La revista de una asociación de empresarios gallega equipara la homosexualidad al incesto

“Una cosa es el homosexual discreto y respetable y otra muy distinta el maricón ostentoso”, se afirma en un artículo

El artículo titulado ‘La homosexualidad es pecado’ fue publicado en el número de mayo

“Una cosa es el homosexual discreto y respetable y otra muy distinta el maricón ostentoso”. De esta forma cierra el secretario y tesorero de la asociación de empresarios de Sada (A Coruña), Eduardo Lorenzo, el artículo publicado en el número de mayo de la revista de la entidad, Xornal Mariñán. Un texto, titulado La homosexualidad es pecado, en el que Lorenzo equipara la homosexualidad con el incesto.

Ante la polémica generada por el artículo, Bernardo Valiño -presidente de la asociación empresarial- ha salido en su defensa, calificándolo de “valiente y correcto” y negando que el uso del término maricón puidese ser considerado ofensivo:  “Maricón aparece en el diccionario”, respondió al ser preguntado por La Opinión de A Coruña.

En el texto, el abogado Eduardo Lorenzo se queja de que “el fenómeno de la homosexualidad ha pasado de estar perseguido (…) a ser un fenómeno poco menos que intocable y equiparable en derechos a un modelo de familia tradicional”. Y muestra su frustración por el hecho de que la llegada al poder del PP en 2011 no supusiese “un cambio de tendencia legislativa en el trato hacia este fenómeno”. “Probablemente, las presiones del lobby gay, así como el miedo a la pérdida de apoyos electorales (…) explican esta posición que algunos calificarían de cobardía y traición”, escribe.

Lorenzo acepta que dado que en la homosexualidad “existen consentimientos otorgados con plena validez por quienes participan de tales actos”, lo que “la situaría éticamente en un plano más elevado que el bestialismo o la pedofilia”, pero “a la par del incesto o la poligamia”, añade.

El secretario de la entidad empresarial termina el artículo reclamando su derecho a “hablar de estas cuestiones” ya que “tenemos que aceptar un desfile anual por un conocido barrio madrileño, pululando lo grotesco, lo carnavalesco, con engendros andróginos y estrógenos con patas -las locas de toda la vida-“, concluyendo que “una cosa es el homosexual discreto y respetable y otra muy distinta el maricón ostentoso”.

El flamenco ‘sale del armario’

El primer festival LGTB del género acerca el baile, el toque y el cante de artistas como Miguel Poveda al público del World Pride Madrid.

El cantaor Miguel Poveda, estrella del festival Flamenco Diverso.

El mundo del flamenco vive en un sobresalto en esta temporada primavera-verano, no tanto porque alguna de sus figuras salgan del armario, que eso ha ocurrido con normalidad, sino porque se acumulan tantas y tan variadas propuestas flamencas que no hay afición que lo resista. Este miércoles se presenta Flamenco Diverso, una iniciativa independiente creada por Marta, Cariño! que se desarrollará del 22 junio al 2 de julio y que se complementa con propuestas teatrales y gastronómicas en torno a la celebración del gran desfile LGTB de Madrid con motivo del World Pride en la capital.

El 25 de junio se presenta Hablar en hombre (Teatros Luchana), un espectáculo del bailarín Fernando López, en el que se plantea “la homosexualidad masculina en el baile flamenco a través de la puesta en escena de los conflictos estéticos y sociales que se viven y que se hacen espectáculo en este arte”. Fernando López es, además, filósofo por la universidad de París y ha presentado recientemente el libro De puertas para adentro: disidencia sexual y disconformidad de género en la tradición flamenca, que, según el autor, es “la continuación de otro libro, una tesina, que ganó el premio de investigación en danza de la Academia de las Artes Escénicas y abordaba la historia del baile por farruca desde la perspectiva de género”.

Dos mujeres, Antonia Jiménez a la guitarra flamenca y Marta Robles a la clásica escenifican Dos tocaoras, un concierto en el que se recupera la mujer y la guitarra, un imagen habitual en el primer tercio del siglo XX. En el Coliseum de Gran Vía se presenta el 27 de junio Rocío Molina con la cantaora Rosario la Tremendita en el espectáculo Afectos que han paseado por todo el mundo mundial sin parar demasiado por España y que contiene abundantes hallazgos para cualquier mentalidad sensible al arte. Rojas y Rodríguez presentan el día 28 Titanium, un espectáculo de baile.

El plato fuerte del festival llega con Miguel Poveda que debuta el día 29 durante los tres días siguientes, hasta el 1 de julio. Miguel Poveda nunca ha salido del armario, siempre ha comentado esa circunstancia con normalidad. Es verdad que se han escuchado algunos comentarios despectivos sobre su condición sexual, pero dan la impresión que son más fruto de la envidia que de la homofobia. Poveda llena sus conciertos en Madrid, incluso en sus comienzos, cuando se presentaba en los lunes flamencos del Revolver recién ganada la lámpara minera de la Unión. Entonces no bromeaba sobre su condición sexual como lo hace ahora delante de su público. Aquel jovencísimo Miguel Poveda ni bromeaba, ni hablaba, era muy tímido.

“No creo que nadie que venga al desfile del orgullo gay se lo pierda el día 1 de julio para ver a Miguel Poveda”, explica Jaci González, responsable de la web aireflamenco.com, que recuerda que ese mismo día han programado a Concha Buika en los Jardines del Botánico de la Complutense. Rafael Manjavacas, director de la página deflamenco.com, ve Flamenco Diverso como una oportunidad para ganar público: “Ahora que hay tantos espectáculos diferentes, necesitamos público y creo que van a llenar”.

¿Cuantos flamencos hay sin salir del armario? “Ni lo sé ni me importa”, razona una de las personalidades del flamenco en los últimos 30 años que prefiere mantenerse en el anonimato. “Lo fundamental es que el flamenco es más sexy que el rock, que el reggae y que el reggaetón, y eso lo tienen claro en Nueva York, París, Tokio, Amsterdam o Londres. Si hay algún problema con el flamenco no es si es gay o hetero, es de nuestro sistema educativo. Y, finalmente, de tener dinero para pagar la entrada. ¿Por qué crees que mataron a Federico García Lorca? ¿lo mataron por rojo?, ¿lo mataron por flamenco? o ¿lo mataron por homosexual? Quizá por eso no se han encontrado sus restos”.

El aspecto, el atuendo o llevar gafas es el principal motivo de bullying en Euskadi

Un estudio del ISEI-IVEI afirma que la mitad del alumnado de Primaria y ESO ha visto “casos de acoso continuo”

El Gobierno vasco registró el curso pasado 121 casos de acoso escolar reales. (Foto: DEIA)

BILBAO – El aspecto físico, la forma de vestir o llevar gafas es el principal motivo de bullying en Euskadi. Además, son las chicas quienes en mayor medida observan el acoso por la apariencia o llevar un estilo de ropa determinado. Esta es una de las conclusiones del informe La Igualdad de Género en la Educación Primaria y ESO en el País Vasco, una investigación realizada por el Instituto Vasco de Evaluación e Investigación Educativa (ISEI-IVEI) en base a las respuestas dadas por el alumnado de 4º de Primaria y 2º de la ESO en la última edición de la Evaluación de Diagnóstico 2015, donde por primera vez se abordó la percepción que tiene el alumnado vasco sobre la igualdad.

Según el estudio que acaba de publicar el ISEI-IVEI, casi seis de cada diez estudiantes de Primaria y la mitad de Secundaria asegura haber sido testigo de “casos de acoso continuo” en el colegio. El aspecto exterior se presenta como el principal detonante del bullying, entendido como un acto continuado de exclusión, rechazo o violencia entre compañeros. Y esta percepción de acoso se intensifica a medida que avanza la edad. Así, el 26% del alumnado de Primaria dice haber visto víctimas de maltrato por este motivo, porcentaje que sube al 38% en ESO.

Pero tal y como refleja el informe, el sexo (ser chico o chica) gana peso entre aquel alumnado que confiesa haber sufrido acoso durante el curso pasado (el 38% en Primaria y el 14% en ESO). La investigación realizada por el instituto de investigación dependiente del Gobierno vasco, los chicos son víctimas de maltrato con mayor frecuencia que las chicas en todas las situaciones y en ambas etapas, a excepción de las chicas de 2º de ESO debido a las características físicas. Además hay un porcentaje más elevado de estudiantes de la red pública (5% más en Primaria y un 2% más en ESO) que dice haber sufrido bullying, un fenómeno que afecta en mayor medida al alumnado más desfavorecido.

Ante la pregunta en ESO acerca de la detección de conductas homofóbicas o lesbofóbicas, los chicos parecen sufrirlo con más frecuencia que las lesbianas. En concreto, el 15,7% del alumnado de este ciclo que realizó la Evaluación de Diagnóstico de 2015 asegura que han visto situaciones de maltrato por considerar a un compañero gay y un 5,2% por ser considerada lesbiana. Aunque solo un 1% del alumnado que dice haber sido víctima de acoso el curso pasado afirma que su orientación sexual haya sido el desencadenante del problema con su agresor. Esta situación se percibe con más frecuencia en los colegios de la red pública que en los de la concertada.

El estudio también apunta que la convivencia con compañeros y compañeras de diferente cultura, religión o país de origen “eleva el grado de aceptación del alumnado con otras características, tanto en las chicas como los chicos”. Por tanto, la diversidad se presenta como un antídoto a un fenómeno sobre el que cada vez hay mayor sensibilidad social y que se incrementa a medida que aumenta la edad. Según los datos aportados este mismo año por el Departamento de Educación acerca de la evolución del acoso escolar, durante el curso 2015-2016 se registraron 121 casos de maltrato entre iguales, el doble que el curso anterior. Estos 121 casos representan el 25% de las denuncias presentadas y que se comprobó que se correspondían con situaciones de acoso real.

Según el Gobierno vasco, en ESO es donde se produce el mayor número de casos de maltrato, aunque también es significativo el número en la etapa final de la educación Primaria. El 61 % de las víctimas se produjeron en el ámbito de la Enseñanza Secundaria aunque entre los 6 y los 11 años se han registrado 47 casos el último curso. Este problema se produce prácticamente en igual cantidad en centros concertados y públicos, aunque en algo mayor medida en estos últimos y también son más frecuentes entre los chicos que entre las chicas.

Respecto a la modalidad de acoso, la agresión verbal es la más repetida (43%), seguida de la exclusión y marginación social (25%), las agresiones físicas (16%), la intimidación, el chantaje o la amenaza (11%), mientras menos del 1 % corresponde a abuso sexual. El trabajo de prevención se verá reforzado con un Plan de Acoso Escolar que la consejería de Educación espera tener listo para final de este año y para el que se ha constituido un equipo de profesionales de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).