Las parejas de lesbianas denuncian discriminación en el Registro Civil de Murcia al inscribir a sus hijos

Aun estando casadas les pide un documento de la clínica de fertilidad que certifique que su hijo es fruto de un proceso de reproducción asistida emprendido por ambas

Registro Civil de Murcia

La Asociación de Familias de Gays y Lesbianas de Murcia (ASFAGALEM) ha denunciado la discriminación que sufren las parejas de lesbianas en el Registro Civil de Murcia a la hora de inscribir a sus hijos.

La asociación ha iniciado una campaña de recogida de firmas en change.org para acabar con las trabas que impone el Registro a las parejas de lesbianas, a las que se reclaman documentos que no se exigen a los matrimonios heterosexuales.

“Esther, Cristina y su hijo, que nacerá en los próximos días, son una familia de nuestra asociación. Aun estando casadas, el Registro Civil de Murcia les pide un documento de la clínica de fertilidad que certifique que su hijo es fruto de un proceso de reproducción asistida emprendido por ambas. En caso de que no lo hagan, la madre no gestante deberá adoptar a su propio hijo (estando casadas). En el caso de parejas casadas heterosexuales nadie les pregunta por la procedencia genética de su hijo. No se les pide que especifiquen si su hijo es fruto de una reproducción asistida”, explica ASFAGALEM.

Además, en su caso se exige que ambas madres acudan al registro para dar el consentimiento del orden de los apellidos. En el caso de parejas heterosexuales con escribirlo en la solicitud sobra. Esto acarrea que la madre gestante tenga que acudir al registro días después de un parto o una cesárea para hacer este trámite del que están exentas las parejas heterosexuales. En el caso de estas parejas con que vaya el padre con la documentación es suficiente.

“Después de comentarlo entre los socios de ASFAGALEM nos dimos cuenta de que les había sucedido a todas las familias que habían registrado a sus hijos en el Registro Civil de Murcia y no a las que lo habían hecho en Cartagena, Molina de Segura u otras comunidades. Por lo tanto, creemos que se trata de una interpretación que hace de la norma el propio Registro Civil de Murcia”, indica la asociación.

A raíz de la reforma del Registro Civil que entró en vigor el 30 de junio de 2017 y fruto de sentencias conseguidas por familias homoparentales se modificó el procedimiento para que esto no sucediera. Sin embargo, en el Registro Civil de Murcia siguen insistiendo en actuar de este modo.

Querido hijo

publicado en Cuarto Poder

Querido hijo:

Vas a llegar a un mundo maravilloso lleno formas de vida tan diferentes entre sí que no te vas a creer que vivamos todas juntas en el mismo planeta. Verás cuando descubras el agua, el sol, el fuego, el mar, las montañas, las nubes, los elefantes, las jirafas, los ratones, los escarabajos, ¡los perros!, las serpientes, los delfines, las medusas, y cuando veas volar en las alturas a los guacamayos en pareja… Y las secuoyas gigantes, el musgo, los tulipanes, el romero…

¡Enseguida te vas a dar cuenta de que “lo normal” en el universo es la diversidad!

Tú perteneces a la familia humana: el animal más peligroso de la Tierra. No tienes que tener miedo, solo conciencia. Aprende de tu mamá, que no teme a nada. Ella te pondrá una mochila en cuanto pueda y nos llevará a conocer lugares que te van a encantar. Yo, tu papá, me pondré a hablar hasta con las piedras y nos contaremos la vida con la gente que nos vayamos encontrando. Aprenderás mirando a los ojos que hay muchas culturas y maneras de entender la vida. Todas son válidas mientras no hagan daño a los demás. No eres más que nadie y tampoco menos que nadie. Eres único. Un pequeño milagro en el universo.

De momento, tú estás dentro de la tripilla de la mamá (no sabes lo gracioso que se mueve, parece que acaba de llegar a la Luna en una misión espacial), y la gente cuando nos ve, aún sin conocernos, nos pregunta qué eres. “¡Esperemos que una persona, señora!”, contestamos y sonreímos. También les decimos, si insisten mucho, y perdona la indiscreción, que nos han dicho que tienes pito. Sí, no tiene ningún sentido para nosotros tampoco, pero la sociedad a la que llegas está súperinteresada en lo que tienes entre las piernas, aunque luego también se ocupe de inculcarte que te lo tienes que tapar muchísimo, llevarlo siempre escondido, y que te tiene que dar una vergüenza horrible que te lo vean. Aunque por otra parte, si excede de determinada medida, debe ser un gran orgullo. Sí, un lío…

Ah, sí, que qué es un pito, que me voy por las ramas. Pues mira, hijo, los cuerpos humanos tienen partes. Ya te explicaré más en profundidad pero, por ejemplo, seguramente tendrás una cabeza, dos brazos, dos piernas, dos pies, dos orejas, dedos, una nariz, una boca, dientes, puedes tener un pito, una vulva, una mezcla de las dos, no sé; luego, por dentro tienes órganos que no se ven pero que son necesarios. La cosa es que hay partes a las que la gente les da más importancia, yo creo que es simplemente porque sobresalen un poco del cuerpo… Pues el pito, ya lo verás cuando se te active la vista (la vista es un sentido), bueno, que es como una especie de dedo, para que me entiendas, que está fuera de las manos y los pies y que no tiene hueso, que tiene sus propios mecanismos y que sirve básicamente para que saques el líquido de tu cuerpo, para que tengas bebés y para que te lo pases muy bien solo o con otras personas que tengan ganas de pasárselo bien contigo y con tu pito. Hay otro modelo que es lo mismo pero que tiene su propia estructura y sus propios mecanismos, que es la vulva.

Pues resulta que hay gente que, aunque seguramente nunca te verá el pito, la vulva o lo que sea que tengas, se imaginará lo que tienes y te tratará de una manera específica en consecuencia. Por ejemplo, si piensan que tienes vulva te dirán que eres una chica, querrán pagar menos por tu trabajo, pensarán que eres más frágil y menos resolutiva, te dirán que te tienen que gustar los chicos e incluso algunos querrán tocar tu cuerpo sin tu permiso… Y si presuponen que tienes pito te dirán que eres un chico y que te gustan los deportes y el liderazgo, te exigirán que seas duro, dirán que te tienen que gustar las chicas y que no puedes tener miedo ni llorar si estás triste.

No hagas caso de nada.

Según la estadística, la mayoría de la gente que tiene pito suelen ser chicos. Eso no quiere decir que todas las personas con pito lo sean. A nosotros nos vas a perdonar que nos tiremos a la piscina sin saber y, por comodidad, nos refiramos a ti en masculino. Si no hemos acertado y eres una nena con pito o una persona no binaria, no tienes más que decírnoslo. Sólo tú sabes quién eres en ese sentido. Los papás siempre te van a apoyar para que seas quien has venido a ser y, además, van a intentar que crezcas ajeno a los estereotipos de género. No te preocupes.

Tendrás la oportunidad de conocer a muchas personas y de comprobar que ser mayoría no es ser mejor. Solo es ser más gente. Y que, como en el resto de la naturaleza y como le oirás decir a tu abuela Carmen, hay de todo como en botica. Y en todos los formatos.

Las realidades, simplemente, son. Los conceptos a los que las ligamos son constructos humanos que al principio se dictan por los poderosos que asumen que su verdad es la única y la mejor. Después, la gente que ya existía pero con la que no se ha contado para escribir “la norma” tiene que trabajar muy duro para que se le reconozca y se le haga un hueco. A veces, esa “norma” está tan instalada que no quiere reconocer que estaba equivocada. Porque, a menudo, alrededor de la norma se inventan prejuicios que sirven para que la gente que está dentro de lo establecido se sienta superior a la que se ha dejado fuera. Y así se van construyendo privilegios para los de dentro. Y cuando llegan los de fuera a explicar que existen, los de dentro se sienten amenazados. Y tienen miedo. Y el miedo, hijo mío, es la mayor herramienta de control que existe. Por eso se inventan los enemigos. Para poder manipular a las masas. Así se tiene a la gente controlada fijándose en las diferencias con los demás y no en las cosas que se tienen en común.

A algunos les parecerá naif, pero yo estoy convencido de que la única herramienta que hará que se terminen los problemas será la empatía. Un arma infalible y la más poderosa. La más difícil de lograr, porque hay que apartar la rabia y amainar los miedos para conseguirla. La empatía y el amor son la energía más poderosa para establecer un entendimiento duradero. Ojalá definitivo. Lo demás es perdernos en los instintos que puede que nos calmen a priori pero que luego no sirven para nada. No te voy a decir que no te defiendas, pero piensa. Mantén la calma. Mantente despierto.

Seguramente ahora no me entiendas. Tenemos toda la vida para conversar. Será más divertido cuando esto sea un diálogo.

Sobre todo… Crea, mi amor. Crear es mil veces más poderoso que destruir. Construye tu espacio, ama sin medida y rodéate de quien te ame sin miedo. Sé buena persona. Sé feliz. No seas ajeno al dolor. Sé empático. Respétate y respeta. No seas parte de la injusticia. No abuses de tu poder ni dejes que nadie abuse de ti. Protege a tus hermanos animales. Báñate desnudo en el mar. Ríe. Llora fuerte hasta que te limpies la tristeza si tienes que hacerlo. Canta. Escribe. No te avergüences de sentir. Vive e intenta dejar el mundo mejor de lo que lo has encontrado.

Ya te quiero.

Kai Etxaniz
Músico y Autor
Activista por los derechos humanos Trans y antiespecista

Homosexualidad en Japón ¿Son los japoneses homofóbicos?

Artículo publicado en Japon and more.

Tabla de Contenido

 

La cultura Japonesa se diferencia de la occidental en miles de aspectos, tanto, que aveces incluso nos es difícil encontrar similitudes. Desde Japónandmore trabajamos para acercar nuestras culturas y facilitaros la comprensión sobre uno de los países con mayor historia y cultura de todos los tiempos.

Hace poco compartíamos con vosotros un artículo en el que os explicamos los dos conceptos del Honne y Tatemae. Hoy refrescamos la memoria, sobre como la cultura japonesa diferencia en gran medida los sentimientos e ideas propios(Honne) y la actitud o ideas que deben adoptarse en una situación pública (Tatemae). Es indispensable mantener en todo momento esta idea en mente para comprender como trabaja la sociedad nipona en relación a la homosexualidad.

¿Pueden dos personas del mismo sexo besarse en público en Japón?

La respuesta es más compleja de lo que pueda parecer en un primer momento, pero sin lugar a dudas no recibiría un buen acogimiento entre los presentes.

Pero, ¿significa esto que Japón mantiene una cultura homofóbica?

No se trata de que físicamente no pueda hacerse, o de que esté considerado un acto ilegal. Pero tenemos que recordar que la cultura japonesa considera cualquier muestra de cariño en público como un acto indecoroso y fuera de lugar. Lo que significa que cualquier tipo de pareja, con cualquier tipo de sexualidad, está comprometida en esta regla. Por lo tanto no podemos decir que los japoneses seanhomofóbicos en este aspecto, más bien mantienen una mentalidad según la cual cualquier muestra de cariño, esté a quien esté destinada, debe ofrecerse en un ámbito mucho más privado. Incluyendo a las parejas heterosexuales.

¿Es ilegal ser gay en Japón?

No. Todo lo contrario a lo que pueda pensarse popularmente, no existe ninguna ley en contra de la homosexualidad en Japón, sin embargo si existen leyes de protección a la comunidad LGBT+ en el país nipón.

La única ley contra la homosexualidad en Japón se mantuvo en rigor durante un muy corto periodo de tiempo (1873-1880), época en la que Japón luchaba por abrir sus puertas al mundo y integrarse entre los países occidentales, los cuales si mantenían una moral cristiana muy profunda y por lo tantohomofóbica. El deseo de integración de la población japonesa fue tal, que incluso a día de hoy se ha mantenido esta práctica sexual en el ámbito de los tabús, muy lejos de cómo era considerada en la antigüedad.

Los Samuráis consideraban las relaciones entre hombres como la forma más pura del amor.

Encontramos miles de referencias literarias, artísticas e históricas en cuanto a este tema, aunque hoy en día se hayan despopularizado. En la época de los grandes samuráis los matrimonios arreglados eran el pan de cada día, al igual que en nuestra cultura, la occidental. Siendo así el matrimonio una muestra de poder, más que del amor tal y como lo concebimos hoy en día. De estos matrimonios nacían sus descendientes pero no necesariamente implicaban una relación romántica en el ámbito conyugal, en realidad, era todo lo contrario. Una de las practicas más conocidas de los samuráis era su costumbre de dormir siempre acompañados de su katana(espada japonesa), por si su mujer decidía intentar asesinarlo mientras el hombre dormía. En aquellos tiempos de peligro continuo las relaciones entre samuráis, compañeros de guerra, eran consideradas las muestras del amor más puro. Otras situaciones de la época que podemos encontrar es la prostitución de jóvenes hombres vendidos a grandes emperadores, hombres feudales de la época e incluso en monasterios budistas.

Panel de mediados del siglo XVIII. Pintado a mano sobre seda, muestra a un samurái con su joven amante masculino. – Wikipedia.

La homosexualidad en Japón en tiempos actuales.

A pesar de su larga historia de tolerancia, Japón es uno de los pocos países tan desarrollados que mantiene el matrimonio homosexual fuera de la ley. A día de hoy diferentes organizaciones gubernamentales luchan desde la política para cambiar este hecho, pero parece ser un proceso muy a largo plazo. Como dato extra Sapporo en Hokkaido desde el año pasado reconoce a las parejas del mismo sexo otorgándoles el estatus de relación matrimonial. Sapporo siguió los pasos de los municipios de Shibuya y Setagaya (Tokio), Iga (Mie), Takarazuka (Hyogo) y Naha (Okinawa). Aunque este “contrato matrimonial” permite a parejas del mismo sexo reconocerse ante la ley como tal, aún dista mucho de un matrimonio como se reconoce en muchos países occidentales. Podríamos decir más bien, que es un contrato legal que permite a los conjugues acceder a ciertos derechos maritales, tales como la compra de un piso, o herencia en caso de fallecimiento.

Esto se debe a la doble moral japonesa que os recordábamos al principio de este artículo. Los japoneses consideran este y muchas otras prácticas sexuales de un carácter muy privado, y por lo tanto, incluso aquellos pertenecientes al colectivo LGBT+ japonés desistirían de casarse y hacer pública su inclinación sexual aunque la ley lo permitiese. Obviamente no todos los japoneses del colectivo comparten esta idea, pero si su mayoría. Según las últimas estadísticas el 9,2% de la población masculina y el 5,1% de la población femenina han tenido un encuentro homosexual. Posicionando a Japón como el país asiático con más población perteneciente al colectivo.

La doble moral japonesa y la homosexualidad

Uno de los puntos tal vez más chocantes para los occidentales en cuanto a este tema en concreto es la permisividad televisiva en contenido homosexual. Llegando al límite en el que muchos cómicos japoneses adoptan estilos emulando pertenecer al colectivo aunque no compartan sus prácticas sexuales. Por supuesto no estamos hablando de contenido para mayores de edad, pero en muchos programas cómicos o de debate “tele-basura” se incluyen personajes homosexuales los cuales en la mayoría de los casos no pertenecen realmente al colectivo. Esto se debe a que los japoneses tienen una idea cómica muy extendida sobre el colectivo.

De la misma forma, todo japonés conoce la existencia del famoso barrio Shinjuku Ni-choume(2 zonas) donde se encuentran todo tipo de locales destinados a un público puramente homosexual. Desde discotecas a bares travestis, esta zona de la ciudad de Tokio se convierte cada noche en la viva imagen de la tolerancia. Permitiendo a todo el colectivo japonés LGBT+ deshacerse de su máscara pública(Tatemae) en un ambiente tolerante. De la misma forma se han popularizado en los últimos tiempos aplicaciones como Grindr(Tinder gay), o rutas turísticas por todo el país de cara a un público únicamente homosexual, recorriendo todas y cada una de estas escondidas zonas.

El manga y el anime y la homosexualidad

Y como no, terminamos este articulo hablando de uno de los rasgos más significativos y populares de la cultura japonesa. La homosexualidad se encuentra presente en muchos aspectos de la misma, y el manga y el anime no son una excepción.

Con contenidos Yuri(Lesbian)y Yaoi(Gay) como principales protagonistas, el mundo otaku también recoge a la homosexualidad entre sus infinitos géneros. La mayor peculiaridad sin embargo, es el público que los consume. Lejos del colectivo LGBT+ que cabría esperar, el Yuri(contenido lesbian) está mayormente dirigido a un público masculino heterosexual, el cual incluye infinitos géneros y por lo tanto queda muy atrás en cuanto a popularidad si lo comparamos con su hermano el Yaoi(contenido Gay). El cual se dirige mayormente a las mujeres heterosexuales, que fuera de todo pronóstico, supone un gran número de consumidoras tanto dentro como fuera del país. Con tal popularidad que ya tienen dentro de la sociedad japonesa un nombre especifico para ellas, las fujoshis, y fudanshis para todo hombre que consuma contenido Yaoi, pertenezca o no al colectivo LGBT+.

 

Murcia: Un ultracatólico intenta agredir a un menor en un stand del colectivo de gays y lesbianas en Molina

Noticia publicada en LaCrónicaDelPajarito.com

No te prives’ ha denunciado los hechos en comisaría. El hombre se santiguó y empezó a gritar e insultar al chico, a la vez que intentó escupirle, por lo que tuvo que ser reducido por la Policía

Stand de ‘No Te Prives’ en Molina, donde se produjo el incidente

Un hombre ultracatólico tuvo que ser reducido el viernes por la noche por agentes de la Policía Local cuando pretendía agredir a un chico menor de edad en un stand de colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales de la Región de Murcia ‘No Te Prives’, que estaba instalado en la Plaza de España de Molina de Segura (junto al Ayuntamiento) con motivo de los actos paralelos del festival BSide.

‘No te prives’ ha denunciado lo ocurrido en comisaría, un hecho que se suma a otras agresiones que han sufrido miembros del colectivo en los últimos meses, como las acontecidas en el último desfile del Orgullo LGTBI en Murcia a manos de integrantes del ultraderechista grupo ‘Lo Nuestro.

“Lamentablemente, tenemos que denunciar los hechos ocurridos a personas voluntarias del colectivo No Te Prives mientras estaban en el stand que se montó en Molina de Segura durante el BSide”.

‘No Te Prives’ explica que “mientras estaban varias personas voluntarias en el stand, entre ellas dos menores con su madre, se acercó un señor y le preguntó a uno de los menores su edad. Cuando éste le dijo que era menor, el señor se santiguó y comenzó a gritar e insultar, llegando a intentar escupir al menor, mientras seguía gritando, teniendo que finalmente ser reducido por dos agentes de policía. Se han denunciado los hechos en comisaría”.

Jesús Costa, presidente de ‘No Te Prives’, asegura que lo ocurrido en Molina “es una consecuencia del discurso homófobo permitido por las instituciones que no ponen los medios para erradicar esta lacra. Por suerte, si se puede decir así, ha sido a miembros del colectivo y como en otras ocasiones no nos temblará el pulso en llegar hasta las últimas consecuencias”.

El intento de agresión al menor ha provocado una ola de solidaridad al colectivo, con mensajes de apoyo y denuncia en las redes sociales, como los siguientes: “Todavía quedan intolerantes, cavernícolas que deberían volver a su cueva de donde nunca tendrían que haber salido” y “Qué vergüenza de que aún queden ‘personas’ así en esta sociedad…Qué vida tan triste deben tener”.

Homosexualidad y feminismo siguen ofendiendo #AlgoFalla

Publicado por por  en elasombrario.com

http://elasombrario.com

Digo palabras como orgullo, homosexualidad, transexualidad o feminismo y sigo ofendiendo, y siguen provocando una sobreprotección insólita. Como si en vez de palabras fuesen minas antipersona. Algo estamos haciendo mal, algo falla en la transmisión del mensaje, si aún hoy, y año tras año, tenemos que volver a enfrentarnos a opiniones que reivindican el orgullo hetero, a discursos que hablan de normalidad, a personas que aún piensan que machismo y feminismo son equivalentes. Y algo falla si Pablo Motos puede seguir ejerciendo de machito de piscina cada vez que le visita una actriz que él considera guapa.

No deberíamos temer a las palabras. Sin embargo lo hacemos. No a esas que la real academia de la humanidad ha bendecido con el don de los valores, de la construcción provechosa de la personalidad. Palabras como felicidad, éxito, amistad, autenticidad, amor, imaginación, responsabilidad… Palabras que siempre tienen connotaciones positivas, que nunca generan polémicas ni malas interpretaciones; que son lo que son y que solo una mente maquiavélica como la de Mr. Wonderful puede convertir en un infierno al estamparlas en una taza.

Sin embargo, hay palabras que reúnen todas las anteriores y alguna más, que están cargadas de argumentos, de experiencia, de reivindicación, de lucha, de memoria, de compromiso, incluso de dolor, pero su sola pronunciación en sociedad crea un silencio concluyente a su alrededor: el silencio de la prudencia, de la turbación, del paso torpe, del que aguarda a la defensiva, del silbato silencioso que precede al ataque del perro, al inicio del disturbio.

No entiendo ese recelo, pero aún comprendo menos que palabras como homosexualidad, feminismo, activismo, vean alterada su esencia y se conviertan en algo susceptible de rechazo, de confrontación, de polémica. Y en estos tiempos, la consecuencia de todo eso no es el debate enriquecedor. Es la agresión, el insulto, el boicot.

La semana pasada aparecí en un medio de comunicación conversando sobre el Orgullo LGTB, sobre los armarios y el compromiso. Resultaba tan descorazonador leer los comentarios a la noticia que casi entro en depresión. Insultos, descalificaciones, humillaciones… Busqué la misma noticia en el muro que el medio de comunicación tenía en Facebook. Los comentarios no eran mejores. Aquí, además, se incluían emojis vomitando. Curiosamente, muchos estaban firmados por mujeres. Siempre he sido de los que creen que la mujer cambiará el mundo porque su pensamiento es revolucionario desde el instante en el que tuvo que imaginarse contra la opresión patriarcal. De ahí que esos mensajes hiriesen el doble. Igualdad, integración, tolerancia…, palabras de etimología positiva pero que se vuelven en nuestra contra cuando es el heteropatriarcado quien hace la obra de caridad de tolerarnos, cuando somos nosotros, ellas, quien tenemos que igualarnos a ellos, a su forma de vida, a sus principios, para no ser discriminados; cuando nuestra integración en la vida social se mide por el grado de afinidad a sus normas, toda lucha queda desactivada.

¿No se han fijado que las mujeres con poder son aquellas que se comportan como hombres? Thatcher, Merkel, Clinton, May, Lagarde, Le Pen… Es como si hubiese un precepto escrito con tinta invisible que nos recordase que si una mujer quiere ser respetada, quiere tener poder, debe comportarse como lo haría un hombre. No es cuestión de sensibilidad o determinación; es cuestión de ser, independientemente de cómo ellos, los demás, opinan que debemos ser. Exactamente igual sucede dentro de la población gay, donde los clichés contra los que la mujer lleva más de un siglo luchando, nosotros los hemos incorporado a nuestra vida sin la más mínima reflexión. Convertimos un tipo de hombre en reclamo sexual, creamos modelos estéticos en esclavitudes contemporáneas que alguien nos hizo pensar que podrían traernos la felicidad, infravaloramos la edad, convirtiéndola en un inhibidor del deseo, invisibilizando todo aquello que no sea aparentemente perfecto. La misma servidumbre que ellas.

Por eso me jode cuando palabras como orgullo, homosexualidad, transexualidad o feminismo provocan una sobreprotección insólita. Como si en vez de palabras fuesen minas antipersona. Algo estamos haciendo mal, algo falla en la transmisión del mensaje, si aún hoy, y año tras año, tenemos que volver a enfrentarnos a opiniones que reivindican el orgullo hetero, a discursos que hablan de normalidad, a personas que aún piensan que machismo y feminismo son equivalentes.

Algo falla si Pablo Motos puede seguir ejerciendo de machito de piscina cada vez que le visita una actriz que él considera guapa. Algo falla si las actrices de Las chicas del cable no tienen el discurso interiorizado para callarle la boca y dejarle en evidencia delante de todo el mundo. Ellas no lo hicieron, lo hizo él solito. Pero hubiese sido muy bello que lo hubiesen hecho ellas. Algo falla cuando el actor Yon Gonzalez, de 31 años, declara: “Ni machistas ni feministas, me parece todo un error. Ni el feminismo ni el machismo son necesarios. Si estuviésemos todos en el centro no habría feminismo ni machismo”.

A tomar por culo la lucha por los derechos civiles. A tomar por culo un siglo de logros. Algo falla si Blanca Suárez, de 28 años, dice que el feminismo juega un papel poco importante en su vida pero la igualdad, sí. Supongo que esto compite en la misma liga que la decisión laica de ponerle una medalla a una virgen. Nunca pensé que entre Pablo Iglesias y Blanca Suárez hubiese tan pocos grados de separación. Algo falla cuando un actor que interpreta a un personaje homosexual declara en las entrevistas que la orientación sexual de su personaje no es lo importante, que lo importante es que la película es un canto a la libertad. Hasta el Ayuntamiento de Madrid convierte en lema del World Pride la frase ‘Ames a quien ames, Madrid te quiere’. Otra manera ambigua de intentar no ofender, de usar lo subliminal para no pronunciar aquello de lo que, según algunos, no podemos sentirnos orgullosos. ¿Ames a quien ames? Si amas a Putin, a los neonazis, ¿Madrid también te quiere? ¿Por qué no usar ese mismo lema con imágenes de dos mujeres besándose, de tres hombres abrazados, de una mujer trans y su hijo para enfocar el mensaje? Yo se lo digo. No es cuestión de percepción, ni de convencionalismos; es por no ofender. Parece como si siguiésemos habitando el espacio en blanco entre renglón y renglón. Como si aún no tuviésemos derecho, ni ellas ni nosotros, a nuestra propia frase y debiésemos continuar leyendo entre líneas.

El caso de Las chicas del cable fue el más sintomático. La etiqueta feminista que la serie se colgó a sí misma le dio tantos quebraderos de cabeza a sus protagonistas en las promociones que, en lugar de empaparse del compromiso, del discurso, optaron por alejarse de él, como si fuese una palabra tóxica. Dejaron de hablar de una serie feminista -“no es feminista, sería una visión muy reduccionista”- y empezaron a decir que se trataba de una serie “liderada por mujeres”. Algo falla. Aunque quizá, en este caso, el error estuvo en pretender vender como feminista una serie con el mismo compromiso ideológico que tenía No me pidas que te amede Corín Tellado.

Pero no es un problema local. Algo falla cuando Elisabeth Moss, la actrizprotagonista de El cuento de la criada, la versión televisiva de la distopía feminista escrita por Margaret Atwood, intenta alejarse de la palabra ‘feminista’ en la promoción de la serie y hace ese rodeo incomprensible, que ya se lo he visto hacer a muchos actores y actrices, para no afrontar que su personaje es feminista o la historia que cuenta es homosexual. Repelen esas palabras para evitar la polémica. Rechazan la particularidad para abrazar lo universal. “Hablo de derechos humanos no de feminismo”, dijo Moss. “¿De qué estamos hablando cuando dices feminismo?”, le contestó la propia Atwood. Algo falla.

“Ser gay o no es como ser del Madrid o del Barça”, “no entiendo cómo puede provocar orgullo una condición sexual”, “feminismo es machismo pero al revés”, “el Orgullo es como reclamar respeto para las mujeres árabes yendo de fiesta en carrozas disfrazados con burkas de colores”, “alcanzada la igualdad, las asociaciones lgtb, como las feministas, se transforman en lobbys a la caza de la subvención justificando su existencia con un continuo victimismo”…  Solo son algunos de los comentarios que he tenido que leer en las últimas 24 horas.

De enero a mayo de este año, 27 mujeres han sido asesinadas por violencia machista. Según los datos del informe 2016 que el Ministerio de Interior elabora sobre incidentes relacionados con los delitos de odio en España, los ataques motivados por orientación sexual o identidad de género han aumentado en un 36%. T. Nhaveen tenía 18 años cuando fue golpeado, violado con un objeto rígido, quemado y abandonado, en coma, únicamente, repito, ÚNICAMENTE, por ser homosexual. El pasado jueves falleció. El Orgullo LGTB de Murcia, empañado por la acción violenta de un grupo neonazi. Algo falla en ti si después de leer estos titulares sigues opinando como en el párrafo anterior.

Más temas en ‘El Asombrario’ con motivo del World Pride 2017:

La película ‘Pieles’ de Eduardo Casanova.

El nuevo libro de Pasolini.

El corto contra la discriminación a los niños trans.

Doce libros LGTBI para niños y niñas tolerantes de 0 a 100 años.

La Grecia Clásica y el sexo

Artícilo publicado por Edmundo Fayanas Escuer en Nueva Tribuna

Para los griegos sus formas sexuales tenían un origen infinito de placer, lo que les llevó a profundizar en el arte sexual y sus variantes.

La civilización griega es una de las más esplendorosas en la historia de la humanidad. Fue la primera que sobresalió en Europa hace ocho mil años y consiguió revolucionar muchísimos campos del conocimiento humano: filosofía, matemáticas, astrología literatura… La cultura griega está en la base actual del pensamiento del mundo occidental.

Sin embargo, la cultura sexual es muy diferente a la actual occidental, si bien todo lo que los griegos hacían entonces, ha llegado a nuestros días, en muchos casos son considerados inmorales y promiscuos. Para los griegos sus formas sexuales tenían un origen infinito de placer, lo que les llevó a profundizar en el arte sexual y sus variantes.

La civilización cretense alcanzó un gran desarrollo. La mujer tenía una gran libertad, de forma que era frecuente encontrarla en los banquetes y en las representaciones que se hacían en aquella época. Podemos afirmar que no había diferencias entre hombres y mujeres. Estos podían casarse libremente y cuando una mujer era pedida en matrimonio, era ella quien decidía sin interferencia alguna.

En la sociedad minoica el punto de encuentro de toda la vida social se encontraba en la invocación a la Madre Tierra. Tanto hombres como mujeres acudían a los bosques, montañas donde sacrificaban los animales y hacían las ofrendas a los dioses. En este ritual se satisfacían todos los apetitos sexuales, por eso existían grandes copulaciones en los días que duraba el ritual. En esta sociedad minoica todo lo relativo al sexo se entendía como una necesidad natural que se satisfacía con total libertad.

Posteriormente, aparece la cultura micénica con los aqueos, así denominados por Homero y que son descritos por poseer una sexualidad muy fuerte. Sus matrimonios tenían características bastantes primitivas. La esposa debía traer consigo una esclava, para así convertirla en la concubina de su marido por si se da la circunstancia que la esposa no le dé hijos. La mujer aquea depende totalmente del marido y debe aportar al matrimonio una dote. A la muerte del marido, su hijo puede desprenderse de ella, venderla a un nuevo marido o devolverla a su antigua casa.

El aqueo pobre normalmente no podía aportar dote alguna al matrimonio, por lo que sí se le permite casarse, con la condición de ir a vivir a casa del padre de la futura esposa y en consecuencia depender de él.

El matrimonio aqueo se basaba en un contrato donde los contrayentes deben aportar una dote, lo cual está en el origen de una mejora de la situación de la mujer a lo largo del tiempo. La esposa dotada no podrá ser repudiada nunca, ni devuelta a su familia originaria. Sin embargo, si podrá casarla nuevamente, pero para poder realizar esto, se deberá consultar a la mujer y aceptarlo, además de proporcionarle una nueva dote. Con el tiempo iremos viendo cómo va desapareciendo la figura de la concubina familiar, ante la situación degradante que significaba para la esposa.

Cuando el padre muere, las hijas nunca pueden heredar nada, sino que la herencia pasará a manos de los hijos e incluso tiene preferencia total los posibles hijos bastardos.

El comportamiento sexual de los griegos se va modificando poco a poco. Se produce un fuerte interés por los efebos y por las prostitutas. La heterosexualidad y la homosexualidad son prácticas habituales.

La mujer griega nunca podrá participar en la administración del Estado y su papel queda relegado a la maternidad y al cuidado de los hijos y al hogar. Al igual que cambia el comportamiento sexual de los griegos, lo hace también en el ideal de belleza femenina que se hace más esbelta.

La Antigua Grecia no permitía que la orientación sexual de sus ciudadanos marcara la vida social, aspecto que sí han realizado las sociedades occidentales, fundamentalmente las basadas en el mundo cristiano

En la Atenas clásica anterior al siglo V a. C se daban relaciones entre jóvenes de diferente estrato social. Esto provocaba que el poder de las elites ricas se viera alterado y en consecuencia poder seguir con la acumulación de la riqueza a través de los dotes y las herencias.

Ante esto, se promulgó una ley por lo que no reconocían la validez de los matrimonios realizados entre miembros de distinta clase social y para favorecer la acumulación de riqueza entre las elites se permitían los matrimonios consanguíneos, pues garantizaba la estabilidad de la propiedad privada.

Incluso Pericles tuvo problemas para poderse casarse con le hetaira y filosofa Aspasia de Mileto y se tuvo que conformarse en ser su amante, a pesar de darle un hijo.

Durante el enfrentamiento armado entre Atenas y Esparta y debido al llamamiento de los hombres al ejército se crea una situación muy difícil para las mujeres, pues no pueden mantener relaciones sexuales. El médico Hipócrates decía “Las mujeres no andaban un tanto extraviadas a causa de la guerra, sino a causa de la insatisfacción sexual”.

Tanto Platón como Sócrates plantearon la igualdad entre hombres y mujeres dentro del matrimonio, pero fracasaron. Aristóteles desarrollo la inferioridad de la mujer respecto al hombre.

En esta época ateniense es cuando se desarrolla en todo su esplendor la prostitución, con la proliferación de las casas de citas, estando siempre abarrotadas de Hombres. Por otro lado, la homosexualidad se extendió muchísimo e incluso fue regulada por medio de la ley.

La principal función de la mujer era procrear y cuidar de sus hijos, sobre todo de los varones que serán los que darán continuidad al linaje familiar. La fórmula matrimonial decía “Te entrego a esta mujer para la procreación de hijos legítimos”.

Se solían casarse a los catorce o quince años. Se les enseñaba a asumir el papel de madres y se les excluía de la educación formal. La mujer debe estar en casa, alejada de las miradas y sólo se le permitía asistir a funerales o a determinados festivales. Muchas mujeres aprendieron por su cuenta a leer y escribir y a tocar instrumentos musicales.

Otras mujeres que no se casaban se dedicaban a la prostitución que como hemos visto floreció de forma muy intensa en la Atenas del siglo V y IV a.C. Había dos clases de prostitutas. La mayoría de las prostitutas en los burdeles eran esclavas o extranjeras.

Existían otras prostitutas de nivel superior y eran conocidas como hetairas que significa, acompañamiento femenino. Estas tenían en muchos casos grandes conocimientos y solían competir en cultura con los hombres. La más famosa fue Aspasia de Mileto que impartió clases de filosofía a Platón y Sócrates. Aspasia fue la amante de Pericles durante años, con el que tuvo un hijo. Solamente cuando este hijo falleció como consecuencia de la peste que asoló la ciudad de Atenas, se hizo la excepción de permitirles casarse.

Hubo hetairas muy famosas que llegaron a la elite. Friné fue una de ellas. Nacida en Tespia y a pesar de su origen humilde, al trasladarse a Atenas, perfeccionó sus prácticas amatorias que hizo que diera espectáculos. Fue reconocida como una gran hetaira y muy demanda por las elites. Otra hetaira muy conocida es Lais de Corintio amante de Demóstenes, Aristipo y Alcibiades y también era de origen humilde. Su estatura era pequeña pero fue utilizada como modelo de escultura dada su gran belleza.

Las hetairas eran famosas por tener una gran preparación musical e intelectual y por su belleza física. Algunas hetairas lograron tener grandes fortunas. Estas bailaban, tocaban instrumentos musicales y ofrecían diversión, además de tener relaciones sexuales.

Eran frecuentes las reuniones llamadas simposios, que eran fiestas refinadas de comidas y bebida, donde no podían estar las esposas, pero si las hetairas.

La homosexualidad masculina comenzó en el llamado periodo presocrático alrededor de finales del siglo VII a. C. Pisistrato que fue un tirano y que conquistó Atenas tenía como amante a Solón. Los hijos de Pisistrato también eran homosexuales.

Para el griego cualquier actividad sexual donde un ciudadano penetra a alguien socialmente inferior, lo consideraban dentro de la normalidad. Se consideraban personas socialmente inferiores a mujeres, jóvenes, extranjeros, prostitutas y esclavos. Al mismo tiempo, se consideraba como vergonzoso el ser penetrado por alguien socialmente inferior.

La sociedad griega valoraba la masculinidad en los hombres adultos y la feminidad se unía a ser penetrado en las relaciones homosexuales. La relación de pederastía era bien vista y así cuando el erómeno ya había llegado a la madurez se le decía “Puedes levantar un toro si lo portaste de ternero”. Sin embargo las relaciones entre hombres adultos de status social homologo se consideraban mal vistas y provocaban rechazo social

La homosexualidad en la Atenas clásica se practicaba de manera generalizada y era tolerada. Sin embargo, los ciudadanos atenienses no podían prostituirse porque podían perder su ciudadanía. La ley no eliminaba la prostitución masculina, sino que la permitía a los extranjeros y a los no ciudadanos. Los ciudadanos atenienses sí que podían tener relaciones homosexuales con proxenetas o con hombres como relación amorosa o de placer, nunca como negocio.

La relación homosexual más extendida es la que se daba entre hombres adultos y jóvenes adolescentes y a esto se le llamaba pederastia. La relación solía ser física, pero también buscaban aspectos educativos, donde el hombre mayor conseguía el amor del hombre joven gracias a su valía como maestro y por la devoción que le demostraba el joven.

La pederastia en Grecia antigua era una relación entre un hombre mayor y un joven. El hombre mayor se le denominaba erastés y se encargaba de educar, proteger, amar y dar ejemplo a su amada. El joven era llamado erómeno y le daba a su amante su belleza, juventud y compromiso.

Atenas tenía protocolos sociales para proteger a los jóvenes del deshonor que se asociaba a ser penetrado. Se exigía al erómeno el respeto y la honra del erastés, pero no que lo deseara sexualmente. El ser cortejado por un hombre mayor era señal de hombría para un joven. Pero el deseo sexual reciproco no era bien valorado y provocaba un estigma social importante.

Los usos heterosexuales y homosexuales no creaban problemas a las personas ni a la sociedad ateniense.

Como las guerras eran frecuentes, la homosexualidad en el ejército era permitida e incluso estimulada. Estas relaciones eran usadas para conseguir un mejor adiestramiento militar y para mantener la moral pero sobre todo fortalecer, los lazos y el espíritu de combate de los soldados en época de guerra.

Los filósofos socráticos pensaban que un ejército sería más fuerte si estaba constituido por parejas de amantes masculinos, debido a los fuertes lazos que se forman entre ellos lo que les hace pelear con más potencia que los soldados normales. Esto provocó que los matrimonios fueran bastantes indiferentes, ya que los hombres en sus largas campañas guerreras no se preocupaban acerca de si su mujer se enteraba de sus aventuras con otros soldados o prostitutas.

En este sentido, debemos destacar el Batallón Sagrado Tebano. Era una unidad militar que siempre estaba separada del resto del ejército y sólo podían alistarse en él hombres y sus jóvenes amados. Es un ejemplo de cómo en la Antigua Grecia se usaba el amor homosexual entre los soldados para fomentar su espíritu guerrero. La fama de este Batallón por su gran fuerza de combate hace que se le construyera un monumento que aún hoy en día está de pie y es el lugar donde están enterrados sus miembros.

Veamos el relato de Plutarco en su obra Pelópidas cuando dice “El Néstor de Homero no fue muy habilidoso capitaneando un ejército cuando ordenó que los griegos formasen por tribus….. pues debía haber unido los amantes con los amados. Por que los hombres de la misma tribu se valoran muy poco los unos a los otros cuando el peligro acecha. Pero un grupo cimentado en la amistad basada en el amor mutuo será separado pues, temiendo la afrenta, los amantes por los amados, y éstos por aquellos, así perseveran en los peligros los unos por los otros…..”.

Este tipo de relaciones aparece de forma explícita en la Ilíada. Se puede ver en la relación de Aquiles y Patroclo.

La pederastia era lo más habitual y eran escasas las relaciones entre iguales. Plutarco recoge las palabras despreciativas de Filipo II de Macedonia sobre la homosexualidad en el ejército y dice:

“Encontramos que la mayoría de las naciones guerreras son más adictas al amor como los beocios, los lacedemonios y los cretenses. Y entre los más antiguos héroes ninguno tan amoroso como Meneagro, Aquiles, Aristómenes, Cimón o Epaminondas; el último de los cuales tuvo como concubino a Asópico y a Cafisodoro, que fue asesinado junto a él en la batalla de Mantinea y yace enterrado muy cercano a él”. (Imagen: Lámpara de aceite)

En Atenas podemos encontrarnos con dos formas de prostitución masculina:

  • La porneia (puto o pornos) era el hombre que ofrecía su cuerpo para practicar sexo a cambio de dinero, siendo la mayoría de estos, esclavos procedentes de las guerras y estaban obligados a pagar impuestos.
  • Hetairikos que parecen ser más un tipo de amantes fijos que le daba exclusividad a algún ciudadano rico.

Conocido es el porneia Fedón de Elis, que tras ser esclavo como consecuencia de la guerra, empezó a trabajar en un prostíbulo hasta que Sócrates lo rescata convirtiéndose en uno de sus discípulos más destacados y que está en el origen de la última obra de Platón titulada “Fedón o sobre el alma”.

El famoso legislador Solón se encargó de legislar sobre la prostitución masculina, siendo solo permitida a los esclavos como ya hemos visto y decía “porque el que vende su cuerpo por dinero, igualmente puede vender los intereses de la comunidad”. Sin embargo la pederastía estaba prohibida a los esclavos.

En las ciudades atenienses los prostíbulos estaban situados en los barrios portuarios y estaban destinados a satisfacer a la gente pobre mientras que los destinados a atender a las clases adineradas se asentaban en lugares discreto y alejados. Esliques también habla de prostitución masculina en la calle.

Sin embargo las relaciones homosexuales entre mujeres están poco documentadas por la historiografía. Sin embargo, tenemos a la gran poetisa Safo de Lesbos, de ahí viene el lesbianismo, que escribe cantidad de poemas que describen los amores entre mujeres. Safo se convierte en referente del lesbianismo y del amor entre mujeres.

En Esparta han quedado reflejadas relaciones lésbicas cuando Platón en su obra el Banquete cuando dice que “aparecen mujeres y no se preocupan por los hombres, pero tienen contacto con mujeres”.

Esta era la vida sexual en el mundo griego en lo que se conoce. Posteriormente, seguiré con otros artículos que abarque distintas culturas así como religiones.

Dinamarca ya no considerará la transexualidad una enfermedad psíquica

Noticia copiada de ABC

Es el primer país del mundo en dar este paso

Miles de personas participan en un desfile del Orgullo de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales

Miles de personas participan en un desfile del Orgullo de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales – EFE

Los transexuales ya no se considerarán en Dinamarca enfermos psíquicos, pues las autoridades sanitarias danesas eliminaron desde el 1 de enero la transexualidad de la lista de enfermedades psicológicas. Según datos del Ministerio en Copenhague, Dinamarca es el primer país del mundo en dar este paso.

Muchos transexuales consideraban discriminatoria esta clasificación, por lo que ahora la transexualidad se encuentra oficialmente en otra categoría.Sin embargo, esto no cambia nada en las opciones de tratamiento para las personas que sienten que han nacido en el cuerpo equivocado y que preferirían pertenecer al sexo opuesto. Para poder someterse a un cambio de sexo o a un tratamiento hormonal en Dinamarca, los transexuales deben pasar primero una serie de exámenes psicológicos.

La comunidad LGBT danesa celebró la decisión de forma simbólica. «Esto elimina el estigma que existía en la sanidad para las personas trans», dijo el presidente de la federación nacional LGBT, Søren Laursen, a la agencia de noticias Ritzau.

En el catálogo de diagnósticos internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aún se considera la transexualidad un “trastorno de la identidad sexual”, algo que es objeto de críticas desde hace tiempo.

¡Cómprate un paraguas, puta barata!

el

rocky-sweet_transvestite-880x440

A principios de los 70, el rock se había convertido en la música de toda una generación. De alguna manera, una gran mayoría de aspectos de la sociedad habían sido “pervertidos” por este género musical y, pronto, esto se vería implementado en los musicales que abundaban por el West End londinense y el all american Broadway. En pocos años, habían pasado por estas salas musicales de la talla de Jesucristo Superstar o Hair, pero aún faltaba una pieza angular para el desarrollo del musical de rock, una pieza prácticamente olvidada por estos lares conocida como The Rocky Horror Picture Show.

Orígenes

obrien-rif-raf

Para poder hablar con propiedad de esta película, sería necesario presentaros al padre de la criatura, Richard O’Brien. O’Brien, cuyo verdadero nombre es Richard Smith, nació en un pequeño pueblo llamado Cheltenham un 25 de marzo de 1942. Pronto se vio obligado a mudarse con su familia a Nueva Zelanda, donde su padre se había hecho con una granja de ovejas. Inspirado, quizá, por las historias de la gran ciudad, O’Brien decidió volver a Londres en busca de fortuna como actor. Una vez allí, tomó el apellido de su madre (puesto que ya existía un Richard Smith en la escena teatral) y no descansó hasta hacer carrera de ello. Tras varios papeles de especialista, como en el caso de Carry On Cowboy, O’Brien logró hacerse un hueco en la escena teatral del momento, participando en numerosas obras de teatro entre las que destacaremos Jesucristo Superstar, donde conoció a Jim Sharman.

Durante un ocioso invierno en el que se encontraba en paro, O’Brien decidió hacer algo al respecto y comenzó a perfilar un guión teatral que acabaría moldeando el resto de su vida. Este guión, repleto de homenajes al cine de serie B de ciencia ficción y terror, sería el germen de lo que hoy conocemos como The Rocky Horror Picture Show, aunque en aquel entonces sólo era conocido como They Come From Denton High. En cuanto el guión estuvo listo, O’Brien decidió mostrárselo a Jim Sharman, con quien había congeniado en su paso por Jesucristo Superstar. Pese a que el guión aún necesitaba trabajo, Sharman vio el potencial de un nuevo musical de rock y decidió colaborar con su amigo y, entre los dos, terminar de perfilar el escrito.

El salto al teatro.

Gracias a los contactos que tenia en la escena teatral londinense, a Sharman le resultó bastante fácil hacerse con un grupo de actores que representaran la obra. Con muy poco tiempo de producción, y habiéndose cambiado el título por el de The Rocky Horror Show, la obra de teatro fue estrenada en junio de 1973, en una pequeña sala alternativa llamada Theatre Upstairs Of Royal Court. El éxito de The Rocky Horror Show fue tan excesivo que muy pronto se vieron obligados a buscarse nuevas salas, más apropiadas a la afluencia de espectadores. De esta manera, The Rocky Horror Show pasó por teatros como el Chelsea Classic Cinema o el Kings Road Theatre, hasta afianzarse en el espectacular West End de Londres.

El éxito de la obra, según muchos afirmaban por aquel entonces, se debía en gran parte al reparto de actores que la interpretaban, pero especialmente a un joven prácticamente desconocido llamado Tim Curry. Al parecer, el papel del icónico doctor Frank-N-Furter brillaba sobre todos los demás gracias a la manera de actuar del joven de Grappenhall. Es más, la influencia de Frank-N-Furter era tal, que se dice que marcó la conducta de Mick Jagger en los años venideros.

rockyhorror-768x432

The Rocky Horror Show se había convertido en toda una institución en Inglaterra, la sala estaba siempre a rebosar y la gente acudía de todos los rincones del país. Es normal que, con tanta difusión, esta obra acabara llamando la atención de gente importante del mundillo audiovisual. Entra en juego Lou Adler. Acompañado por su amiga Britt Ekland, estrella de El Hombre De Mimbre, el fundador de Ode Records quedó maravillado al ver The Rocky Horror Show y decidió hacerse con los derechos de la obra para que fuera representada en EEUU.

El acuerdo con Adler tardó unos meses en ser formalizado pero, en marzo de 1974, The Rocky Horror Show fue estrenada en el Roxy Theater en Los Angeles, donde se mantuvo en cartel durante 9 meses. Gracias, de nuevo, a la labor de Tim Curry como el doctor Frank-N-Furter, The Rocky Horror Show pegó el salto a Broadway, al Belasco Theater para ser más exactos. Habiendo pasado por el West End y Broadway, la obra de teatro que crearon Richard O’Brien y Jim Sharman se había definido como una de las obras más importantes de los últimos años y era de esperar que las grandes productoras de Hollywood le hubieran echado ya el ojo.

Siguiente parada, Hollywood.

Lou Adler, dispuesto a ordeñar el negocio lo máximo posible, invitó a varios productores de las diversas majors para convencerlos de que una adaptación a la gran pantalla de The Rocky Horror Show sería un gran éxito. Entre estos invitados se encontraba Gordon Stulberg, visionario productor de la 20th Century Fox. Stulberg aceptó hacerse cargo de dicha adaptación bajo un par de condiciones: la primera, que el presupuesto de la película no fuera especialmente caro; y la segunda, que, siendo una producción británica, se americanizase más haciendo que los protagonistas fueran americanos. Ante la posibilidad de hacerse de oro, Lou Adler aceptó rápidamente estas condiciones y The Rocky Horror Picture Show comenzó su producción.

tim-curry-rocky-horror

Teniendo en cuenta que O’Brien y Sharman eran los creadores de The Rocky Horror Show y que habían mantenido un papel destacado en la producción de la obra tanto en EEUU como en Reino Unido, 20th Century Fox optó por contar con ellos manteniendo sus responsabilidades pasadas. De una forma similar, Tim Curry había desarrollado el personaje de Frank-N-Furter de tal manera que se había apoderado de él y su presencia en la adaptación era igualmente necesaria. El resto del reparto consistía, principalmente, en actores británicos provenientes del teatro o con una pequeña carrera en televisión pero, ¿qué actores americanos interpretarían a los protagonistas?

Pese a contar con el fabuloso Tim Curry como Frank-N-Furter, 20th Century Fox necesitaba hacerse con dos actores que dieran la talla para interpretar a la casta pareja formada por Brad y Janet. El papel de Brad fue una decisión bastante simple en aquella época. Barry Bostwick, pese a haber trabajado poco para el cine, era una joven promesa de Broadway con una interesantísima carrera teatral para el poco tiempo que llevaba en teatro. Aunque en su carrera ya contaba con papeles de alto nivel como Osric en la adaptación de Hamlet de 1968, Bostwick estaba en boca de todos tras interpretar a Danny Zuko en el musical Grease, por el que estuvo nominado a un Tony. El papel de Janet, sin embargo, recayó en una desconocida Susan Sarandon. Sarandon se había dado a conocer cinco años atrás con una pequeña película de la Cannon llamada Joe y, desde entonces, buscaba otro papel con el que darse a conocer en las altas esferas de Hollywood.

Una vez que el casting se completó, The Rocky Horror Picture Show comenzó a rodarse en Reino Unido, en los estudios Bray y la vieja mansión de Oakley Curt, comprada en 1949 por Hammer Films Productions. Sería necesario recordar que, en aquellas fechas y en busca del mayor beneficio económico, 20th Century Fox tenía bastantes contactos con subsidiarias que trabajaban en Reino Unido, como la productora de Robert Lippert. The Rocky Horror Picture Show tardaría sólo dos meses en rodarse por completo.

El 14 de agosto de 1975 en el Rialto Theatre de Londres, y unos meses después, el 26 de septiembre en el United Artists Westwood de Los Angeles, The Rocky Horror Picture Show se estrenó… y fue un verdadero y completo fracaso.

Del fracaso al culto.

Tanto crítica como público estaban de acuerdo. The Rocky Horror Picture Show era un enorme fracaso. Pese a contar con un estreno limitado con vistas a ampliarse para Halloween de ese mismo año, la venta en taquilla de los primeros días de estreno fue tan desastrosa y la crítica tan mordaz, que 20th Century Fox se vio obligada a retirar la película de la cartelera de muchas salas de cine. Muchos dirían que la productora se rindió ante las malas cifras pero estarían equivocados, Fox intentó por todos los medios hacer que la película funcionara. De hecho, se llegó a componer una doble sesión con otra película relacionada con el rock, El Fantasma Del Paraíso, en salas de cine cercanas a los campus universitarios, donde era bien conocido que el cine funcionaba mejor… y en época de exámenes aún más. Ni siquiera así se consiguió que la película diera beneficios.

sweet-transvestile

Pasado un tiempo, Fox decidió realizar un estudio que pudiera explicar el porqué del fracaso de taquilla de una película tan exitosa en teatros de todo el mundo. El resultado del estudio les dio un dato de lo más curioso, el único cine en el que la película parecía funcionar adecuadamente, el United Artists Westwood, debía su éxito a que los espectadores repetían y repetían la película. No sólo eso, por lo que llegaron a averiguar, en sus segundas y terceras visitas las canciones habían logrado hacerse un hueco en sus cabezas y las cantaban al unísono mientras se proyectaba la película.

Vista la luz que arrojaban estos datos, 20th Century Fox decidió cambiar la estrategia comercial de The Rocky Horror Picture Show. Tras reunirse y decidir cambiar el trato que recibiría la película, Fox se puso en contacto con un distribuidor llamado Walter Reade y se estableció una nueva fecha de estreno, abril de 1976, en el Waverly Theater de Greenwich Village, NYC. La única diferencia con respecto al anterior estreno es que contaría exclusivamente con pases de medianoche. Y la película alcanzó el culto. ¡Y de qué manera!

The Rocky Horror Picture Show se mantuvo en cartelera en el Waverly durante 95 semanas seguidas. Por supuesto, ante este rotundo éxito, 20th Century Fox repitió la formula en diversas salas de cine en pos de recuperar las pérdidas generadas en sus días de estreno. Lo que nunca imaginaría Fox es que habría dado con un filón de tal calibre…

Comienza la fiesta.

Cinco meses más tarde de su segundo estreno en el Waverly, un callado profesor de escuela llamado Louis Farese Jr acudía, como tanta otras veces, a su sala de cine favorita para ver su película favorita, The Rocky Horror Picture Show. Pagó su entrada como cualquier otro día, se sentó en su butaca favorita y comenzó a canturrear el Science Fiction, Double Feature, como tantos otros días. Brad y Janet se prometen tras la boda de unos amigos, van de visita a casa del doctor Scott y la lluvia les hace perderse, hasta ahí todo normal. Sin embargo, ese día pasó algo distinto hasta entonces. Janet sale del coche para ver un enorme caserón en el horizonte, usa unas hojas de periódico para protegerse el peinado y…

¡CÓMPRATE UN PARAGUAS, PUTA BARATA!

Farese Jr sabía bien lo que había pasado. Llevaba días imaginando como sorprender al resto de sus amigos con una frase ocurrente durante la película. Y tuvo éxito. Mucho éxito. Las risas y aplausos inundaron el lugar y el público entró en frenesí. La experiencia The Rocky Horror Picture Show había nacido con esas simples palabras.

publico-viendo-rocky-horror

Desde entonces, una serie de tradiciones, ceremonias y frases ocurrentes fueron añadiéndose a la película. El público gritaba puta cada vez que se nombraba a Janet, gilipollas si el nombrado era Brad, el arroz volaba en la escena de la boda, numerosos espectadores acudían disfrazados y dispuestos a bailar el Time Warp… Toda una serie de ritos que sumaban y sumaban a la experiencia, nacidos todos del azar y la espontaneidad absoluta. Mientras tanto, llegaban noticias de un cine en Pittsburgh, el Kings Court Theater, donde un grupo de fans acudían disfrazados e interpretaban a sus personajes favoritos frente a la pantalla del cine. Esta caótica vorágine de acontecimientos necesitaba un orden pero, ¿quién en su sano juicio podría hacerse cargo de tan ardua tarea?

Sal Piro no era un fan como cualquier otro. Amante de The Rocky Horror Picture Show por encima de todas las cosas, fue uno de los primeros en subirse al escenario para interpretar a sus personajes favoritos. También fue el primero en editar una revista para todos los fans, The Transilvanian, en la que recogía todos los ritos que iba descubriendo de cada uno de los rincones del país y escribía todas aquellas noticias o artículos que consideraba que podría interesar a un fan de The Rocky Horror Picture Show. Todo esto le valió para hacerse con la presidencia del Club de Fans, máximo órgano del fandom de Rocky Horror, activo desde 1977.

Con ayuda de este club de fans, The Rocky Horror Picture Show creció de forma astronómica. Si en Halloween de 1976, el público tan sólo se disfrazaba y gritaba a la pantalla, dos años más tarde, en 1978, The Rocky Horror Picture Show se proyectaba y representaba con un elenco de actores recurrentes en más de 50 cines en pases de medianoche. No sólo eso, en 1978 el The Transilvanian estaba totalmente afianzado entre los fans y las primeras convenciones fueron tomando lugar. Justo antes de entrar en los 80, The Rocky Horror Picture Show contaba con sesiones bisemanales en más de 230 salas de cine repartidas por todo el mundo y el Club de Fans se convertía en un órgano internacional.

Post coitum.

Tras el éxito cosechado por The Rocky Horror Picture Show, era de esperar que se intentara repetir la fórmula. Se cuenta que, poco tiempo después de su segundo estreno en cines, O’Brien le ofreció a Sharman un guión para una secuela en el que Frank-N-Furter resucitaba y Janet estaba embarazada, pero no se sabía si sería de Frank-N-Furter, Rocky o Brad. El título de esta secuela nonata iba a ser Rocky Horror Shows His Heels. Sin embargo, Sharman comentaba que esta historia se parecía demasiado al de la película original y tuvo que convencer a O’Brien para que empezara un nuevo guión.

rocky-horror

Este segundo guión, titulado originalmente The Brad & Janet Show, acabaría convirtiéndose en lo que hoy conocemos como Shock Treatment, spin-off de The Rocky Horror Picture Show en el que Brad y Janet acaban involucrados en un reality show de lo más esperpéntico. Lamentablemente, esta segunda parte no tuvo el éxito de la primera, ni siquiera estrenándose en los mismos cines ni en los pases de medianoche, y ahora se ha convertido en una mera anécdota cuando se la nombra.

Pese al fracaso de Shock Treatment, Richard O’Brien siempre ha querido hacer una secuela directa de The Rocky Horror Show. A finales de los 80, O’Brien escribió un nuevo guión llamado Revenge Of The Old Queen pero Fox no quiso implicarse en el proyecto y a ninguna de las demás productoras le merecía la pena luchar por los derechos de los personajes de The Rocky Horror Picture Show. El proyecto quedó enterrado bajo miles y miles de toneladas de burocracia y desgana.

Desde entonces, Richard O’Brien ha seguido con su vida, creando rumores cada década y disfrutando de convenciones y fans. Al fin y al cabo, The Rocky Horror Picture Show no habría sido lo mismo sin sus fans. Gracias a ellos aún se representa en todos los rincones del mundo y su característico estilo se ha diluido en la corriente sanguínea de la sociedad contemporánea. Y a esto se debe este artículo, ¡celebremos The Rocky Horror Picture Show! Olvidaos de ese reciente y repulsivo homenaje de Fox por un minuto y, si sois verdaderos fans, bailad con Richard O’Brien el Time Warp en su más reciente aparición grabada en cámara. It’s just a jump to the left…

El (largo) camino hacia la despatologización de las personas trans

Artículo publicado en La Marea 43, a la venta en quioscos y aquí.

“Nos tratan como a personas enfermas cuando no lo estamos”. Guillem Montoro es contundente cuando relata su experiencia en el sistema sanitario. “Nos encontramos con profesionales que tienen una visión de la transexualidad como trastorno y utilizan términos que cuestionan el libre desarrollo de nuestra personalidad”, explica. En 1980, la transexualidad fue catalogada como un trastorno mental para la Asociación Americana de Psiquiatras. Aunque en 2013 cambiaron esta definición de su manual, el DSM-5, continúan refiriéndose a ella como “disforia de género”.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) sigue siendo una enfermedad mental. Este hecho, que se plasma en la atención sanitaria que recibe el colectivo y en la legislación actual, es una de las batallas diarias a las que hacen frente quienes no se identifican con el sexo y la identidad de género que les asignaron al nacer. La ley estatal de Identidad de Género aprobada en marzo de 2007 obliga a contar con un diagnóstico de “disforia de género” y al tratamiento correspondiente con el fin de “acomodar sus características físicas a aquellas del sexo reclamado” para poder llevar a cabo el cambio de sexo y nombre en el registro civil, una norma que además excluye a los menores. Para Montoro, esta disposición “patologiza a las personas trans”, una idea que comparte Ares Piñeiro, sexólogo y responsable del grupo de políticas transexuales de la asociación FELGTB: “La medicina sólo acepta como válida la palabra de un psiquiatra y no la nuestra a la hora de expresar nuestra identidad”.

La Conselleria de Salut catalana acaba de anunciar un modelo, sin precedente en Europa, que pone fin a la exigencia de este diagnóstico psiquiátrico y se articulará a través de la atención primaria y comunitaria con la Unidad Trànsit. “La transexualidad es una condición y no una enfermedad, como tampoco lo es la homosexualidad o la bisexualidad”, afirmó el conseller de Salut, Antoni Comín.  El Trànsit aboga por el acompañamiento y la autonomía de quienes acuden. La plataforma TRANSforma la Salut se basaba en ese modelo para la propuesta que presentó a la Generalitat. Sin embargo, en la página web de la Unidad de Identidad de Género del Clínic, aún se puede leer lo siguiente: “La transexualidad o transtorno de identidad de género son palabras sinónimas y se utilizan para describir malestar grave o disforia con el sexo de nacimiento”. Y avisan de que los cambios quirúrgicos son irreversibles.

Como consecuencia de esta consideración, Montoro señala, además, que los tiempos de espera pueden llegar a ser “desmesurados”. “Se trata de un proceso psicológico de un mínimo de seis meses. Después, para tener acceso al endocrino, tienes que esperar 3 o 5 meses más. Estamos hablando de prácticamente un año desde que acudes a la primera cita psicológica hasta que accedes a las hormonas. Esto puede llegar a ser lo más duro para algunos jóvenes”, lamenta. Por ello ha iniciado una campaña de microfinanciacion para lograr la financiación necesaria para realizarse una mastectomía: “Pero también para sensibilizar a la sociedad de nuestra realidad y hacerle ver que no somos bichos raros”. Además, “las listas en la Seguridad Social son eternas y los resultados nefastos, ya que no hay profesionales especializados en masculinizaciones de tórax”.

Menores trans: segregados e invisibles

La situación de menores transexuales no es muy diferente. Para Natalia Aventín, presidenta de laAsociación de Familias Transexuales Chrysallis y madre de Patrick, un niño trans, “en el tema sanitario hay una clara segregación: ante ciertos tratamientos, el ser una persona transexual o no serlo lo determina todo”. De este modo, hace referencia a los bloqueadores hormonales, que retrasan la aparición de caracteres sexuales secundarios y a los que también recurren algunas niñas cisexuales, es decir, no transexuales, “con una pubertad precoz, con el objetivo, por ejemplo, de que puedan llegar a crecer más”, explica. Aunque esta práctica está normalizada, “a la persona trans la cuestionan, la patologizan y la obligan a ir a una unidad especial donde ni siquiera es atendida por pediatras”.

Aventín señala en este procedimiento una vulneración de derechos como el del libre desarrollo de la personalidad y el respeto a la dignidad humana: “¿Cómo vas a vivir con autonomía si dependes de que alguien te dé un tratamiento o te permita cambiar tu nombre?”.  El otro núcleo importante de las reivindicaciones de las casi 400 familias que forman parte de Chrysallis se centra en las escuelas, donde son frecuentes las denuncias por casos de discriminación y acoso a los menores. Según Aventín, “hay realidades que permanecen invisibles en el temario educativo”, donde se representa un sistema binario “en el que los hombres tienen pene y las mujeres vulva sin contemplar que los genitales no son condicionantes para definir tu identidad”. No obstante, el colectivo ha elaborado una lista de colegios transfriendly, entre los que se encuentran aquellos centros en los que se ha mostrado una actitud positiva en el momento de tránsito de niños y niñas.

Hacia una Ley Integral de Transexualidad

El Parlamento de Navarra registró en 2009 la proposición de ley de Nafarroa Bai para el reconocimiento de los derechos de las personas transexuales. Se trataba de la primera de estas características en España. Años más tarde, en 2014, Andalucía se convirtió en pionera al aprobar una ley integral que incluía el derecho a la autodeterminación de género. Además, con la despatologización como uno de los puntos claves de la norma, retiraba la obligación de someterse a procedimientos médicos y exámenes psicológicos. Mar Cambrollé, presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA), se refiere a esta ley como “un ejercicio de empoderamiento de los colectivos de personas trans”.

De esta forma, se eliminó la Unidad de Trastorno de Identidad de Género (UTIG), que Cambrollé define como “un modelo que segregaba y patologizaba”. Dicha ley ha inspirado a otras comunidades. Madridaprobó una norma similar el pasado marzo y en Valencia esperan la aprobación en las Cortes del anteproyecto presentado por PSOE y Compromís, hoy socios de Gobierno.

Son algunos pasos hacia la despatologización de la transexualidad y la consecución de una norma estatal integral “que acabe con los requisitos médicos y sea inclusiva para los menores”, reclama Cambrollé. “La OMS ha condicionado el modelo de salud a nivel mundial. ¿Es importante que la OMS despatologice? Sí. Pero, ¿es determinante para que en mi Estado no se haga? No”, concluye.


Dos leyes contra la LGTBIfobia en Andalucía

Un punto de la ley que acaba de presentar Podemos en el Parlamento andaluz ha generado el rechazo del PSOE, que ha presentado otra ley similar. El apartado dice: “Ante la negativa de los padres o tutores a autorizar los tratamientos [para el bloqueo hormonal], el personal sanitario atenderá al interés superior del menor a su salud en sentido amplio, entre tanto no reciban orden judicial en contra”.

Condenan a un pastelero por negarse a hacer una tarta con un lema a favor del matrimonio gay

negaron-pasteleria-condenada-discriminacion-sexual

Una tarta como esta se negaron a hacer en la pastelería que ha sido condenada por discriminación sexual. Queerspace Belfast (Facebook)

Noticia publicada en La Información

La Justicia de Irlanda del Norte ha confirmado la sentencia condenatoria contra los propietarios de una pastelería que se negaron a elaborar una tarta con un lema favorable al matrimonio homosexual.

Los tribunales habían condenado por el mismo motivo el año pasado a los dueños de la pastelería ‘Ashers Bakery’, la familia McArthur. Ellos apelaron la sentencia aduciendo que sus creencias cristianas les impedía contribuir a la promoción del matrimonio gay. Pero los tribunales no admitieron sus planteamientos, y les ha obligado a pagar 500 libras (554 euros) por discriminación sexual.

Los hechos se remontan a mayo de 2014, cuando el activista gay Gareth Lee entró al local y pidió una tarta con la imagen de Epi y Blas, populares marionetas de la serie infantil Barrio Sésamo que también son símbolos del matrimonio homosexual en ambientes LGTB. Quería partir el pastel en un evento del día internacional contra la Homofobia de aquel año.

(Te interesa leer7+7 argumentos (a favor y en contra) de la imagen que proyecta el Orgullo Gay

Los dueños de la pastelería se negaron a ejecutar el encargo por razones de conciencia, puesto que ellos eran “profundamente cristianos”, y su religión no admite el matrimonio entre personas del mismo sexto. Tampoco querían que el público se llevase la impresión de que su establecimiento estaba a favor del matrimonio gay.

Un negocio de comida, no un grupo religioso

Gareth Lee decidió entonces denunciar al negocio ante la Comisión de Igualdad de Irlanda del Norte. En 2015, la juez encargada del caso sentenció que la pastelería tenía la obligación de satisfacer la demanda, pues era un negocio de comida y no un grupo religioso.

Los pasteleros apelaron pero el Tribunal encargado de revisar el caso volvió a fallar en contra de los comerciantes. Y ha puesto un ejemplo con fechas cercanas. “El hecho de que un pastelero confeccione un pastel con imágenes de brujas en Halloween no significa que apoye esta fiesta“.

Daniel McArthur, portavoz de la familia de pasteleros, declaró que “lasentencia socava la libertad religiosa, la libertad democrática y la libertad de expresión”. Un exministro norirlardés apoyó a la familia y calificó de “horrible” la decisión judicial.

McArthur recordó que los jueces habían admitido que los pasteleros desconocían que Lee era homosexual, y que por tanto no se podía hablar de discriminación: “Siempre hemos dicho que no era por el cliente, sino por el mensaje, y el tribunal aceptó eso, pero ahora se nos dice que tenemos que promover un mensaje que va contra nuestra conciencia”.

“A todos o a ninguno”

Uno de los jueces encargados de redactar la sentencia manifestó que “el comerciante puede proporcionar el servicio a todos o a ninguno, pero no a una selección de clientes basándose en prohibiciones. Los pasteleros podrían negarse a hacer tartas con mensajes políticos o religiosos, pero no en función de su propia visión de las orientaciones sexuales”.

El activista gay que interpuso la demanda celebró la resolución judicial con varios compañeros y declaró sentirse “aliviado y agradecido por la sentencia”.

El gobierno autónomo de Irlanda del Norte aprobó en 2005 una ley que avala la unión civil entre personas del mismo sexo. A efectos prácticos, garantiza los mismos derechos y obligaciones que los matrimonios heterosexuales. Pero esta unión no recibe el nombre de “matrimonio”, por lo que continúa siendo una reivindicación del colectivo de homosexuales.