EL PAIS: Imputado el director de un colegio por rechazar al hijo de una pareja gay

La Inspección educativa apreció discriminación en la actitud del centro privado

ivan vallejo&ricardo lucas

Iván Vallejo y Ricardo Lucas, en su casa. / paco puentes

Un juez de Sevilla ha imputado al director de un colegio privado de Castilleja de la Cuesta por un delito “contra los derechos fundamentales y las libertades públicas garantizadas por la Constitución” por negarse a escolarizar al hijo de una pareja gay. Según el magistrado, el director y la responsable de admisión del centro —que también está imputada— rechazaron la solicitud debido, supuestamente, a que el niño “pertenecía a una familia homoparental”. Carlos Mahón, titular del Juzgado de Instrucción 2 de Sevilla, ha estado investigando durante algo más de un año el caso. Esta semana ha comunicado a las partes que ha decidido la apertura de un procedimiento abreviado al entender que “existen motivos suficientes” para deducir, aunque “sea de manera indiciaria”, que se ha cometido un delito contra los derechos fundamentales y las libertades públicas.

Este caso se remonta a principios de 2012. Ricardo Lucas e Iván Vallejo —que tuvieron a su primer hijo gracias a un complicado proceso de gestación subrogada— empezaron los trámites para escolarizar al menor. Se fijaron en un nuevo y pequeño centro de Castilleja de la Cuesta, el Yago School. Además de ser bilingüe, a esta pareja le gustó que entre los principios rectores de este centro privado figurara “animar a los alumnos a cooperar con los otros, ser sensibles a las necesidades de los demás y respetar otras culturas, religiones y modos de vida”. “Era solo marketing”, lamenta ahora Ricardo Lucas.

Cuando la pareja se puso en contacto a través del correo electrónico con el centro para pedir información, se les comunicó que no había plazas. En los primeros e-mail se identificaron claramente como “una familia homoparental”. La sorpresa llegó a mediados de febrero de 2012. El marido de Ricardo telefoneó al centro, sin identificarse, para preguntar si había vacantes. Según su versión, se les dijo que sí y concertó una cita. Allí acudió. Cuando le comentó a la directora de admisión quien era y que antes se le habían comunicado que no disponían de plazas, esta responsable, que ahora está imputada, le señaló que todo había sido un error administrativo y que sí tenían vacantes, siempre según la versión de los padres. La sorpresa final llegó unos días después: el centro les llamó para retractarse otra vez y anunciarles que todas las plazas estaban comprometidas. Este periódico ha intentado recabar la opinión de Ramón R., director del centro, y Maravillas R., responsable de admisión, pero no han querido ofrecer su versión. Los dos imputados pueden recurrir ante el juez y la Audiencia Provincial el auto del juez de apertura de procedimiento abreviado. A ambos se les ha tomado declaración durante la instrucción judicial. Además, la pareja denunciante ha aportado los correos electrónicos que se cruzaron con los responsables del centro educativo.

Yolanda Hervás, la abogada que ha defendido los intereses de la pareja, apunta a otras dos aportaciones fundamentales durante la fase de instrucción. Por un lado, la Consejería de Educación ha remitido al juzgado el expediente administrativo que se abrió contra el centro. Ese expediente está en suspenso desde diciembre de 2012. Como es habitual en este tipo de casos, cuando se abre una investigación judicial la vía administrativa queda paralizada. Pero en el informe remitido al juzgado por la consejería se detalla que la Inspección educativa, tras analizar el caso y recabar la información, concluyó que el menor no había “tenido igualdad de trato” con respecto a otros niños que sí fueron escolarizados en ese centro. Además, en el informe de la Inspección se apunta que el colegio no había cumplido con “sus propios criterios de admisión”. Cuando el caso se conoció —los padres colgaron una denuncia en la web actuable.es—, la Administración andaluza decidió abrir la investigación que ahora se ha incluido en la causa.

Hervás apunta a otra prueba clave en la instrucción: el Banco Santander ha facilitado los movimientos de la cuenta del colegio. La letrada asegura que hay ingresos de reserva de matrícula en fechas posteriores a que el centro comunicara a la pareja que no tenía vacantes. La fiscalía tendrá que pronunciarse ahora sobre si cree necesario que se celebre un juicio oral o si debe archivar este caso.

Hervás sostiene que prácticamente no existe jurisprudencia de casos de presunta discriminación similares a este. Lo que sí existen, señala la letrada, son otras demandas contra el centro.

Otra familia de Sevilla presentó hace algo más de un mes una demanda contra el Yago School por haber expulsado a sus dos hijos del colegio. Esta familia también ha demandado al centro por vulneración de derechos fundamentales.

En este caso los hijos, un niño y una niña, ya estaban estudiando en el colegio. La menor iba a participar en un viaje al extranjero organizado por el centro. Pero, al poco tiempo, la niña se arrepintió y la madre se lo comunicó al colegio. Sin embargo, la dirección del Yago School exigió a la familia el pago de una supuesta deuda contraída por haber anulado ese viaje, algo que rechazaban los progenitores. Finalmente, los dos menores fueron expulsados por esta “desavenencia”, según la versión de la familia.

EL MUNDO : Desconcertante triunfo de ‘Brokeback Mountain’

‘Brokeback Mountain’ se resuelve con máxima repercusión internacional y éxito de público en su estreno mundial en el Teatro Real de Madrid.

tom randle&daniel okulitch

Tom Randle (izqda.) y Daniel Okulitch, en un momento del montaje de ‘Brokeback Mountain’ EFE

No puede hablarse de una velada triunfal, pero sí de un éxito desconcertante. Desconcertante porque la versión operística de ‘Brokeback Mountain’ se había planteado como un gran alarde vanguardista y como el primer ejemplo de una ópera que alude explícitamente a la temática gay.

Podría suponerse que ambos extremos predisponían la hostilidad del público conservador que habita en los estrenos del Real, pero sucedió que los espectadores agradecieron el espectáculo. Porque realmente no era transgresivo. Y porque los únicos abucheos discrepantes, muy pocos, concernieron la partitura más o menos abrupta de Charles Wuorinen.

Nunca el Teatro Real en su historia contemporánea había concitado semejante interés ni había reunido tantos periodistas extranjeros en el patio de butacas. Un centenar de medios foráneos se han ocupado del bautismo de ‘Brokeback Mountain’, concediendo a Gérard Mortier un papel de agitador cultural que beneficia las ambiciones cosmopolitas de Madrid y que anoche la convirtieron provisionalmente en capital operística del mundo.

Se explican los honores por el acontecimiento de un estreno mundial, aunque llama la atención que la repercusión de esta ópera haya superado incluso el ‘Così fan tutte’ que concibió Michael Haneke y la première planetaria de ‘The perfect american’.

Así se titulaba la ópera que Philip Glass dedicó a Disney en clave más o menos iconoclasta. Un año exacto se ha cumplido del estreno, así es que Brokeback Mountain renueva la fertilidad creativa del Teatro Real con razones propias y motivos circunstanciales.

Las primeras consisten en la brillante autoría de una partitura nueva con la firma del compositor neoyorquino Charles Wuorinen, pero no se explicaría el impacto mundial del estreno si no hubieran intervenido la despedida de Mortier en su último gran proyecto madrileño y el antecedente de una película sobresaliente con la que Ang Lee obtuvo el Oscar al mejor director.

Se entiende así la huella cinematográfica que permanece en el montaje escénico de Ivo van Hove: dos horas sin pausa, guiños desordenados a Lars von Trier (‘Dogville’), amén de una pantalla gigante en cinemascope que proyecta las imágenes totémicas de la montaña en que los vaqueros Jack y Ennis consuman sus amores clandestinos en la alegoría del paraíso perdido.

Los interpretan respectivamente Tom Randle y Daniel Okulitch desde un premeditado y quizá excesivo contraste de caracteres. El tenor y el barítono. El moreno y el rubio. El bajo y el alto. El sofisticado y el rústico, aunque la mayor diferencia probablemente es la menos calculada de todas y radica en la desigualdad de los méritos artísticos.

Resulta que el cantante canadiense Daniel Okulitch asume en primera persona la credibilidad del espectáculo. No sólo por la autoridad con que resuelve la endemoniada partitura. También porque su presencia escénica, su viaje al dolor y su monólogo final relativizan los problemas de disociación que traslada este desigual espectáculo.

Disociación quiere decir que no existe una relación demasiado natural entre la música, el libreto y la escena. Charles Wuorinen plantea una partitura atonal, compleja, desprovista de emociones, mientras que el texto se resiente de un excesivo prosaísmo. Se diría que unos y otros personajes, incluidos los femeninos, se dedican a discutir en plan “escenas de matrimonio”, subordinándose argumentos tan poderosos como la opresión social y privando a ‘Brokeback Mountain’ del erotismo y la sensibilidad que había proporcionado a la película de Lee la unánime empatía de los espectadores.

Contraste de lenguajes

No le convenció del todo el filme a Annie Proulx. Ella había escrito el relato originario en las páginas del ‘New Yorker’ (1997) más cerca del feísmo y de la aspereza que de la épica, y ella también se ha incorporado ahora a la tercera vida de la criatura redactando el libreto. Y simplificándolo, aunque el principal obstáculo consiste en que la música atmosférica de Wourinen, interpretada en el foso con el oficio y la concentración de Titus Engel, no termina de identificarse con las palabras. Vuelve a producirse una disociación, probablemente por el contraste de lenguajes y porque el texto y la partitura se resienten de un problema de convivencia, igual que les sucede a los amantes Jack y Ennis en la claustrofobia de una sociedad hostil al acecho.

Ivo van Hove la retrata metafóricamente con la imagen inquietante de los hombres de negro, vaqueros fantasmagóricos que todo lo ven y que todo lo saben. Forman parte de las ideas más solventes de la dramaturgia. Que resulta más eficaz cuando se hace más conceptual. Y que resulta embarazosa cuando redunda en la literalidad del libreto.

No puede decirse que sea un montaje arriesgado. Y por la misma razón cabe pensar que la reacción favorable del público se atiene al consenso de una dramaturgia de fácil digestión. Ni siquiera la ópera contiene escenas polémicas, siempre y cuando no se valoren como tales una escena sexual encubierta en una tienda de campaña y la imagen de una pareja de hombres besándose en el escenario.

Es el momento ‘titanic’ de Jack y Ennis, la parada obligatoria de un viaje que empieza con la blancura virginal de la nieve y que termina con la oscuridad del catafalco. Es entonces cuando prorrumpe el excelente Daniel Okulitch su monólogo del amor ausente, apurando los momentos más intensos de la ópera, aferrándose a la camisa de cuadros que había conservado el vaquero Jack como una reliquia. Quizá no les convenga seguir leyendo, porque vamos a hacer un ‘spoiler’ con el final. Y este amerengado final consiste en que la camiseta de cuadros vuela hacia el cielo como si la habitara un alma resurrecta. Me imagino a Ang Lee tapándose los ojos. Y no precisamente para enjuagarse las lágrimas.

El cineasta podría haber asistido anoche al estreno, como cualquier melómano o curioso. Lo hizo posible la opción por streaming que produjo el Teatro Real y que multiplicaron ubicuamente los portales culturales Arte y Medici, remarcando así la importancia de un estreno que reunió a una docena de sobreintendentes teatrales –Vancouver, Santa Fe, Los Ángeles, Múnich, Amsterdam, Londres, Basilea, Bruselas– dispuestos a que el último proyecto de Mortier adquiera una fuerza multiplicatoria.

EL MUNDO: Mortier: ‘La Iglesia debe solucionar sus problemas antes de dar lecciones sobre homosexualidad’

ÓPERA Teatro Real

  • Este martes es el estreno mundial de la ópera ‘Brokeback Mountain’

  • El proyecto supone su desafío personal frente a su enfermedad

gerard montier

Gerard Mortier, ex director artístico del Teatro Real, este lunes durante la presentación de ‘Brokeback Mountain’. AFP

“Estoy contento de estar aquí con todos vosotros. Es una lucha, pero es así”. De esta forma se presentó este lunes Gerard Mortier en la rueda de prensa de la ópera ‘Brokeback Mountain’, cuyo estreno mundial tendrá lugar este martes en el Teatro Real. El ex superintendente belga pospuso la presentación del montaje -prevista en un primer momento para el pasado viernes- para reponerse a tiempo del tratamiento contra el cáncer de páncreas que padece y poder estar en el estreno. Una lucha, como señaló, que se justifica por la pasión que ha puesto en el proyecto desde que hace más de un lustro contactase con el compositor estadounidense Charles Wuorinen para hacer una versión operística del relato de Annie Proulx, el mismo que el director taiwanés Ang Lee llevó al cine en 2005.

Wuorinen y Proulx estuvieron presentes en un acto que también contó con el director musical Titus Engel, el director de escena Ivo van Hove y la pareja de cantantes que da vida a los dos vaqueros que viven una historia de amor homosexual a lo largo de dos décadas de pasión: el bajo barítono canadiense Daniel Okulitch (que interpreta a Ennis del Mar) y el tenor Tom Randle (que da vida a Jack Twist). Entre todos defendieron “uno de los estrenos más importantes de esta temporada”, en palabras del director general del coliseo madrileño, Ignacio Garcia-Belenguer, quien también anunció que la ópera se emitirá a través de Orbyt el próximo 7 de febrero.

A pesar de su aspecto más frágil y delgado, Mortier se mostró enérgico, bromista y jocoso en su presentación. Así, hablando sobre las posibles críticas a su decisión de programar este título -“Habrá quien diga, ‘oh, la la, Mortier’, algo inmoral dos hombres amándose en escena”, conjeturó-, el asesor artístico del Real recordó cuando tuvo una reunión con los miembros del comité de dirección para presentarles ‘Brokeback Mountain’. En un momento dado, la pregunta incómoda: ¿Y qué público quiere conseguir con esta obra? “Me lo preguntó una persona. No voy a decir quién. Si lo hiciese, me despedirían otra vez“, bromeó sobre su sustitución en septiembre por Joan Matabosch tras anunciar su enfermedad.

Volviendo a la pregunta, el público que quiere Mortier es “liberal”, personas que en el teatro “no busquen únicamente divertimento, sino que les hablen de los grandes temas de la actualidad”. Como recordó el ex director artístico, “hay gente sufriendo enormemente” por cuestiones como las que se reflejan en esta ópera, que subrayan que “el hombre es un animal sexual horrible”, según sus palabras. Así, comparó las protestas católicas en Francia contra el matrimonio homosexual con una “Yihad”, en oposición a cómo aborda la cultura los mismos asuntos. “En el caso de esta obra, con una gran delicadeza, de forma no dogmática y abriendo un debate”, apuntó Mortier. Es por ello que entiende su programación como “política” en el sentido original del término. Esto es, que propicie la confrontación de diferentes puntos de vista. En ese sentido, ‘Brokeback Mountain’ es una ópera política que va más allá de la historia de amor entre iguales y “reflexiona sobre la condición humana”.

Mortier cargó igualmente contra la “doble moral”: “Hasta hace poco se estaba luchando porque viniese a Madrid Eurovegas, que para mí representa la verdadera Sodoma y Gomorra, no lo que muestra ‘Brokeback Mountain'”. Y señaló que “la Iglesia debe solucionar sus propios problemas antes de dar lecciones sobre homosexualidad”. Con respecto a la posibilidad de que el estreno pueda derivar en pitidos y pataleos, Mortier recordó que “cualquier estreno en cualquier momento de la historia era complicado. Pero el público del estreno no decide el éxito de una ópera, la carrera que tendrá una obra de la creación humana”.

Y quiso defender igualmente su gestión al frente del coliseo madrileño, al señalar que, “a pesar de que hay un sector del público muy conservador”, en sus tres años “se han producido muchos cambios, acercando a los jóvenes con entradas más baratas” y estimulando a ese otro público, “más abierto”, que habita el Real. “Nunca cambiaré mis ideas sobre el teatro. Hago lo que tengo que hacer e intento convencer al público. Si a parte de éste no le gusta, debo aceptarlo”.

 

EL MUNDO:Homenaje en Israel a los gays perseguidos por los nazis

gay monument israel

Imagen del monumento a los homosexuales represaliados por el nazismo. SAL EMERGUI

Mientras 54 diputados (entre ellos cuatro ministros) y 25 supervivientes del Holocausto encabezan hoy una delegación institucional israelí sin precedentes al campo de exterminio de Auschwitz, un enigmático triángulo rosa despierta la curiosidad en el Parque Meir de Tel Aviv. El hecho de estar situado ante la sede de la comunidad gay de esta ciudad da una pista. La otra, la definitiva,se halla en las inscripciones en alemán, hebreo e inglés en las tres piedras de color rosa.

Se trata del primer monumento en Israel dedicado a los homosexuales judíos y no judíos perseguidos y asesinados por los nazis. La calma que reina en el parque más viejo de Tel Aviv contrastan con las historias de intolerante convulsión que ocultan el triángulo rosa, símbolo con el se marcaba a los gays en la página más oscura de Europa.

“Se calcula que los nazis persiguieron a unos 100.000 homosexuales por lo que consideraban ‘actividad criminal’. De los 15.000 internados en campos de concentración, más la mitad fueron asesinados. Mi deber no sólo como judío que perdió a parte de su familia en la Shoa sino también como gay israelí es honrar su memoria”, explica a EL MUNDO Eran Lev, miembro del partido de izquierdas Meretz mientras se asegura que el monumento y el pequeño jardín siguen limpios como en su inauguración hace unos días.

Como concejal de Tel Aviv, Lev propuso en mayo la idea (“no es nueva”, enfatiza) al alcalde Ron Huldai. Conocido defensor de los homosexuales y lesbianas, Huldai aceptó enseguida uniendo Tel Aviv a Amsterdam, Berlín, San Francisco y Sydney en el homenaje a las víctimas del nazismo por su orientación sexual.

“Los judíos heterosexuales iban marcados con la estrella de David de color amarillo y los homosexuales no judíos con el triángulo rosa. Los gays judíos llevaban la estrella partida en amarillo y rosa”, nos explica Lev especificando que la magnitud de la tragedia judía bajo la crueldad nazi no tiene comparación.

No podías ser nazi judío pero sí nazi homosexual y la mejor prueba fue el principal dirigente de la S.A, Ernst Rohm. En el partido había un importante sector gay. Pero Rohm tenía muchos enemigos.  A los sectores derechistas no gustaban sus ideas socialistas. Además, querían eliminarle porque las SA era una clara amenaza al poder del Ejército”, explica el promotor de en un proyecto que ha contado con el asesoramiento del prestigioso profesor de Historia Alemana, Moshe Zimmermann.

“Para mi y la mayoría de expertos, el término exacto  Holocausto se refiere sólo al genocidio de millones de judíos como resultado de la decisión de eliminarlos”, dice Lev recordando dos destacados judíos homosexuales que lucharon contra los nazis: Magnus Hirschfeld y Gad Beck.

Huldai, orgulloso de dirigir una ciudad con una de las comunidades gays más importantes y activas del mundo, recuerda que “los nazis no sólo exterminaron a los judíos europeos sino que cometieron atrocidades en un intento de destruir a cualquier persona que consideraban diferente”.

El embajador alemán en Israel, Andreas Michaelis, enfatiza la importancia de “monumentos y calles para recordar las cosas que ocurrieron en el pasado pero deben ser primero y ante todo un recuerdo para el futuro”.

De cara al futuro y quizá presente, Lev destaca: “Los nazis hicieron las llamadas terapias de curación de los homosexuales. Es una cuestión que siempre está en el aire ya sea aquí, en Estados Unidos o Europa. Por eso es importante que se sepa quien empezó esas prácticas”. Cabe recordar los experimentos médicos en Buchenwald “para curar la homosexualidad”.

No es el único monumento que se inaugura estos días en Israel sobre una época tan terrible en la historia del pueblo judío y de la humanidad. Desde este fin de semana, se puede visitar en Natania, norte de Tel Aviv, un vagón de mercancías (Munchen 12-246) que sirvió a los nazis para trasladar a judíos a la muerte. Hallado hace un año por dos especialistas en la memoria del Holocausto (Roni Dotan y Tatiana Rosa), es algo más que un vagón. Es el apunte real y espeluznante de un medio de transporte que para los 193.000 supervivientes del Holocausto que viven hoy en Israel aún simboliza el infierno.

En unos meses, Israel conmemorará Yom Shoa (Día del Recuerdo del Holocausto) en una solemne jornada con actos en la calle, el Parlamento, las escuelas o el Museo Yad Vashem. Pero este lunes con motivo de la conmemoración internacional, decenas de diputados y ministros israelíes se encuentra en Auschwitz junto a parlamentarios de numerosos países. Entre los asistentes, Shmuel Gal, superviviente del campo de exterminio. “La gran mayoría de mi familia, incluyendo 26 mujeres, hombres y niños fue asesinada en Auschwitz. Ahora vuelvo aquí como señal que no pudieron acabar con el pueblo judío”, dice el israelí. Naftali Arian también vuelve al lugar donde toda su familia fue exterminada. Su número grabado en el brazo 174005 sirve de silencioso y vivo testimonio.

Con una media superior a los 85 años, cada mes fallecen más de 1000 supervivientes en Israel. Uno de cada tres supervivientes pidió en el 2013 ayuda económica y social a La Fundación para la Ayuda a las Víctimas del Holocausto.

La Shoa marcó un antes y un después en la historia del pueblo judío. Sin tener en cuenta el exterminio de seis millones de judíos, no es posible explicar y entender el complejo país llamado Israel.

EL PAIS: El fiscal del Estado archivó el caso de la niña transexual de Andalucía

El colegio de la menor se niega a tratarla en femenino

La Fiscalía General del Estado (FGE) ordenó a la fiscal andaluza contra la discriminación sexual de género, Flor de Torres, el archivo de la investigación sobre un colegio concertado de Málaga que se niega a admitir a una niña transexual de acuerdo con su identidad, y pretende asignarle trato de varón. La revelación la hizo ayer el obispo de Málaga, Jesús Catalá, que defendió el trato, a su juicio “exquisito”, que el centro ha dado a la alumna y criticó el “abuso de poder” de la Junta de Andalucía por amenazar con retirar el concierto por “motivos espurios”.

Según Catalá, fue el departamento del fiscal general, Eduardo Torres-Dulce, el que “mandó” a la fiscal que “dejara de ser torpe y archivara las diligencias”, informa Europa Press. El prelado dijo también que fue la FGE la que les comunicó que la investigación estaba cerrada dos semanas antes de que se lo notificara el ministerio público de Málaga.

Fuentes judiciales confirmaron ayer que De Torres cerró la investigación para dirimir si el centro había cometido delitos en el trato dispensado a la menor por orden de la FGE y que la decisión se trasladó a las partes el mismo día en que se firmó el documento de archivo. El escrito se rubricó justo después de Navidad.

La fiscal pidió previamente instrucciones sobre lo que debía hacer y hubo un intercambio de información con Madrid. Finalmente, llegó la orden de archivo y el mismo día en que tuvo conocimiento de la misma, la fiscal procedió a cerrar las diligencias. Las fuentes niegan que en el procedimiento interno se utilizara la palabra “torpe” y explican que la jefatura de la fiscalía de Málaga también había optado por suspender las diligencias.

La fundación del Obispado de Málaga a la que pertenece el colegio presentó durante el proceso un escrito ante la FGE pidiendo que De Torres fuera apartada del caso y que este fuera asignado a un fiscal de menores, petición que no fue atendida por el ministerio público.

“El colegio y la fundación defienden al niño en sus derechos como ser humano, le respetan en su identidad, en contra del abuso de la Junta y de su madre”, añadió ayer Catalá, que se refiere a la menor en masculino. El consejero de Educación, Luciano Alonso, replicó al obispo que el Gobierno andaluz se ha limitado a cumplir la ley y la FGE evitó pronunciarse sobre el asunto.

EL PAIS: ‘Brokeback Mountain’ llega a la ópera, una de vaqueros y amor imposible

Annie Proulx, autora del relato y firmante del libreto de la versión operística, rememora el proceso de escritura de aquel texto surgido de la dureza del medio rural de EE UU

tom randle&daniel okulitch2

Daniel Okulitch y Tom Randle en el ensayo de ‘Brokeback mountain’. / Javier del Real

Brokeback mountain es una historia muy, muy vieja. Desde que existe el ser humano ha habido amantes en situaciones imposibles. En parte, lo que hace diferente a Brokeback que los amantes no son príncipes y princesas, sino dos rudos peones de un rancho de Wyoming. Sobre todo, Ennis Del Mar no comprende lo que le está sucediendo, y se resiste a reconocer quién y qué es desde el principio hasta el amargo final.

Escribí el relato hacia 1998, después de meditar sobre él durante un año o más. El catalizador fueron unos minutos de ocio en un bar de Sheridan en el que unos cuantos jóvenes peones de rancho jugaban al billar. Me fijé en un hombre mayor, un poco apartado de ellos, que miraba fijamente, casi con avidez, a los jugadores.

Mi mente está siempre en marcha, imaginando breves historias acerca de los extraños en los que tengo ocasión de reparar a lo largo del día. Me preguntaba si el interés de ese hombre mayor por los apuestos jóvenes jugadores no podría ser signo de un deseo sexual reprimido. Nada lo manifestaba —podía estar mirando a su nieto, o al chico de un vecino; o podía estar esperando a que alguien lo llevase de vuelta al rancho— pero, tal como piensa el protagonista del magnífico relato de William Gass The Pedersen Kid [El chico de Pedersen], todo puede suceder.

A lo largo del año siguiente más o menos, a medida que meditaba acerca de qué presiones y dificultades podría experimentar un homosexual clandestino en la profundamente homofóbica sociedad patriarcal del Wyoming rural, el hombre mayor fue adquiriendo poco a poco la forma de Ennis Del Mar.

Annie Proulx y Charles Wuorinen

Annie Proulx y Charles Wuorinen, escritora y compositor de ‘Brokeback Mountain’ en el Teatro Real. / Bernardo Pérez

La obra fue concebida para formar parte de una colección de relatos de Wyoming en los que se presentaban diferentes vidas modeladas por la historia y la geografía de ese lugar reseco de áspera belleza. En las recopilaciones de relatos cortos es frecuente que uno o varios de ellos se publiquen en revistas antes de darse a conocer en forma de libro. Brokeback mountain se le ofreció (a petición mía) a Harper’s Magazine para su posible primera publicación. Pero el editor no lograba decidir si aceptarlo o rechazarlo, presumiblemente porque el tema era controvertido. El plazo tope para recibir una respuesta pasó, y mi agente envió la obra a The New Yorker. La aceptaron inmediatamente. Jack y Ennis habían empezado su viaje.

El relato atrajo una atención considerable. Entre los lectores se encontraba Diana Ossana, la compañera de escritura de Larry McMurtry, un conocido mío. Diana pensó que el relato podía convertirse en una sólida película y, después de leerlo, Larry se mostró de acuerdo. Me llegó la propuesta y dije que sí, si Larry escribía el guión; sentía un gran respecto por ese célebre autor, descendiente de rancheros de Texas, un maestro del diálogo del western y un veterano guionista. Las ruedas comenzaban a girar.

Entre tanto, el relato apareció en Close range, el segundo volumen de Wyoming stories [Historias de Wyoming]. El título fue cuidadosamente elegido, porque en Wyoming close range no solo denota la posición de un tirador situado muy cerca del blanco, sino que es también una manera de decir closed range, un término que hace referencia al ganado encerrado en un corral.

Wyoming es un estado de pastos libres; en teoría esto significa que las vacas, las ovejas u otra clase de ganado pueden desplazarse libremente por cualquier lugar donde puedan encontrar pasto. Elegí el título por su doble significado: en referencia a las historias que tratan de situaciones difíciles y que son, en cierto sentido, un objetivo para el escritor; pero también para indicar que los relatos (mi ganado) habían quedado encerrados entre las cubiertas del libro.

A menudo se piensa erróneamente que Brokeback mountain apareció por primera vez en forma de libro. No fue así; se publicó como un relato en The New Yorker. El manuscrito, que ahora está en mi archivo de la Colección Berg de la Biblioteca Pública de Nueva York, tenía más o menos 25 páginas escritas a dos espacios.

Después de pasar alrededor de un año meditando sobre la obra y dando forma a los personajes en mi mente, me tomé seis semanas de intenso trabajo para escribirla. Es mucho tiempo para tan pocas páginas, pero para conseguir el estilo conciso, condensado, que sentía que era preciso para ilustrar la reprimida batalla secreta de Ennis Del Mar, hice cientos de pequeñas revisiones y modificaciones de los menores detalles, en particular de los diálogos. Una y otra vez fui sintetizando la historia; cada palabra, cada esquirla de la puntuación tenía que llevar adelante el relato con total fluidez. Eliminé todas las palabras y comas que impedían el buen funcionamiento de ese acarreo.

Pero el gran problema fue el personaje de Jack Twist. Se puede pensar que si un escritor está desarrollando un personaje a partir de cero, él o ella puede moldearlo según innumerable formas y actitudes. Yo conocía el paisaje y el clima, conocía cómo se gana la vida la gente de Wyoming, reconocía los diferentes tipos de familias rurales y capas sociales, sabía qué aspecto tenía Jack, cómo hablaba y, en cierta medida, conocía sus sentimientos. Entonces, ¿por qué me daba problemas? ¿Por qué no poner sencillamente por escrito lo que quería que dijese y sintiese?

Las cosas no funcionan así. Aunque el escritor puede haber creado al personaje de la nada, del aire más puro, en un momento dado los personajes desarrollan una intimidad protegida por un blindaje que desafía a las intromisiones. Jack se había vuelto impenetrable. Me llevó semanas de trabajo y meditación, de imaginármelo en diferentes situaciones —invocar la historia que había a sus espaldas, el padre cruel y desalmado, la debilidad de la madre, la ventana del dormitorio con su extensa vista de una montaña a lo lejos— para acceder a las sensibilidades de su interior. Así pude escribir el párrafo crucial acerca de la montaña en la que Jack se encuentra solo y taciturno. La repentina combinación de las palabras “deseo sin sexo” para describir lo que sentía me dio la idea.

Tanto Ennis como Jack, igual que muchos de nosotros, creían que su situación era producto de un estado de atracción sexual. Pero las palabras “deseo sin sexo” me liberaron de esa respuesta automática de nuestra cultura contemporánea y me permitieron separar la satisfacción sexual de la necesidad de amor común a los humanos que hay en todos nosotros. Por fin pude ver que lo que movía a Jack, igual que a todos nosotros en mayor o menor medida, era un permanente y ardiente deseo de amor. Esto me dio la posibilidad de avistar la repuesta a la pregunta, planteada con frecuencia, de cuál es la diferencia entre la película Brokeback mountain y el relato. La breve respuesta es que la película trata del deseo sexual, y el relato, de nuestra innata necesidad humana de amor.

EL DIARIO NORTE: “Que nadie venga a salvarnos de nuestra homosexualidad”

http://www.eldiario.es/norte/euskadi/bizkaia/aceptamos-nadie-venga-salvarnos-homosexualidad_0_221528058.html

  • El grupo de gays y lesbianas cristianos de Aldarte cumple 15 años como una de las iniciativas más activas de la asociación.
  • Lamentan que la iglesia abra sus puertas a que personas no creyentes celebren sus bodas “por tradición o por puro teatro” mientras que se las cierra a ellos a pesar de que su fe es sincera.
  • Su objetivo no es la reivindicación sino convertirse en un punto de encuentro para personas con creencias y sexualidad similares que no encuentran su espacio en sus parroquias.
  • “Parece mentira que haya cristianos capaces de hacernos tanto daño cuando en el Evangelio se habla de todo menos de eso”, se lamentan sobre el trato que reciben en ocasiones.
lesbianas-cristianos-Aldarte-reune-oracion_EDIIMA20140124_0200_4

El grupo de gays y lesbianas cristianos de Aldarte se reúne para la oración. /G. A.

Si escuchan con atención los mensajes que lanza de vez en cuando la jerarquía eclesiástica parece que ser homosexual y creyente es completamente incompatible. Nada más lejos de la realidad, el grupo cristiano de Aldarte, centro de atención a gays, lesbianas y transexuales de Euskadi lleva ya 15 años funcionando como único punto de encuentro vasco para personas que comparten creencias y sexualidad. A lo largo de los años han recibido a personas que han sufrido el rechazo de sus congregaciones, pero ellos miran al futuro con optimismo y un mensaje claro: “No aceptamos que nadie venga a salvarnos de nuestra homosexualidad”.

Para celebrar su aniversario, Galigay, es el nombre que se pusieron hace quince años aunque ahora les gustaría cambiarlo para incluir también a las lesbianas, ha invitado a Eldiarionorte.es a asistir a una de sus reuniones. Ésta tiene lugar en las oficinas de Aldarte en Bilbao y a ella acuden Fernando, Elena, Txema, Roberto, Begoña y Ander, seis de las nueve personas habituales del grupo. En una distendida conversación, charlan sobre su pasado, presente y futuro. No evitan ningún tema por polémico que sea, pero desde el primer momento dejan bien claro que su objetivo no es reivindicar nada. “Somos sólo un grupo de personas con dos cosas en común: somos cristianos y además gays o lesbianas”, comenta Elena.

El grupo lo crearon Elena y Txema hace quince años con la ayuda de una congregación similar que ya existía en Cantabria. “Asqueados de los palos que nos daba la Iglesia les pedimos ayuda para montar algo similar a lo que tenían ellos”, relata Txema. “Pero no nos juntamos como un grupo de protesta sino como un grupo de fe”, añade. En un primer momento, la mayor parte de sus compañeros llegaron después de sentir que no encajaban en sus comunidades. “También hemos tenido gente que no sentía un rechazo directo, pero no acababan de encajar porque no podían compartir su vida con el resto de creyentes a un nivel completo”, apunta Elena.

Con el tiempo, la situación ha mejorado, pero todavía les llega gente “que viene rebotada de sus parroquias”. De todas formas, este perfil no responde a todos los miembros de Galigay. Txema, por ejemplo, siempre ha sido y sigue siendo “muy activo” en su congregación y además se siente aceptado dentro de ella. En líneas generales, además, ven que la evolución ha sido “para mejor”.

El grupo organiza dos oraciones al año, una de ellas coincidiendo con el día internacional contra la homofobia que se celebra el 17 de mayo y otra en navidades. “Desde hace unos años vienen sacerdotes y monjas a participar voluntariamente y son plenamente conscientes de dónde se meten”, ilustra Elena. “Hace 15 años ni se nos ocurría pensar en algo así”, añade Txema. También organizan un par de retiros anuales, uno de ellos lo celebran en un convento de hermanas Trinidades de Suesa, donde son muy bien recibidos. “Se acercaron ellas al grupo después de leer sobre nosotros en la prensa y desde entonces las visitamos una vez al año”, explica Elena. Y no se trata de un intento de ‘salvar su alma’. “¡No, no, para nada! Nos aceptan con total naturalidad e incluso nos preguntan por nuestras parejas”, agrega.

“Hay mucha gente que no entiende que seamos cristianos sobre todo después de los palos que de vez en cuando nos da la iglesia”

Aunque no sea lo habitual, Galigay sí ha recibido la visita puntual de creyentes que se acercaban a ellos para ‘curarles’, en parte porque tienen su puerta abierta a todos los que quieran acercarse. “Tuvimos una experiencia con alguno que vino a salvarnos, pero a esos los echamos rápido”, rememora Begoña. “La compasión nos sobra, nadie nos puede decir cómo vivir la fe”, le refuerza Elena. También les ha ocurrido lo contrario y se han encontrado con falta de comprensión dentro del colectivo de gays y lesbianas lo que, a su juicio, “es igual de negativo”. “Hay mucha gente que no entiende que seamos cristianos sobre todo después de los palos que de vez en cuando nos da la iglesia”, argumenta Elena.

En cualquier caso, han aprendido a convivir con el rechazo y no por ello son menos felices. Sin embargo, hay detalles que les molestan. Ander, uno de los miembros más jóvenes del grupo, no entiende que la Iglesia se niegue todavía a celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo. “Priorizan a cierto tipo de gente que sólo se casa por tradición o por puro teatro y a nosotros nos lo niegan”, se lamenta. “¡Para nosotros una boda por la Iglesia significaría algo porque nuestra fe es sincera!”, añade.

Aunque en la actualidad sean menos numerosos, a lo largo de los años también han sufrido ataques directamente dirigidos contra ellos. “Parece mentira que haya cristianos capaces de hacernos tanto daño cuando en el Evangelio se habla de todo menos de eso”, critica Elena. Sin embargo, ven ciertos signos de progreso y creen que el talante del Papa Franciso es “completamente diferente a lo anterior”. “Parece que sí quiere hacer cosas y de buenas a primeras a Rouco se lo va a llevar a Roma”, apunta Txema. “Nosotros aspiramos a que nos reciba”, añade Elena con sorna. El principal problema que observan ahora está en la enorme jerarquía eclesiástica que el Papa debería cambiar “de arriba abajo” para poder solucionar por completo el problema. “¡Y eso le puede llevar cien años!”, exclama Txema.

Colaboración con Pagola

Ahora mismo el grupo está colaborando con el sacerdote y escritor José Antonio Pagola de cara a la publicación de su próximo libro. Se pusieron en contacto con él hace dos años para que acudiera como ponente a alguna de sus sesiones y les propuso colaborar en la interpretación de algunos extractos del Evangelio. Como la propuesta encajaba dentro de su línea de trabajo habitual, en la que priman los debates sobre textos bíblicos, el grupo aceptó. Ahora esperan tener sus reflexiones terminadas para mayo de este año, cuando se cumplen dos años exactos desde que empezaron.

Mientras tanto, seguirán reuniéndose cada dos semanas en las oficinas de Aldarte de Bilbao donde tienen sus puertas abiertas “a todo el mundo, aunque sólo vengan por curiosidad”. Lanzan una invitación a todos los gays y lesbianas cristianos que todavía no hayan conseguido lidiar con el rechazo. “Lo importante es que eviten la culpabilidad, que no se repriman y sepan que se puede ser muy feliz”, sentencia Elena.

HITZALDIA / CHARLA

EKOFEMINISMOTIK PROPOSAMENAK, AXOLA DUTEN BIZITZAK ERAIKITZEN

PROPUESTAS ECOFEMINISTAS CONSTRUYENDO VIDAS QUE IMPORTAN 

 

Noiz / cuándo: URTARRILLAK 29 de ENERO 19:00 horas

Non / dónde: Mikelazulo Elkartean (Beheko Kalea 4 Errenteria- Orereta)

Hizlariak / ponentes: YAYO HERRERO, Ecologistas en Acción y LAURA GÓMEZ, Directora General de Igualdad DFG

Ecologistas en Acción-eko zuzendari Yayo Herrerok hitz egingo du lehendabizi, egungo produktibitate eta kontsumo ereduari kritika eginez,  proposamen ekofeministaren oinarri kontzeptual eta ideologikoak azaltzeko. Eredu honek emakumeengan eragiten duen derbedintasuna eta prekarietatea salatu ez ezik, proposamen alternatiboak aurkeztuko ditu

Yayo Herrero, co-directora de Ecologistas en Acción expondrá las bases conceptuales e ideológicas de las propuestas ecofeministas, desde una crítica al modelo productivo y de consumo actual, incidiendo en las desigualdades y la precariedad que ésta provoca en las mujeres, y a su vez desgranar propuestas alternativas al modelo productivo actual.

Ondoren, Gipuzkoako Aldundiaren Berdintasuneko Zuzendari Nagusi Laura Gómez izango dugu Gipuzkoako Emakume eta Gizonen Arteko Berdintasunerako II. Foru Planaren giltzetan oinarrituko dena. Bertan, bizitzaren sostengarritasuna bezalako ideia interesgarriekin batera, gure gizarteko emakumeen bizitza eta lan balditzen kalitaterako neurri zehatzak emango ditu ere. 

A continuación, contaremos con la intervención de Laura Gómez, Directora General de Igualdad de la DFG, que se centrará en la claves del II Plan Foral de Igualdad entre hombres y mujeres de Gipuzkoa, en el que se aportan conceptos clave en torno a la sostenibilidad de la vida, y plantea medidas concretas para la mejora de la calidad de vida y de trabajo de las mujeres en nuestro entorno.

La entrada a la charla es abierta. ¡Animaros!

Hitzaldia irekia da, animatu zaitezte!

ALLOUT: ¿Primer arresto homofóbico de las Olimpíadas?

allout

URGENTE: ¿Primer arresto homofóbico de las Olimpíadas?

Firma ahora para exigir que los patrocinadores olímpicos denuncien y detengan las agresiones.

URGENTE: Un agente de seguridad de las Olimpíadas agredió y detuvo a un joven manifestante quien, luego de atravezar un vallado, sostuvo orgullosamente la bandera del arcoiris durante el relevo de la Antorcha Olímpica en Voronezh, Rusia, este fin de semana.

Increíblemente, todo indica que el agente de seguridad llevaba un logo de Coca-Cola en su vestimenta durante el ataque. Es una pésima noticia para la reputación de Coca-Cola, aunque lamentablemente existe la posibilidad de que la noticia simplemente se esfume.

Sin embargo, si aumentamos la presión ahora mismo con una enorme petición, podemos hacer que la noticia sea difundida en todo el mundo. ¿Será que Coca-Cola ahora está patrocinando ataques homofóbicos? Podría ser justo lo que necesitamos y asi obligarlos a manifestarse de una vez por todas para defender su imagen.

Firma ahora: https://www.allout.org/es/olympic-sponsors

Coca-Cola ha declarado en reiteradas ocasiones que es una empresa a favor de la igualdad, pero su continuo silencio ante los ataques homofóbicos durante las Olimpíadas demuestra lo contrario. Además, la empresa ya dañó su reputación a principios de este mes cuando decidió retirar la imagen de una pareja gay de la campaña publicitaria “Razones para Creer” en Irlanda.

Los patrocinadores olímpicos son quienes más tienen para perder, ahora que sus publicidades olímpicas han sido lanzadas. Si todos nos unimos para alzar la voz, ellos corren el riesgo de dañar su reputación frente a todo el mundo.

¿Será que Coca-Cola y otros patrocinadores olímpicos están realmente a favor de la igualdad? Si quieren contestarnos que sí, entonces tienen que manifestarse sobre lo sucedido en Rusia ahora mismo! Firma ahora para ejercer presión sobre ellos: 
https://www.allout.org/es/olympic-sponsors

Las Olimpíadas están cada vez más cerca y los miembros de All Out ya hemos demostrado que estamos dispuestos a todo para alcanzar nuestro objetivo. Hemos hecho muchas cosas, desde organizar una Movilización Global por Rusia en más de 34 ciudades de todo el mundo hasta enviar miles de correos electrónicos a la presidencia de Coca-Cola y al Comité Olímpico para exigirles una respuesta. Incluso llevamos nuestro mensaje en 3 camiones que circularon alrededor de la sede principal de Coca-Cola.

Si los patrocinadores continúan en silencio, estamos dispuestos a salir a las calles nuevamente y organizar una Movilización Global momentos antes de la Ceremonia de Apertura de las Olimpíadas de Invierno, con todas las miradas del mundo sobre Rusia.

Si los auspiciantes se hubieran manifestado ante Putin hace algunos meses, esta agresión podría haberse evitado. Pero nunca es tarde para que colaboren. Lograr que los patrocinadores se manifiesten en público es una de las acciones más importantes que podemos realizar antes de las Olimpíadas para proteger a la comunidad LGBT en Rusia.

Firma ahora, antes de que se agreda o se detenga a alguien más:

https://www.allout.org/es/olympic-sponsors

Gracias por avanzar con All Out,

Andre, Hayley, Pablo, Leandro, Marie, Sara, Wesley y el resto del equipo de All Out.

P.D: Puedes apoyar la campaña mediante la compra de una camiseta, una sudadera con capucha o un bolso con el Principio 6: “El deporte no discrimina”. All Out y nuestros colaboradores de Athlete Ally usarán los fondos recaudados para fortalecer directamente la campaña y las organizaciones rusas que trabajan para la comunidad LGBT. Haz tu compra en el siguiente sitio: http://adfarm.mediaplex.com/ad/ck/9002-141806-26466-1314?_r=0

Allout_image_6001_full

Belle Brockoff, atleta olímpica de snowboard, usando la sudadera del Principio 6.

FUENTES:

Manifestante homosexual ruso detenido durante relevo de antorcha olímpica – Associated Press, 18 de enero de 2014 (en inglés)
http://www.usatoday.com/story/sports/olympics/sochi/2014/01/18/gay-russian-protester-detained-sochi-olympics/4636103/

¿Estuvo Coca-Cola involucrada en la detención de manifestante homosexual en Rusia? – Americablog, 18 de enero de 2014 (en inglés)
http://americablog.com/2014/01/coke-implicated-olympic-arrest-rainbow-flag-waving-gay-russian.html

Putin: manifestantes por los derechos de los homosexuales no serán perseguidos durante las Olimpíadas – Washington Blade, 19 de enero de 2014 (en inglés)
http://www.washingtonblade.com/2014/01/19/putin-gay-rights-protesters-wont-face-prosecution-olympics/

Olimpíadas de Sochi: una apuesta arriesgada para patrocinadores – Finacial Times, 13 de enero de 2014  (en inglés)
http://www.ft.com/cms/s/0/605d59de-7c71-11e3-9179-00144feabdc0.html#axzz2qyfje2Kt

Coca-Cola elimina escenas de matrimonio gay de su nueva campaña – Adweek, 2 de enero de 2014 (en inglés)
http://www.adweek.com/adfreak/coca-cola-drops-gay-wedding-irish-version-heart-warming-new-ad-154687

Línea de Tiempo de la Campaña por Rusia de All Out
https://allout.org/es/russia-timeline

EL MUNDO: Normalizar maricas

«Estar contra los gays es como estar contra los negros. Una superstición neolítica»

ANTONIO LUCAS

EL NUEVO cardenal español Fernando Sebastián Aguilar, arzobispo emérito de Pamplona, dejó un mensaje clínico en una entrevista concedida al diario Sur. Aquí va, para disfrute de todos ustedes: la homosexualidad es una deficiencia «que se puede normalizar con tratamiento». Así estamos un 21 de enero del siglo XXI.

Además del ramalazo inquisitorial de monseñor, sucede que su rasante teoría trae muy poco bagaje de Historia. Por no ir más atrás en el tiempo, el mismo Vaticano donde le van a dar la púrpura está diseñado por un homosexual y dignificado por las grandes obras de luminosos homosexuales: de Leonardo da Vinci a Miguel Ángel Buonarroti, pasando por Caravaggio, un gayer de mucho brío.

Será que a monseñor le faltan temas para la homilía y recurre a la vieja historia de atizar homosexuales como otros lanzan cabras del campanario, por instinto. Estar contra los gays es como estar contra los negros. Una superstición neolítica. Ni uno ni otro son desviaciones de la especie, monseñor, sino la especie misma, con su riqueza, sus variantes y su hecho diferencial. Como ser cura. Como ser heterosexual, que es lo que a mí me tira. Ya ve. Qué cosas. Me gustan las mujeres. No me he casado. No he procreado. Uso condón. Defiendo el derecho al aborto plenamente.Y no tengo fe… Yo sí que no me «normalizo» ni pa dios.

Esto de ir por la vida llamando enfermedad a la diferencia es reaccionario. Resulta más eficaz, si usted lo pensara, reparar la ignorancia. Lo veo despistado, cardenal. Ya no sabe si los gays vienen de Dios o del demonio, aunque por si acaso que los vayan tratando. Y no deja claro si los quiere redimir o angelizar. Lo que propone don Fernando es algo tan grosero y directo como curar maricas. No apuesta, sin embargo, por aplicar la ley contra los corruptos. O intentar regenerar socialmente a pederastas. Asuntos mucho más urgentes y nocivos, según las últimas estadísticas.

Él prefiere salvar homosexuales extirpándoles su misma condición sexual. Más o menos, como si alguien propusiera pintar albinos para no joder los safaris. Pero para mí que el Dios que usted invoca creó también esta asombrosa riqueza sentimental. Y hasta la Iglesia -fíjese bien- tiene homosexuales entre sus fieles (y entre sus filas). Gente con la fe bien armada. Católicos firmes y entregados. Quizá debiera proponerles a ellos su idea de depuración. Verá qué exitazo.