‘Amores santos’, un documental que retrata a cientos de religiosos practicando cibersexo

Un fotograma del documental 'Amores Santos'

Un fotograma del documental ‘Amores Santos’ (EFE)

  • El documental ‘Amores santos’, que incluirá escenas de cientos de religiosos practicando cibersexo con un actor, se propone denunciar la doble moral de las religiones que condenan la homosexualidad pero cuyos sacerdotes y pastores la practican a puerta cerrada, informó su director. “Nuestra intención es mostrar la hipocresía de religiosos que, sin importar su credo, hacen a escondidas lo que condenan en público desde los púlpitos”, afirmó en una entrevista el periodista brasileño, ambientalista y director de documentales Dener Giovanini, productor y director de ‘Amores santos’. El documental, que comenzó a ser producido en noviembre del año pasado y será lanzado a comienzos de 2016, tendrá formato de largometraje e imágenes de alta calidad pese a que provienen de las webcam de los religiosos que, sin saber que eran grabados, tenían “relaciones virtuales” con el actor contratado por los productores. “Tenemos unas 500 horas de grabaciones de cientos de religiosos católicos, evangélicos, protestantes y anglicanos cuando practicaban sexo virtual frente a su webcam, así como los archivos de sus conversaciones con el actor en las redes sociales”, dijo Giovanini. Homosexualidad en la Iglesia El director, especializado en documentales y series para televisión de temas ecológicos y que por primera vez aborda un asunto social y religioso, explicó que su intención inicial era denunciar la violencia que sufren los homosexuales por causa del discurso de “odio y homofobia” de la mayoría de las religiones.
    “Pero la investigación que hicimos nos permitió percibir que muchos de los religiosos que pregonaban ese discurso también eran homosexuales. Entonces decidimos contratar a un actor y le inventamos un perfil en Facebook para atraer religiosos”, afirmó. Pese a sus datos falsos, el actor llegó a tener tres perfiles en Facebook, con cerca de 5.000 amistades, con los que se aproximaba a los religiosos, a los que tan sólo sugería su homosexualidad. “Fueron seis meses de contactos y tres meses de grabaciones de las webcam. No imaginábamos la cantidad tan grande de religiosos que atraeríamos ni que tendríamos escenas tan fuertes de religiosos usando sus hábitos, algunos en las sacristías”, aseguró. Giovanini agregó que todos los perfiles de quienes le propusieron sexo virtual al actor fueron verificados minuciosamente para descartar los falsos y confirmar que realmente fuesen de religiosos, y que se dio prioridad a los que dejaban clara su condición con fotos en las que aparecían de hábitos, oficiando misas o con fieles. El productor, que usará técnicas para esconder el rostro de los religiosos, borró los perfiles en Facebook para que no puedan ser identificados y adoptó varios cuidados para no exponer a nadie. Denuncia de la hipocresía “No queremos perjudicar a nadie. Tan sólo mostrar la hipocresía de los discursos de religiones que condenan la homosexualidad. No es una película contra las religiones sino para mostrar que existe algo equivocado y peligroso en su discurso”, afirmó el director. El filme seleccionará imágenes de unos 150 religiosos de 30 países, sobre todo brasileños, y algunos del Vaticano. El director considera que el filme puede provocar gran impacto en la Iglesia católica porque incluye escenas chocantes con obispos, monseñores, religiosos del alto clero, sacerdotes y seminaristas. “Tenemos a varios evangélicos y anglicanos pero principalmente católicos, tal vez porque los sacerdotes católicos, por lo general, viven solos en sus casas y pueden usar libremente internet, mientras que los evangélicos viven con sus esposas e hijos y tienen menos libertades para tener relaciones en internet”, dijo. El documental también incluye testimonios de homosexuales víctimas de persecuciones o agresiones por motivos religiosos, de padres de familia que perdieron a sus hijos por esta persecución y de seminaristas preocupados por ser homosexuales o que fueron asediados en los seminarios. Teología ‘queer’ Además testimonios de especialistas y conocedores del tema, como el teólogo alemán David Berguer, un vaticanista cuyo reconocimiento como homosexual provocó un gran controversia y quien asegura que gran parte del clero del Vaticano es homosexual y que muchos tienen apartamentos en Roma para sus encuentros con hombres. Giovanini dijo que su filme está en la etapa final de montaje y que aún necesita de tres meses para lanzarlo, pero que decidió abrir el juego y presentarlo públicamente para aprovechar el Sínodo sobre la familia que se celebra actualmente en el Vaticano y en el que los obispos discuten temas como la sexualidad. “Es una aportación que hacemos al Vaticano para que entienda que primero tiene que preocuparse por lo que ocurre detrás de los muros de la iglesia y con asuntos como el celibato”, afirmó.

Suecia abre la primera clínica del mundo para tratar a hombres violados

Esta iniciativa pretende romper con el tabú social de la violación masculina

violacion_masculina

El 27 de noviembre de 2014, el actor Shia Labeouf confesó en una extensa entrevista a Dazed que había sido violado durante una performance artística. Pocos días más tarde, otros artistas vinculados al actor confirmaron que eso sucedió. No era una explosión para catapultar su fama.

El caso abrió un amplio debate sobre el tabú social de la violación masculina. Un reportaje de GQ también trataba de romper con él a través de decenas de testimonios de soldados de EEUU violados en los cuarteles, con el sugerente título: “Hijo, a los hombres no les violan”

Aunque no se hable de ello, los médicos y el sufrimiento de las víctimas confirman que la violación masculina no puede ser ignorada. Por esto, una clínica especializada en tratar a pacientes víctimas de violación acaba de abrir una sección exclusiva dedicada a hombres que han sido violados.

Södersjukhuset, al sur de Estocolmo, se ha convertido así en el primer centro médico del mundo en tratar a las víctimas masculinas de abuso sexual. La clínica ya atendía a pacientes femeninas, alrededor de 600 y 700 al año.

En Suecia se registraron un total de 370 casos de violación a hombres o niños, según el Consejo Nacional Sueco de Prevención del Crimen. Pero se sospecha el número sea mucho mayor, debido a los prejuicios sociales que provocan que muchos hombres nieguen ser víctimas de abuso sexual.

Según dijo la doctora Lotti Helström al periódico sueco The Local, “la percepción general es que los hombres no pueden ser violados”. Los estudios, sin embargo, “aseguran que los efectos en la salud —tanto física como psicológica— de una violación son incluso más graves en un hombre. Hay un riesgo mayor de que las víctimas hombres sufran estrés post-traumático”, dice Helström.

En esta línea, Inger Björklund, de la Asociación Sueca por la Educación Sexual, aseguró que hay mitos sobre la masculinidad que dificultan que los hombres que hayan sido abusados hablen de sus experiencias. Una clínica centrada en hombres violados “contribuirá a que más hombres se abran y quieran buscar ayuda, así como atender sus necesidades específicas”.

Suecia es el país del mundo más avanzado en legislación sobre la violación. En el país nórdico, desde 2005, se considera violación lo que en otros países se califica de agresión sexual.

El concepto de violación es vigente a partir de que la víctima no está en condiciones de decir “no” a un acto sexual, según explicó a AFP Klara Hradilova Selin, una especialista de delitos sexuales de un observatorio dependiente del Ministerio de Justicia sueco.

Debido a esta definición amplia del concepto de violación, Suecia es el país de Europa con más demandas, con 53 casos por cada 100.000 habitantes, dos veces más que Gran Bretaña y cuatro veces más que Francia.

hijo,a los hombres no les violan

Suecia es uno de los países del mundo con más violaciones, también porque su legislación define con más amplitud el concepto.

Autorizado el cambio de nombre a cinco menores transexuales

Cuatro registros civiles gallegos siguieron en el último año los pasos del de Lugo, el primero en dictar un auto favorable

Los registros civiles gallegos autorizaron en este último año cinco cambios de nombre a menores transexuales en Galicia. Los dos últimos autos, uno de la provincia de A Coruña y otro de la de Lugo, tienen fecha de este mismo mes, según señaló ayer Cristina Palacios, la presidenta de Arelas, la asociación que aglutina a familias gallegas con menores con disforia de género.

El primer auto de Galicia, dictado por el Registro Civil de Lugo, tiene fecha del pasado 27 de marzo y reconoce el derecho de la hija de la presidenta de Arelas a utilizar el nombre que se correspondía con la identidad sexual que sentía. La autorización, que contaba con el beneplácito del fiscal, estaba basada en los informes aportados por los padres en la solicitud, elaborados por el colegio, una psicóloga-psicoterapeuta y su propia pediatra.

Palacios, que reconoció que el caso de su hija abrió el camino a otros menores transexuales que presentaron las solicitudes después del auto favorable de Lugo, señaló que Arelas no tenía constancia de que en Galicia se hubiera denegado, hasta el momento, ninguna solicitud. Tampoco que se presentara ninguna solicitud en Ourense. En el resto de España, según dijo, si que existen autos en ambos sentidos.

Las autorizaciones de cambio de nombre supondrán modificaciones en el DNI, en la tarjeta sanitaria y en los boletines de notas de los menores. Las solicitudes ante los registros civiles, según señaló la presidenta de Arelas, están basadas en que ya usan de forma habitual el nombre que solicitan; en que el cambio no supone perjuicios para terceros y en que el mantenimiento del nombre asignado al nacer invade la intimidad de los menores. Según Palacios, esto ocurre en actos tan cotidianos como acudir a una consulta médica, en los que se revela la discordancia entre la identidad sexual sentida y el sexo asignado. En la edad adulta también tiene repercusiones negativas al acudir a una entrevista de trabajo.

El mapa por comunidades

Siete comunidades no disponen de ninguna legislación que mencione la discriminación del colectivo LGTB. Tres, entre las que se encuentra Galicia, sí tienen instrumentos contra la homofobia y cuatro ofrecen garantías solo a población trans.

«En los institutos donde se facilita información cesan los insultos»

La primera guía estatal para la prevención, detección y actuación en situaciones de acoso homofóbico en centros escolares vio ayer la luz públicamente. Su objetivo es dar «un paso más» al considerar la diversidad como una oportunidad educativa, según Rosa Urbón, directora del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades. Abrazar la diversidad, disponible ya en su página web, está dirigida principalmente a la comunidad educativa.

La presidenta de Arelas, que recibió el borrador del Protocolo de Identidade Sexual, elaborado por la Consellería de Educación, reconoce que el colectivo al que representa es uno de los más vulnerables frente al acoso escolar. Según aseguró, tienen constancia de adolescentes que se vieron obligados a cambiar de instituto en varias ocasiones y de casos de jóvenes que dejaron de ir a clase para evitar las burlas de sus compañeros.

La transexualidad no se elige

Palacios asegura que estas situaciones se suelen dar por desconocimiento de lo que supone la transexualidad en el entorno escolar. «En el momento en el que los compañeros entienden que la transexualidad es algo serio, que no se elige y que no es una opción, cambian los comportamientos y cesan los insultos como maricón, travelo o machorra, que son los más frecuentes». La guía dibuja un mapa de las políticas públicas de las comunidades autónomas: siete de ellas (Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Madrid, Murcia y La Rioja) no disponen de ninguna legislación que haga una mención específica a la discriminación del colectivo LGTB (lesbianas, gais, transexuales y bisexuales). Solo tres autonomías (Cataluña, Extremadura y Galicia) disponen de instrumentos normativos contra la discriminación LGTB y otras cuatro (Andalucía, Canarias, Navarra y País Vasco), dirigidos a garantizar los derechos solo de la población trans. En la presentación pública de la guía, Urbón ha recordado que cuatro de cada diez delitos que se producen en España están relacionados con la homofobia.

«Nos llamaron mariquitas, nos dieron una paliza y nadie hizo nada»

Dos jóvenes denuncian una agresión homófoba en Torrelavega. La Policía Nacional ha facilitado ya al juzgado la identificación del presunto agresor, que propinó puñetazos y mordiscos a los chicos

Zona de Torrelavega en la que sucedieron los hechos. A la izquierda, detalle de la mano de uno de los jóvenes después de que el agresor le asestara un mordisco

Zona de Torrelavega en la que sucedieron los hechos. A la izquierda, detalle de la mano de uno de los jóvenes después de que el agresor le asestara un mordisco. / Luis Palomeque

Domingo, cinco de la madrugada. Dos chicos dan por terminada la juerga y se van caminando por la calle Augusto González Linares de Torrelavega hacia un parking en el que las amigas con las que han salido esa noche han dejado estacionado el coche. Ambos tienen 21 años, estudian en Madrid y habían viajado a Cantabria para pasar el fin de semana. Se cruzan en la acera con otra pareja (pero de chico-chica). Y de pronto escuchan el insulto: «¡mariquitas!», grita el varón. Ellos replican con una pregunta: «¿Qué estás diciendo?» y la respuesta es una sucesión de golpes.

Un puñetazo en la cara tumbó a uno, el otro salió en su defensa y recibió otro tanto. Trató de apartar al agresor con la mano izquierda y le dio un mordisco. La chica intentó separar a su novio, y hasta suplica a los dos agredidos «¡no lo provoquéis!» para que el ataque acabe. El que está tirado en el suelo consiguió levantarse y sacar de allí a su acompañante. Las dos parejas se fueron por direcciones opuestas. Los madrileños miraron hacia atrás. Aún escucharon a lo lejos «¡ven aquí, mariquita!». Ya en el parking, vieron aterrorizados que ellos también entraron. Se escondieron detrás de un coche. No los vieron. Pero ellos sí, y anotaron la matrícula.

Todo esto ocurrió en apenas cinco minutos y a la vista de varias personas, que a esas horas salían de los últimos bares abiertos. «Y nadie hizo nada», según ha relatado uno de los jóvenes agredidos, que prefiere mantener su anonimato por «temor». Él y su novio acudieron primero al hospital Sierrallana y, después, con su parte de lesiones (figura la mordedura en el pulgar, rasguños, un corte en el labio…), a presentar una denuncia a la Comisaría de Torrelavega.

Según ha podido saber eldiariomontañes, el presunto agresor podría ser un hombre joven (de entre 18 y 25 años), de origen latinoamericano, piel oscura, pelo corto, delgado y una estatura aproximada de 1,65 metros. Fuentes del Cuerpo Nacional de Policía han confirmado la existencia de «dos denuncias, presentadas por dos jóvenes, uno de ellos con lesiones», de las que ya se ha dado cuenta al juzgado. Además, la Policía ha facilitado al juez «la presunta identificación» del autor de los hechos, y en estos momentos se está «pendiente de localizarlo».

Los dos estudiantes regresaron a Madrid y decidieron que lo que les había pasado no podía quedar silenciado. Se sienten víctimas del odio. El suyo ha sido el último ataque homófobo registrado en Cantabria, después de que a principios de verano una pareja de lesbianas fuera atacada dentro de su propia casa, en Cuchía (Miengo). Entonces las asociaciones de gais hablaban de «hecho puntual». Hacía 21 años que no se presentaba ninguna denuncia por un hecho así. Ahora, sin embargo, ya piensan que puede tratarse de un «rebrote de delitos de odio» en la región.

Un rebrote de los delitos de odio

De este suceso ocurrido este pasado fin de semana en Torrelavega han tenido conocimiento la Asociación de Lesbianas, Gais, Transexuales, Bisexuales y Heterosexuales de las Universidades Politécnica y Complutense de Madrid (Arcópoli) y la Asociación de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales de Cantabria (Alega). Ambos colectivos firman un comunicado en el que alertan de un aumento de ataques a homosexuales. «Desde Arcópoli nos encontramos con unas semanas bastante negras de atención primaria a delitos de odio por homofobia», ha denunciado el coordinador de la asociación, Yago Blando, que ha puntualizado que, por deseo de las víctimas, no todos los casos se hacen públicos.

En este sentido, Javier Igareda, de Alega, ha lamentado que la «tendencia respecto al aumento de los delitos de odio que existe en otras comunidades ha llegado también a Cantabria», donde, según ha dicho, «en pocas semanas» se han producido dos casos de agresiones homófobas. Al respecto, Igareda ha animado a las víctimas a que denuncien y hagan visible el problema para poder actuar en consecuencia.

De hecho ha anunciado que en las próximas semanas se convocará una mesa de trabajo con representación del Gobierno regional, Fiscalía y Delegación del Gobierno. «Debemos trabajar de manera coordinada y efectiva para que hechos como éste y otros que pudieran llegar no queden impunes. Ninguna agresión sin respuesta», ha concluido.

Reacciones de condena y aumento de casos en el Besaya

En Cantabria, determinados grupos han condenado públicamente este ataque homófobo. El primero, la Asamblea Ciudadana por Torrelavega(ACPT), que alerta sobre una «escalada» de este tipo de comportamientos en la comarca del Besaya. ACPT reclama una investigación «seria y completa» de los hechos y subraya que son necesarias medidas a medio y largo plazo que actúen «sobre las bolsas de LGTBfobia» que permanecen en la sociedad. Entre ellas, que el problema se aborde «lo antes posible» en el Consejo Sectorial de Educación, sin olvidar el impulso a medidas en otros ámbitos como el ocio nocturno y el entorno laboral.

Además, ACPT considera que desde el Ayuntamiento hay que «reforzar» a Torrelavega como ciudad comprometida con la convivencia en la diversidad y la igualdad real. «Hay que garantizar que el municipio en general y la zona de vinos en particular sean lugares seguros en los que las personas puedan relacionarse y expresarse en libertad sin que se produzcan discriminaciones de ninguna clase».

ambién Podemos ha reclamado en un comunicado «una ley regional de protección contra la discriminación por opción/orientación sexual e identidad de género». Considera que esta norma debe ser consensuada con las organizaciones de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, con instituciones y partidos políticos, «para atender de la mejor manera las necesidades que plantean este tipo de agresiones por odio». De igual manera debe elaborarse, indica Podemos, un plan integral en el ámbito de la educación para luchar contra la discriminación y educar en la diversidad afectivo-sexual y familiar. En su opinión, la sensibilización de la sociedad «es el paso decisivo para la eliminación de cualquier comportamiento homófobo».

Juventudes Socialistas de Torrelavega también ha condenado «rotundamente» los «ataques homófobos» ocurridos de este fin de semana en la ciudad y ha ofrecido su apoyo a las víctimas de esta »agresión sin sentido». «No podemos entender este tipo de odio hacia personas por el simple hecho de que son libres de amar a quienes ellos quieran y lo más preocupante es que el agresor tiene tan solo 18 años», asegura el secretario general de JJSS, Gonzalo Fernández, que ha hecho un llamamiento «a todos y todas» a «condenar sin paliativos todas estas agresiones de odio en todos aquellos lugares que se produzcan».

Juventudes Socialistas se ha puesto a disposición de las asociaciones LGTB para coordinar todas las actuaciones necesarias en poner freno a la violencia homófoba.

 

El sexismo en una bolsa de patatas

Tres de las pegatinas que han generado quejas

Tres de las pegatinas que han generado quejas.

“Mamá, mira qué pegatina me ha salido en la bolsa de patatas, ¿me la pones?”. La madre, solícita, contempla la pegatina pero, en lugar de acceder al deseo del pequeño, se la mete en el bolsillo. “Mejor la guardamos para luego”. En la pegatinapone “chicas” bajo el dibujo de una bruja. En su réplica masculina pone “chicos” bajo el dibujo de un hombre haciendo pesas.

Son algunas de las pegatinas que pueden encontrarse en las bolsas de ‘snacks’ deGrefusa, y que forman parte de la campaña ‘Grefu Señales‘, que reinterpreta señales convencionales de forma irreverente y con humor. Lo que sucede es que a algunos usuarios no les ha hecho mucha gracia la pegatina de las “chicas”, como tampoco lo ha hecho la que recrea la señal de “Aseos” con el monigote del chico asomado al baño de mujeres.

Han sido las quejas emitidas por algunos usuarios a través de las redes sociales, que señalaban el carácter sexista e inadecuado de las mismas -especialmente porque van dirigidas a menores-, las que han llevado a la compañía valenciana a retirar la pegatina de las chicas y la de los aseos. No así la de los chicos.

“Hemos cambiado la creatividad porque los usuarios no estaban conformes y las hemos sustituido por otras neutras”, explica la compañía. “Una vez tuvimos constancia de los primeros comentarios de usuarios en relación a las pegatinas ‘Aseos’ y ‘Chicas’, de forma inmediata hemos puesto en marcha acciones correctivas”. Por eso, explican, “dejamos de apoyar parte de la comunicación de la promoción y en las piezas donde había difusión quitamos esas señales, incluso en la tira de celofán que acompaña la bolsa”.

También han sido retiradas de la web y se han modificado “todas las imágenes utilizadas en las redes sociales destinadas a difundir la promoción, eliminando las referencias a los iconos cuestionados”.

El problema es que las pegatinas siguen saliendo en las bolsas, porque la distribución de los packs tuvo lugar en agosto y están repartidos por todo el territorio nacional, para garantizar que todo el que quisiera pudiera completar la colección de 46 pegatinas, que da opción a obtener premios.

Reconocen, no obstante, que sabían que tales creatividades estaban “en el límite”y que hubo “discrepancia de opiniones” desde el inicio. “Es un lenguaje en clave de humor y dirigido a adolescentes. Siempre hacemos pruebas con ellos”, explican. Tras los tests, decidieron seguir adelante al entender que “entraba dentro del código de los adolescentes”.

No obstante, defienden desde Grefusa, “son dos de 46 señales, una proporción bastante baja. Puede seguir apareciendo alguna, sin duda, pero de forma residual”. Por cierto, los que están completando la colección, que no se preocupen. Valen tanto las pegatinas retiradas como las nuevas.

La Cámara de Navarra aprueba, sin UPN y PP, una declaración de apoyo a los transexuales

MESA Y JUNTA DE PORTAVOCES DEL PARLAMENTO FORAL

PAMPLONA. La Junta de Portavoces ha aprobado hoy, con la abstención de UPN y PPN y el apoyo del resto, una declaración institucional con motivo del Día Internacional de Acción por la Despatologización Trans, en apoyo a las personas transexuales.

La declaración expresa en nombre del Parlamento de Navarra su “conformidad y apoyo” al Manifiesto firmado por la plataforma activista internacional STP, de rechazo a la patologización de las personas transexuales.

Además, la Cámara invita a la ciudadanía a participar en los actos que, el 24 de octubre y durante todo el año, se organicen para “luchar a favor de la despatologización trans, así como para conseguir la igualdad real de derechos y oportunidades para el colectivo de personas trans”.

El Parlamento de Navarra declara Navarra “libre de transfobia, y rechaza todo tipo de violencia que se ejerza contra las personas transexuales”.

Asimismo, el legislativo se compromete a reformar la Ley Foral de No Discriminación por Motivos de Identidad de Género y de Reconocimiento de los Derechos de las Personas Transexuales, despatologizando la transexualidad así como a velar por su aplicación.

Al respecto, el Parlamento de Navarra “reconoce las necesidades específicas de las personas transexuales menores de edad y de las personas intersexuales recién nacidas, y rechaza las intervenciones de normalización de sexo sobre sus cuerpos sin expreso consentimiento informado”.

Un grupo de enfermos de sida presentan una querella contra el primado de la Iglesia en Bélgica

POR PRESUNTA DISCRIMINACIÓN

Un grupo de enfermos de sida presentó ayer una querella contra el primado de la Iglesia católica belga, André-Joseph Leónard, por haber asegurado en un libro, escrito hace cuatro años, que el sida «es una especie de justicia inmanente, por haber violado las reglas naturales». Le acusan ante el «Centro para la lucha contra el racismo y en favor de la igualdad de oportunidades».

André-Joseph Leónard,primado de la Iglesia católica belga

André-Joseph Leónard

(Agencias/InfoCatólica) El abogado Jean-Marie de Meester presentó una demanda judicial por presunta «discriminación» contra el jefe de la Iglesia belga ante el Centro para la Lucha contra el Racismo y en favor de la Igualdad de Oportunidades.

Se trata de la segunda querella contra André-Joseph Leónard. La primera de ellas se refería a las comparaciones que estableció el religioso hace un par de años entre la homosexualidad y la anorexia, equiparando ambas al rango de enfermedades graves.

Por su parte el arzobispo de Bruselas-Malinas afirmó anteayer que sus palabras sobre el sida  fueron “mal comprendidas”. Mons. Leonard explicó que su comentario se refería a personas que habían mantenido relaciones sexuales de riesgo y sin control, pero no a personas que adquirieron el virus del sida por transfusiones o a niños de madres seropositivas.

“Hay consecuencias derivadas de nuestros actos”, insistió el arzobispo, quien también apuntó a que en el libro hay otra frase suya que reza que las personas con sida “merecen todo el respeto y no deben ser objeto de discriminación”. El prelado insistió en que sus manifestaciones son “honorables y respetables”.  En cambio, algunas de las reacciones de responsables políticos las califican de “innobles”, “nauseabundas” u “homófobas”.

Tres jóvenes denuncian una agresión homófoba en Murcia al grito de “maricones”

igualdad_gay

La artista travesti Greta Von Killer ha denunciado, a través de las redes sociales, haber sufrido una agresión homófoba junto a dos amigos el pasado jueves en Murcia, perpetrada al grito de «maricones».

Los jóvenes tuvieron que ser atendidos por contusiones varias, que quedaron reflejadas en un parte de lesiones que sirvió para interponer la correspondiente denuncia.

Según relata Greta, «simplemente veníamos de tomar una copa, y hemos acabado en urgencias con la cara y el cuerpo magullado, la ropa rota».

«Juro por que me caiga muerta ahora mismo que primero esa gente se llevará su merecido puesto que se dónde trabajan y segundo que voy a luchar más que nunca porque jamás una persona pueda sufrir una situación como la que hemos pasado esta noche, aún estoy temblando y me cuesta escribirlo, pero nunca me había sentido tan débil como hoy», añadió el joven.

greta_homofobia_murcia

«Haré todo lo posible, aunque me deje la piel en ello de que se lleven su merecido ellos y cada uno de los personajes que piensen hacer algo parecido», concluyó.

El Partido Socialista de la Región de Murcia mostró el sábado su indignación ante la agresión. Desde el PSOE de Murcia quisieron mostrar su apoyo y solidaridad, al tiempo que repudiaron «cualquier tipo de violencia por motivos de odio y discriminación». «Ahora más que nunca necesitamos una ley integral contra la homofobia y el Grupo Parlamentario Socialista luchará en la Asamblea por hacerlo posible», concluyeron las mismas fuentes.

Apoyo en las redes

El relato de la agresión provocó decenas de mensajes en las redes sociales: «Mucho ánimo, Greta Von Killer. Ojalá se haga justicia y nadie sea más nunca agredido ni insultado por su orientación sexual. Vergüenza que siga pasando esto». También en Twitter: «¿Cómo es posible que exista tanta mala gente en el mundo?», «¿Pero hasta cuándo vamos a tener que soportar esto?». El exconsejero de Cultura Pedro Alberto Cruz, a través de su blog, aplaudió el mensaje de Greta: «Siempre hay alguien que tiene que poner un límite a la cadena de agresiones y proponer otros paradigmas de convivencia». Las dos víctimas esperan que la denuncia dé sus frutos y que la Policía Nacional localice al autor de la supuesta agresión homófoba.

Tolerancia cero en los colegios a burlas como ‘maricón’ o ‘bollera’

Dos de los alumnos que inauguraron hace diez años la primera tutoría LGTB en un instituto de enseñanza en España.

Dos de los alumnos que inauguraron hace diez años la primera tutoría LGTB en un instituto de enseñanza en España.

La homofobia y la transfobia constituyen “el principal motivo para el insulto, la burla y el rechazo en los centros educativos”. Así de contundentes se muestran los autores del diseño de un nuevo protocolo con el que se busca erradicar el acoso homofóbico en las aulas, que ha sido presentado este lunes por el Instituto de la Mujer. El objetivo final es que en los colegios haya tolerancia cero a los insultos despectivos como “maricón”, “bollera”, “travelo” o “marimacho”. En el prólogo de este plan para una educación libre de acoso homofóbico, la presidenta del Instituto de la Mujer y para la Igualdad, Rosa Urbón, tacha de “preocupante” la incidencia del acoso escolar por motivos de orientación e identidad sexual. La presidenta también reconoce que se trata de “un fenómeno complejo que no se conoce bien y, por ello, no es fácil que aflore”.

Las estadísticas que manejan los expertos desvelan que tres de cada cuatro jóvenes españoles, el 75%, han sido testigos de agresiones de este tipo en sus centros educativos. Y un 6,4% han presenciado “palizas” contra lesbianas, gays, bisexuales o transexuales. Además, el acoso escolar por motivos de homofobia o transfobia está demostrado que no solo afecta al sufrimiento de las personas jóvenes que los padecen, sino que afecta también “a su desarrollo vital posterior”. El 43% de los jóvenes de 12 a 25 años que han sufrido acoso han pensado en suicidarse. El 17% lo han intentado. El estudio que acompaña a la batería de medidas destinadas a asesorar a los alumnos, al equipo docente y a las familias en el reconocimiento de la diversidad sexual advierte de que la principal dificultad de este tipo de acoso es su “invisibilización”. Es un tipo de acoso que cuando se produce “mayoritariamente no se denuncia por no revelar abiertamente la orientación sexual o la identidad de género”, recuerdan los expertos. En el fondo esto ocurre “por miedo al rechazo”, añaden. El protocolo que se plantea para uso de los centros educativos persigue detectar los primeros indicios de acoso homofóbico, investigarlos y usar esos incidentes también como ejemplos para mejorar la educación en diversidad sexual. Entre otras acciones propone crear asambleas de convivencia de los alumnos e invitar a personas adultas abiertamente gays a contar sus experiencias vitales en las aulas.

Solo Galicia, Cataluña y Extremadura tienen leyes contra la discriminación LGBT

El Instituto de la Mujer publica el primer estudio sobre cómo actuar en las aulas ante el acoso por homofobia o transfobia

Las respuestas de los alumnos españoles ante la diversidad de género y de orientación sexual son distintas a la realidad. Mientras en diversos estudios, ocho de cada diez jóvenes aseguran ser tolerantes con gais, lesbianas o transexuales; sin embargo, tres de cada cuatro afirman a la vez, según recogió en un informe el Instituto de la Mujer, afirman haber visto algún acto de acoso escolar motivado por esta intransigencia. Unos datos que demuestran que la homofobia y la transfobia está presente en algún momento de la vida académica de los alumnos, que tienen la llave para acabar con estas actividades.

Cuando son los propios estudiantes los que intervienen en este tipo de conflictos, su efectividad es mayor que la de una persona adulta y la actuación contribuye a que la situación se disipe más rápidamente. Fomentar la participación de los compañeros de clase para rechazar estos actos es una de las recomendaciones de ‘Abrazar la diversidad’, la primera guía que se publica en España para erradicar la homofobia y la transfobia de las aulas. “El 43% de los jóvenes LGB (lesbianas, gais y bisexuales) entre 12 y 25 años ha considerado suicidarse alguna vez por culpa del acoso”, ha recalcado José Ignacio Pichardo, profesor de la Universidad Complutense y coordinador del informe.

En este estudio realizado por el Instituto de la Mujer se da una guía sobre qué es la homofobia, qué se ha hecho en otros países (Argentina, Bélgica y Canadá) para evitar el acoso homofóbico en los colegios e institutos y los pasos que deben seguir los diferentes actores de los centros educativos. Por ejemplo, a los equipos directivos se les recomienda introducir de manera expresa la educación en la diversidad sexual y la lucha contra la homofobia en los documentos oficiales, favorecer las celebraciones del día del Orgullo LGBT o el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia o tener a disposición material informativo.

Para los docentes, el informe (con indicaciones desde Primarias hasta bachillerato) les aconseja no presuponer la heterosexualidad de todo el alumnado, promover juegos coeducativos no sexistas, responder inmediatamente a los comentarios, chistes y burlas sexistas y mostrar sus consecuencias. Además de estas recomendaciones, la directora del Instituto de la Mujer, Rosa Urbón, ha explicado que ese está elaborando unos planes de formación para profesores que estará a disposición “de aquellos centros que lo soliciten”.

Pero además de los estudios y pautas de actuación, son necesarias leyes. Solo tres comunidades, Cataluña, Extremadura y Galicia tienen leyes específicas sobre LGBT; Andalucía, Canarias, Navarra y País Vasco tienen normas específicas sobre la transexualidad. En cambio, la inmensa mayoría de las comunidades (que son las que tienen las competencias educativas) no hace referencia a la especificidad del acoso escolar por homofobia ni lleva a cabo programas para abordar la diversidad sexual, familiar y de identidad de género.

Aragón, Castilla y León y Comunidad Valenciana hacen mención de “alguna de estas posibles causas de acoso”. En cambio, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid, Murcia y la Rioja no hacen mención a la homofobia o la transfobia. El profesor Pichardo ha recordado que los colectivos de LGBT han solicitado la creación de una ley estatal para abordar esta problemática, así como los delitos de odio.