ALL OUT llama a denumciar el asesinato de Eric Lembembe en Camerún

Eric Lembembe trabajó ayudando a las personas gay en Camerún. Desgraciadamente, hace unas semanas fue asesinado: le quebraron el cuello, le fracturaron los pies y le quemaron la cara con una plancha.

Éste no es un incidente aislado. La población gay de Camerún vive en el terror a medida que los ataques de grupos violentistas, las golpizas y los arrestos anti-gay aumentan. Finalmente, ahora, el gobierno comienza a responder a la presión internacional.

El país acaba de informar que se realizarán investigaciones en torno a los miembros de la policía acusados de atacar a gays. Las fuerzas del orden siguen rehusándose a detener a las pandillas y protestas que llaman a “matar a los homosexuales”.

¿Nos ayudas a aumentar la presión hacia el presidente de Camerún Paul Biya, para que dé un paso más y ponga fin a los ataques? Si al menos 100.000 de nosotros firmamos la petición dentro de las próximas 72 horas, la enviaremos directo al palacio presidencial
https://www.allout.org/es/cameroon-attacks

El presidente Biya es susceptible a la presión internacional debido al escándalo generado por trato que Camerún da a las personas LGBT. Esto se debe a su afición por gastar millones en viajes a resorts de lujo, donde conoce a personalidades influyentes y realiza negocios internacionales para ganar aún más dinero. Sin embargo, formar parte de la socialité internacional es mucho más difícil si el país que diriges es visto como un lugar donde las personas gay son torturadas, asesinadas y encarceladas.

El presidente Biya espera haber solucionado todo al decir que el país investigará la violencia policial, pero le demostraremos que su reputación y su estilo de vida aún están en riesgo.

¿Nos ayudas a presionar al presidente Biya para que ponga fin a los ataques homofóbicos y a la ley que criminaliza la homosexualidad, y para que libere a las personas encarceladas por amar a quien aman?

Firma aquí para alcanzar las 100.000 voces:
https://www.allout.org/es/cameroon-attacks

¿Recuerdas a Roger, de Camerún? Fue encarcelado por enviar un mensaje de texto a otro hombre diciéndole “estoy muy enamorado de ti”. El año pasado, más de 130.000 miembros de All Out escucharon su plegaria y ayudaron a poner su caso ante los ojos mediáticos, lo que logró que el presidente Biya rompiera el silencio y anunciara que “la mentalidad en el país está evolucionando” respecto a este tema. Ésta es nuestra oportunidad para hacerlo actuar de nuevo.

Los miembros de All Out también donaron más de 5.000 dólares para ayudar a la abogada Alice N’Kom a defender a dos mujeres que arriesgaban ir a prisión. Ya sea en la lucha contra los ataques y arrestos en Camerún, contra las leyes homofóbicas en Rusia o por ayudar a personas LGBT a huir de los escuadrones de la muerte anti-gay en Irak, nuestro trabajo es mucho más potente cuando lo hacemos juntos.

Detén los ataques y arrestos en Camerún. Si conseguimos más de 100.000 firmas en 72 horas, las enviaremos directo al palacio presidencial y a las embajadas de Camerún en Londres, Washington DC y París:
https://www.allout.org/es/cameroon-attacks

Gracias por avanzar con All Out,

Andre, Guillaume, Hayley, Jeremy, Leandro, Marie, Sara y el resto del equipo de All Out.

PS: “Maten a los homosexuales. No merecen vivir”. Este es el mensaje que aparecía en los afiches y panfletos en la marcha del “Día contra la homosexualidad”, hace 3 semanas en Camerún. Firma la petición para el presidente Biya ahora: https://www.allout.org/es/cameroon-attacks

FUENTES:

Eric Lembembe de Camerún: Activista de derechos homosexuales asesinado – BBC, 16 de julio de 2013 (en inglés)

http://www.bbc.co.uk/news/world-africa-23331832

“Asesino de activista de derechos homosexuales en Camerún debe responder ante la justicia” – Oficina legal de la ONU, 9 de julio de 2013 (en inglés)

http://www.un.org/apps/news/story.asp?NewsID=45455&Cr=lesbian#.Ui9CjWRN4S4

Brigada clandestina persigue a gays en Camerún, declara activista anti-gay – 76Crimes, 21 de agosto de 2013 (en inglés)

http://76crimes.com/2013/08/21/vigilante-brigade-hunts-cameroon-gays-says-anti-gay-activist/

Hombres cameruneses sentenciados a prisión por leyes homofóbicas – Associated Press, 23 de julio de 2013 (en inglés)

http://www.huffingtonpost.com/2013/07/23/cameroon-gay-arrest_n_3641344.html

Consejo de Derechos Humanos de la ONU: Adopción de la resolución de la Revisión Periódica Universal de Camerún – Human Rights Watch, 20 de septiembre de 2013 (en inglés)

http://www.hrw.org/news/2013/09/20/un-human-rights-council-adoption-outcome-upr-cameroon

El presidente Paul Biya pasó el mes de agosto en el hotel más lujoso de Suiza – Página oficial de Paul Biya, 5 de agosto de 2013 (en francés)

https://www.prc.cm/fr/actualites/deplacements-et-visites/329-le-president-de-la-republique-en-sejour-prive-en-europe

Más de 800 millones de francos CFA gastados en un mes: la vida de lujo de Paul Biya en Suiza – Cameroon Info, marzo de 2012 (en francés)
http://www.cameroon-info.net/stories/0,32306,@,gaspillage-plus-de-800-millions-de-fcfa-en-un-mois-le-train-de-vie-princier-de-p.html

 

EL PAIS: De la desigualdad al exilio

Tres jóvenes gais de Sierra Leona llegan a España huyendo de la homofobia

activistas gays sierra leona

Los activistas gais de Sierra Leona george Freeman, Denzil Kargbo y Ephraim Wilson. / carlos rosillo

Siempre se supieron diferentes. Crecieron afrontándolo de distinta forma, pero coincidieron luchando, y viéndose obligados a escapar juntos. George Reginald Freeman, Denzil Morlai Kargbo y Ephraim Bernard Wilson son tres jóvenes de Sierra Leona que se han volcado en mejorar la situación de gente como ellos en su país. Allí, el colectivo LGTBI (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales) está marginado y la homosexualidad incluso está penada por antiguas leyes nunca derogadas. Su activismo les ha obligado a escapar y a solicitar asilo en España, con apoyo de la Fundación Triángulo y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). En los últimos meses, se ha hablado mucho de homofobia en Rusia, que recientemente ha aprobado una ley contra la propaganda gay.Pero en la mayoría de los países africanos ser gay está directamente criminalizado.

Ya en el colegio, los profesores intentaban corregir a Freeman, que tiene 26 años y es fundador de Pride Equality (Igualdad del Orgullo), una asociación en defensa de los derechos LGTBI con sede en la capital, Freetown. “Algunos pensaban que la homosexualidad se puede contagiar”, rememora. La mayoría, añade, cree que “no es algo propio de la cultura africana”. Los niños lo rechazaban por jugar con las niñas. Estas, por ser un niño. Su padre, mecánico, “es homófobo, aunque empieza a entender algunas cosas”.

Lejos de sucumbir a tanta presión, este estudiante de Derecho optó por el activismo. En 2007 fundó Whycantwegetmarried? (¿Por qué no nos podemos casar?), su primer proyecto en defensa de los derechos de gais y lesbianas, luego llamado Pride Equality, para que fuera menos explícito. Tenía experiencia como colaborador, antes usuario, de proyectos humanitarios en defensa de la infancia, en un país que durante la década de 1990 estuvo inmerso en una cruenta guerra civil.

Fue ganando colaboradores, como Denzil Morlai Kargbo, de 24 años y estudiante de informática, aparte de jugador profesional de fútbol. Se conocían de la iglesia; ambos son metodistas. “George me intentaba convencer para ayudarle y yo pasaba”, recuerda, algo sonriente, Kargbo. Le cuesta más expresar que “es difícil cuando te sientes diferente de un hombre y una mujer; yo me sentía atraído por ambos, pero no podía exteriorizarlo”.

Empezó a colaborar con la organización sin que su entorno supiera en qué consistía. Cuando lo fueron haciendo público, sobre todo a raíz de la participación de Freeman en una entrevista en 2011 en Radio Democracy (la más popular del país), el rechazo se hizo evidente. Desapareció de las listas de su equipo de segunda división, perdió el contacto con su familia y amigos, y su compañero de piso le pidió que se marchara.

Aquel programa radiofónico derivó igualmente en la drástica expulsión de casa de Ephraim Bernard Wilson. También de 24 años y estudiante de Administración de Empresas, procede de una familia evangélica muy religiosa. “Luchaba contra lo que sentía, porque era contrario a la ley de Dios, y cuando George (al que conoció a través de un primo) me hablaba de su organización, yo lo censuraba”, explica. “Pero me di cuenta de que trabajaban para gente como yo”. Y se implicó en Pride Equality sin dar muchas explicaciones: “Cuando escucharon qué eran, mis padres me despertaron a voces y me echaron, ante vecinos que también me insultaron”.

No era su primer encuentro con la intolerancia. Un año antes, tras otro programa de radio en una localidad que habían visitado para realizar sus habituales campañas sobre el uso del condón, “vino gente a buscarnos con machetes y tuvimos que huir”. Pero en 2011, al tratarse de una radio nacional y con gran repercusión, su visibilidad, y persecución, se acentuó. En ese encuentro participó un miembro de la Comisión de Derechos Humanos de Sierra Leona, que afirmó que este organismo no podía trabajar por los derechos LGTBI porque la ley no se lo permitía. “Condenó nuestro trabajo y eso nos perjudicó mucho”, alegan. Este diario ha contactado por correo electrónico con la comisión, que no ha respondido.

Freeman, Kargbo y Wilson pasaron semanas escondidos. Recibieron amenazas de muerte por sms. Fueron víctimas de asaltos callejeros. Sin ayuda de la Policía, que, según afirman, practica las detenciones arbitrarias y la extorsión. Pese a todo, los tres jóvenes recuperaron su actividad. Hasta que en junio de este año un diario criticó públicamente unas declaraciones de Freeman en MTV, cuya fundación financió uno de sus proyectos. Y el acoso se recrudeció: asaltos, amenazas, incursiones en sus casas, lesiones… Decidieron huir a Ghana, donde pasaron algunos días sin recursos.

“Uno de nuestros miembros recibió un mensaje pidiendo auxilio”, explica Marina Sáenz, de la Fundación Triángulo. Ella, que conocía a Freeman porque este había sido invitado a algunas conferencias en España, se encargó del caso. Contactó con la Oficina de Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores y, les aportó información sobre su persecución (fotos de las lesiones, informes médicos…), para conseguir su permiso de entrada. Además, hizo un llamamiento para financiar su viaje, al que respondió Front Line (organización en defensa de los derechos humanos) y, una vez aquí, han contado con el apoyo CEAR.

Tras unas semanas en España, los tres jóvenes empiezan a adaptarse. Sus objetivos pasan por aprender el idioma y estudiar. También buscar equipo de fútbol, en el caso de Kargbo. Y, sobre todo: “Seguir trabajando por la visibilidad del colectivo LGTBI y mostrar su realidad en África”. De ahí que quieran compartir sus historias, ataviados con algunas de las camisas tradicionales que están entre las pocas pertenencias que sacaron de Sierra Leona. ¿Volver? “Por ahora es difícil, sería realmente peligroso”, advierte Freeman, que apunta el lado más doloroso: “Lo malo, verdaderamente, son las miles de personas que deben vivir allí escondidas, marginadas por su orientación sexual, sin derechos”.

GARA: El colectivo LGBT protesta en Belgrado pese a las prohiciones

http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130929/425088/es/El-colectivo-LGBT-protesta-Belgrado-pese-prohiciones

Un centenar de personas del colectivo LGBT realizaron el viernes por la noche un reducido «Paseo de protesta» por el centro de Belgrado, después de que se prohibiera por tercer año consecutivo la Marcha del Orgullo.

Los manifestantes, que estuvieron en todo momento vigilados por la Policía, recorrieron la distancia entre el edificio del Gobierno y el Parlamento. La movilización, que no fue anunciada, fue convocada a través de mensajes de texto.

«Nuestro objetivo es demostrar que también nosotros tenemos derecho a reunirnos, que esa libertad debe ser garantizada a todos los ciudadanos», declaró Goran Miletic, miembro del consejo de organización de la Marcha de Orgullo. Algunos ciudadanos profirieron gritos ofensivos contra los manifestantes.

Por otra parte, en el marco de la Asamblea General de la ONU, el presidente de Gambia, Yayha Jammehm, declaró que los homosexuales representan una amenaza para la Humanidad y criticó a los países que consideran la libertad sexual como un derecho humano.

Según un estudio de la ONU realizado en 2011, más de 76 países han criminalizado las relaciones entre personas del mismo sexo.

EL MUNDO: Polémica en Argentina por un niño de seis años que solicita un cambio de sexo

Sus padres piden modificar el DNI y la partida de nacimiento

El jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Alberto Pérez, dijo hoy que se modificará la partida de nacimiento y el documento nacional de identidad (DNI) de un niño de 6 años que nació varón y sus padres solicitaron el cambio de género.

Se trata de una pareja que tuvo mellizos varones. Uno de esos niños, contó la madre, cuando empezó a hablar a los 18 meses se identificó como “una nena trans”.

La decisión se tomó luego de que el caso tomara estado público, cuando la madre pidió el cambio de identidad mediante una carta que envió a la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli.

La madre recurrió a la mandataria después de que el Registro de las Personas le negaran la solicitud.

Pérez explicó que la decisión “tiene que ver con rectificar la partida de nacimiento y el DNI para adaptarlo a su identidad”.

“Esta decisión que tomamos está amparada en la Ley de Género y en la Convención Internacional de los Derechos del Niño, que en la Argentina tienen rango Constitucional”, añadió Pérez, que recordó que la provincia de Buenos Aires “es pionera en la inclusión de nuevos derechos a su ciudadanía” y que es el distrito con más matrimonios igualitarios y más reconocimientos de hijos de parejas homosexuales.

El presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), César Cigliutti, valoró que “cuando esto se concrete, será el primer caso en el mundo donde una niña trans de 6 años consigue el documento de identidad sin pasar por un proceso judicial”.

“No hay que hablar de cambio de sexo: se trata de que se reconozca la identidad de género que ya tiene la nena“, afirmó.

La niña nació con genitales masculinos, recibió nombre de varón, pero a partir del año y medio de vida empezó a expresar que era una nena, a querer vestirse con ropa femenina y a jugar con muñecas.

EL MUNDO: El ‘rey de la pasta’ pide perdón a los gays tras afirmar que apoya ‘a la familia clásica’

Guido Barilla, el presidente de la mayor empresa de pasta italiana, Barilla, ha pedido disculpas tras asegurar que su compañía nunca haría publicidad con homosexuales. El ‘rey de la pasta’ declaró en una entrevista radiofónica que su empresa apoyaba a la “familia clásica, en la que la mujer desempeña un papel fundamental”, e incluso instó a los homosexuales a elegir otra marca de pasta si no estaban de acuerdo.

Sus declaraciones saltaron a Internet y generaron una ola de protestas que llegó incluso a pedir el boicot a su marca, lo que ha obligado a Barilla a “corregirse”, según publica este viernes el diario ‘La Repubblica’.

Aurelio Mancuso, responsable del colectivo a favor de los derechos gay Igualdad Italia, ha criticado que los comentarios de Barilla eran una “ofensiva provocación”. “Aceptamos la invitación del dueño de Barilla para no comer su pasta”, ha ironizado.

Barilla, uno de los mayores anunciantes del país transalpino, ha utilizado durante años la imagen de una vida familiar feliz como una versión idealizada de la campiña italiana valiéndose del lema: “Donde hay Barilla, hay un hogar”.

La multinacional ha pedido perdón “si sus palabras desataron malentendidos o controversias” y ha apuntado que sólo quiso destacar el papel central de la mujer en la familia, sin querer con ello herir sensibilidades. Los homosexuales, ha subrayado, cuentan con todo su respeto.

No es que no respete a las parejas homosexuales, ha intentado aclarar el presidente de la mayor empesa productora de pasta de Italia, con sede en Parma, sino que simplemente no piensa como ellos y la publicidad de Barilla está dirigida a la familia tradicional. “No se puede gustar siempre a todos”, ha añadido Barilla, que dirige una empresa familiar fundada en 1877 y que produce también otro tipo de alimentos.

El Nobel de Literatura italiano Dario Fo, que llegó a aparecer una vez en un anuncio de la firma, ha dirigido una petición en la que llama a Barilla a hacer publicidad con diversos modelos de familia: “La pasta Barilla se refiere a Italia, a un hogar y a una familia. Nuestro país está formado por muchas familias unidas por algo: el amor (…) Y ese amor existe en todo el mundo y puede surgir entre un hombre y una mujer, entre dos mujeres o entre dos hombres”.

EL CORREO: El presidente de Barilla se disculpa por unas declaraciones homófobas

Guido Barilla aseguró que nunca haría publicidad con una pareja homosexual: “Si no están de acuerdo, que coman otra pasta”

El presidente del grupo italiano Barilla, uno de los mayores fabricantes mundiales de pasta, se ha visto obligado a disculparse ante el aluvión de críticas que le valió su negativa a mostrar parejas homosexuales en las publicidades de la marca. “Me disculpo por mis declaraciones que han suscitado malentendidos o polémicas o si han herido la sensibilidad de algunas personas”, declaró Guido Barilla, en un comunicado divulgado el jueves.

Barilla espera así calmar las reacciones suscitadas en todo el mundo por haber declarado en una entrevista radial que “no haría nunca una publicidad con una pareja homosexual”, porque “prefiere a la familia tradicional”. “Si los gays no están de acuerdo pueden comer pasta de otra marca. Todos están libres de hacer lo que quieran siempre y cuando no molesten a los demás”, agregó, presionado por el locutor, conocido por conducir un controvertido programa de corte satírico.

Guido Barilla subrayó que “es favorable a la legalización del matrimonio gay, pero no que a que puedan adoptar hijos”, pero eso no lo puso a salvo de las críticas. “Como padre de familia creo que es muy complicado para una pareja del mismo sexo educar hijos”, comentó. En la nota de disculpa, Barilla reitera que “respeta a toda persona, sin distinción alguna”.

La entrevista a Barilla fue hecha poco después de que la presidente de la Cámara de Diputados, Laura Boldrini, criticara “los estereotipos” que propone la televisión italiana en la publicidad sobre “la mamma” italiana, como única fuente de estabilidad en la familia. Asociaciones de homosexuales lanzaron a través de internet una campaña para boicotear los productos alimentarios de la multinacional italiana, propietaria también de la marca de galletas Mulino Bianco.

“Como el propietario nos invita a no comer pastas, lanzamos una campaña de boicot”, anunció Aurelio Mancuso, presidente de Equality Italia. La asociación Arcigay adhirió al boicot bajo el lema “todos somos de la misma pasta”, tras criticar la publicidad tradicional de Barilla, formada por una bella pareja heterosexual, rubia, alta, con hermosos hijos también rubios: la familia perfecta… en “una Italia que no existe”, según recalcaron.

La última campaña del grupo italiano está protagonizada por el actor español Antonio Banderas, que prepara galletas como un mago para un grupo de chicos y termina con el mote de la marca: “Donde está Barilla hay un hogar”.

Otras marcas de pasta italiana, entre ellas Buitoni y Garofalo, aprovecharon la ocasión en las redes sociales para manifestarse contra toda discriminación sexual y proclamar su respaldo a los derechos de los gays. Igualmente, la célebre marca sueca Ikea reivindicó el haber sido la primera a nivel internacional a incluir a los homosexuales en sus anuncias. La declaración de Barilla ha generado también una serie de vídeos y montajes en internet, muchos de ellos divertidos, como el que reza: “Donde está Barilla, está la homofobia”.

EL MUNDO: Las fogosas memorias del alcahuete de Hollywood

Scotty Bowers, el hombre que proporcionó sexo al ‘star system’, cuenta su vida

Scotty Bowers

Scotty Bowers, autor de ‘Servicio completo’.

Dicen que no hay nada que genere más perversiones que la represión, y un contrato con un estudio de Hollywood puede ser la peor de las cárceles cuando lo que hay que ser es heterosexual y tú eres gay, o lesbiana, o te da igual el sexo de lo que pase por tu cama. También dicen que uno vale más por lo que calla que por lo que cuenta, por eso la memoria de Scotty Bowers valía millones de dólares, tantos como a muchos hubieran pagado porque la perdiera antes de escribir ‘Servicio completo. La secreta vida sexual de las estrellas de Hollywood’ (Anagrama, a la venta el 9 de octubre), una suerte de autobiografía erótica en la que cita por su nombre y sin reparos a todas las glorias del celuloide con las que tuvo trato o comercio carnal de algún tipo.

Y es que Bowers no sólo tuvo relaciones sexuales con más de medio Hollywood (recibiendo suculentas propinas por ello), también ejerció de alcahuete para el ‘star system’ entero proporcionando chicos y chicas a gusto del consumidor. ¿Proxenetismo? Asegura que no, que era sexo consentido por ambas partes a cambio de dinero con un intermediario presuntamente solidario, porque Bowers insiste en su libro que él no recibía dinero por poner en contacto a los solicitantes con los solicitados.

La lista de amantes de este ex Marine que luchó en la Segunda Guerra Mundial es tan larga como el libro que publica con la ayuda del guionista Lionel Friedberg, pero se pueden destacar algunos ‘highlights’.

Cole Porter. “Cole era declaradamente gay e innegablemente promiscuo”, asegura Bowers, que le proporcionaba Marines (su debilidad) a quienes gustaba de practicar sexo oral. “Hay muchas personas, hombres y mujeres, a los que les gusta de verdad el sabor del semen. Porter era una de ellas”.

George Cukor. “Aprendí que George Cukor se adhería estrictamente a ese modus operandi en materia de sexo. Nunca había preámbulos ni besuqueos. El sexo anal estaba excluido”, pero era otro adicto consumado a las felaciones, según ‘Servicio completo’, donde se asegura que no le gustaban las orgías ni las camas redondas, que no soportaba a Judy Garland pero que era íntimo amigo de Katherine Hepburn.

cary grant

Cary Grant

Katherine Hepburn y Spencer Tracy. Su cacareado romance era, según Bowers, un montaje de los estudios de cine para ocultar que “Hepburn era lesbiana y no me imaginaba a aquella mujer incuestionablemente hombruna teniendo un idilio con un hombre, ningún hombre”. De hecho, a ella le gustaban las muchachas “morenitas, guapas y no demasiado maquilladas”, y asegura que más de 150 le proporcionó. En cuanto a Tracy, casado con Louise Treadwell desde 1923 y de la que, según los publicistas, jamás se divorciaría debido a su educación católica, “era un buen jodido amante. El gran Spencer Tracy era otro bisexual”.

Cary Grant. Otro mito por los suelos porque al parecer, el gran Cary era “íntimo amigo” de otro actor, Randolph Scott. “Tuve la prueba el mismo fin de semana que pasé con ellos. Los tres hicimos muchas travesuras juntos”. “Me gustaban muchísimo los dos y era evidente que también ellos se querían mucho”.

Cecil Beaton. “…Le preparaba un té, me metía en la cama a su lado, le daba un masaje, le desfruncía el ceño y le guiaba hacia una larga y pausada sesión de sexo hasta que se dormía como un bebé”, cuenta Scotty del célebre figurinista, muy amigo (“quizá incluso amante”) de George Cukor.

Los Windsor. Fue Cecil Beaton precisamente quien le presentó a Bowers el matrimonio Windsor que, (oh, sorpresa) también tienen su rincón de honor en ‘Servicio completo’. “A Eddy también le gustaban, de cuando en cuando, los tríos con una chica, y otras veces quería una mujer sola, y había ocasiones en que se enrollaba en un trío con Wally y otra mujer. Pero su preferencia clara eran los chicos”.

Vivien Leigh y Lawrence Olivier. La protagonista de ‘Lo que el viento se llevó’ era muy distinta a Scarlett O’Hara… “Era caliente. Una mujer caliente. Muy sexual y muy excitable. Puesta en faena exigía una satisfacción plena y completa. Aquella noche follamos como si de ello dependiera la supervivencia del planeta”. Y además sufría un síndrome bipolar, muy común en Hollywood por lo que se ve. Su marido, el gran Lawrence Olivier era bisexual: “Cada vez que le enviaba una pareja a su habitación de hotel, me pedía una chica distinta, pero muy a menudo solicitaba el mismo chico”.

EL MUNDO: La protesta gay contra Anna Netrebko se cuela en la gran noche de la Met

CULTURA | Metropolitan Opera de Nueva York

 

protestas contra Anna Netrebko1

Activistas protestan a la entrada de la Met. | E. S.

Los escenógrafos empezaban a apagar las luces del teatro del Lincoln Center y la platea acababa de entonar las notas del himno nacional. Pero no fueron las notas de la obertura de ‘Eugene Onegin’ las que inauguraron la primera velada de la Metropolitan Opera sino los gritos de un puñado de activistas contra las leyes homófobas del Kremlin.

Una voz masculina inundó el silencio del teatro antes de las primeras notas de la obra. “¡Putin, abandona tu guerra contra los gays rusos!”, resonó sobre las cabezas de los espectadores de la platea, que intentaron acallar la rebelión y volvieron la vista hacia los palcos superiores, donde cuatro activistas fueron invitados a dejar sus asientos por los guardas de seguridad.

Antes de irse, los activistas se volvieron contra los dos protagonistas de la velada: “¡Valery Gergiev y Anna Netrebko! ¡Vuestro silencio está matando a los gays rusos!”. Unos lemas que apenas tuvieron eco entre los espectadores del teatro, donde casi nadie llevaba el lazo arcoíris que repartían a la entrada quienes protestaban contra la decisión de los responsables de la Met de no dedicar la velada a los derechos de los homosexuales rusos. Un grupo que daba vueltas delante del teatro coreando eslóganes y haciendo ondear una bandera arcoíris con el lema “apoyad a los gays rusos”.

Los activista llevaban rostros de Putin tachados y pancartas en las que acusaban a la diva Netrebko de “traicionar” a sus “fans gays”. “Yo soy consciente de que ella tiene que recaudar dinero para su arte y no la juzgo por ello. Pero sí la animo a encontrar el valor necesario para protestar contra la opresión que sufren los homosexuales”, decía a la entrada del teatro Sister Lotti Da, que lucía perilla, tatuajes en los hombros, una toca de monja y unas medias blancas.

protestas contra Anna Netrebko2

Es imposible encontrar un evento social tan solemne como la velada que inaugura cada año la temporada de la Metropolitan Opera de Nueva York. La platea se llena de rostros conocidos, el programa se transmite en Times Square a través de una pantalla gigante y la orquesta interpreta el himno nacional antes de empezar.

Un contexto que ayuda a comprender el impacto de la protesta y merece detenerse en el perfil del hombre que la organizó: un compositor poco conocido que responde al nombre de Andrew Rudin y que lanzó hace unos días una petición para que los responsables de la compañía dedicaran su gala inaugural a la defensa de los derechos de los homosexuales.

El detonante de la iniciativa era la ley rusa que obliga a etiquetar como si fuera “sólo para adultos” cualquier artículo, libro o película que hiciera referencia a la homosexualidad. Una norma que se aprobó en junio bajo los auspicios de Vladimir Putin y que subraya la discriminación que sufren los gays y las lesbianas en ese país.

El asunto no habría atraído la atención de los melómanos neoyorquinos si no fuera porque la obra elegida este año para la velada inaugural era la ópera rusa ‘Eugene Onegin’ y porque sus dos grandes estrellas eran la soprano Anna Netrebko y el director Valery Gergiev: dos músicos a los que les une una buena relación con Putin y que respaldaron abiertamente su candidatura durante la última campaña presidencial.

Al promotor de la iniciativa contra Putin le parecía que la compañía lírica neoyorquina no debía dejar pasar la oportunidad para protestar contra el trato que reciben los homosexuales en el país eslavo. “Nuestro mejor teatro operístico abre su temporada con una de las mejores obras de un compositor ruso abiertamente homosexual y con artistas que apoyan al presidente ruso”, explicaba hace unos días Rudin a ELMUNDO.es desde su casa en Allentown (Nueva Jersey).

Anna Netrebko

Anna Netrebko, durante la representación.

A Rudin le molestaba especialmente la presencia en el programa de Pyotr I. Tchaikovsky, que sufrió en vida la homofobia de la Rusia zarista y se vio obligado a vivir en secreto su homosexualidad. “Hoy su vida sería mucho peor que entonces”, decía recientemente el promotor de la petición recordando las imágenes de jóvenes gays apaleados por matones con el consentimiento del régimen de Moscú.

Rudin se crió en un pueblecito de Texas y durante años fue discriminado por su condición sexual. “Yo no supe que era homosexual hasta que no había cumplido los 20 años y me costó otros 20 darme cuenta de que el problema no lo tenía yo sino la sociedad”, decía recientemente a este diario. “Por eso me siento especialmente triste al saber que Gergiev y Netrebko interpretarán una obra de Tchaikovsky y no alzarán la voz por lo que ocurre en Rusia”.

El entorno del director ruso optó por no responder a la petición presentada por Rudin. Sí lo hizo Netrebko, que eludió en su perfil de Facebook cualquier crítica a Putin e intentó poner freno a las protestas unos días antes del estreno intentando explicar su ambigüedad: “Algunos dicen que tendría que decir más pero es lo máximo que puedo decir ahora. En mi próxima vida seré política y entonces hablamos”.

Es la tercera vez que los responsables de la Met se encomiendan a la magia de Netrebko durante su velada inaugural. En 2011 la eligieron para interpretar el papel de Ana Bolena y en 2012 para encarnar a la pizpireta Adina de ‘El elixir de amor’. Un detalle que hacía aún más difícil que la compañía accediera a la petición que planteaban los melómanos neoyorquinos. Hacerlo habría sido arriesgarse a perder el favor de la soprano que ha sido su estrella absoluta durante los últimos años y enfadar a uno de los directores de orquesta más influyentes de su generación.

Así cabe explicar la tibieza del director general de la Met, Peter Gelb, que expresaba en el programa su respeto por los gays y las lesbianas pero también su rechazo a la petición: “Estamos en contra de las violaciones de los derechos humanos que tienen lugar todos los días en muchos países del mundo. Pero la Met es una institución artística y no es el vehículo apropiado para emprener batallas nocturnas contra las injusticias en el mundo”.

Gelb recordó que en sus 129 años de historia la Met no había dedicado nunca una velada a una causa política “por muy justa que fuera” y dijo que tampoco esta vez tenía sentido hacer una excepción: “Si dedicáramos la velada de esta noche a las injusticias en Rusia, ¿cómo podríamos dejarlo ahí?”.

EL PAIS: Café con… Ralf Köning : “Ya no escandaliza el sexo, pero aún me gusta dibujarlo”

El dibujante alemán achaca a Merkel hablar mucho, pero solo “palabras vacías”

 

ralf köning

El dibujante Ralf König. / l. d.

Pese a haber vendido millones de libros, Ralf König es todo lo contrario a un divo. “Algunos me dicen que la cifra total es de cinco millones. Otros siete. La verdad es que no tengo ni idea”, sonríe con un deje de timidez. Este alemán de 53 años ha obrado el milagro de empezar en el cómic underground gay y acabar gustando a las hermanas, amigas e incluso madres de sus lectores. “Muchísimas mujeres vienen a las lecturas de mis historias. Supongo que les hará gracia ver cómo los hombres se relacionan entre sí, sin que aparezcan ellas”, dice en el café del centro de Colonia en el que nos hemos citado con la excusa de un reportaje sobre el matrimonio homosexual en Alemania. “Antes ni me lo planteaba, pero entiendo que todo el mundo quiera tener los mismos beneficios. Mi novio y yo hemos dicho que si dentro de dos años seguimos juntos, nos casaremos”, asegura.

Pero la conversación pasa rápidamente a otros asuntos. Como el episodio de censura que vivió en los años noventa, cuando las autoridades bávaras trataron de impedir que sus cómics se vendieran en librerías por considerarlos pornografía pura y dura. “Está muy bien la libertad de ahora. Pero en cierta medida echo de menos esa época. Ahora el sexo ya no escandaliza a nadie, aunque a mí me sigue divirtiendo dibujarlo”. ¿Qué tema levanta ampollas ahora? “La religión”, responde sin dudar.

König recuerda el impacto que en la pubertad le causaron las primeras películas pornográficas que encontró, en formato súper-8, escondidas en un cajón de su padre. “Eran danesas y muy malas. Los hombres, con grandes patillas, no eran demasiado atractivos. Pero a mí me volvían loco”, asegura. Al poco tiempo empezó a dibujar en revistas muy minoritarias. En 1987, con la publicación de El hombre deseado, cuya versión cinematográfica fue uno de los máximos taquillazos del cine alemán, llegó la popularidad masiva. ¿Cómo se explica el éxito de un producto en principio destinado a un grupo minoritario? “Por primera vez se hacían chistes sobre gais y parecía políticamente correcto reírse de ellos. Cuando empecé, hace 30 años, la homosexualidad era un tabú absoluto en Alemania”.

La entrevista se realizó pocos días antes de las elecciones alemanas de ayer; y la pregunta es obligada: “No puedo apoyar a un partido como el de Angela Merkel, que se opone al matrimonio gay. Helmut Kohl estuvo 16 años y temo que ella vaya a igualar el récord”. Pese a todo, König, que tenía pensado votar a los socialdemócratas pero sin mucho convencimiento, reconoce que la canciller, personalmente, no le disgusta. “No es agresiva, siempre parece amable y me fascina cómo se las ha apañado para seguir en la cúpula del poder. El problema es que habla mucho y no dice nada. Son todo palabras vacías”.

Ha pasado más de una hora y König sigue hablando. Cuenta, por ejemplo, lo mucho que le divirtió el año pasado una exposición que le dedicó el museo de la ciudad de Colonia. “La hicimos en colaboración con la Iglesia, porque se centraba en un libro mío sobre la leyenda de las 11.000 vírgenes. Así que el que compraba una entrada podía ver por el mismo precio mi exposición y la basílica de Santa Úrsula. Estuvo muy bien”, dice entre risas. Al despedirse, coge un libro del periodista y se toma unos cuantos minutos para obsequiarle con un dibujo de sus personajes Konrad y Paul. “Creo que no he estado muy inteligente en las respuestas. Te doy esto en compensación”.

EL MUNDO: La homofobia, crimen de odio

DERECHOS HUMANOS | Discriminación en Europa

 

  • Letonia, Alemania o Italia no reconocen la homofobia como agravante de delito
  • ‘La impunidad destaca en países del Este, donde se estigmatiza al gay’
  • El 80% de los casos de violencia o acoso a homosexuales no se denuncian

 

protesta

Protesta contra la impunidad en Bulgaria. | ©AI

Las alarmas saltaban este verano. Las informaciones de crímenes y agresiones a homosexuales en Rusia se solapaban con la aprobación en su Parlamento de la bautizada como Ley Antigay -en contra de la ‘propaganda’- mientras en Francia, más de 150.000 personas rugían contra el derecho a casarse de todos. Tras el debate político, grupos extremistas aprovechaban para llevar a la práctica el odio amparados por una impunidad que utiliza muchas veces un vacío legal.

Países como Bulgaria, República Checa, Alemania, Italia o Letonia no reconocen la homofobia como un agravante en caso de delito. Y otros, como Croacia y Grecia, no aplican como deberían la legislación sobre crímenes de odio homófobos, lo que se traduce en que la policía no tome nota del motivo en la denuncia o no se investigue del todo. “La UE no está haciendo frente a la discriminación por orientación sexual o identidad de género y cuando se producen agresiones, no se está dando una adecuada respuesta a las víctimas, fomentando su inseguridad”, denuncia Carlos Sanguino, experto en minorías sexuales de Amnistía Internacional (AI). Esta organización acaba de publicar el informe ‘Por Ser Quién soy. Homofobia, transfobia y crímenes de odio en Europa’ para denunciarlo.

“El tema es tabú en los medios y en el Parlamento y la mayoría responde a las agresiones con silencio ante el temor de no sentirse amparado”

Stéfanos, Grecia

Los ‘crímenes de odio’

Febrero de 2012. Michelle, una joven transexual de Catania (Italia), es agredida por varias personas a las puertas de una discoteca. “Querían matarme sólo por ser quién soy, porque tengo una cara demasiado masculina y se dieron cuenta de que era ‘trans’ por mi voz“, cuenta. Mientras le gritaban cosas como “¡Asqueroso! ¡Eres un hombre, un maricón!”, le dieron una paliza de la que tardó tiempo en recuperarse. Michelle lo denunció y aunque uno de los presuntos autores fue identificado, el factor discriminatorio no se tendrá en cuenta en el juicio debido a las lagunas de la legislación italiana.

La solución, a ojos de Amnistía, estaría en incluir la discriminación sexual dentro de los llamados ‘crímenes de odio’, esos delitos comunes que se cometen contra personas debido a su relación con un grupo definido por una característica protegida por los Derechos Humanos, como el origen étnico o la religión. En la mayoría de países europeos, la legislación garantiza que el motivo de odio constituye un agravante en la condena e incluyen entre ellos las agresiones por orientación sexual -España lo hace-. Sin embargo, hay casos tan llamativos como los de Alemania o Italia, que siguen sin proteger a estos grupos de población.

En los últimos años, el Parlamento italiano ha rechazado varias veces proyectos de ley para evitar la discriminación. Y las agresiones no cesan. El Observatorio para la Seguridad contra los Actos Discriminatorios del Ministerio del Interior ha contabilizado 40 crímenes de odio por motivos de orientación sexual de 2010 a marzo de 2013, mientras que la ONG Gay Helpline, que proporciona asesoramiento a las víctimas, recibió informes de 750 agresiones contra personas LGBTI en 2011 y según Transgender Europe, entre 2008 y marzo de 2013 fueron asesinadas 20 transexuales.

“Desde las autoridades se estigmatiza a los homosexuales y, por lo tanto, se pueden disparar las agresiones ya que parece que se estén legitimizando”,

Carlos Sanguino, Amnistía

“Ha pasado más de un año y sigo teniendo miedo. Después de la agresión no era capaz de andar por la calle sin volver la cabeza una y otra vez para comprobar si alguien me seguía. Estoy traumatizada”, cuenta Michelle.

Miedo a denunciar

La discriminación hunde sus raíces en la propia UE. En 2008, aprobó un instrumento para combatir la xenofobia -Decisión Marco 2008/913/JAI- por el que se establece que la motivación racista o xenófoba asociada a un crimen se considera circunstancia agravante. No se hizo lo mismo con la orientación sexual. El Consejo de la UE debe revisar este instrumento a finales de 2013, aunque AI denuncia que “no está claro si lo ampliará como debería”.

“La doble moral existente transmite la idea de que algunas formas de violencia merecen menos protección que otras. Esto es inaceptable para una Unión Europea que se enorgullece de promover la igualdad y la inclusión”, afirma Marco Perolini, experto en discriminación en Europa y Asia central de Amnistía.

madre de stoyanov

La madre de Stoyanov pide justicia. | AI

Hay datos para preocuparse. Según un estudio realizado por la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) entre 93.000 homosexuales y transexuales [consúltelo en inglés], el 80% de los casos de violencia o acoso no se denuncian, a menudo, porque está tan institucionalizada en el entorno de las víctimas que éstas temen la reacción de las fuerzas de seguridad y las autoridades. También porque los agredidos no son abiertamente homosexuales y no quieren que les ‘descubran’ -el 70% de los encuestadas respondieron ‘siempre’ o ‘a menudo’ a si habían ocultado su orientación sexual en el colegio-. Como consecuencia, predomina la impunidad entre los atacantes y la espiral de desconfianza entre los homosexuales.

“La violencia motivada por la orientación sexual está muy extendida, aunque es imposible saber su magnitud por la falta de datos. Sólo 13 países de la UE manejan datos sobre crímenes de odio”, denuncia Sanguino. De ellos, sólo cuatro facilitaron información a la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la OSCE en 2011.

Asesinatos impunes

De acuerdo con el FRA, uno de cada cuatro encuestados habían sido agredidos o amenazados en los últimos cinco años. Personas con nombres y apellidos como los de Mihail Stoyanov, un estudiante de Medicina que el 30 de septiembre de 2008 fue asesinado en Sofía. Han pasado cinco años, pero el juicio aún no ha empezado y el motivo homófobo no se tendrá en cuenta cuando ocurra.

En la legislación búlgara no hay ninguna disposición sobre crímenes de odio por motivos de orientación sexual. En el mejor de los casos, pueden enjuiciarse aplicando el agravante general de ‘vandalismo’. En 2010, el gobierno inició un debate sobre las enmiendas al Código Penal, y se creó un grupo de trabajo con organizaciones de la sociedad civil con el objetivo de reformarlo. La redacción de mayo de 2013 ha incluido la orientación sexual –pero no la identidad de género– entre las características personales que pueden motivar un crimen de odio. Las autoridades no manejan datos sobre estos crímenes.

stefanos

Stéfanos, de 26 años, fue víctima de una agresión.

“La impunidad destaca en países de Europa del Este como Moldavia, Hungría, Serbia o Bulgaria, donde se ha prohibido la celebración de ‘marchas del orgullo’ y donde desde las autoridades se estigmatiza a los homosexuales y, por lo tanto, se pueden disparar las agresiones ya que parece que se estén legitimizando”, cuenta Sanguino. “Además, se ha avanzado muy poco en la elaboración de seguimientos y protocolos para que las fuerzas de seguridad sepan cómo actuar en estos casos“, añade.

Ocurre en el caso de Grecia. Lo cuenta Stéfanos, un joven de 26 años que la madrugada del 28 de agosto de 2012 fue agredido cuando caminaba con un amigo por una céntrica plaza de Atenas. Dos hombres les dieron una paliza por ser homosexuales y cuando llamaron a la policía, los agentes no supieron cómo actuar. “No sabían qué significaba homofobia ni que era importante que la especificasen como motivo en la denuncia. Les tuve que insistir mucho porque yo sabía que podía ser un agravante”. Stefanos no ha dudado en hacer activismo de su condición, pero asegura que no es lo normal en un país el que las agresiones a homosexuales son frecuentes y no suelen preocupar a las autoridades.

“Conozco muchos casos de agresiones, pero la mayoría no se denuncian porque las víctimas suelen llevar en secreto su condición y no quieren que se enteren sus familiares o amigos. Hay a muchos que les agreden en su propia casa, otros que han sido malratados por taxistas que les recogen en la zona gay… Pero el tema es tabú en los medios y en el Parlamento y la mayoría responde a las agresiones con silencio ante el temor de no sentirse amparado -cuenta Stéfanos- No conozco ni un solo caso en el que la homofobia se haya tenido en cuenta como agravante y los juicios se aplazan durante mucho tiempo”.

Tras viajar por varios países de la UE, Stéfanos vive ahora en España, donde ha encontrado “la mejor realidad posible para los homosexuales”, afirma. Aunque quede mucho por hacer.

Países de la UE en los que no se contempla la discriminación sexual o de género como crimen de odio.

  • Bulgaria. Código Penal. Artículos 162, 163 y 165. La violencia y la violencia en grupo contra una persona o un bien por motivos tales como la raza, la religión, la nacionalidad o las convicciones políticas son delitos específicos.

República Checa. Código Penal. Artículos 219, 221, 222 y 257. En el caso de algunos delitos (como el asesinato, la agresión física, los delitos contra la propiedad), los motivos relativos a la raza, la etnia o las opiniones políticas de la víctima pueden considerarse circunstancias agravantes al dictar sentencia. Artículo 196. La violencia motivada en gran medida por las convicciones políticas, la nacionalidad, la raza, la religión o las creencias de la víctima es un delito específico.

Alemania. El crimen de odio se limita a una subcategoría de los ‘crímenes por motivos políticos’. Hay dos tipos de crimen de odio: xenófobo y antisemita.

Italia. Ley núm. 654 de 13 de octubre de 1975 (enmendada en 1989, 1993 y 2006). La violencia o la incitación a la violencia por motivos de raza, origen étnico, nacionalidad o religión es un delito específico. La comisión de cualquier otro delito por motivos de raza, origen étnico, nacionalidad o religión es una circunstancia agravante.

Letonia. Código Penal Apartado 48. La comisión de un delito por motivos racistas es una circunstancia agravante.