Charlie Sheen, el héroe; su exnovia, la villana

La protagonista de sus juegos de cama cuando se le descubrió la enfermedad en 2011 era Bree Olson, una de las estrellas del porno americano de aquellos años

Charlie Sheen con su exnovia, la actriz porno Bree Olson

Charlie Sheen con su exnovia, la actriz porno Bree Olson. / CORDON PRESS

Esta vez el término ‘efecto viral’ se cumple de una forma cruda. La confesión del actor Charlie Sheen de que padece el VIH ha tenido una gran repercusión mediática. Pero el asunto adquiere una dimensión mucho mayor si se piensa que este famoso dedicado durante años al ‘living la vida loca’ reconoce haber tenido unas 5.000 parejas sexuales. Y que la protagonista de sus juegos de cama cuando se le descubrió la enfermedad en 2011 era Bree Olson, una de las estrellas del porno americano de aquellos años. «¡No tengo VIH! Soy negativa. Tuvimos sexo casi cada día durante un año», insistía ayer en Twitter Olson, obsesionada con que su incalculable cifra de compañeros sexuales (no solo los profesionales) desde entonces sepan que ella no es portadora del mal.

La exigencia de explicaciones de los exnovios de Bree Olson le han hecho perder la paciencia a esta mujer que acusa a Charlie Sheen de falso. Ella asegura que él miente cuando afirma que, durante su noviazgo, desconocía su contagio. «Le diría ¡que te jodan!», admite la ‘pornostar’ aún muy cabreada. En parte porque la confesión en televisión ha convertido a Sheen en una especie de héroe accidental, mientras a ella la tachan de «miserable».

Para rematar la corriente de simpatía que se extiende por Estados Unidos hacia el actor, su padre, Martin Sheen (‘Apocalipsis now’) dijo ayer que estaba orgulloso de su hijo al que llevaba tiempo animando a dar a conocer la noticia. «Ha estado echándose atrás porque iba a ser como ir a su propia ejecución». Sin embargo, Martin ve a su hijo transformado en «el primer día del resto de la vida de Charlie como hombre libre». Muy lejos quedan los 30 años de la muerte de Rock Hudson, que ocultó el sida hasta después de su final.

Sexo anal: mayor riesgo de VIH que el sexo vaginal

Los expertos recomiendan utilizar el preservativo desde el inicio de la relación hasta el final de la misma.

Los expertos recomiendan utilizar el preservativo desde el inicio de la relación hasta el final de la misma.

La prevalencia de contagio en Europa de VIH en hombres homosexuales ha aumentado un 33 por ciento desde el 2004, según datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC). Asimismo, el ECDC sostiene que España se encuentra en primer lugar con respecto a la transmisión de VIH entre hombres.

“El hecho de que el VIH ya no sea una enfermedad mortal, sino crónica, ha relajado a la población sexual en cuanto al control y la prevención de contagio”, señala Ezequiel Francisco Pérez Campos, jefe de Servicio de Ginecología del Hospital General de Requena en Valencia y miembro del patronato de la Fundación Española de Contracepción. El experto relaciona también esta baja protección al “cambio de la sociedad y a la llegada de gente de otros lugares”.  Asimismo, los tratamientos antirretrovirales surgidos en los años 90, los cuales permiten mejorar la calidad de vida de las personas infectadas, han reducido el temor a la infección, abandonando así las medidas de prevención.

El sexo anal tiene mayor riesgo de transmisión de VIH y otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) que el sexo oral o el vaginal ya que “el semen de los hombres es altamente contagioso”, afirma Pérez. “Debido a la concentración viral y a la capacidad de transmisión del semen del varón con las lesiones debidas a la penetración anal, el sexo anal es el punto máximo de capacidad de transmisión de esta infección”, explica el especialista.

Alrededor del 30 por ciento de las personas con este virus no conoce que está infectada, lo que implica un mayor número de transmisiones por falta de conocimiento. Estos datos evidencian la necesidad de una mayor concienciación, sobre todo entre los jóvenes, con respecto a la evitación de prácticas de riesgo y a la utilización del preservativo. El estudioHIV prevention in Europe: evidence brief realizado por ECDC y publicado en Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes ha estimado que el preservativo, como estrategia de prevención de transmisión de VIH, tiene una eficacia del 70 por ciento.

Según el experto, los hombres homosexuales que lleven a cabo el coito anal “deben utilizar siempre, desde el principio de la relación hasta el final de la misma, el preservativo. Esto va a disminuir de una forma abismal la posibilidad de transmisión, dado que no va a haber contacto del semen infectante con la sangre del receptor”.

Pérez hace especial hincapié en la formación de los jóvenes sobre la sexualidad: “Hay que advertir que hay infecciones que se transmiten por el sexo y que se deben evitar, primero mediante la decisión personal y segundo con el preservativo, el instrumento de primera magnitud para evitar o disminuir las ITS”. Según el especialista, la educación sexual en España tiene “claras sombras” dado que, a pesar de que existe información sobre estas enfermedades, “es necesario considerarla como un asunto importante, un aspecto más de nuestra salud”. De esta forma, “la sociedad estará más formada y capacitada en cuanto a la sexualidad y, por tanto, tomará decisiones con mayor libertad y responsabilidad”, asegura.

EN UNA ENTREVISTA CON LA CADENA NBC: El actor Charlie Sheen confirma que tiene sida desde hace 4 años

El actor estadounidense Charlie Sheen admitió hoy en una entrevista ser portador del virus del sida, una confesión pública en un espacio de máxima audiencia con la que espera recuperar la paz personal y su carrera profesional.

NUEVA YORK. Sheen, de 50 años, hijo del actor Martin Sheen y una de las principales figuras de la televisión estadounidense de los últimos años gracias a su papel en la teleserie “Dos hombres y medio” -de la que salió en 2011-, ha aparecido frecuentemente en los medios de comunicación por su vida desordenada y el abuso del alcohol y de las drogas.

Hoy fue él mismo en el que compareció ante la televisión para parar una serie de rumores que se habían difundido en los últimos dos días y confirmar las sospechas: “Estoy aquí para admitir que soy VIH positivo”, dijo al ser entrevistado en el espacio matinal “Today” de la cadena NBC.

El actor, cuyo nombre real es Carlos Irwin Estévez, neoyorquino de nacimiento y nieto de un emigrante gallego, reveló que había decidido hacer pública su condición harto de pagar “millones” de dólares a personas que han venido chantajeándolo desde hace tiempo.

“Creo que me libero de esta prisión desde hoy”, afirmó.

Todo empezó hace cuatro años, cuando consultó a los médicos por un fuerte dolor de cabeza y una “enloquecedora” migraña. “Pensé que era un tumor cerebral, creía que estaba acabado”, afirmó el actor, divorciado en tres ocasiones y con cinco hijos.

Las pruebas posteriores le confirmaron que portaba el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), “tres letras que son duras de absorber”, según dijo hoy al referirse a las siglas de ese mal.

Sheen, que fue entrevistado en el programa matutino estrella de la cadena NBC, estuvo acompañado por el doctor que lo atiende desde hace más de cinco años, Robert Huizenga, profesor de medicina clínica de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

Según el médico, una vez se supo que el actor estaba infectado fue puesto bajo tratamiento y ahora sus niveles de contagio son “indetectables”. “Charlie no tiene sida, está sano”, insistió el médico.

Dijo que tiene que tomar cuatro pastillas diarias y realizarse pruebas cada cuatro meses, pero Huizenga también reconoció que uno de sus motivos de preocupación es el abuso del alcohol que hace el actor y cómo puede afectar al tratamiento.

Señaló que las posibilidad de que transmita el mal son “increíblemente bajas”, pero aun así, Charlie Sheen dejó claro que, desde que supo que tenía el virus tuvo relaciones sexuales con preservativo o con personas que estaban bajo el cuidado de su doctor.

Pero Charlie Sheen no sólo reveló el drama personal que atraviesa, sino la extorsión que ha venido sufriendo desde una fecha que no precisó, de parte de personas que le sacaron millones de dólares para no revelar la noticia.

Cuando se enteró de que era VIH positivo lo contó a parientes y conocidos. “Algunas personas en las que confié, de mi círculo cercano, pensé que podrían ayudar, pero resultó que me traicionaron”, agregó.

Pagó una cantidad de dinero “que llegó a millones”, dinero que, a partir de ahora, deja de pagar porque ha hecho pública su condición y ya no seguirá siendo objeto de extorsiones.

Todo ello le ha dejado en una situación financiera que “no es muy buena” -pese a que en la serie “Dos hombres y medio” llegó a ganar dos millones de dólares por capítulo-. Pero, agregó: “Soy un sobreviviente. Es otro capítulo de mi vida”.

Sheen espera que, a partir de ahora, los medios de comunicación dejen de ventilar noticias sobre su estado de salud que cree distorsionadas y que se agudizaron en los últimos días cuando se filtró la posibilidad de que pudiera ser portador del virus.

Llegaron a publicar que el actor sabía “que tenía sida y que lo estaba transmitiendo a conciencia, algo que está lejos de la verdad”, afirmó.

Una vez hecha esta revelación, Charlie Sheen quiere recuperar ahora su vida. Personas de su círculo profesional, que conocían su condición, le han prometido un nuevo programa en la cadena Sony, y está esperando fechas para dos nuevas películas.

“Hasta ahora no ha habido resistencia”, dijo el actor acerca de la posibilidad de que pierda oportunidades profesionales por el hecho de admitir que está infectado con el virus del sida.

Campaña de Amnistía Internacional para anular la condena de 500 latigazos al gay saudí

amnistia internacional

Hace un par de días, nos hacíamos eco de una terrible noticia. Un tribunal de Arabia Saudí había condenado a un gay a recibir 500 latigazos. Hoy, sabemos un poquito más de este caso, del que apenas se ha hablado en la prensa internacional, y de una campaña puesta en marcha por Amnistía Internacional para tratar de evitar que este pobre hombre reciba la pena impuesta por el tribunal.

Junto a los 50 latigazos, este joven saudí de 27 años ha sido condenado a cinco años de cárcel y a pagar 50.000 riales saudíes (13.000 dólares norteamericanos), acusado de ser homosexual, imitar a mujeres y poseer vídeos pornográficos. Una pena que se suma al año de prisión que ya está cumpliendo, acusado de otro cargo de homosexualidad.

La condena que ya estaba cumpliendo le fue impuesta en marzo de este mismo año por aparecer en un vídeo vestido de policía, en el que le ofrecía quitarle una multa a otra persona que en la ficción acababa de cometer una infracción de tráfico a cambio de que le hiciera unos “favores“, mientras baila de forma sugerente.

Y por eso, la justicia saudí le condenó por hacerse pasar por un policía y por atentar contra la seguridad general del país a recibir 1.000 latigazos, un año de prisión y 5.000 riales saudíes.

Anteriormente, este mismo hombre ya había sido juzgado también por su orientación sexual hace varios años, cuando fue condenado a someterse a terapia y a memorizar un capítulo del Corán.

Y tal y como decía al comienzo del post, Amnistía Internacional ha puesto en marcha una campaña para tratar de parar este bárbaro castigo. ¿Como podemos colaborar? Enviando una carta en árabe, en inglés, o en español, a las autoridades saudíes, en las que se les inste a las autoridades saudíes a:

– Retirar los cargos presentados contra este hombre sobre la base o en relación con su orientación sexual, pues violan su derecho a la intimidad, a la libertad de expresión y a nosufrir discriminación, entre otros.

– Pedir que no lo sometan a flagelación y recordarles que hacerlo supondría un incumplimiento de las obligaciones contraídas por
Arabia Saudí en virtud de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, en la que es Estado Parte.

– Señalar que, si está encarcelado únicamente por cargos relacionados con su presunta orientación sexual, Amnistía Internacional lo considerará preso de conciencia y pedirá que sea puesto en libertad de inmediato y sin condiciones.

Las cartas se pueden enviar antes del 24 de diciembre a:

Rey de Arabia Saudí
His Majesty King ‘Abdullah Bin ‘Abdul ‘Aziz Al-Saud
The Custodian of the two Holy Mosques
Office of His Majesty the King
Royal Court, Riyadh
Arabia Saudí
Fax: (vía el Ministerio del Interior)
+966 1 403 1185 (insistan)
Tratamiento: Your Majesty / Majestad

Viceprimer ministro segundo y ministro del Interior
Second Deputy Prime Minister and Minister of the Interior
His Royal Highness Prince Naif bin ‘Abdul ‘Aziz Al-Saud, Ministry of the
Interior, P.O. Box 2933, Airport Road
Riyadh 11134
Arabia Saudí
Fax: +966 1 403 1185 (insistan)
Tratamiento: Your Royal Highness / Señor Ministro

Y copias a:
Presidente de la Comisión de Derechos Humanos
President, Human Rights Commission
Bandar Mohammed ‘Abdullah al-Aiban
Human Rights Commission
P.O. Box 58889, King Fahad Road, Building No. 373, Riyadh 11515
Arabia Saudí
Correo-e: hrc@haq-ksa.org

Además, Aministía Internacional también nos pide enviar copias a las representaciones diplomáticas de Arabia Saudí en nuestros respectivos países. En el caso de España, en este enlace puedes encontrar las direcciones de la Embajada de Madrid y del Consulado de Málaga.
Enlace I Amnistía Internacional
En Ambiente G I Arabia Saudí condena a un gay a recibir 500 latigazos
En Ambiente G I Mil latigazos y un año de cárcel por grabar un vídeo gay

 

El 76% de las mujeres de Estados Unidos acude al hospital tras saberse que Charlie Sheen es portador del VIH

charlie sheen

Charlie Sheen

Horas después de que el actor Charlie Sheen reconociese ser portador del virus del VIH, decenas de hospitales de Estados Unidos afirman estar colapsados. Más del 70% de las mujeres del país ha acudido hoy a urgencias tras conocer la noticia.

El protagonista de “Dos Hombres y medio” se había forjado fama de mujeriego y promiscuo, aunque hasta el momento se desconocía el grado de veracidad de los rumores. “Es una locura, tenemos las salas de espera llenas de mujeres de todo tipo: altas, bajas, delgadas, gordas, blancas, de color, enanas… no nos explicamos de dónde sacaba Sheen el tiempo y las energías para… bueno, para verse con todas ellas”, afirma el doctor Michael Batton, director del Carolinas Medical Center, que también se ha hecho un chequeo “porque no cuesta nada, ya que estamos”.

El suceso podría afectar a la economía de más de trece estados, donde miles de mujeres han abandonado sus puestos de trabajo para acudir a centros de salud. El puente de San Francisco sigue abarrotado de coches conducidos por mujeres en busca de un centro médico y en Wisconsin, Minessota y Los Angeles más de cincuenta y siete clubs de citas permanecen cerrados tras la desbandada general de sus trabajadoras.

Pauline Palmer, directora del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, pedía tranquilidad a la población esta mañana desde la sala de espera de una clínica de Nueva York en la que esperaba el resultado de sus análisis.

Joseph Martin Sprite, marido de una de las afectadas, se muestra preocupado tras la precipitada huida de su mujer al hospital. “Estoy nervioso, aunque entiendo perfectamente que mi mujer se haya asustado. Ella era peluquera en los estudios donde se grababa la serie de Sheen. Supongo que temerá haberse infectado mientras le peinaba o le cortaba las puntas”, explica.

Charlie Sheen, por su parte, ha invitado a todas las mujeres a su mansión en Palm Beach el próximo sábado 21 de noviembre. “Sólo quiero explicarles el caso de primera mano. Eso es todo. Hombre, si la cosa se anima podemos tomar unas copas en la piscina y luego ya lo que surja”, ha declarado.

Lugatibe denuncia una agresión homófoba en Iruñea

El colectivo Lugatibe ha denunciado que uno de sus miembros sufrió una agresión homófoba el pasado sábado en la calle Calderería de Iruñea por besarse en público. Han presentado una denuncia en la Policía Foral y reivindican el espacio público.

Una pareja sufrió una agresión homófoba el pasado sábado en Iruñea por besarse en público, según informa Ahotsa.info. El colectivo Lugatibe (Nafarroako Gazte Asanblada Transmarikabibollera) ha denunciado que uno de sus miembros y su pareja fueron insultados y amenazados por besarse en público en la calle Calderería de Alde Zaharra.

«Nuestra reacción fue una besada pública improvisada entre las personas del colectivo que ahí nos encontrábamos, como una manera de afirmar que no vamos a agachar la cabeza, ni a escondernos, ni nos van a confinar a vivir nuestra sexualidad en los hogares; como parte de la sociedad quiere. Ante esto, el agresor y sus acompañantes respondieron aún con más odio», señalan en un comunicado.

Asimismo, denunciaron los hechos ante la Policía Foral y pese a que remarcan un trato correcto por parte del agente, subrayan que el mismo no sabía cómo actuar en este tipo de casos. Por ello, desde Lugatibe quieren denunciar los hechos y anuncian la próxima creación de una comisión para crear un protocolo contra este tipo de agresiones. «Desde la disidencia sexual reivindicamos la calle, el espacio público y seguiremos combatiendo al régimen heteropatriarcal y su homofobia desde las calles».

Lugatibe denuncia una agresión homófoba en Iruñea

El pasado fin de semana, en torno a la una de la madrugada del sábado, un miembro de Lugatibe y su pareja sufrieron una agresión homófoba por besarse en público en la Calle Calderería.

lugatibe

Según denuncia Lugatibe (Nafarroako Gazte Asanblada Transmarikabibollera), la pareja venía de cenar después de una reunión del colectivo y tuvieron que vivir una situación tensa donde se les insultó y amenazó con gran agresividad por besarse en la calle. El agresor era un joven que se encontraba acompañado por otros adolescentes.

“Nuestra reacción fue una besada pública improvisada entre las personas del colectivo que ahí nos encontrábamos, como una manera de afirmar que no vamos a agachar la cabeza, ni a escondernos, ni nos van a confinar a vivir nuestra sexualidad en los hogares; como parte de la sociedad quiere. Ante esto, el agresor y sus acompañantes respondieron aún con más odio”, señalan.

Denuncia en la Policía Foral

Las personas afectadas se encuentran bien y decidieron denunciar los hechos ante la Policía Foral, donde el trato fue correcto, aunque afirman que el agente de turno tenía un gran desconocimiento sobre cómo actuar ante una agresión homófoba.

“No es la primera vez ni será la última que las personas transmarikabibolleras tenemos que vivir una situación como ésta. Cabe recordar la denuncia pública hecha recientemente por Lumatza donde se relata una situación parecida a ésta, al igual que las cientos de agresiones que quedan silenciadas y no transcienden de los asuntos personales. Los crímenes de odio por cuestión de identidad de género y orientación sexual en Euskal Herria tienen el dudoso honor de ocupar el primer puesto en esta tipología de delito”.

Por ello, desde la asamblea LUGATIBE quieren denunciar los hechos y anuncian la próxima creación de una comisión para crear un protocolo contra las agresiones LGTBfóbicas, que recoja cómo proceder ante estas situaciones, e instan a las instituciones a actuar ante este grave problema.

“Desde la disidencia sexual reivindicamos la calle, el espacio público y seguiremos combatiendo al régimen heteropatriarcal y su homofobia desde las calles”.

Tener sexo más de una vez a la semana no se asocia con mayor felicidad

Expertos defienden que lo importante no es la cantidad sino la adecuación de la rutina sexual a cada pareja y a sus necesidades

En una pareja estable, la frecuencia de las relaciones sexuales es importante, pero para ser feliz no es imprescindible tener sexo todos los días. El sexo es importante pero “más no siempre es mejor”. Esta es la conclusión a la que ha llegado un estudio que publica la revista Society for Personality and Social Psychology.

“¿Es cierto que mantener relaciones sexuales con más frecuencia se asocia con un mayor bienestar?”, pregunta el documento de esta investigación. “Aunque el sexo con más frecuencia se asocia con una mayor felicidad, esta relación ya no es significativa cuando se da más de una vez a la semana”, asegura la investigadora principal del estudio, Amy Muise del departamento de Psicología de la Universidad de Toronto-Mississauga. De este modo, “nuestros hallazgos sugieren que es importante mantener una relación íntima con la pareja, pero no se necesita tener sexo todos los días“, señala Muise.

Diversas publicaciones y artículos han afirmado que cuanto más sexo se tiene en una relación, mejores niveles de bienestar tendrá. Sin embargo, este estudio dividido en tres y sostenido sobre encuestas a 30.645 personas realizadas a través de cuatro décadas, muestra otra cosa. Sus conclusiones sostienen que la frecuencia sexual de más de una vez por semana ya no está tan necesariamente asociada al bienestar o la felicidad.

Además, se vio que esta la asociación frecuencia sexual y bienestar sólo es importante para las personas que mantienen una relación, y no para las personas solteras. “Es posible que para los solteros, el vínculo entre el sexo y la felicidad depende de una serie de factores, como por ejemplo, el contexto en el que se produce la relación, o lo cómodo que se sienta la persona con el sexo fuera de una relación”, señala la especialista.

Otro de los hallazgos en uno de los tres estudios realizados es que no se encontró un fuerte vínculo entre la frecuencia sexual y la satisfacción general de vida, sin embargo las parejas dijeron tener más satisfacción con sus relaciones cuando la frecuencia era de una vez por semana, sin beneficios evidentes de mantener relaciones sexuales con más frecuencia. “Los hallazgos del estudio no significan necesariamente que las parejas deben tener más o menos relaciones sexuales para alcanzar el promedio semanal, sino que los miembros de la pareja deben discutir o acordar si se están cumpliendo sus necesidades sexuales”, dijo Muise.

De este modo, y a modo de conclusión, “es importante mantener una relación íntima con su pareja, sin poner demasiada presión en mantenerlas con tanta frecuencia”, insiste la especialista.

El sexo, mejor de calidad

“Las relaciones sexuales son de gran importancia en una pareja ya que responde a necesidades muy distintas como la comunicación, la confirmación del vínculo o la autoimagen”, afirma a EL MUNDO el psicólogo, Juan Macías especialista en terapia de pareja. Por ello, es muy importante cuidar la sexualidad de una pareja.

Ahora bien, es cierto que “tener mucho sexo no siempre es un buen indicador pues se pueden neutralizar algunas de las facetas que entran en juego en una relación sexual. Por ejemplo, que no sea predecible ni se sienta como una obligación o que exista la posibilidad de seducir. Lo importante, por tanto, no es tanto la cantidad, sino la adecuación de la rutina sexual a cada pareja y a sus necesidades individuales”, mantiene Macías.

Por su parte, Cristina Martínez, psicóloga y sexóloga del centro Alhambra Psicólogos añade, en la misma línea, que lo importante realmente, es tener sexo de calidad y no tanto de cantidad. Sin embargo, es preciso destacar que la calidad no significa llegar al orgasmo ni hacer ‘equis’ posturas, ni nada de eso. “El buen sexo requiere tiempo, un factor muy importante y que, por el estilo de vida que llevamos en la actualidad, a veces es difícil conseguir. Ese tiempo implica una conexión con la pareja, porque la excitación comienza antes que en la cama”, afirma.

Es importante romper con la rutina sexual, porque con ella se puede caer en la insatisfacción. “La comunicación, la complicidad, la confianza, la sensación de ser visto etc, son aspectos fundamentales a cuidar en una relación de pareja porque todo ello, también forma parte de la intimidad”, añade la experta.

De hecho, uno de los factores importante es la pareja es fomentar lo que algunos psicólogos llaman ‘la sexualidad de pasillo‘ Es decir, alimentar las caricias, los detalles diarios y las muestras de cariño durante todo el día, no sólo en la cama. Todo ello, también forma parte de la sexualidad y de la intimidad de una pareja, no sólo los encuentros sexuales, como tal.

El sexo es por tanto, un elemento principal en una pareja, como dicen los expertos, no es lo único pero sí es imprescindible, sin embargo también es importante para que relación de pareja funcione y sobreviva el paso del tiempo hacer planes en común y tener juntos como pareja, nuevos retos, ilusiones y expectativas.

Dos hombres de Dublín, primera pareja homosexual que se casa en Irlanda

 

DUBLÍN. Los irlandeses Richard Dowling, abogado, y Cormac Gollogly, empleado de banca, ambos de 35 años de edad, se dieron el “sí quiero” en una discreta ceremonia civil celebrada en la localidad de Clonmel, en el condado de Tipperary (sur de Irlanda).

“Es estupendo ser los primeros”, declaró a los medios Cormac, quien después besó a su nuevo marido Richard, que, a su vez, recordaba hoy cómo le pidió matrimonio hace dos años en una playa de la ciudad costera española de Sitges.

Gracias al apoyo del 62 por ciento de los votantes, Irlanda se convirtió en el primer país del mundo que legaliza este tipo de uniones en una consulta popular convocada por su Gobierno, de coalición entre conservadores y laboristas.

Desde el pasado mayo, 187 parejas del mismo sexo han presentado solicitudes para casarse de acuerdo con la llamada Ley de Matrimonio de 2015, un texto que fue oficializado la pasada semana por la ministra irlandesa de Justicia e Interior, Frances Fitzgerald, y que entró en vigor ayer.

La República de Irlanda ya promulgó en 2010 la ley de Relaciones Civiles que, por primera vez en este país, concedía reconocimiento legal a las parejas de hecho del mismo sexo, pero eludía calificar a esas uniones de “matrimonio” y protegerlas constitucionalmente.

Con el referéndum del pasado mayo, el matrimonio de parejas del mismo sexo tiene el mismo estatus en la Carta Magna irlandesa que las uniones convencionales.

Cormac y Richard recurrieron hace dos meses a la anterior legislación para sellar una “unión civil” y entonces organizaron una fiesta por todo lo alto con familiares y amigos.

“Lo que hemos hecho hoy es formalizar la legalidad de nuestro matrimonio. Queríamos también intentar entrar en los libros de historia convirtiéndonos en los primeros en casarse”, explicó Richard.

A pesar de las garantías constitucionales, la iglesia católica, la anglicana o cualquier otra organización religiosa reconocida oficialmente por el Estado irlandés puede negarse por motivos de conciencia a casar a una pareja de homosexuales.

Charlie Sheen no es el único

El actor ha anunciado que es seropositivo tras haber sido extorsionado con la amenaza de divulgarlo. Rock Hudson, Freddy Mercury o el mito de la NBA Magic Johnson, entre otros rostros populares, han sido víctimas de la enfermadad

El actor Charlie Sheen, durante una entrevista. REUTERS

Charlie Sheen

«Soy seropositivo», ha anunciado este martes el actorCharlie Sheen,de 50 años, que lidió en el pasado con problemas vinculados al consumo de drogas y alcohol, y nunca escondió que ha mantenido relaciones sexuales con numerosas mujeres. Sheen, quien la confesado que la enfermedad le fue diagnosticada hace cuatro años, ha decidido hacerla pública tras haber pagado «millones» de dólares a personas que le amenazaban con divulgarlo. «Tengo que poner fin a este ataque y para las historias dañinas y tóxicas que están sobre mí, que amenazan la salud de tantos otros que pasan por lo mismo que yo».

rock-hudson

Rock Hudson

El popular actor no es el único famoso que ha reconocido públicamente tener sida. Hace ya 30 años, Rock Hudson se convirtió en el primer símbolo de lucha contra este mal. Era 1985 y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida empezaba a ser un problema de alcance mundial por su alta tasa de contagio y de mortalidad. No había medicamentos eficaces. El anuncio fue una bomba mediática, ya que el reconocimiento de Hudson era, a la vez, la confirmación de un secreto a voces: el actor era homosexual, algo que nunca había confesado. Fue el primero en romper ese tabú. Lo hizo un año despés de que le diagnosticaran ser portador del virus y haber desarrollado la enfermedad.

 

En aquel momento se consideraba que el virus solo se podía transmitir por mantener relaciones homosexuales o vía intravenosa al utilizar jeringuillas para administrar drogas, aunque después se supo que las formas de contagio eran mucho más amplias. En cualquier caso, el anuncio de Hudson hizo más por la concienciación pública que cualquier iniciativa gubernamental. El actor murió apenas unos meses después, el 2 de octubre de 1985.

Fue un momento de inflexión a partir del cual la gente empezó a darse cuenta del enorme peligro de contagio de un virus que hasta entonces se creía limitado a poblaciones marginales. Tras el anuncio de Hudson y su fallecimiento, los casos entre famosos se multiplicaron al mismo ritmo que entre la población anónima.

Rudolph Almaraz, prestigioso cirujano de EEUU, protagonizó un famoso caso en 1990. Su contagio se produjo por contacto con la sangre de una paciente que era portadora, lo que puso de manifiesto, entre otras cuestiones, la necesidad de aumentar los controles sanitarios en todo el mundo. Pero, además, Almaraz ocultó públicamente su enfermedad y siguió operando a miles de pacientes durante varios años, de 1983 a 1990. Esto derivó en cascadas de demandas de indemnización por parte de sus antiguos pacientes y, lo que resultó más relevante, en la certeza de que la estigmatización de la enfermedad provocaba que los afectados ocultaran al mundo su situación, lo cual favorecía la propagación del virus.

El fotógrafo Robert Mapplethorpe falleció en 1989 a consecuencia de complicaciones de salud derivadas del Sida y un año después una revista sensacionalista estadounidense anunció que Anthony Perkins, el mítico protagonista de ‘Psicosis’ padecía la enfermedad, que le causó la muerte en 1992.

magic-johnson

Earvin ‘Magic’ Johnson

Un año antes, en 1991, se conocieron otros dos casos que conmocionaron a la opinión pública. Por un lado, el jugador de baloncesto Earvin ‘Magic’ Johnson, toda una leyenda de la NBA, reconoció en noviembre de ese año que tenía el VIH, pero que no había desarrollado la enfermedad. Johnson se retiró del baloncesto y decidió consagrar su vida a luchar contra esta enfermedad, como parte de la Comisión Nacional de Estados Unidos sobre el Sida, escribiendo libros y aprovechando cada oportunidad para concienciar de la importancia de la prevención, protección y detección. Tras reconocer que era portador, las pruebas de detección del sida se dispararon en Estados Unidos, con un aumento en las primeras semanas de hasta el 60%. El jugador regresó brevemente a las canchas, en la pretemporada de 1992-93, pero decidió retirarse definitivamente sin llegar a participar en partidos oficiales.

freddy-mercury

Freddie Mercury

Robert_Mapplethorpe

Robert Mapplethorpe

Y también en 1991 hubo otro caso muy conocido, el del cantante Freddie Mercury, líder del grupo Queen, fallecido a los 45 años. Mercury anunció en un comunicado que tenía sida el 23 de noviembre y falleció a consecuencia de la enfermedad tan solo un día después, cuando ya habían transcurrido cinco años desde que le diagnosticaron la enfermedad.

En aquel momento la lista de famosos fallecidos por el virus ya empezaba a ser larga. Entre ellos, el coreógrafo y director teatral Michael Bennett, conocido por el musical ‘A Chorus line’; Brad Davis, protagonista de ‘El expreso de medianoche’; el realizador Tony Richardson o el actor Denholm Elliot.

isaac asimov

Isaac Asimov

En enero de 1993, otro fallecimiento destacado: el de uno de los más grandes bailarines de la historia, el ruso Rudolf Nureyev, que padecía Sida desde 1984. Un mes después, el tenista estadounidense Arthur Ashe, primer deportista negro ganador del torneo de Wimblendon, y en junio, el puertorriqueño Héctor Lavoe, una de las figuras más respetadas de la salsa. El cantante, una de las voces más relumbrantes de su género, compaginó una gran colección de éxitos artísticos y de excesos vitales. Con su frenético estilo de vida, la historia de Lavoe es otro ejemplo más de las consecuencias de una fama mal digerida. Murió de sida en una época en que todavía no existía la concienciación social sobre la enfermedad ni los retrovirales, y que por lo tanto convertía el contagio en una garantía de fallecimiento en la mayoría de los casos.

El doble campeón olímpico de salto Greg Louganis anunció en 1995 que era portador de sida. Lo dijo siete años después de haber participado en los Juegos Olímpicos de Seúl, en los que tuvo un accidente, se golpeó la cabeza y sangró abundantemente en la piscina.

Otro fallecimiento que sorprendió fue el del escritor Isaac Asimov, el gran divulgador de la literatura científica. Lo que llama la atención en su caso es que murió en 1992 pero pasaron 10 años hasta que su viuda reconoció que había sido por el sida, contraído en una operación quirúrgica. Fue otra victima más del desconocimiento que se tenía acerca de la enfermedad a principios de los años ochenta. Se contagió en 1982 en una operación médica en la que se le transmitó el virus por transfusión de sangre.

Una larga lista de rostros conocidos fallecidos por una enfermedad que ya ha acabado con la vida de alrededor de 39 millones de personas y cuyo virus portan en la actualidad 35 millones, según los datos de ONUSIDA.