia de los que se recuerdan.

Andre, solicitante de asilo procedente de Honduras, pertenece al colectivo Manada antirracista transfronteriza. “Más color, más orgullo”, se lee en el cartón con la bandera arcoiris que sujeta una compañera a su lado. El grupo lo forman “personas racializadas y migrantes que somos discriminadas doblemente por ser LGTBI y por el racismo que impera en la sociedad”, explica este joven que cuelga de su espalda la bandera trans. “Hay una realidad de la que no se habla y que existe, hay solicitantes de asilo LGTBI y deben ser visibles”, explica.

Un manifestante durante el Orgullo Crítico. ÁLVARO MINGUITO

Mónica Redondo, activista de la Asamblea Transmaricabollo de Sol, lleva viniendo a esta movilización diez años y afirma que “posiblemente” sea la más multitudinaria a la que ha asistido. “Donde de verdad hay que estar es aquí. Donde los colores del arcoiris están representados es en una marcha como esta, que está insipirada por las revueltas de Stonewall y las del 77 en Barcelona. La oficial ha desvirtuado este precedente”.

Lo mismo opina Iñaki, del colectivo gitano, que afirma no oponerse al ambiente festivo que suele reinar en el Orgullo, pero le reprocha que “todavía cuenta con mucho espacio para la batalla”. Sostiene que el colectivo gitano asiste para enfrentar la homofobia y el antigitanismo: “La homofobia que vivimos dentro, pero también esa concepción social que nos homogeneiza como gitanos en un bloque y vincula como hecho identitario la homofobia”, sentencia.

Manifestación del Orgullo Crítico en Madrid. ÁLVARO MINGUITO

Crítica y visibilidad

A las críticas que hace el Orgullo Crítico de la fiesta anual en la capital se suma “la deriva neoliberal” y “el mercantilismo” que,  en opinión de muchos manifestantes, ha tomado fuerza durante los últimos años.

“Ay Carmena Carmena, nuestro orgullo no es solo una bandera”, gritan poco antes de dirigir sus palabras a la Ley Mordaza, que el próximo 1 de julio cumple dos años desde su entrada en vigor. Corean lemas contra el machismo, la transfobia y la consideración de la transexualidad como una enfermedad: “La patología es la psiquiatría”.

Un manifestante sostiene una pancarta durante la marcha. ÁLVARO MINGUITO

Alex, del colectivo el Hombre Transexual, asegura que las personas trans “siempre han estado olvidadas” y critica que la celebración del 1 de julio “no nos representa, está copada por empresarios y políticos que solo se acuerdan del colectivo LGTBI ese día por los beneficios”. Alex incide en que, aún así, su colectivo acudirá a la marcha oficial “porque los ojos del mundo estarán puestos en Madrid y es una oportunidad de visibilización”, sentencia.

Así es el Orgullo Crítico

El Orgullo Crítico, que ha tomado diferentes nombres a lo largo de los años, se define como anticapitalista y transfeminista y quiere plantar cara al Orgullo que en esta ocasión ha hecho de Madrid su capital mundial. Por ello, esta edición los activistas que conforman la Plataforma llevan preparando la cita todo el año después de tomar el pulso a la calle el pasado 17 de mayo en una manifestación contra la LGTBIfobia que superó las expectativas.

Los manifestantes recorren las calles del barrio de Lavapiés. ÁLVARO MINGUITO

Herederos de los movimientos más radicales que en los años 90 revolucionaron la escena activista madrileña, como la Radical Gai o LSD, reivindican el “espíritu combativo” LGTBI y reclaman que sus derechos “no son mercancía en manos del capitalismo rosa”. Con ello se refieren a la denominación desde las teorías críticas a la apropiación del discurso LGTBI por parte de la economía de mercado.

La Plataforma nombra como clave la conformación en 2004 de AEGAL, la Asociación de Empresas para Gays y Lesbianas. Aunque la manifestación del 1 corre a cargo de la FELGTB y Cogam, AEGAL gestiona las licencias de las barras o los escenarios, entre otras cosas.

«Sigue habiendo sectores homófobos y parece que están rabiosos»

 

Imanol Álvarez (EHGAM) ha puesto en valor en Info7 irratia lo avanzado durante estas décadas en el ámbito de la diversidad sexual y su aceptación, cree que «es digno de ser celebrado». Sin embargo, ha alertado que «falta mucho» todavía y que «hay sextores de la sociedad que siguen siendo homófobos» y que, además, «parece que están rabiosos porque su realidad circundante no es tal como lo era antes» y por ello ha denunciado el aumento de ataques homófobos.

Preguntado sobre el tema, se ha mostrado algo preocupado con la mercantilización de algunas iniciativas. Tras recordar que «aquí siempre ha sido típico lo de ‘jaia eta borroka’» y afirmar que debe seguir siendo así, cree que «el problema surge cuando se mezclan las cosas y una oculta la otra», ha denunciado los casos en los que «la fiesta oculta toda reivindicación y se mercantiliza de tal manera que a veces resulta vergonzoso».

Como cada año, EHGAM ha otorgado sus premios positivo y negativo, el ‘triángulo de oro’ y la ‘alpargata de trapo’. El tirón de orejas ha sido para la campaña tránsfoba de ‘Hazte Oir’ y el aplauso para la iniciativa primera de Chrysallis. La portavoz de este colectivo, Bea Sever, ha agradecido el premio. Preguntada sobre los avances a destacar, ha recordado la aprobación por parte del Gobierno de Nafarroa de la Ley de Igualdad Social LGTBI+ y ha mostrado su deseo de que esta regulación se exitienda, también, a la CAV.

La lucha por los derechos sexuales y de género sale hoy a las calles

Movilizaciones en las calles, declaraciones institucionales y actos de otra naturaleza se sucederán hoy en Euskal Herria, como en el resto del mundo, en el Día Internacional del Orgullo LGTBI, donde la lucha por los derechos sexuales y de género estará más presente que nunca a pesar de los intentos por mercantilizarla. Han sido convocadas manifestaciones en las cuatro capitales del sur del país para esta tarde mientras la marcha de Biarritz será el sábado.

La reivindicación de la diversidad sexual y la denuncia de toda expresión de homofobia estará hoy presente en numerosos actos y movilizaciones convocadas en Hego Euskal Herria. Distintas organizaciones advierten del intento del neoliberalismo por tratar de condicionar los resultados de años de lucha, visibilizando a una parte del colectivo y invisibilizando a otro.

En Bilbo, por ejemplo, la Coordinadora 28J se posiciona en contra de «estrategias institucionales y mercantiles», en relación del Bilbao Pride del pasado fin de semana. Reivindican la lucha contra «un sistema capitalista que sigue aplastándonos». «Somos diversos y vivimos experiencias muy diferentes, pero luchamos juntos y para beneficio de todos», proclaman.

La cita en el Botxo es, a las 19.30, en la plaza Elíptica, a la misma hora que la convocada en Donostia, en el Boulevard. La movilización de Gasteiz partirá, a las 20.00, desde la plaza de la Virgen Blanca. En Iruñea será, a las 19.00, desde la vieja estación de autobuses

La capital navarra cuenta desde ayer a la tarde con un centro en el Casco Viejo, en la calle San Gregorio número 28, promovido por el Ayuntamiento, en el que se informará, atenderá y apoyará a personas lesbianas, bisexuales, transgénero e intersexuales, así como a profesionales y colectivos interesados.

En Harrotu Centro LGTBI trabajarán tres profesionales que ofrecerán atención presencial, telemática y telefónica para informar, atender, apoyar, sensibilizar y generar espacios de encuentro y reflexión.

 

Autor de una agresión homófoba en Bilbo acepta su condena

El juicio que se iba a desarrollar ayer en un juzgado de Bilbo contra una persona acusada de haber golpeado en un ojo a un trabajador de su empresa por su condición sexual, al que despidió después de reincorporarse a su puesto de trabajo tras la baja, no llegó a celebrarse al aceptar su condena, asumiendo su responsabilidad civil y el año de alejamiento dictado. Acusación y Fiscalía pedían penas de cárcel.

La víctima tuvo que ser operada hace un año por las lesiones sufridas y al retornar tras la baja a la empresa, que da servicio a la administración pública, recibió la carta de despido.

El agredido, afiliado al sindicato LAB, estuvo arropado por integrantes de la central, que se concentraron ante la sede judicial para denunciar los hechos. Urtzi Ostolozaga advirtió que este tipo de agresiones son sistemáticas en los centros de trabajo, incidiendo en que las sucesivas reformas laborales han colaborado a que se sucedan estos delitos de odio. A.G.

Luces y colores para reivindicar los derechos del colectivo LGBT

Aunque la mayor parte de las celebraciones se reparten entre el pasado fin de semana y, sobre todo, el próximo, ayer fue el día exacto que conmemora los disturbios de Stonewall de 1969, que marcaron el inicio del movimiento de liberación homosexual.

El colectivo LGBTIQ+ utiliza los colores para hacer llevar sus reivindicaciones al gran público, valiéndose de un ambiente festivo y dejando atrás tiempos peores. Sin embargo, todavía quedan pasos que dar y por eso, cada 28 de junio, sale a la calle. Tomando de ejemplo sus colores, los ayuntamientos de Bilbo y Donostia se iluminaron ayer para mostrar su apoyo.

En Bilbo lanzaron la campaña “Somos. Amamos. ¡Y con orgullo!” para «volver a reivindicar la diversidad y la tolerancia cero ante la homofobia y la transfobia», mientras que en Donostia los autobuses de linea llevaron una bandera arcoíris, la misma que colgaron en el consistorio y que, recordaron, está pintada en una acera junto al centro Carlos Santamaría de la UPV-EHU.

En Gasteiz, todos los partidos municipales recordaron que «la orientación afectiva-sexual y la identidad de género siguen siendo objeto de persecución legal en muchos países» y citaron informes que señalan que «la homosexualidad está perseguida en 72 estados, y castigada con pena de muerte en 13 de ellos».

Por ello, reivindicaron 2017 como el año de «reconocimiento de los derechos humanos de las personas LGBT en el mundo». EH Bildu, Podemos e Irabazi colgaron en sus balcones de la casa consistorial la bandera multicolor, pues pese al consenso en la declaración institucional, el Gobierno municipal (PNV-PSE) no autorizó la colocación de la enseña en la fachada.

En Iruñea, los representantes de todos los grupos participaron en una concentración y en la colocación de la bandera en el ayuntamiento. También leyeron una declaración aprobada el pasado 19 de junio en la que se comprometen «a trabajar para ser una institución ejemplar en la lucha por la igualdad de derechos y la no discriminación por razón de orientación sexual y de identidad sexual o de género».

Aplausos para Chrysallis

Por otra parte, el colectivo EHGAM ha concedido este año el premio Triángulo de Oro a la asociación de familias de menores en situación de transexualidad Chrysallis por su campaña en favor de los derechos de los niños y niñas transexuales que lleva por lema “Hay niñas con pene y niños con vulva”. Como contrapartida, castigaron a la organización ultracatólica HazteOir con la mención Alpargata de Trapo.

Les Bascos fija una doble cita con la igualdad en Biarritz y Baiona

El colectivo LGBT Les Bascos organizará, el próximo sábado, la Marcha del Orgullo, en la que será la decimoséptima edición de esa iniciativa en favor de la igualdad. Tras la movilización que recorrerá las calles de Biarritz a partir de las 16.00 horas, habrá oportunidad de continuar con la fiesta reivindicativa, desde las 20.00 y hasta la madrugada en la Casa de las Asociaciones ( Glain ) en Baiona.

Cara a esa doble cita, que tiene por lema ˝La exclusión para nadie, la igualdad para todos”, representantes de Les Bascos remarcaron, ayer, en rueda de prensa algunos de los retos presentes. Citaron la persistente homofobia, en todos los ámbitos, con mención especial al riesgo añadido que viven las personas LGBT migrantes o las que residen en países en los que su identidad sexual es ilegal.

Por ello, emplazaron al nuevo gobierno galo a liderar la batalla por la despenalizacion universal de la homosexualidad. M.U.