«No temo equivocarme, si decides contar que eres transexual, lo tienes claro»

Ya empezó a tomar hormonas y en dos años lo operarán para quitarle el pecho

Isaac Pico Tenreiro

Isaac Pico Tenreiro :”Descibrí la transexualidad en Youtube”

Isaac Pico Tenreiro acudió puntualmente cada dos semanas, al Registro Civil de Ferrol, entre noviembre del pasado año y el mes de marzo. Iba a interesarse del estado de la solicitud presentada para cambiar su nombre. Isaac, -el primer joven gallego que se atreve a contar públicamente su experiencia– a lo largo de toda la conversación no hizo referencia al nombre femenino con el que lo registraron cuando nació. Cumplió el pasado sábado la mayoría de edad. En marzo se convirtió en el sexto menor transexual de Galiciaal que autorizó un juzgado a cambiar su nombre para adaptarlo al sexo sentido.

-¿Qué cambio supuso en tu vida?

-Tener ahora un DNI con el nombre con el que me siento identificado me evita tener que dar explicaciones a quienes no me interesa dárselas. El simple hecho de ir al médico y que me llamaran por el nombre registral anterior, que no me representaba en absoluto, me producía bastante incomodidad. Me llegaron a decir que el carné no era mío.

-¿Cómo reaccionaron tu familia y amigos cuando les contaste que eras transexual?

-Mi familia al principio mal. Necesitaba, al igual que yo en su momento, un tiempo para poder asimilarlo. Con mis padres ahora superbien y con el resto de la familia: mis abuelos, mis tíos y mis primos, también. No se puede pedir más. Tengo que decir que quien me acompañó y me apoyó en todo momento fue la asociación Arelas y su presidenta, Cristina Palacios, que me guio en este proceso. ¿Mis amigos? Los de verdad siguen ahí, demostrándome que a quien quieren es a la persona.

-¿Tu transexualidad se manifestó cuando eras pequeño?

-Yo realmente de pequeño no me manifesté de ninguna forma. Me empecé a dar cuenta de lo que me pasaba cuando llegué a la adolescencia. Antes no. A los 11 ó 12 años empecé a sentir un malestar, coincidiendo con los cambios en mi cuerpo. Descubrí la transexualidad a través de los vídeos de Youtube, a los que llegué por casualidad. Me di cuenta de que yo podía ser como esos chicos. Al mismo tiempo pensaba que esto no me podía pasar a mí. Necesitaba mi tiempo para asumirlo.

-¿Qué quieres decir?

-Pensaba que la gente no me iba a aceptar y no me atrevía a mostrarme como realmente soy. Cuando decidí dar el paso, primero se lo conté a mis amigos, después a mi familia. A partir de ahí fue todo rodado. Primero me mandaron al psicólogo. Estuve tres meses y me dio un informe para el endocrino. Esto fue en octubre o noviembre del año pasado, y el 10 de febrero estaba empezando a hormonarme. El tratamiento lo llevo muy bien.

-¿Cómo te encuentras ahora?

-Soy quien realmente soy y eso es importante. El cambio es algo realmente grande porque me permite relacionarme como soy.

-¿No temes que puedas comprobar que te has equivocado?

-Realmente es una pregunta que me han hecho muchas veces. La verdad no sé muy bien por qué. La respuesta es siempre la misma. No. En el momento que haces la transición y decides contarlo tienes claro lo que quieres y que lo no quieres es vivir como la persona que no eres.

-¿Cómo reaccionaron tus compañeros?

-A principios de curso hablé con la directora y con el orientador del instituto para que me cambiaran el nombre en clase porque no quería que me llamasen por mi nombre registral. Tuvieron que ponerlo a mano. Cuando tuve el nuevo DNI, lo primero que hice fue llevárselo.

-¿Te supuso algún problema?

-La verdad es que esperaba tener alguno y no fue así, ni con los compañeros ni con los docentes. Fui el primer sorprendido porque no me lo esperaba.

-¿Cuál es el siguiente paso?

-La operación para quitarme el pecho. Tengo que esperar dos años para hormonarme. La operación de genitales no me la pienso hacer.

Autorizado el cambio de nombre a cinco menores transexuales

Cuatro registros civiles gallegos siguieron en el último año los pasos del de Lugo, el primero en dictar un auto favorable

Los registros civiles gallegos autorizaron en este último año cinco cambios de nombre a menores transexuales en Galicia. Los dos últimos autos, uno de la provincia de A Coruña y otro de la de Lugo, tienen fecha de este mismo mes, según señaló ayer Cristina Palacios, la presidenta de Arelas, la asociación que aglutina a familias gallegas con menores con disforia de género.

El primer auto de Galicia, dictado por el Registro Civil de Lugo, tiene fecha del pasado 27 de marzo y reconoce el derecho de la hija de la presidenta de Arelas a utilizar el nombre que se correspondía con la identidad sexual que sentía. La autorización, que contaba con el beneplácito del fiscal, estaba basada en los informes aportados por los padres en la solicitud, elaborados por el colegio, una psicóloga-psicoterapeuta y su propia pediatra.

Palacios, que reconoció que el caso de su hija abrió el camino a otros menores transexuales que presentaron las solicitudes después del auto favorable de Lugo, señaló que Arelas no tenía constancia de que en Galicia se hubiera denegado, hasta el momento, ninguna solicitud. Tampoco que se presentara ninguna solicitud en Ourense. En el resto de España, según dijo, si que existen autos en ambos sentidos.

Las autorizaciones de cambio de nombre supondrán modificaciones en el DNI, en la tarjeta sanitaria y en los boletines de notas de los menores. Las solicitudes ante los registros civiles, según señaló la presidenta de Arelas, están basadas en que ya usan de forma habitual el nombre que solicitan; en que el cambio no supone perjuicios para terceros y en que el mantenimiento del nombre asignado al nacer invade la intimidad de los menores. Según Palacios, esto ocurre en actos tan cotidianos como acudir a una consulta médica, en los que se revela la discordancia entre la identidad sexual sentida y el sexo asignado. En la edad adulta también tiene repercusiones negativas al acudir a una entrevista de trabajo.

El mapa por comunidades

Siete comunidades no disponen de ninguna legislación que mencione la discriminación del colectivo LGTB. Tres, entre las que se encuentra Galicia, sí tienen instrumentos contra la homofobia y cuatro ofrecen garantías solo a población trans.

«En los institutos donde se facilita información cesan los insultos»

La primera guía estatal para la prevención, detección y actuación en situaciones de acoso homofóbico en centros escolares vio ayer la luz públicamente. Su objetivo es dar «un paso más» al considerar la diversidad como una oportunidad educativa, según Rosa Urbón, directora del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades. Abrazar la diversidad, disponible ya en su página web, está dirigida principalmente a la comunidad educativa.

La presidenta de Arelas, que recibió el borrador del Protocolo de Identidade Sexual, elaborado por la Consellería de Educación, reconoce que el colectivo al que representa es uno de los más vulnerables frente al acoso escolar. Según aseguró, tienen constancia de adolescentes que se vieron obligados a cambiar de instituto en varias ocasiones y de casos de jóvenes que dejaron de ir a clase para evitar las burlas de sus compañeros.

La transexualidad no se elige

Palacios asegura que estas situaciones se suelen dar por desconocimiento de lo que supone la transexualidad en el entorno escolar. «En el momento en el que los compañeros entienden que la transexualidad es algo serio, que no se elige y que no es una opción, cambian los comportamientos y cesan los insultos como maricón, travelo o machorra, que son los más frecuentes». La guía dibuja un mapa de las políticas públicas de las comunidades autónomas: siete de ellas (Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Madrid, Murcia y La Rioja) no disponen de ninguna legislación que haga una mención específica a la discriminación del colectivo LGTB (lesbianas, gais, transexuales y bisexuales). Solo tres autonomías (Cataluña, Extremadura y Galicia) disponen de instrumentos normativos contra la discriminación LGTB y otras cuatro (Andalucía, Canarias, Navarra y País Vasco), dirigidos a garantizar los derechos solo de la población trans. En la presentación pública de la guía, Urbón ha recordado que cuatro de cada diez delitos que se producen en España están relacionados con la homofobia.

Monterroso se convertirá el sábado en la capital del movimiento agrogay

El festival, que incluye una feria de artesanía, conciertos o una asamblea, busca visibilizar «a diversidade do rural». La programación ha sido presentada en Santiago

agrogay galicia

La Granxa Maruxa de Monterroso acogerá el sábado el II Festival Agrogay da Ulloa, un evento que busca visibilizar la diversidad afectiva, sexual y vital del campo gallego. Esta mañana sus promotores han presentado en Santiago el programa de actividades que, bajo el lema «Son Agrogay», incluye música, artesanía, talleres, magia, humor así como una «revisión agrogay do conto máxico A historia de Brancaflor», como destaca Adrián Gallero, uno de los organizados. Gallero también incide en que la granja lucense acogerá una zona de cruising (intercambio libre) de semillas y una asamblea para lograr una agenda LGTBIQ para el rural. El evento, que también incluye una ruta por los bares de Monterroso, concluirá de madrugada. «A partir das catro», añade Gallero, «deixaremos descansar a terra e poderemos gozar coa lúa chea que nos acompañará».

Braulio Vilariño, otro de los organizadores, invita a que el festival se convierta en un «punto de encontro, de coñecemento e de intercambio» para todos. «O rural ofrece moitas posibilidades para desenvolver proxectos culturais e vitais», defiende.

Sobre las posibilidades de reinventarse que ofrece el campo, Marta Álvarez Quintero, propietaria de la Granxa Maruxa, no se olvida de la difícil situación actual. «Queremos reivindicar tamén a importancia do noso sector lácteo e recordar que debemos buscar entre todos saídas creativas para a situación de crise que vivimos na actualidade», apunta Quintero.

El evento busca dar también valor a otros principios como la sostenibilidad, el respeto al patrimonio material e inmaterial y el ecologismo.

Los promotores aclaran que el aforo está limitado y que la entrada tiene un coste de 5 euros.

Programa de actividades

11.00 horas. Recepción y feria de artesanía, con una zona de cruising(intercambio libre) de semillas

12.00 horas. Taller-asemblea aberta para la construcción colectiva de una agenda LGTBIQ para el rural. Guiado por Ángel Amaro.

Simultáneamente habrá una pandeirada con el grupo Zoelas en la feria de artesanía

14.00 horas. Comida

16.00 horas. A historia de Brancaflor, de Fran Rei. Maxia y humor conOs sete magníficos máis un.

Simultáneamente, pandeirada con el grupo Zoelas

17.00 horas. Lectura de un manifesto y entrega de premios a la Visibilidad Agrogay.

18.00 horas. Conciertos: De Vacas y Davide Salvado.

20.00 horas. Integración en Monterroso. Ruta por los bares Agrogay Friendly con animación musical organizada por la Asociación Cultural Entropía Fol,.

00.00 horas. Sesión Golfa con Moreno moreno Dj más G.U.L.I. en el Área Natural A Peneda.

Además, durante todo el día se podrá contemplar una exposición de fotografía a cargo de Rubén Vilanova y comisariada por Vitor Nieves en la que se muestra una original visión de los músicos y de los instrumentos gallegos.

Una jueza de Lugo autoriza el cambio de nombre a una menor transexual

Es el primer caso que se registra en Galicia y el número 12 de España

menor trans galicia

El Registro Civil de Lugo autorizó el primer cambio de nombre de una menor transexual en Galicia. Sara, que cumplió en septiembre los nueve años, nació con genitales masculinos y sus padres le pusieron el nombre de Hugo que figuraba en toda su documentación. Desde el pasado 18 de marzo, Hugo ya es oficialmente Sara, que fue el nombre elegido por la niña, en agosto del pasado año cuando inició su tránsito social. Aplicar la resolución judicial supondrá nuevos DNI, libro de familia, tarjeta sanitaria, pasaporte y boletín de notas, entre otros documentos públicos.

El auto dictado por la jueza Susana Vázquez Mariño, el pasado 18 de marzo en su calidad de responsable del Registro Civil de Lugo, en el que acepta la solicitud formulada por los padres de Sara, es el primero de Galicia de estas características y el número 12 de toda España, según confirmó la presidenta de la asociación Chrysalis en Galicia, Cristina Palacios, madre de la niña.

El cambio de nombre, que cuenta con el beneplácito del fiscal, está basado en los informes aportados a la solicitud de los padres de Sara por el colegio, por una psicóloga-psicoterapeuta y por su pediatra.

Informes favorables

Tanto la tutora como la directora del colegio hicieron constar que profesores y alumnos la llaman con el nombre de Sara. La directora puntualizó además que «muestra signos distintivos, imagen física e indumentaria que se corresponde con el género femenino». Y que utiliza los baños de las niñas «conforme con su identidad de género, sin que hubiese surgido ningún tipo de problema en la comunidad educativa».

El pediatra, por su parte, en su informe constata que cada vez que acudía a su consulta lo hacía vestida con ropa de niña y se disgustaba «si se la relaciona con nombre masculino ya que no se siente identificada con él».

El auto hace referencia al informe de la psicóloga-psicoterapeuta, que diagnosticó una disforia de género o transexualidad. En él aseguraba que disponía de «datos más que fundados para considerar que en este caso existe una identidad sexual femenina, estable, al margen de cuestiones secundarias como el aspecto, comportamiento, vestimenta y roles». Esta misma profesional recomendaba el cambio de nombre para facilitar el proceso de tránsito e integración social de la menor «así como su salud mental».

La jueza justifica su decisión en que el mantenimiento de un nombre que no se corresponde con la identidad sexual que siente «y que se muestra a nivel social se presume perjudicial para la persona, al verse obligada a identificarse públicamente con un nombre que revela esa discordancia» y que, según abunda, desearía mantener en la intimidad.

Susana Vázquez Mariño hace referencia en el auto a una sentencia del Tribunal Supremo, que recoge que a las personas con disforia «hay que reconocerles la facultad de conformar su identidad sexual de acuerdo con sus sentimientos profundos, con sus convicciones de pertenecer a otro sexo».

Una jueza de Lugo autoriza el cambio de nombre a una menor transexual

Es el primer caso que se registra en Galicia y el número 12 de España

ama-umea

El Registro Civil de Lugo autorizó el primer cambio de nombre de una menor transexual en Galicia. Sara, que cumplió en septiembre los nueve años, nació con genitales masculinos y sus padres le pusieron el nombre de Hugo que figuraba en toda su documentación. Desde el pasado 18 de marzo, Hugo ya es oficialmente Sara, que fue el nombre elegido por la niña, en agosto del pasado año cuando inició su tránsito social. Aplicar la resolución judicial supondrá nuevos DNI, libro de familia, tarjeta sanitaria, pasaporte y boletín de notas, entre otros documentos públicos.

El auto dictado por la jueza Susana Vázquez Mariño, el pasado 18 de marzo en su calidad de responsable del Registro Civil de Lugo, en el que acepta la solicitud formulada por los padres de Sara, es el primero de Galicia de estas características y el número 12 de toda España, según confirmó la presidenta de la asociación Chrysalis en Galicia, Cristina Palacios, madre de la niña.

El cambio de nombre, que cuenta con el beneplácito del fiscal, está basado en los informes aportados a la solicitud de los padres de Sara por el colegio, por una psicóloga-psicoterapeuta y por su pediatra.

Informes favorables

Tanto la tutora como la directora del colegio hicieron constar que profesores y alumnos la llaman con el nombre de Sara. La directora puntualizó además que «muestra signos distintivos, imagen física e indumentaria que se corresponde con el género femenino». Y que utiliza los baños de las niñas «conforme con su identidad de género, sin que hubiese surgido ningún tipo de problema en la comunidad educativa».

El pediatra, por su parte, en su informe constata que cada vez que acudía a su consulta lo hacía vestida con ropa de niña y se disgustaba «si se la relaciona con nombre masculino ya que no se siente identificada con él».

El auto hace referencia al informe de la psicóloga-psicoterapeuta, que diagnosticó una disforia de género o transexualidad. En él aseguraba que disponía de «datos más que fundados para considerar que en este caso existe una identidad sexual femenina, estable, al margen de cuestiones secundarias como el aspecto, comportamiento, vestimenta y roles». Esta misma profesional recomendaba el cambio de nombre para facilitar el proceso de tránsito e integración social de la menor «así como su salud mental».

La jueza justifica su decisión en que el mantenimiento de un nombre que no se corresponde con la identidad sexual que siente «y que se muestra a nivel social se presume perjudicial para la persona, al verse obligada a identificarse públicamente con un nombre que revela esa discordancia» y que, según abunda, desearía mantener en la intimidad.

Susana Vázquez Mariño hace referencia en el auto a una sentencia del Tribunal Supremo, que recoge que a las personas con disforia «hay que reconocerles la facultad de conformar su identidad sexual de acuerdo con sus sentimientos profundos, con sus convicciones de pertenecer a otro sexo».

Un curso de la Fundación Risco analizará la marginación cultural de la homosexualidad

La Fundación Vicente Risco realizará un curso los próximos días 29 y 30 de noviembre y 1 y 2 de diciembre sobre «A marxinalidade na cultura: a homosexualidade». El curso, que se llevará a cabo en el instituto Blanco Amor de Ourense, está coordinado por Carlos Callón y dirigido a los profesores de primaria y secundaria.

El día 29 se presentarán las ponencias relativas a la homosexualidad en las leyes (a cargo de Celia Pereira Porto), la homosexualidad en las sátiras medievales gallego-portuguesas (María Isabel Morán Cabanas), la «androxinia como cobertura de homosexualidade: o caso de Rosalía de Castro« (Francisco Rodríguez) o la literatura de Álvaro de las Casas (Uxío Bregoán). El 1 de diciembre Luís González Tosar hablará sobre Blanco Amor y Carlos Callón lo hará sobre «Amizades intensas e amor entre homes na prosa galega medieval».

El 2 de diciembre será Antón Lopo el que glose la figura de Fermín Bouza Brey y Susana Reboreda disertará sobre «O tratamento da homosexualidade no código civil e penal».