El primer beso gay de la marina canadiense

Por primera vez un marinero homosexual es recibido amorosamente por su pareja en el muelle tras ocho meses en el mar

El primer beso gay de la marina canadiense

El primer beso gay de la marina canadiense WOCHIT

“No tengo palabras”, esto es lo único que acertó a decir el marinero canadienseFrancis Legare tras recibir el beso de su pareja, Corey Vatour, al desembarcar después de ocho meses en el Caribe y el Pacífico Oriental. No es para menos porque ese beso es el primero de la historia entre dos personas del mismo sexo que ocurre en la llegada de los marineros de la Marina Real de Canadá.

Es tradición en el país, según ha explicado CBS News, que haya un marinero que reciba el honor de ser el primero en aparecer en el muelle, y es tradición también que su pareja le reciba con todo su cariño pero, hasta ahora, no había habido ningún beso entre personas del mismo sexo en los muelles canadienses.

“He estado fuera 225 días, así que recibir este beso sabe estupendamente”, ha afirmado Legare. Su histórico beso cerca del mar recibió aplausos de todos los que esperaban a los marineros y de los marineros mismos.

“Somos un reflejo de la sociedad y reclutamos a lo largo de toda la sociedad”, ha dicho el contraalmirante Gilles Couturier, responsable de Legare y sus compañeros. “Si no nos adaptamos, no habrá más marineros que se unan a nosotros”, continuó.

Tres sesiones de cine para indagar en la diversidad de orientaciones sexuales

Tres sesiones de cine para indagar en la diversidad de orientaciones sexuales

Mikel Martín (Ehgam), Josemi Beltrán (DK), Pau G. Guillén (Zinegoak), Ramón San Sebastián (Gehitu) y Nicolás Subirán (Premio Sebastiane)

Mikel Martín (Ehgam), Josemi Beltrán (DK), Pau G. Guillén (Zinegoak), Ramón San Sebastián (Gehitu) y Nicolás Subirán (Premio Sebastiane)

El festival Zinegoak se celebra estos días en Bilbao, pero la próxima semana trasladará a San Sebstián tres sesiones para indagar en la diversidad de orientaciones sexuales a través del cine. “No solo queremos mostrar cine que habla de la diversidad, también buscamos dirigirnos a la ciudadanía en general para colaborar y sensibilizar sobre las distintas opciones que componen nuestra sociedad”, ha expresado el director de Zinegoak, Pau G. Guillén.

En este sentido, la película ‘En la gama de grises’ del chileno Claudio Marcone, ganadora del premio del público en el festival de Vancouver y del premio a la mejor opera prima en el Festival de Miami, resulta especialmente ilustrativa de que “las cosas no tienen por qué ser blancas o negras” en las cuestiones de orientación sexual. Este filme narra la historia de un arquitecto casado y con un hijo y que comienza a tener relación profesional con un joven gay. ‘En la gama de los grises’ se proyectará el martes a las 19.30 horas en el Principal.

‘The Amina Profile’, filme canadiense dirigido por Sophie Deraspe, ocupará la sesión del lunes, con la historia de una blogera siria-americana que firma como ‘A girl gay in Damascus’. El filme incide tanto en la censura política como en los limites y la manipulación de los medios de comunicación.

La tercera sesión tendrá lugar el jueves, también a las 19.30 horas, con la proyección de cinco cortometrajes: ‘Aitona mantangorria’, de Kepa Errasti; ‘Lo que nos une’ de Mattin Garikano; ‘Semeak’ de Iker Azkoitia; ‘Á qui la faute?’ de Anne-Claire Jaulin y ‘De que lado me olhas’ de Carolina de Azevedo y Elena Sassi.

La entrada tiene un precio de 4,70 euros.

La discriminación en los Oscar va más allá del racismo

Los cinco candidatos -blancos- que compiten en la categoría a Mejor Actor

Los cinco candidatos -blancos- que compiten en la categoría a Mejor Actor

Corría el año 1973 y en el escenario del hotel Roosevelt de Los Angeles una joven de rasgos ligeramente indígenas y ropajes exóticospronunciaba un discurso tajante. “Como miembro de esta profesión y ciudadano de este país, no puedo aceptar un galardón esta noche”. La activista Apache solo ponía rostro al boicot, pero era Marlon Brando el que firmaba con esas palabras su repulsa hacia un gremio que, según él, maltrataba a los indios americanos. Su Oscar por El Padrino quedaba huérfano en el primer acto de denuncia racial que se recuerda en estos premios. Como Vito Corleone, el actor no soportaba el ultraje a los suyos y escupió todo su desdén hacia la cúpula de Hollywood.

Más de 40 años después, las diferencias con aquella industria hegemónica que excusaba  la masacre de una tribu indígena con el reflejo de una sociedad salvaje e indómita son puro maquillaje. Entre brochazo y brochazo, la Academia se ha olvidado de una gran parte de sus intérpretes y directores en la 88ª edición de los Oscar. Algo que la comunidad afroamericana no ha perdonado. La única película con opción al palmarés que intenta cuadrar la cuota étnica es  Straight Outta Compton. Y disfrazar la estrategia de conciliación racial es un ajuste de cuentas peligroso e insuficiente.

La realidad es que en los Oscar no hay negros por segundo año consecutivo. Así lo recalca la metralla de titulares que se ha disparado durante los últimos meses desde todos los medios de comunicación del planeta. Spike Lee, Will Smith y Jada Pinkket han recogido el testigo de Brando y anunciaron que no acudirán a la ceremonia por la falta de diversidad. Por desgracia, esta discriminación toma diferentes identidades que no reciben un espacio en los medios ni etiquetas en Twitter.

“No creo que la gente sea consciente de lo que la industria cinematográfica ha castigado a todas las comunidades étnicas. A todas las minorías”, declaraba Brando al New York Times, en un lamento todavía vigente. Y ni siquiera hace falta que sean minorías. Las mujeres, que representan la mitad de la población del planeta, continúan su cruzada al otro lado del Atlántico, junto a los latinos, asiáticos, lesbianas, discapacitados o transexuales de Estados Unidos.

¿Deberían ser las factorías de cine un espejo de la sociedad? Probablemente sí, pero eso no cambiaría que el 80% de los 6.000 miembros de la Academia tenga una media de 62 años, sean hombres, de raza blanca y abiertamente tradicionales. Hasta que el mecanismo de la industria no deje de lado la tramoya y se sacuda la caspa, las películas nominadas al Oscar seguirán siendo un reflejo de su mundo ficticio de opulencia y exclusión.

Lo que Hollywood esconde en el armario

“Tom Hanks, Philipp Seymour Hoffman y Sean Penn han ganado un Oscar por interpretar a hombres gays. ¿Por qué no lo he ganado yo por representar un rol heterosexual?”, declaraba Ian McKellen a The Guardian, afirmando que la homofobia es un mal mucho más arraigado en la industria que el racismo.

Hace un año, la organización GLAAD lanzó un estudio que denunciaba que los Oscar dan una imagen “en general grotesca” del colectivo LGTB. Defienden que la presencia en el palmarés de películas como Brokeback Mountain, Philadelphia oMilk, o del terremoto lésbico Ellen Degeneres al frente de la gala son anecdóticas. Una acusación que no ha rasgado las vestiduras de la Academia, que contaba este año con varios fichajes para la causa que se han quedado en el banquillo. Sin entrar en polémicas trans o juicios de valor, Hollywood ha dejado escapar a sus gallinas LGTB de los huevos de oro con la escasa visibilidad de  Carol y La chica danesa.

Quizá han sido demasiados los frentes abiertos, o quizá solo se han hecho eco del exagerado alboroto que han provocado ambas cintas. “Las mujeres deben enseñar menos en las escenas de sexo”, dijo la cadena de televisión ABC mientras rechazaba emitir el tráiler. “Es demasiado sexy para la televisión”, se excusaban desde la distribuidora, donde también tomaron la decisión de mostrar a Cate Blanchett y Rooney Mara por separado en las imágenes promocionales. Algo que no se había visto en otras películas de temática homosexual como  La vida de Adéle, Los chicos están bien o, por supuesto, en Brokeback Mountain. Como critican desde el blog de IndieWire, “es triste que el romance lésbico siga viéndose como objeto de deseo masculino” y, en consecuencia, censurado como tal.

El estereotipo como bandera cultural

La categoría preponderante en Hollywood es el blockbuster, una especie de género anárquico que no merece respeto a nadie y se rinde ante todo lo que sea puro espectáculo. Según esta ley no escrita, las licencias artísticas a la hora de representar etnias y culturas están permitidas. A diferencia de la Berlinale, los Oscar no son un documental de los problemas sociales de la actualidad. No hay refugiados, no hay Oriente Medio, no hay Michael Brown ni matanzas en Ferguson, no hay violaciones ni extorsión por parte de los capos de la industria.

El único reflejo de la India premiado fue el de Slumgog Millionaire, que aderezaba el olor a miseria de los suburbios de Mumbai con bailes Bollywood llenos de color y felicidad. Benicio del Toro es una cara bienvenida sobre la alfombra roja con cintas como Traffic y Sicario, que subrayan el narcotráfico de Latinoamérica. Y las películas de ambientación asiática que recordamos sobre el atril de los Oscar, como  Memorias de una geisha, Cartas desde Iwo Jima oMemorias de nuestros padres están -sorpresa- producidas y dirigidas por Steven Spielberg y Clint Eastwood.

“Nuestra cultura forma parte vital de la realidad del país, pero se considera como algo exótico”, escribió el cantante y actor panameño Rubén Blades, uno de los pocos miembros latinos del juzgado de la Academia (representan solo el 2%). “La diferencia está en que no ejercemos ningún tipo de presión [en la industria] contra los que nos estereotipan o nos atacan”, afirmó respecto a la escasa repercusión de la lucha de otras razas. 

Sufragistas, la batalla esencial de las mujeres que ha sido ignorada en los Oscar

Sufragistas, la batalla esencial de las mujeres que ha sido ignorada en los Oscar

Mujeres: la coctelera de la discriminación

“Es inexcusable que vayamos por el mundo proclamando la igualdad de la mujer en otros países y que no tengamos los mismos derechos en Estados Unidos”, decía Patricia Arquette en su discurso por Boyhood. Sin duda, el año pasado las mujeres alzaron su bandera para denunciar una brecha salarial de la que no se libra ni la meca del cine.  Hombres, directoras y periodistas apelaron al feminismo necesario en sistemas retrógrados y algo casposos como el de la Academia de Hollywood. 

La caja de Pandora se abrió hace un año, pero nadie se ha encargado de paliar sus efectos en esta edición. Los Oscar, al igual que los Goya, nominan lo que escriben y dirigen los hombres, y lo que peinan y visten las mujeres. Además, la edad sigue siendo un estigma injustamente relacionado con ellas. “Todos hemos visto como James Bond se iba haciendo más y más viejo, mientras que sus novias eran cada vez más jóvenes. Es muy molesto”, decía Helen Mirren.

Ahora bien, si metemos en una coctelera todas las discriminaciones anteriores, el resultado es desolador para la cuota femenina. A las negras les concederán papeles de mucama o de chica marginal del Bronx. Las latinas representan el prototipo hipersexualizado de la belleza curvilínea subida de tono. Y las protagonistas de una historia de amor lésbico serán acusada de alimentar las mentes obscenas de aquellos que vean la película como un sucedáneo al porno.

Queda un camino largo y exasperante a la sombra de los dinosaurios de la Academia. Pero alguien va a tener que tomar a la fuerza los atriles, como hizo Marlon Brando en 1973, para inyectar una dosis de realidad a este mundo de fantasía.

Abel Azcona niega que su polémica muestra buscara una ‘ofensa directa’ y confía en que se archive la causa

El artista recibió una querella de la Asociación de Abogados Cristianos por exponer hostias consagradas en Conde de Rodezno – Una concentración le ha recibido en el juzgado con carteles en los que se leía ‘Adierazpen askatasuna, libertad de expresión’

El artista Abel Azcona (d) atiende a los medios a su salida del Palacio de Justicia de Pamplona junto a su abogado Jorge Morales (2d) tras declarar como investigado

El artista Abel Azcona (d) atiende a los medios a su salida del Palacio de Justicia de Pamplona junto a su abogado Jorge Morales (2d) tras declarar como investigado (EFE)

PAMPLONA. El artista Abel Azcona ha afirmado que “en ningún momento” ha habido “una búsqueda de ofensa gratuita y directa” en la exposición en la que exhibió 242 formas consagradas conformando la palabra ‘pederastia’ y ha remarcado que su obra “siempre tiene un contenido crítico y subversivo”.

Así se ha pronunciado Azcona a su salida del Palacio de Justicia de Pamplona tras declarar como investigado (nueva denominación de imputado) ante el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona por la exposición. El artista estaba citado a las 9.30 horas, aunque su declaración ha dado comienzo sobre las 9.45 horas y se ha prolongado algo más de media hora.

A su salida de los juzgados, donde le esperaban numerosos periodistas, Azcona ha comentado que la declaración ante el juez ha sido “tranquila y normal”. “Simplemente el juez me ha invitado a contar mi versión, me ha hecho una serie de preguntas y ya está, todo muy tranquilo y normal. He contestado a las preguntas tanto del juez como de mi abogado y no he contestado a las preguntas de la acusación”, ha explicado.

El artista ha destacado que desde el principio ya dijo que su obra era “crítica” y ha subrayado que sus creaciones “siempre tienen un contenido crítico y subversivo”.

Según ha dicho, lo que quería hacer “en todo momento” era “una crítica a la lacra que es la pederastia” y que la hizo “de esta forma porque consideraba que habría una reacción”. “Eso era parte del proceso performativo y artístico”, ha señalado Azcona, para agregar que “en ningún momento ha habido una búsqueda de ofensa gratuita y directa” y que “luego ahí entra la subjetividad de cada uno de la capacidad de ofensa o de no”.

Sobre su declaración ante el juez, Azcona ha considerado que “todo ha ido bien”, que “se ha entendido perfectamente” y que “el proceso ha sido normal y lógico”. En su opinión, por “lógica” su caso “no tiene mucho más recorrido” y ha opinado que “lo lógico sería que se archivara”. “Pero ya veremos, no soy hechicero ni profeta”, ha añadido.

Preguntado por si creía que acabaría prestando declaración como investigado por la exposición, ha contestado que no sabe si se veía o no, pero que “ahora estamos en un momento en el que la Asociación de Abogados Cristianos está poniendo querellas cada semana a cada cosa”. “Está haciendo que los artistas tengamos que estar en los cines, los museos, los teatros y los juzgados”, ha censurado.

Sin embargo, ha remarcado que esto no condiciona “en absoluto” su libertad creativa y ha asegurado que seguirá haciendo piezas “críticas y subversivas absolutamente igual”. “Estoy en mi derecho. Defenderé siempre la libertad de expresión y seguiré haciendo exactamente mi trabajo como lo sigo haciendo hasta ahora“, ha expuesto Azcona, para explicar que para él el límite de la libertad de expresión está “cuando entra la integridad física”.

SU DECLARACIÓN ANTE EL JUEZ, “PARTE DE LA PIEZA” Sobre la polémica generada por su exposición y que le ha llevado a declarar como investigado, el artista ha considerado que “hubo una manipulación buscando una especie de resquicio legal para una indignación colectiva que había por otra serie de temas”, ya que “hablábamos de memoria histórica, del espacio que también era bastante controvertido” y había “un cambio político”.

Ha afirmado Azcona que para él su declaración ante el juez es “parte de la pieza totalmente”, dado que, según ha dicho, entiende “todo” como “un proceso performativo”. “Ahora he hecho otra parte de un proceso performativo, siempre desde la educación y el respeto, porque yo respeto al juez y el proceso. Si hago una pieza en la que critico el fundamentalismo religioso, que evidencia más ese fundamentalismo que haya 2.000 personas en la puerta rezando rosarios y que acabe yo sentado en un tribunal”, ha apuntado.

Cuestionado por si entiende que haya gente que se haya ofendido con la pieza en la que usó formas consagradas, ha respondido que el arte contemporáneo “siempre es crítico, social y político”.

SOLICITA LA EXPULSIÓN DEL PROCESO DEL ARZOBISPADOPor su parte, Jorge Morales, abogado de Abel Azcona, ha explicado que al inicio de la declaración han solicitado la expulsión del proceso del Arzobispado de Pamplona por “una cuestión formal”, ya que entiende que “se han personado de forma incorrecta, aunque el juez finalmente ha decidido mantener la situación de personación”; y porque “no expresa en cuanto al contenido cuál es la razón de su personación como acusación particular”. Según ha indicado, en caso de que el procedimiento siga adelante recurrirán esta decisión.

Ha detallado, además, que el juez les ha emplazado para que en cinco días expongan sus criterios sobre el procedimiento y ha avanzado que van a solicitar el archivo de la causa porque creen que “en el siglo XXI mantener este procedimiento abierto por una cosa tan subjetiva como los sentimientos religiosos es algo que no se corresponde bien con esta época”.

LA EXPOSICIÓN, “UNA GRAN OFENSA” Por otro lado, el abogado de la Asociación de Abogados Cristianos, José Núñez, ha afirmado, sobre la declaración de Azcona ante el juez, que el artista “ha actuado como se actúa normalmente”.

“Nosotros los abogados en ejercicio tenemos mucha práctica con el tema del delincuente y todos actúan igual, en principio lo niegan todo porque es su función”, ha declarado, para señalar que Azcona ha cometido “una gran ofensa” con la exposición.

Asimismo, ha avanzado que desde la asociación van a pedir nuevas pruebas e interrogatorios. “No puedo adelantar, es la técnica procesal y la estrategia”, ha señalado el abogado, para precisar que “hasta que no se sepa si este primer paso sigue adelante”, no se puede decir si “habrá o no lugar a una ampliación”. “Hay que esperar, estamos en un momento de instrucción”, ha expuesto Núñez, que no ha querido aclarar si la ampliación podría ir dirigida al Ayuntamiento.

LA POLÉMICA EXPOSICIÓN El artista navarro Abel Azcona está citado por ser autor de la polémica exposición Desenterrados, donde unas hostias consagradas -una pequeña pieza dentro de la exposición- fueron objeto de una querella criminal por “profanación”. La polémica comenzó cuando el artista pamplonés inauguró su primera exposición dentro de una sala municipal de Pamplona, en concreto la Sala Conde Rodezno, el pasado 20 de noviembre, donde mostraba diversos trabajos en torno a temáticas como la Guerra Civil, la prostitución y la pederastia. Entre esta muestra retrospectiva, aprobada en primera instancia por el Ayuntamiento de Pamplona, se encontraba la piezaAmén, donde el artista incluía un plato con algunas de las 242 hostias consagradas que él mismo había conseguido asistiendo a misas en Madrid y Pamplona. Además, junto a plato se mostraban algunas fotografías en las que aparecía Azcona formando en el suelo la palabra pederastia con dichas formas consagradas.

Esta parte de la exposición, que reflejaba un trabajo que el artista había realizado meses atrás en otras ciudades como la capital del Estado, provocó rápidamente la polémica dentro de algunos grupos ultracatólicos y conservadores de Navarra. De hecho, casi 900 personas se reunieron ante la sala municipal para rezar “por el alma” de Azcona. Pocos días después de la inauguración, la muestra suscitó la intervención ante la Fiscalía de la delegación del Gobierno en Navarra, una querella por parte de la Asociación Española de Abogados Cristianos y las críticas de partidos, colectivos católicos y el Arzobispado de la ciudad.

Por otro lado, en los días posteriores se produjo el robo de las hostias consagradas. Ante tal acontecimiento, el Ayuntamiento de Pamplona, que en un principio había dado su consentimiento total al artista “para que expusiera lo que considerase oportuno”, según destacó el propio Azcona, precisó haber acordado con el performancer que los elementos robados no se repondrían y mostraron su decisión de que la exposición continuase adelante. Por ello, sin recuperar el cuenco con las hostias, se continuaron exhibiendo las fotografías con las formas consagradas que componían la palabra pederastia.

Así, la asociación Española de Abogados Cristiano interpuso una querella criminal por “profanación” contra Azcona, mientras que la delegación del Gobierno en Navarra trasladó a la Fiscalía un informe sobre la exposición por si pudiera incurrir en un delito contra los sentimientos religiosos.

 

Azcona dice que “en ningún momento” buscaba “una ofensa directa”

abel azkona

Abel Azcona, a su salida del Palacio de Justicia de Pamplona

El artista Abel Azcona ha afirmado que “en ningún momento” ha habido “una búsqueda de ofensa gratuita y directa” en la exposición en la que exhibió 242 formas consagradas conformando la palabra ‘pederastia’ y ha remarcado que su obra “siempre tiene un contenido crítico y subversivo“.

Así se ha pronunciado Azcona a su salida del Palacio de Justicia de Pamplona tras declarar como investigado (nueva denominación de imputado) ante el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona por la exposición. El artista estaba citado a las 9.30 horas, aunque su declaración ha dado comienzo sobre las 9.45 horas y se ha prolongado algo más de media hora.

Azcona ha llegado al Palacio de Justicia sobre las 9.15 horas acompañado de su abogado, donde le esperaban una decena de personas concentradas con carteles en los que se leía ‘Adierazpen askatasuna, libertad de expresión’. Junto a ellos se ha concentrado laconcejal de Cultura de Pamplona, Maider Beloki, que ha explicado que acudía a esta movilización “para apoyar la libertad de expresión de todos los creadores”.

A su salida de los juzgados, donde le esperaban numerosos periodistas, Abel Azcona ha comentado que la declaración ante el juez ha sido“tranquila y normal”. “Simplemente el juez me ha invitado a contar mi versión, me ha hecho una serie de preguntas y ya está, todo muy tranquilo y normal. He contestado a las preguntas tanto del juez como de mi abogado y no he contestado a las preguntas de la acusación (la Asociación de Abogados Cristianos y el Arzobispado)”, ha explicado.

El artista ha destacado que desde el principio ya dijo que su obra era “crítica” y ha subrayado que sus creaciones “siempre tienen uncontenido crítico y subversivo”.

Según ha dicho, lo que quería hacer “en todo momento” era “una crítica a la lacra que es la pederastia” y que la hizo “de esta forma porque consideraba que habría una reacción”. “Eso era parte del proceso performativo y artístico”, ha señalado Azcona, para agregar que “en ningún momento ha habido una búsqueda de ofensa gratuita y directa” y que “luego ahí entra la subjetividad de cada uno de la capacidad de ofensa o no”.

Sobre su declaración ante el juez, Azcona ha considerado que “todo ha ido bien”, que “se ha entendido perfectamente” y que “el proceso ha sido normal y lógico”. En su opinión, por “lógica” su caso “no tiene mucho más recorrido” y ha opinado que “lo lógico sería que se archivara“. “Pero ya veremos, no soy hechicero ni profeta”, ha añadido.

Preguntado por si creía que acabaría prestando declaración como investigado por la exposición, ha contestado que no sabe si se veía o no, pero que “ahora estamos en un momento en el que la Asociación de Abogados Cristianos está poniendo querellas cada semana a cada cosa”. “Está haciendo que los artistas tengamos que estar en los cines, los museos, los teatros y los juzgados”, ha censurado.

Sin embargo, ha remarcado que esto no condiciona “en absoluto” su libertad creativa y ha asegurado que seguirá haciendo piezas “críticas y subversivas absolutamente igual”.

“Estoy en mi derecho. Defenderé siempre la libertad de expresión y seguiré haciendo exactamente mi trabajo como lo sigo haciendo hasta ahora”, ha expuesto Azcona, para explicar que para él el límite de la libertad de expresión está “cuando entra la integridad física”.

SU DECLARACIÓN ANTE EL JUEZ, “PARTE DE LA PIEZA”

Sobre la polémica generada por su exposición y que le ha llevado a declarar como investigado, el artista ha considerado que “hubo una manipulación buscando una especie de resquicio legal para unaindignación colectiva que había por otra serie de temas”, ya que “hablábamos de memoria histórica, del espacio que también era bastante controvertido” y había “un cambio político”.

Ha afirmado Azcona que para él su declaración ante el juez es “parte de la pieza totalmente”, dado que, según ha dicho, entiende “todo” como “un proceso performativo”. “Ahora he hecho otra parte de un proceso performativo, siempre desde la educación y el respeto, porque yo respeto al juez y el proceso. Si hago una pieza en la que critico el fundamentalismo religioso, que evidencia más ese fundamentalismo que haya 2.000 personas en la puerta rezando rosarios y que acabe yo sentado en un tribunal”, ha apuntado.

Cuestionado por si entiende que haya gente que se haya ofendido con la pieza en la que usó formas consagradas, ha respondido que el arte contemporáneo “siempre es crítico, social y político”.

Por su parte, Jorge Morales, abogado de Abel Azcona, ha explicado que al inicio de la declaración han solicitado la expulsión del proceso del Arzobispado de Pamplona por “una cuestión formal”, ya que entiende que “se han personado de forma incorrecta, aunque el juez finalmente ha decidido mantener la situación de personación”; y porque “no expresa en cuanto al contenido cuál es la razón de su personación como acusación particular”. Según ha indicado, en caso de que el procedimiento siga adelante recurrirán esta decisión.

Ha detallado, además, que el juez les ha emplazado para que en cinco días expongan sus criterios sobre el procedimiento y ha avanzado que van a solicitar el archivo de la causa porque creen que “en el siglo XXI mantener este procedimiento abierto por una cosa tan subjetiva como los sentimientos religiosos es algo que no se corresponde bien con esta época”.

LA EXPOSICIÓN, “UNA GRAN OFENSA”

Por otro lado, el abogado de la Asociación de Abogados Cristianos, José Núñez, ha afirmado, sobre la declaración de Azcona ante el juez, que el artista “ha actuado como se actúa normalmente”.

“Nosotros los abogados en ejercicio tenemos mucha práctica con el tema del delincuente y todos actúan igual, en principio lo niegan todo porque es su función”, ha declarado, para señalar que Azcona ha cometido “una gran ofensa” con la exposición.
Asimismo, ha avanzado que desde la asociación van a pedir nuevas pruebas e interrogatorios. “No puedo adelantar, es la técnica procesal y la estrategia”, ha señalado el abogado, para precisar que “hasta que no se sepa si este primer paso sigue adelante”, no se puede decir si “habrá o no lugar a una ampliación”. “Hay que esperar, estamos en un momento de instrucción”, ha expuesto Núñez, que no ha querido aclarar si la ampliación podría ir dirigida al Ayuntamiento.

Un artista declara ante el juez por una exposición con hostias consagradas

Abel Azcona, denunciado por una asociación católica, niega que buscara “una ofensa gratuita y directa” con su instalación artística

abel azkona

El artista Abel Azcona ha declarado este jueves como investigado por un posible delito contra los sentimientos religiosos ante el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona, Fermín Otamendi. Azcona, imputado por montar el pasado noviembre una muestra en la que colocó 242 hostias que formaban la palabra “pederastia” en un recinto del Ayuntamiento de Pamplona, ha negado ante el magistrado que buscara “una ofensa gratuita y directa” con su instalación artística. No obstante, reconoce que su obra “siempre tiene un contenido crítico y subversivo”.

Según contó el propio artista en el momento de presentar la muestra, las formas las había ido recopilando en distintas misas en Pamplona y Madrid. Tanto el Arzobispado de Pamplona como la Asociación de Abogados Cristianos le denunciaron. Grupos católicos, además, convocaron varias concentraciones de rechazo a lo que consideraban una profanación y el Arzobispado de Pamplona convocó una misa de “reparación” por lo que consideraba una “ofensa a la forma sagrada”.El grupo municipal de UPN en Pamplona pidió responsabilidades al alcalde de la ciudad, Joseba Asirón (EH Bildu), por permitir la polémica instalación en un recinto público. El regidor aseguró que la obra con las formas no “formaba parte del catálogo original”, algo que negó Azcona.

Las hostias desaparecieron de la exposición a los dos días de su apertura, sin que el Ayuntamiento supiera aclarar su paradero, aunque se mantuvieron las fotos de la instalación titulada Amén dentro de Desenterrados, la exposición de Azcona.

Sobre la polémica social y política que ha generado, el artista sostiene que “forma parte del proceso performativo y artístico”. Azcona añade que su objetivo era hacer “una crítica a la lacra que es la pederastia” y que la hizo “de esta forma porque consideraba que habría una reacción” de los sectores más conservadores de Navarra. “¿Qué hay más evidente del fundamentalismo que 2.000 personas rezando el rosario en la puerta y que acabe yo sentado en un tribunal?”, ha remarcado Azcona. Se refiere a las convocatorias de rezo público del rosario realizadas durante las primeras semanas de la exposición que, sin embargo, no pasaron de las 300 personas.

El artista confía en que la denuncia acabe archivada pese a que “la Asociación de Abogados Cristianos está poniendo querellas cada semana a cada cosa”, en referencia a casos similares al suyo. “Está haciendo que los artistas tengamos que estar en los cines, los museos, los teatros y los juzgados”, ha remarcado Azcona sobre los denunciantes. El abogado de la asociación ha anunciado que estudian la ampliación de la denuncia, apuntando al Ayuntamiento de Pamplona.

Azcona instaló el pasado mes de noviembre su exposición Desenterrados en la sala Conde Rodezno de la capital navarra, un recinto que originalmente fue construido durante el franquismo como monumento a los muertos del bando afín al dictador durante la Guerra Civil. La muestra pretendía rememorar a los desaparecidos y fusilados durante esos años entre quienes no apoyaban al bando franquista. En Navarra se calcula que fueron unas 3.000 las personas que fueron ejecutadas extrajudicialmente desde 1936. Pese a la desaparición de las formas, Azcona afirmó haber vendido la instalación por 250.000 euros, que aseguró que donaría a asociaciones de víctimas de la pederastia. La exposición, clausurada el 17 de enero, fue la más visitada desde que el antiguo monumento a Los Caídos se convirtió en sala de exposiciones.

Un cura impide a un gay ser el padrino de su sobrino

El afectado cuenta que el párroco de Écija (Sevilla) lo rechazó cuando se enteró de que vivía con otro hombre

Salvador Alférez, a la derecha, con su pareja, el miércoles en Madrid

Salvador Alférez, a la derecha, con su pareja, el miércoles en Madrid. SAMUEL SÁNCHEZ

Salvador Alférez no podrá ser el padrino de su sobrino porque es gay. Al menos, ese es el argumento que asegura que ha aducido Francisco Reina, el cura de la parroquia de Santa Cruz de Écija (Sevilla), para impedirle participar en el bautizo de Miguel Ángel, el hijo de uno de sus cinco hermanos. “En cuanto el párroco se enteró de que vivía con un hombre, le dijo a mi hermano que yo no podía ser el padrino”, cuenta Alférez, que tiene 40 años, vive en Madrid con su pareja y se va a confirmar el 16 de abril después de meses preparándose para este sacramento. EL PAÍS ha intentando sin éxito ponerse en contacto con el sacerdote desde el pasado lunes.

Alférez y su pareja decidieron acudir a UGT cuando supieron que no podrían participar en el bautizo de Miguel Ángel, que en abril cumplirá dos años. “En España todavía no es tan fácil salir del armario. Y si una vez que lo consigues te pasa esto, hacerlo visible es una manera de denunciarlo”, dice la secretaria de Igualdad de UGT Madrid, Ana Sánchez de la Coba, que ha denunciado este jueves el trato “discriminatorio y vejatorio” que ha sufrido Alférez.

El 23 de abril se celebrará el bautizo. Hasta entonces, Alférez no pierde la esperanza: aunque ahora cuenta con la negativa del párroco, ya ha sido padrino de otros dos sobrinos. “En las otras ocasiones, eran curas de otras iglesias de Écija y no hubo ningún tipo de impedimento”, dice Alférez, que hace dos semanas viajó a este municipio de Sevilla, pero no pudo reunirse con Reina.

La secretaria de Igualdad de UGT Madrid cree que el párroco se mete en donde no le compete: “La vida personal de cada uno no hace mejor ni peor a nadie. Hay que tratar a todas las personas igual, con indiferencia de su condición sexual. Este caso parece propio de otra época”.

El Observatorio Español contra la LGTBfobia también ha criticado la actitud del párroco y se ha mostrado dispuesto a mediar. “Nos mostramos dispuestos a reunirnos con ellos a dialogar en este sentido, y que triunfe la apertura y la inclusión en el verdadero Mensaje del Evangelio en vez de una prohibición discriminatoria y caduca”, informa esta organización en su página web.

Uno de cada cuatro delitos de odio en España es por ideología

Jorge, víctima de homofobia, en San Lorenzo de El Escorial

Jorge, víctima de homofobia, en San Lorenzo de El Escorial. LUIS CUERVO

Casi cuatro delitos de odio al día en España. Las Fuerzas de Seguridad detectaron el pasado año 1.324 casos, lo que supone un aumento del 13% respecto a 2014, si bien este incremento se debe a la incorporación de dos nuevas modalidades hasta ahora no contempladas: delitos por discriminación en razón de género y por ideología.

Y es precisamente esta última categoría la que pasa a ocupar el segundo puesto en el ranking de las motivaciones del odio, solo por detrás del racismo y la xenofobia. “Hablamos de ideología entendida como las ideas fundamentales compartidas por un sector de la sociedad en materia de política, cultura, deporte, moral….”, ha explicado el ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, quien este miércoles ha presentado un avance del balance de la criminalidad de 2015. En la mayor parte de los casos (el 77%), las víctimas de delitos por odio ideológico fueron hombres.

Del total de delitos, la mayoría (506, el 38,2%) fueron por racismo y xenofobia, lo que supone un aumento del 6,5% respecto a 2014. Le siguen los ataques porideología (308, el 23,3%), si bien no puede calibrarse si ha habido variación respecto al año anterior porque en aquel balance no se incluía esta categoría. Sí pueden compararse los ataques a personas con discapacidad: 224, casi el 17%, lo que implica un incremento del 12,6%.

Se registraron 168 delitos por orientación sexual, lo que supondría una caída del 67% respecto a 2014, aunque ésta se debe a que en el anterior balance se incluían en esta tipología delitos en razón de género. Precisamente éstos supusieron el 1,8% del total. Continúan en aumento los delitos contra personas sin recursos (aporofobia): 15 en 2015, un 36% más que en 2014, si bien podrían ser muchos más, dado que este es el tipo de delito de odio que menos sale a la luz por las características y situación de sus víctimas. Por el contrario, los delitos por antisemitismo – (nueve , un 0,7% del total)- caen un 62,5%.

Fernández Díaz ha explicado que el aumento del 13% de los delitos se debe a unperfeccionamiento en la metodología y recogida de datos (que ha relacionado con una mejor formación de las fuerzas de seguridad), así como a la introducción de dos nuevos ámbitos: la discriminación por razón de género y la ideología. El balance definitivo verá la luz dentro de dos semanas.

Tipos de delitos

Por tipologías delictivas, se registraron 240 lesiones (18,1%), 205 amenazas(15,5%), 113 injurias (8,5%) y 88 actos racistas, xenófobos y de violencia en el deporte (8,5%). En 86 casos hubo daños (6,5%), y hay constancia de 58 delitos de abuso sexual, de 49 vejaciones de carácter leve, además de 38 delitos contra la Constitución.

En lo referente a víctimas, el 60% fueron hombres frente al 40% de mujeres, y más del 10% menores, un dato inferior al de años anteriores, algo que el ministro ha atribuido a las medidas tomadas en este ámbito. No obstante, ha destacado que en 2015 fueron detenidos por delitos de odio 60 menores, una cifra “que implica especial alerta, sobre todo a nivel educativo”. Por tipología, los ataques por racismo y xenofobia y por ideología se dirigieron mayoritariamente a hombres: en el 77% de las ocasiones en el caso de la ideología, el 59% por racismo. También en los delitos por aporofobia la mayor parte de las víctimas fueron varones (69%).

delitos de odio 2016

El ministro en funciones ha pedido “tolerancia cero” ante estos delitos y ha recordado que “el Gobierno está en funciones, pero no así los delincuentes“, en referencia a las iniciativas previstas para 2016. Entre ellas están los proyectos de investigación, que incluirán una mejora en la recogida de los datos y en la gestión de esos delitos, así como un cuestionario de atención a las víctimas, con el objetivo de proporcionarles una mejor atención y de fomentar la denuncia. “Estamos en el principio del camino en nuestra lucha contra los delitos de odio, porque muchos no se denuncian, no llegan a conocerse“, ha resaltado el titular de Interior.

Fernández Díaz ha señalado que la presentación pública de los datos busca “poner de relieve la amenaza que sufren determinados colectivos vulnerables, concienciar a la sociedad en general y a los medios de comunicación en particular, adoptar una filosofía de tolerancia cero, y lo más importante, animar a las víctimas para que reúnan el valor y la fuerza necesaria para denunciar”.

Además, ha subrayado las iniciativas puestas en marcha en este sentido, como el Protocolo de Actuación para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para los Delitos de Odio aprobado en 2014, que ha sido actualizado por las reformas legislativas aprobadas en 2015. Una de ellas, la reforma del Código Penal, “ha mejorado la tipificación de las conductas que no estaban contempladas hasta el momento, como la comisión de estos delitos cuando se produzca a través de Internet“, ha afirmado el ministro.

Directamente relacionado con esto, ha destacado la modificación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal “que ha creado la figura del agente encubierto informático, que faculta a los agentes a investigar la difusión en las redes sociales de mensajes ofensivos que incitan al odio y la violencia, o aquellas publicaciones en Internet que contengan contenidos que puedan constituir delitos de odio”.

Hasta el 80% de los delitos podrían seguir ocultos

Esteban Ibarra, presidente de Movimiento contra la Intolerancia, una de las organizaciones del tercer sector que han asistido a la presentación, ha manifestado a EL MUNDO su satisfacción ante el “notable avance” registrado en los últimos tres años que coloca a España “en el número uno a nivel europeo en la lucha contra los delitos de odio”. Subraya la mejora a la hora de establecer las categorías de delitos, si bien insiste en que “nos encontramos en una situación deinfradenuncia con una cifra oculta del 80%”. Según sus cálculos, los delitos de odio en España ascenderían a 4.000.

A petición de Ibarra, Fernández Díaz se ha comprometido a sentar las bases de unPlan Integral para delitos de odio similar al que se está aplicando en la trata de seres humanos y la violencia de género y, “en la medida que podamos, crear una oficina nacional para los delitos del odio”, si bien “como gobierno en funciones, la capacidad legislativa es limitada”. No obstante, se ha mostrado seguro de que “venga quien venga, es difícil que una iniciativa de estas características retroceda”.

Por su parte, la FELGTB se ha felicitado de que este nuevo informe corrija “por fin” la recogida errónea de los dos anteriores (2013 y 2014), en los que el número de denuncias de víctimas de delitos de odio por razón de orientación e identidad sexual era mucho mayor y por causas diferentes a las que las organizaciones LGTB estaban recogiendo. “Según muestra el informe, este año se han contabilizado 168 agresiones e incidentes por esta causa, frente a las 523 de 2014. Este descenso no muestra realmente una disminución de los delitos, sino una forma diferente de catalogarlos”

Como en el caso de Ibarra, resaltan que hasta el 70% de los casos de odio por orientación sexual no son denunciados. “La cifra de agresiones, por tanto, si extrapolamos datos, superaría el medio millar. Es decir, aunque se está trabajando en la recogida de datos y en la aproximación de los cuerpos y fuerzas del estado a las víctimas, seguimos hablando de un colectivo bastante invisibilizado y expuesto a grave riesgo de sufrir violencia”.

Trata de seres humanos

En la comparecencia, Fernández Díaz ha presentado también el avance de los datos relativos al tráfico de seres humanos con fines de explotación sexual y laboral. El pasado año, las fuerzas de seguridad liberaron a 133 víctimas de trata con fines de explotación sexual y a otras 650 explotadas sexualmente. De ellas, 22 eran menores de edad. El perfil más habitual es el de una mujer de nacionalidad rumana (21% de los casos) con una edad entre 23 y 27 años y en situación de estancia regular. La actuación policial supuso la desarticulación de 42 organizaciones criminales y la detención de 471 personas, de nacionalidades rumana, española y nigeriana, principalmente.

Además, se realizaron 3.007 inspecciones administrativas de locales donde se ejerce la prostitución, durante las que se detectó a 13.879 personas en riesgo de ser víctimas de trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Los clubes de alterne, con más del 74% de las inspecciones, son los lugares con mayor número de personas en situación de riesgo detectadas.

En cuanto a la trata de personas con fines de explotación laboral, en 2015 fueron detenidas 346 personas. De ellos, 79 lo fueron por trata de seres humanos laboral; la mayoría de los arrestados eran hombres procedentes de Rumanía, pakistán, Lituania y España. Los 267 restantes fueron detenidos por explotación laboral; la mayoría son españoles, seguidos de rumanos y paquistaníes. En cuanto a las víctimas, fueron liberadas 810 personas, de las que 134 estaban sufriendo trata (la mayoría procedentes de Portugal) y 676 estaban siendo explotadas laboralmente.

En cuanto a la actividad preventiva, el año pasado se llevaron a cabo 4.312 inspecciones contra la trata con fines de explotación laboral, en las que 10.835 personas fueron detectadas en una situación de riesgo, en un 28% de los casos, en el sector agrícola. Se levantaron 187 atestados policiales, se desarticularon 15 organizaciones criminales.

El perfil más habitual de víctima de trata para explotación laboral es el de unhombre de 38-42 años y nacionalidad portuguesa en situación regular. El perfil del explotado laboralmente (sin que medie trata) es sin embargo el de una mujer de entre 28 y 32 años y nacionalidad rumana, también en situación de estancia regular. En el caso de la trata con fines de explotación sexual, hablamos de una mujer rumana (21%)de entre 23 y 27 años y también en situación regular.

Durante su intervención, el ministro ha destacado las iniciativas adoptadas durante la Legislatura para mejorar la lucha contra la trata, poniendo el acento, por un lado, en los “esfuerzos” en formación de agentes y por otro, en medidas como el Plan Integral con vigencia hasta 2018 o el Estatuto de la Víctima, la reforma del Código Penal y el Registro de Delincuentes Sexuales. Ha señalado que el Gobierno y las Fuerzas de Seguridad se encuentran especialmente “sensibilizados” con las víctimas de trata en todas sus modalidades que “permanecen invisibles y ocultas a gran parte de la sociedad”.

Casi la mitad de los homosexuales negros en EEUU podría tener VIH

La mitad de la población homosexual y bisexual de raza negra en Estados Unidos podría ser diagnosticada como portadora del VIH, según muestra un estudio gubernamental en relación con el ratio de prevalencia de este virus entre ese segmento de población en países en vías de desarrollo, como Mauritania o Senegal.

Los hombres negros que tienen sexo con otros hombres en EEUU tienen 250 veces más probabilidades de ser diagnosticados con el virus en comparación con los heterosexuales, tal como refleja el informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

En el caso de la comunidad latina, se prevé que uno de cada cuatro tendrá VIH a lo largo de su vida. Para un homosexual y bisexual blanco, la probabilidad es de uno entre 11, según el estudio publicado esta semana.

Los funcionarios del CDC hacen públicas estas cifras a modo de recordatorio del esfuerzo que debe realizarse en la prevención del VIH y del sida.

“Cientos de miles de personas serán diagnosticadas en su vida si ahora no se aumenta el esfuerzo para remediarlo”, ha dicho Jonathan Mermin, director del Centro Nacional para el VIH/Sida, Hepatitis Viral, ETS de los CDC, y Prevención de la Tuberculosis.

Las previsiones para gays negros en EEUU evocan las tasas de VIH y sida en países africanos como Mauritania, donde el 44% de los hombres homosexuales y bisexuales tenía VIH en el año 2014, según refleja el programa ONUSIDA de Naciones Unidas sobre el virus. En el caso de Senegal, la tasa es del 42%, según el mismo informe.

En EEUU, más de 1,2 millones de personas tienen VIH (datos de CDC). A nivel mundial, esta cifra ascendía a casi 37 millones a finales de 2014 (ONUSIDA).

Como dato positivo, las muertes relacionadas con el sida alcanzaron su punto más alto en todo el mundo en 2004. Desde entonces, el número de infectados por el VIH ha ido cayendo.

“No me dejan ser padrino por ser gay”

Salvador, con su sobrino

Salvador, con su sobrino. Álbum familiar

Salvador Álvarez tiene el 23 de abril marcado con fluorescente en el calendario. Es la fecha elegida para el bautizo del pequeño del ‘clan’: su sobrino Miguel. Y como es tradición en su familia con cada primogénito de sus hermanos, Salvador está llamado a ejercer de padrino. De hecho ya lo es de dos de sus sobrinos. Pero, según denuncia, esta vez se va a quedar compuesto y sin ahijado. El párroco de laIglesia de Santa Cruz de Écija (Sevilla) no permite que lo sea. Porque Salvador eshomosexual y vive con otro hombre.

“Cuando mi hermano le dijo al cura que yo iba a ser el padrino, únicamente le preguntó si yo estaba confirmado. Como no lo estoy, dijo que tenía que hacerlo”. Y en ello anda. Salvador se apuntó al curso en una parroquia de Madrid -ciudad en la que vive hace 10 años- y prevé terminarlo el 16 de abril, justo para llegar confirmado al bautizo.

Pero, un domingo, “en una especie de ensayo” del bautismo, el párroco insistió en si el futuro padrino estaba haciendo el curso y quiso saber más sobre él. “Es camarero. Vive en Madrid, con su pareja”, explicó su hermano. “¿Cómo? ¿Que vive en pecado? ¿No está casado? ¿Y con quién vive?” “Con su pareja, Iván”. “Entonces no puede ser”.

Salvador destaca lo paradójico que resulta que haya podido apuntarse al curso de confirmación en una parroquia de Madrid “sin ningún problema”, y que, sin embargo, no le dejen ejercer de padrino en Écija. De hecho, al curso le acompaña su pareja, Iván, “porque para confirmarte tienes que ir con una persona que lo esté, y él lo está. En esta parroquia nunca ha supuesto un problema ni me han preguntado por mi condición sexual. Pero en Sevilla no me dejan ser padrino por ser gay”.

“Cuando le conté lo que pasaba al cura de Madrid, me pidió el teléfono del párroco y le llamó para intentar convencerle, pero nada. Dice que no y el que manda en esa iglesia es él”.

Salvador dice no resignarse porque para él, que se declara católico practicante -“tengo mi Rocío colgado en el cuello”, dice-, es “muy importante” ser el padrino de Miguel, de dos años, y de su hermana Rocío, que celebra la comunión el mismo día. “De hecho soy ya el padrino de dos de mis sobrinos, que ahora tienen 18 y 14 años” y que también fueron bautizados en Écija, pero en otra parroquia.

Dice que incluso las clientas habituales del restaurante donde trabaja le preguntan si le pasa algo. “Siento una gran impotencia. No duermo. Como católico no me esperaba algo así. Yo solo quiero ser padrino de mi niño. Están destrozando una celebración familiar en torno al bautizo del niño”.

Ha acudido a UGT, sindicato al que está afiliado, quien ha denunciado lo que considera una “vulneración del derecho fundamental a la intimidad”, según ha explicado la secretaria de Igualdad de UGT Madrid, Ana Sánchez de la Coba. “Lo que sucede”, explica, “es que no podemos hacer más que denunciarlo públicamente. Según nos explica nuestro asesor jurídico, la Iglesia, como una empresa privada, tiene derecho de admisión. Es una forma de discriminar, de decir quiénes son buenos y quiénes malos”. No obstante, esperan “que el párroco rectifique y, en su caso, el Obispo de Sevilla intervenga”.

El Observatorio Español contra la LGBTfobia (STOPLGBTFOBIA), por su parte, se ha ofrecido para reunirse con el párroco y el arzobispo para establecer un diálogo que permita subsanar lo que califican de “lamentable error”. “Consideramos los hechos una discriminación flagrante por orientación sexual, y entra en clara contradicción con los posicionamientos del Papa Francisco sobre el acogimiento de las personas homosexuales en el seno de la Iglesia Católica”, declara Paco Ramírez, director del Observatorio, en un comunicado.

El Arzobispado de Sevilla dice que, hasta el momento, no ha recibido ninguna queja o comunicación al respecto, y recuerda que “cualquier persona puede exponer su parecer”. No obstante, recuerda que generalmente se respeta el criterio del titular de cada parroquia.