Una pareja sufre una agresión tras contar a sus compañeros de viaje que son homosexuales

Al regresar de una boda en la que coincidieron como invitados fueron golpeados e insultados por uno de los ocupantes del coche ante la pasividad del otro, que conducía el vehículo

José y su pareja fueron agredidos tras contar que son homosexuales

José y su pareja fueron víctimas el pasado fin de semana de una agresión homófoba. Era la primera vez que les pasaba algo así, reconoce José, con el agravante de que además todo sucedió en un entorno aparentemente seguro. Los hechos se produjeron en la madrugada del viernes al sábado pasado, después de la boda de unos amigos, cuando de regreso a Valencia en el coche de otro invitado al enlace se desencadenaron los acontecimientos -la pareja y sus dos compañeros de viaje se conocieron a raíz de la celebración-.

Así, tal y como relata uno de los agredidos y se recoge en la denuncia policial, todo se precipitó después de que comentaran su condición de pareja gay al hablar los otros dos ocupantes del vehículo de ir “de putas”. El copiloto le dijo entonces al que conducía “para el coche que me los cargo”, relata José, quien explica que les llamaron: “putos maricones” y “come pollas asquerosos de mierda”. Tras parar el coche, el acompañante del conductor sacó a la pareja de José del vehículo y le propinó varios “puñetazos” y “bofetadas” mientras les seguía insultando.

Ante estas agresiones, José y su compañero huyeron corriendo del lugar y, tras darse cuenta de que se habían dejado algunos efectos personales -como uno de los teléfonos móviles- en el coche de sus agresores, llamaron a la novia para comunicarle los hechos, quien “no daba crédito a lo sucedido y se puso muy nerviosa”. Al poco, tras recibir una llamada de los recién casados, sus atacantes regresaron y el copiloto,  profiriendo más insultos y amenazas, volvió a a agredirles. Finalmente, el conductor les devolvió el teléfono.

Todavía volvieron otra vez a su encuentro, aunque en esta ocasión el que bajó del vehículo fue el conductor, quien les pidió perdón y les propuso volver a por ellos y llevarles a casa después de trasladar a su amigo a Valencia. No obstante, José y su pareja rechazaron el ofrecimiento del piloto, quien, pese a que “en ningún momento” participó en los ataques, tampoco “hizo nada” para evitarlo ni para detener al agresor. Regresaron a casa en taxi y al día siguiente acudieron al centro de salud para que evaluaran las lesiones y a la comisaría de Policía a poner la correspondiente denuncia.

Vivir con miedo

José reconoce que esta situación, totalmente desconocida e inesperada para ambos, pareja desde hace cinco años, les ha dejado en estado de shock y les ha instalado el miedo en el cuerpo: “No habíamos sufrido nunca una situación similar, ni conocíamos ningún caso parecido en nuestro entorno”. “Estás de fiesta, de celebración, pasándolo bien, divirtiéndote, y de repente te pasa algo así, que no esperas, y te encuentras abandonado en mitad de una carretera y sólo piensas en salir corriendo”, confiesa.

Así pues, decidieron denunciar públicamente lo sucedido -a través del portal Shangay.com, aunque contárselo a su familia y amigos les costó más. “Más allá de los daños físicos que hemos sufrido, que realmente no son de gravedad, son los emocionales, que tardarán tiempo en cicatrizar”, reconoce a eldiariocv.es José, al tiempo que comenta cómo sintió miedo, rabia, indefensión, impotencia… “Lo reconozco, vivo con miedo. El otro día, en un centro comercial, quise volver a la oficina por el temor a encontrarme con la persona que nos pegó. Vivimos con ansiedad y tomando diazepam, porque cuesta hasta conciliar el sueño”.

Ahora sólo confían en que se haga justicia: “Nos insultaron, nos agredieron, nos amenazaron de muerte, y no quiero que nadie tenga que volver a pasar por algo así. Crees que estas cosas no pasan pero sí, existen”.

 

La Policía detiene a dos hombres y busca a más responsables de una agresión homófoba en Madrid

La Policía detiene a dos hombres y busca a más responsables de una agresión homófoba. EFE

Agentes de la Policía Nacional detuvierbn el viernes a dos hombres como presuntos autores de una agresión homófoba el pasado 30 de julio en el parque Breogán de Madrid. Se les acusa concretamente de delitos de amenazas y contra los derechos fundamentales.

La Jefatura Superior de Policía de Madrid confirma que el domingo los dos individuos pasaron a disposición judicial, pero no en qué situación han quedado a la espera del juicio que se celebrará próximamente. Los agentes no descartan más detenciones puesto que la investigación, en manos del grupo de Delitos de Odio contra la Orientación Sexual, continúa abierta.

Los hechos ocurrieron, según el relato de los dos denunciantes, sobre las tres de la madrugada, cuando un grupo de 14 hombres acudieron a una zona del parque conocida por ser lugar de encuentro de hombres gays y les increparon por el solo hecho de estar allí con insultos, empujones y golpes.

A uno de ellos le preguntaron “¿eres maricón?” y le amenazaron diciéndole que si volvían a verle por el parque “le cortarían el cuello”, detalla un comunicado enviado por la organización LGTBI Arcópoli a principios de agosto. El otro denunciante asegura haber visto como “este grupo se adentró en el parque y empezó a insultar a todos los hombres que se encontraban allí y vio cómo varios daban patadas y empujaron hasta en tres ocasiones a hombres”.

Posteriormente y a base de empujones le sacaron del parque: “Hasta aquí, maricón, a partir de ahora esto es zona cero. No queremos que entren maricones ni sidosos”. Arcópoli asegura en la misma nota que “aunque hubo varias agresiones, finalmente solo se interpuso una denuncia” en la comisaría del distrito de Salamanca.

El grupo de Delitos de Odio contra la Orientación Sexual de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid sigue tratando de identificar a más responsables de la agresión homófoba denunciada en una operación que se mantiene abierta, confirman a eldiario.es.

Varios bancos arcoiris amanecen en Madrid con amenazas nazis al colectivo LGTBI: “Degenerados a la hoguera”

Uno de los bancos de Torrelodones / Arcópoli

El colectivo LGTBI Arcópoli y la alcaldía de Torrelodones (Madrid) han denunciado varias pintadas homófobas y tránsfobas que han aparecido en el mobiliario urbano del municipio. Se trata de amenazas de muerte e insultos con simbología nazi en bancos arcoiris, que fueron pintados con motivo del Orgullo, o en las propias paredes de un instituto de la zona.

“Degenerados a la hoguera”, “os vamos a matar sodomitas” o “Rusia nos marca el camino” son algunos de los mensajes, junto a otros pintados en los muros del centro público y que recuerdan a las frases tránsfobas que el colectivo HazteOir utilizó para su autobús: “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva” o “dejad a los niños en paz”. Los ultracatólicos han redoblado su mensaje en una avioneta que recorrerá las playas españolas y en la que denuncian “van a por tus hijos”.

La pared del instituto de Torrelodones / Arcópoli

Arcopoli ha puesto en conocimiento de la Fiscalía estos incidentes, que no es la primera vez que se producen. Algo que crea “una terrible sensación de desprotección y hostilidad de especial virulencia hacia el colectivo LGTB en la zona”, apunta la organización en el escrito, al que ha tenido acceso eldiario.es. Funcionarios del Ayuntamiento ya han procedido a limpiar y borrar las pintadas.

La alcaldía de Torrelodones también ha formalizado una denuncia ante la Guardia Civil exponiendo los hechos y considerando que podrían ser constitutivos de un delito de odio. Además, remarca que el pasado mes de julio también aparecieron pintadas nazis en el municipio tachando símbolos del colectivo LGTBI y poniendo dianas en la bandera arcoiris del movimiento. También incide en que las pintadas aparecidas en la pared del instituto público “hacen alusión” al colectivo HazteOir.

Uno de los bancos de Torrelodones / Arcópoli

“Desde Arcópoli nos preocupa en especial cómo estas campañas del equipo de Arsuaga, que denunciamos en su momento, parece que inspiran y animan a este tipo de radicales que las reproducen en pintadas junto con otras claramente homófobas que tratan de amenazarnos de muerte al colectivo LGTB”, afirma la organización.

El pasado 6 de julio, poco después de la semana del Orgullo LGTBI, el Observatorio Madrileño contra la LGTBIfobia denunció 41 incidentes homófobos, entre ellos, amenazas e insultos en redes sociales, carteles, pintadas y agresiones. “Varias personas han encontrado pegada en su ropa o mochilas pegatinas de ‘maricones not wellcome'”, explicaba el colectivo.

En el municipio de Parla un banco arcoiris apareció con la pintada #ThanksOmar (#GraciasOmar) en referencia Omar Mateen,  autor de la matanza de Orlando en junio de 2016  que acabó con la vida de 50 personas al asaltar un club LGTB de la ciudad.

Varios bancos arcoiris amanecen en Madrid con amenazas nazis al colectivo LGTBI: “Degenerados a la hoguera”

Uno de los bancos de Torrelodones / Arcópoli

El colectivo LGTBI Arcópoli y la alcaldía de Torrelodones (Madrid) han denunciado varias pintadas homófobas y tránsfobas que han aparecido en el mobiliario urbano del municipio. Se trata de amenazas de muerte e insultos con simbología nazi en bancos arcoiris, que fueron pintados con motivo del Orgullo, o en las propias paredes de un instituto de la zona.

“Degenerados a la hoguera”, “os vamos a matar sodomitas” o “Rusia nos marca el camino” son algunos de los mensajes, junto a otros pintados en los muros del centro público y que recuerdan a las frases tránsfobas que el colectivo HazteOir utilizó para su autobús: “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva” o “dejad a los niños en paz”. Los ultracatólicos han redoblado su mensaje en una avioneta que recorrerá las playas españolas y en la que denuncian “van a por tus hijos”.

La pared del instituto de Torrelodones / Arcópoli

Arcopoli ha puesto en conocimiento de la Fiscalía estos incidentes, que no es la primera vez que se producen. Algo que crea “una terrible sensación de desprotección y hostilidad de especial virulencia hacia el colectivo LGTB en la zona”, apunta la organización en el escrito, al que ha tenido acceso eldiario.es. Funcionarios del Ayuntamiento ya han procedido a limpiar y borrar las pintadas.

La alcaldía de Torrelodones también ha formalizado una denuncia ante la Guardia Civil exponiendo los hechos y considerando que podrían ser constitutivos de un delito de odio. Además, remarca que el pasado mes de julio también aparecieron pintadas nazis en el municipio tachando símbolos del colectivo LGTBI y poniendo dianas en la bandera arcoiris del movimiento. También incide en que las pintadas aparecidas en la pared del instituto público “hacen alusión” al colectivo HazteOir.

Uno de los bancos de Torrelodones / Arcópoli

Desde Arcópoli nos preocupa en especial cómo estas campañas del equipo de Arsuaga, que denunciamos en su momento, parece que inspiran y animan a este tipo de radicales que las reproducen en pintadas junto con otras claramente homófobas que tratan de amenazarnos de muerte al colectivo LGTB”, afirma la organización.

El pasado 6 de julio, poco después de la semana del Orgullo LGTBI, el Observatorio Madrileño contra la LGTBIfobia denunció 41 incidentes homófobos, entre ellos, amenazas e insultos en redes sociales, carteles, pintadas y agresiones. “Varias personas han encontrado pegada en su ropa o mochilas pegatinas de ‘maricones not wellcome'”, explicaba el colectivo.

En el municipio de Parla un banco arcoiris apareció con la pintada #ThanksOmar (#GraciasOmar) en referencia Omar Mateen,  autor de la matanza de Orlando en junio de 2016  que acabó con la vida de 50 personas al asaltar un club LGTB de la ciudad.