El obispo de Vitoria veta a un homosexual que quiere ser cura

El Obispado asegura que le aparta de sus tareas parroquiales por difamar el prelado a través de las redes sociales

El obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde. ARABA PRESS

El obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizaldeha apartado de las tareas parroquiales a un seglar homosexual, que desea ser ordenado sacerdote, debido a que ha publicado en las redes sociales un «escrito anónimo difamatorio e injurioso» contra el prelado. La Diócesis de Vitoria ha difundidor un comunicado en el que explica que ha retirado todas las “responsabilidades parroquiales” a Alfonso Ruiz de Arcaute, que hasta la semana pasada era monitor de Confirmación y miembro del Consejo Pastoral. El motivo de esta decisión del Obispado es que el 13 de agosto pasado este catequista publicó en Facebook un escrito de un sacerdote de esta diócesis crítico con el obispo, titulado “Un lobo con piel de cordero”, en el que se acusa a Elizalde de ser “un auténtico déspota”, informa Efe. Este es “el único motivo, y no existe ningún otro, por el que el obispo decide retirar a Alfonso las responsabilidades parroquiales que ejercía en su parroquia”, dicen,

No obstante, el seglar apartado, de 50 años, asegura que hace ya un año pidió al obispo ingresar en el seminario para poder ordenarse como sacerdote.

Según relata en Facebook, ya entonces le contó al prelado que es homosexual y le pidió que mediara ante el Papa y le entregara una misiva suya en la que le hablaba de su fe y le explicaba que había sido víctima de abusos sexuales por parte de un religioso de su parroquia durante su adolescencia. Según Ruiz de Arcaute, el obispo le dijo que había entregado la carta al Papa durante una reunión celebrada el pasado otoño, pero desde entonces no ha obtenido respuesta, por lo que ha optado por enviarle otra misiva a Francisco por otras vías.

El color arco iris va tomando posiciones en Ezkerraldea

Santurtzi y Portugalete cuentan con sendos espacios de homenaje al colectivo LGTBI

 

SANTURTZI– Ezkerraldea trabaja, día a día, por ser una comarca más diversa en la que las diferentes tendencias e identidades tengan cabida y sean respetadas. En este sentido, en los últimos meses Santurtzi y Portugalete han dado pasos firmes hacia el reconocimiento del colectivo LGTBI con pequeños gestos, detalles que tienen un valor muy importante para dar visibilidad a este colectivo que lucha por una sociedad más tolerante e igualitaria.

Con ese propósito, a finales del pasado mes de junio y coincidiendo con la celebración del Orgullo LGTBI en Santurtzi, se colocaron sendos bancos en la localidad marinera: uno con los colores de la bandera LGTBI y otro con los colores de la bandera transexual. El emplazamiento elegido para la colocación de estos bancos fue muy céntrico, concretamente en el punto en el que confluyen las calles Juan XXIII e Itsasalde, dos de las arterias principales del municipio santurtziarra. Hoy, dos meses después de su instalación, los bancos continúan no solo luciendo los colores de las dos enseñas, sino también tratando de concienciar con tan solo un golpe de vista de que Santurtzi es un municipio en el que tienen cabida todas las personas independientemente de sus gustos.

El paso dado por la localidad marinera, municipio en el que se está constituyendo una asociación LGTBI, ha sido continuado por Portugalete. La noble villa jarrillera también ha querido dar visibilidad a este colectivo y lo ha hecho en pleno corazón del municipio. De este modo, desde el pasado 12 de agosto, un paso de cebra y varios bolardos de la emblemática Plaza del Solar lucen los colores arco iris. Fue en esa fecha, en los días previos a la celebración de las fiestas de San Roque, cuando Portugaleteko Koadrilak organizó el primer Harrotxu Eguna, la fiesta del Orgullo LGTBI de Portugalete. “La primera idea era pintar un paso de cebra real, pero no fue posible por cuestiones de normativa vial. Así que el Ayuntamiento nos propuso pintar un paso de cebra alegal por así decirlo”, asegura Txipi de Portugaleteko Koadrilak.

De esta manera, fue el Consistorio quien se encargó del pintado del paso de cebra arco iris, mientras que fueron los propios cuadrilleros quienes pintaron los bolardos. “La idea surgió en una de las reuniones de cuadrillas y buscamos una forma de dar visibilidad a este colectivo”, explica Txipi. Así nació también el Harrotxu Eguna, una fiesta que tuvo lugar el 12 de agosto y que trató de visibilizar el colectivo LGTBI desde un punto de vista lúdico, educativo y festivo. “Estoy muy satisfecho de cómo discurrió todo, lo repetiremos el próximo año”, concluye Txipi.

El obispo de Vitoria veta a un catequista homosexual que quería ser sacerdote

El obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde. EFE

Prohibida toda actividad pastoral. El obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, ha respondido así a la petición de un feligrés de 50 años, con décadas de experiencia como catequista, miembro del Consejo Pastoral de su parroquia y sustituto del sacerdote en la predicación, que quería ser sacerdote y escribió una carta al papa Francisco para poder ser ordenado. Su único delito, ser homosexual.

“¿Quién soy yo para juzgarle?”, afirmaba hace años Bergoglio preguntado sobre los gays en la Iglesia. Sin embargo, el obispo de Vitoria ha decidido saltarse a la torera la dinámica de la Iglesia en salida propuesta por el Papa, y el pasado miércoles dictaminó que Alfonso Ruiz de Arcaute debía abandonar toda actividad parroquial en la comunidad de Santa Teresa de Jesús. Eso sí, podía seguir yendo a misa como un feligrés más.

Elizalde ni siquiera informó directamente al catequista de su decisión. “Me convocaron el párroco, que ahora se jubila, y el que entra, y me dijeron que el obispo me había prohibido cualquier participación en la vida parroquial. Que podía seguir yendo a misa, eso sí”, explica este laico en conversación con eldiario.es. “En ese momento les entregué las llaves de la parroquia, que tenía desde hace años”, añade.

Al cierre de este artículo nadie en la diócesis ha querido hablar con eldiario.es, que ha preguntado sobre la situación del catequista. Pero a primera hora de este martes, tras la publicación de la noticia, el obispado ha enviado una nota en la que niega que el motivo detrás de la decisión sea la homofobia. “La libertad de opinión y expresión son derechos irrenunciables. La difamación y la injuria, sin embargo, no son derechos”, dice la comunicación, según la cual Alfonso Ruiz publicó en sus redes un escrito anónimo “difamatorio e injurioso contra el obispo” y por “este único motivo” se retiran las responsabilidades parroquiales.

La carta a la que se alude en la nota está escrita por un sacerdote anónimo que critica irregularidades en la diócesis y define al obispo como “un lobo con piel de cordero” y fue compartida por el catequista en su perfil de Facebook con la siguiente introducción: “Al final he decidido compartirlo pues estoy convencido de que los silencios en la Iglesia no son buenos. ¡Ojalá este sacerdote se sintiera libre para escribir y decir todo lo que siente y piensa!”.

La indignación de buena parte de la comunidad es doble, pues en julio pasado el propio Alfonso relataba cómo el obispo se había comprometido a hacer llegar a Francisco una carta en la que este hombre pedía al Papa poder ordenarse sacerdote. “Sí, yo soy homosexual y cada día doy gracias a Dios por haberme creado tal como soy, con todas mis virtudes y todos mis defectos, con mi personalidad entera”, afirmaba este hombre en su carta, en la que confesaba a Francisco que, con 14 años, sufrió abusos por parte de un religioso. Algo que no minó su fe.

Tampoco va a hacerlo la cerrazón de Juan Carlos Elizalde. Ni el hecho de que la carta nunca llegara a su destino. Alfonso ha vuelto a enviar la misiva, por otros cauces, después de saber que el obispo no había hecho nada por cumplir con su palabra.

“En Vitoria se le conoce como un lobo con piel de cordero”, dice Alfonso, quien en los últimos días se debatió entre denunciar y quedarse callado “para que la parroquia no sufra”, y acudir a otro templo para no “generar escándalo”. Sin embargo, la experiencia le ha enseñado que el silencio es un caldo de cultivo para la progresiva pérdida de la fe. “En estos días he descubierto, además de muchos apoyos, la cantidad de gente que vive alejada de la Iglesia porque se sienten apaleados y discriminados. Yo me siento así, pero no quiero vivir alejado de mi Iglesia”.

Alfonso, a la derecha, ha mandado una carta al Papa para que acepte su ordenación como sacerdote

“Durante toda mi vida, mis decisiones laborales y de pareja han estado por detrás del compromiso pastoral”, afirma el catequista. Ahora, que no puede llevar a cabo dicho compromiso desde la institución, plantea “trabajar el tema de la oración y la espiritualidad con personas que se han ido alejando de la Iglesia”.

Alfonso no olvida que, en su conversación de hace unos meses, el obispo Elizalde no atendió a su petición, escudándose en que una instrucción vaticana, del año 2005, prohibía la ordenación de homosexuales, “pese a que llevo varios años viviendo desde la castidad acogida con alegría al poner en mi compromiso eclesial el centro de mi vida”, asegura.

El obispo de Vitoria solo le concedió que, si encontrara un obispo que quisiera ordenarle, lo intentara.  Ruiz de Arcaute propuso otra solución: escribir una carta al papa Francisco contando su historia. El obispo se comprometió a entregar en mano a Bergoglio la misiva. Y meses después le prohíbe cualquier participación en la vida de su comunidad.

Seis detenidos por insultar y lanzar piedras a una persona transexual en Madrid

Seis detenidos por insultar y lanzar piedras a un transexual en el parque de San Isidro EFE

Agentes de la Policía Nacional han detenido a seis individuos por una agresión tránsfoba cometida ayer jueves en el Parque de San Isidro de Madrid, ha informado en una nota de prensa la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Los arrestados fueron localizados en el mismo lugar de los hechos tras la llamada de la víctima al 091 y el Grupo de Delitos de Odio contra la Orientación Sexual de la Jefatura se hizo cargo del trámite de diligencias.

Los hechos sucedieron sobre las 18:30 horas cuando una persona llamaba al 091 y manifestaba ser víctima de una agresión tránsfoba. Al parecer, varios jóvenes le habían comenzado a proferir insultos y a tirar piedras solo por el hecho de ser transexual por lo que tuvo que refugiarse y dar aviso a la Policía Nacional.

Rápidamente se desplazaron al lugar varios indicativos policiales que localizaron en el lugar a los presuntos autores y les arrestaron por un delito contra los derechos fundamentales. Además, los agentes prestaron la preceptiva asistencia a la víctima siendo trasladada hasta el Grupo de Delitos de Odio contra la Orientación Sexual para el trámite de la correspondiente denuncia.

Durante el presente año 2017, la Policía Nacional ha detenido en Madrid a 19 personas y ha tramitado 48 atestados, tres de ellos por hechos en redes sociales, relacionados con delitos de odio por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a ideología, religión, creencias u orientación sexual.

El Grupo de Delitos de Odio contra la Orientación Sexual, creado el pasado mes de junio e incardinado en la Brigada Provincial de Información de la Jefatura, se ocupa de la prevención, seguimiento e investigación de cualquier acción que fomente, promueva o incite al odio, la hostilidad, la discriminación o la violencia por LGTBFobia.

El grupo cuenta con un teléfono gratuito, el 900100091, activo las 24 horas del día y los 365 días del año, para recoger cualquier información o denuncia por delitos homófobos que se produzcan.